ccp
Las COMUNIDADES CRISTIANAS POPULARES DE SEVILLA (CCP), ante la constitución en nuestra ciudad de la PLATAFORMA EN DEFENSA DEL PATRIIMONIO DE SEVILLA, con la finalidad de  reivindicar la titularidad pública de varios  bienes patrimoniales de la ciudad,  como la Giralda y el Patrio de los Naranjos, que la jerarquía de la Iglesia Católica ha inscrito a su nombre, manifestamos que:

 

1º.- Nos adherimos a dicha Plataforma  pronunciándonos  contra la  apropiación indebida por parte de la jerarquía de nuestra Iglesia  de bienes públicos propiedad del pueblo (conocida como inmatriculaciones) tales,  como la Mezquita de Córdoba, la Giralda, el Patrio de los Naranjos, y el intento de apropiarse de la capilla del Gran Poder etc.

 

2º.- Tales inmatriculaciones se hicieron al amparo de normas legales del tiempo pasado de la dictadura (artículo 206 de la Ley Hipotecaria de 1946 y art.304 del Reglamento Hipotecario de 1947) que trataban de otorgar privilegios a la jerarquía de la Iglesia católica, a cambio de su respaldo moral y el reconocimiento público de la misma dictadura. Con la misma intención el gobierno de José Mª Aznar realizó en 1998 una reforma legislativa por la que extendió a los templos la posibilidad de ser inmatriculados.

 

3º.- Consideramos esta apropiación indebida de bienes públicos como una manifestación totalmente contraria al Evangelio, según el cual Jesús llamó “bienaventurados a los que eligen ser pobres” (Mt.5,3) y llenó de improperios a los ricos (Lc. 6,24-26). Y del mimo modo, las consideramos anticonstitucionales al ir en contra de la aconfesionalidad del Estado a que se refiere el art. 16.3 de la Constitución española, al afirmar que: “Ninguna confesión tendrá carácter estatal”, lo cual supone que el Estado será neutral ante las confesiones religiosas y  no podrá favorecer a ninguna en particular.

 

4º.- Apostamos por ello por la independencia, no injerencia y respeto mutuo entre el Estado y las confesiones religiosas y abogamos por el Estado aconfesional y laico de nuestra Carta Magna. Pero, al mismo tiempo, somos conscientes de que las actuales relaciones entre Iglesia católica y el Estado español, basadas en los Acuerdos firmados el 3 de Enero del año 1979,  están generando un gran malestar en amplios sectores, sean católicos o no, al establecer “una cooperación” desmedida y sumamente favorable a la Iglesia católica. Por todo lo cual:

 

5º.- Exigimos que la jerarquía católica, como prueba de servicio al pueblo a la que toda la Iglesia está llamada,  renuncie retroactivamente a esas inmatriculaciones injustas. Se deroguen los Acuerdos de 1979, herederos del Concordato franquista de 1953. Que la jerarquía  pague el IBI de los inmuebles que no estén destinados al culto y permita también la visita gratuita de Iglesias restauradas con dinero público, como ocurre en diversos lugares de Andalucía y  en nuestra ciudad con la Iglesia del Salvador y  la de Sta. Catalina.


COMUNIDADES CRISTIANAS POPULARES
        Sevilla,  Febrero del 2018
 

REPTES DEL CRISTIANISME PER A SER SIGNIFICATIU I ALLIBERADOR AVUI

Benvolgudes i benvolguts,

El 30é Fòrum està programat per als dies 24 i 25 de febrer de 2018

Desenvoluparan les ponències:

  • Bernardo Pérez Andreo, doctor en Teologia i professor de l’Instituto Teológico de Murcia OFM
  • Emilce Cuda Dunbar, doctora en Teologia i professora de la Universidad Nacional Jauretche de Buenos Aires
  • Teresa Forcades i Vila, monja benedictina de Montserrat, doctora en Medicina i Teologia

Esperem la vostra assistència i sabem que, com sempre, anireu informant de l’esdeveniment a les persones del vostre voltant. Continuarem informant-vos.

LA COORDINADORA

 

Col·legi Jesús-Maria – Gran Via Ferran el Catòlic, 37, València

Autobusos EMT: Línies 2, 3, 5, 7, 60, 62, 63, 64, 67, 70, 72, 73, 79, 80 i 81.
Metro: Línies 1, 3 i 5 (Àngel Guimerà)

 

http://www.cristianismeimondavui.org/

Programa:

Programació XXX Fòrum[80547]

 

 Propuesta de organización en grupos en cada lugar para reflexionar sobre los documentos

Propuesta de viaje a Medellín a finales de agosto

 

Hola amigas, amigos,

 

  1.  Desde hace ya algún tiempo conocemos que se va a celebrar en Medellín (Colombia) a finales de agosto 2018 (del 27 al 31) el 50 aniversario de la II Asamblea del CELAM (Consejo Episcopal Latinoamericano) que, con  el objetivo de traducir el Vaticano II al continente Latinoamericano, supuso la oficialización de la CEBs (Comunidades Eclesiales de Base), la opción por los pobres, el nacimiento de la teología de la liberación siguiendo el método Ver, Juzgar y Actuar, etc.

 

  1.  Aunque el 50 aniversario pretende mantenerse fiel al actual contexto latinomericano, sin olvidar la repercusión que tuvo en el nacimiento de nuestras Comunidades de Base después del Vaticano II y la globalización de los problemas con la crisis actual, del pensamiento y de otros fenómenos sociales hace que los problemas y desafíos,  por muy locales que quieran presentarse,  no nos sean   ajenos al resto del mundo. Por eso el evento está abierto a la presencia y participación de cuantas personas estén interesadas en este tipo de cosas  que a todxs nos afectan.

 

  1.   Desde septiembre del pasado año, el recorrido del 50 aniversario ha cumplido ya varias fases de preparación y gestión. Ahora estamos en ese momento en el que se nos invita a participar directamente en la descripción de los desafíos que nos afectan y en las propuestas  de solución para encarar responsablemente este momento particularmente confuso que atravesamos. Con este fin, desde la secretaría general del 50 aniversario,  nos están enviando algunos documentos que pueden ayudarnos a reflexionar más fácilmente sobre estos temas. Adjuntamos en archivo los tres documentos que hasta este momento nos han ido llegando: I .Rumbo a Medellín, 50 años de opción por los pobres; Tema 1 El método ver, juzgar y actuar; Tema 2 El Concilio Vaticano II.

 

 

  1.  Para organizar en grupo  la reflexión de los documentos que vamos recibiendo y poder preparar con tiempo suficiente el viaje a Medellín de cuantas personas lo deseen, sería deseable que en cada lugar os pongáis en contacto quienes estéis interesados y os organicéis según vuestras posibilidades. Nos piden que (también voluntariamente) enviemos a la Secretaría General nuestras conclusiones y propuestas, lo que podemos hacer bien directamente o bien a través de Evaristo Villar (villar@gmail.com) y Gloria Cavanna (gloriacavanna@yahoo.es).

 

Evaristo y Gloria

RUMBO A 50 AÑOS DE MEDELLIN[80319]

Tema 1 El Método Ver, Juzgar y Actuar[80320]

TEMA 2 El Concilio Vaticano II[80321]

 

 

 
botey

El pasado jueves, 15 de febrero, fallecía inesperadamente Jaume Botey, representante en Redes Cristianas de Cristianisme al segle XXI desde que comenzamos, hace ya casi 12 años,  la andadura de este espacio de coordinación de grupos católicos de base del estado español.

Jaume  fue una persona clave en la creación y consolidación de Redes Cristianas y los miembros de los distintos colectivos que formamos la plataforma queremos recordarle aquí con agradecimiento cuando aún nos cuesta hacernos a la idea de que ya no contaremos con su presencia o con sus mensajes de correo.

Desde la tristeza pero también desde la certeza de que ahora vive en plenitud, reflejamos aquí algunos sentimientos que hemos compartido en estos dos días:

.- Se va un referente, un grande, alguien con gran lucidez en el análisis de la realidad

.- Una persona de espiritualidad comprometida, coherente y con una implicación con la realidad que ilumina.

.- Sus luchas, que fueron muchas, son su mejor legado.

En estos  enlaces se pueden leer  reseñas que han aparecido en medios de comunicación, en ellas se pone de manifiesto que, como se dice en una de ellas, fue un activista de todas las causas justas.

 

http://www.elpuntavui.cat/politica/article/17-politica/1341492-mor-als-78-anys-l-activista-i-teoleg-jaume-botey.html?cca=1

http://in.directe.cat/des-del-baix-llobregat/blog/jaume-botey-i-valles-que-la-terra-et-sigui-lleu

https://www.fetasantfeliu.cat/carta/101949/jaume-botey-i-valles-1940-2018

http://www.periodistadigital.com/religion/espana/2018/02/17/muere-jaume-botey-un-referente-de-la-lucha-social-iglesia-religion-dios-jesus-papa-redes.shtml

 

Enviamos desde esta página web un abrazo fuerte a sus familiares y a los compañeros de Cristianisme al segle XXI.

¡Gracias, Jaume, por tu gran dedicación a Redes Cristianas y por tu cristianismo comprometido!

 

COMO SE QUIERE A UN HERMANO

Evaristo Villar

 

A Jaume yo  lo he querido como se quiere a un hermano;

no me  preguntes por qué, nos bastaba solo mirarnos.

 

Compañeros en causas justas, militantes en tantas apuestas.

Cada día en plétora los desafíos, cada persona un manantial de promesas.

 

Mientras la gente gime y llora, ninguna institución es eterna:

hay que  transformar este mundo, hay que rehacer esta  Iglesia.

 

¡Y tú te vas ahora, hermano,  cuando el invierno es más recio!

¡Cuando la semilla aún dormita bajo la nieve y el hielo!

 

Quién nos gritará desde las raíces de este mundo desquiciado?

Quién nos convocará a plantarle cara al maldito imperio del mercado?

 

Cuando volvamos a Redes y ya no te veamos dentro

envidiaremos al cielo que te nos ha robado en secreto.

 

Y tú ahora te vas, Jaume, con  el corazón de humanidad lleno

Y a mí me queda la pena  esperando un nuevo encuentro.

