VII ENCUENTRO DE REDES CRISTIANAS
23 y 24 de octubre de 2021

 

Enviado a la página web de Redes Cristianas

Se ha dicho que en una guerra la primera víctima es la verdad. La verdad, que ya está muy maltratada en nuestra sociedad, con la guerra queda irreconocible. En la avalancha de mensajes que unos y otros lanzan sin parar, no es la verdad lo que importa, sino la defensa de unas posturas y unos intereses. Si queremos acercarnos a la realidad de lo que ocurre y los motivos por los que ocurre, es necesario que hagamos un esfuerzo para dejar de lado todos esos mensajes tendenciosos y analicemos datos que parecen incuestionables. Un punto de partida que nos puede ayudar mucho para comprender los motivos de la guerra de Ucrania –o de cualquier otra– es preguntarnos a quién beneficia esa guerra.

Evidentemente esta guerra no supone el menor beneficio para Ucrania, machacada por el ejército ruso. Pero parece que tampoco Rusia está sacando ningún beneficio de la guerra. De momento, desde luego, no. Por el contrario, le está suponiendo unos costes muy fuertes. El coste económico y en vidas de la propia guerra, pero además, la disminución de sus exportaciones y las sanciones económicas de la comunidad internacional. Todo eso supone un golpe muy fuerte para su economía.

Tampoco le está beneficiando nada a la Unión Europea. Todo este follón que tenemos en España está provocado en gran parte por la guerra de Ucrania: el bárbaro encarecimiento del gas y el petróleo, con la consecuencia del encarecimiento de la electricidad, se ha agudizado en gran manera por las consecuencias de la guerra. Y esto, en mayor o menor medida, afecta a toda Europa. Además Ucrania es un gran productor de cereales, el conflicto forzosamente repercutirá en el precio de los alimentos, cosa que está empezando a ocurrir. Y China no parece que se beneficie en nada de la guerra. Más bien, una crisis económica en Europa perjudicará sus exportaciones al mercado europeo, muy importante para China.

¿Y a los Estados Unidos? Pues a ellos está claro que la guerra más bien les beneficia. Según informa El País: Washington se ha comprometido a dar un salto de grandes proporciones en sus envíos de gas natural licuado a la UE para acelerar el cierre del grifo ruso del gas. El gobierno estadounidense y el Ejecutivo comunitario han cerrado un acuerdo para incrementar en 15.000 millones de metros cúbicos los envíos anuales de gas natural licuado (GNL) hacia los socios comunitarios. El salto supone un 68% más de los suministros en relación con 2021.

Es decir, va a aumentar enormemente sus exportaciones de gas; un gas que probablemente a Europa le resultará más caro que el gas ruso. Se quita también la competencia de los cereales ucranianos, con lo que podrá vender más fácilmente y a mejor precio los cereales producidos en las grandes llanuras del Medio Oeste de Estados Unidos. El fuerte aumento del gasto militar en buena parte del mundo también favorece enormemente a la gran industria militar norteamericana, que se va a forrar fabricando armas. Unas armas que luego, si se usan, será a miles de kilómetros de sus fronteras.

A la vista de todo esto ¿podemos pensar que esta guerra ha disgustado a los Estados Unidos? ¿Pensamos que han hecho lo posible por evitarla…. o por favorecerla?

   
© 2012 Redes Cristianas Suffusion theme by Sayontan Sinha