Raquel

 

 

FORO “CURAS DE MADRID”

 

 

 

Carta a los cristianos y cristianas de la diócesis de Madrid

ante la llegada del próximo obispo

(27 de junio de 2014)

 

 

Queridos hermanos y hermanas,

 

Los miembros del Foro de Curas de Madrid, después de un año especialmente dedicado al análisis de la situación de la Iglesia en general y de nuestra diócesis,  parroquias y de las comunidades cristianas en particular,  ante el inminente relevo de nuestro obispo y el próximo aniversario del 50 aniversario de la clausura del Concilio vaticano II, hemos querido enviaros esta carta con la intención de compartir con vosotras y vosotros algunas de nuestras preocupaciones y buscar conjuntamente soluciones prácticas e imaginativas a los desafíos que nos afectan como iglesia local.

 

No está en nuestro ánimo agobiaros en esta ocasión con nuevas cifras de la escalofriante crisis que estamos atravesando. Más bien queremos haceros llegar nuestra complicidad en esa larga lucha que con tanta generosidad y coraje estáis llevando contra la exclusión y el empobrecimiento de la gente en nuestros barrios y parroquias. Esto nos llena de satisfacción porque de sobra sabemos que, por el hecho de pertenecer voluntariamente a la Iglesia, en modo alguno se debilita sino que se acrecienta la solidaridad radical que mantenemos con el resto de la ciudadanía. Lo decía muy gráficamente el Vaticano II en el preámbulo de la constitución Gaudium et Spes (n. 1).

 

Los datos que nos llegan a diario desde la experiencia y las ciencias sociales nos invitan a pensar que estamos asistiendo al nacimiento de una nueva era en la que la nobleza del homo sapiens acabará imponiéndose a la demencia y la barbarie. Frecuentemente necesitamos superar la inmediatez de las cosas que nos afectan  para poder mirarlas en proceso o desde una perspectiva más amplia. Desde este punto de mira, ¡cómo desconocer la creciente generosidad que muchos y muchas estamos desplegando durante esta larga crisis entre los pobres!,  o ¡cómo ignorar la bondad y belleza de este mundo nuestro  a pesar de los destrozos y de la explotación a que diariamente lo sometemos!

 

Como cristianos católicos también creemos vislumbrar que una nueva era se está abriendo en nuestra Iglesia. Y esto, a pesar de las cautelas y hasta de las contradicciones que acompañan algunas decisiones del papa Francisco. Desde su llegada a la Sede de Pedro y, sobre todo, desde los gestos y reflexiones personales que hace en público, pensamos que un nuevo estilo está calando en la Iglesia. Una nueva praxis que va a impedir, como esperamos, que las cosas vayan a seguir siendo igual en el futuro.

 

Antes de compartir con vosotras y vosotros algunos de los retos que como Iglesia de Jesús en nuestra diócesis tenemos planteados  y que nos invitan a mirar hacia delante, nos parece necesario recordar algunos de los aspectos más relevantes de las últimas etapas de dónde venimos. A nadie se le oculta que estas últimas décadas han marcado profundamente el sello de la Iglesia institucional y han condicionado existencialmente la espiritualidad y la ética de la inmensa mayoría de la cristiandad.

 

Venimos de una primavera que, de improviso aunque largamente esperada, irrumpió en la Iglesia con el aggiornamento y el Concilio vaticano II, convocado por Juan XXIII y continuado inteligentemente por Pablo VI. Este comienzo, que fue una verdadera revolución copernicana —más en las ideas que en su traducción práctica— puso las bases de un proceso de cambio que debería haber llevado a la Iglesia desde su habitual forma piramidal y clerical, desigual y unida al Estado a otra más horizontal y democrática, comunitaria y arraigada en la espiritualidad bíblica, abierta a los signos de los tiempos y al diálogo con la modernidad, la interculturalidad y el pluralismo religioso. Una forma de Iglesia, en fin, profundamente respetuosa con su diversidad interna y el reconocimiento de la igualdad de todos los miembros del pueblo cristiano y centrada en la solidaridad y el cuidado a los sectores empobrecidos.

 

Pero el entusiasmo que suscitó esa primavera conciliar fue pronto apagado por el poder clerical, temeroso de perder el control sobre el pueblo cristiano. Y, contra el propio mensaje que proclamamos, el cuerpo social de la Iglesia no se encontró suficientemente preparado para plantarle cara a las tentaciones que tuvo que superar Jesús al comienzo de su vida pública y a las que iba cediendo progresivamente la cúpula eclesial. En esta deriva, ya a los pocos años de su clausura, las dudas de Pablo VI, que tan acertadamente había conducido la realización del concilio, fueron introduciendo en la Iglesia el anacrónico fenómeno de la involución. Y esta mirada hacia atrás fue desembocando paulatinamente en la gran restauración que se fue imponiendo durante los pontificados de Juan Pablo II y Benedicto XVI, cuyas referencias al concilio fueron predominantemente más para rescatar doctrinas y costumbres ya superadas —aunque, debido al consenso, presentes en los textos conciliares— que para impulsar la renovación que preconizaba la mayoría conciliar. De este modo,  la tentación del dinero y la ocultación de la pederastia, unidas a una pastoral del espectáculo desencarnada y a la exclusión de la diversidad crítica en el pensar y en la praxis,  han venido creando el clima de deterioro que ha llevado a demasiados cristianos y cristianas a la desagregación  de la Iglesia católica y han sumido a esta en la pérdida de credibilidad y de relevancia pública. Es una larga etapa del “invierno eclesial” como acertadamente la calificó, en su momento, el teólogo Karl Rahner.

 

En este contexto, la llegada, también contra pronóstico, del papa Francisco, parece situarnos de nuevo en la pista de renovación interna y de apertura al mundo abierta por el vaticano II. Y es desde este espíritu de renovación y apertura desde el que nos atrevemos a solicitar vuestro apoyo y complicidad para abordar conjuntamente las transformaciones que necesita tanto nuestra diócesis en todos sus estamentos y actividades  como nuestras parroquias y comunidades.

 

Los desafíos que afectan mayormente al interior de nuestras instituciones nos están exigiendo el fortalecimiento de la fraternidad que, a pesar de las diferencias, nos une como Iglesia de Jesús desde la acogida, la misericordia y el perdón. Una fraternidad que se visibiliza en la comunidad  y que se edifica desde el reconocimiento de la igual dignidad y la posibilidad de participar en todos los servicios que afectan a la colectividad.

 

Nadie debería sentirse excluido del disfrute de estos servicios comunes, como tampoco Jesús excluyó de su mesa a muchos “recaudadores como Mateo y otros  descreídos”. Y nadie en la Iglesia debería sentirse apartado de la posibilidad de ejercerlos. Es sorprendente que, en nuestros días, sigamos agregando a nuestras instituciones eclesiales a personas que, por su identidad, género o situación social estas mismas instituciones les impiden ejercer su  responsabilidad y gozar de los derechos que tienen en la vida civil. Aunque hoy por hoy parezca inalcanzable, no podemos dejar de seguir reivindicando la utopía de una democracia plena en la iglesia. Somos ya lo suficientemente maduros como para poder elegir —sin esperar a que lo hagan desde fuera— a quienes han de animar nuestra fraternidad y comunión y ser nuestros representantes desde las más humildes instituciones como la comunidad y la parroquia hasta la más alta representación, como es el obispo, de la propia diócesis.

 

A este propósito, es bien elocuente la Tradición Apostólica transmitida por algunos padres de la iglesia antigua y escritores como San Hipólito de Roma (s.III): “Ordénese como obispo a aquel que, siendo irreprochable, haya sido elegido por todo el pueblo”; y San Cipriano de Cartago: “No se imponga al pueblo un obispo no deseado”.

 

Los desafíos que como ciudadanas y ciudadanos nos impulsan hacia fuera van mayormente en la línea de la justicia. No deberíamos olvidar que la caridad cristiana,  que como actitud todo lo impregna,  no debería suplantar nunca a la justicia. Es verdad que la crisis brutal que está quebrando la espalda de tantos hermanos y hermanas nuestros, tanto nativos como migrantes, nos arrastra frecuentemente a la acción inmediata que, a veces, olvida los derechos y las exigencias de la justicia. Pero no debería dejarnos satisfechos nunca la acción caritativa que no está abierta a la reivindicación de la dignidad de las víctimas. En este sentido, nuestra pertenencia y apoyo a los movimientos ciudadanos e indignados, a los movimientos sociales y mareas debería servirnos no solo para descubrir los grandes lugares donde hoy anida la injusticia,  sino para detectar también los lugares teológicos donde anida la mística cristiana. La “contemplación en la acción” sigue siendo válida también en nuestros días; entre otras razones por aquello de que “cuanto hicisteis a uno de estos hermanos míos más pequeños, a mí me lo hicisteis” (Mt 25,40).

 

Finalizamos esta carta con una pregunta que es también una propuesta: ¿Estarías dispuesto/a a apoyar con tu firma (http://www.exodo.org/carta-cristianxs-madrid/) una campaña informando al papa Francisco que los cristianos y cristianas de la diócesis de Madrid queremos participar de algún modo en la elección de nuestro futuro obispo?

 

Con un abrazo cordial.

El Foro de Curas de Madrid

 

 

Escándalo y vergüenza

Foro de Curas de Madrid

 

Se está diciendo en estos días que cada integrante de “La Roja” va a cobrar 720.000 euros si ganan el mundial de futbol. De cuantas selecciones concurren a este campeonato es con creces la mejor pagada, superando en más de la mitad a la segunda, la brasileña (330.000) o a la misma alemana (300.000) (cfr. El País 6/6/2014). ¿Somos el país más rico del mundo? ¿No estamos en crisis? ¿No está el mundo al rojo vivo por el hambre y la miseria? Se dice también que este dinero no va a salir de los Presupuestos Generales del Estado sino de la FIFA que, si ganara el campeonato, le aportará 25 millones de euros.

 

Nos gusta el futbol y no tenemos nada contra unos futbolistas que han hecho de su esfuerzo y habilidad un factor de ocio creativo y diversión de la gente. Pero, dicho esto, no podemos aplaudir la carroña, inmoralidad y falta de sensibilidad humana que, globalmente, envuelve este fenómeno de masas. Ya es revelador el hecho de que,  con demasiada frecuencia, aparezca salpicado por la corrupción, envuelto en la falta de transparencia económica, en la evasión de capitales y defraudación  a la Hacienda Pública.

 

En este caso concreto de las primas escandalosas, repudiamos esta conducta y la condenamos como agravio comparativo con tantos otros españoles y españolas que también hacen la “marca España” desde la honestidad de su profesión; y, sobre todo,  como un insulto a la gente de nuestros barrios  que se las ven y se las desean para llegar a fin de mes desde la falta de trabajo, los engaños de las preferentes y los desahucios, el colegio y la alimentación de los niños (tenemos el triste honor de ser el país más desigual en la UE y el segundo en pobreza infantil), desde los  inmigrantes tirados en nuestras calles, encerrados en los CIE o rechazados con violencia en nuestras fronteras.

 

Jesús de Nazaret,  a quien nosotros seguimos, no dudaría en asimilar este tipo de conductas a la del sacerdote y el levita que, insensibles al dolor ajeno, dejaron abandonado al que estaba apaleado al borde del camino. Al pasar de largo,  no solo cumplieron una ley injusta sino que demostraron también su escalofriante falta de humanidad.  ¡Escándalo y  vergüenza ajena en un país como el nuestro y en un mundo como en el que vivimos!

 

La Comisión Permanente

del Foro de Curas de Madrid

(Madrid, 7 de junio de 2014)

 

 

En los últimos días hemos conocido la noticia de la excomunión, por parte del obispo de Innsbruck de la actual presidenta del Movimiento Internacional Somos Iglesia (IMWAC), Martha Heizer, y de su marido Gert. Ambos hicieron público hace unos años en dicha diócesis, a la que pertenecen, que celebraban la eucaristía en su casa con su pequeña comunidad y en esas celebraciones no había ningún sacerdote.  De entre los diversos comunicados que han aparecido en los medios de comunicación, los miembros de Redes Cristianas hemos elegido el del movimiento de sacerdotes austríacos y lo hemos traducido al castellano (Pfarrer Initiative, http://www.pfarrer-initiative.at/)  para mostrar nuestro apoyo a Martha y a Gert  y así como el  desacuerdo con la extrema medida aplicada ante lo que para nosotros es en realidad un signo profético y muestra de la realidad que viven cada vez más comunidades de la Iglesia Católica.

Reforzamos el comunicado que sigue con la idea de que Redes Cristianas apuesta por una Iglesia sin estamentos, de igualdad entre clérigos y laicos, entre hombres y mujeres, con responsabilidad y participación compartidas. La eucaristía es una celebración de la comunidad que cumple la petición de Jesús: “haced esto en memoria mía”.

Animamos a todos los que quieran sumarse a esta muestra se solidaridad y denuncia a enviar un mensaje a la dirección colectivos@redescristianas.net; los apoyos recibidos se irán publicando periódicamente en esta página web.

 

Comunicado de la “Iniciativa de Sacerdotes Austríacos “sobre las excomuniones de Martha and Gert Heizer.