Redes Cristianas

 

 

 

 

 
Moceop

 

Un nuevo mazazo informativo nos ha sacudido a todos, por la noticia de la muerte de 20 inmigrantes en aguas de Melilla y la desaparición de otros 27. En total, 47 vidas humanas que se han perdido. La patera en la que viajaban zozobró y los cuerpos flotantes  de 20 de ellos, fueron avistados por pasajeros de un buque que dio el aviso para que las autoridades los rescataran.

 

¿Hasta cuándo vamos a estar familiarizándonos con estos trágicos hechos que por desgracia tan a menudo suceden?

 

Desde MOCEOP denunciamos las políticas migratorias de la Unión Europea que provoca estas tragedias Desde 1997 más de 6.000 personas han perdido la vida intentando llegar a Europa huyendo de las guerras, del hambre, de las enfermedades, de la miseria.

 

Un fenómeno que aumenta de manera alarmante. En 2016 llegaron a nuestro país 6979 personas. En 2017 fueron 20.757.Un aumento de un 197%.

 

Basta ya de tantas fronteras abiertas para el libre flujo de productos y capitales, pero cerradas para las personas.

Basta ya de concertinas que destrozan y matan, de vallas, de devoluciones en caliente por las que España ha sido condenada por el Tribunal europeo de Derechos Humanos…

 

Basta ya de unos CIES donde  no se  respetan los derechos humanos y donde han muerto ya 8 personas en dependencias de encierro y traslado forzoso y cuya responsabilidad recae sobre el  Estado.

 

Como dice Francisco “Somos hijos de las migraciones y es una obligación ética acoger a las personas migrantes”… con carácter prioritario a quienes huyen de la guerra.

El arzobispo de Tánger Monseñor Agrelo dice: “No creo que haya nadie con capacidad moral de prohibir el paso al pobre”

 

Apoyamos a Francisco en su mensaje anticipado con motivo de la Jornada mundial del migrante y del refugiado  donde marca las líneas que debemos todos (autoridades y ciudadanos) fomentar con los que llegan a nuestros lugares, a nuestros pueblos, a nuestras ciudades:

 

ACOGER.: que emigrantes y refugiados puedan entrar de modo seguro, sin esos riesgos que a miles de ellos les supone la muerte. Se deben conceder visados por motivos humanitarios y de reagrupación familiar. Hay que activar políticas internacionales de asilo y refugio, replanteando las actuales. Apertura de corredores humanitarios…

 

PROTEGER: “toda una serie de acciones en defensa de los derechos y de la dignidad de los emigrantes y refugiados, independientemente de su estatus migratorio”

PROMOVER:   para que puedan realizarse como personas: derecho a un  trabajo, a reagrupación familiar…

INTEGRAR: fomentar la cultura del encuentro intercultural… para enriquecimiento mutuo de las culturas..

 

Todo nuestro apoyo al papa Francisco y a los colectivos que trabajan desde hace años con los inmigrantes luchando por el reconocimiento de sus derechos y denunciando las injusticias que contra ellos se cometen.

 

9 de Febrero de 2018

 

 

 

 

 

Xarxa Cristiana, perteneciente a Redes Cristianas, recomienda la asistencia a la presentación de este libro de Adela Cortina, catedrática emérita de Ética y Filosofía Política en la Universitat de Valencia.

Acompañarán a la autora:

Pilar Mateo, doctora en Ciencias Químicas, científica, presidenta de Inesfly Corporation

Ximo García Roca, sociólogo y teólogo

Moderará la charla Joaquín Azagra, profesor de Historia e Instituciones Económicas en la Universitat de Valencia

 

Jueves 15 de febrero, 19 horas, centro cultural La Nau (Aula Magna), c/ Universitat, 2, Valencia

Entrada libre, aforo limitado.

Adela Cortina

 
Xarxa Cristiana.odt

L’APLEC DE XARXA CRISTIANA celebrat a València el diumenge 4 de febrer, amb el lema “L’amor us farà lliures” hem acordat fer públic el nostre suport a algunes mobilitzacions i convocatòries properes, que són fruit de la indignació i la lluita solidària de col·lectius que pateixen especialment la precarietat i la desigualtat, conseqüències d’un sistema patriarcal i injust.

Ens unim a les veus que estan qüestionant un model laboral i econòmic que condemna a la precarietat a la majoria de la població per enriquir a uns pocs. Denunciem el greu retrocés en matèria de drets, llibertats i conquestes socials que estem patint.

Ens solidaritzem amb la gent a la qual neguen l’accés a un treball digne, a l’habitatge, o a uns serveis públics de qualitat… i amb les persones grans amb una pensió de misèria, mentre els que ens governen executen la demolició del sistema públic de pensions per què alguns puguen fer negoci amb els plans privats.

També manifestem la nostra indignació per la situació de les dones, invisibilitzades per les desigualtats del patriarcat i condemnades a la violència masclista i a una ciutadania de segona.

Xarxa Cristiana, com a plataforma horizontal d’entitats que vinculen el seguiment de Jesús i la construcció d’un món més fratern i just, ens adherim a aquestes mobilitzacions i cridem a tota la ciutadania, i a l’Església, a donar suport i sumar-se a aquestes convocatòries.

XARXA CRISTIANA amb les mobil…[79251]

 
iglesiadebasedemadrid

La violencia contra las mujeres es una violación de los derechos humanos, perpetuada durante siglos y manifestada de diferentes formas, dependiendo del contexto. Se produce en todos los ámbitos de la vida y a cualquier edad.

Las violencias machistas han sido sistemáticamente invisibilizadas, silenciadas y en buena medida, asumidas por la sociedad, hasta el punto de convivir y tolerarlas y hasta justificarlas. En España llevamos contabilizadas casi 1000 mujeres asesinadas en 14 años, 40.000 denuncias por violencia de género al año. En el 2017 han sido asesinadas cincuenta y cinco mujeres y cinco  hijas e hijos de éstas, dentro de su entorno familiar. A ello hay que añadir los casos de violaciones forzadas recurrentes. Se sabe que, aún sin tener en cuenta las que se producen dentro del entorno doméstico, que no suelen denunciarse, más de un millar de mujeres al año son violadas en España, lo que significa que una mujer es violada cada ocho horas.

 

Estos datos son un claro exponente de una tolerancia social generalizada ante este tipo de violencias ejercidas contra las mujeres, en un contexto de deficiencias e inacciones por parte de las instituciones que, debiendo garantizar los derechos de todas las ciudadanas, responden con pasividad, sin políticas adecuadas, sin los medios necesarios, y sin el mínimo síntoma de que el tema les preocupe seriamente.

No se puede decir que la sociedad desconozca estas agresiones, sino que está instalada en la cultura dominante como algo “que pasa”, que la sociedad tolera, y cuando menos, simula que no se entera de lo que ocurre a su alrededor. Solo una minoría es consciente de ello y está horrorizada: es la que se manifestó en Madrid y en otras ciudades el pasado 25 de noviembre al grito de ¡nos queremos enteras!

 

España, históricamente ha generado una fuerza simbólica, religiosa, cultural y política muy fuerte que ha ido permeando en la sociedad. La idea que la jerarquía de la I.C. tiene sobre las mujeres, es que somos seres inferiores y que nuestra naturaleza y destino es el de la maternidad. Las diferencias biológicas son invocadas para validar el destino de las mujeres y reducirlo al ámbito doméstico. Nuestra corporeidad, nuestros deseos, nuestra autonomía, nuestras decisiones son ignoradas por la jerarquía católica, misógina y patriarcal. Para ellos somos mujeres para parir, criar y cuidar de la prole, madres abnegadas, esposas complacientes y sumisas, hijas y hermanas obedientes y todo ello como Dios manda.  A título de ejemplo, unas cuantas frases en boca de algunos prelados:

Arzobispo de Granada: “cásate y sé sumisa”, o “matar a un niño indefenso da a los hombres licencia para abusar del cuerpo de la mujer”

Monseñor Rouco Varela: “la verdadera familia se basa en un varón y una mujer, amándose hasta la muerte”.

 Arzobispo de Tarragona Monseñor Jaime Pujol: “a quien tienes que cuidar más es a tu marido: Él es el niño más pequeño de la casa”

 Cura Párroco de una iglesia en Tarragona: “a las mujeres les corresponde estar en      casa y ser sumisas con los hombres…, como MARÍA”

La jerarquía de la I.C es el sustento del sistema patriarcal y heteronormativo responsable de generar culpas y miedos, negando derechos y libertades. Por ello, los cristianos de base sentimos la urgencia de levantar la voz y hacer una denuncia pública, radical y clara  de esta lacra social que la Iglesia institucional silencia, tolera e incluso practica en sus propios ámbitos intraeclesiales, repitiendo consignas moralistas heredadas del pasado, dirigidas muy fundamentalmente al ámbito doméstico, para fomentar en las mujeres la docilidad y la sumisión, en aras de una mejor convivencia, y a beneficio de la unidad familiar, siempre sagrada y al precio que sea.

Los jerarcas de la Iglesia Católica, y el clero en general, salvo una minoría, continúan practicando una política de exclusión de las mujeres, considerándolas subalternas en todos los ámbitos, incluidos los propiamente eclesiales.

 

Y cuando hablan, lo hacen con demasiada frecuencia enarbolando discursos tan reaccionarios como el que subyace tras eso que los obispos llaman “ideología de género”, que no es otra cosa que un arma para desautorizar y deslegitimar las diferencias afectivo-sexuales de las personas LGTBI y de despreciar así sus derechos y los de las mujeres, favoreciendo la discriminación y el clima de violencia de género existente, que unas y otras siguen padeciendo.

 

Como Comisión de Laicidad de CCBM, ante esta situación solo podemos decir alto y claro: ¡¡BASTA YA!! Basta de ser cómplices del silencio frente a las violencias machistas, cuales quiera que sean. Tomemos conciencia de las desigualdades y discriminaciones existentes y exijamos políticas públicas, recursos y profesionales cualificados para la erradicación de las violencias machistas y de las agresiones contra las mujeres. Basta de discriminaciones en el orden laboral, educativo y civil. Basta ya de exclusiones en el ámbito del sacerdocio, del gobierno de la Iglesia, y los ministerios eclesiales. Basta ya de violencia contra las mujeres, se exprese como se exprese y donde se exprese. Este es nuestro grito.

