Desde Espiritualidad Integradora Cristiana nos piden que difundamos esta información:

Celebración de la Pascua 2020:

Desde el Jueves Santo, 9 de abril, hasta el 12 de abril, Domingo de Pascua, después del desayuno.

Lugar: Casa de Espiritualidad La Salle, CV 35, KM 30, 46160, Llíria, Valencia.

Plazas limitadas.

Más información en www.espiritualidadintegradoracristiana.es

espiritualidadcym@gmail.com

Pascual 2020

 

 
Redes Cristianas

 

Ante la reciente publicación de la Exhortación Apostólica del papa Francisco sobre el documento del Sínodo de la Amazonía, Redes Cristianas manifiesta:

  1. Las primeras noticias nos han causado una gran decepción. Esperábamos con la mayoría de cristianas y cristianos una toma de postura más decidida ante la dura crisis que está atravesando el catolicismo tanto en la Amazonía como en nuestro propio país y en el resto del mundo occidental; esperábamos que se hubiera abordado con decisión y talante evangélico la precaria estructuración de las comunidades con unos servicios verdaderamente actuales y eficaces; esperábamos que la responsabilidad de estas comunidades fuera asumida de forma igualitaria por las mujeres cristianas y los varones responsables que las integran; esperábamos, en fin, que el presbiterado no fuera un privilegio asociado al poder para unos pocos en la iglesia… y la respuesta ha sido el silencio. Esto nos ha defraudado, nos ha  decepcionado.
  2. Pero reconocemos y tomamos nota, a su vez, de algunas respuestas que se están dando y que pretenden explicar este silencio desde la que consideran estrategia latente del Vaticano:

1ª Se dice que se ha pretendido no entrar en temas de reforma estructural de la Iglesia ­‑por otra parte, muy sensibles, como el presbiterado, el celibato y la igualdad de la mujer- para no ocultar el verdadero tema del Sínodo que es la reserva ecológica de la Amazonía en peligro y el cambio climático planetario. En definitiva, para que los problemas domésticos no suplanten los grandes retos mundiales que nos afectan a todos y a todas.

2ª Se ha dicho también que existe un verdadero cambio de paradigma en la eclesiología del papa Francisco que trata de recuperar el espíritu y la letra del Vaticano II; un paradigma que pretende dar mayor protagonismo a las iglesias locales en la Iglesia universal. Lo que estas iglesias particulares  disciernan y decidan la Iglesia universal lo respeta y apoya. De hecho, así parecen indicarlo algunas frases a lo largo del documento, como: “No pretende ni reemplazar ni repetir” (2), “Asume e invita a leer y aplicar el Sínodo (3 y 4), etc.

  1. Si estas fueran las verdaderas causas de tal silencio, habría que celebrar este cambio de paradigma eclesial. Querría decir que, desde ahora, el peso de las iglesias locales nacionales, continentales es oído y respetado desde la cúspide vaticana. Y es más, que los problemas que acaba de suscitar el Sínodo Amazónico (y los que levante el Sínodo Alemán) quedan en manos de las iglesias locales resolverlos. En definitiva, que el Vaticano no estaría cerrando las puertas a la mayoría de edad de los católicos/as y que las decisiones que ellos tomen van a ser respetadas y apoyadas.

No obstante, y aun suponiendo que las cosas fueran así, recomendaríamos al Vaticano que sea más claro en la intencionalidad que pone en cada cosa.  Para ocultar las verdaderas intenciones, ya  tenemos demasiados políticos que lo hacen a diario. Necesitamos una pedagogía más a la altura de nuestro tiempo. Las verdades a medias acaban haciéndonos mal a todos.

 

Exodo 152

 

Con la participación en este tema de Fernando PEDRÓS, Victoria CAMPS, Juanjo SÁNCHEZ, Evaristo VILLAR, Marciano VIDAL, Juan MORENO, Benjamín FORCANO, Juan MASIÁ, Diego GRACIA, José Ramón GONZÁLEZ PARADA, Calos BARRA GALÁN, José ARREGI, Miguel Ángel de PRADA, Asociación DMD y SENDA DE CUIDADOS.

 

Como casi todos los avances humanos, el compromiso y la lucha por el derecho a morir con sentido, a una muerte digna y buena, ha tenido que abrirse camino contra duras y a veces feroces resistencias. Es verdad que ese derecho a la denominada eutanasia es especialmente delicado porque en él está en juego la vida y la muerte. Pero justamente por lo mismo, porque está en juego en él la vida y la muerte, es un derecho sumamente decisivo.

Y por esa razón hay una larga historia de mujeres y hombres que han comprometido su vida por el reconocimiento de ese derecho. Una historia de mujeres y hombres que han sabido muy intensa y dolorosamente por qué derecho luchaban, pues una mayoría de ellas y ellos lo han experimentado en sus propias carnes, en sus cuerpos, teniendo que “marchar”, al fin, sin que les concedieran el alivio de una muerte con sentido, digna, buena, incluso feliz, como la reivindica en nuestros días el reconocido teólogo católico Hans Küng.

Por eso, ahora que parece llegado el momento para el reconocimiento de ese derecho, es de justicia hacer memoria de su compromiso y expresar la impagable gratitud que la humanidad les debe por ello. Valgan tan solo unos cuantos nombres para cumplir este importante deber de memoria y gratitud:

Pionero fue el de todo conocido doctor Luis Montes desde el servicio de anestesia y reanimación en el hospital Severo Ochoa de Leganés. Como pionero tuvo que soportar la feroz y vergonzosa embestida de los fanáticos de turno, que carecen de sensibilidad para el sufrimiento de los demás y del mínimo sentido para la verdad. Pero él se mantuvo hasta el final acompañando a los pacientes a una buena muerte.

Pionero fue también Ramón Sampedro, aquejado de tetraplejia desde los 25 años, en la lucha por el efectivo reconocimiento del denominado “suicidio asistido”, con una lúcida conciencia del momento cumplido de su muerte, como pone de relieve Diego Gracia en su breve pero penetrante artículo desde la filosofía y la Bioética, que publicamos en este mismo número en la sección “En la brecha”, y compartiendo responsablemente con su compañera el peso de la ley existente, las consecuencias de su determinada voluntad de morir.

Merece también traer a la memoria el caso de Andrea, la niña de 12 años con una enfermedad terminal, cuyos padres asumieron también, en 2015, retirarle la alimentación que la sostenía. Un caso bajo el signo del sufrimiento de los inocentes, de la piedad y de la discreción.

Y evocamos finalmente el caso más reciente de María José Carrasco, enferma de esclerosis múltiple durante 30 años, quien a partir de un momento pidió a su esposo insistentemente poner fin a su vida insoportable, como dejó plasmado en un video para dejar constancia de esa inequívoca voluntad, lo que no le ahorró a su marido tampoco tener que cargar con el peso de la ley.

 

Su dolor es un inquietante testimonio de cómo los grandes avances en la humanidad solo se logran con el sufrimiento de las propias víctimas. Los que no pasamos por esos trances no deberíamos olvidar jamás que disfrutamos de la vida y la felicidad solo a costa de ese precio: increíblemente costoso e increíblemente valioso. Los dogmáticos y fanáticos nunca lo reconocerán. Pero las víctimas lo asumieron en la esperanza de una vida y una humanidad más luminosas.

Cerramos este editorial evocando dos testimonios en esa dirección:

Cuando ya estábamos confeccionando el presente número, el reconocido experto en Bioética Diego Gracia nos enviaba un texto por si nos interesaba publicarlo en este número. Lo tuvimos que recortar por falta de espacio, pero no pudimos dejarlo fuera: era excelente para perderlo. Su título era La autogestión de la muerte. Un lúcido y valiente alegato en favor de la autonomía y la libertad en la vida y… ¡en la muerte! Sin ellas dejamos de ser humanos. Y, como consecuencia, una nueva visión de la muerte como una fase de la vida. De ahí que “lo mismo que hay de obligación de personalizar la vida, la hay también de personalizar la muerte”.

 

Y el otro testimonio nos llega también de la mano de otro, de un libro no menos luminoso, incluso más cálido e incisivo por su carga existencial. Se trata del último libro del mundialmente reconocido teólogo católico Hans Küng Una muerte feliz, donde abiertamente sale en defensa del derecho a la eutanasia, fundándolo en una visión de la vida en profundidad, abierta a la realidad última. De ahí que reclame “morir con la dignidad que ha vivido, siendo plenamente un ser humano, sin verse reducido a una existencia vegetativa.” Y argumenta: “Un tránsito feliz a la muerte está fundado en el respeto profundo hacia la vida infinitamente valiosa de toda persona.” Para dejar abierta la pregunta: “Si todos tenemos una responsabilidad sobre nuestra vida. ¿Por qué vamos a renunciar a ella en la etapa final?”

Hay quien ve en esta valoración el signo de un cambio de paradigma en la actitud ante el final de la vida. El compromiso y el sufrimiento de los testimonios que hemos evocado aquí son, sin duda, un argumento de peso en favor de un final con sentido, de una muerte digna, incluso feliz, como la espera Küng.

 

12 February 2020.

Querida Amazonia, Pope Francis’ official response to the Amazon Synod, demonstrates that the Roman Catholic hierarchy lacks the courage and vision needed to address the real needs of the world and its people, says We Are Church International, a leading advocate for structural change in the largest Christian denomination.

Colm Holmes of Ireland, Chair of We Are Church International praised the Pope for his “wonderful dreams for social, cultural and ecological issues in the Amazon.” Holmes said, “We agree with the Pope that our church has significant responsibility for promoting immediate and significant changes in how the earth’s resources and the lives and cultures of indigenous people are protected. We urge all people to live in ways that reflect good stewardship of our planet, and the fact we are all one human family.”

 

Holmes went on to say, “It is tremendously disappointing that Pope Francis could not bring the same vision to how our church serves the people of the Amazon region, and indeed all people. Despite the explicit request of the bishops and people from the area, the Pope failed to open priesthood to married men or to consider ordaining women to the diaconate. He proposes vague ‘new forms of service’ for women, but reaffirms the ban on women from ordination, thereby ensuring additional responsibility without accompanying authority. His dreams for changing church structures in the Amazon are discouragingly lacking in specifics. After seven years in office, it seems he talks the talk but does not walk the walk when it comes to enabling the church to fully address the real needs of its members.”

Holmes noted that the document does recognize that changes are needed, even if church leaders do not know how to implement them. “The Pope’s message that our church needs ‘the growth of a specific ecclesiastical culture that is distinctively lay’ indicates acknowledgment that members of the church have taken and will continue to take increasing responsibility for ensuring that their spiritual and sacramental needs are met, without relying on clerics to provide for them. In our Baptism, all are anointed as priests, prophets, and leaders. And all should have the ability to access the full sacramental life of our church, despite the dwindling numbers of ordained priests in many parts of the world. Lay people, including women, will continue to proclaim the gospel, to give homilies, to preside at Eucharist. Change always comes from the grassroots. This will be the full church’s response to the Amazon Synod.”