 

Viena, 26 de mayo de 2014

 

“¿Quiénes somos nosotros para cerrar las puertas al Espíritu Santo?”…(De la homilía del papa Francisco en Santa Marta el 12 de mayo de 2014)

http://es.radiovaticana.va/news/2014/05/12/el_espiritu_santo_impulsa_siempre_a_la_iglesia_mas_alla_de_los/spa-798535

 

Nosotros, los miembro de la Iniciativa de Sacerdotes Austríacos, estamos profundamente preocupados por las acciones que los responsables eclesiásticos han llevado a cabo contra Martha y Gert Heizer.  Las excomuniones  han sido impuestas a dos miembros de la Iglesia que han trabajado por la reforma de la misma con gran entusiasmo, compromiso y energía. Esta decisión es un signo terrible para todos aquellos que esperamos, junto al papa Francisco, que se haga realidad una  iglesia amable que sea cercana a las personas. ¿Qué clase de mensaje se está enviando por parte de una iglesia que castiga a los abusadores sexuales que hay entre sus filas menos severamente que a miembros de la misma quienes, por la forma en que practican su fe, expresan su gran sufrimiento al margen del conjunto de reglas que existen en la Iglesia?

 

Las opiniones pueden diferir sobre el paso que han dado Martha y Gert Heizer al celebrar la Eucaristía sin un sacerdote. Su gesto puede ser considerado como un paso profético que señala el camino a una reforma global de la Iglesia o puede no verse de ese modo. La Iniciativa de Sacerdotes Austríacos ve la Eucaristía y el  trabajo sacerdotal como algo unitario- siempre que la Iglesia sea capaz de proveer sacerdotes a sus comunidades que compartan la vida de los feligreses y su recorrido de fe. Pero la situación actual lleva a que sean cada vez menos y menos las comunidades que tienen la posibilidad de una celebración eucarística dominical con un presbítero ordenado presente. Martha y Gert Heizer están poniendo el dedo en la llaga: la Eucaristía , la misa, la celebración central de nuestra fe como comunidad, se está convirtiendo en algo cada vez menos frecuente debido a la escasez de sacerdotes.  Por esta razón los movimientos de reforma de la Iglesia han pedido desde hace ya tiempo que se abra el sacerdocio a personas casadas, hombres y mujeres, y que se desarrollen nuevas formas de liderazgo en las comunidades que incluyan la participación de los laicos.

 

La “ex – comunión” de Martha y Gert Heizer señala de hecho el final de la comunión en el sentido de una disputa abierta y clara. Esta manera de proceder no es solamente algo desproporcionado, sino que muestra la incapacidad de los responsables de nuestra Iglesia para resolver diferencias de opinión y conflictos de acuerdo con el evangelio de modo amable y amoroso. Es un fracaso del que nadie puede sentirse orgulloso.

 

Hacemos un llamamiento a todas las personas con liderazgo en la Iglesia para que revoquen la excomunión y  asuman un diálogo sincero y claro con los movimientos de reforma sobre el futuro de la Iglesia.

 

Iniciativa de sacerdotes austríacos
firmado por Helmut Schüller, Presidente

 

APOYOS RECIBIDOS:

1. CAROLINA ROMERO SABANDO

2. MARISA MAULEÓN

3. JUAN MANUEL ROIG (BUENOS AIRES, ARGENTINA)

4. MIGUEL ESQUIROL VIVES

5. PIERRE RIOUFFRAIT (GUAYAQUIL)

6. VICENTE SERRANO

7. ROBERTO OTERO (ARGENTINA)

8. GUSTAVO VALLS  Y OTROS CRISTIANOS DE NEUQUEN (PATAGONIA-REPÚBLICA ARGENTINA)

9. Mª ÁNGELES LARIOS FEO

10. SOMOS IGLESIA DE CHILE

11. MANU RUA

12. JUAN DE BURGOS ROMÁN

13. RAQUEL REBELLATO FERNÁNDEZ

14. GONZALO CARBAJOSA

15. CELSA ARENAS Y ANUNCIO MOROÑO

16. RAMÓN EDUARDO FIRME (PARROQUIA UNIVERSITARIA DE URUGUAY)

17. CONVOCATORIA DE IGUALES (SEVILLA)

18. ALBERT MOLINER FERNÁNDEZ

19. LÍA COSSE (URUGUAY)

20. ISOLEMIO ALEJANDRO TOLEDO

21. Irene Herrera, México

22. Alfonso Anaya, México

23. Movimiento Pro Celibato Opcional, MOCEOP

24. Mujeres y Teología de Sevilla

25. Bruno González Mauriz

26. Coordinadora de Crentes Galeg@s

27. Voces Cristianas de Sevilla

 

 

 

LAS  COMUNIDADES CRISTIANAS POPULARES DE ANDALUCÍA NOS SOLIDARIZAMOS CON EL MATRIMONIO HEIZER DE INSBRUCK (AUSTRIA)

 

 

            El hecho llama la atención por lo anacrónico y por su alejamiento de la realidad: el obispo de Innsbruck (Austria) Manfred Scheuer, ha excomulgado a la señora Martha Heizer, presidenta del Movimiento internacional “Somos Iglesia”, y a su esposo Gert, por celebrar la Eucaristía sin presbítero en la residencia de la pareja.

 

La celebración de la Eucaristía en casas particulares se remonta a las primeras comunidades cristianas, tal como aparece en las cartas del apóstol Pablo y en el libro de los Hechos de los Apóstoles. Esas celebraciones comunitarias constituían las “iglesias domésticas”, como la expresión más sencilla y espontánea de la fraternidad cristiana.

 

Las primitivas celebraciones domésticas, presididas con frecuencia por la madre de familia según la costumbre romana, fueron cediendo terreno ante el empuje del clericalismo y del juridicismo romano hasta asfixiar todas las iniciativas comunitarias. La paralización llegó a ser tan absoluta que el papa Pío X escribía en 1906: “La Iglesia es una sociedad desigual que incluye a dos categorías de personas: los pasto­res y el rebaño. (…) Por lo que se refiere a la multitud, no tienen otro derecho sino el de dejarse guiar y, como rebaño fiel, seguir a sus pastores”.

A pesar de los avances del Concilio Vaticano II, los dirigentes eclesiásticos mantienen su inercia remolona ante los procesos históricos. En cambio, la progresiva adultez de la sociedad civil nos ha ido también ayudando hacia la adultez cristiana. Las Comunidades Cristianas Populares aspiramos a ser personas adultas en la fe que tomamos nuestras propias decisiones y asumimos nuestras responsabilidades también en el interior de nuestra propia Iglesia. Así lo viene  entendiendo el matrimonio Heizer que celebra la eucaristía en su comunidad doméstica sin que se sea necesaria la presencia legitimadora de un presbítero con respaldo jerárquico.

 

El hecho de esta excomunión pública resulta más insólito porque de sobra conocen los jerarcas eclesiásticos que hay muchos grupos cristianos en muy diversos países donde se celebra la eucaristía sin presencia de presbíteros o por falta de presbíteros en determinados territorios o porque no se considera imprescindible la presencia de esas personas. En todo caso, desconocemos si esta condena pública es solo iniciativa de un obispo, si es que pretende servir de ejemplaridad o es presión hacia las instancias vaticanas para que tomen postura pública.

 

Las personas pertenecientes a las Comunidades Cristianas Populares de Andalucía nos solidarizamos con el matrimonio Heizer y su comunidad, con el movimiento “Somos Iglesia” y tantas otras comunidades que entendemos que es “toda la comunidad” quien celebra y preside la celebración del recuerdo de Jesús; que es la comunidad el espacio donde Jesús se hace presente, y la diversidad y el reparto de carismas nuestra mejor riqueza. Nos gustaría en este ámbito, seguir acogiendo los nuevos gestos de Francisco, también dentro de la Iglesia como signo de un nuevo tiempo que empieza a acontecer.

 

Pensamos que los derechos no se conceden sino que se ejercitan, se conquistan y se defienden,  tanto en la sociedad civil como en la propia comunidad cristiana. Por esta razón deseamos seguir dando pasos en la autonomía personal y comunitaria, profundizando en el verdadero compromiso que nos dejó como tarea Jesús de Nazaret: la solidaridad interpersonal y la aspiración comprometida para construir una sociedad menos injusta, menos insolidaria y mucho más fraterna.

 

Comunidades Cristianas Populares de Andalucía

2 de Mayo de 2014.

 

 
Como anunciamos en nuestra última nota de prensa de 05/02/14, publicada a raíz de la información publicada por el periodista Enric Juliana en La Vanguardia, hemos puesto en funcionamiento una plataforma desde donde se pide la adhesión de la comunidad católica de Cataluña y de todas aquellas personas que si sientan interesadas, a un escrito de oposición a un posible nombramiento del cardenal Cañizares como nuevo arzobispo de Barcelona, ni de ningún otro de la tradición “toledana”.
La campaña estará abierta hasta el 15 de julio, y a partir de esta fecha, la carta y las firmas se enviarán por correo postal certificado a:
Cardenal Pietro Parolin.
Secretario de Estado del Vaticano
Cardenal Marc Ouellet
Congregación para los obispos
Cardenal Antonio Cañizares
Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos
Renzo Fratini
Nuncio del Vaticano en España
Os adjuntamos la carta en formato PDF (aparece al comienzo de este comunicado)
Para más información y para acceder a la plataforma de recogida de firmas podeis hacerlo desde la página principal de nuestra webwww.esglesiaplural.cat
——————-
Com varem anunciar en la nostra darrera nota de premsa de 02/05/14, publicada arran de la informació publicada pel periodista Enric Juliana a La Vanguardia, hem posat en funcionament una plataforma des d’on es demana l’adhesió de la comunitat catòlica de Catalunya i de totes aquelles persones que si sentin interessades, a un escrit d’oposició a un possible nomenament del cardenal Cañizares com a nou arquebisbe de Barcelona, ni de cap altre de la tradició “toledana”.
La campanya estarà oberta fins el 15 de juliol, i a partir d’aquesta data, la carta i les signatures s’enviaran per correu postal certificat a:
Cardenal Pietro Parolin
Secretari d’Estat del Vaticà
Cardenal Marc Ouellet
Congregació pels bisbes
Cardenal Antonio Cañizares
Congregació pel Culte Diví i la Disciplina dels Sagraments.
Renzo Fratini
Nunci del Vaticà a Espanya
Us adjuntem la carta en format PDF.
Per a més informació i per accedir a la plataforma de recollida de signatures ho podeu fer des de la pàgina principal del nostre web www.esglesiaplural.cat
 

UN GRITO MÁS

El Movimiento pro Celibato Opcional (MOCEOP), que lleva más de treinta años pidiendo la supresión de la ley del celibato obligatorio a los sacerdotes y una nueva, distinta Iglesia, se une al grito de indignación y sufrimiento que veintiséis mujeres italianas, que viven en relación afectiva con curas, han lanzado en una carta al Papa. Es un grito desgarrador que ha recorrido la sociedad entera hasta colarse en el Vaticano.

Sentimos el dolor de estas mujeres y lo comprendemos, porque los curas casados y sus parejas hemos vivido en propias carnes esta situación tan inhumana de poner puertas al campo del amor, lo que crea un “tira y afloja que despedaza el alma”, como dicen estas italianas.

La indignación de estas mujeres ultrajadas y defraudadas clama al cielo y se une a la de tantos y tantas creyentes y no creyentes que buscamos una sociedad más justa e igualitaria.

Gritamos, una vez más, que la ley del celibato es una ley injusta, porque mata sentimientos y vivencias, derechos humanos, libres de anidar en el corazón de todas las personas, incluyendo, por supuesto, a curas y sus parejas, religiosas y religiosos.

Esta falta de respeto al interior humano por parte de la jerarquía eclesiástica viene de lejos. Y es que falta una mirada honesta hacia el amor, el sexo, la corporalidad lo que provoca estragos en las conciencias. Pero no se hace nada. Prefieren enrocarse en su “cuerpo de doctrina” y defenderlo por encima de los desgarros que proporciona en el cuerpo de su pueblo eclesial.

¿Cuándo, por Dios y por fin, se va a tener como principio activo cristiano la compasión, la ternura, el abrazo, el calor humano, que está en la base del evangelio y que tanto reclama el Papa actual? Hacen falta, de una vez, por todas, gestos que nos vuelvan al evangelio, que nos ayuden a volver a Jesús. Ese debe ser el camino nuevo y directo de la Iglesia. Porque estos problemas humanos no se arreglan con cabezonadas de ortodoxia, la mano férrea clerical o purezas rituales. Estas cosas se arreglan con el corazón y desde el corazón.

Esperamos y confiamos que el grito de estas mujeres – uno más en la Iglesia – y de todas las mujeres, retumbe en las conciencias de los que en el Vaticano y las curias deciden. Y empiecen por darse abrazos y así dejarán abrazar. Necesitamos sentirnos, no pensarnos, y subvertir la sociedad eclesial en humanidad sentida. Esperamos justicia y perdón por tanto dolor causado.

Espíritu de Jesús: Si andas por Roma date una vuelta por los palacios vaticanos y sopla fuerte, para que se vayan las hojas secas del otoño eclesial y empiecen a salir brotes primaverales, a través de la acción más revolucionaria que existe que es criar hijos para la libertad. Te lo pedimos de corazón y una buena parte del pueblo de Dios, sobre todo, pobres, mujeres, curas casados, homosexuales, divorciados, teólogos, te quedaremos muy agradecidos.

 

 

 

RECREAR LA POLÍTICA

Evaristo Villar

Recrear la política. ¿Lo estamos diciendo en serio? ¿Se trata de una tarea necesaria, urgente?

La realidad no miente. Y la realidad machaconamente está diciendo que cada día somos más pobres, más desiguales, menos libres. Ya hemos alcanzado el triste honor de ser el país más desigual en la (des)UE; hemos conseguido el segundo lugar en pobreza infantil; y, por su parte, el big brother acrecienta el control sobre nuestras vidas y libertades.