 

Comisión de Laicidad de CCBM, Madrid,  Enero 2018

 
Xarxa Cristiana.odt

10:30 Acollida i oració

10:45 Xerrada-col.loqui amb Àlvar Miralles: “Jesús i la llei”

11:30: Picadeta a càrrec del servei d’àpats de Novaterra

12:00: Assemblea i celebració

Diumenge, 4 de febrero a la seu de la Fundació Novaterra

Alcàsser, 21

Barri de la Coma

(Paterna)

XI APLEC XARXA CRISTIANA (1)[77636]

 

 

 

La credibilidad del Papa Francisco con respecto al abuso clerical se ha visto socavada en Chile

 

El viaje del Papa Francisco a América del Sur reflejó la atención habitual del Papa a la realidad de los sufrimientos de las poblaciones nativas pobres y marginadas. Pero su visita también demostró la falta de claridad del Papa en la prioridad  de  las víctimas y sobrevivientes del abuso sexual clerical, y socavó aún más los esfuerzos de la Iglesia para mostrar su arrepentimiento en este importante tema.

 

El Papa pidió perdón y expresó su vergüenza por los abusadores sexuales en su alocución en la “Moneda” ante las autoridades civiles de Chile. El Papa Francisco también recibió una delegación de algunas de las víctimas a puerta cerrada. Estos fueron pasos importantes, pero  no tuvo la misma apertura y disposición con los abusados por Karadima.

 

Sin embargo, estos eventos positivos fueron completamente socavados por el Papa Francisco al decir que aquellos que acusaron al Obispo Juan Barros Madrid de encubrir abuso sexual infantil fueron culpables de “calumnia”.

 

El obispo Juan Barros Madrid fue nombrado obispo de Osorno en 2015. Al saberse su complicidad con Karadima fue trasladado a Osorno, antes era obispo castrense. Su nombramiento viene como consecuencia de una jerarquía existente desde hace tiempo y  acorde con la dictadura de Pinochet  y con la empatía del nuncio Angelo Sodano.  Fue el protector del pedófilo en serie Fernando Karadima, una figura influyente y conocida de la élite económica y conservadora en el mundo católico del país. Los miembros de la Pontificia Comisión para la Protección de Menores protestaron por el nombramiento, pero el Papa Francisco siguió adelante con ello. No hay ninguna sugerencia de que el Obispo Barros sea un abusador, pero sí un encubridor; sin duda era consciente del abuso en serie de Karadima a quien protegía.

Entonces nació un movimiento de base en la diócesis de Osorno que disputa y rechaza el nombramiento de Barros, pidiendo al Papa que lo revoque. El Papa Francisco, hablando con un periodista antes de abandonar Chile, dijo que no había evidencia contra Barros y acusó a los sobrevivientes  de difamación. Sin embargo, los supervivientes del abuso de Karadima, a quienes el Papa Francisco se negó a ver, han sido confirmados como creíbles. De hecho, el cardenal Seán O’Malley de Boston, que preside la Pontificia Comisión para la Protección de Menores, ha emitido una declaración según la cual la defensa del pontífice de un obispo chileno acusado de encubrir  abusos es “una fuente de gran dolor” para las víctimas. Hubo también una réplica del portavoz de los Laicos de Osorno: ” el Papa tiene que comprender que él no es un tribunal, que los delitos no tiene por qué juzgarlos él, sino los tribunales chilenos, y  lo que tiene que hacer es ver si el obispo  Juan Barros es de verdad o no un líder espiritual y comprender que  no está cumpliendo la misión de un obispo… que es ser signo de unidad de una diócesis”

 

Somos Iglesia Internacional (WAC) y la Red Europea Iglesia por la Libertad (EN-RE) expresan su apoyo a la legítima protesta eclesiástica de los cristianos de Osorno y comparten la opinión de Somos Iglesia Chile (sección nacional del movimiento WAC) en este asunto. Pedimos al Papa Francisco que reconsidere urgentemente su apoyo al  Obispo Juan Barros por el bien de toda la Iglesia.

 

Sigrid Grabmeier                  Enrique Orellana F.              Raquel Mallavibarrena       

Chair                                             Chair                                             Chair

WAC International               Somos Iglesia Chile              European Network Church on the Move

 

Contact: Marianne Duddy-Burke, media@we-are-church.org, +1 617 669 7810

Executive Director, DignityUSA

Raquel Mallavibarrena, rmallavi@gmail.com, +34 649332654

 

We Are Church International fundada en Roma en 1996, es una coalición global de grupos nacionales de reforma de la iglesia. Está comprometida en la renovación de la Iglesia Católica Romana basada en el Concilio Vaticano II (1962-1965) y el espíritu teológico desarrollado a partir de él.

https://www.we-are-church.org/413/index.php

 

The European Network Church on the Move es una convergencia espontánea de organizaciones – asociaciones, comunidades, grupos informales  y redes – de cristianos europeos, que son católicos en su mayoría, y que comparten

(1) el planteamiento de una Iglesia profética, ecuménica, liberadora, que apoya, que ama, que nunca excluye ni discrimina y que sigue los pasos de Jesús el libertador,

(2) la voluntad de trabajar respetando la diversidad cultural y religiosa, en favor de la paz, la justicia, la libertad, los derechos humanos y la democracia en el mundo y también en la Iglesia Católica.

 

http://www.en-re.eu/index.php

 

 

 

 Draft pope Chile Spanish[74746][76403]

 

La Comunidad Santo Tomás de Aquino (perteneciente a Cristianas y cristianos de base de Madrid), organiza, con motivo de la festividad de su patrón, una conferencia el próximo jueves 25 de enero a las 19 horas

“Apuesta por una ecología integral según la Laudato Sí”

Santiago Álvarez Cantalapiedra, director de FUHEM ecosocial y de la revista “Papeles de Relaciones Ecosociales y Cambio Global”

Lugar: Locales de la FUHEM, Plaza Puerta del Ángel, (junto a Parroquia Santa Cristina), metro Puerta del Ángel, línea 6. Madrid.

Cartel Santiago Alvarez 2018-01-25[74661]

 

 

 

 

 

 

 

Otras actividades son:

FiestaSTA[74662]

 
Xarxa Cristiana.odt

Xarxa Cristiana en colaboración con el Foro de Debates de la Universidad de Valencia, presentan la Conferencia – Coloquio con

Jorge Riechmann

(filósofo, ensayista y poeta)

“Ecoespiritualidad y esperanza”

Presenta Enrique Falcón, poeta y miembro de  CVX-IE y de Xarxa Cristiana

29 de enero a las 19 horas

Aula Magna de la Universidad (La Nau)

RIECHMANN 29-1-18[73828]

 

 
Exodo 141

 

Éxodo 141:  con la colaboración de José Antonio Tapias, Jordi Borja Sebastiá, Juanjo Sánchez, Evaristo Villar, Miguel ángel de Prada, Teresa Forcades, Javier Pérez Royo, Antonio García Santesmases, Emmanuel Rodríguez, Jaume Botey, Paola Cannata, Guillermo Fernández y la Coordinadora de Crentes Galeg@s.

 

Desde cualquier punto de vista que se mire, el procés ha sido (y sigue siendo) un acontecimiento de capital importancia y ¡no solo en España! Las díadas multitudinarias exigiendo el derecho a decidir y el autogobierno, y los desafíos independentistas del Parlament y del Govern de la Generalitat, frecuentemente al borde de la ley o abiertamente inconstitucionales, han venido colocando al Gobierno central –mediador incapaz– y a las instituciones estatales en estado de vértigo. Hasta tal punto que la presencia mediática dominante del procés ha conseguido ocultar otros fenómenos de mayor relevancia social –para tranquilidad de políticos tramposos y mercaderes usureros– como el paro y la corrupción política, la brecha social creciente o el olvido y rechazo, entre otros, de migrantes y refugiados.

Cuando este número de Éxodo llegue a tus manos, elaborado entre la aplicación del 155 y las elecciones del 21D en Catalunya, muchos detalles del procés ya no serán notica. Pero quedarán siempre las preguntas que, en el fragor de la inmediatez, no han podido ser respondidas. Y quedarán, sobre todo, los errores y torpezas políticas que tanto daño han causado, que no deberían minimizarse ni pretender cubrirlos con manto de olvido sin buscar alguna solución.

Cada artículo de este número de Éxodo intenta darte alguna clave desde la que puedas hacerte cargo de lo que ha estado o está pasando en Catalunya, de lo que se puede esperar políticamente de este complicado panorama que nos han dejado las elecciones del 21D y, sobre todo, de lo que, a partir de ahora, nos es dado intentar hacer en vistas a reconstruir entre todos y todas la cercanía y solidaridad que se ha roto.

Con esta intención, y apostando por un Estado federal plurinacional como el mejor diseño para un proyecto de vida en común, José Antonio Pérez Tapias analiza “a fondo” las propuestas políticas de los actores que intervienen en el escenario de Catalunya, desde el inmovilismo del PP hasta el delicado equilibrismo de En Comú-Podem, pasando por el independentismo anacrónico con un líder mesiánico, por la defensa de la Hispanidad como núcleo de la oferta de Ciudadanos, y lo que se juega la socialdemocracia en este drama inacabado.

Javier Pérez Royo considera que el Estado de las Autonomías, construido a través de “Pactos” durante la década de los ochenta y noventa del siglo pasado, ha sido el Estado más legítimo y eficaz de la historia contemporánea de España. La desautorización del Pacto entre los dos Parlamentos (español y catalán), y el desconocimiento del resultado del referéndum por el PP y su anulación por el Tribunal Constitucional supuso una quiebra de la Constitución Territorial en Catalunya. A su juicio, no hay nada más urgente, políticamente hablando, que cerrar el paréntesis que ha supuesto la aplicación del artículo 155 en el ejercicio del derecho a la autonomía de Catalunya.

Al hilo de las tres preguntas básicas de Kant (lo que podemos saber, lo que no es dado esperar, lo que debemos hacer), Antonio G. Santesmases hace balance de los dos desafíos mayores que se han levantado, desde el 2010, contra el régimen del 78, el 15M y el nacionalismo catalán, con resultados muy diversos: mientras el primero fracasa en su apuesta por una política alternativa al neoliberalimo económico, la pulsión independentista y mesiánica del segundo, reforzada por la judicialización del estatut, no ha hecho más que aumentar hasta convertirse en un bloque hegemónico que, por reacción, ha disparado el otro nacionalismo siempre presente, el español, hasta auparlo a la cabeza de las elecciones del 21D. Ante la desolación que provocan estos dos bloques, antagónicos y cerrados, sin voluntad de pacto y dispuestos no a pactar sino a vencer al contrario, no cabe modestamente más que la búsqueda de una tercera vía, un federalismo serio, desde un espíritu plurinacional, pluricultural y republicano.

