Enviado a la página web de Redes Cristianas

Sinodo AmazoniaNota preliminar. Este documento está pensado para personas con pocos conocimientos de las cuestiones eclesiásticas y eclesiales.
¿Qué es un sínodo?
La palabra SÍNODO significa caminar juntos, hacer el mismo camino (sin: juntos-odos: camino). Una palabra griega utilizada ante todo en las iglesias. Es, por tanto, un evento eclesial. Los sínodos habían sido cuasi olvidados en la vida de la Iglesia católica. El Concilio Vaticano II decidió su re-institucionalización. Por derecho propio participan ante todo obispos, arzobispos y cardenales, elegidos por sus pares o nombrados por el papa, con derecho a voz y voto.

Como los tiempos cambian y se van dando vientos de democratización eclesial, ahora asisten sacerdotes, religios@s y creyentes hombres y mujeres. Se está exigiendo que las mujeres, tengan el derecho al voto. Las mujeres pueden participar en los debates, pero sólo votan los obispos, arzobispos y cardenales. Solamente hombres. En el caso de la Iglesia católica, hay sínodos para toda la iglesia, para un país, para una región o para una diócesis.

Actualmente la iglesia de Alemania prepara un sínodo nacional, no sin desconfianza por parte de algunos sectores centralistas de El Vaticano. Aunque el Papa Francisco ha impulsado la llamada sinodalización en la Iglesia, los cardenales, arzobispos, obispos y sectores centralistas, no lo ven con buenos ojos, incluyendo algunos obispos alemanes.

Los padres sinodales, bajo la presidencia del Papa, en Congregación (asamblea) general
Foto ZENIT
El sínodo para la Amazonia fue convocado por Francisco, el 15 de octubre de 2017.
“El Sínodo fue solicitado en una carta firmada en 2014 por los Obispos, todos de la Amazonia brasileña, quienes recibieron una respuesta concreta del Papa con su convocatoria el 15 de octubre de 2017”, recuerda el teólogo Oscar Beozzo, de Brasil.

“En su preparación han participado 87.200 personas, así: 65.000 en consultas y 22.200 en reuniones”, informa el teólogo Edgar Beltrán.
Es preciso resaltar que Francisco insistió a los obispos que hablaran con toda libertad, sin ningún tipo de miedo, que se cuidaran de neo-colonialismos y de las ideologías reductivas. Recordó que el sínodo no es un parlamento sino una asamblea de comunión.
No es la primera vez que hace la recomendación de hablar con toda libertad. Bajo Juan Pablo II y Benedicto XVI, salvo los cardenales y obispos con fuerte personalidad, nadie lo hacía. Muchos temían los llamados de atención de autoridades de alguna de las congregaciones o “ministerios” de El Vaticano, a su libertad de expresión.

En El Vaticano existe “un ministerio” que se llama Congregación para los sínodos. En la etapa de preparación de un sínodo, ésta envía un cuestionario a los obispos, que deben responderlo con participación democrática, que no siempre se hace a fondo, en cada diócesis. Con las respuestas se elabora lo que se llama el “Instrumento laboris” (Instrumento de Trabajo), que se envía a todos los obispos para su divulgación y debate. Con los aportes se elabora un segundo documento, que se distribuye ya en El Vaticano, a las y los participantes oficiales, para iniciar los debates. Ese documento se trabaja, más o menos, durante dos semanas. Hoy se está en esa atapa. Con los aportes o “insumos”, se redacta el Documento Final, que es entregado al Papa, para su consideración, aportes, cambios, aprobación y publicación. En esta etapa monseñores vaticanos suelen “meter la mano”, no siempre en la lógica de los sínodos. Ese texto será el Documento Oficial del Sínodo.