Si la política es el mejor medio para organizar razonable y justamente la convivencia en la ciudadanía, es innegable que estamos en las antípodas de lo que podría y debería ser la política. La que estamos soportando no es ni razonable ni justa. Se trata de una forma de política que no evita la corrupción, ese darwinismo tramposo y usurero que está atravesando los tres poderes del Estado (legislativo, administrativo y judicial) y que no se para ni ante sus más altas magistraturas (el Gobierno y la Monarquía); es una forma de política que, contra su misma esencia, está abiertamente sometida a los poderes económico-financieros de la troika y del capital transnacional; es una política, en fin, que no se despierta mirando a las necesidades e intereses de la ciudadanía sino a la evolución de los mercados, a la prima de riesgo y a los movimientos de la bolsa.

Para este estilo de política los movimientos sociales que surgen del malestar social son objeto de sospecha y la democracia, mero formalismo. Aquí sobran las personas y cuentan los mercados. Lo decía de otro modo más rotundo el filósofo y economista austriaco Karl Polanyi a mediados del pasado siglo: “El capitalismo y la democracia han llegado a ser incompatibles entre sí… Básicamente hay dos soluciones: la extensión del principio democrático de la política a la economía o la completa abolición de la esfera política democrática”. Y las élites del capitalismo han optado por la segunda solución. Han decidido acabar con la democracia para salvar el capitalismo. Carlos Fernández Liria ve en esta elección un gesto revolucionario. Porque la revolución de hoy ya no es la de los esclavos contra los señores, la de los sometidos contra los colonizadores. La revolución de hoy es la que han emprendido los ricos contra los pobres, los de arriba contra los de abajo.

Pero esta revolución insólita está levantando verdaderos tsunamis entre los pobres. La indignación va in crescendo. ¿Cómo seguir apoyando un sistema que nos excluye? Y contra la engañosa propaganda del Gobierno (“vamos por el buen camino”; “estamos saliendo de la crisis”), las mareas humanas, que reivindican algo tan básico y de sentido común como el trabajo y la casa, la salud y la educación…, ¡la libertad!, llenan las ciudades. Difícil encontrar hoy una calle importante o una plaza donde no se oiga el clamoroso grito de la dignidad: “no nos representan”, “fuera el Gobierno de la troika”.

Desde Éxodo pensamos que, para mantener la paz social y la democracia, es urgente y necesario recrear la política. Y ante la creciente movida ciudadana hemos sentido la necesidad de su articulación política, hemos explorado la propuesta de algunos de los partidos emergentes y nos hemos preguntado si ha de ir por ahí la alternativa política que estamos necesitando.

Participan, entre otros y otras,  en este tema de Éxodo 123, abril 2014, Carlos Fernández Liria y Luis Alegre Zahonero, Javier Vitoria, Evaristo Villar y Juanjo Sánchez, Monserrat Galcerán, Enmanuel Rodríguez y Jaime Pastor, Carlos Pereda, Felipe Aguado, Mariano Aragonés, y Miguel Ángel de Prada.  

 

Declaración de la Red Europea Iglesia por la Libertad

sobre el futuro de Europa

 

 

La Red Europea invita a todos los ciudadanos europeos, especialmente a aquellos inspirados por el Evangelio, a reflexionar sobre estos puntos con ocasión de las próximas elecciones europeas:

 

1) Teniendo en cuenta que han pasado cien años desde el comienzo de la Primera Guerra Mundial, setenta y cinco del comienzo de la Segunda Guerra Mundial, veinticinco de  la caída del Muro de Berlín, nuestra Europa se enfrenta a una nueva gran crisis en un mundo cambiante,

 

– observando que las instituciones europeas son demasiado endebles frente al mercado internacional y los poderes financieros,

 

– inspirados por el espíritu del Evangelio, la Red Europea Iglesia por la Libertad lucha para:

 

– desarrollar una Europa más unida, basada en una política democrática que resista al poder del mercado y no se someta a las finanzas internacionales (los responsables principales de la crisis financiera)

 

– mejorando el bienestar, la justicia social y el empleo en Europa,

 

– desarrollando una ciudadanía europea apoyada por un mejor funcionamiento democrático de las instituciones de la Unión Europea (lo que implica una separación efectiva de los poderes entre las diferentes instituciones).

 

Para conseguir este fin, es importante que los ciudadanos europeos luchen contra cualquier comunatarismo, nacionalismo y populismo.

 

2) La Red Europea Iglesia por la Libertad busca una Europa que desarrolle su propia política internacional, independiente de la presión política y militar de otros poderes, especialmente EEUU, con el fín de:

 

– desarrollar la paz y las acciones humanitarias en el mundo, especialmente en Oriente Medio junto con la ONU y demás organizaciones comprometidas,

 

– llevar a cabo acciones directas para el desarme y apoyar todas las iniciativas de acciones no-violentas que persigan este fin.

 

–  mantener una posición neutral sobre Ucrania, recordando los desastres en la anterior Yugoeslavia, Iraq y Afganistán,

 

– luchar contra el neocolonialismo en Africa y otros lugares,

 

– apoyar el crecimiento del tercer mundo.

 

3) De acuerdo con la Gaudium et Spes (GS76) donde se dice que: “renunciará al ejercicio de ciertos derechos legítimamente adquiridos tan pronto como conste que su uso puede empañar la pureza de su testimonio o las nuevas condiciones de vida exijan otra disposición”1, la Red Europea urge a nuestra Iglesia para que luche por una Europa que cree las condiciones  para un bienestar común,  el respeto por:

 

 

– la libertad de pensamiento, conciencia y religión, incluyendo la libertad de tener o no tener ninguna religión, y a cambiar de religión,  es decir: la libertad de expresión,

 

– la igualdad de derechos y la no discriminación entre personas, cualquiera que sea su sexo u orientación sexual, tanto si pertenece o no a una religión o cualquier creencia filosófica;

 

– la independencia mutua y separación del Estado y las instituciones religiosas,

 

– la neutralidad hacia las religiones y las filosofías.

 

4) La Red Europea apoya

 

– la llamada del G3I del 7 de abril por el compromiso para una perspectiva para la cohesión social que sea interconviccional, intercultural e internacional y de acuerdo con la implementación del art. 17 del TFUE (Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea).

– todos los movimientos por los derechos humanos en Europa en cooperación con el Consejo de Europa.

 

 

1 NB. Este mandato de la Gaudium et Spes tiene una vigencia muy particular en España donde la aplicación anacrónica de los Acuerdos firmados por el Estado con la Santa Sede en 1979 está “empañando la pureza del testimonio” de la Iglesia española,  hasta el punto de convertirlo en agravio comparativo con el resto de la ciudadanía no católica y en escándalo para los sectores más críticos de la propia Iglesia. La Iglesia de Base ha exigido la denuncia de dichos Acuerdos en reiteradas ocasiones.

 

 

MUJERES Y TEOLOGÍA del estado español expresan su más profundo rechazo y dolor ante el secuestro de las 276 niñas adolescentes de Nigeria

LAS 276 NIÑAS adolescentes de NIGERIA secuestradas en su escuela  el pasado 14 de Abril en la población de Chibok, claman de dolor ante los ojos atónitos  del mundo que contemplamos este acto criminal y machista. Una de las niñas secuestradas logró escapar y relató que las rehenes más jóvenes sufrían hasta 15 violaciones al día, según informó el domingo el portal nigeriano The Trent.

El líder nigeriano de los terroristas de Boko Haram sigue impunemente actuando y difundieron el pasado lunes un video en el que se puede ver a unas 130 de las niñas secuestradas vestidas con túnicas islámicas (hiyabs) en medio de un campamento.

“Si nos mantenemos en silencio entonces el secuestro se extenderá, y acabará pasando más y más veces”, señaló Malala, (16 años) que vive en Inglaterra desde que en 2012 intentaran asesinarla un grupo vinculado a los talibanes en Pakistán.

El secuestro, que coincide con la celebración en Nigeria del Foro Económico Mundial para África, demuestra la situación de vulnerabilidad a la que son sometidas las mujeres en conflictos políticos y armados, fruto de la discriminación y la violencia de género presentes en todas las sociedades.

Manifestamos nuestra solidaridad con todas las víctimas y sus familias de estos ataques, pedimos la inmediata y satisfactoria resolución de los secuestros de mujeres y niñas en Nigeria.

Recordamos a la comunidad internacional la importancia de erradicar la violencia hacia las mujeres y niñas, especialmente en zonas de conflicto. Desde todas las instancias debemos contribuir a la eliminación de toda forma de violencia contra las mujeres y niñas, por lo que instamos a la comunidad internacional a intervenir con eficacia ante este atroz y lamentable acto contra los derechos humanos.

Solicitamos un posicionamiento claro y contundente  del Gobierno de España y de la Unión Europea, a los que instamos a prestar su apoyo a los movimientos e iniciativas sociales en defensa de la libertad, de los derechos de las mujeres y en contra de toda forma de violencia. Instamos igualmente al Gobierno de España a que en el seno de la Unión Europea se impulse la creación de un grupo de trabajo que contribuya eficazmente a erradicar la lacra de la violencia que generan los movimientos fanáticos religiosos, políticos o culturales.

Es evidente que las religiones han tenido una postura teológica que favorece en general la discriminación contra las mujeres, por esto nos dirigimos especialmente a las iglesias para que de una vez por todas abandonen las conductas patriarcales, los machismos y la misoginia y especialmente a nuestra iglesia católica para que con urgencia se sitúe en la igualdad y no traicione el mensaje evangélico.

Este Feminicidio y otros que se repiten cada día, como la reciente condena de las 17 mujeres salvadoreñas, son frutos de doctrinas y silencios patriarcales.

13/05/14

 

“Cuando la solución es el problema”

Cristianas y cristianos de base de Madrid y Redes Cristianas te invitan a esta conferencia el martes 20 de mayo a las 19:00 en los locales del MAS: General Ramírez de Madrid, 29 (Madrid)

Es una ocasión importante para reflexionar y debatir sobre la relación entre España y Europa cuando faltan pocos días para las elecciones al Parlamento Europeo

 

 

CAMPAÑA DE LA RENTA 2013

                                                                           POR UNA IGLESIA POBRE, LIBRE Y SOLIDARIA

 

Una año más, las Cristianas y Cristianos de Base de Madrid alzamos nuestra voz coincidiendo con  la “Campaña de la Renta 2013”

Esta campaña nos brinda la ocasión de reflexionar sobre la situación económica  que estamos viviendo y la importancia que tienen las políticas fiscales que se diseñan, que podrían ser una herramienta al servicio de una distribución más justa de las riquezas del país. Sin embargo, el propio formulario de la “declaración de la Renta” camina en dirección contraria. Nos ofrece tres “casillas’ a través de las cuales podemos indicar el destino preferente de parte de nuestros impuestos: de un lado, el general de la bolsa común con la que se ha de atender a las necesidades y servicios comunes a todos; y, de otro, dos casillas más destinadas una a la Iglesia Católica (IC) y otra a  los llamados “Fines sociales”.

Para orientar bien nuestro criterio, HEMOS DE MIRAR A NUESTRO ALREDEDOR Y OBSERVAR:

a)    La pobreza y la exclusión afectan cada vez a más personas:

La fotografía mostrada en el Informe 2014 de Caritas presentado el pasado mes de Marzo (http://www.caritas.es/noticias_tags_noticiaInfo.aspx?Id=7346 ) no deja lugar a dudas de que las cosas van a peor. En el último trimestre de 2013 el porcentaje de hogares sin ingresos pasó del 2% al 4%, alcanzando la cifra de 700.000 hogares sin ingresos a finales del año 2013.  Hay ya un total de 11,7 millones de personas que está en situación de exclusión, de las que 5 millones sufren ya exclusión severa. Somos el segundo país de la UE donde hay  más niños en situación  de pobreza (tras  Rumania)

 

b)    Y mientras la pobreza se extiende, crece la riqueza: 

 En España, el número de millonarios  subieron un 12,2%, alcanzando la cifra de 402.000 personas millonarias a mediados de 2013. En un año en España se han hecho millonarias 47.000 personas más.

 

c)      Frente a estas dos crudas y escandalosas realidades, la Iglesia Católica, aumenta su patrimonio sin cesar

La legislación actual otorga privilegios a la I.C. para apropiarse de los bienes inmuebles que no constan inscritos en los Registros de la Propiedad. Y lo hace abusando de disposiciones legislativas muy trasnochadas que  nadie se ha molestado en cambiar. Un ejemplo claro y muy actual es la Ley Hipotecaria de 1944 (art.206) y su Reglamento Hipotecario (art. 304), reformado por Real Decreto en 1998 (Gobierno de Aznar), en los que se equipara, de manera explícita, a la Iglesia Católica con el Estado, la Provincia, el Municipio, y las Corporaciones de Derecho Público, a la hora de facilitar la “inmatriculación” (inscripción en los registros de la propiedad) de bienes inmuebles no registrados, legitimando a los Obispos Diocesanos a expedir las certificaciones pertinentes y  asimilándolos de este modo a los funcionarios públicos.

Por este procedimiento la Iglesia se ha hecho propietaria de la Mezquita de Córdoba, que pertenecía a la ciudad de Córdoba. Y lo mismo ha ocurrido con otros 5.000 inmuebles  (viviendas, terrenos, ermitas e iglesias…) de carácter religioso o de uso civil, en toda la geografía española.

 

Recientemente se ha dado a conocer que el Gobierno está elaborando un Anteproyecto de Ley Hipotecaria en el que se modificaría ésta situación en el sentido de privar a la IC de éste privilegio, pero no tendría carácter retroactivo, por lo que todo lo registrado hasta el momento en que la nueva disposición entre vigor, quedaría en poder de la Iglesia Católica. Además, una vez publicada en el BOE, su entrada en vigor se retrasará 12 meses más, por lo que las operaciones de registro de nuevos bienes podrán seguir teniendo lugar durante el año siguiente a la aprobación de la nueva Ley.