Para Emmanuel Rodríguez la cuestión catalana se manifiesta en términos postmodernos, con grandes narrativas pero sin materialidad, como una gigantesca guerra cultural. Este conflicto sigue siendo una bicoca para el PP y el PDeCAT que nunca han dejado de ser los actores principales del conflicto, atosigados por la corrupción y sometidos a las políticas de austeridad de la UE. Los partidos relevo, ERC de Convergencia-Unió, y Ciutadans del PP, desean heredar lo de sus mayores azuzando el conflicto. Y las izquierdas, actores subalternos, no han sabido generar ni una posición propia, ni un análisis de lo que es la variante catalano-española de la descomposición socio-política de occidente.

¿Cómo se ha llegado a esta situación? Emmanuel piensa que por debilidad de todos los actores, los principales y los subalternos. El malestar social no ha encontrado otra forma de expresión que la nacional, vacía de contenido, o la independencia que concita esperanzas antagónicas. Lo más sorprendente es que el conflicto ha sido el colofón, en negativo, del 15M. Porque los viejos actores, cuando parecían caducos, han vuelto a dominar la calle y cabalgar el malestar de la ciudadanía. En la restauración de lo viejo, la izquierda ha ofrecido un lenguaje novedoso (proceso constituyente, régimen del 78 o democracia) pero ella misma se ha transformado sin movilización social en mera institución, sin capacidad de análisis ni respuesta.

En la aportación de Jaume Botey, nuestros lectores encontrarán una riquísima, ponderada y bien fundada síntesis histórica de las posiciones que han ido asumiendo los cristianos ante la cuestión de la identidad catalana, ante el independentismo, el derecho a decidir o el nacionalismo. Llama la atención la diferencia de postura de los obispos catalanes y de la Conferencia Episcopal Española, sobre todo con su apoyo al 155, pero constata con dolor –y con razón– que ni los unos ni los otros han tenido una palabra de cercanía, consuelo y sosiego para las víctimas de este complejo conflicto.

Esa cercanía que ha faltado a los obispos es la que hemos querido expresar físicamente los siete miembros del Equipo de Redacción de Éxodo y dos simpatizantes viajando a Barcelona el 27 de noviembre de 2017 para encontrarnos con un nutrido grupo de catalanes y catalanas que esperaban nuestra llegada y nos recibieron con cariño y agradecimiento. Fueron 15 personas las que nos esperaban representantes de diferentes estamentos sociales: activistas e intelectuales, trabajadoras sociales y profesores, escritores, urbanistas y periodistas, etc.

Sin posturas previamente consensuadas ni en representación de ningún colectivo, nuestro encuentro fue entrañable y sincero, sin más objetivos que hacernos cargo de cómo lo estaban llevando los testigos directos de este conflicto, y expresarles nuestro afecto y solidaridad aun cuando las posturas no fueran siempre coincidentes.

Nos parece que gestos como éste, de cercanía, escucha y afecto, de diálogo abierto y afectuosa acogida serán siempre el mejor medio para superar el vértigo que agranda las distancias y para acercar posturas que restauren la solidaridad.

 

Charla y coloquio a cargo de: 

 

Demetrio Orte, de Xarxa Cristiana

David de la Iglesia, de Humanistas de Valencia

José Blanca, químico especialista en genómica

 

Modera: Jesús López Amigo, divulgador

Viernes 19 de enero de 2018  a las 20:00 horas

Organiza: Humanistes de Valencia

Ben’s Inn

Club social – pub

Plaza de Honduras, 12

Valencia

SAVE_20180109_112738 coloquio 19-1-18[73827]

 
ccp

 

           Al igual que los patos, los flamencos, zorzales o renos, las personas desde siempre han emigrado. Buscan sobrevivir que es algo más que no morir. Y, si es posible, tener trabajo que les permita comer, tener un techo, un futuro, una dignidad.

 

Se calcula que hoy día más de 500 millones de persona son emigrantes en el mundo, es decir, que viven en un país que no es el suyo. Emigrar es, pues, un fenómeno natural,  que se inscribe en la más antigua tradición humana de la salida  de las personas de su pueblo natal en busca de mejores condiciones alimentarias y climáticas. Sin embargo en los tiempos que corren este fenómeno natural se entiende como un problema y ante el posicionamiento de valorarlo o estigmatizarlo se ha optado por lo segundo. Esta es la encrucijada de España y de Europa: ¿Va a mostrar nuestro continente y nuestro país un liderazgo basado en su compromiso con los valores de los derechos humanos y la solidaridad, o van a optar por excluir a las personas refugiadas del acceso a una vida digna y segura, dando paso a las agendas nacionalistas y populistas?

 

En esta disyuntiva los últimos y cercanos acontecimientos nos empujan a pensar que se está optando en nuestro país por la criminalización de las personas inmigrantes y por una notoria  xenofobia institucional. Así lo vemos y así lo denunciamos desde las CCP de Andalucía poniendo el énfasis en cuatro acontecimientos de nuestro entorno que lo demuestran y que  nos han afectado profundamente.

 

En primer lugar en el encierro de medio millar jóvenes inmigrantes argelinos en un falso CIE, que en realidad era el centro penitenciario de Archidona, que debía convertirse  oficialmente en cárcel el 14 de marzo de 2017, según consta en el BOE, contraviniendo la legislación vigente que prohíbe ubicar  a estas personas en una cárcel. La gota de agua que ha desbordado la situación ha sido el suicidio del ciudadano argelino Bouderbala Mohammed, de 36 años, cuando como otros internos esperaba su deportación. Después de todo lo que hemos ido conociendo compartimos la voz unánime que pide el esclarecimiento de este suicidio, la reparación a su familia y el cierre de todos los CIES.

 

Otro acontecimiento con tufo institucional xenófobo ha sido el abandono a su suerte de medio centenar de inmigrantes en Granada. Efectivamente, a finales del 2017, se da la paradoja de que el Ayuntamiento de Motril monta en un autobús a cincuenta y tantos inmigrantes llegados en patera y los abandona a su suerte en la estación de autobuses de Granada. Desubicados y confusos fueron alojados por los misioneros combonianos y una comunidad de religiosas, siendo falso que el Ayuntamiento les diera asilo como quiso dar a entender la concejala de servicios sociales. En lugar de un plan municipal o central de acogimiento las administraciones del PSOE y PP  aprovechan para dirimir sus responsabilidades.

 

Otro brote del racismo institucional ha sido el caso de Pedrera donde una discusión de tráfico de tres varones rumanos con un vecino de Pedrera terminó  con una pelea y varias concentraciones contra los rumanos residentes, volcando varios de sus vehículos. En la concentración ante el Ayuntamiento, sin permiso del Subdelegado, estuvieron presentes algunos políticos significados del PSOE. Los sentimientos xenófobos, que se pusieron de manifiesto, pusieron en el ojo del huracán al cura y compañero Enrique Priego, que desde siempre puso a disposición las dependencias parroquiales para la acogida de las personas inmigrantes.

 

Por último la falta de pudor institucional se ha hecho manifiesto en el enjuiciamiento de la cooperante Helena Maleno en Marruecos, a instancias de la policía española, acusada de tráfico de personas, cuando en realidad su único delito ha sido socorrerlas y salvarlas de una muerte segura en el mar como manifiesta la propia responsable de Salvamento Marítimo.

 

Recordando el viejo relato bíblico  no entendemos  la opción por Caín de las políticas institucionales nacionales y europeas en menoscabo de Abel haciendo patente la encrucijada en que se encuentran: ¿Van a optar por un compromiso con los valores de los derechos humanos y la solidaridad, o van a optar por excluir a las personas refugiadas del acceso a una vida digna y segura, dando paso a las agendas xenófobas y populistas?

 

Desde las Comunidades Crtistianas Populares de Andalucía denunciamos la criminalización institucional de las personas inmigrantes y la solidaridad con ellas. La Xenofobia y el racismo institucional y animamos a la ciudadanía a desobedecer estas leyes injustas y mostrar la solidaridad, acogida y bienvenida con estas personas. Huir no es delito. Vías seguras y legales.

 

Comunidades Cristianas Populares de Andalucía

12 de Enero de 2018

 

 

 

Pois si, agora que o século XXI se fai maior de idade, declarámolo con convicción: soñamos coa igualdade. Temos ilusión, non somos ilusas; sabemos das dificultades, non somos parvos. Somos fillos e fillas dunha longa tradición humanizadora: a que vai desde o profetismo da antigüidade aos homes e mulleres revolucionarias dos últimos séculos, a que vén desde o Evanxeo até a declaración dos Dereitos Humanos. Temos os pés na realidade, pero, desde a nosa raíz cristiá, convócanos e mobilízanos a fe compartida nunha humanidade única, aínda que non a vexamos realizada; sentímonos chamadas e empurrados pola esperanza nunha fraternidade radical, contra toda aparencia, imprudentemente abertas a un futuro máis xusto.

Porque a igualdade que soñamos xa foi asomando. É fráxil, pero xa está entre nós, acubillada no pobo, nos dereitos e nas institucións longamente pelexadas e conquistadas; está aí, marabillosamente incompleta. Por iso celebramos -e defendemos- cada pequena vitoria dese amor en acción que se chama dereito social, sanidade universal, igualdade de xénero, inclusión do estranxeiro, coeducación pública ou pensión digna.

A igualdade que soñamos, soñámola espertos porque o avance dos dereitos e a igualación nas oportunidades son a expresión política da tenrura, da tenrura da sociedades e dos pobos e das mellores utopías da humanidade.

 

A igualdade que soñamos ten inimigos

 

Vemos, non obstante, que a igualdade cotiza á baixa. Lévanse máis a riqueza impúdica, o marcar as distancias ou o defender sen pudor a iniquidade, mantida con teitos e muros de cristal, invisibles. E tamén con muros dos outros, obscenos, con concertinas. Tragamos decote discursos como que a redistribución da riqueza, esa que equipara algo os desiguais e rescata aqueles que a sociedade desbota, resulta “disfuncional”, un atranco para a competitividade e o crecemento. E hai quen, instalado na fortuna ou no enchufismo, elabora finísimos argumentos para distinguir entre pobreza merecida e inmerecida.