 

https://www.we-are-church.org/413/index.php/news/we-are-church-news-and-comment/734-pope-s-response-to-amazon-synod-fails-to-respond-to-church-members-needs

 

 

Redes Cristianas apoya y participa en la concentración del día 1 de marzo con motivo de la Revuelta de mujeres en la Iglesia

 

Somos mujeres creyentes comprometidas con la causa de Jesús que luchamos por la renovación de la Iglesia y la transformación social. Queremos alzar la voz y manifestarnos por la profunda discriminación que sentimos en la Iglesia: ¡Basta ya!

 

¡Únete a la Revuelta de las mujeres en la Iglesia! Te invitamos a participar en la concentración del día 1 de marzo de 2020 a las 12h en Madrid, en Zaragoza, en Sevilla, en Barcelona,…

 

Convocatoria[59337]

https://redmiriam.blogspot.com/2020/02/revuelta-de-las-mujeres-en-la_12.html

https://redmiriam.blogspot.com/

Rueda de prensa

https://www.exeria.org/

IMG Revuelta de Mujeres

Pepa Torres Concentración Zaragoza

 

El repte del cristianisme front a l’ofensiva neoconservadora”

29 de febrer i 1 de març 2020

Col-legi de Jesús Maria

Gran Via Ferran el Catòlic, 37, Valencia

www.cristianismeimondavui.org

Programació XXXII Fòrum (1)

 

programa_Justicia_alimentaria[59308]

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La Carta contra el Hambre, junto FUHEM y Elsanta, organiza las II Jornadas de Justicia Alimentaria a las que te invita con especial interés. Ya hace dos años participamos, también como Plataforma, en las primeras jornadas.

En los dos carteles adjuntos  encontrarás toda la información precisa. Te invitamos a hacerla extensiva a cuantas personas y organizaciones consideres interesadas.

Será siempre un placer encontrarte con este motivo y celebrar conjuntamente el hecho de que la Carta contra el Hambre, a punto de lograr una “Ley por el Derecho a la Alimentación” en la CAM en la pasada legislatura (rechazada por la derecha parlamentaria de la comunidad), siga inspirando e impulsando nuevos gestos de justicia y solidaridad. Precisamente ahora que, con la nueva situación política, están surgiendo nuevos retos, también tenemos nuevas propuestas que deseamos compartir contigo.

Un abrazo

Plataforma de la Carta Contra el Hambre

cartel_Justicia_alimentaria_ (1)[59307]

Las jornadas se realizarán en el Espacio Abierto FUHEM

Avenida de Portugal, 79, posterior, Madrid

12, 19 y 26 de febrero a las 19 horas

 
CCPlogo

 

 

Durante la Transición a la democracia las Comunidades Cristianas Populares (CCP) y otros grupos de cristianos participaron de modo efectivo, junto a partidos de izquierdas, sindicatos clandestinos y movimiento ciudadano, por traer la democracia a nuestro País, en contraposición de la mayoría de la jerarquía eclesiástica que apoyaba a la Dictadura de Franco. Hoy nos encontramos en un momento semejante, sobre todo, porque los obispos españoles se han colocado claramente en el bando de la oposición al nuevo Gobierno del PSOE y UNDAS-PODEMOS y al lado del PP y Ciudadanos. En un principio, tardaron en felicitar al nuevo Presidente de gobierno, legítimamente elegido por las Cortes y, posteriormente, el presidente de la Conferencia episcopal, Ricardo Blázquez, pidió “estar alerta ante esta situación crítica”; Cañizares, de Valencia, manifestó que con el nuevo gobierno ha renacido “el marxismo-comunismo”, por ello pide rezar a los católicos para que no se descontrole (El Diario.es: 13-01-2020). Y el obispo de Castellón por su parte, organiza cursos para hacer frente a las políticas del nuevo gobierno (El Diario.es: 10-01-2020). En definitiva, están desorientados porque prevén que el nuevo gobierno tratará de retocar algunos puntos de los Pactos del 1979, firmados en enero de 1979 entre la UCD y el Estado Vaticano.

 

Las Comunidades Cristianas Populares, ya desde la Transición y en numerosas ocasiones nos manifestamos a favor de un estado verdaderamente laico y no solo aconfesional y en contra de muchos puntos de las relaciones actuales de la Iglesia y el Estado español. Creemos, sin embargo, que en la presente situación, es el momento de apoyar y exigir a la Vicepresidenta Carmen Calvo, la encargada de las relaciones con las confesiones religiosas la reforma o derogación de diversos aspectos del Acuerdo Iglesia-Estado. Entre ellos:

 

La asistencia religiosa en hospitales y en el Ejército desde la administración del estado; la desaparición de la asignatura de Religión en la Enseñanza, sustituyéndola por una asignatura que estudie el Hecho religioso y la Historia de las Religiones; la apuesta decidida por la enseñanza pública e ir paulatinamente disminuyendo las subvenciones a la enseñanza concertada. Y, en el aspecto económico, el pago del IBI por parte de la Iglesia, la eliminación de la casilla del IRPF para financiar a la Iglesia católica, ya que, en virtud de los mismos Acuerdos, esta debe ya financiarse con las aportaciones de sus fieles. En cuanto a los bienes e inmuebles que posee la Iglesia, exigimos se publique definitivamente el listado de los bienes inmatriculados por la misma jerarquía eclesiástica, y se establezca que el patrimonio cultural inmobiliario que posee la Iglesia, pase a la propiedad del Estado, aunque siga  siendo utilizado por la institución eclesiástica para el ejercicio del culto católico.

 

En definitiva, las Comunidades Cristianas de Andalucía pedimos al nuevo gobierno la aprobación de una nueva Ley de Conciencia y de Libertad Religiosa, en donde se especifiquen estas materias e invitamos a otros grupos católicos y cristianos a que se sumen a nuestras peticiones.

 

La Iglesia no tiene poder para tomar decisiones opuestas al Evangelio. Jesús no pidió jamás ni dinero, ni privilegios, a Pilato o a Herodes. Ni negoció con el Imperio su presencia en la sociedad. A Jesús lo mataron los representantes oficiales de la religión. Nuestra Iglesia tendrá credibilidad cuando los ciudadanos vean en ella la reproducción del Evangelio.

 

Las Comunidades Cristianas Populares de Andalucía.

3 de Febrero del 2020

 

 
Xarxa Cristiana.odt

Xarxa Cristiana con el Foro de Debates de la Universidad ofrece la charla-coloquio:

“Las religiones ante el reto medioambiental”

Ponente: Jaime Tatay, S.J., Ingeniero de Montes y Doctor en Teología.

Presenta: Jaume Herrero, de Xarxa Cristiana.

Día 12 de Febrero de 2020, a las 19:00 horas

en Centre Cultural La Nau, Aulas Seminario

Valencia

cartel charla 12-2-2020[59071]

 
iglesia-de-base-de-madrid

 

 

 Uno de los talleres del pasado Encuentro de Gijón – 2018 versó sobre Laicidad: ¿Cómo, desde nuestra fe cristiana, ir construyendo una sociedad que respete los principios de una sociedad laica?

En este sentido, la Comisión de Laicidad de Cristianas-os de Base de Madrid comparte su experiencia  de participación en la Mesa de Libertad de Conciencia del Foro de Derechos Humanos del Ayuntamiento de Madrid:

“En Febrero de 2016, el Ayuntamiento , liderado por la plataforma AHORA MADRID, puso en marcha un PLAN ESTRATÉGICO de Derechos Humanos con el objetivo de  “profundizar en la defensa y promoción de los DD.HH. de forma transversal, a través de todas las estructuras, servicios, políticas y programas municipales.”

Para concretar sus líneas de actuación y precisar normas municipales de obligado cumplimiento, se abrieron Foros abiertos de participación ciudadana en cada una de las 22  áreas  a proteger.  El  Área 3ª, se  formuló como DERECHO A LA LIBERTAD DE CONCIENCIA, RELIGIÓN, OPINIÓN Y EXPRESIÓN.

Cristianas-os de Base de Madrid percibió  la importancia de participar en los trabajos de esa Mesa, por su  relación con la laicidad y su objetivo final:  formular un documento  que sirviera de base para que el pleno del Ayuntamiento aprobara un Reglamento de Libertad de Conciencia y Laicidad municipal.

El trabajo, a lo largo de año y medio, junto con otros colectivos, como COMUNIDAD BAHA’I, COMUNIDAD SAN EGIDIO, CATÓLICAS POR EL DERECHO A DECIDIR, DEMOSPAZ, INSTITUTO DE DD.HH., DEMOCRACIA, CULTURA DE PAZ Y NO VIOLENCIA (UAM), FUNDACIÓN AL-FANAR, FUNDACIÓN CIVES, JUSTICIA Y PAZ MADRID, MADRID LAICA/EUROPA LAICA, UGT MADRID, no ha sido fácil, dadas las divergencias existentes entre las distintos colectivos y las dudas iniciales de los dirigentes municipales.

El primer escollo fue el del propio nombre del documento a elaborar. La propuesta inicial que rezaba: “Laicidad y diálogo interreligioso”, fue muy contestada por algunos colectivos, y terminó transformándose en “PRINCIPIOS Y CRITERIOS DE ACTUACIÓN MUNICIPAL EN MATERIA DE LIBERTAD DE  CONCIENCIA”.

Pero la dialéctica más intensa y reiterada a lo largo de los 18 meses ha sido la que ha enfrentado a Justicia y Paz-Madrid, dependiente del Obispado, con todos los demás, por su actitud  de rechazar sistemáticamente el término de Laicidad, apelar a diario a los Acuerdos Iglesia-Estado, atrincherarse en propuestas burocráticas sobre cómo gestionar la diversidad religiosa y acusar a los demás de vulnerar el derecho a la libertad religiosa por invocar el derecho a la libertad de conciencia, en lugar de sólo la libertad religiosa.

El documente finalmente aprobado, sin la adhesión de Justicia y Paz, establece que la aconfesionalidad municipal es sinónimo de laicidad, (según dictamen del Tribunal Supremo) y, desde ahí, configura normas concretas de actuación municipal en múltiples ámbitos, tales como:

*Actos religiosos.- “Ninguna autoridad pública o empleado público participará, en calidad de tal, en ceremonias, ritos, celebraciones o actos de carácter litúrgico. Los actos oficiales del Ayuntamiento serán exclusivamente seculares, sin ningún tipo de connotación o simbología religiosa”.