Al margen de las consideraciones éticas y morales que esta realidad, aun poco conocida, nos merezca, es obvio que la situación es insostenible y denunciable  por ser incompatible con la Constitución, que afirma que “ninguna confesión tendrá carácter estatal”.

A esta escandalosa situación, se añaden los  más de  once mil millones de  euros  entre subvenciones directas y exenciones fiscales,  que salen de las arcas públicas para ir a, o quedarse en manos de la Iglesia Católica Ese montante es la suma de los diversos conceptos por los que la IC recibe fondos del Presupuesto Público (financiación del clero y  de los profesores de religión en colegios públicos y concertados, subvenciones a colegios privados confesionales, mantenimiento de capellanes en el ejército, las cárceles, hospitales, universidades, cementerios, exención de impuestos como el IBI, etc.., ) siendo, junto con la Banca y las grandes corporaciones, la única entidad que no ha sufrido recorte alguno.

No a las casillas particulares en la Declaración de la Renta:

Estando las cosas así, ¿qué razón habría para marcar la casilla de la IC en la declaración de la renta?  Es difícil encontrar alguna, máxime si somos conscientes de que una parte de lo recaudado por el número de contribuyentes que marcan la casilla se restará de la bolsa común del presupuesto del Estado para dárselo a la Iglesia Católica. En efecto,  los ciudadanos que la marquen contribuirán directamente a que la bolsa general obtenida con los impuestos de todos, se vea mermada.

Otro tanto pasará si se marca la casilla de los fines sociales, pues, al margen de que la mayoría de ONG’s a las que se destina el dinero de los impuestos pertenecen a la IC, (hay otras  pertenecientes a partidos políticos y otras organizaciones, etc.), con esa asignación ocurre lo mismo que con la casilla de la Iglesia Católica, que parte de lo recaudado de los contribuyentes que marcan esta casilla “para fines sociales” se resta también de la bolsa común, que es el fondo con que el Estado ha de hacer frente a todas las necesidades comunes de la población.  La única opción para favorecer LO COMUN es no marcar ninguna de las dos casillas

Si, como cristianos, queremos una Iglesia libre, pobre y solidaria y si, como ciudadanos conscientes, queremos que el Estado atienda todas las necesidades sociales como en justicia merecen, contribuyamos honestamente con nuestros impuestos al erario público y exijamos transparencia y justicia en la distribución de los recursos. Pero, a la vez, en nuestra Declaración de la Renta, optemos por NO MARCAR, NI la casilla de la IC, ni la de FINES SOCIALES.

 

POR LA AUTOFINANCIACION DE LA IGLESIA CATOLICA Y DE TODAS LAS DEMAS CONFESIONES RELIGIOSAS

POR UNA IGLESIA CATÓLICA POBRE, LIBRE Y SOLIDARIA

NO MARQUEMOS LA CASILLA DE LA IGLESIA NI LA DE ‘FINES SOCIALES’ EN NUESTRA DECLARACIÓN DE LA RENTA

Abril, 2014

 

 

 

 

Església Plural manifiesta su rechazo frontal a un posible nombramiento del cardenal Cañizares como arzobispo de Barcelona.

Cañizares representa todo lo opuesto a lo que la mayoría de católicos de Cataluña quiere para la Iglesia de su país.

El rechazo que suscitaría en la sociedad catalana, más allá del mundo católico, sería muy grande y perjudicaría gravemente el prestigio de la Iglesia catalana.

Una decisión como ésta podría situarse la Iglesia catalana fuera del debate político y social, e incluso llegó a considerar la institución eclesiástica como instrumento al servicio de los intereses ajenos al país.

Església Plural pondrá en marcha una campaña para que la comunidad católica catalana haga llegar ese rechazo al Vaticano.

 

Referente a la crónica que el periodista Enric Juliana ha publicado esta mañana en La Vanguardia sobre la creciente opción de que el cardenal Cañizares sea el sustituto del arzobispo Martínez Sistach al frente del arzobispado de Barcelona, Església Plural quiere manifestar:

Entendemos la noticia como un globo sonda para captar la reacción que este posible nombramiento suscitaría en el mundo católico catalán y por tanto consideramos que hay que responder y dejar clara cuál sería la postura de cada sensibilidad eclesial que conforma la comunidad católica de Cataluña.

En cuanto a Església Plural, como referente de un amplio sector de la Iglesia catalana que se identifica con una sensibilidad abierta y progresista, claramente reformista, en la línea de los documentos y del espíritu del Concilio Vaticano II, que entiende como punto de partida de una reforma a fondo teológica, pastoral, moral y social de la doctrina católica, queremos manifestar nuestro rechazo frontal a la posibilidad apuntada por el Sr. Juliana a que el cardenal Cañizares sea nombrado arzobispo de Barcelona.

Cañizares representa todo lo opuesto a lo que la mayoría de católicos de Cataluña quiere para la Iglesia de su país. Desde el punto de vista teológico y eclesial, Cañizares representa la etapa doctrinal más oscura de Juan Pablo II y Benedicto XVI. Desde la perspectiva pastoral representa la llamada iglesia toledana, un modelo cerrado, ultraconservador, clerical, inquisidor y con claras añoranzas por el nacional – catolicismo español. Desde la óptica político-social encarna la iglesia cercana a los poderes, acrítica y en algunos casos colaboradora en los intereses y estrategias de los grupos de poder. Defensora a ultranza de la unidad de España.

No podríamos entender, si la noticia fuera más allá del mero tanteo de las reacciones que podría suscitar esta candidatura, como la actual línea de renovación que parece impulsa el papa Francisco puede encajar con el perfil del cardenal Cañizares, y más como obispo de la principal diócesis de un país, Cataluña, que, hoy por hoy, y con todas las debilidades que le hay que reconocer, es donde mejor puede cuajar el mensaje pastoral de Francisco y que podría permitir una clara revitalización de la Iglesia catalana.

 

Desde la perspectiva social y política que vive Cataluña tampoco se puede entender que el Vaticano considere la opción Cañizares. El rechazo que suscitaría en la sociedad catalana, más allá del mundo católico, sería muy grande y perjudicaría gravemente el prestigio de la Iglesia catalana, ya de por sí muy debilitado por los grandes silencios y tibiezas a que nos tiene acostumbrados el actual episcopado catalán. En un momento en que habrá que tener todos los puentes abiertos para afrontar los retos de país, una decisión como esta puede situar, no sólo la jerarquía eclesiástica, sino incluso los grupos y entidades católicas, fuera del debate político y social, y hasta incluso llegar a considerar la institución eclesiástica como instrumento al servicio de los intereses ajenos al país -y minoritarios en la sociedad catalana- que combaten los anhelos de una amplia mayoría de ciudadanos de Cataluña, de poder decidir su futuro colectivo de forma democrática, cívica y pacífica.

Para que nadie tenga dudas de que la posición de la mayoría de católicos y católicas será de rechazo frontal al nombramiento del cardenal Cañizares o de cualquier otra con un perfil similar, Església Plural abrirá en los próximos días una plataforma para que la comunidad católica de Cataluña haga llegar esta opinión a la Secretaría de Estado del Vaticano y a la Congregación de los obispos.

Aprovechamos para denunciar el oscurantismo y el secretismo que rodea los nombramientos episcopales. Hay que avanzar decididamente hacia fórmulas transparentes y participativas que permitan la intervención de la comunidad diocesana en la elección de quien deberá ser su obispo, esta debe ser una prioridad del pontificado de Francisco.

Església Plural

Barcelona 2 de mayo de 2014

———————————————————————————————————

Església Plural manifesta el seu rebuig frontal a un possible nomenament del cardenal Cañizares com arquebisbe de Barcelona.

 

Cañizares representa tot allò oposat al que la majoria de catòlics de Catalunya vol per l’Església del seu país.

 

El rebuig que suscitaria en la societat catalana, més enllà del món catòlic, seria molt gran i perjudicaria greument el prestigi de l’Església catalana.

 

Una decisió com aquesta podria situar l’Església catalana fora del debat polític i social, i fins i tot arribar a considerar la institució eclesiàstica com instrument al servei dels interessos aliens al país.

 

Església Plural posarà en marxa una campanya perquè la comunitat catòlica catalana faci arribar aquest rebuig al Vaticà.

 

 

Referent a la crònica que el periodista Enric Juliana ha publicat aquest matí a La Vanguardia sobre la creixent opció que el cardenal Cañizares sigui el substitut de l’arquebisbe Martínez Sistach al davant de l’arquebisbat de Barcelona, Església Plural vol manifestar:

 

Entenem la notícia com un globus sonda per copsar la reacció que aquest possible nomenament suscitaria en el món catòlic català i per tant considerem que cal respondre i deixar clara quina seria la postura de cada sensibilitat eclesial que conforma la comunitat catòlica de Catalunya.

 

Pel que fa a Església Plural, com a referent d’un ampli sector de l’Església catalana que s’identifica amb una sensibilitat oberta i progressista, clarament reformista, en la línia dels documents i de l’esperit del Concili Vaticà II que entén com a punt de partida d’una reforma a fons teològica, pastoral, moral i social de la doctrina catòlica, volem manifestar el nostre rebuig frontal a la possibilitat apuntada pel sr. Juliana que el cardenal Cañizares sigui nomenat arquebisbe de Barcelona.

 

Cañizares representa tot allò oposat al que la majoria de catòlics de Catalunya vol per l’Església del seu país. Des del punt de vista teològic i eclesial, Cañizares representa l’etapa doctrinal més fosca de Joan Pau II i Benet XVI. Des de la perspectiva pastoral representa l’anomenada església toledana, un model tancat, ultraconservador, clerical, inquisidor i amb clares enyorances pel nacional-catolicisme espanyol. Des de l’òptica político-social encarna l’església propera als poders, acrítica i en alguns casos col·laboradora en els interessos i estratègies dels grups de poder. Defensora a ultrança de la unitat d’Espanya.

 

No podríem entendre, si la notícia anés més enllà del mer tempteig de les reaccions que podria suscitar aquesta candidatura, com l’actual línia de renovació que sembla impulsa el papa Francesc pot encaixar amb el perfil del cardenal Cañizares, i més com a bisbe de la principal diòcesi d’un país, Catalunya, que, ara per ara, i amb totes les debilitats que li cal reconèixer, és on millor pot quallar el missatge pastoral de Francesc i que podria permetre una clara revitalització de l’Església catalana.

 

Des de la perspectiva social i política que viu Catalunya tampoc es pot entendre que el Vaticà consideri l’opció Cañizares. El rebuig que suscitaria en la societat catalana, més enllà del món catòlic, seria molt gran i perjudicaria greument el prestigi de l’Església catalana, ja de per si molt debilitat pels grans silencis i tebiors a que ens te acostumats l’actual episcopat.català. En un moment en que caldrà tenir tots els ponts oberts per afrontar els reptes de país, una decisió com aquesta pot situar, no només la jerarquia eclesiàstica, sinó fins i tot els grups i entitats catòliques, fora del debat polític i social, i fins i tot arribar a considerar la institució eclesiàstica com instrument al servei dels interessos aliens al país -i minoritaris en  la societat catalana- que combaten els anhels d’una àmplia majoria de ciutadans i ciutadanes de Catalunya, de poder decidir el seu futur col·lectiu de forma democràtica, cívica i pacífica.

 

Perquè ningú tingui dubtes que la posició de la majoria de catòlics i catòliques serà de rebuig frontal al nomenament del cardenal Cañizares o de qualsevol altra amb un perfil similar, Església Plural obrirà en els propers dies una plataforma perquè la comunitat catòlica de Catalunya faci arribar aquesta opinió a la Secretaria d’Estat del Vaticà i a la Congregació dels bisbes.

 

Aprofitem per denunciar l’obscurantisme i el secretisme que envolta els nomenaments episcopals. Cal avançar decididament cap a fórmules transparents i participatives que permetin la intervenció de la comunitat diocesana en l’elecció de qui haurà de ser el seu bisbe, aquesta ha de ser una prioritat del pontificat de Francesc.

 

Església Plural

Barcelona 2 de maig de 2014

 

 

 

 

 

 

El pasado sábado 26 de abril tuvo lugar en Santiago de Compostela la Asamblea de la Coordinadora de Crentes Galeg@s. En ella nos reunimos miembros de comunidades cristianas de base de las zonas de A Coruña, Vigo, Santiago y Lugo para reflexionar sobre las “Actitudes y acciones de rebeldía de nuestros grupos y comunidades”.
Después de revisar nuestras vidas y las de nuestros colectivos a la luz de las “Rebeldías de Jesús de Nazaret”, renovamos nuestros compromisos de colaborar en la transformación de la sociedad en esta hora de rebeldías tan necesarias. Entre otras, queremos destacar especialmente dos:
1. Denunciamos que la situación actual de crisis económica fue provocada por el sector financiero del capitalismo y agrandada y extendida por la aplicación de políticas restrictivas y de control del gasto público por parte de la Unión Europea, que son la causa del sufrimiento de millones de personas y familias empobrecidas por estas decisiones. Por eso, ante las próximas elecciones europeas, pedimos a la ciudadanía que participe pero que no vote a ninguno de los partidos que han apoyado este tipo de políticas.
2. De cara a uno reparto justo de la riqueza que entre todos y todas producimos, exigimos la implantación cuanto antes de una Renta Básica Universal que permita la vida digna de todas las personas.

COMUNICADO DA COORDINADORA DE CRENTES GALEG@S

 

O pasado sábado 26 de abril tivo lugar en Santiago de Compostela a Asemblea da Coordinadora de Crentes Galeg@s. Nela reunímonos membros de comunidades cristiás de base das zonas de A Coruña, Vigo, Santiago e Lugo para reflexionar sobre as “Actitudes e accións de rebeldía dos nosos grupos e comunidades”.

