VII ENCUENTRO DE REDES CRISTIANAS
23 y 24 de octubre de 2021

 

Su Santidad Benedicto XVI Papa de la Iglesia Católica Romana
Su Santidad,
Nosotros, los suscritos, miembros de varias Iglesias Cristianas, le escribimos para solicitar su intervención inmediata a poner fin a una persecución religiosa llevada a cabo por el Obispo Católico Romano de Chiclayo, Perú, el Mons. Jesús Moliné Labarta.

Desde hace tres años, Mons. Moliné no cesa a hostigar a un grupo de sacerdotes y obispos de otra Iglesia Católica, no-romana, la Iglesia Apostólica Católica, Nuestra Señora de Guadalupe. En una docena de ocasiones, Mons. Moliné ha denunciado a aquellos sacerdotes y obispos católicos no-romanos en tribunales del Estado Peruano. Mayormente, las denuncias fueron descartadas por carecer de fundamento. Sin embargo, debido a las continuas presiones del Mons. Moliné, una Jueza en agosto de 2006 les dio sentencias de dos años privados de libertad, y una serie de multas de esos sacerdotes no están en condiciones de pagar. Unos tribunales peruanos a veces son lamentablemente susceptibles a presiones de personas pudientes, creen 97% de los peruanos, según una encuesta de la Universidad de Lima en 2006.

Las denuncias son varias: (1) contra la fe pública en la figura de falsedad genérica (2) contra el patrimonio en la figura de estafa (3)contra la paz pública en figura de asociación ilícita par a delinquir en agravio de la sociedad, el Estado y la Iglesia Católica Romana en el Perú. Sin embargo, según los religiosos sentenciados, los hechos denunciados tienen que ver con los actos religiosos de su Iglesia, incluyendo liturgias, bautismos, matrimonios, y pidieron óbolos voluntarios de los participantes en sus ritos. Esas son acciones que se llevan a cabo en cualquier iglesia litúrgica, incluyendo la Iglesia Católica Romana, y no deben ser la base de acusaciones civiles y/o penales. Más bien, esos religiosos deben ser aplaudidos por su celo para avanzar el trabajo del Reino de Dios (Mt.12:30), que es tan necesario en el Perú.

Después de varios esfuerzos de invitar a la Conferencia Episcopal Peruana y la Consejo Pontifico para la Promoción de la Unidad Cristiana, para que hablen discretamente con el Mons. Moliné, no se ha visto ninguna mejoría de la situación en Chiclayo. Más bien, el Mons. Moliné y sus agentes recién han abierto otras denuncias en Chiclayo contra más sacerdotes y obispos de esa Iglesia Católica no-romana, en Chiclayo y en otras partes del Perú.

Como es de su conocimiento, Su Santidad, las acciones del Mons. Moliné no obedecen ni a las políticas ecuménicas de la Iglesia Católica Romana, descritas en Dignitatis Humanae, ni mucho menos en la Palabra de Dios (véanse Mt. 5:23-25; 7:1-5; Mc. 4:24; 10:43-45; 11:25-26; Lc. 6:31-38 y 41-44; 1 Cor.6:1-7, y muchos versículos más.) Más bien, nos hace recordar los métodos de la Inquisición, repudiados en el Perú aún antes de la Independencia, hace dos siglos, y más recientemente, por el Papa Juan Pablo II.

Su Santidad, se reconoce que el Continente Latinoamericano ha sido evangelizado parcialmente, y hay mucho que hacer. Con los recursos limitados de las iglesias latinoamericanas, es menester usarlos para fomentar la evangelización y no los escándalos de celos clericales en foros seculares. Todos tenemos que predicar por nuestras palabras y por nuestras acciones. Le rogamos, Su Santidad, que dé instrucciones inmediatas al Mons. Moliné de cesar este escándalo de acoso religioso contra sus hermanos en Cristo, y emplear sus fondos en forma positiva y prevista por los donantes, al fomentar en forma enérgica y amorosa, la evangelización del Príncipe de Paz, Jesucristo.

Aprovechamos la ocasión para reiterarle, Su Santidad, la expresión de nuestra mas alta consideración y de desearle muchísimas bendiciones.

INICIATIVA PERUANA EN DEFENSA DE LA LIBERTAD DE CONCIENCIA Y RELIGIÓN

firmas: direcciones

1.
2.
3
etc.

   
© 2012 Redes Cristianas Suffusion theme by Sayontan Sinha