VII ENCUENTRO DE REDES CRISTIANAS
23 y 24 de octubre de 2021

 

Religión Digital

El coordinador federal de ´Cristianos Socialistas´ visitó ayer Málaga para arropar la creación de este grupo en el ámbito provincial. Tras la nota de los obispos, Carlos García Andoin, asegura que “entre cristianismo y socialismo hay afinidad”, que el Psoe “no esun partido abortista” o que “se puede ser socialista y católico”, porque el “78 por ciento de lso votantes del PSOE son católicos”. Lo entrevista La Opinión de Málaga.

-¿Qué es exactamente ´Cristianos Socialistas´?

-Es un grupo de trabajo, no una corriente, para tender lazos entre el PSOE y el mundo cristiano.

-¿Por qué es necesario?

-Pensamos que entre el cristianismo y el socialismo no sólo hay compatibilidad sino afinidad. Existe gran afinidad entre la estrella polar de la izquierda, que es la igualdad, y la idea del amor y del trabajo por los pobres del evangelio.

-¿Cuándo nace?

-Surgió en 1994 en el País Vasco, fruto del diálogo entre dirigentes de aquel momento como Ramón Jáuregui y personas como yo que estábamos en la izquierda.

-Ahora están en una fase de creación de grupos a lo largo y ancho de la geografía nacional.

-Sí. A partir de 2004, José Blanco, secretario de organización del PSOE, nos propuso que se extendiesen estos grupos y hoy [por ayer] se ha constituido el de Málaga, que está compuesto por más de 60 miembros.

-¿Por qué en la sociedad está ligada la idea de la religión al Partido Popular?

-Es curioso, porque una encuesta del CIS indica que el 78,7% de los votantes del PSOE dice ser católico; el 33% practicante, y el 14,6%, no creyente. Una de nuestras misiones es precisamente hacer visible esta realidad. ¿Se puede ser cristiano y socialista? Pues claro que sí. La mayor parte de los votantes del PSOE son católicos. El objetivo es poner de manifiesto que esto existe.

-¿Por qué ha pasado la religión al primer plano de la política?

-Antes se entendía que la fe era un asunto privado y es cierto que la persona elige en conciencia, pero no cabe duda de que la religión conlleva connotaciones culturales, sociales y políticas. En este mundo global, se ve una vuelta de la religión a la vida pública. Para que haya paz, es decisivo que la religión sea un factor de construcción, convivencia, tolerancia y paz y no de enfrentamiento y violencia.

-¿Cómo se manifiestan ante la postura del PSOE sobre el aborto y frente a afirmaciones de determinados sectores de la Iglesia sobre este asunto?

-El PSOE no es un partido abortista, lo que promueve es la despenalización. El aborto es un mal, una situación límite, no es un derecho, es una situación no querida, pero enviar a la mujer o al médico a la cárcel no es la solución ni la manera de luchar contra el aborto. Sería importante intensificar el trabajo de prevención.

-¿Debe la Iglesia entrar en determinados debates?

-En un sistema democrático tiene derecho a intervenir en la deliberación pública de los diferentes temas, pero la Iglesia no tiene la misión de legislar y ha de ver que los valores comunes de una sociedad no deben ser solamente los cristianos, hay que conciliar.

-¿Qué piensan del matrimonio homosexual?

-La Iglesia debería reconocer que hay una motivación ética y moral en el matrimonio homosexual, que es la lucha contra una discriminación histórica, independientemente del término.

-¿Y respecto a la eutanasia?

-No somos partidarios de la eutanasia. Creemos que hay que profundizar en las condiciones de las últimas etapas de la vida de la persona en situación de dignidad y de la muerte digna.

-¿Qué piensan de la reacción del PP ante estos asuntos?

-El PP utiliza estos temas de manera cínica. Cuando gobernó el país, se registró el mayor aumento de abortos en España y no hizo nada. Aprobó la píldora poscoital. No contradice a la Iglesia católica, pero, en la práctica, no está dispuesto a modificar la legislación. Emplea cierto juego pensando que hay un voto católico que intenta atraer de esta forma. No es lógico que haga parecer que asume sus demandas y luego sostenga las políticas impulsadas por el PSOE.

-¿La Iglesia no llega a parte de la sociedad por no cambiar determinadas posturas?

-La Iglesia es una realidad muy plural. Estamos muchos tipos de personas, pero es cierto que hoy día está prevaleciendo ante la opinión pública una Iglesia que no es compartida por todos los obispos ni todas las organizaciones laicas, que sigue un rumbo marcado por la resistencia al cambio cultural. Por ejemplo, el amor de familia es positivo para todos los modelos de familia que existen actualmente. Debe haber una mayor apertura por parte de la Iglesia.

-¿Qué papel debe desempeñarla Iglesia entonces? -En una sociedad como la nuestra, donde hay puntos de tensión, debería desempeñar un papel de concordia y serenidad.

   
© 2012 Redes Cristianas Suffusion theme by Sayontan Sinha