 

Despois de revisar as nosas vidas e as dos nosos colectivos á luz das “Rebeldías de Xesús de Nazaret”, renovamos os nosos compromisos de colaborar na transformación da sociedade nesta hora de rebeldías tan necesarias. Entre outras, queremos destacar especialmente dúas:

 

  1. Denunciamos que a situación actual de crise económica foi provocada polo sector financeiro do capitalismo e agrandada e estendida pola aplicación de políticas restritivas e de control do gasto público por parte da Unión Europea, que son a causa do sufrimento de millóns de persoas e familias empobrecidas por estas decisións. Por iso, ante as próximas eleccións europeas, pedimos á cidadanía que participe pero que non vote a ningún dos partidos que teñen apoiado este tipo de políticas.

 

  1. De cara a un reparto xusto da riqueza que entre todos e todas producimos, esiximos a implantación canto antes dunha Renda Básica Universal que permita a vida digna de tódalas persoas.

 

Santiago de Compostela, abril de 2014

 

El fin de semana del 25 al 27 de abril de 2014, nos hemos reunido diferentes grupos, organizaciones y personas a nivel individual para celebrar, con gozo y alegría, el V Encuentro Estatal del Área de Asuntos Religiosos de la FELGTB. Así, hemos compartido y celebrado nuestra fe y espiritualidad, que nos libera y dignifica como personas LGTB capaces de amar y nos coloca en solidaridad con la defensa de los derechos humanos, en especial de las personas LGTB, creyentes y no creyentes, en España y en todos los países del mundo.

 

Estos días hemos querido tener en cuenta los avances que hemos vivido así como los obstáculos que nos impiden llegar a tener los mismos derechos y obligaciones que el resto de creyentes.

 

Acogemos con esperanza el nuevo estilo pastoral del actual obispo de Roma, el papa Francisco.

 

Agradecemos y celebramos la acogida, acciones y voces en favor de nuestra igualdad que, cada vez con más frecuencia, vienen desde comunidades de fe y de teólogas y teólogos. Valoramos especialmente su valentía en los casos más comprometidos.

 

Valoramos también el avance de la sociedad en general hacia actitudes, comportamientos y legislaciones más inclusivas.

 

Una vez más recordamos y agradecemos el apoyo, el compromiso y la solidaridad de “Redes Cristianas” y de todas las comunidades y grupos que comparten nuestro camino desde hace tiempo.

 

Saludamos con gozo los pasos hacia la apertura e inclusividad de algunos obispos, pastores y colectivos cristianos, en especial los avances y visibilidad que se dan dentro de algunas comunidades de la Iglesia Evangélica Española (IEE), que ceden sus espacios, y comparten celebraciones con comunidades y entidades cristianas LGTB, afrontando el conflicto con sus propias iglesias. En el mismo sentido, destacamos la labor de la Comunidad Cristiana “La Esperanza” de Alcorcón (IERE).

 

Queremos mencionar a la Iglesia de la Comunidad Metropolitana (ICM), pionera en la lucha por los Derechos Humanos y en especial por los derechos de las personas LGTB, que apoya e impulsa acciones ecuménicas e interreligiosas enfocadas a la libertad de conciencia, la igualdad y la solidaridad de las personas creyentes.

 

Apreciamos la creación de organizaciones, comunidades, asociaciones y otros grupos cristianos que trabajan por y para las personas LGTB creyentes, como son “Protestants Inclusius” o la Comunidad Apostólica “Fronteras Abiertas”.

 

Renovamos nuestra apertura al diálogo y la colaboración con creyentes LGTB de otras religiones presentes en nuestro país.

 

Y por otro lado, lamentamos la actitud poco humana y evangélica de quienes deberían comportarse como pastores de sus respectivas Iglesias y se dedican a hacer públicamente comparaciones denigrantes, a condenar o a excluir a nuestras hermanas y hermanos.

 

Finalmente denunciamos a los líderes y a los grupos de presión que incitan al rechazo de la diversidad sexual y de género, al odio, a la discriminación, a la agresión, al encarcelamiento e incluso a la muerte de personas como nosotras.

 

Afortunadamente, cada vez somos más y nos sentimos más fuertes quienes queremos seguir trabajando por una iglesia y una sociedad más humana, solidaria, igualitaria e inclusiva.

 

Una novedad para personas y grupos con inquietudes

 

ATRIO.org ha programado un nuevo curso-taller, La era está pariendo un Corazón, que empezará el 30 de Abril y continuará, con ritmo semanal, hasta el 3 de agosto. El título, tomado de una canción que Silvio Rodríguez compuso al enterarse en 1967 de la muerte del Che, insinúa el carácter de búsqueda y esperanza que impregnará todo el contenido.

El objeto del curso-taller es reflexionar, entre todos los participantes, sobre el porvenir de la humanidad y la evolución que puja en todas las sociedades hacia una nueva consciencia espiritual y religiosa, con un componente contracultural y antisistema. El curso seguirá un libro de síntesis. El curso seguirá un libro de síntesis aún inédito, escrito por un doctor en Historia de las Américas, miembro de las comunidades cristianas de base en Cádiz (España): Ignacio (Nacho) Dueñas García de Polavieja. El título del libro es DE LAS RELIGIONES A LA ESPIRITUALIDAD. El camino de retorno hacia adelante. El libro será publicado y servido, en condiciones especiales, a los participantes en el curso antes de que este acabe.

 

El material para la reflexión, trabajo personal o de grupo y diálogo a través de comentarios, correrá a cargo del director del Curso, Oscar Varela, colaborador de ATRIO en experiencias semejantes. (Ver el curso-taller Leyendo a Marcos, que se desarrolló en 29 sesiones o unidades entre junio y diciembre de 2012).

 

Cada unidad del curso será introducida, con ritmo semanal, los martes a partir del 29 de abril. Consistirá en un destilado o esquema-resumen de un capítulo del libro. Este es el índice de las 15 unidades que comprende el curso.

 

Participación en el curso:

 

Al curso se puede acceder sin necesidad de inscribirse. Basta con acceder a portal ATRIO.org y buscar la entrada de cada martes. Quien quiera puede sin más entrar a comentar, aunque para los que entren por primera vez se les pedirá confirmación de la dirección de correo y un compromiso de atenerse a las normas de los diálogos en ATRIO.

 

Pero es posible una inscripción voluntaria al curso. Para ello deben escribir un e-mail a cursotaller@atrio.org expresando la voluntad de seguir el curso e indicando el nombre de la persona o el grupo que desea seguirlo, junto a datos sobre país y status profesional y eclesial. A los inscritos se les enviará una mayor información sobre los temas y podrán hacer preguntas privadas al autor del libro y al director del curso.

 

Por la inscripción o seguimiento de este curso, como todo lo que ofrece ATRIO, no hay que pagar nada. ATRIO se mantiene exclusivamente con aportaciones voluntarias. Quien quiera contribuir al portal y al curso puede hacerlo aquí

 

El Movimiento Internacional Somos Iglesia (IMWAC) reflexiona críticamente sobre la canonización de Juan Pablo II.

“Todo el sistema de las canonizaciones es ahora cuestionable y su democratización es esencial”, dice Dr. Martha Heizer, coordinadora del Movimiento Internacional Somos Iglesia (IMWAC). “La reforma del proceso de canonización debe ser añadida ahora a las otras reformas que ha empezado el papa Francisco sobre la gobernanza, transparencia y rendición de cuentas, son reformas esenciales si la Iglesia Católica está llamada a ser “Luz del Mundo”.

IMWAC cree que el proceso de canonización necesita ser democratizado y convertirse en algo que no sea un instrument politizado de la estrategia política del Vaticano. La canonización de ambos papas, junto a la mayoría de los papas fallecidos recientemente y ya en la escalera que lleva a la canonización, glorifica la naturaleza absoluta y la infalibilidad del papado a costa del resto del Pueblo de Dios.

La Iglesia tiene la tradición de celebrar las vidas de los cristianos que han vivido con virtud fuera de lo común  o han sufrido martirio añadiéndoles públicamente al calendario de los Santos. Sin embargo ha habido un desproporcionado énfasis en canonizar bajo esta tradición a clérigos y religiosas.

Somos Iglesia recuerda del Concilio Vaticano II (1962-65) la llamada universal a la santidad de todo el Pueblo de Dios según se proclama en la Lumen Gentium  : “cada uno/una  a su manera está llamado por el Señor a  la santidad perfecta así como el mismo Padre es perfecto” (Lumen Gentium, capítulo 11).

Reservas sobre la canonización precipitada

Mientras que  alabamos y nos alegramos de las vidas humanas y santas  de los papas Juan XXIII y Juan Pablo II, la  prisa sin motioe en la canonización del ultimo es causa de preocupación.  IMWAC cree que las reformas del Vaticano II casi se abandonaron en el pontificado del papa Juan Pablo II (como puede leerse en el documento de IMWAC del 16 de enero de 2011 cuyo enlace se adjunta).

La Constitución apostólica “Divinus Perfectionis Magister”  del 25 de enero de 1983, introdujo cambios en el proceso de canonización que redujeron el tradicional tiempo de espera de 50 a 5 años o menos entre la muerte de una persona y su nominación para la santidad y también fue abolida la figura del “abogado del diablo”. Ambos cambios radicales tuvieron como consecuencia no solamente el aumento de canonizaciones sino una menor atención a las contra indicaciones al hecho de que una persona pueda der canonizada rápidamente. Estos cambios han permitido que el papa Juan Pablo II vaya a ser canonizado en un tiempo record sin un abogado del diablo que argumente contra su inacción sobre el abuso sexual por parte de sacerdotes y contra su apoyo al abusador padre Maciel, fundador de los Legionarios de Cristo.

¿Significa esto que una vez que un clérigo es elegido papa la santidad es una consecuencia de su puesto en la Iglesia o lo que ocurre que solamente los santos son elegidos papas? Esta situación es contraria al espíritu del Concilio Vaticano II.

Además, debemos continuar examinando la relación entre la piedad popular y el mensaje evangélico radical de Jesús. La pompa brillante y la gloria de la Iglesia Católica medieval aparecerán de nuevo en la plaza de San Pedro el próximo domingo y ello estará en contradicción con las vidas de la mayoría del Pueblo de Dios, que vive en la pobreza, marginación y rechazo. Esta iglesia de los pobres ha sido desposada por el papa Francisco y le ofrecemos nuestro apoyo en el intento de transformación de la iglesia de la pompa en una iglesia de la solidaridad con los pobres, una iglesia que reflejará el Reino de Dios donde los últimos serán los primeros.

Roma, 23 de Abril de 2014
Movimiento Internacional Somos Iglesia (IMWAC)

Beatification of a controversial, contradictory Pope (Beatificación de un papa controvertido y contradictorio)

Comunicado de prensa de Somos Iglesia, 16 de enero de 2011

www.imwac.net/int/pdfs/11BeatifJPII/PR_20110116_Beatification_JP2_en.pdf

 

 

Contactos para los medios de comunicación

www.imwac.net/413/index.php/contact/contacts

 

TRAS LAS HUELLAS DEL PAPA FRANCISCO

 

Introducción

Un año después de la elección de Jorge Mario Bergoglio como Obispo de Roma nos alegra que las esperanzas que expresábamos en nuestro escrito de marzo de 2013 no se han visto defraudadas. La presencia en la Iglesiadel Papa Francisco, con sus palabras, su testimonio personal y las tareas de renovación que está comenzando, es una gracia de Dios que exige de todos nosotros una colaboración sincera y un esfuerzo para revitalizar el seguimiento de Jesús de Nazaret en nuestras vidas.

Se han podido leer en estos días infinidad de comentarios y reflexiones sobre la gran riqueza de aportaciones del Papa Francisco en sus homilías, discursos, entrevistas, y especialmente en su Exhortación apostólica La alegría del Evangelio. Por nuestra parte querríamos, en primer lugar, felicitar al Papa por su Exhortación Evangelii Gaudium, un programa misionero tan completo y tan fácil de leer, que ha llegado a nuestros corazones, nos ha animado y dado esperanza, que  presenta un análisis muy real de la situación actual del mundo, arrojando valientemente luz sobre aspectos clave para entender, desde la ética cristiana, qué está sucediendo y qué se nos pide como cristianos.

La Evangelii Gaudium es una novedad notable. No faltaron durante los dos últimos siglos encíclicas sociales, pero en ninguna de ellas se cuestionaba el sistema dominante. Lo extraordinario de este documento es que rompe una larga tradición de connivencia entre la institución eclesial y los sistemas socioeconómicos vigentes, en los que siempre estuvo confortablemente instalada.  Por eso es algo inaudito que el documento rechace la autonomía absoluta de los mercados y la especulación financiera que conduce a una economía de la exclusión, que denuncie la nueva idolatría del dinero, que gobierna en lugar de servir y señale como causa de violencia  la inequidad.

A la luz de este valioso documento quisiéramos hacer una reflexión sobre la realidad española.

 

VER

 Estamos viendo una sociedad con tantos problemas que no podemos menos que vivir angustiados, tanto más cuanto más sentimos como nuestras las necesidades de los demás.

Por una parte hemos visto la ayuda que recibieron los bancos, (el Banco de España cifra en 61.366 millones de euros las ayudas públicas a la banca desde 2009) y por otra, hemos visto y seguimos viendo desahucios tras desahucios, la mayor parte mandados ejecutar, sin ninguna contemplación, por los mismos bancos.

