Sicsal

La organización matriz de mujeres Juana Azurduy de Padilla, al Pueblo boliviano
No podemos callar ni cerrar los ojos:
Frente a los acontecimientos que está viviendo nuestro país, hechos magnificados interesadamente por los medios de comunicación social de propiedad de las logias, y que de algún modo están creando zozobra y angustia en el pueblo boliviano.

Frente a la insensibilidad de las autoridades llamadas por Ley para poner coto a estas acciones delincuenciales y de traición a la patria, que a la vista de todos, están identificados los autores materiales e intelectuales. Frente a la inconciencia de algunos jóvenes cuya mentalidad ha sido enfermada con los mensajes de violencia y erotismo que emiten los mismos medios de comunicación social, las mujeres organizadas, en condición de madres y trabajadoras, no podemos callar ni cerrar los ojos.

Que se imponga la Ley

Pedimos a las autoridades del Poder Judicial, que demuestren que las normas vigentes sirven para otorgar paz, libertad y más que todo justicia al pueblo boliviano. Imploramos a los jueces y fiscales que cumplan con su misión de hacer cumplir la Ley – de esto es que ganan – y encierren a los delincuentes llamados Unión Juvenil Cruceñista o universtitarios y sus mandantes: el mal llamado Prefecto Rubén Costas y el alzado craota, fascista Branco Marincovich. Este puñado mínimo de personas acompañados sistemáticamente por los medios de comunicación social de su propiedad, crean semejante malestar en el pueblo inocente. Este reducido grupo y sus acólitos de Sucre, Tarija, Beni y Pando no pueden seguir libres haciendo sus fechorías ante la mirada cobarde de las autoridades judiciales. Para todos ellos debe imponerse la Ley.

Su táctica y estrategia militar es de guerra

Estamos asombradas de ver y saber con qué facilidad asaltan aeropuertos, atracan oficinas públicas, amedrentan psicológicamente a sus adversarios, destruyen medios de comunicación, agraden a conscriptos, no guardan el más mínimo respeto por la Policía, es más los corretean y los pegan. Ningún ciudadano que quiere reclamar sus derechos tiene esa capacidad militar de actuar con tanta pulcritud y tener en vilo a todo un país. La forma como actúan es digno de especialistas militares, paramilitares y psicólogos que causan terror en muchas partes del mundo. Tales tácticas y estrategias militares son de una guerra. Cuentan con financiamiento y orientación de expertos en terrorismo. Manejan la táctica guerrera y el control psicológico del pueblo a su gusto y sabor. (Así lo hicieron Hitler y Nussoloni). No podemos equivocarnos en calificar a su estrategia de casual y espontánea.

La revuelta es un ensayo para descabezar el proceso de cambio.

Ni el argumento de la autonomía que es una aspiración justa de todos los bolivianos y bolivianas, ni la recuperación de los recursos del IDH que nunca pidieron a otros gobiernos vendidos a las transnacionales, son válidos para la actual revuelta. Nadie niega la implantación de las autonomías, pero estas deben estar acompañadas por normas legales. Es falso que la reducción del IDH a las Prefecturas haya reducido sus presupuestos; respecto a las anteriores gestiones este año recibirán mucho más. Lo que se puede ver con claridad es que estos argumentos sólo sirven de pretexto para afrontar al gobierno indígena del hermano Evo Morales ¡No aceptan que un indio sea su presidente! No aceptan que de cada 10 bolivianos y bolivianas 7 piden que se cambien las estructuras sociales de Bolivia. Por eso es fácil deducir que la revuelta provocada por los fascistas es para descabezar el proceso de cambio que vive nuestro país, inscrita en la nueva Constitución Política del Estado.

La mayoría debe imponer a la minoría

El último referéndum realizado en Bolivia ha demostrado que existe una mayoría que mantiene su criterio de cambiar las estructuras sociales (7 de cada 10). También ha demostrado que existe una minoría esquilmatizada que quiere mantener las estructuras actuales de marginación, colonización, racismo y sometimiento. Esta minoría manejada hábilmente por los movimientos fascistas y las logias que siempre vivieron como parásitos en la administración del Estado, no quieren perder sus comodidades y le hacen coro a los llamados del Imperialismo Yanqui. El imperialismo ve afectado sus intereses, porque ya no podrá imponer su dominio en los precios del petróleo, ni manejar el mercado internacional en su beneficio. Detrás de ellos están los politiqueros desplazados que tienen deudas con la justicia boliviana, los burgueses y pseudoburgueses que siguen viendo a Bolivia como su hacienda. También están los delincuentes jóvenes que por unos centavos o algunos puntos en sus calificaciones de la universidad cumplen órdenes precisas. Esta minoría no puede imponer sus caprichos. En una sociedad democrática, la mayoría impone a la minoría.

La Organización Matriz de Mujeres Juana Azurduy de Padilla propone.

1. Imponer al Congreso Nacional que sancione la Ley del Referéndum para aprobar la nueva Constitución Política del Estado, en un plazo de 15 días calendario.

2. Organizar las movilizaciones para cercar el palacio del Poder Legislativo hasta que esta entidad haga caso al clamor del 70 % de la población que pide los cambios que generará la nueva Constitución Política del Estado.

3. Pedir al Poder Judicial que encarcele a todos los traidores a la patria, a los delincuentes y a los terroristas que quieren dividir el país.

4. Llamamos a todas las organizaciones populares, a los profesionales, a los militares patriotas, a los religiosos y laicos comprometidos, a los sectores de productores, a los artesanos, comerciantes, empresarios, para que tomen partido en la actual coyuntura que vive Bolivia. Este es el momento de demostrar que los bolivianos queremos una patria libre, descolonizada, soberana e inclusiva.

5. Respaldamos las medidas que tome el gobierno del hermano Evo Morales Ayma y les pedimos mucho coraje para afrontar la situación. El pueblo le ha dicho SI y ese mandato debe ser cumplido hasta lograr el objetivo final.

6. Apoyamos el pedido de la expulsión del Embajador del Imperio yanqui, porque está claro que sus acciones coadyuvan directamente a los fascistas, para frenar el proceso de cambio que pide el pueblo boliviano.

7. Pedimos la renuncia de los Prefectos Rubén Costas, Sabina Cuellar, Leopoldo Fernandez, Mario Cossío y Ernesto Suárez Sattori, por no cumplir con los mandatos que les han sido encomendados y les manda la Ley; al contrario claramente se ponen en contra del pueblo boliviano, que aspira a los cambios estructurales.

8. Pedimos a las universidades públicas de Santa Cruz, Sucre y Tarija para que se pronuncien, porque sus instituciones han sido melladas, porque con nombre de universitarios se han cometido actos delincuenciales. De lo contrario entenderemos que son realmente los universitarios que acompañan a las hordas fascistas.

9. Recapacitamos a los jóvenes para que no se dejen manejar con las logias, por unos centavos. Con esa actitud se están denigrando y pasarán a la historia con el apelativo de delincuentes, lo cual será una vergüenza para sus futuras generaciones. Que el terrorismo, si quieren hacerlo, que lo hagan los hijos de los Costas y los Marincovich, otros jóvenes (de la unión cruceñista o no) están rifando su futuro.

La Paz, autipacha de 2008.

Máxima Apaza Silvia Quispe R. Florencia Limachi
STRIA GENERAL OMM STRIA GENERAL OMM STRIA GENERAL OMM
JUANA AZURDUY DE PADILLA JUANA AZURDUY DE PADILLA JUANA AZURDUY DE PADILLA

   
© 2012 Redes Cristianas Suffusion theme by Sayontan Sinha
Eguneratua