Francisco introdujo una novedad: la de permitir la divulgación del texto producido durante los sínodos, antes de los “retoques” en El Vaticano”. Juan Pablo II nunca hizo tal cosa.
Con este sínodo termina su muy largo periodo a la cabeza de la Congregación para el Sínodo de los Obispos, el cardenal Baldissieri, y entra el cardenal Mario Grech., de Malta.
Los y las participantes han llegado de 8 países (Brasil, Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia, Venezuela, Guayana francesa, Guayana venezolana, Suriname. En total participan 185 personas. Participan 40 mujeres, con voz pero sin voto. Y 145 hombres. En una asamblea plenamente masculina, ojalá no se haga presente el patriarcalismo, el machismo y el clericalismo.

Metodología de los sínodos
Los sínodos abren con una eucaristía en la Basílica de San Pedro, presidida por el Papa. Esta vez, el domingo 6 de octubre. El día siguiente, lunes 7, se reunieron todos los miembros participantes bajo la presidencia del Papa. Luego de una oración, escuchan el saludo del Pontífice y una conferencia llamada “disertación” o presentación de los objetivos y temas de la reunión, a la luz del documento síntesis de todo el proceso de preparación, llamado Documento Final. Las asambleas en que se reúnen todos los y las participantes se llaman “congregación general”. Se realizan varias a lo largo de las tres semanas. A la fecha, 16 de octubre, han tenido lugar 9 congregaciones generales.
La cantidad de miembros e invitad@s y las diferentes lenguas, obliga a organizar pequeños grupos, por lengua, que se llaman “círculos menores”. El jueves 10 comenzó el trabajo de estos “círculos”: 5 grupos en español, 4 en portugués, 2 en italiano, y uno en inglés y francés. En cada círculo hay un moderador y un secretario.

Terminada cada ronda diaria de círculos menores, se reúnen moderadores y secretarios, para elaborar una relación, que será presentada ante la “congregación general”, esto es, ante tod@s l@s participantes.
Además, cada día, al mediodía y al final del día, se organizan ruedas de prensa para los periodistas, llamadas, en inglés, “briefing”. Contestan las preguntas personas escogidas para tal misión: cardenales, obispos, sacerdotes, laic@s, religiosas, para informar sobre los diálogos y debates en los “círculos menores” y la congregaciones generales.

De antemano se ha nombrado la comisión de redacción del documento de cierre del sínodo, que recibe aportes personales, los de los círculos menores, los de las congregaciones generales, y con el libro llamado “Documento de Trabajo” (fruto de las consultas a las diócesis), va trabajando en el Documento final oficial, cuyo borrador es discutido en congregaciones generales, la última semana. Al cierre del Sínodo, se le entrega al Papa.
El cardenal Claudio Hummes, arzobispo emérito de Sao Paulo (Brasil), es el relator general de la Asamblea Especial del Sínodo, nombrado por Francisco. Además, fue el fundador y actual presidente de la Red Eclesial Panamazónica (REPAM).

Los grandes ejes temáticos del sínodo
Aunque el Sínodo de la Amazonia es un hecho eclesial, éste rebasa de lejos lo intra-eclesial, porque se debe ocupar de la “CASA COMÚN”, de “LA ECOLOGÍA INTEGRAL”, como reza el título del evento. El Planeta Tierra, está en una encrucijada por la extrema situación de destrucción en que se encuentra. Ocuparse del planeta entra el terreno de la POLÍTICA, es decir, de la COSA PÚBLICA, en el más profundo sentido.
Por tal razón ha llamado tanto la atención su convocatoria y los ojos del mundo entero están sobre esa asamblea. En la Amazonia viven 33 millones de habitantes y 3 millones de indígenas, en una extensión de 7.8 millones de kilómetros cuadrados. Pero esa inmensa región tiene que ver con la vida de toda población del Planeta y con la supervivencia de la Tierra.

Son cuatro los grandes ejes del sínodo:
1. La presencia de la Iglesia en la Amazonia: su situación actual y los cambios que se deberán hacer para lograr una verdadera evangelización, antes que una “sacramentalización”.
2. La defensa de los Pueblos Indígenas: sus culturas, sus lenguas, su modo de vida, sus religiones, sus cosmovisiones…
3. La defensa de la Amazonia, como parte integrante y vital de la CASA COMÚN
4. Las repercusiones, para la humanidad y para el Planeta Tierra, si se descuida y se sigue dañando la Amazonia, y no se tiende a una visión integral del Medio Ambiente, de la Ecología.