Por una parte, vemos que algunos, siempre demasiados, se apropian de dineros públicos, otros adeudan o defraudan al Estado, esto es, al pueblo español, incluyendo los más pobres. El futbol debe a Hacienda 3.600 millones de euros, sin contar las deudas del Madrid y del Barcelona. Y a la Seguridad Social 16,6 millones. El Fraude Fiscal, según Hacienda, se estima que es más de 42.000 millones de euros. Anotemos también las algunas cifras de la corrupción: en los ERE se investiga la malversación de 136 millones; Malaya, la cantidad récord defraudada: 500 millones; la Policía dice que la red de Correa movió 25,5 millones, la trama Gürtel estafó un mínimo de 120 millones de euros. Hacienda dice que Bárcenas defraudó 11,5 millones; Filesa supuso 6 millones

Y, por otra parte, observamos con dolor los recortes que este gobierno ha hecho en educación, sanidad y, lo que es aún peor, en los servicios sociales, lo que conlleva la desatención o deficiente atención de los más necesitados. Pongamos un par de ejemplos: Existen 189.427 personas a las que se les ha reconocido el derecho de acogerse a alguna de las ayudas de la ley pero siguen aguardando a recibir la prestación económica o el servicio del que son acreedores. A veces el recibir o no la prestación depende del lugar de residencia del beneficiario. En total, son 11 las regiones que incumplen el plazo máximo de seis meses para reconocer el derecho a acceder a una prestación. Los retrasos son “especialmente significativos” en Andalucía, Asturias, la Comunidad Valenciana y Extremadura, donde se superan los 300 días. Otro ejemplo de restricción lo tenemos en la atención sanitaria de los inmigrantes.

En las encuestas el paro se percibe como el principal problema que tiene España. Todos somos, pues, somos conscientes de su gravedad. Las cifras (del 4/2/2014) son aterradoras: El paro en Asturias subió en enero en 3.856 personas y llega hasta los 104.732 desempleados. En el conjunto de España, el número de parados registrados aumentó en enero en 113.097 personas, hasta contabilizar un total de 4.814.435 parados.

 

 

JUZGAR

No podemos menos que preguntarnos por qué las cosas son así. Todos estos males tienen unas causas estructurales que se pueden resumir en una: el capitalismo neoliberal productivo y financiero. Podemos ver esto en el paro existente. ¿Por qué no hay trabajo si hay tantas necesidades –individuales y sociales- sin satisfacer? Porque en este sistema sólo se crean puestos de trabajo que generen beneficios satisfactorios. El trabajo no está en función de las necesidades sino del beneficio a obtener.Es necesaria una mayor intervención del Estado para proteger los intereses de los más débiles. “Mientras no se resuelvan radicalmente los problemas de los pobres, renunciando a la autonomía absoluta de los mercados y de la especulación financiera y atacando las causas estructurales de la inequidad, no se resolverán los problemas del mundo y en definitiva ningún problema. La inequidad es raíz de los males sociales”. (Evangelii Gaudium n. 202).

Entre otras, creemos que también hay que señalar como causa de esta situación tan negativa que afecta a tanta gente, la carencia tan generalizada que se da hoy de criterios  humanísticos,  religiosos, éticos o morales, que sirvan de referencia a las tomas de las decisiones personales y a los comportamientos sociales, por una parte, y, por otra, impulsen al compromiso en el quehacer de un mundo mejor, sobre todo para aquellos que menos bienestar tienen. “…Tras esta actitud se esconde el rechazo de la ética y el rechazo de Dios. La ética suele ser mirada con cierto desprecio burlón. Se considera contraproducente, demasiado humana, porque relativiza el dinero y el poder. Se la siente como una amenaza, pues condena la manipulación y la degradación de la persona. En definitiva, la ética lleva a un Dios que espera una respuesta comprometida que está fuera de las categorías del mercado… La ética —una ética no ideologizada— permite crear un equilibrio y un orden social más humano”. (EG n.57). No hay valores que orienten las decisiones: vale lo que me favorece, aquello de lo que saco más provecho.

Las consecuencias de ese grandísimo poder dominante sin conciencia son obvias: mientras los ricos son más ricos, cada vez hay más pobres, marginados o excluidos,  la clase obrera está más explotada, los enfermos y los que están con necesidades de atención especial están menos atendidos o nada atendidos, a los inmigrantes se les niega la sanidad… Hay miedo a quedar sin trabajo y se pasa por lo que sea con tal de no perderlo, los que ya están en paro se desesperan al ver que pasa el tiempo y no encuentran un lugar donde puedan sacar un salario para sí y los suyos… Vivimos en un mundo de esclavos y además nos vemos impotentes para enfrentarnos a las fuerzas dominantes que, por otra parte, casi desconocemos, que están fuera del alcance de nuestra capacidad de acción, entre ellos los manipuladores financieros…

Podemos incorporar aquí el juicio lúcido y certero del Papa Francisco: “Mientras las ganancias de unos pocos crecen exponencialmente, las de la mayoría se quedan cada vez más lejos del bienestar de esa minoría feliz. Este desequilibrio proviene de ideologías que defienden la autonomía absoluta de los mercados y la especulación financiera. De ahí que nieguen el derecho de control de los Estados, encargados de velar por el bien común. Se instaura una nueva tiranía invisible, a veces virtual, que impone, de forma unilateral e implacable, sus leyes y sus reglas. Además, la deuda y sus intereses alejan a los países de las posibilidades viables de su economía y a los ciudadanos de su poder adquisitivo real. A todo ello se añade una corrupción ramificada y una evasión fiscal egoísta, que han asumido dimensiones mundiales. El afán de poder y de tener no conoce límites. En este sistema, que tiende a fagocitarlo todo en orden a acrecentar beneficios, cualquier cosa que sea frágil, como el medio ambiente, queda indefensa ante los intereses del mercado divinizado, convertidos en regla absoluta”.(EG n.56) Y estas otras del economista J. Torres: “… es necesario comenzar a asumir nuevas perspectivas de análisis e imperativos éticos diferentes. No tener miedo, en fin, a poner “patas arriba” una sociedad que se lo merece por injusta.”

ACTUAR

 

 Seguramente que somos muchos los que nos preguntamos: ¿y qué podemos hacer? Podemos ser altavoces de una voz que ha sonado clara y contundente pero que parece no haber tenido el eco suficiente ni en la sociedad ni en la Iglesia: la voz del Papa Francisco. Asumimos los juicios de valor que él ha emitido sobre nuestro mundo en su Exhortación “La alegría del Evangelio” y por eso decimos que efectivamente la humanidad está en manos de un sistema económico asesino, que mata. El sistema mismo propicia que cada vez haya más pobres, más marginados o excluidos. La inequidad es una de las principales características de nuestra sociedad. Además, “esto se vuelve todavía más irritante si los excluidos ven crecer ese cáncer social que es la corrupción profundamente arraigada en muchos países —en sus gobiernos, empresarios e instituciones— cualquiera que sea la ideología política de los gobernantes”. (EG n. 60). Denunciamos nosotros también la perversa organización social existente. Por eso, hemos de enfrentarnos a este sistema con todas nuestras fuerzas y todos nuestros medios: participando o apoyando los movimientos que luchen contra él, integrándonos o, al menos, votando a los partidos políticos que más se opongan al neoliberalismo productivo y financiero, comprometiéndonos en la lucha sindical o a través de asociaciones alternativas ciudadanas, culturales… etc. Todo tendría que estar unificado en una común lucha de liberación para poder conseguir quitarnos de encima el yugo implacable del neoliberalismo que nos oprime a todos, que nos empobrece a todos. Sólo unos pocos son excepción: los que son cada vez más ricos, que son aquellos a los que este sistema sirve.

También, siguiendo las pautas de Jesús de Nazaret, y las marcadas últimamente por nuestro Papa Francisco, hemos de ser solidarios acogiendo, acompañando y compartiendo lo que somos y tenemos con los pobres, marginados o excluidos, que han de ser los preferidos de nuestro compromiso social. “Para la Iglesia la opción por los pobres es una categoría teológica antes que cultural, sociológica, política o filosófica. Dios les otorga «su primera misericordia». Esta preferencia divina tiene consecuencias en la vida de fe de todos los cristianos, llamados a tener «los mismos sentimientos de Jesucristo» (Flp 2,5). Inspirada en ella, la Iglesia hizo una opción por los pobres entendida como una «forma especial de primacía en el ejercicio de la caridad cristiana, de la cual da testimonio toda la tradición de la Iglesia». (EG n. 198) (Ver 197 al 201)

Asumimos el compromiso de dar a conocer la Exhortación Evangelii Gaudium que dirige a los católicos el Papa Francisco, donde hace un análisis profundo de la realidad social y emite un juicio certero y valiente sobre los males que nos aquejan, invitándonos a  comprometernos en el quehacer de un mundo mejor.

 

 
Estas palabras, pronunciadas durante un acto religioso, ante las máximas autoridades del Estado, pretenden avalar y justificar, desde la religión, el uso de todos los medios para defender la ”sagrada” unidad de España. Sitúan el conflicto de Cataluña con el Estado en la esfera de la religión, en una causa ” divina”, en una cruzada contra el ”separatismo”.
Rouco es una persona perversa, fanáticamente perversa, que ve el mundo en blanco y negro, en buenos y malos, y piensa que los malos hay que perseguirlos hasta las últimas consecuencias.
Las palabras del cardenal Rouco, durante la homilía de ayer en los funerales de Adolfo Suarez, son de una gravedad y perversidad inmensa, que no pueden ser pasadas por alto: ”[ Hablando de Suarez]… quería superar para siempre la guerra Civil: los hechos y las actitudes que la causaron y que la pueden causar”.
La evidente identificación que hace de las causas de la Guerra Civil con la voluntad de Cataluña de recuperar su soberanía para decidir su futuro, no hace más que situar el foco del origen de la misma en esta cuestión y por tanto situarnos, a los catalanes, en el bando de los perversos y moralmente desviados, bien al contrario de los españoles que, según sus tesis, encarnan la bondad de la unidad y la solidaridad.
Las palabras de Rouco no son una reflexión en voz alta que manifieste un temor, son una llamada a los que él considera los únicos nacionalistas buenos, los españoles, a defender los valores moralmente inmutables que representa la unidad de España. Rouco dice que si no cambian las actitudes reivindicativas de los catalanes no se puede descartar la vía de la violencia para restaurar el orden ”divino”. Estas palabras, dichas en un acto religioso ante las máximas autoridades del Estado, pretenden avalar y justificar, desde la religión, el uso de todos los medios para defender la ”sagrada” unidad de España. Sitúan el conflicto de Cataluña con el Estado en la esfera de la religión, en una causa ”divina”, en una cruzada contra el ”separatismo”.
Alguien puede pensar que vamos muy lejos en la interpretación de las palabras de Rouco, a estas personas les recordamos que el cardenal de Madrid no ha dejado pasar ninguna oportunidad para cargar contra lo que él llama ”nacionalismos excluyentes” (evidentemente en referencia al nacionalismo catalán), contra la ”inmoralidad de la autodeterminación” (derecho que niega).  Les recordamos la violencia verbal, el uso de la mentira y los insultos que de manera reiterada emplean los medios de comunicación de la Conferencia Episcopal Española (COPE, 13TV, Alfa & Omega, etc) contra el proceso catalán. Así como también las instrucciones pastorales que ha publicado la CEE y que de manera reiterada han ido recordando tanto Rouco como el anterior secretario de la CEE, Martínez Camino.
Rouco es una persona perversa, fanáticamente perversa, que ve el mundo en blanco y negro, en buenos y malos, y piensa que los malos hay que perseguirlos hasta las últimas consecuencias. No importan los medios ni las consecuencias. Pero esta ”enfermedad” de Rouco ha contagiado también una notable parte del episcopado español, ¿como se puede entender sino el apoyo que siempre ha encontrado en el seno del la CEE en una amplia mayoría de obispos?
Las palabras de Rouco no pueden quedar sin respuesta, y ésta corresponde, en el caso de Cataluña, al Gobierno de la Generalidad y a los obispos de aquí. Parece que el cardenal Martínez Sistach estaba a su lado en el funeral, y el presidente Mas entre los asistentes, y por tanto escucharon en directo la homilía. Más allá de que en privado se le haya recriminado el discurso, lo desconozco, se impone una condena pública. Los ciudadanos y los fieles de Cataluña la esperamos.
Església Plural
Barcelona, 1 de Abril de 2014.
  
 

ANTE EL DETERIORO DE LOS SERVICIOS PÚBLICOS

 

Los miembros del Grup de seglars i rectors del dissabte queremos ofrecer al conjunto de la población nuestra reflexión sobre la situación actual de los servicios públicos en nuestra sociedad.

 

Constatamos un deterioro generalizado de los bienes y servicios que el Estado ha de garantizar a toda la ciudadanía, de acuerdo con la Constitución española y la Declaración de los Derechos Humanos. Este deterioro, que se pone de manifiesto en los tres ámbitos fundamentales de educación, sanidad y servicios sociales, agrava la situación de empobrecimiento de la población y genera nuevos problemas que afectan especialmente a sus sectores más vulnerables: mujeres, personas con discapacidad, menores, ancianas, inmigrantes y sin-techo.

 

► En lo que respecta a la sanidad, la falta de material o de su mantenimiento adecuado y las condiciones laborales del personal sanitario repercuten negativamente en la calidad de la atención a las personas enfermas. Si éstas no tienen reconocido el derecho a la asistencia sanitaria gratuita, dejan de acudir a consultas médicas por miedo a generar facturas que no podrán abonar, lo cual pone en riesgo su salud y la del resto de la población. El copago farmacéutico, con la interrupción de tratamientos que no se pueden asumir económicamente (incluso de salud mental), contribuye también a la disminución del nivel de protección de la salud.

 

► La calidad de la enseñanza pública se ve afectada, asimismo, por las decisiones políticas y económicas actuales, con un empeoramiento de las condiciones laborales del personal y de la situación del alumnado (aumento de la ratio por clase, falta de recursos materiales y dificultades para acceder a recursos educativos y de tiempo libre y a ayudas de comedor, libros y material escolar), y con una marginación creciente de la enseñanza en valencià, a la que se le ponen cada vez más obstáculos.

