Cimac

En México hay cerca de 20 mil menores de edad que son víctimas de explotación sexual, de los cuales cinco mil se localizan en el Distrito Federal, afirmó Erick Gómez Tagle López, profesor-investigador del Instituto Nacional de Ciencias Penales (Inacipe). Al intervenir en el Foro sobre trata de personas y explotación sexual infantil, en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), señaló que de acuerdo con diversas fuentes el país ocupa el lugar 28 en el mundo y el quinto en América Latina con mayor comercio sexual infantil, solamente detrás de Brasil, Colombia, Guatemala y República Dominicana.

En la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, donde participó en la mesa ¿Turismo sexual infantil en México?, especificó que de las 500 sexoservidoras que se instalan en la zona de La Merced, en la capital de la República, cerca del 16 por ciento, equivalente a 80 casos, tiene menos de 18 años de edad.

Los principales puntos donde existe turismo sexual en nuestro territorio –en sus manifestaciones de origen, tránsito y destino– son Baja California (Tijuana), Chiapas (Tapachula), Chihuahua (Ciudad Juárez), y Distrito Federal (Delegaciones Venustiano Carranza y Cuauhtémoc), detalló. También están Guerrero (Acapulco), Jalisco (Guadalajara), Quintana Roo (Cancún), Estado de México y Baja California Sur (Los Cabos), entre otros, añadió.

Alertó que la delincuencia organizada se ha apoyado en el uso de las nuevas tecnologías para realizar los llamados “delitos cibernéticos”.

Indicó que “no solamente se transmiten imágenes pornográficas, se han creado nuevos elementos que posibilitan la apología del delito, a través de comunicaciones, zonas de contacto y de cámaras instaladas simultáneamente para trasmisiones en vivo, con abusos físicos”.

Consideró que a pesar de la creación de la Policía Cibernética en México –la cual, dijo, ha dado buenos resultados–, los delincuentes y las redes de pedófilos y pederastas en el mundo ya no están encubiertos, “lo hacen a todas luces, a través de sitios Web, boletines, revistas y estaciones de radio en diferentes partes del mundo”.

Incluso, en Holanda, algunas de estas organizaciones pretenden crear un partido político, “que propugne por la legalización de la pederastia, el sexo con animales y las drogas blandas y duras”, entre otros aspectos, precisó.

Expuso que según una encuesta realizada por Microsoft a cuatro millones de personas menores de 18 años, el 30 por ciento proporciona sus datos personales a desconocidos, por lo que es necesario hablar abiertamente del tema con los pequeños, para prevenir que se conviertan en víctimas.

De acuerdo con esta empresa, “cada minuto hay 50 mil depredadores sexuales en la red”, agregó.

Tan sólo en Estados Unidos, continuó, los casos de menores víctimas de comercio sexual infantil llegan a 250 mil, mientras que en la India son 400 mil. Cabe recordar que Norteamérica es una de las mayores generadoras de turismo sexual en el mundo, y es una de las grandes productoras de pornografía, infantil o adulta.

En todo el orbe se estima que entre uno y dos millones de niñas y niños son incorporados anualmente a este mercado, denunció.

Los afectados sufren graves consecuencias como embarazos prematuros, de alto riesgo, abortos, muerte materno-infantil, contagio de enfermedades, lesiones, homicidios o suicidios, explicó.

Por su parte, el diputado Miguel Sosa Tan, de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), puntualizó que según estimaciones del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), por lo menos cinco mil niñas y niños son víctimas de explotación sexual en la Ciudad de México, ubicado principalmente en las delegaciones Cuauhtémoc y Venustiano Carranza, aunque este fenómeno se extiende a otros sitios.

Además, citó datos de la Fiscalía de Delitos Sexuales de la Procuraduría de Justicia del Distrito Federal, los cuales revelan que en 2004 se atendieron 550 denuncias por violación equiparada, pues en muchos casos éste es el tipo delictivo en el que se inscriben las denuncias por comercio sexual infantil.

Concluyó –acompañado por los especialistas Angélica de la Peña Gómez, Óscar Gutiérrez Parada, Dolores Muñozcano Skidmore y Alejandro Labrador– que en este marco se impulsa una tipificación precisa del delito de turismo sexual infantil en el Código Penal del Distrito Federal.

   
© 2012 Redes Cristianas Suffusion theme by Sayontan Sinha