Apéndice: Utilización del Sínodo de la Amazonia para atacar a Francisco-Papa

1. La Iglesia en la Amazonia: ¿evangelizar (compromiso fuerte por la liberación de los empobrecidos) o “sacramentalizar (¿practicar ritos y rituales, sin preocupación por los problemas de la gente?)
¿Diálogo interreligioso con los pueblos indígenas a fondo o convertir para “sacramentalizar”?

Nota. La foto fue tomada el lunes 7 de octubre. Muestra el momento de oración en la Basílica de San Pedro, con la participación de todos los miembros de la asamblea sinodal, para luego dar inicio a la primera congregación o asamblea general, en el Aula Pablo VI. Foto Zenit

Procesión de indígenas por la Vía de la Reconciliación, para llegar al Vaticano, el viernes 4 de octubre, fiesta de San Francisco

“Nada más elocuente que la procesión que a mediados de la mañana de este 4 de octubre, fiesta de San Francisco de Asís, patrón de Italia, cruzaba la Via della Conciliazione hacia la Piazza San Pedro.

La Conciliazione (Reconciliación) es una gran avenida que conecta las orillas del río Tíber, a la altura del puente Castel Sant’Angelo con la Plaza de San Pedro…

Los turistas que abarrotaron la avenida primero se detuvieron para preguntarse qué estaba pasando, mientras que otros ya estaban corriendo con sus teléfonos celulares para tomar una foto del extraño grupo que avanzaba constantemente, indiferentes a lo que sucedía a su alrededor…

Eran indígenas de varios ríos, rincones y países de la cuenca del Amazonas, en su mayoría mujeres, adornadas con los accesorios de su gente. No fue una procesión de cardenales o grandes dignatarios del mundo, sino de personas humildes, bronceadas en la cara y con marcas de mucho trabajo, enfermedades y sufrimiento, sobrevivientes de la gran y secular tribulación de sus pueblos en la Amazonía.

Llevaban sus insignias de invitado del Papa Francisco para plantar un árbol juntos en los Jardines del Vaticano, para celebrar el Sínodo, su consagración a San Francisco de Asís y para señalar el camino para una Iglesia con una cara amazónica y una ecología integral…

“El día 4 de octubre, fiesta de San Francisco, estuvieron en los jardines del Vaticano indígenas, en su mayoría mujeres con sus vestimentas propias, de varios ríos, rincones y países de la cuenca del Amazonas.  No era una procesión de cardenales sino de personas humildes con la cara y las manos bronceadas y marcadas por el trabajo, las enfermedades y el sufrimiento, son sobrevivientes que muestran y denuncia el dolor de sus pueblos. Todos llevaban insignias de invitados del Papa Francisco para plantar un árbol juntos y señalar el camino  “para una Iglesia con una rostro amazónico y desde una ecología integral”…
“El Papa Francisco con el Sínodo del Amazonas quería poner la periferia en el centro de la Iglesia”. Crónica de Oscar Beozzo

Foto Religión Digital
El debate durante la preparación del Sínodo se centró sobre qué significa realmente evangelizar y en las cuestiones como la falta de clero, la ordenación de indígenas, el sacerdocio de los llamados “viri probati” (hombres con experiencia eclesial y vida ejemplar), la ordenación de mujeres, la ordenación de diáconos y de diaconisas, ¿monjas confesoras?, catequistas, delegados de la Palabra…
“La presencia de la mujer en el bosque-selva es amplia y constante. Cuando el sacerdote no puede estar presente, bautizamos y escuchamos confesiones. Nos estamos organizando en equipos itinerantes”, afirmó la religiosa Alba Teresa Cediel Castillo, de las Hermanas Misioneras de María Inmaculada y de Caterina da Siena, en la primera rueda de prensa.