 

► Los recortes en personal y recursos económicos en el ámbito de los servicios sociales afectan gravemente a la población más empobrecida y también a un sector más “normalizado” que, a raíz de la crisis, se ve abocado a pedir ayudas por pérdida del trabajo y/o de la vivienda. Las personas pensionistas, por constituir la única fuente de ingresos fijos, se están convirtiendo, muy frecuentemente, en factor “reagrupador” de descendientes que, por falta de recursos, no pueden mantener una vida autónoma y vuelven, incluso con cargas familiares. Así se precariza también la situación económica de pensionistas que ven aumentar los gastos y disminuir el poder adquisitivo de su pensión. Asimismo, las personas con discapacidad se vuelven más vulnerables por la situación de desempleo y empobrecimiento, sufriendo una disminución de su calidad de vida: las entidades del sector les ofrecen menos servicios porque se reducen sus fondos; las personas no dependientes quedan fuera del sistema de la Ley de Autonomía Personal y las dependientes ven recortadas sus prestaciones: muchas veces las personas cuidadoras han de trabajar fuera de casa por motivos económicos y las solicitudes de plazas residenciales y de servicios domiciliarios quedan desatendidas.

 

Ante toda esta situación de empobrecimiento generalizado y de pérdida de calidad de vida, reafirmamos, una vez más, la centralidad y la prioridad de la persona humana por encima de cualquier interés político, ideológico o económico.

El lamento de las víctimas de esta crisis económica provocada por la injusticia estructural del sistema capitalista, retumba en nuestros oídos permanentemente y golpea nuestras conciencias para que no permanezcamos indiferentes (cfr. Éx.3).

Los recortes en los servicios públicos para dedicar los recursos a sanear la economía de los bancos y del poder financiero, hacen patente la inhumanidad del sistema económico que hemos construido. Para él, lo prioritario no es la persona sino el capital, al cual ha convertido en ídolo y se lo sacrifica todo. Con el Papa Francisco tenemos que decir que el sistema neoliberal imperante hoy en el mundo, está basado en una economía de la exclusión y la desigualdad que mata. Y mata fundamentalmente a las personas pobres. Afirmamos con rotundidad que el neoliberalismo es la muerte de la democracia y el fracaso del plan de Dios sobre la humanidad. La destrucción de vidas humanas y la pauperización generalizada que produce en la inmensa mayoría de la población mundial, nos llevan a afirmar, con toda objetividad, que este sistema representa un auténtico terrorismo de Estado.

 

Por eso es necesario comprometerse en la transformación radical de esta sociedad, para construir una alternativa más humana y solidaria en la que:

 

• Todo se ponga al servicio de los seres humanos, especialmente los más empobrecidos.

 

• Se garantice a todo el mundo la vivienda, la salud, la enseñanza y el trabajo dignos.

 

• Se asegure la calidad de los servicios públicos evitando convertirlos en negocio privado.

 

• Toda la ciudadanía pueda disponer de una renta mínima para vivir dignamente.

 

• El capital y las finanzas estén controlados por los poderes públicos.

 

• Se asegure unos servicios sociales adecuados, que atiendan verdaderamente a los sectores más vulnerables para que puedan vivir con dignidad.

 

• Haya justicia distributiva real para que el bien común prevalezca sobre el bien privado.

 

• Se implante una política fiscal justa (con un gravamen relativo al poder adquisitivo) e intolerante con la evasión de capitales y la corrupción.

 

Es, pues, necesario y urgente recordar, en estos momentos, las palabras de M. Gandhi: “Cuando una ley es injusta, lo correcto es desobedecer”. Esta conciencia crítica llevará a la movilización de tota la ciudadanía para recuperar el protagonismo y la participación de la sociedad civil, con el fin de hacer posible un cambio real de las estructuras que dé paso a un sistema más justo e igualitario.

 

València, marzo de 2014

 
La iglesia y su presencia social es objeto de debate tanto por parte de creyentes como de no creyentes.
Con la elección del papa Francisco se han ido produciendo cambios en la iglesia que han llenado a unos de esperanza y a otros de perplejidad. Asimismo en el 2015 se celebrará el cincuenta aniversario de la clausura del Concilio Vaticano II, motivo por el cual muchos colectivos cristianos están realizando una revisión a fondo tanto de los logros como de las frustraciones que se han venido produciendo en el largo periodo post-conciliar.
En este contexto un colectivo de Comunidades y Grupos Cristianos de Tenerife quiere suscitar el diálogo sobre tres líneas de reflexión que nos parecen retos urgentes para la iglesia en este momento.
1. El poder en la iglesia,  13 y 14 de febrero de 2014
2. La mujer en la iglesia, 27 y 28 de marzo de 2014
3. Creyentes en Jesús en un mundo injusto, la iglesia de los pobres,  22 y 23 de mayo de 2014
LUGAR: CENTRO DE CULTURA POPULAR, calle Daute, La Laguna
Hora: 19:00
 

CONTRA LA PEDERASTIA: VERDAD, JUSTICIA Y REPARACION

Nota de Cristianas y Cristianos de Base de Madrid. Marzo 2014.

http://www.nodo50.org/iglesiadebase/

 

1.-Los hechos denunciados por la ONU

La Comisión para la Protección de los Derechos de los Niños, de las Naciones Unidas,  ha hecho público, a primeros de Febrero de 2014, un duro Informe en el que acusa explícitamente a la jerarquía de la Iglesia Católica (en adelante IC) de ser responsable de numerosos abusos cometidos con menores en sus instituciones (parroquias, colegios, seminarios, orfanatos, etc.).  El hecho no es nuevo, pues la pederastia es un cáncer que viene minando desde hace tiempo el prestigio de la I.C. con escándalos que van saltando a los medios en muchas ocasiones y en muchos países. Pero ahora se ponen cifras aproximadas: estos hechos afectan a decenas de miles de clérigos en muchas partes del mundo.

El informe de la ONUes duro, pero ponderado. Reconoce algunos esfuerzos de la jerarquía de la IC, al aprobar ciertas medidas para prevenir tales abusos a menores. Pero subraya que han sido muy insuficientes y denuncia de modo explícito la opacidad y el sistemático encubrimiento que la IC está practicando con los abusadores,    “… transfiriendo de una parroquia a otra, o a otros países, a abusadores de niños bien conocidos”.

A ello cabría añadir la incalificable práctica de amenazar con penas  de excomunión a algunos de los denunciantes, por el afán de anteponer la propia reputación de la IC a la defensa de las víctimas de estas tropelías, los niños y jóvenes abusados.

Ante estos reiterados hechos, la Comisión  para  la protección de los derechos de los niños, de Naclones Unidas, exige a la IC que “destituya de sus cargos y entregue a la Justicia a todos aquellos que sean culpables de abusos sexuales a menores”, para lo que pide al Vaticano que haga público el contenido de sus archivos.

2.- La respuesta del Vaticano ante el informe: al contraataque

A pesar de las tímidas medidas tomadas por la IC, incluido el reciente anuncio del Papa Francisco de crear una Comisión específica para investigar los casos de pederastia que se han dado en la IglesiaCatólica, cuya composición y funciones aún no se conocen,  la reacción del Vaticano a la publicación del Documento de la Comisiónde Naciones Unidas ha sido de “contraataque”, intentando descalificar a dicha Comisión. Se la acusa de faltar a la verdad. La Notaoficial dice que el Vaticano “lamenta ver, en las observaciones conclusivas, un intento de interferir en la enseñanza de la Iglesia Católica sobre la dignidad de la persona humana y en el ejercicio de la libertad religiosa” (Comunicado dela Oficina de Prensa dela Santa Sede, 5.02.2014).

Ningún reconocimiento de culpa, ninguna petición de perdón, ningún  propósito de cambio radical, de cesar en el ocultamiento y la impunidad de los abusadores y de proteger y defender realmente a las víctimas, los seres más desprotegidos y vulnerables, los menores.

¿Hasta cuándo va a seguir el Vaticano con su tradicional estrategia de culpar al mensajero o al testigo? De momento sigue la estela de lo que ya en 2002 expresaba el entonces cardenal Ratzinger (Univ. Murcia, 2002): “Estoy convencido de que la presencia mediática constante de los pecados de los sacerdotes es una campaña planeada. El porcentaje de esos escándalos no es más alto que en otras categorías profesionales e incluso es menor. Hay un deseo expreso de desacreditar a la Iglesia”.  

 Estas palabras no dejan de escandalizarnos. Se suponía que los “sacerdotes”  no  eran una profesión comparable a cualquier otra; que tenían cierto deber de ejemplaridad, de ser irreprochables. Pero parece ser que no.

3.- Contra la impunidad, reforma estructural de la Iglesia Católica

La valoración moral de estas conductas, no puede ser más que negativa.  Arrebatar a los niños y jóvenes su dignidad, causándoles graves daños psíquicos y mentales es, cuando menos, un ejercicio de crueldad insoportable que solo puede esperar el rechazo más absoluto del conjunto de la sociedad y, desde luego, de los cristianos.

Pero no basta la condena moral. Para que la IC pueda mirarse en el espejo, urgen cambios radicales en su propio seno. Porque no estamos sólo ante un  problema de conductas individuales, sino ante un mal estructural.  El gran pecado de la Iglesia no es tener manzanas podridas en su seno, sino mantenerlas y protegerlas.  Las prácticas de pederastia ponen de relieve que es necesario y urgente una reforma profunda de la Iglesia–institución, eliminando todas las estructuras de poder y autoridad no democráticas, y cuestionando la misma realidad del Vaticano como Estado.

Para que el Cristianismo pueda tener credibilidad en el mundo de hoy, son necesarios cambios radicales en el seno de la IC. Sólo desde las cenizas podrá  resurgir una nueva Iglesia. Y el primer paso para ello, deberá ser reconocer públicamente los delitos de pederastia cometidos y ocultados, poner fin a la impunidad de los abusadores, abrir los archivos de la Iglesia a la Justicia civil,  pedir perdón, y adoptar medidas de reparación del daño causado.

En esta hora de vergüenza pública, los cristianos de base reclamamos de la Iglesia Católica,  ¡Verdad, Justicia y Reparación!

 

 

“CARTA ABIERTA” DE LA COMISIÓN PERMANENTE DEL FORO”CURAS DE MADRID”

A D.  RICARDO BLAZQUEZ, ARZOBISPO DE VALLADOLID Y

NUEVO PRESIDENTE DE LA CONFERENCIA EPISCOPAL

 

Sr. Arzobispo, D Ricardo Blázquez, los miembros de la Comisión Permanente del Foro “Curas de Madrid” saludamos con gusto y esperanza su elección como nuevo Presidente de la Conferencia Episcopal  Española.

Sabemos que tiene ante sí una importante y compleja tarea, que, sin duda, intentará llevar a cabo en sintonía pastoral con el papa Francisco, obispo de Roma, de cuya elección está ahora a punto de cumplirse un año.

Él, a lo largo de estos meses en múltiples ocasiones, con gestos y de palabra y por escrito, ha mostrado una gran sensibilidad ante los sufrimientos y las injusticas que padecen los más desfavorecidos de la sociedad en cualquier parte del mundo, para sorpresa y alegría de muchos. Es lo que cabría esperar que hiciera cualquier persona que se proclame seguidora de Jesús de Nazaret, pero cómo por desgracia no siempre ocurre, llama la atención.

Causa escándalo ver el desprecio que algunos individuos concretos que se dicen cristianos y hasta alardean de ello manifiestan hacia los enfermos, los pobres, los desvalidos y los marginados. Pero más sorprende aún que se permita que actúen de este modo  en instituciones o desde instituciones que son propiedad de o están gestionadas por la Iglesia católica.  Tal es el  caso en España de dos importantes medios de comunicación estrechamente vinculados a la Conferencia Episcopal, TV13 y la Cope, en los cuales algunos de sus periodistas y muchos de los invitados a las tertulias políticas muestran día tras día un claro desprecio hacia los que sufren las múltiples penalidades que todavía causa y consiente nuestra sociedad.

Por ello, deseándole éxito en su nueva tarea pastoral, nos permitimos sugerirle que, como signo de que desea que la Iglesia española en lo tocante a su compromiso social se mueva en la línea marcada por el Papa, proceda lo antes posible a impedir que desde la programación de los dos medios citados se siga actuando de ese modo, que es fuertemente criticado, y con razón, por quienes lo contemplan desde fuera de la Iglesia y causa vergüenza a muchos de los que lo vemos desde dentro.

 

Cuente con nuestra sincera colaboración y reciba un cordial saludo.

Comisión Permanente del Foro “Curas de Madrid”

 
Nota de prensa
12 de Marzo de 2014 – 14.45 horas
Església Plural considera que Blázquez es, en estos momentos, el candidato más idóneo para relevar Rouco porque el objetivo principal que debe tener la CEE es el de cerrar definitivamente la etapa anterior que se ha caracterizado por un ejercicio del poder despótico y por una línea de acción, en determinados sectores del episcopado español, muy cercana al nacional-catolicismo.

