Diario Vasco

A lo largo de seis años, en doce países, en nueve idiomas diferentes, con coproducción de cuatro lugares. El rodaje de A Jihad for Love, desarrollado en parte en la clandestinidad, fue toda una odisea. Parvez Sharma, el director hindú para quien este proyecto personal es su primer trabajo, cuenta que decidió rodar el documental tras los atentados del 11-S. «Pensé que había que sacar la discusión en torno al Islam de la dicotomía Bush-Bin Laden. Todo el mundo no hacía más que hablar de la violencia. Yo soy musulmán, soy gay y no creo que sea nada violento».

Así que Parvez Sharma decidió dar la voz a unas personas que nunca habían hablado públicamente del Islam, los gays y lesbianas. «Quiero ponerme en primera línea de esa lucha, transformando el Islam desde dentro, no desde fuera». A Jihad for Love pone el dedo en la llaga de muchas contradicciones y trata de plantear que homosexual y musulmán no tienen por qué ser términos contrapuestos.

Sin rabia

Presentada en los festivales cinematográficos de Toronto y Berlín, la película que se verá hoy en San Sebastián por primera vez en el Estado -busca distribuidora en España- ha sido prohibida en algunos países como Singapur, mientras que ya ha sido proyectada en otros, provocando fuertes debates y una oposición radical de los sectores más integristas.

Según comenta Parvez Sharma, en el reciente estreno en Turquía «el público laico pensó que la película era demasiado pro-Islam y pro-Turquía. Les hubiera gustado ver más rabia. Pero desde el comienzo decidí que no quería hacer la película con rabia. Era difícil, poque hace seis años era más joven y tenía más ira. Hace falta madurar, crecer y trabajar con responsabilidad para darse cuenta de que hay que trabajar desde dentro de la religión».

De hecho, los entrevistados en la película dan mucha importancia a la interpretación de la visión de la homosexualidad que hace el Corán, un asunto espinoso puesto que «se nos dice que no somos quien para reinterpretar el Corán. Es muy difícil, pero sí podemos involucrarnos y tener un pensamiento independiente».

Sandi DuBowski, coproductor de la cinta también presente en San Sebastián, piensa que «al contrario que otras películas, A Jihad for Love no pretende dar respuestas sino plantear preguntas».

   
© 2012 Redes Cristianas Suffusion theme by Sayontan Sinha
Eguneratua