Se ha hablado y escrito sobre el papel de laicas y laicos, pero pareciera que no es un tema central para la evangelización. Ha predominado la visión “clerical”, es decir, cómo reforzar el clero. El afán de tener suficiente personal para “convertir” personas y ofrecer ritos y rituales. O como también se dice, para “sacramentalizar”. La visión de “sacramentalizar” fue la que se impuso en la conquista. Eran otros tiempos. Se aplicó al Concilio de Trento. ¡¡¡ Lo que no era católico era del diablo!!!! Por ello se destruyeron culturas y religiones, a lo largo de los siglos. Hoy no se puede repetir ese fenómeno, en América Latina, África negra y Asia, el continente de grandes religiones.

Me pregunto: ¿Los llamados “misioneros” de hoy, antes de sacramentalizar, dialogan a fondo y con tiempo con las culturas y religiones indígenas? ¿Toman el tiempo necesario? ¿Las conocen a fondo? ¿O colaboran en su destrucción? ¿Establecen un verdadero diálogo intercultural e interreligioso? Eso toma tiempo.
Cuando se habla y se escribe tanto sobre el sacerdocio de los casados, el sacerdocio de las mujeres, la ordenación de diáconos y diaconisas, ¿no se estará pensando, en primer lugar, en sacramentalizar?
El Sínodo de la Amazonia ha permitido retomar discusiones sobre cuestiones muy importantes para la vida de la Iglesia: el papel del sacerdocio y la diaconía, el episcopado y el cardenalato para las mujeres, las religiosas, la centralidad de las y los laicos, la desclericalizión…
Hay un posible peligro: el de llegar a tener dos tipos de sacerdotes: los bien preparados y los menos preparados. Los primeros para dirigir, orientar, enseñar… Los segundos para repartir sacramentos, incluyendo la eucaristía

2. La defensa de los Pueblos Indígenas: sus culturas, sus lenguas, su modo de vida, sus religiones, sus cosmovisiones…, así no se conviertan al Evangelio
Foto Religión Digital
El periódico El Espectador (Bogotá, 13 de octubre de 2019) recuerda que en enero de 2018, el papa Francisco llegó al pueblo amazónico de Puerto Maldonado (Perú). Frente a unos 3.000 indígenas amazónicos, dijo: “Probablemente los pueblos amazónicos originarios nunca hayan estado tan amenazados en sus territorios como lo están ahora. La Amazonia es tierra disputada desde varios frentes: por una parte, el neoextractivismo y la fuerte presión por grandes intereses económicos que apuntan su avidez sobre petróleo, gas, madera, oro y monocultivos agroindustriales”.

… “Ya en 2017, el pontífice argentino conminó a «encontrar nuevos caminos para la evangelización de este Pueblo de Dios, especialmente de los indígenas, a menudo olvidados y sin perspectivas de futuro sereno, también debido a la crisis de la foresta Amazónica, pulmón de capital importancia».
El papa pidió “acercarse a los pueblos de la Amazonia de puntillas. Respetando su historia, sus culturas y su estilo en buen vivir, en el sentido etimológico de la palabra y no socialmente como hacemos a menudo”, en su alocución en la asamblea plenaria, el lunes 7 de octubre, por la mañana.
Y añadió: “Me dio mucha pena escuchar aquí dentro un comentario burlón sobre ese señor piadoso que llevó las ofrendas con plumas en la cabeza (durante la misa de ayer). Decidme ¿qué diferencia hay entre llevar plumas y el tricornio que usan algunos oficiales de nuestros dicasterios?”, dijo Francisco, que arrancó un aplauso de los presentes en la sala”.
“La Iglesia está demasiado ausente en estos territorios”, afirmó a modo de autocrítica, monseñor David Martínez Aguirre, O.P., Vicario Apostólico de Puerto Maldonado, en la primera rueda de prensa.
 