*Honores y Protocolos. –“El Ayuntamiento revisará las decisiones tomadas sobre el otorgamiento de honores a santos, imágenes o símbolos religiosos, y se orientará a la supresión de este tipo de otorgamientos en aquellas que colisionen con el principio de aconfesionalidad”

*Simbología. –“Los edificios e instalaciones dependientes de la administración local tendrán únicamente la simbología propia del Estado. Por lo tanto, estarán libres de cualquier tipo de simbología ideológica o religiosa.”

*Servicios funerarios y cementerios.- “Los cementerios municipales serán de carácter civil. Su denominación y simbología institucional no estará vinculada a convicción ideológica o religiosa alguna…..  Los tanatorios públicos, incluidos los de gestión privada, asegurarán que los familiares de los difuntos, sin exclusión alguna, puedan celebrar las ceremonias que les parezcan oportunas.”

*Educación. – “Los centros propios del Ayuntamiento, escuelas infantiles, formación profesional, etc., ofrecerán una enseñanza laica. El ámbito escolar de tales centros estará libre de simbología o actividad de carácter religioso o ideológico.”

*Impuestos. – “Las confesiones religiosas están sujetas al pago de todos los impuestos y tasas  municipales que se deriven de la propiedad,……., actividad o uso de sus bienes, sean de carácter de culto o mercantil, en las mismas condiciones que el resto de entidades sociales.”

*Inmatriculaciones.– “El Ayuntamiento dispondrá de un censo público detallado de las propiedades rústicas y urbanas municipales que las entidades religiosas hayan registrado a su nombre, al amparo de la Ley Hipotecaria vigente hasta junio 2015.”

El documento consensuado en la Mesa, de 32 páginas, que puede consultarse en  files.justicia-y-paz-de-madrid.webnode.es/200000489-c9c71cac83/Documento%20Marco%20-%20Version%20Final%2008-04-2019.pdf

incorporó los votos particulares de quienes discreparon, parcial (Comunidad Bahai) o totalmente (Justicia y Paz), y fue aprobado en el Pleno del Foro de DD.HH. del Ayuntamiento de Madrid, el 11 de abril de 2019, con tan solo un voto en contra.

 

Nuestra  valoración:  Como experiencia de participación ciudadana y de abordaje directo de temas que, a nivel estatal, siguen considerándose tabú, la tarea ha resultado altamente positiva. Tanto por comprobar que podemos trabajar con colectivos muy diferentes para llegar a acuerdos importantes, como por ahondar las grietas que se van abriendo a nivel local, frente al inmovilismo de los gobiernos, sometidos al poder de la Iglesia institucional y presos del mercadeo electoral.

Hemos de lamentar, con todo, que la finalización de la legislatura en Abril 2019 impidió que el documento final llegara a ser tramitado y aprobado por el Pleno Municipal, privándonos, de momento, de lo que ha podido ser ya un Reglamento de Laicidad en Madrid. Un paréntesis que, dados los resultados electorales y el nuevo gobierno de una Corporación reaccionaria, va a ser más largo de lo deseable.

Pero estamos convencidos de que hemos contribuido a dar un primer paso en el largo camino de la laicidad del Estado –municipal- y que, más pronto que tarde, la tarea será completada, en Madrid y en cuantos Ayuntamientos apuesten realmente por implantar medidas que garanticen la libertad de conciencia de sus ciudadanos y la aconfesionalidad/laicidad de sus estructuras y servicios.”

 

Madrid,  Enero – 2020

 

 
Exoso 151

 

Parrticipan: Jesús Bastante Liébana, Willian Lucitante, María Luisa Berzosa, Santiago Álvarez Cantalapiedra, Xabier Pikaza, Carlos Sánchez Mato, Manuel García Guerra, Benjamín Forcano, Pedro Casaldáliga, Marcos Villamán, Miguel Ángel de Prada y Evaristo Villar.

 

En esta ocasión centramos la reflexión de Éxodo en la Amazonía. Pero no para abordar directamente su realidad física o sociocultural, su ecosistema o su riquísima biodiversidad con su esencial aportación al equilibrio climático en el planeta. Nuestro propósito es distinto. Queremos centrar la reflexión en el acontecimiento que, por diferentes y diversos motivos, ha mantenido durante bastante tiempo la atención mediática de gran parte de la Comunidad Internacional.

Nos referimos al Sínodo Amazónico, celebrado en Roma durante el pasado mes de octubre 2019. Un evento que levantó grandes expectativas no sólo sobre los posibles y necesarios cambios que afectan a la estructura interna de la iglesia, sino también, y sobre todo, en la esperada postura oficial de ésta frente a la gravedad del cambio climático y su repercusión en la ecología del planeta.

La Amazonía, debido a sus características medioambientales, socioeconómicas, estratégicas y políticas, representa un lugar emblemático, cuidadosamente elegido por los estrategas de la Iglesia católica para lanzar, a nuestro juicio, un doble mensaje al mundo y a la propia institución eclesial: la urgente necesidad de encontrar alternativas sistémicas para salvar la vida en el planeta y la necesidad, también urgente, de hacer cambios sustanciales en la estructura organizativa de la propia Iglesia católica para responder a su actual crisis y a los nuevos retos del mundo de hoy.

En las páginas que siguen ofrecemos, de entrada, un relato-reportaje bien ajustado al recorrido que ha seguido este Sínodo religioso desde sus inicios hasta su clausura (Crónicas del Sínodo, lo titula el periodista Jesús Bastante, su autor). Este relato se completa con la entrevista in situ a Willian Lucitante que, desde la Reserva Ecológica de Kofan, en Ecuador, nos trae las luchas de los pueblos indígenas defendiendo su hábitat contra las explotaciones petroleras y madereras que desertizan la selva y contaminan sus aguas. Luego, penetrando a fondo en el entramado conceptual y pastoral del documento final del Sínodo, ofrecemos cuatro miradas críticas y complementarias desde los ojos de una mujer, de un ecologista, de un teólogo y de un economista político.

María Luisa Berzosa, participante en tanto que Consultora de la Secretaría General del Sínodo, comienza destacando el gran impacto causado por el discurso inaugural del papa para centrar luego su reflexión en la desigualdad y la enorme desproporción que existe en la visibilidad y toma de decisiones en la Iglesia católica entre la jerarquía y el resto de los fieles. Desproporción que es aún más llamativa tratándose de las mujeres.

Santiago Álvarez Cantalapiedra, director de FUHEM ecosocial, centra su bien fundamentada reflexión en las consecuencias de la producción a gran escala y de los mercados globales para la Amazonía: el extractivismo, la deforestación y el desplazamiento de los pueblos originarios están causando un verdadero ecocidio y etnocidio en la zona. Frente a estas prácticas agresivas o “modo de vida imperial” el autor hace un llamado urgente, siguiendo el espíritu de Sínodo, a respetar las culturas campesinas e indígenas capaces de frenar la destrucción de la vida en esta región del planeta.

El teólogo Xabier Pikaza descubre el contraste profundo que existe entre los dos sínodos recientes, amazónico y alemán, y la posición doctrinal de un cualificado represente de la jerarquía eclesiástica como el cardenal Müller. Contra la opinión del purpurado, Pikaza ve en ambos sínodos la superación de la crisis actual de la Iglesia no por la vuelta a la Iglesia imperial, colonizadora y asentada sobre la “ontología del poder”, sino por la vuelta a las aguas del Jordán para rescatar el espíritu originario de Jesús y de su evangelio y el establecimiento de la autonomía de las iglesias desde la igualdad de las personas y la comunión desde los pobres.

Carlos Sánchez Mato, profesor de Economía aplicada, considera un acierto del Sínodo al poner el foco en la dramática destrucción de la Amazonía, verdadero pulmón del planeta y se pregunta directamente “cómo abordar la emergencia climática”. La respuesta, a su juicio, debe partir desde el “sitio adecuado” que ya no puede ser el capitalismo mundializado y depredador de la vida y el planeta, que está mostrando sobradamente sus límites sistémicos y estructurales, sino desde la “ecología integral” defendida en la Laudato si y afirmada abiertamente por el Sínodo Amazónico.

Recogemos además en la tercera sección de la revista, en la brecha, tres aportaciones directamente relacionadas con el tema:  la reactualización, 54 años después, del Pacto de las Catacumbas por una iglesia sierva y pobre, realizado entonces por 42 participantes en el Concilio Vaticano II; en esta ocasión un nutrido grupo de integrantes del Sínodo Amazónico regresaron a las catacumbas para renovar aquel pacto por una iglesia con rostro amazónico, pobre y servidora, profética y samaritana.

Por su parte, el obispo, poeta y profeta Pedro Casaldáliga, nos invita, con su Proclama Indígena, a volver la mirada a esa Amerindia, pródiga y olvidada, maestra inevitable de nuestra ciencia fracasada y profeta de nuestra suficiencia sin salida.

Y desde la región caribeña, Marcos Villamán, teólogo y sociólogo, refleja, con matices propios, la centralidad de esta propuesta ecológica del Sínodo tanto en la reflexión actual como en el ámbito de la fe de las personas y de sus instituciones.

Cerramos este número de Éxodo con la presentación que hace Miguel A. de Prada del libro de Santiago A. Cantalapiedra, La Encrucijada, crisis ecosocial y cambio de paradigma; un breve y bien articulado texto que nos permite penetrar en los grandes retos que nos presenta este tema y en las posibles salidas a esta gran encrucijada.

Feliz año 2020.

