Cimac

Los mantras, que se hallan entre los sonidos que curan, al ser cantos sagrados, tienen un sello especial. Su objetivo es invocar a una deidad -y a su fuerza- para obtener un ideal principalmente; como también los hay para purificar y proteger distintos planos de la existencia humana. Para Kailash Vajpeyi, los mantras son en realidad sonidos elementales que evolucionan durante la era de los Vedas.

En su libro Mantras palabras de poder, escrito en 1978 y con diez ediciones en 2002, explica que los mantras “son las inspiradas expresiones de los antiguos sabios de la India, quienes se supone tenían acceso a los Vedas eternos. Estos sabios elevaron su vida racional a un nivel de vida cósmica por medio de la disciplina espiritual que se impusieron”.

Vaipeyi es uno de los poetas contemporáneos más importantes de su país, conocedor de la filosofía Vedanta y estudioso del sistema astrológico hindú. También realizó cuatro películas sobre autores en hindi para la televisión de la India y tiene un libro de poesías publicado en español titulado El árbol de carne.

Con relación a la época de los Vedas se dice, cuenta el poeta, que al final del tercer ciclo denominado Dwápara, surgió uno llamado Krsna Dwaipáyana Vyása, quien con la ayuda de sus discípulos recopiló los Vedas y los dividió en cuatro secciones, los Samhitas.

“Los mantras de los Vedas deben recitarse principalmente durante los sacrificios, aunque también pueden utilizarse como un ejercicio puramente espiritual durante las oraciones y la meditación”, apunta.

En particular, Vaipeyi habla del Rig Veda, libro de cantos métricos dividido en diez partes llamadas mandalas. Los mantras son los cantos del Rig Veda: “poemas concebidos con gran vigor; el ritmo es de una fuerza sorprendente. Son sublimes y sirvieron de gran inspiración a los primeros sabios”.

Para este autor, en la terminología moderna, los mantras son autogestivos y pueden ser dirigidos hacia o en contra de cualquier objetivo, “tanto aquí como en el más allá”.

En Mantras palabras de poder habla de las posibilidades curativas de Mahá Mrityunjaya, un mantra que aparece en la séptima mandala del Rig Veda –como alabanza al Señor Siva– y que, supuestamente, da la vida salvando de la muerte a muchas personas.

En la traducción del sánscrito al español, Mahá Mrityunjaya Mantra dice: “Adoramos al de los tres ojos: al Señor Siva, quien es fragante y nutre todos los seres. Que me libere de la muerte por el bien de la inmortalidad, así como el pepino es cortado de la enredadera para liberarlo del yugo”.

El himno (richá) tiene el poder de salvaguardar a quien se concentra en él, explica Kailash Vajpeyi, la palabra sánscrita para contemplación es manan y aquella o aquel que contempla es mananat, el instrumento para manan es el mantra.

* Carolina Velásquez, Periodista mexicana, facilitadora de grupos, terapeuta con Enfoque Centrado en la Persona y Gestalt, instructora asociada de Tao Curativo (www.taocurativomexico.com). henavv@yahoo.com.mx

   
© 2012 Redes Cristianas Suffusion theme by Sayontan Sinha