3. La “Casa común”. El presente y futuro del Planeta, esto es, todo lo relacionado con el Medio Ambiente y con la “ecología integral”
Leonardo Boff afirma: “Cada vez crece más la conciencia de que el bioma amazónico es un Bien Común de la Tierra y de la Humanidad. El llamamiento a la soberanía de cada país se mueve todavía dentro del viejo paradigma que dividía el planeta en partes. Ahora se trata de reunir las partes y construir la Casa Común para nosotros y para toda la comunidad de vida. Brasil no es dueño de la Amazonia (63%), es solo su administrador, ahora bajo el nuevo gobierno de forma altamente irresponsable, al hacer poco caso de los incendios y en función de los minerales, del petróleo y de otras riquezas incentivar grandes proyectos que amenazan a los pueblos originarios – los que saben cuidar y preservar la selva– y al equilibrio ecológico de toda la Casa Común.

Existe un proyecto, suscrito por decenas de caciques, obispos, autoridades, científicos y otros, para ser presentado en el Sínodo de declarar a la “Amazonia, santuario intangible de la Casa Común”!
4. Las repercusiones sociales, humanitarias, políticas y económicas
Después de recordar las violencias durante la Conquista, escribe Oscar Beozzo, teólogo de Brasil, en una de sus crónicas del Sínodo: “Ahora se mata en el Amazonas y en otros lugares a quienes defienden el medio ambiente, denunciando la deforestación, la contaminación de los ríos, la invasión de tierras indígenas, el desalojo violento de ocupantes ilegales, ribereños, quilombolas, para la explotación de madera, minerales. , petróleo, gas e implementación de grandes proyectos hidroeléctricos, fluviales, ferroviarios y carreteras” (Crónicas del Sínodo).

Colombia es una de los países donde más se persigue a las y los defensores del Medio Ambiente.
Según reciente artículo en EL ESPECTADOR, “Colombia es el segundo país más peligroso del mundo para las defensoras del medioambiente. Oxfam entrega un informe en el que acusa al Gobierno de Iván Duque de aplicar “medidas cosméticas” que no detienen los ataques”
“Desde 2016, cuando se firmó el acuerdo final entre las FARC y el Gobierno colombiano, hasta la fecha, 55 defensoras de la tierra y el medio ambiente han sido asesinadas. En el primer semestre de este año hubo un homicidio de una líder social cada dos semanas y los ataques contra ellas han aumentado un 97% respecto al mismo periodo del año anterior, según el informe Arriesgando la vida por la paz, de Oxfam, que se publica en varios países”. CATALINA OQUENDO, El Espectador, 5 OCT 2019

3

Janet y Norka, activistas de Fuerza de Mujeres Wayúu, posan en un río seco cercano a una multinacional minera que actúa en La Guajira, al norte de Colombia. PABLO TOSCO, OXFAM.

Nota de H. Torres. Se trata del Arroyo Bruno, cuyo cauce ha sido cambiado, con la autorización del Estado, con gran daño para los indígenas, sus cultivos y sus ganados.
La multinacional es “Carbones El Cerrejón.

La megaminería, es la política extractivista llevada al extremo, o “minería salvaje”, como afirma el papa, con el uso de químicos mortales… La explotación de petróleo, gas, oro y otros metales… Las hidroeléctricas, la apertura de carreteras y ferrovías… Los incendios forestales. El Brasil conoce muy bien la tragedia de la represa llamada “Mariana”, cuyos muros de contención colapsaron y las aguas mataron vidas humanas y animales e inundaron grandes extensiones de tierras. En Colombia tenemos todavía la crisis de la hidroeléctrica de Hidrohituango, en Antioquia.