 

 

A Asociación Mulleres Cristiás Galegas Exeria, co apoio de Asoc. Irimia, Asoc. Encrucillada, Col·lectiu de dones en l’Església per la paritat, Dones Creients, Mujeres y Teología de Sevilla, Cabra e Zaragoza, Red Miriam de espiritualidad ignaciana femenina, Colectivo Agar e a Comunidade Cristiá Torrero III de Zaragoza.
Dirixímonos á Igrexa galega, e nomeadamente ao seu arcebispo e bispos, a raíz das declaracións de Francisco Rafael Gómez Canoura, párroco de Zas, para chamar a súa atención sobre o que nos está a preocupar na nosa Igrexa. O obxecto deste documento é censurar unhas palabras que atentan contra os Dereitos Humanos, escritas por unha persoa concreta que se cre co dereito a podelas dicir, pero tamén denunciar o contexto eclesial que o permite e non toma medidas enérxicas para erradicar este comportamento. No noso horizonte está a procura dunha mellor Igrexa Galega.
Non entendemos a permisividade por parte da autoridade eclesiástica respecto dun crego que hai pouco rematou o seu período de formación no seminario, un crego que a día de hoxe segue celebrando e predicando nas “súas” parroquias. E entendémola aínda menos cando o comparamos coa dureza coa que se tratan outras declaracións e situacións que non atentan contra os Dereitos Humanos como esta, e nas que non se dubida en pechar a boca ou condenar a persoas e asociacións. Vemos unha grande distorsión respecto do tratamento das diferentes polémicas que se suscitan no seo da nosa Igrexa e isto lévanos a facer a seguinte reflexión que ten como obxectivo denunciar as actitudes que máis nos interpelan como mulleres, como cristiás e como galegas facendo propostas construtivas que nos axuden a avanzar.
Como mulleres, estamos a sentir en certos sectores da nosa Igrexa un aumento da hostilidade cara nós e cara a causa feminista, que non é outra que a igualdade de todos os fillos e fillas de Deus. Levamos moito tempo reflexionando sobre esta cuestión, como ben poñen de manifesto o documento Nós, as mulleres na Igrexa, de novembro de 2010 e A violencia de xénero violencia contra as mulleres, de novembro de 2012 e que poden consultar na nosa web www.exeria.org. Constatamos con tristeza o medo e receo que determinados sectores da Igrexa nos seguen tendo a nós, as mulleres, as súas irmás, medo e receo que se manifesta en actitudes de rexeitamento cando non aberta misoxinia. Cremos que pode ser debido a que a formación dos futuros sacerdotes está demasiado nesgada cara o masculino. Os cregos deben coñecer o que pensamos ás mulleres para aprender a valorar os noso aportes á vida eclesial. Nótase moito a falla de presenza feminina na formación dos sacerdotes. Na nosa Igrexa contamos con mulleres ben preparadas, algunhas doutoras en teoloxía, outras amplamente formadas en acompañamento espiritual: mulleres que dirixen exercicios espirituais e imparten clases de teoloxía que deberían estar formando aos noso futuros sacerdotes. Non se pode apreciar o que non se coñece.
Como cristiás, vemos con preocupación como a Igrexa se está convertendo no tobo onde se agochan certos sectores de opinión nos que campan persoas que se negan a ter entranas de misericordia, que viven permanentemente en contra de todo o que de bo e xeneroso vai tendo a sociedade nos seus cambios. A Igrexa é o corpo místico de Cristo, signo e sacramento de salvación, pegada de Deus no mundo. No nome de Deus, que fixo o ceo e a terra, do seu fillo Xesucristo, nacido de muller, e do Espírito que alenta a Igrexa non nos podemos permitir ser a institución na que se refuxien o odio, a intolerancia, a inxustiza, a cobiza e o desamor.
Notamos tamén o pouco protagonismo que se lle dá a laicos e laicas, o pouco que se segue apostando por formar un Pobo de Deus adulto na fe. Estamos vendo como cada día as persoas laicas somos relegadas, infantilizadas ou directamente excluídas da acción pastoral, unha acción pastoral á que se nos convoca para elaborar documentos que logo son desactivados e esquecidos nos caixóns dos despachos. Sucedeu co concilio pastoral de Galicia e está a pasar coas conclusións dos Sínodos nas nosas igrexas locais. Sentimos que se nos convoca a participar, pero realmente non se nos escoita.
Como galegas, sentimos a dor da terra ao ver a pouca altura humana de certos sectores da xerarquía da nosa Igrexa, o escaso aprecio que lle teñen á cultura galega, como se resisten a utilizar o galego e como mesmo o desprezan. Notamos actitudes máis próximas á prepotencia que ao sentido eclesial e comunitario. Necesitamos un clero sen medo a dialogar coa comunidade eclesial e coa cultura galega, que saiba respectar as diferentes opcións das persoas, que sexan animadores de auténtica e fonda eclesialidade.
Queremos pedir a toda a Igrexa galega e nomeadamente aos seus pastores: cregos, bispos e arcebispo que renoven e os seus esforzos na formación actualizada dos novos sacerdotes, que os preparen para non ter medo de nós, as mulleres, nin do mundo plural no que viven, para que saiban dar pasos seguros e decididos pola eclesialidade, camiñando cara a formación de comunidades vivas e adultas, responsables na súa fe, sen medo ás diferenzas, acolledoras e misericordiosas, en diálogo coa cultura galega, que sexan semente do Reino de Deus na nosa terra e o mundo.
É tempo de Nadal, ogallá o neno que nace en Belén o faga tamén nos corazóns de todas as persoas. Ogallá os nosos corazóns de pedra se converten en entranas de misericordia para poder seguir avanzando na eclesialidade, a xustiza e a paz.
Asoc. Mulleres Cristiás Galegas Exeria. Festa das Santas Inocentes. Nadal 2019.

 

————————–

Entrañas de misericordia Asoc. Mulleres Cristiás Galegas Exeria Navidad 2019
La Asociación Mulleres Cristiás Galegas Exeria, con el apoyo de Asoc. Irimia, Asoc. Encrucillada, Col·lectiu de dones en l’Església per la paritat, Dones Creients, Mujeres y Teología de Sevilla, Cabra e Zaragoza, Red Miriam de espiritualidad ignaciana femenina, colectivo Agar y la Comunidad Cristiana Torrero III de Zaragoza, nos dirigimos a la Iglesia gallega, e especialmente a su arzobispo y obispos, a raíz de las declaraciones de Francisco Rafael Gómez Canoura, párroco de Zas, para llamar su atención sobre lo que nos está preocupando en nuestra Iglesia Gallega. O objecto de este documento es censurar unas palabras que atentan contra los Derechos Humanos, escritas por una persona concreta que se cree con derecho a poderlas decir, pero también denunciar el contexto eclesial que lo permite y no toma medidas enérgicas para erradicar este comportamiento. En nuestro horizonte está la búsqueda de una mejor Iglesia.

 
No entendemos la permisividad por parte de la autoridad eclesiástica respecto de un cura que hace poco ha acabado su período de formación en el seminario, un cura que a día de hoy sigue celebrando y predicando en “sus” parroquias. Y la entendemos aún menos cuando lo comparamos con la dureza con la que se tratan otras declaraciones y situaciones que no atentan contra los Derechos Humanos como ésta, y en las que no se duda en cerrar la boca o condenar a personas y asociaciones. Vemos una gran distorsión respecto del tratamiento de las diferentes polémicas que se suscitan en el seno de nuestra Iglesia y esto nos lleva a hacer la siguiente reflexión que tiene como objetivo denunciar las actitudes que más nos interpelan como mujeres, como cristianas y como gallegas haciendo propuestas constructivas que nos ayuden a avanzar.

 
Como mujeres, estamos sintiendo en ciertos sectores de nuestra Iglesia un aumento de la hostilidad hacia nosotras y la causa feminista, que no es otra que la igualdad de todos los hijos e hijas de Dios. Llevamos mucho tiempo reflexionando sobre esta cuestión, como bien ponen de manifiesto el documento Nós, as mulleres na Igrexa, de noviembre de 2010 y A violencia de xénero violencia contra as mulleres, de noviembre de 2012 y que pueden consultar en nuestra web www.exeria.org. Constatamos con tristeza el miedo y recelo que determinados sectores de la Iglesia nos siguen teniedo a nosotras, las mujeres, sus hermanas, miedo y recelo que se manifiesta en actitudes de rechazo cuando no abierta misoginia. Creemos que puede ser debido a que la formación de los futuros sacerdotes está demasiado sesgada hacia lo masculino. Los curas deben conocer lo que pensamos las mulleres para aprender a valorar nuestros aportes a la vida eclesial. Se nota mucha falta de presencia femenina en la formación de los sacerdotes. En nuestra Iglesia contamos con mujeres bien preparadas, algunas doctoras en teología, otras ampliamente formadas en acompañamiento espiritual: mujeres que dirigen ejercicios espirituales e imparten clases de teología que deberían estar formando a nuestros futuros sacerdotes. No se puede apreciar lo que no se conoce.

 
Como cristianas, vemos con preocupación como la Iglesia se está convirtiendo en la madriguera en la que se esconden ciertos sectores de opinión en los que se mueven personas que se niegan a tener entrañas de misericordia, que viven permanentemente en contra de todo lo que de bueno y generoso va teniendo la sociedad en sus cambios. La Iglesia es el Cuerpo Místico de Cristo, signo y sacramento de salvación, huella de Dios en el mundo. En el nombre de Dios, que hizo el cielo y la tierra, de su hijo Jesucristo, nacido de mujer, y del Espíritu que alienta la Iglesia no nos podemos permitir ser la institución en la que se refugien el odio, la intolerancia, la injusticia, la avaricia y el desamor.

 
Notamos también el poco protagonismo que se le da a laicos y laicas, lo poco que se sigue apostando por formar un Pueblo de Dios adulto en la fe. Estamos viendo como cada día las personas laicas somos relegadas, infantilizadas o directamente excluidas de la acción pastoral, una acción pastoral a la que se nos convoca para elaborar documentos que luego son desactivados y olvidados en los cajones de los despachos. Sucedió con el Concilio Pastoral de Galicia y está pasando con las conclusiones de los Sínodos en nuestras Iglesias locales. Sentimos que se nos convoca a participar, pero realmente no se nos escucha.

 
Como gallegas, sentimos el dolor de la tierra al ver la poca altura humana de ciertos sectores de la jerarquía de nuestra Iglesia, el escaso aprecio que le tiene a la cultura galega, como se resisten a utilizar el gallego y como incluso lo desprecian. Notamos actitudes más próximas a la prepotencia que al sentido eclesial y comunitario. Necesitamos un clero sin miedo a dialogar con la comunidad eclesial y con la cultura gallega, que sepa respetar las diferentes opciones de las personas, que sean animadores de auténtica y honda eclesialidad.
Queremos pedir a toda la Iglesia gallega y especialmente a sus pastores: curas, obispos y arzobispo que renueven sus esfuerzos en la formación actualizada de los nuevos sacerdotes, que los preparen para no tener miedo de nosotras, las mujeres, ni del mundo plural en el que viven, para que sepan dar pasos seguros y decididos por la eclesialidad, caminando hacia la formación de comunidades vivas y adultas, responsables en su fe, sin miedo a las diferencias, acogedoras y misericordiosas, en diálogo con la cultura gallega, que sean semilla del Reino de Dios en nuestra tierra y en el mundo.

 
Es tiempo de Navidad. Ojalá el niño que nace en Belén lo haga también en los corazones de todas las personas. Ojalá nuestros corazones de piedra se conviertan en entrañas de misericordia para poder seguir avanzando en la eclesialidad, la justicia y la paz.