Si, constatamos, con pouca marxe para a dúbida, que estamos en tempos críticos para a igualdade como proxecto colectivo, para seguirmos soñándoa, apertándoa, albiscándoa a pesar da néboa mesta dos discursos e das propagandas dominantes. Está cuestionada, asediada, desprezada por estudosos economistas liberais, por modelos sociais agresivos e triunfadores ou, mesmo, por desgraza, por políticas e movementos de odio ao diferente que resucitan as peores pantasmas desta vella Europa.

 

A igualdade que soñamos sae da crise malferida

 

A recesión e a crise que vivimos tivo moito de fraude aos nosos soños colectivos. Non admitimos daquela, e non podemos admitir agora, que saiamos de crise moito máis desiguais do que entramos. Os indicadores falan: a diferenza entre a renda media das familias máis ricas e das familias máis pobres disparouse; a denominada “intensidade da pobreza” é maior, a brecha salarial segue a aumentar. As mulleres que volveron para os seus fogares coa crise para coidar dependentes non

 

están volvendo a ocupar postos de traballo e as que o conseguen é en condicións máis precarias respecto dos homes. E, o que é máis significativo, a pobreza incrementouse entre os que están en idade de traballar e entre os máis novos e feminizouse aínda máis. É unha constatación unánime: o publicitado crecemento económico desta economía “reaxustada” non está significando melloras na equidade. É o que a propia OCDE chama nos seus informes “crecemento en desigualdade”.

Saíuse da crise pola dereita. Os dereitos laborais están deturpados, anémicos, fanse  contratos nunhas condicións de precariedade, falsidade e incerteza impensables hai tan só quince anos. Hoxe en día a xente nova, mesmo a mellor preparada, non pode conducir un proxecto vital cos ingresos e garantías que lle ofrece o noso mercado laboral. Por iso, simplemente, xa non están entre nós.

Pagar máis da metade dos teus ingresos para acceder a unha vivenda, ter que traballar os dous membros da parella en quendas imposibles por salarios “hiper”mínimos, ou traballar 60 horas para que che coticen media xornada é incompatible con crear unha familia. Procrear é unha heroicidade que non se compensa cunha caixa finlandesa, un cheque benvida ou con propaganda innecesaria en forma de “plan” contratada a empresas amigas sobre a marabillosa experiencia da maternidade.

A propaganda oficial é especialmente ferinte para as mulleres cando, nun contexto no que aturan despidos improcedentes por embarazo ou acoso sexual no traballo, seguen a percibir menos salario por idéntico traballo; cando os patróns -nunca mellor dito- culturais e de comportamento seguen dando por suposto que a parentalidade é un traballo feminino; cando son elas, tantas veces en exclusiva, as que coidan sen recoñecemento ningún das persoas dependentes, mesmo renunciando á súa carreira profesional e sen que ese traballo, unha vez “reaxustada” a lei, sirva para cotizar na Seguridade Social. Tamén, máis aínda, cando se segue exercendo unha violencia machista – alarmantemente vixente na adolescencia ciberdependente– sobre as mulleres ou cando se utiliza o corpo das mulleres como mercadoría.

A desigualdade, cando medra, cébase nos máis vulnerables. Creamos bolsas de exclusión porque a integración seica é para un premio para os perfectos, que, curiosamente, adoitan ser familia dos poderosos. Si, aínda hai clases. Incluídos e excluídas. Discapacidades, culturas distintas, minorías, enfermidades mentais… e tamén parados crónicos, fracasadas escolares, habitantes das marxes, sobrevivientes na xungla urbana. A cultura da pobreza tende a consolidarse e reproducirse, de pais a fillos, de nais a fillas. Só os servizos públicos de calidade e as prestacións e pensións son efectivos para paliar, para coser e cicatrizar as fendas social.

A solidariedade interna, ese cemento moral das sociedades, reséntese. Pero a primeira vítima son os estraños, os outros, os diferentes. É como se nos vacinasen contra o sentimento de vergoña. Acollemos unha parte mínima, ridícula, das familias de refuxiados sirios que nos comprometemos acoller, familias con menores que foxen dunha guerra infame… e non sentimos culpa nin vergoña. Mesmo montamos argumentarios sobre o terrorismo infiltrado ou, en palabras de bispo, sobre que “non todo é trigo limpo”. Pero deberiamos estar avergoñados. Tanto como se os nosos gobernantes admitisen subornos na adxudicación de contratos ou fosen amigos de narcotraficantes. A vergoña é condición da dignidade. Van xuntas. Resistímonos á desvergoña. Temos razóns para indignarnos.

 

A Igualdade que soñamos non é barata

 

Medrar na igualdade non é un soño etéreo. Ten concreción xa, ten expresión social e ten política económica.

Sabemos que é fácil dicirlle ao corpo electoral o que quere oír. Por exemplo, que a igualdade é barata. Pero non é así.

Medrar na igualdade precisa un plan. E un plan non é unha proclama, non son un feixe de slogans, non é unha perrencha opositora. Tampouco non abonda con tomar a rúa, aínda que faga falta empurrar a historia e contrapesar a tendencia dominante coas nosas indignacións. Un plan implica saber como e de onde imos obter os recursos financeiros para construír a igualdade que queremos, para deconstruír a desorde económica e social. Un plan implica facer números e propostas concretas e formular unha fiscalidade máis eficiente e xusta.

Efectivamente, necesitamos unha nova fiscalidade igualadora e unha nova moral fiscal. Non pode ser que o imposto de sociedades pasase dun 21% da recadación total en 2013 a tan só un 13% en 2015. Non pode ser que se lles dea un tratamento tan favorable ás rendas derivadas dos dividendos (cun máximo de tributación do 21%, con independencia do seu volume), comparado co trato dado ás rendas do traballo (que poden acadar o 45%). Non é admisible que 34 das 35 empresas que cotizan no IBEX teñan sedes en paraísos fiscais.

 

A igualdade que soñamos é unha tarefa

 

A nosa conciencia fiscal foi medrando. Sabemos agora da gravidade da fraude fiscal e da importancia e inconveniencia de ter un 25% de economía en negro. Tamén de facerlle caneos ao IVE. Pero non nos axuda a mellorar a nosa conciencia fiscal a falta de exemplaridade dos gobernantes, famosos e grandes empresas. Precisamos unha inspección fiscal eficaz e independente do poder político. Que vaia de arriba a abaixo.

E cómpre superar fronteiras. O capital xa as superou ben superadas. As normas que o controlan e regulan van moi por detrás. Non son admisibles os paraísos fiscais, nin a incapacidade das autoridades globais –comezando polas europeas- para harmonizar os tributos que se deben impoñer ás grandes corporacións e para establecer taxas sobre as grandes operacións especulativas  de capitais –como a coñecida taxa Tobin- coas que financiar os programas de solidariedade global que o noso mundo precisa, eses que mitigarían os grandes fluxos migratorios de xente famenta ou desesperada. Os representantes do pobo deben ter poder sobre as corporacións multinacionais, e non á inversa.

Estamos diante da revolución da robótica. Os gobernos e os lexisladores deben anticiparse aos seus efectos sobre a clase traballadora e sobre os sistemas de protección, que son os garantes da igualdade. Non podemos permitirnos unha masa de excluídos tecnolóxicos sen futuro nin lugar na sociedade. Os incrementos de produtividade que producen os robots, expulsando man de obra, deben ter a súa propia cotización e tributación fiscal. É tempo de retomar en serio o debate da Renda Básica universal e incondicional. Porque o “traballo” xa non se reduce ao “emprego”. Porque esa renda, en Galicia, unida a incentivos intelixentes á actividade e residencia rural  permitiría políticas de reequilibrio demográfico do territorio que son un desafío inaprazable na nosa terra.

 

Hai moita dignidade e dereitos que lle devolver á clase traballadora, comezando por xornadas e contratos legais e o dereito ao descanso: en sectores feminizados como o comercio, que foi do dereito intocable ao descanso dominical ou da fin de semana, noutrora defendido por sindicatos e igrexas?

Queremos chamar a atención sobre a necesidade dunha clara aposta pola coeducación, por unha educación que non siga reproducindo os estereotipos de xénero, que fomente igualdade e a non violencia, nas familias, nos centros educativos, nos medios de comunicación social ou na Igrexa. A educación precisa un plan, non se pode improvisar.

Haberá máis igualdade, harmonía e inclusión social se hai unha educación pública de calidade, ben dotada en medios, contidos e métodos, cos mellores funcionarios –seleccionados baixo os principios de igualdade, mérito e capacidade– e motivadora para o alumnado. Esa é a mellor estratexia para romper o fatalismo da reprodución interxeracional da exclusión social e laboral. É a mellor vacina contra a desigualdade.

Cómpre seguirmos defendendo o sistema de sanidade pública que tanto traballo custou erguer. Non é barato. É, por exemplo, incompatible coas bolsas de corrupción, coa distracción de millóns de euros públicos cara aos petos privados dos partidos e ás contas correntes suízas dos gobernantes. Non temos cartos para subornos nin mordidas porque fan falta para quirófanos e doutoras. Cómpre sermos tan rigorosos no control do gasto sanitario como no descontrol da fraude fiscal e da corrupción.

As pensións públicas exerceron durante a crise o papel de principal ferramenta de igualación e compensación das bancarrotas familiares. Foi o principal estabilizador anticíclico. Cómpre, efectivamente, un debate sobre a viabilidade do sistema de pensións, pero non para privatizalo nin recortalo, senón para facelo fiscalmente viable.

Os servizos sociais públicos son a expresión da nosa solidariedade colectiva. Xunto coa acción xenerosa, incisiva e eficaz das organizacións sociais solidarias tecen unha malla de protección para todos aqueles que están en desvantaxe. Non podemos permitirnos un sistema de servizos sociais anémico porque a atención aos menores en risco, ás persoas con discapacidade, ás dependentes, aos individuos e minorías excluídas polas máis diversas razóns son o verdadeiro termómetro da nosa conciencia social.