El obispo Blázquez no es, a nuestro parecer, la persona más idónea para impulsar a la Iglesia española en la línea de renovación iniciada por el papa Francisco, pero si para esta fase de sanación y reconciliación en el seno de la CEE.
Esta mañana se ha conocido la elección del obispo Ricardo Blázquez como nuevo presidente de la CEE en sustitución del cardenal Rouco.
Església Plural considera que Blázquez es en estos momentos el candidato más idóneo para relevar Rouco porque el objetivo principal que debe tener la CEE es el de cerrar definitivamente la etapa anterior que se ha caracterizado por un ejercicio del poder despótico y por una línea del episcopado español muy cercana al nacionalcatolicismo. El cardenal Rouco y su entorno más cercano ha representado la imagen más oscura y anticristiana de la Iglesia, lo que ha dejado importantes heridas que ahora habrá que curar antes de poder emprender una nueva etapa de renovación.
El obispo Blázquez no es, a nuestro parecer, la persona más idónea para impulsar a la Iglesia española en la línea de renovación iniciada por el papa Francisco, pero si para esta fase de sanación y reconciliación en el seno de la CEE.
Consideramos que hay dos urgencias que Blázquez debería de afrontar lo antes posible:
En primer lugar rehacer el equipo de Añastro, la sede de la CEE, y limpiarlo de todas aquellas personas, conductas, roles y dependencias que no sea posible reconducir y puedan significar un lastre en el trabajo del nuevo presidente y sus colaboradores.
Después, trabajar a fondo el cambio de mentalidad indispensable de buena parte del episcopado y, junto con el Nuncio, procurar su rápida renovación y el nombramiento de personas sensibles y comprometidas con la línea que impulsa Francisco.
Como medidas concretas que Blázquez debería emprender, a corto plazo, para dar un mensaje claro de cambio, se debería abordar:
1. – El Cambio profundo de orientación y prioridades en el discurso de la cúpula episcopal española. En este sentido es inaplazable una declaración episcopal en favor de las víctimas de la crisis y de denuncia clara de la corrupción y la especulación que se ha instalado en las élites dominantes.
2. – El cambio de rumbo radical en los contenidos, conductores y opinadores de los medios de comunicación controlados por la CEE, especialmente de la COPE y 13TV
3. – Un ejercicio de transparencia económica sobre las finanzas de la Iglesia y priorizar los recursos destinados a los más pobres.
En clave catalana consideramos que se necesitan dos gestos a muy corto plazo:
El primero, el reconocimiento y el respeto por la singularidad de la Iglesia catalana y la autonomía que debe tener para posicionarse respecto al proceso de autodeterminación que está llevando a cabo el pueblo catalán.
El segundo, una relectura, por parte de la CEE, de la Doctrina Social de la Iglesia en cuanto a los derechos de las naciones, y en concreto al derecho de autodeterminación de los pueblos.
La Iglesia española se juega mucho en este proceso. El cambio que se derivó del Vaticano II llegó en medio de la dictadura de Franco, con una jerarquía mayoritariamente contraria a los cambios conciliares. Cuando el episcopado español comenzaba a distanciarse del nacional- catolicismo, fue elegido Juan Pablo II y empezó un proceso de restauración que impidió la consolidación del cambio iniciado en la etapa Tarancón. La etapa Rouco es el máximo exponente del retorno a una especie de neo- nacional- catolicismo. Ahora hay una nueva oportunidad que habrá que aprovechar para que la voz de la Iglesia recupere prestigio o lo pierda definitivamente por mucho tiempo.
Església Plural
Barcelona, 12 de marzo de 2014.
 
 

En esta sección irán apareciendo de vez en cuando noticias de grupos de América Latina que mantienen contacto con Redes Cristianas, empezamos con

Grupo integrante del Espacio Parroquia Universitario, de Montevideo.

“La Parroquia cuenta con unos 200 participantes activos. En ocasiones se juntan firmas. En otras se hacen plenarios En este caso, la redacción del texto sobre África fue realizada en un plenario de unas 30 personas. Ello fue debido a dos circunstancias. La primera es que aquí el Carnaval es largo, y una de las manifestaciones populares de amplia raigambre. Un Arte, así con mayúscula en donde la integración de clases y razas se celebra con alegría. Y donde el tema religioso se expresa en forma respetuosa y ecuménica. La otra, es que una Asamblea de Programa del Año se realiza el próximo sábado 15 de marzo.”

 

 

 

PERSPECTIVA SOCIAL DE RESPONSABILIDAD  EN LA CONSTRUCCIÓN INTERNACIONAL DEL REINO

Un pequeño grupo, en un pequeño país, (Uruguay); siente la necesidad de elevar su clamor ante los graves problemas de África. Como hijos del Padre, nos conmueve la situación, en la que viven y mueren nuestros hermanos de diferentes sensibilidades. Queremos dirigirnos a todos los seres humanos de buena voluntad, siendo conscientes y asumiendo toda la historia social de la que somos herederos. Nos sentimos así porque Jesús nos enseñó atender a las personas en emergencia aún cuando estén transitando por otro sendero.

La sociedad actual, en muchos países de América Latina ha sido construida con aportes de personas, provenientes de diferentes continentes. Una contribución importante la ha aportado el continente africano. Durante parte de nuestra historia, llegó población africana, secuestrada y transportada como forma de extraer recursos de África y América Latina. Y no fue menor su contribución a la Independencia de nuestros países.

Hoy África no puede parar la desertificación, se suceden las hambrunas y se sufren verdaderos holocaustos. Hay causas históricas que explican lo que está sucediendo. Los cristianos debemos asumir esa cruda realidad en actitud profética. Por eso nuestro clamor dice que no habrá posibilidad de esquivar la crisis internacional, si no se incluye una verdadera política de solidaridad humanista con África.

Los países del continente no necesitan dádivas que encubran la corrupción que alimentan y de la que son cómplices quienes adoran el ídolo dinero. Lo que se necesita con urgencia es el crecimiento de la ayuda internacional humanista, respetuosa de las tradiciones y anunciadora de la actitud de Cristo. Una convivencia de hermanos, que busque respuestas conjuntas poniendo nuestra disponibilidad a los problemas presentes. Confiados que la misma sirve y respeta la intención del espíritu que llama a construir el reino en tierras africanas.

 

No podemos dejar de tener presente en nuestras oraciones a aquellos obispos, imanes, sacerdotes, religiosos y religiosas que en condiciones extremas interpretan el espíritu. Y ponen su vida a favor  del diálogo interreligioso que trata de frenar el odio y terrorismo, funcional a los fabricantes y traficantes de armas.

Es en esta situación que valoramos la próxima visita de nuestro hermano Francisco al medio oriente, en una peregrinación que busca profundizar la construcción de salidas pacíficas, y abrir caminos para quienes se ven obligados a la inmigración.

Y estamos seguros, que en este año hará propuestas que comprometan a todos los organismos, comunidades y cristianos en general. Por adelantado asumimos el compromiso de hacer todo lo posible para el éxito de estrategias que planteen nuevas formas y métodos de actuar en la emergencia.

Sin duda que es absolutamente imprescindible que todos los organismos de la Iglesia en el campo de sus competencias, incrementen el apoyo a todas las iniciativas y elaboren Programas y Proyectos alejados de todo burocratismo.

Estimamos que este esfuerzo merecerá el acompañamiento ecuménico y la apertura de nuevas formas de diálogo interreligioso. Todos los organismos internacionales humanitarios que puedan deberán tener las puertas abiertas para su accionar. Y desde luego es deseable que puedan elaborar una programación convergente.

Muy especialmente, hacemos un llamado a los organismos de la comunidad internacionales, a que pongan en obra medidas desburocratizadoras para que la ayuda llegue a quienes realmente la necesiten.

Concomitante con ello, solicitamos estrategias que permitan a las personas volver a sus pueblos y regiones, recobrando el Don de la libertad que permite crear y recrear y poder hablarle al Padre.

En ese esfuerzo nadie puede excluirse es una tarea de todos los seres humanos, para frenar el holocausto.

Porque todos asumamos nuestras responsabilidades, y estemos junto a Francisco oramos intensamente.

 

 

El Movimiento Internacional Somos Iglesia se alegra del cambio de rumbo impulsado por el papa Francisco

 

Hace un año la Iglesia Católica demostró que tenía capacidad real para reformarse a sí misma. Una reforma que anhelábamos y esperábamos desde hacía mucho tiempo.  La renuncia de Benedicto XVI fue el instrumento que permitió la elección de Francisco, la cual ha dado esperanzas a los cristianos sobre el posibilidad de un cambio de rumbo en la Iglesia.  La crisis en lo más alto de la Iglesia había llegado a tales niveles que es imposible no creer que el Espíritu Santo está detrás de estos hechos.

 

El papa Francisco ha puesto el Evangelio y la alegría de vivir el momento presente en el centro de su ministerio. Aquellos que se han sentido sanados y salvados por la Palabra de Jesús pueden, por tanto, amar mucho, perdonar y compartir el sufrimiento de todos.

 

Éste es el mensaje básico de Francisco,un mensaje sencillo para las personas normales y corrientes, para todos aquellos que son pobres de espíritu y de quienes es el reino de los cielos. Este mensaje ha sido oscurecido durante demasiado tiempo. Con frecuencia en muchas situaciones ha sido apenas visible, enterrado por la realidad agobiante de la Iglesia. Ahora todo es más fácil. Había una gran expectación sobre que esto pudiera ocurrir. Los movimientos de base siempre han querido que el mensaje de Jesús  fuera más visible y comprensible, incluso para aquellos que no son creyentes o que están en búsqueda de la verdad.

 

El papa Francisco es para nosotros, con algunas contradicciones, un intérprete de estas esperanzas y expectativas:

 

  • La Iglesia, si es pobre y de los pobres, nunca puede apoyar los valores negativos del mundo que amenazaron la paz mundial al principio de este milenio. La Iglesia debe dar testimonio de los valores alternativos de justicia y poner énfasis en la paz, la libertad y el respeto por los derechos de cada hombre y cada mujer.
  • En nuestro mundo globalizado la economía aún sigue mereciendo el juicio de las duras palabras de Jesús a los mercaderes del templo (Marcos, 11,15).  Estas palabras se han pronunciado de nuevo, con términos actuales, en los párrafos 53-56 de la Exhortación Apostólica Evangelii Gaudium, escrita por el Papa Francisco en noviembre. De este modo, la Iglesia se aleja de su posición predominantemente europea y occidental para ser creíble a los ojos de las personas del Sur.
  • Aquellos que intentan vivir según el Evangelio y llevar el Evangelio al mundo, escuchan, comprenden, practican la misericordia y participan en lo que ocurre en los márgenes de la existencia. Saben que hay una jerarquía de verdades y mandamientos. El “sábado” y la doctrina no deben nunca prevalecer sobre la solidaridad y la buena voluntad. Los ministerios significan algo si expresan una atención pastoral que va más allá de la aplicación rígida de la  ley canónica. El sufrimiento del Pueblo de Dios respecto a los temas de la sexualidad y de la familia tiene que ser oído, y ello ha empezado a pasar.
  • Toda la estructura de la Iglesia y en concreto su organización central, debe ser descentralizada. Esto se aplica no solamente a la relación del Vaticano con los obispos sino también al papel del Pueblo de Dios (cfr. Evangelii Gaudium, 102) si el evangelio se quiere llevar a todas las culturas en el mundo y se pretende practicar la unidad en la diversidad. La estructura necesita potenciar las muchas energías que están presentes en todas partes en la Iglesia, de manera que las personas sean realmente los actores que lleven las riendas en la nueva evangelización. Una reducción del peso y tamaño de la Curia Romana se requiere para esta reforma radical, la cual es esencial para un nuevo ecumenismo en el cual todas las Iglesias cristianas sean iguales.
  • La corrupción debe ser erradicada y las estructuras financieras organizadas de acuerdo con el evangelio y sus planteamientos de pobreza, austeridad y ayuda a los pobres. Esperamos con interés un debate auténtico  sobre los símbolos, el poder y la diplomacia utilizados por el Vaticano como Estado en el escenario mundial.

 

Estos puntos, propuestos por el nuevo Obispo de Roma, tienen una amplia aceptación del Pueblo de Dios para que sean un cambio claro con respecto a la situación anterior.

 

No sabemos si habrá éxito. Puede ser algo lento o solo algo parcial. Nuestra esperanza es que estos cambios se verán cada vez más como la esencia y la acción de cada creyente y de la comunidad cristiana. Confiamos en el Espíritu Santo.

 

Nos preocupa que estas expectativas de reforma puedan ser defraudadas. Somos conscientes de la fuerte resistencia que las estructuras clericales han intentado organizar.  Por esa razón, el Movimiento Somos Iglesia mantendrá su independencia del control de la jerarquía y continuará expresando su opinión sobre el papa Francisco y su curia con libertad absoluta.

 

Esperamos que Francisco reconocerá explícitamente pronto el papel de aquellos que, inspirados por el Concilio Vaticano II, han expresado opiniones críticas. Algunos han hablado a título personal y otros como grupos organizados. Ellos han contribuido a que emergieran y se difundieran opiniones que solamente se fortalecerán en el futuro. Muchos teólogos y teólogas críticos, sacerdotes y  hombres y mujeres laicos han sido excluidos injustamente durante años. Esperamos que sean readmitidos completamente para contribuir plenamente en sus comunidades eclesiales.

 

La Iglesia, según este Nuevo rumbo, debe acoger a todos y hacer participar a todos en esta nueva evangelización genuina. Ponemos nuestra esperanza y confianza en Francisco. ¡Que el Espíritu Santo le ilumine!

 

Contacto con los medios de comunicación:
Christian Weisner, Tel: +49-172-5184082, media@we-are-church.de
www.imwac.net/413/index.php/contact/contacts: Página web www.we-are-church.org/

 

El Movimiento Internacional Somos Iglesia se fundó en Roma en 1996 y está representado en más de veinte países de todos los continentes y trabaja en coordinación con grupos afines de reforma en todo el mundo. Somos Iglesia es un movimiento internacional dentro de la Iglesia Católica Romana e impulsa la renovación sobre la base del Concilio Vaticano II (1962-1965).  Somos Iglesia empezó en Austria en 1995 con una campaña de recogida de firmas sobre la Iglesia.

 

© 2012 Redes Cristianas Suffusion theme by Sayontan Sinha