 
Asoc. Mulleres Cristiás Galegas Exeria. Fiesta de las Santas Inocentes. Navidad 2019.

https://www.exeria.org/

mcgexeria@gmail.com

entranas de misericordia Nadal 2019 galego e castelan (1)

 

 

“Como podemos falar de paz mentres construímos novas e formidables armas de guerra? Como podemos falar de paz mentres xustificamos determinadas accións espurias con discursos de discriminación e odio?… A paz non é máis que un son de palabras, se non está fundamentada na verdade, se non se constrúe de acordo coa xustiza, se non está vivificada e completada pola caridade, e se non se realiza na liberdade” (Papa Francisco, discurso en Hiroshima, novembro 2019). As palabras de Francisco lévannos a reflexionar ás persoas Cristiás, no comezo do ano, sobre o noso compromiso diario na construción da paz no mundo que vivimos e na nosa realidade máis próxima: Galicia. Certo que vivimos nun lugar privilexiado fronte a millóns de persoas no mundo. Porén, esta paz aparente é  feble e pode rachar en calquera intre. A metade dos galegos sobreviven a base de prestacións públicas: pensións e subsidios (La Voz de Galicia 26-11-2019). Os recentes sucesos en Chile, un dos países máis prósperos de América do Sur, avisan da fraxilidade das sociedades chamadas do benestar. A violencia de xénero que este ano foi especialmente dura na nosa terra, a xenofobia, a homofobia e os novos discursos do odio dalgún grupo político, mesmo amparándose na relixión cristiá, son mostras de que a paz está lonxe de ser estable.
QUE PODEMOS APORTAR?
Para lograr un clima de paz é imprescindible que todos os membros dun colectivo, dun pobo, se sumen no proxecto de construír a paz no seu arredor. Non é doado superar a conflitividade, harmonizar intereses encontrados, reformar organismos carentes de imparcialidade. Fundamental é unha educación para a paz desde as familias e  sobor de todo na escola, onde medran cada ano casos de acoso e maltrato. Educar a nenos e mozos na resolución de conflitos sen odio e sen violencia é unha  materia pendente na educación.
CONSUMO RESPONSABLE
Unha das causas de inestabilidade en moitos países é o hiperconsumo no que está mergullado boa parte do mundo. Non se trata só dos danos ecolóxicos da superprodución senón do empobrecemento e escravitude de millóns de persoas. Detrás das guerras en África agáchanse grandes intereses comerciais, e como non, a venta e tráfico de armas. España non é allea a esta situación. Tampouco a ONU, pois o 80% da venda de armamento procede dos países membros do Consello de Seguridade  das Nacións Unidas. O gasto mundial en armamento (2018) foi o maior dos últimos 30 anos (1,63 billóns de euros). O Papa Francisco ven de reclamar a ONU que desapareza o dereito ao veto no Consello de Seguridade das 5 potencias. Temos logo que apostar por un consumo responsable e sobrio, eliminando o innecesario, favorecendo o comercio ecolóxico e as enerxías sostibles. So así frearemos a devastación do planeta e a violencia que xera unha produción salvaxe en tantos países. O recente Sínodo da Amazonía, celebrado o pasado mes de outubro en Roma, reclamou novas políticas que defendan os territorios ameazados e aos seus poboadores. Dende a nosa fe no Xesús Liberador non podemos deixar de loitar neste empeño de salvar a Creación.

2ª MARCHA MUNDIAL POLA PAZ E A NON VIOLENCIA (https://theworldmarch.org/ )
O 3 de outubro de 2019 comezou en Madrid a 2ª Marcha Mundial pola Paz e a Non Violencia que busca unha converxencia global dos esforzos das distintas colectividades e movementos a prol dos seguintes obxectivos: * Apoiar o Tratado de Prohibición de Armas Nucleares e eliminar así a posibilidade dunha catástrofe mundial e destinando os seus recursos ás necesidades da humanidade. * Erradicar a fame do planeta. * Reformar a ONU para que se converta nun auténtico Consello Mundial para a Paz. * Completar a Declaración de Dereitos Humanos cunha Carta pola Democracia Global. * Activar un Plan de Medidas contra o Supremacismo e calquera discriminación por raza, nacionalidade, sexo ou relixión. * Facer fronte ao cambio climático. * Promover a NON VIOLENCIA ACTIVA para que o diálogo e a solidariedade sexan as forzas transformadoras fronte á imposición e á guerra.
A día de hoxe 80 países asinaron a favor do fin das armas nucleares,  33 ratificaron e faltan 17 por asinar. A Marcha rematará en Madrid o 8 de Marzo de 2020, no Día Internacional da Muller.
Agora, cada quen ten na súa man o sumarse a este ánimo de santidade que percorre o mundo. Non abonda con amar a Deus e non idolatrar, xa non abonda con non matar, non roubar ou non levantar falso testemuño.
Nos últimos meses contemplamos como a violencia estoupou en tantos lugares do mundo: Nicaragua, Bolivia, Venezuela, Chile, Colombia, España, Francia, Hon Kong… Artellar camiños de diálogo e pacificación é tarefa urxente que require de todas nós.
“En Nagasaki e en Hiroshima estiven orando, encontreime con algúns sobreviventes e familiares das vítimas e reiterei a firme condena das armas nucleares e da hipocrisía de falar de paz, construíndo e vendendo armas (…) Hai países cristiáns, países europeos que falan da paz e logo viven das armas” (Papa Francisco)

Coordinadora de Crentes Galeg@s

documento paz 19-20

 
ccp

 

Leída la carta pastoral del Cardenal Cañizares, Arzobispo de Valencia,  de fecha 24 de Noviembre de 2019, ante el “preacuerdo” entre socialistas y socialcomunistas”, no queremos entrar a puntualizar las muchas palabras con las que no estamos de acuerdo, sino mostrar  con fraterna libertad de expresión nuestra opinión y nuestro punto de vista, por si sirve a alguien para una reflexión constructiva.

Nos sorprende el tono alarmista de ver “una grave emergencia, la emergencia de España”, en un preacuerdo, todavía en ciernes, “que no tiene nada de progreso”, y que supone “una crisis muy honda”, aludiendo, como ya es habitual a la llamada por él “ideología de género”, “feminismo radical”, “laicismo ideológico”, “pensamiento  único”, y otras expresiones de intención marcadamente negativa.

Las CCP de Valencia, que queremos ser seguidoras de Jesús y vivir y luchar por su Causa, desde dentro de la Iglesia, pensamos que vivimos un tiempo muy complejo en el que hay “signos de los tiempos” positivos como el avance  en libertades y derechos humanos, la “autonomía de lo temporal” que valoraba el Concilio Vaticano II, la profundización de la democracia como defensa del bien común y de la participación, la solidaridad entre los pueblos, la sensibilidad respecto al respeto y cuidado de nuestra Casa Común, y otras muchas conquistas de la humanidad en su camino de liberación y hacia la Plenitud.

A esos avances han contribuido notablemente la Ilustración, el marxismo, la modernidad, la democracia y los partidos políticos y los movimientos sociales como el feminismo, el movimiento LGTBI, el laicismo, el ecologismo, el pacifismo y otros muchos.

Lamentablemente la Iglesia Católica como Institución ha ido perdiendo casi todos los trenes en el avance de la historia, y así ha ido perdiendo la adhesión de las mujeres, del movimiento obrero, de la juventud, la ciencia y la intelectualidad. Cuando no, desgraciadamente, ha sido una fuerza reaccionaria en esos avances de la humanidad. En nuestra sociedad ha sido notoria la connivencia de la Jerarquía eclesiástica (que no de toda la Iglesia) con el franquismo y los poderes más conservadores.

En CCP creemos que no es ”el abandono y olvido de Dios” lo que causa tan “grave crisis” y “situación patológica”. Pregúntese la Iglesia por qué el abandono tan masivo de la práctica religiosa. Pregúntese por qué la gente se escandaliza de los abusos del clericalismo, de los privilegios de la Iglesia con el poder político, de la avaricia de las inmatriculaciones… A nosotras nos escandaliza y nos cuesta  reconocer el rostro de Jesús en esa Iglesia.

Siguiendo al Papa Francisco, nos gustaría una Iglesia “pobre y de los pobres”, una Iglesia “en salida”(no cerrada y autoreferencial), una Iglesia misericordiosa y no tan negativa, condenatoria y amenazante. Una Iglesia “hospital de campaña”, esperanzadora para quienes más sufren la crueldad de este sistema. Esa “renovación evangélica de la Iglesia” es la que deseamos, y la que intentamos vivir desde la pequeñez de nuestras comunidades.

Desde nuestro ser Iglesia no hacemos ascos a caminar codo con codo con personas y colectivos laicos, ateos o agnósticos, feministas y de izquierdas, con quienes nos sentimos en sintonía por las mismas causas de humanidad, que creemos que son también la Causa de Jesús de Nazaret. Lo sagrado  sobre todo está  en lo humano, y también en lo religioso en cuanto libere a la humanidad. Son los Derechos Humanos la nueva tabla de la ley.

Saludamos el “preacuerdo” como un pequeño paso hacia una sociedad más justa. Al menos, preferible a lo contrario. Con sentido crítico, entendemos que la mediación política es necesaria para defender el bien común de toda la ciudadanía, y empujaremos en la dirección que creamos más evangélica de acuerdo a la Causa de Jesús.

Fraternalmente le saludamos

Comunitats Cristianes Populars de València. 15 de Diciembre de 2019.

 
Foro Gaspar García Laviana

 

El sábado 14 de diciembre en Tuilla, a las 12:00 h., como se viene haciendo cada año, habrá un encuentro para celebrar una eucaristía y a continuación hacer el habitual homenaje floral

 

A finales de noviembre de este año, pocos días antes de  rememorar el 41º aniversario de la muerte de Gaspar García Laviana, el Foro de Cristianos que lleva su nombre ha publicado un nuevo libro sobre el misionero asturiano muerto en Nicaragua el 11 de diciembre de 1978.

Este es un libro especialmente importante por dos razones: una por ser quien es el autor y otra porque trata especialmente de sus vidas de curas de parroquia, de la suya y de la de Gaspar, lo que nadie había hecho hasta ahora tan extensa y profundamente.

El libro ha sido escrito por Pedro Regalado Díez Olmedo, también sacerdote misionero del Sagrado Corazón, especialmente importante por haber formado los dos equipo pastoral atendiendo las parroquias de Tola y San Juan del Sur durante ocho años: desde finales de 1970 hasta la muerte de Gaspar. La noticia de la tragedia de esta muerte la recibe Regalado en Jaén, donde, ya secularizado, empieza un nuevo trabajo y una nueva vida.

Pedro Regalado nació en Villavieja del Cerro, Valladolid, el año 1938. Entre todos los que hasta ahora han hablado de Gaspar se puede afirmar sin lugar a dudas que ninguno de ellos le ha conocido como él. Son compañeros de curso y amigos inseparables durante todos los años de seminario, incluido el noviciado. Después de su ordenación sacerdotal, año 1966, hacen los dos el mismo curso de pastoral en Madrid y después de tres años con distintos destinos en su congregación, irán juntos a Nicaragua.

 

Quiero destacar que el autor de esta interesante descripción biográfica de ambos deja que sea Gaspar quien protagonice casi enteramente la historia que nos cuenta de sus vidas hasta el punto que se puede decir que estamos ante un libro sobre el misionero asturiano que terminó muriendo luchando por la liberación del pueblo nicaragüense. Hay que destacar esta generosidad y también agradecerle tanta información sobre él.