Además, la deforestación por la quema e incendios para el negocio de las maderas. La desforestación para implantar la ganadería intensiva y establecer los cultivos agroindustriales o monocultivos

Las derechas contra el Medio Ambiente y contra el Sínodo
Desde USA, sectores de la política y la economía, empujados por las multinacionales extractivistas. El presidente Trump ha negado la crisis del Medio Ambiente.
En Brasil, Bolsanoro porque contradice su política de fronteras abiertas para arrasar la Amazonia. El Sínodo fue convocado antes de que Bolsanoro llegase a la presidencia, pero este señor, de manera directa e indirecta, se ha opuesto al sínodo.
“BRASIL Y SECTORES DEL VATICANO AFEAN AL PONTÍFICE ARGENTINO POR DAÑAR LA SOBERANÍA DE ALGUNOS GOBIERNOS. El sínodo sobre la Amazonía enfrenta al papa Francisco con el presidente Jair Bolsonaro”.

… “Ya en 2017, el pontífice argentino conminó a «encontrar nuevos caminos para la evangelización de este Pueblo de Dios, especialmente de los indígenas, a menudo olvidados y sin perspectivas de futuro sereno, también debido a la crisis de la foresta Amazónica, pulmón de capital importancia».
Bergoglio, en un viaje a Perú en 2018, se dirigió a estos hombres y mujeres asegurándose comprometido con sus territorios, «nunca tan amenazados como lo están ahora», apuntando al «neoextractivismo y la fuerte presión por grandes intereses económicos que apuntan su avidez sobre petróleo, gas, madera, oro o monocultivos agroindustriales».

Cuando el papa pronunció estas palabras, era enero, faltaban aún nueve meses para que Bolsonaro ganara las elecciones y cerca de un año para que jurar el cargo. Hoy, parecen dedicadas al mandatario: «Hemos de romper con el paradigma histórico que considera la Amazonía como una despensa inagotable de los Estados sin tener en cuenta a sus habitantes»… Pablo Santos, Religión Digital, Madrid, 03 octubre de 2019

Ataques a los documentos preparatorios del sínodo

El teólogo Víctor Codina, sintetiza muy bien los ataques: “Algunos altos dignatarios eclesiales europeos han dicho que el Instrumentum laboris o Documento preparatorio del Sínodo es herético, panteísta y que niega la necesidad de la salvación en Cristo.
Otros comentaristas se han centrado únicamente en la sugerencia de ordenar a hombres casados indígenas para poder celebrar la eucaristía en lugares remotos de la Amazonía, pero han silenciado totalmente la denuncia profética que este Documento preparatorio del Sínodo hace contra la destrucción extractivista que se comete en la Amazonía, causa de la pobreza y la exclusión de los pueblos indígenas, seguramente nunca tan amenazados como ahora”.
Indudablemente hay una convergencia entre la crítica teológica y la crítica social a Francisco, los grupos reaccionarios eclesiales se alinean con los grupos poderosos económicos y políticos sobre todo del Norte”….

Ataques a eventos sobre el Sínodo, en Roma
“LO LLAMAN «MOMENTOS DE ESPIRITUALIDAD AMAZÓNICA»
“La Red Eclesial Panamazónica celebra rituales paganos y sincréticos en una iglesia romana”
De esa manera tituló el portal INFO CATÓLICA, la crónica de la Agencia ACI PRESA

“Según informa ACI Prensa, la iglesia romana de Santa María en Traspontina, situada en la Via de la Conciliazione a pocos metros del Vaticano, acoge diariamente del 4 al 27 de octubre un evento de marcado carácter sincrético en el que se mezclan tradiciones indígenas del Amazonas con referencias cristianas”.

ACI Prensa, 10/10/19 10:10 AM)
El evento, denominado «Momentos de Espiritualidad Amazónica», es organizado por «Amazonía Casa Común», un espacio de la Red Eclesial Panamazónica (REPAM), establecido de forma temporal en esta parroquia encomendada a los Carmelitas en el contexto del Sínodo para la Amazonía.
ACI Prensa presenció el ritual el 8 y 9 de octubre. El primero comenzó a las 9:45 a.m. Dentro de la iglesia y frente al lugar donde se ubica el Santísimo Sacramento y junto al altar principal, se extendieron unas telas y una red de colores con diversos objetos, como pequeñas canoas, imágenes de aves, instrumentos, estatuillas, cuencos con alimentos, entre otras; y en el centro un cesto de mimbre dentro del cual estaba la imagen de una mujer embarazada desnuda.