Non pode haber igualdade se non se fai xa un pacto de estado contra a violencia de xénero, se non se lexisla para erradicar os abusos sobre a muller. Haberá igualdade cando as mulleres poidan camiñar pola rúa sen medo, cando todos os nenos e nenas se sintan seguros no seu fogar, cando calquera muller, independentemente da roupa que vista ou dos seus hábitos sociais, se poida sentir protexida pola xustiza.

Por fin, como comunidade de comunidades cristiás, sabemos que a igualdade comeza pola propia casa. Cómpre construírmos comunidades eclesiais igualitarias, fraternas, sen discriminación de funcións en función de xénero, inclusivas coa diversidade social e de identidades e culturas. Esa é a mellor forma, non hai outra, de comunicar a Boa Nova, facéndoa realidade cada día, desde dentro, desde o concreto, desde a cociña da nosa casa común.

 

Coordinadora de Crentes Galeg@s

paz_2017[69699]

documento da paz – texto[69700]

 

 

 El encuentro tendrá lugar el día 1 de Enero a las 19h en la Sala Metáforas de Madrid. Durará una hora y media como máximo. Después organizaremos un espacio informal para un aperitivo y para compartir vida informalmente.

De momento convocan:

Campaña Noviolencia 2018

Delegación de pastoral social de la diócesis de Madrid.

Redes Cristianas

Comunidad del arca

Grupo de artistas cristianos

CPJV Vedruna

Comunidad Bahai

Justicia y Paz

 

Puede unirse cualquier otro grupo que lo desee si asiste y difunde. Si se unen vamos actualizando el cartel

 

A las 17’30h del día 1 quedamos los que podamos para preparar la sala

 

A las 19h comenzamos siguiendo este orden:

 

1: Introducción ( Moisés)

Flauta travesera (Paula)

 

  1. Escucha: Se conforma con 6 textos y dos canciones. (Olga y Luis Guitarra)

 

 

3: Testimonio: Ángel

 

4: Gesto simbólico con velas siguiendo la foto del cartel y con participación de los asistentes nombrado realidades que requieren paz y reconciliación (Yolanda- Valerie)

 

5: Danza ritual: Bea y Almudena

 

6: Canción final: Luis Guitarra.

 

Encuentro por la paz y la reconciliación[69659]

 

Un grupo de cristianas y cristianos de base solemos reunirnos al acercarse la Navidad, en un clima de oración, convivencia y reflexión. Este año el tema de nuestro encuentro ha sido la Paz. Que haya paz en la Tierra, también en la nuestra, es un deseo navideño fundamental, y una tarea que deseamos compartir con quienes lean estas líneas. No nos creemos mejores que nadie. Con humildad y convicción, las presentamos a la Opinión Pública de la Sociedad y la Iglesia.

La paz es obra de la justicia y la solidaridad. Como toda obra humana será siempre incompleta, necesitada de mejora. Con realismo debemos pretender lo posible, buscar una paz justa, “suficiente para unos y aceptable para otros”, como dijo el político catalán  Pasqual Maragall.

Navarra necesita una reflexión autocrítica acerca de nuestro pasado, pero también una mirada esperanzada hacia el futuro. Toda la ciudadanía tiene la responsabilidad de impulsar una cultura de paz, que se basa, entre otras cuestiones, en saber convivir con los conflictos y  en educarnos y educar para manejar nuestra agresividad instintiva.

Teniendo cada uno derecho a pensar como pensamos, relativizar éticamente la posición política de unos y otros sobre lo identitario, y la de nuestros grupos de pertenencia, es moralmente muy sano; imprescindible a menudo para  convivir.

La paz es armonía, en cada persona y en la sociedad. El evangelio llama felices, dichosas,  a las personas pacíficas que trabajan por construir la paz.  La atención a la paz y la justicia no distraen del seguimiento de Jesús, sino que son factores vitales de su proyecto humanizador. Lo cristiano, por difícil que parezca, es solidarizarse con el dolor de todos, no sólo de “los míos” o “los nuestros”. Y actualizar el más difícil y más grande de todos los preceptos evangélicos: “amad a vuestros enemigos”.

Ahora mismo, una implicación más visible y positiva de la Iglesia en Navarra es necesaria, singularmente en el sustento ético del esfuerzo por la paz y convivencia. La tarea, realizada con libertad y modestia, corresponde a los cristianos laicos, por iniciativa individual o presentes en organizaciones sociales. También los obispos deberían alentarla con su palabra e iniciativa, poniendo a disposición los medios que tiene la  Iglesia. En este asunto de la paz, debería ser afán de toda la Iglesia  en Navarra tener una  preferencia inequívoca por las víctimas. Víctimas son quienes han sufrido daño injusto  y grave de parte de otros. En nuestra tierra, víctimas de la guerra civil, de ETA, y de la violencia política contra ETA.

Dice el filósofo Reyes Mate que, tras la acción violenta, para restañar las heridas, es necesario recuperar para la sociedad a las personas que, de modo radicalmente diferente, han sido perdidas: la víctima y el victimario. La primera ha sido violentamente excluida de su condición ciudadana a manos de su agresor. Éste, por su parte, ha provocado la vulneración de los derechos de su víctima, se ha autoexcluido de la convivencia social y, en muchos casos, ha sido condenado y recluido, limitándosele, por vía legal, algunos de sus derechos. La sociedad no puede permitirse esta pérdida sin poner en peligro la deseable reconstrucción de la convivencia y, por ello, debe tener como objetivo la reinserción social, la reintegración a la comunidad política, en plenitud de derechos y deberes, tanto de víctimas como de victimarios.

Eso ha de hacerse de modo diferente con ambos. Hay que buscar el modo de que quienes han hecho mucho daño no vuelvan a hacerlo; pero el dolor de unos no se cura añadiendo más sufrimiento de otros.

Mirar al futuro no significa olvidar el pasado. No se trata de olvidar, sino de recordar de una manera nueva, con una memoria no resentida, sino sanada. Construir un futuro común no significa que debamos llegar a ser amigos. Significa que podemos llegar a convivir respetándonos, aceptándonos, sin hacernos daño.

Sólo puede haber reconciliación si miramos en el otro algo más que error y mala voluntad, si miramos en él una parte de verdad y algo de buena voluntad, si reconocemos que también el otro sufre y tiene una parte de la solución que a los demás se nos escapa y necesitamos. No hallaremos salida a los conflictos sino estando dispuestos a confiar en el otro, el adversario político, e incluso el que nos ha hecho daño, hasta el que nos ha hecho un daño irreparable. La confianza es lo único que puede regenerar al otro, y a nosotros mismos, pues también, por acción u omisión, nosotros hemos hecho daño.

Creemos que la Iglesia en nuestra tierra -por el valor que el evangelio ofrece a las personas en su vida y a la sociedad en la vida política- debe favorecer un relato verdadero y digno para las víctimas,  acompañar a quienes sufren,  invitar al reconocimiento del daño causado y al perdón que –aunque no es exigible a las víctimas- contribuye al crecimiento de su humanidad, llamar en  los conflictos  a reconocer al otro, y denunciar la ruina que suponen siempre el odio y la venganza.

Reconocemos la justicia, sin olvidos, que, con toda razón, reclaman las víctimas de la violencia injusta, y la restitución, hasta donde sea posible, que merecen.  También reconocemos los derechos humanos de quienes están presos y las reclamaciones de acercamiento a sus lugares de origen y trato humanitario en casos de enfermedad grave o terminal. A tantos familiares doloridos, por una u otra causa, les hacemos llegar una sincera  petición de perdón por nuestros olvidos y falta de apoyo.

El respeto de los derechos humanos es necesario para alcanzar la paz. Y un buen camino probado para la reconciliación y la convivencia es el  diálogo. Diálogo que no es confrontación para dirimir quién tiene razón y quién se equivoca, sino intercambio del que sale una verdad nueva, como enseñaba  -ya en el siglo XIII- el mallorquín Ramon Llull. Además de cultivar un sano sentido del humor, alimentado por el ingenio y capaz de modular nuestros sentimientos, necesitamos palabras nuevas: Palabras precisas que saben llamar a cada cosa por su verdadero nombre. Palabras acogedoras que nos hacen a unas personas, mutua y alternativamente, huéspedes de otras. Palabras desarmadas, cemento de concordia. Palabras sosegadas para conocernos y reconocernos. Palabras silenciosas o nunca dichas, para que hablen los hechos.

Debemos impulsar la “projimidad” y la convivialidad. Estar cerca de nuestros convecinos atribulados, de los ancianos, enfermos e inmigrantes; cultivar la acogida y la hospitalidad.  Esforzarnos por estar bien informados de lo que sucede, contrastar hechos y opiniones, ir a la raíz y causas de los problemas, y apetecer una verdad limpia de fanatismo o de parcialidad.

En Navidad, los cristianos celebramos que Dios se ha hecho uno de nosotros. No estamos atados a nuestro pasado. Dios nos abre un futuro nuevo. FELIZ NAVIDAD. EGUBERRI ON.

Pamplona y Tudela, diciembre de 2017

COMUNIDADES CRISTIANAS DE BASE Y GRUPOS CRISTIANOS DE REDES CRISTIANAS DE NAVARRA

 
Foro Gaspar García Laviana

 

En el año 2008 la muerte de Gaspar García Laviana había quedado ya muy difuminada entre mis recuerdos. Yo había conocido algo a Gaspar cuando vino de Nicaragua a visitar a su familia que vivía en Tuilla. Cuando ese año me invitan a participar en el documental que RTPA estaba haciendo sobre Gaspar García Laviana, sacerdote y comandante sandinista, acepté con mucho gusto y ello fue un revulsivo de mis vivencias de hacía unos treinta años. También el haber comenzado por esas fechas a participar en el Foro Gaspar García Laviana, hizo que ya desde entonces se mantuviera constante en mí la memoria de Gaspar. Contribuiría además a ello  el participar en el aniversario de su muerte en Tuilla –este año será el sábado 16 a las 12h Eucaristía y luego la Ofrenda Floral. He de confesar que el reencuentro con Gaspar en el 2008 supuso en mí revivir valores, actitudes, sentimientos… que me conducirían a comportamientos más comprometidos socialmente.