Nos informa el autor de cuáles fueron las referencias doctrinales principales de sus vidas y de su pastoral: el concilio Vaticano II, el pensamiento social de Pablo VI, los Documentos de Medellín, la nueva teología de la liberación y, sobre todo, los evangelios. Ello nos explica la postura que adoptaron en aquella Nicaragua que estaba bajo la dictadura somocista donde la mayoría de la gente vivía exageradamente pobre, sin los fundamentales servicios de salud, sin escuelas, salarios de miseria… y con una Guardia Nacional sobre ellos para que no pudieran reclamar ni rebelarse. La mayoría vivían resignados.

Vemos en el libro que la actividad de estos dos misioneros se desarrolla en dos sectores muy diferenciados: en las comunidades rurales del interior, donde se daban las peores condiciones de vida, y en las zonas urbanas de Tola y San Juan del Sur.

A las zonas rurales, religiosamente también muy abandonadas, hacía tiempo que no llegaba sacerdote alguno. Nos habla Pedro de las dificultades que ello suponía. A sus viviendas les llamaban “ranchitos”, donde en sus 30 m2 vivía hacinada toda la familia, con el añadido de algunos animales. Nos describe con detalle cómo era aquella gente: “sencilla, buena, amable, acogedora, individualista, reservada, sumisa. La mayoría es analfabeta, religiosa a su manera… Están inmersos en la pobreza total y son inconscientes de la situación en que viven. El hombre sólo es simiente. La mujer es madre, nodriza y padre, todo a la vez”.

En las dos zonas urbanas, Tola y San Juan, las parroquias funcionaban bajo los esquemas propios de la Iglesia de aquel tiempo. Con la llegada de Gaspar y Pedro habrá importantes innovaciones. Fue llamativo el suprimir todos los aranceles parroquiales, muy propio de los curas progresistas del posconcilio. Dedican mucho tiempo a impartir cursos de formación cristiana y otros que irán más allá del ámbito religioso: de costura, de higiene, de sindicalismo para estibadores y pescadores… Crean un dispensario parroquial de medicamentos, donde también logran la colaboración de médicos. Ponen en marcha una cooperativa de consumo y con ese motivo dan varios cursos de cooperativismo.

 

Catequesis en la comunidad de Las Parcelas, donde Frank Kelly ordenó provocar el incendio, con las monjas sor Pilar (española) y sor Gregoria (mexicana), segunda y cuarta por la derecha de la fila superior, respectivamente. Foto de Pedro.

 

Apoyan o participan en importantes reivindicaciones populares. Gaspar va con un grupo de gente al ministerio de educación a reclamar escuelas. Es entonces cuando se enteran que están pagando a maestros asignados a ellos y que no existen. Alguien de la administración está cobrando sus sueldos. Se unen a los vecinos de Las Parcelas cuando Frank Kelly quiere echarlos de sus tierras. Denuncian el prostíbulo Sol y Sombra, debido a que en él hay niñas forzadas a la prostitución. Logran su cierre, aunque se instalarán inmediatamente en otra región. Esto les crea la enemistad de la Guardia Nacional que tenía en él una buena fuente de recursos y de otros favores propios de ese lugar. También se han de enfrentar al médico por los abusos que cometía con la gente: a una mujer la opera tres veces de apéndice y por cada una le pide a la familia una vaquita. Le obligan a devolver las tres que les había robado.

Encontramos en el libro epígrafes que nos hablan de su Cáritas parroquial y de la Junta Económica. Serán los mismos seglares los que se responsabilicen de todos los asuntos parroquiales. Construirán un Centro parroquial que serviría para impartir muchos cursos y hacer convivencias; también para acoger a los campesinos de paso por la ciudad.

Entre los momentos más interesantes de MI VIDA JUNTO A GASPAR GARCÍA LAVIANA cura y comandante sandinista está aquel en el que Gaspar toma la decisión de entrar en el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN). Le dice a Pedro: “Estamos paralizando el proceso revolucionario del Reino de Dios”. “Estas obras de beneficencia, de caridad, tenemos que transformarlas en obras sociales, en normas y leyes justas”. Los responsables “confiesan sus atrocidades, lavan su conciencia, les damos la absolución, les tranquilizamos, pero no les cambiamos”. ¡Ya basta! Gaspar comienza a militar clandestinamente durante los años 1975-1977 en el FSLN y ya en ese año hace pública su pertenencia a él como soldado.

Nos cuenta Pedro que conocerá y se hará amigo de Carlos Fonseca Amador, uno de los fundadores del Frente Sandinista, cuya muerte en combate le produce un gran dolor. También tendrá una relación muy cercana, igual que Pedro Regalado, con Camilo Ortega, hermano del actual presidente, que muere en una refriega el 26 de febrero de 1978. Gaspar ve cómo el compromiso revolucionario es de exigente. Lo será también con él.

A nosotros nos queda su ejemplo, que intentamos mantenerlo siempre vivo como estímulo para estar al lado de las causas justas y defendiendo a los más débiles, como él hizo. Precisamente hay una parte donde Pedro Regalado habla de Gaspar visto por él, con cuyo resumen quiero terminar esta presentación de su libro. Son unos rasgos que nos describen su ejemplar personalidad.

 Gaspar es especialmente sensible. Se conmueve y llora ante la muerte de sus amigos. Destaca Regalado la de Carlos Fonseca Amador, uno de los fundadores de FSLN, que murió a los cuarenta años en combate con la Guardia Nacional en el año 1976. Se distingue también Gaspar por su ternura con los niños, con los ancianos, con los borrachos, con los campesinos, con los animales. Es incapaz de matar un pollo, aunque esté muriendo de hambre. Por sus campesinos enfermos, enferma él.

Es generosamente solidario. Gaspar es un luchador nato motivado siempre por el dolor de los demás. Su guerra es contra el dolor humano de los más humildes, contra la pobreza, contra la ignorancia, contra la desigualdad, contra el analfabetismo… No soporta la resignación del campesino y hace lo posible para motivarlo y participe en su liberación.

Gaspar es humilde. Si se equivoca, pide perdón. La soberbia no va con él, la hipocresía mucho menos. Y es también valiente, imprescindible ello para dar el arriesgado paso de entrar en el Frente Sandinista de Liberación Nacional.

Es un animador nato de reuniones y convivencias. Donde está él hay alegría. Pero sobre todo Pedro Regalado quiere definir a Gaspar como el “pastor que come, vive y duerme con sus ovejas, pastor que se enfrenta a los poderes de Somoza y sus esbirros para defender la tierra y los pastos de su rebaño. No hace pactos con el poder ni con el obispo. Solo lucha, arriesgando la vida, para defender el rebaño que le ha encomendado el Buen Pastor”.

“Este es Gaspar. Lo del Frente, lo de las armas, fueron unas circunstancias que le llevaron a esta elección, a esta acción”.

Espero que la Iglesia católica llegue un día a entender mejor a muchos de sus hijos que, como Gaspar, se han sacrificado hasta dar la vida defendiendo a los más débiles de la sociedad, luchando contra los poderosos que estaban conculcando sus derechos, que les están violentando, obligándoles a vivir en la pobreza, privándoles de todas libertades y con ello de cualquier medio de defensa.

El que lo hayan hecho al lado de otros que no eran creyentes o estaban movidos por humanismos diferentes no puede invalidar tanta generosidad  derrochada en favor de los empobrecidos y oprimidos.

En algunos países de Latinoamérica, también en Nicaragua, la represión fue tan dura que son innumerables las muertes que las dictaduras produjeron. Algunos jerarcas católicos y clérigos, y con ellos buena parte de la Iglesia, supieron cobijarse en esos momentos bajo el paraguas protector de los dictadores, que al mismo tiempo que les favorecían a ellos estaban persiguiendo y asesinando a cristianos –incluyendo curas- que se oponían a su régimen opresivo.

El Papa Francisco está pidiendo la conversión de la Iglesia y él mismo es un papa diferente a los de otros tiempos. Esperemos que sean muchos los obispos y creyentes de a pié los que le acompañemos en esa deriva hacia los más necesitados. Es el camino cristiano donde podemos encontrar al Cristo liberador.

 

José María Álvarez Pipo

GGLaviana

 
Logo del MOCEOP

 

Desde MOCEOP (Movimiento por el celibato opcional) queremos compartir nuestra felicitación navideña con una reflexión sobre el verdadero sentido que tiene la Navidad  para nosotros y sobre la situación social de España al día de hoy.

 

Hoy la Navidad se vive de forma superficial, folklórica y comercial, ya que nos inunda por todas partes en estas fechas un consumo desenfrenado y compulsivo, con abundancia de comidas, música y alcohol y con un despilfarro de gasto público en luces y adornos por parte de ayuntamientos, que compiten entre sí en lograr el record de millones de bombillas. Para los creyentes, es importante ir más allá de un Niño Jesús sonrosado y sin mensaje.

 

Así las cosas, la Navidad se utiliza para olvidarse de la vida real  y de los sufrimientos de los colectivos más desfavorecidos, de los que Jesús se preocupó y que hoy son los inmigrantes, los refugiados, los perseguidos, los presos, las personas sin techo, los ancianos que viven en soledad, los pensionistas que malviven con pensiones de miseria, los amenazados por desahucios, los marginados de toda clase y condición…en todas partes del Mundo: en los países pobres y también en los prósperos países del llamado primer Mundo.

 

 

El significado original de la Navidad cristiana es un mensaje de liberación, de buena noticia para el pueblo y de “paz a todos los hombres de buena voluntad”. Es la contemplación del misterio de un Dios que en Jesús de Nazaret se hace uno más como nosotros, naciendo pobre fuera de su pueblo de origen, viviendo pobre . El nacimiento de Jesús fue el comienzo de una concepción de la vida distinta de la que se llevaba en aquellos tiempos. Jesús propone actitudes de acogida, misericordia y compasión con los que más sufren. De hecho Él siempre estuvo cerca de publicanos, prostitutas, enfermos, mujeres y de multitudes de pobres dispuesto a ayudarles y aliviarles en su sufrimiento.

 

Navidad es vivir el sentido de esperanza de que es posible construir un mundo

distinto al actual, que está dominado por el poder del imperio del dinero y de construir una sociedad distinta, más igualitaria, más libre, más fraterna sabiendo que podemos luchar todos unidos para conseguirlo, con esa convicción.

 

Sabemos que hoy el mundo lo manejan las grandes corporaciones y organismos mundiales

al servicio del capital y del dinero: FMI, OCDE, Banco Mundial, Banco Central

Europeo, OCDE. Con mayor o menor conciencia, ellos son los principales

responsables de esa “economía que mata”, en palabras de Francisco.

El mensaje de Jesús propone una sociedad basada en la fraternidad, una sociedad

distinta, más igualitaria, más libre. Todos unidos debemos empujar para

conseguirlo; pero necesitamos creerlo contra toda desesperanza y pesimismo.