Esta imagen se usó en el ritual realizado por la REPAM y la Orden de los Franciscanos Menores en los Jardines del Vaticano el 4 de octubre ante el Papa, y en la oración con la que se inició los trabajos del Sínodo en la Basílica de San Pedro el día 7. Fue descrita por Vatican News en portugués como «Nuestra Señora de la Amazonía». Asimismo, varios de los objetos mencionados también fueron usados en estas dos ceremonias.
Entre los participantes del evento en la iglesia de Santa María en Transpontina había varias religiosas católicas, una sacerdotisa anglicana, varios frailes franciscanos, laicos e indígenas amazónicos.
APÉNDICE. El Sínodo, ocasión de nuevos ataques a Francisco-Papa

Víctor Codina, teólogo: “Actualmente hay un fuerte grupo opositor a la Iglesia de Francisco: laicos, teólogos, obispos y cardenales que desearían su dimisión o su pronta desaparición y esperan un nuevo cónclave para cambiar el rumbo de la Iglesia actual”
Jamás un Pontífice había recibido tantas presiones, desde tres bandos:
1. Eclesiásticas y eclesiales: cardenales, obispos, sacerdotes, laicos y laicas
2. Críticas al Papa por sus primeras encíclicas: Gaudium et Spes y “La casa común”, consideradas por algunos, no representativas de una sana teología católica. Así como al documento final, fruto del Sínodo sobre la familia.

3. Se han conformado dos centros de poder para atacar al papa, e inclusive obligarlo a renunciar. Afortunadamente por boca del sacerdote jesuita, el padre Spadaro, director de la revista Civilta catolica, ha informado que NO va a renunciar.
Actualmente dos cardenales: Müller, (alemán), Sarah (africano), son la cabeza de fila de la oposición a Francisco.
“El cardenal Sarah considera abominable que se use a los pobres del Amazonas para apoyar proyectos del cristianismo burgués”
“En una entrevista concedida al diario italiano Il Corriere della Sera, el cardenal Robert Sarah manifiesta su temor a que sectores eclesiales occidentales instrumentalicen el Sínodo amazónico para lograr avances en sus proyectos de reforma de la Iglesia contrarios a la tradición”.

Cardenal Robert Sarah

InfoCatólica, 10/10/19 10:45 PM
El Prefecto de la Congregación del Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos pone nombre a esos planes: «la ordenación de hombres casados, la creación de ministerios femeninos y la jurisdicción de los laicos». Y advierte:
«Aprovechar (ndr: el sínodo) para introducir planes ideológicos sería una manipulación indigna, un engaño deshonesto y un insulto a Dios que guía a su Iglesia»
El cardenal muestra su indignación:
«…me sorprendió y me indignó que la angustia espiritual de los pobres en el Amazonas se usara como una excusa para apoyar proyectos típicos del cristianismo burgués y mundano. Es abominable»…

El cardenal Müller, alemán, fue Presidente de la Congregación para la Defensa de la Fe

LA IGLESIA NO PUEDE HACERSE PROTAGONISTA DEL «NEOPAGANISMO AMBIENTALISTA»
Cardenal Müller: Han expulsado a Jesús del Sínodo para la Amazonia
En una entrevista llevada a cabo por Matteo Matzuzzi para el diario «Il Foglio», el cardenal Müller acusa al Sínodo para la Amazonia de expulsar a Jesús y advierte que el Señor «dio su vida para la salvación de los hombres, no del planeta». Settimo Cielo/InfoCatólica. 8/10/19
Bogotá, miércoles 16 de octubre de 2019
Héctor Alfonso Torres Rojas
Licenciado en Teología y en Sociología
Correo: utopiashectortorres@colnodo.apc.org

   
© 2012 Redes Cristianas Suffusion theme by Sayontan Sinha