Es fundamental para los individuos y para los pueblos mantener la memoria de aquellos hechos y personas que más valoramos, sobre todo aquellos que conllevan, por la razón que sea, el marchamo de ejemplaridad. Ya el año pasado en este mismo medio recordaba aspectos fundamentales de su vida: su especial sensibilidad al sufrimiento de los más empobrecidos, su inquebrantable compromiso en la liberación de los oprimidos, su valentía y generosidad de entrega.

En el treinta y nueve aniversario, aquí en Asturias estamos ya mirando hacia la celebración del cuarenta. Así como en el 30º Aniversario se le quiso dar una especial resonancia, queremos también resaltar el cuadragésimo con la publicación de otro libro: Gaspar García Laviana visto desde Asturias.

Con la presentación de este libro a lo largo del año 2018, esperamos difundir más la ejemplar conducta de este cura  asturiano, misionero MSC,  portador de unos encomiables valores humanos dignos de ser imitados, tal como ha sido reconocido en Asturias en el año 1979, ya nada más morir en Nicaragua, cuando fue distinguido por el diario La Nueva España como uno de los asturianos del año 1978, a título póstumo, pues ya había caído en combate el 11 de diciembre de ese año. Con ese motivo el nombre de Gaspar García Laviana quedó unido al de todos los personajes de Asturias que reciben tal honor por otorgamiento democrático de la redacción del periódico. Tras este reconocimiento han venido otros aquí en su tierra: Algunos ayuntamientos le honraron dedicándole una calle: Oviedo, Gijón (Avenida) y Siero (en Lugones, la población del municipio con mayor número de habitantes). El ayuntamiento de SMRA le dio nombre a un paseo peatonal entre El Entrego y La Hueria de Carrocera. Precisamente en esta Hueria, en Les Roces, es donde nació Gaspar el año 1941. Todo ello nos muestra cómo la sensibilidad popular sabe reconocer y agradecer el comportamiento de quienes han luchado por los empobrecidos y más si han entregado sus vidas por ellos.

Como ocurre en muchos casos, el valor ejemplarizante de ciertos personajes nuestros, de los cristianos, es más reconocido fuera del ámbito eclesial que dentro, principalmente si su compromiso estuvo centrado en favor de los desheredados y sobre todo si fueron personas que quisieron combatir las causas de los problemas sociales. Se reconocen más fácilmente los méritos de quienes protagonizan el asistencialismo social. Un ejemplo claro de tardanza ha sido Mons. Romero.  Bien es verdad que a nuestros “santos” o a nuestros “héroes” mejor que recordarles con liturgias vacías es conocerles profundamente y dar testimonio con nuestras propias vidas de los valores de los que son ejemplo.

Es precisamente desde esta perspectiva desde donde hay que ver el compromiso político-militar de Gaspar García Laviana, que en algunos produce un cierto rechazo. Conociendo la “vida interior” de Gaspar, que no muestra a través de sus poemas, podremos descubrir que detrás de su compromiso hay unas motivaciones humanitarias. Hay quienes condenan sin más el hecho de que un cura hubiese cogido las armas. En aquellos momentos fueron varios los que en Latinoamérica lo hicieron (recordemos al que fuera primer icono: el colombiano Camilo Torres) y bastantes los que colaboraron en la retaguardia de los movimientos de liberación.

Gaspar da el paso de entrar en la guerrilla del Frente Sandinista en primer lugar porque su misma vida, como la de tantos otros, ya estaba en peligro. Y en segundo lugar porque quiso comprometerse en la defensa del pueblo nicaragüense que estaba explotado y sometido por la familia Somoza, siendo muchos de ellos explotados hasta tener que vivir en situación de miseria, prácticamente como esclavos de unos amos que se enriquecían a su costa. Lo fundamental era la situación en la que vivía la  gente.  Así la describía Amnistía Internacional en su Informe del año 1976: “los derechos humanos son sistemáticamente violados”… “y torturan y mantienen en prisión a sospechosos de atentar contra la seguridad del Estado, sin que los cargos hayan sido comprobados judicialmente”. “En el noreste de Nicaragua, los campesinos han sido perseguidos por las autoridades por ser considerados como sospechosos de simpatizar con los guerrilleros” y asegura que “en esa zona del país han desaparecido trescientos campesinos, desde mayo de 1975 hasta enero de este año. En el departamento de Zelaya, doscientos campesinos están en prisión sin haber sido juzgados todavía”.

De esta cruel realidad que maceraba el corazón de Gaspar habla él mismo en sus poemas. Recordemos sólo tres de ellos: CAMPESINO 1. Me hieren/ tus mortajas/ prematuras/ de hambre/ serena.// Me hieren/ tus huesos/ entubados/ en pieles/ sedientas.// Me hieren/ tus ojos/ humillados/ hendiendo/ la tierra.// Me hieren/ tu duro trabajo/ y tus malas/ cosechas.// Me hieren/ tu ignorancia/ y tu eterna/ tristeza.// Me hieren/ tus plantas/ desnudas/ cuando pisan/ las piedras.// Todo tu yo/ me hiere/ campesino,/ pero me hiere/ sobre todo/ tu impotencia.//

Otro poema muy recurrido para explicar el corazón profundamente herido del cura de San Juan del Sur y Tola es el titulado LA NIÑA DEL PROSTÍBULO. Catorce añitos de edad,/ dos de puta,/ cara joven,/ rasgos viejos,/ piel lozana,/ ojos muertos.// pantaloncito ceñido,/ desnudos pierna y ombligo,/ pies descalzos,/ recorriendo el puterío.// … Estas niñas eran de su parroquia, todos conocían a los guardias que cerraban los ojos a esta esclavitud infantil, recibiendo a cambio unos dinerillos, y también los nombres de la gente que utilizaban sus obligados servicios. A éstos los recrimina Gaspar en su REFLEXIÓN 1. Hablando de aquellos contra los que se está haciendo la revolución incluye a los que “dormían con putas/ y aparecían con sus esposas en los desfiles/ y en las inauguraciones/ y en la iglesia comulgando.//

Estas pincelas que he dado sobre la realidad de Nicaragua nos hacen ver que este país, desde hace ya tiempo (el dominio de la familia Somoza dura desde 1934 a 1979), vive en estado de guerra, pues así es cuando existe una conculcación generalizada de todos los derechos humanos, que en Nicaragua incluía la violencia física, torturas, muertes con impunidad, duras condiciones de trabajo, desatención sanitaria… Y además el hambre, reflejada en esa “piel seca” de muchas de sus gentes, que tanto impresionó a Gaspar. Todos tenemos derecho a vivir en paz. Y todos es todos. Con este fin pacificador entra en aquella guerra y lo hizo en favor de los empobrecidos, de los masacrados, de los humillados… y en contra de los poderosos que desde todas las instancias del Estado –militar, económico, legal…- estaban agrediendo a los más débiles. Gaspar entra en una guerra de liberación nacional.

Él mismo es consciente de la contradicción en la que se vio obligatoriamente envuelto. Él, que había sido educado para la paz, para la no violencia… se veía inmerso en la guerrilla que el Frente Sandinista libraba contra el Estado somocista. Todos quisiéramos saber -¿Cómo se produjo ese paso decisivo hacia una acción violenta? Es la pregunta que le hace el periodista que le entrevista poco antes de su trágica muerte (Interviú, nº 125, 1978, 5-12 de octubre). Y ésta es la respuesta de Gaspar: -Para mí, con una formación social no violenta, fue un problema muy grande. Sólo había un causante de los millones de hombres humillados, aplastados, oprimidos, muertos: Somoza. Entonces me planteé el ya antiguo problema teológico-moral: ¿Es lícito matar al tirano? La respuesta era sí, no había más remedio, era por el bien de toda la comunidad. Los documentos de Medellín, suscritos por los obispos de Latinoamérica, lo dicen bien claro: “La insurrección revolucionaria puede ser legítima en el caso de tiranía evidente y pro­longada y que atente gravemente a los derechos fundamentales de la per­sona y damnifique peligrosamente el bien común del país, ya provenga de una persona, ya de estructuras eviden­temente injustas.”

Los criterios morales los tiene claros. En varias ocasiones recuerda estas palabras de los obispos latinoamericanos. Pero el periodista todavía insiste y le dice: “-Pero una cosa es justificar algo moralmente y la otra que un sacerdo­te sea precisamente el que aprieta el gatillo o conecta el detonador. Y él responde: “-Es lo mismo. Hay que ser consecuentes con las ideas. El bien de muchos justificaba el que este hombre desapareciera. Entonces el pueblo, dormido por la propaganda, no era consciente de esto. Yo sí lo era. Era mi misión.” 

A su respuesta hay que añadir algo muy importante: En temas fundamentales, como lo es la conculcación de los derechos humanos, la moral es la misma para un cura que para un seglar. Quienes lo diferencian es debido a una cierta mistificación que se ha hecho de los sacerdotes. La guerra en Nicaragua era una realidad que ya existía cuando Gaspar llega a esas tierras y él ve que era una exigencia cristiana tomar partido. Lo dice en su carta A MIS HERMANOS LOS OBISPOS, SACERDOTES,RELIGIOSOS Y RELIGIOSAS: “No podemos quedarnos como mudos espectadores de la tragedia del pueblo mientras la dictadura Somocista enloquecida por el oro y el poder, sigue torturando y matando a los nicaragüenses como si fuesen bestias sin derechos”. Cada uno tenía que ver cómo, según las propias posibilidades y capacidades, colaboraba para conseguir una paz real para todos en Nicaragua. Él es consciente de que “el pueblo oprimido y humillado al que yo he servido como sacerdote, reclamaba más que el consuelo de las palabras el consuelo de la acción”. Naturalmente, no todos tenemos la fuerza necesaria para llevar hasta esos límites el compromiso de la acción. Hubo también otros sacerdotes y seglares que de distinta manera a como lo hizo Gaspar apoyaron la causa de la liberación del pueblo nicaragüense.

Concluyendo: estupendo todo aquello que nos recuerda a Gaspar, pero quienes reconocemos la ejemplaridad de su vida no podemos quedarnos en meros gestos de admiración hacia él, hemos de intentar imitarle en algo. Gaspar será siempre una invitación a un compromiso social liberador. En esta Europa nuestra, el neoliberalismo dominante nos está sometiendo a todos a múltiples esclavitudes que reclaman esfuerzos liberadores. Y no digamos en otros lugares del mundo.