 

 No podemos entender ciertos mensajes de algunos colectivos sociales y políticos que niegan la

emergencia climática, la violencia de género, la escandalosa desigualdad entre ricos y pobres y que mantienen actitudes y políticas con discursos llenos de odio, de xenofobia, de racismo y de discriminación con determinados colectivos y personas. Esas posturas no son cristianas. Son lo más opuesto al mensaje de Jesús, lo más opuesto a la Navidad y muy tóxicas para la vida en sociedad.

 

Tampoco podemos entender la coincidencia y connivencia muchas veces de algunos sectores de la jerarquía católica con significados dirigentes de estos sectores políticos y económicos que provocan los desahucios, los bajos salarios, el rechazo a los inmigrantes, y las diferentes fobias hacia los que son diferentes : musulmanes, gays o lesbianas, pobres y marginados, menores inmigrantes no acompañados, personas sin techo etc.

 

Fomentemos el verdadero sentido de la Navidad que Jesús nos trae con su mensaje de paz, de

igualdad, de sencillez y austeridad, de fraternidad, de libertad y de amor universal para todos sin excepción.

 

Con estos sentimientos os deseamos a todos una VERDADERA Y FELIZ NAVIDAD

 

MOCEOP

 

10 de Diciembre de 2019

 

 

 

 
CCP2

Unas 170 personas de las diversas nacionalidades españolas: Cataluña, Castilla-León. Madrid, Castilla-La Mancha, Valencia y, sobre todo, de Andalucía, nos reunimos el pasado fin de semana, del 22 al 24 de noviembre, en la Costa malagueña, con el fin de compartir experiencias y reflexionar sobre nuestra vida humana y cristiana, en esta época de crisis, confusión y cambios acelerados. El lema de la convivencia fue: Comunidades cristianas, comunidades humanas. Motivo añadido del encuentro fue también el homenajear a nuestro teólogo andaluz Jose María Castillo, por sus 90 años cumplidos y por los nuevos caminos que nos ha abierto de vida humana y cristiana en su largo magisterio, no exento de dificultades y contratiempos.

En este enlace puede leerse una crónica detallada y varias fotografías y vídeos:

https://ccp-gr.blogspot.com/2019/11/xx-encuentro-andaluz-de-las-ccp-de.html

 

 

 
Plataforma Justicia Fiscal

La Plataforma por la Justicia Fiscal (PxJF) valora positivamente la apuesta por la justicia fiscal en el preacuerdo PSOE-Unidas Podemos

19.11.2019

La red de entidades sindicales y sociales reclama un Pacto de Estado contra el Fraude Fiscal y la traducción de esta apuesta por la justicia fiscal en unas medidas muy concretas.

19 de noviembre de 2019. La Plataforma por la Justicia Fiscal (PxJF) valora positivamente que en el punto 10 del preacuerdo de gobierno firmado por el PSOE y Unidas Podemos se haya introducido el concepto de JUSTICIA FISCAL que permita establecer y aplicar unos impuestos justos en lo que se refiere a progresividad y suficiencia de lo recaudado. España sigue manteniendo un diferencial de ingresos de 7 puntos por debajo de la media de los países de la eurozona.

Según nuestra Plataforma, reformar la fiscalidad de acuerdo a este concepto de Justicia Fiscal supondría para el nuevo Gobierno:

  1. Intensificar la lucha contra el fraude fiscal suscribiendo un Pacto de Estado que ataque los nichos de fraude y elusión de las grandes compañías y patrimonios y dote a la Agencia Tributaria de recursos humanos y presupuestarios suficientes para ese cometido.
  2. Mejorar la progresividad del sistema fiscal, reduciendo la dualidad de tratamiento al capital y al trabajo en el IRPF, aumentando los tramos impositivos y el tipo efectivo del impuesto de sociedades y fijando mínimos comunes a las Comunidades Autónomas en los impuestos de patrimonio y sucesiones.
  3. Incidir en la fiscalidad de la UE, erradicando los llamados paraísos fiscales, promoviendo el Impuesto a las Transacciones Financieras (ITF) y un impuesto a las empresas tecnológicas digitales.

La Plataforma por la Justicia Fiscal anima a que el nuevo Congreso profundice en nuestra propuesta de Pacto de Estado contra el fraude fiscal y constituya una comisión permanente para su seguimiento, planteando medidas consensuadas y estructurales para lograr los mandatos constitucionales de equidad, suficiencia y progresividad del sistema fiscal español, que actualmente están muy lejos de cumplirse.

 

Las organizaciones que forman parte de la Plataforma por la Justicia Fiscal son: Attac España,  CCOO, Confederación de Consumidores y Usuarios -CECU-, Consejo General de Trabajo Social, Coordinadora de ONG de Desarrollo de España -CONGDE-, EAPN España, Economistas sin Fronteras, RED de ONGD de Comunidad de Madrid –REDONGDCAM-, GESTHA, InspirAction, Justicia y Paz, Observatorio RSC, Oxfam Intermón, Redes Cristianas, UGT y USO.

 

 

 

La Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) ha designado la celebración del 11/10/2020 (Día Internacional de la Salida del Armario) a los Creyentes y Espirituales LGTB+ del estado español. Es por ello que el Grupo de Fe y Espiritualidad de la FELGTB, que congrega a representantes de cada entidad española federada que posee una sección o grupo de creyentes espirituales en su seno, nos hemos reunido para comenzar la programación de este año tan especial. Esperamos vuestro apoyo y solicitamos nos acompañen durante el 2020 en la necesidad de ser testimonio vivo y visible de nuestras creencias y prácticas. Nuestro hashtag es #orgullocreyentelgtb

Preparándonos para nuestra campaña compartimos la entrevista que nos han realizado, este 16/11, sobre la realidad de los creyentes católicos LGTB+ y la Visibilidad Creyente.

https://www.youtube.com/watch?v=cllg1tzjTgQ

Norberto G. Ciciaro

Coordinación Sección Espiritualidad Cogam 

                                              

 

 

 
CCP2

Desde hace más de tres décadas, se ha impulsado en América Latina un capitalismo neoliberal que le ha ido restando atribuciones al Estado, cuyas consecuencias se evidencian en diferentes obstáculos para la participación democrática, originando protestas masivas y estallidos sociales. Los escándalos de corrupción han azotado a todo el continente, y los enfrentamientos con la policía han sido caracterizados como terrorismo de Estado. El avance del conservadurismo ha impuesto, como en el Medioevo, una sobre ideologizada relación entre Iglesia y Estado.

Países como México y el Salvador han protagonizado este año protestas vinculadas con las faltas de medidas efectivas contra el abuso sexual. Los derechos de campesinos e indígenas se han afectado directamente en países como Guatemala y Brasil. En este último, además se han coartado brutalmente los derechos de las minorías y disidencias sexuales. En Nicaragua, después de que en el año 2018 murieran 320 personas en las protestas, siguen apresando a quienes apoyen a las madres de los presos políticos que se encuentran en huelga de hambre desde hace un par de días, refugiadas en una pequeña iglesia. Países como Costa Rica, Panamá y Chile, piden a gritos asambleas constituyentes frente a la crisis de legitimidad de la clase política. En Haití, las protestas que llevan más de 40 muertos, son por las indignas condiciones de vida que tienen al país con un 80% de pobreza extrema. Países como República Dominicana y Bolivia han protestado acusando fraude electoral. En Bolivia- país con la reserva mundial más grande de litio y cuya explotación está nacionalizada-, la OEA concluyó que no había fraude electoral. Aun así, las Fuerzas Armadas exigieron la renuncia del presidente Evo Morales, quien se refugió en México mientras el país se encuentra profundamente dividido. Estas divisiones sociales han tenido su punto más álgido en Venezuela, país que protagoniza un bloqueo comercial similar al que vive Cuba. El país tiene la reserva de petróleo más grande del mundo. Las protestas entre opositores y aliados del gobierno de Nicolás Maduro tiene más de 50 fallecidos este año.

Países como Colombia, Chile y Ecuador, han vivido el terrorismo de Estado. En este último se levantaron protestas contra el gobierno de Lenín Moreno, con una decena de muertos antes de que se decidiera la derogación del aumento del impuesto sobre la gasolina. En Perú, el presidente Martín Vizcarra decretó la disolución del Congreso y llamó a elecciones, cuyos parlamentarios reaccionaron suspendiéndolo en su cargo. Actualmente no hay claridad de quién es el mandatario en el país. Sólo Argentina ha encontrado un freno democrático al desgarrador capitalismo que debió enfrentar por cuatro años con el gobierno del ex presidente Mauricio Macri. Luego de cuatro años de protestas en las calles, Argentina elige a Alberto Fernández como el nuevo presidente del país.

Todas las iniciativas de libre mercado en el continente se inspiran en lo que popularmente han llamado “el milagro chileno”. En Chile, la pobreza extrema disminuyó, pero aumentó exponencialmente la precariedad de la vida, y los abusos hacia la mayoría de la población. Menos del 20% de la riqueza del país se distribuye en cerca del 80% de la población. El país con el segundo PIB per cápita más alto de toda América Latina, tiene a sus habitantes viviendo en situación de precariedad extrema, sin acceso a salud, educación y vivienda, y sobre endeudadas. A esta realidad se le suma el hecho de que, en el último año, la clase política hizo declaraciones públicas que denostaban y se burlaban de la precariedad de la vida de las personas en Chile. La semana del 14 de octubre, se anunció una nueva subida del pasaje del Metro de Santiago, y el estudiantado de secundaria organizó evasiones masivas, que culminaron con protestas en todo el país. El Estado de Excepción declarado, y el toque de queda, junto con el aumento de la represión policial, han culminado en un volumen nunca visto en democracia de violaciones de derechos humanos (345 querellas, de las cuales, 245 son por torturas) y 22 muertos. Se está utilizando la mutilación como estrategia de control social, con 217 heridos por disparos de perdigones en sus ojos, perdiendo la vista de uno o de ambos ojos.

En la madrugada del viernes 15 de noviembre, el Congreso llegó a un acuerdo para iniciar un proceso de modificación de la Constitución, que no ha conseguido la legitimidad de la población. A pesar de los informes, demandas y presiones de los organismos internacionales de derechos humanos, las vulneraciones de derechos van en un progresivo aumento.

El capitalismo neoliberal ha mostrado que la acumulación de riquezas de unos pocos, tiene un alto costo para las mayorías: pérdida de la justicia y la dignidad. Las clases políticas se han asentado en sus privilegios, y han olvidado que su tarea es representar al pueblo. El macabro deseo de acumulación de riquezas, y la ausencia del Estado, ha dejado indefenso a todo un continente que ha dicho “basta”.

Comunidades Cristianas Populares de Andalucía. 20 de Noviembre de 2019.

 

La Comunidad Santo Tomás de Aquino te invita a un encuentro con  Julio Acosta (Julín) : A lo mejor te interesa conocer de primera mano la muy especial migración haitiano-dominicana y el momento geopolítico que está atravesando esa zona caribeña.

Julio Acosta es teólogo, escritor y Secretario Ejecutivo de la Pastoral de Migrantes de la Conferencia Episcopal Dominicana.

El encuentro será el domingo 24 de noviembre, a las 11:45, en el marco de la celebración comunitaria.

Locales de FUHEM, espacio “El Santa”

Plaza Puerta del Ángel, junto a Iglesia de Santa Cristina, Madrid.

www.comunidadsta.org

 

Aprovechando su estancia en España, las Comunidades Cristianas de Base de la Región de Murcia organizan un encuentro con el teólogo José María Vigil. Este encuentro está abierto a toda persona que quiera asistir.

Fecha: 19 noviembre, martes.

Lugar: Salón Jesuitas (Arco Santo Domingo), Murcia

Hora: 8 tarde

Tema: “Nuevo paradigma ecológico. Ecología integral.”

Previamente a la intervención del ponente, se hará la presentación de la Agenda Latinoamericana’2020

www.comunidadescristianasdebase-murcia.com/Actividades/index.aspx?c=3

 

La comunidad Santo Tomás de Aquino, perteneciente a Cristianas y Cristianos de Base de Madrid,  ha organizado esta charla

De mujeres, de subversión y de empoderamiento ministerial” a cargo de

Angela Reddemann, misionera Verbum Dei.  Tanto por el tema como por la ponente, creemos que

puede interesar a los compañeros de Redes Cristianas. Rogamos la difusión de esta

invitación.

 

Enviamos el cartel de la charla. Será el viernes 15 a las 19:00 en los

locales de la FUHEM donde nos reunimos habitualmente, en Plaza de la Puerta del Ángel, espacio “El Santa”, junto a la parroquia Santa Cristina.

Metro Puerta del Ángel (L6), autobuses: 31, 33, 36, 39, 66

 

Un abrazo,

 

El Consejo de ST

 

 

 

 

La organización celebra su IV Asamblea el próximo 16 de noviembre
Más de una veintena de colectivos ciudadanos, agrupados en la Coordinadora Recuperando, celebrarán en Sevilla el próximo 16 de noviembre su IV Asamblea anual con la vista puesta en la publicación del listado de bienes inmatriculados por la Iglesia católica y la devolución de aquellos cuya titularidad no pueda ser demostrada fehacientemente por los obispos.
El listado, que incluye a cerca de 35.000 inmuebles inscritos irregularmente por la Iglesia entre 1998 y 2015, obra en poder del Ministerio de Justicia desde el 5 de febrero de 2018, gracias a la petición formal elevada por la Coordinadora Recuperando al Congreso de los Diputados el 9 de febrero de 2017 y refrendada dos meses después en una proposición no de ley (PNL) cursada por la Comisión de Justicia de las Cortes.
La IV Asamblea de Recuperando examinará en Sevilla las iniciativas municipales puestas en marcha en todas las comunidades autónomas encaminadas a la recuperación del voluminoso patrimonio histórico indebidamente inmatriculado y analizará nuevas vías jurídicas y legislativas para lograr una solución global del expolio. La reunión tendrá lugar en el Centro Social Polivalente Virgen de los Reyes de la capital andaluza y contará con representantes procedentes de Navarra, Aragón, Asturias, Cataluña, Murcia, Castilla y León, Comunidad Valenciana, Madrid, Baleares y Andalucía.
Muchos de los bienes irregularmente inscritos por la Iglesia ya han sido recuperados mediante sentencia judicial, como las ermitas de Ochagavía y Aranda de Duero, la iglesia de San Juan de los Panetes (Zaragoza) o las Murallas de Artá, pero la vía jurídica obliga a miles de litigios individualizados y representa un camino largo y costoso. Por esa razón, Recuperando apela al Gobierno y al
Congreso de los Diputados a buscar una fórmula que declare la nulidad de todas las inscripciones.
Por medio del subterfugio inconstitucional de las inmatriculaciones, la Iglesia católica ha puesto a su nombre decenas de miles de bienes, muchos de incalculable valor histórico, como la Mezquita de Córdoba, la Giralda de Sevilla o las joyas mudéjares de Zaragoza. Recuperando recuerda que hace tan solo unas semanas, el Consejo de Transparencia y Buen Gobierno exhortó al Ejecutivo de Pedro Sánchez a hacer público el listado de inmatriculaciones.
La IV Asamblea celebrará una concentración el mismo 16 de noviembre ante el Patio de los Naranjos de la Catedral de Sevilla, inmatriculado por la Iglesia, para reclamar que vuelva a ser una plaza pública como lo era hasta el año 1992. Recuperando agrupa a una veintena de organizaciones ciudadanas, entre ellas la Plataforma en Defensa del Patrimonio de Sevilla, el Grupo de Inmatriculaciones de Asturias, la Plataforma de Defensa del Patrimonio Navarro, MHUEL, la Plataforma Mezquita Catedral,  Redes Cristianas o Europa Laica.

Más información en https://laicismo.org/etiqueta/coordinadora-recuperando/

 

 
Redes Cristianas

 

Se mantiene la esperanza de cambio en la Iglesia

 

Los sínodos celebrados durante el pontificado del Papa Francisco han hecho aflorar problemas y situaciones importantes que llevaban años planteándose en la Iglesia. En los procesos preparatorios y durante la celebración de los mismos, ha habido debate y cierto nivel de participación del Pueblo de Dios. A la vez, como contrapunto, se ha puesto de manifiesto la realidad de los estamentos eclesiales, clero y laicos, y la aún existente falta de igualdad de la mujer a la hora de participar en la toma de decisiones.

En este contexto acaba de concluir el Sínodo de la Amazonía, que tantas expectativas había generado. Sin haber podido aún leer en detalle el documento final, pensamos que hay motivos para creer que se pueden abrir puertas a cambios importantes a medio plazo.

En primer lugar, el acento puesto en la iglesia local de la Amazonía, con toda su problemática, desde el compromiso claro con la ecología integral (definiendo un “pecado ecológico) y la sinodalidad que conduzca a la reforma de todas las estructuras de la Iglesia a la importancia de la cercanía con los pueblos indígenas y su manera de vivir y organizarse, (llegando a reclamar un rito amazónico propio al lado de los 23 que ya existen en la Iglesia).

En segundo lugar, el reconocimiento de la gravedad de que tantas comunidades no puedan celebrar la Eucaristía por la falta de presbíteros y como consecuencia, proponer como solución que un varón de trayectoria contrastada y casado, pueda ser ordenado sacerdote para presidir una celebración eucarística cuando no haya alternativa.

Y en tercer lugar, las propuestas sobre el reconocimiento del ministerio de las mujeres animadoras de comunidades y sobre el diaconado femenino, ponen de nuevo sobre la mesa la cada vez más incomprensible e indignante negativa de la jerarquía eclesiástica, (que no han sabido o no han querido superar las personas participantes en el Sínodo)  a que la igualdad del hombre y la mujer sea efectiva. Avergüenza particularmente, a estas alturas, el rechazo a que las mujeres participantes en el Sínodo pudieran votar las conclusiones como los varones.

A pesar de estas notas críticas, descubrirnos que se han dado algunos pequeños pasos que abren horizontes mientras esperamos que el Papa los confirme en su documento definitivo previsto para finales de año. Es indudable que la falta de presbíteros es algo común al resto del mundo (baste como ejemplo la existencia cada vez mayor de sacerdotes en España que tienen que atender más de quince pueblos como párrocos y que además tienen ya edad avanzada). En este sentido,  en las mismas conclusiones del sínodo  “algunos se pronunciaron sobre el abordaje universal del tema” al referirse a los “viri probati”.

En Redes Cristianas estamos convencidos, por muchos motivos, de que el celibato (que tradicionalmente ha considerado la Iglesia como un don)  tendría que ser una opción personal y no un requisito para el ejercicio del sacerdocio, y que la distinción entre clérigos y laicos, como estamentos diferenciados, no debe existir. La igualdad plena de mujeres y hombres en la Iglesia es algo que ya se vive en muchas pequeñas comunidades cristianas de todo el mundo. Ojalá todo ello sea una realidad lo antes posible.

Somos conscientes de las grandes dificultades con las que se encuentra el Papa Francisco para promover reformas que sitúen a la Iglesia en la mentalidad del siglo XXI y se mantenga fiel a los valores evangélicos. Pensamos que la celebración de este sínodo ayuda al proceso de cambio, tanto en la región amazónica como en el resto del mundo. En Redes Cristianas lo vemos como un signo de esperanza.

De todos modos no desearíamos que los conflictos que la Iglesia católica sigue teniendo en su interior sobre la situación de flagrante desigualdad de la mujer o el celibato opcional monopolizara la valoración de este Sínodo. Porque se han dicho y aprobado declaraciones que sin duda no gustan entre ciertos sectores sociales y eclesiales, valientes y necesarias como que: “La codicia por la tierra está en la raíz de los conflictos que conducen al etnocidio, así como al asesinato y la criminalización de los movimientos sociales y de sus dirigentes. La demarcación y protección de la tierra es una obligación de los Estados nacionales y de sus respectivos gobiernos”. (punto 44)

Y resaltaríamos la claridad y dureza al señalar como gravísima amenaza contra la vida “la apropiación y privatización de bienes de la naturaleza, como la misma agua; las concesiones madereras legales y el ingreso de madereras ilegales; la caza y la pesca predatorias; los mega-proyectos no sostenibles (hidroeléctricas, concesiones forestales, talas masivas, monocultivos, carreteras, hidrovías, ferrocarriles y proyectos mineros y petroleros); la contaminación ocasionada por la industria extractiva y los basureros de las ciudades y, sobre todo, el cambio climático”. Y más adelante en el mismo punto 10 del comunicado final “Detrás de todo ello están los intereses económicos y políticos de los sectores dominantes, con la complicidad de algunos gobernantes y de algunas autoridades indígenas. Las víctimas son los sectores más vulnerables, los niños, jóvenes, mujeres y la hermana madre tierra”.

Y cerraríamos este breve repaso por puntos cruciales del documento final con el punto 46: “De esta manera, la Iglesia se compromete a ser aliada de los pueblos amazónicos para denunciar los atentados contra la vida de las comunidades indígenas, los proyectos que afectan al medio ambiente, la falta de demarcación de sus territorios, así como el modelo económico de desarrollo depredador y ecocida. La presencia de la Iglesia entre las comunidades indígenas y tradicionales necesita esta conciencia de que la defensa de la tierra no tiene otra finalidad que la defensa de la vida”.

 

1 de noviembre de 2019

 

© 2012 Redes Cristianas Suffusion theme by Sayontan Sinha