José María Álvarez

Del Foro Gaspar García Laviana

www.forogasparglaviana.es

 

 
Foro Gaspar García Laviana

Saludos a todos, en nombre del Foro GASPAR GARCÍA LAVIANA. Lo que nos reúne hoy aquí es el nombre y el recuerdo del cura guerrillero, Gaspar García Laviana, muy ligado a esta localidad. El próximo año será el 40 aniversario de su muerte, luchando contra el regimen somocista en Nicaragua. Es una buena ocasión para preguntarnos, después de cuatro décadas, ¿Qué significa hoy para nosotros el cura Gaspar? Aquí hay representantes y miembros de algún otro grupo o asociación que lleva su nombre. Para el Foro de Cristianos GASPAR GARCIA LAVIANA, al que represento, ¿de qué es referente este asturiano?

 

Aunque nuestra asociación de sacerdotes y laicos no es del todo desconocida, sobre todo para los que nos reunimos aquí cada año por esta fecha, no está de más recordar, aunque sea brevemente, la motivación de esta asociación. Nuestros objetivos son los mismos que dieron sentido a la vida de Gaspar. Su biografía revela que se movía en función de dos preocupaciones: el bienestar material y espiritual de las personas. En el lugar y la época en los que ejercía su función sacerdotal, la Nicaragua campesina de finales de la década de los sesenta y primeros años de los setenta, ambas motivaciones humanitarias confluían en el entonces pujante movimiento social y religioso de la Teología de la Liberación. Se trataba de dar a la función religiosa cristiana un sentido social que faltaba en las iglesias oficiales, y dotar las estructuras políticas de un espíritu liberador que faltaba en los regímenes latinoamericanos al servicio del imperialismo.

 

Esas mismas motivaciones nos inspiran a nosotros hoy aquí. Cierto, las circunstancias son distintas de las que le tocó vivir a Gaspar García Laviana, pero sólo en la forma. En el fondo siguen existiendo en nuestra sociedad las dos disfunciones que él quiso combatir en la Nicaragua de los setenta. Se trata del mismo sistema; sigue existiendo el mismo imperialismo, que es bien servido por los poderes políticos y religiosos que “disfrutamos”. Estamos siendo gobernados por unos políticos cuya principal función es conservar e incluso aumentar las diferencias entre ricos y pobres. Un dato reciente: los veinte españoles más ricos acumulan tanto dinero como los 9,3 millones que menos ganan. Otro dato, también muy significativo: El fraude fiscal cuesta cada año a España unos 59.000 millones de euros. Esta cantidad supera el presupuesto público que se dedica a la sanidad. Y otro más: seis millones de niños entre 5 y 17 años trabajan en América Latina, la mitad de ellos “en condiciones de explotación o realizando trabajos peligrosos”. Esta última noticia se refiere a una realidad como la que llevó a tomar las armas a Gaspar García Laviana. Precisamente de América Latina viene carbón arrancado a la tierra por niños esclavos, lo que hace no rentable la industria minera de Asturias y León.

 

Y con este trasfondo social, la Iglesia española, atenta a instalarse confortablemente en el sistema, mira hacia otro lado y centra su acción pastoral en el culto litúrgico y en la enseñanza de unos dogmas que no le dicen nada a nuestra sociedad actual. Una tal Iglesia no está mostrando al mundo el rostro de Cristo Libertador, está secuestrando y ocultando a Jesucristo, aunque se dedique a pasear sus imágenes en procesiones. Combatir en el terreno religioso y en el político-social las mencionadas disfunciones es la vocación del Foro que lleva el nombre de Gaspar García Laviana como lo sería de él mismo si viviese actualmente. En la medida en que su ejemplo siga inspirando este tipo de lucha, se puede decir que Gaspar sigue viviendo de alguna manera. Esta actitud, a la que legítimamente se le podría llamar “antisistema”, en el mejor sentido del término, postula un activismo que, aunque realicemos con nuestra propia identidad nos impulsa también a trabajar junto con asociaciones, partidos, sindicatos y otros colectivos que persigan los mismos objetivos.

 

El próximo año será el 40 aniversario de la muerte Gaspar García Laviana. Queremos recordarle con una serie de actos. Aparte de este encuentro en Tuilla, queremos publicar sobre él un libro que se está elaborando. También está previsto que la próxima Asamblea  Nacional de REDES CRISTIANAS tenga lugar en Asturias en el marco de la conmemoración sobre Gaspar. Concretamente, será en Gijón en el puente de las fiestas del 6 y 8 de diciembre, y tendrá como lema:  ACCIÓN LIBERADORA HOY.

 

Pero como antes indicaba, celebraciones y actos aparte, la mejor y más coherente manera de recordar a Gaspar es actuar  y trabajar como lo hubiese hecho él mismo.

 

 

Se han celebrado en Tenerife los días 14 y 15 de diciembre, organizadas por el grupo Cristianos de Tenerife, que pertenece a Redes Cristianas.

En su página web hay información detallada y vídeos de las jornadas.

www.comunidadescristianasenred.com

 

 

 

—Madrid, 13 de diciembre de 2017—. Con ocasión del día internacional del migrante, el lunes 18 de diciembre, representantes de organizaciones de inspiración religiosa, del mundo académico y de la sociedad civil se unen para destacar la contribución del migrante a la sociedad actual.

 

 

«¿Cómo sería un día sin migrantes?» Así se titula el IV encuentro por la paz y la acogida, que busca poner el acento en la inapreciable aportación de las personas migrantes a la sociedad española. Éste tendrá lugar el día 18 de diciembre de 2017, a las 18:45, en el Centro Nacional de la Comunidad Bahá’í de España situado en la calle Matías Turrión 32 de Madrid.

 

El acto se iniciará con una introducción al estado de la cuestión a cargo del sociólogo Carlos Pereda, seguida de una mesa redonda titulado «Un acercamiento a las aportaciones de las personas migrantes a la sociedad española». El acto finalizará con un acto interreligioso en el que se resaltarán algunas formas de violencia que se encuentran en la sociedad actual y se reflejará de forma simbólica la respuesta constructiva de la religión ante las mismas.

 

El acto constituye un avance en los esfuerzos continuados por sensibilizar acerca de la importancia de acoger a inmigrantes y refugiados por parte de Religiones por la Paz y la Acogida — plataforma que agrupa mayoritariamente organizaciones de base religiosa, así como a entidades de la sociedad civil. Los anteriores eventos se celebraron en la Mezquita Central de Madrid, en la Parroquia de Guadalupe, y en laIglesia evangélica de Jesús de Madrid. De ésta última derivó un manifiesto, a través del cual los firmantes plasmaron el conocimiento acumulado adquirido y extendieron la mano a la colaboración con el gobierno y otros grupos implicados en esta cuestión.

 

Se adjunta el programa del acto

IV Encuentro Interreligioso[69169]

 

 
Moceop

 

A Moceop siempre le ha importado más  la transformación de la Tierra en un mundo más humano y solidario que los entornos eclesiásticos. Por ello siempre ha defendido las grandes causas justas: la ecología, solidaridad, derechos humanos, la paz, la esperanza, el sentido de la vida.

 

Por ello hoy tampoco nosotros, como el Papa Francisco, podemos ni debemos permanecer en silencio ante la decisión adoptada por el presidente Donald   Trump de declarar a Jerusalén como, literalmente, “capital eterna del pueblo judío” y de trasladar allí su embajada a Jerusalén desde Tel- Aviv, reconociendo así ante el mundo a Jerusalén como capital de Israel, contra todas las decisiones y acuerdos de la ONU, asunto que debe resolverse a través de negociaciones directas entre las dos partes.

 

Pedimos también con Francisco que Jerusalén siga manteniendo el status quo actual y se evite entrar de nuevo en una espiral de violencia de consecuencias incalculables, no solo para la región, sino a nivel mundial, como ya estamos viendo, con la respuesta del pueblo árabe en el mundo y la puesta en marcha de la 3ª Intifada por los palestinos.

 

Jerusalén es el símbolo en la región de una ciudad donde conviven desde hace siglos musulmanes, judíos y cristianos, donde hay importantes lugares de hondo significado religioso para ellos: Muro de las Lamentaciones, la Mezquita de Al-Aqs y el Domo de la Roca, donde estuvo el Templo con el Santa  Santorum considerado sagrado para los judíos. Debe ser respetada como lugar de encuentro, convivencia pacífica y respeto entre las religiones.

 

Pedimos desde aquí a nuestros gobernantes que se impliquen al máximo para que Jerusalén siga considerándose como la ciudad abierta y multicultural sin pretensiones políticas y partidistas  y se evite así un  nuevo foco de violencia en el Mundo,  por tantos escenarios de guerra, injusticias, desolación y muertes.

 

Trump es un dirigente político que está causando mucho daño con sus decisiones contra la paz, el medio ambiente, la inmigración y los intereses de las clases populares en todo el mundo.

 

Nuestra más firme y enérgica protesta contra esta nueva decisión suya que pone en peligro otra vez la paz mundial y nuestro mas firme apoyo al pueblo  palestino en lucha por sus legítimos derechos.

 

 

12 de Diciembre de 2017

 

 

 

 

 

 

 
CCP2

Les Comunitats Cristianes Populars (CCP) de València et convidem a celebrar les vespres de Nadal en una Trobada lúdica i seriosa a la vegada:
“UNA RELECTURA DE NADAL”
Amb “Las tres Reinas Magas” de Gloria Fuertes,
un Emperador-Trump,
un Herodes M.R.,
Àngels o àngeles,
Pastors i pastores,
Víctimes- Innocents,
María feminista,
Josep “home per la igualtat”…
i Jesús protagonista de la nostra trobada.
Vine a “muntar un pessebre” amb nosaltres.
Dinar de germanor amb dolços i patxaran,
i sobretaula amb nadales…
La col·lecta serà per a Morvedre Acull.
Es recolliran aliments per a “Entrevecinos” de Benicalap.
TROBADA DE NADAL CCP.
Diumenge 17 Desembre, a las 10,30
Col·legi Sta. Magdalena Sofía. La Punta-Natzaret
Carrera del riu 64. València.

TROBADA NADAL CCP (2)[69043]

 
ccp

En este enlace puede leerse el resumen:

 

http://ccp-gr.blogspot.com.es/2017/12/cronica-del-xix-encuentro-andaluz.html

 

 

 

 

 


© 2012 Redes Cristianas Suffusion theme by Sayontan Sinha