VII ENCUENTRO DE REDES CRISTIANAS
23 y 24 de octubre de 2021

 
CWC
Una delegación del Consejo de Mujeres Católicas entregará hoy al Vaticano las conclusiones de su proceso sinodal
Madrid, 4 de octubre de 2022.- Una delegación internacional del Consejo de Mujeres Católicas (CWC) —red global que reúne a más de 60 organizaciones de mujeres católicas en todo el mundo— entregará hoy las conclusiones del proceso sinodal llevado a cabo, a la Oficina del Sínodo, en el Vaticano.

Desde marzo a junio del 2022, el CWC coordinó el trabajo de reflexión, discernimiento y oración de colectivos de mujeres de los cinco continentes. A su vez, este trabajo se puso en común en cinco encuentros de escucha internacionales.

Comprometidas con temas como la Situación de las Mujeres en la Iglesia, Poder y Participación, Estructuras y Transparencia, Vida Sacramental y Resistencia y Esperanza, el CWC pone un cuidado especial en incluir la rica diversidad de opiniones, contextos, culturas, sueños y sufrimiento de las mujeres alrededor del mundo, afirmando que no hay una única “voz de la mujer”, sino que las mujeres, en su diversidad, son protagonistas -también- en el camino sinodal.

El informe afirma que “a pesar de nuestras diferencias, la plena participación de las mujeres en la Iglesia institucional y en la vida sacramental es el único signo efectivo de que los responsables eclesiales están comprometidos en construir una Iglesia verdaderamente sinodal”.

Cuando las mujeres alrededor del mundo hablan de su experiencia de Iglesia, el término más utilizado es frustración. Las mujeres están frustradas por el abuso de poder, el clericalismo, la discriminación, el sexismo y el miedo que experimentan en el entorno eclesial. Asimismo, el informe constata que en muchas partes del mundo la frustración es sólo la superficie. El informe subraya que la manera en que la iglesia trata a las mujeres, así como la cultura de supremacía masculina, conducen a la violencia de género y al abuso sexual, espiritual y de conciencia en la Iglesia y en la sociedad.

El informe también explora los modos en que las mujeres de todo el mundo viven y significan una comprensión amplia de la vida sacramental. Enfatizan repetidamente que la Iglesia debe profundizar en el lenguaje de lo divino y en sus metáforas, de manera que ninguna persona, independientemente de su género o identidad sexual sea excluida. Además, las mujeres piden a la Iglesia que desarrolle una “sacramentalidad del cuidado”, para que las cristianas y cristianos puedan responder mejor a las desigualdades sin precedentes de nuestro tiempo y puedan abordar de manera proactiva la devastación del planeta en todas sus expresiones (hambrunas, emergencia climática…).

El informe concluye con una reflexión sobre cómo las mujeres católicas se mueven en la tensión entre resistencia y esperanza.  Para muchas mujeres se ha vuelto demasiado difícil participar en una institución que se aferra a estructuras injustas. CWC constata que mujeres de todo el mundo están iniciando nuevas formas de ser y vivir la Iglesia, generando comunidades inclusivas y fortalecedoras de la vida. En su experiencia de fe, las mujeres aún mantienen la esperanza de lograr la igualdad, la dignidad y la plena pertenencia a la Iglesia, y trabajan por ello.

A medida que la Iglesia global continúa en el camino sinodal, CWC insta a los líderes de la Iglesia, no sólo a escuchar las voces de las mujeres sino a transformar todos los procesos de elección y toma de decisiones para incluir a las mujeres en pie de igualdad.

Una delegación del Consejo de Mujeres Católicas entregará hoy al Vaticano las conclusiones de su proceso sinodal (campaign-archive.com)

oct 032022
 

Antonio Moreno de la Fuente y Manolo Collado han coordinado un libro sobre las CCP españolas y particularmente andaluzas.

Una presentación está en:

OTRA IGLESIA ES POSIBLE, LA IGLESIA POPULAR ESPAÑOLA Y ANDALUZA (antoniomorenodelafuente.com)

 
Asociacion de teologos Juan XXIII2

 

  1. Del 9 al 11 de septiembre de 2022 hemos celebrado el 41 Congreso de Teología on line en el que hemos reflexionado sobre la pandemia y otras situaciones dramáticas de nuestro mundo como la cruel guerra de Rusia-Ucrania y otras guerras olvidadas, sus consecuencias y las respuestas que nos lleven a un cambio civilizatorio. Y lo hemos hecho en un clima de diálogo interdisciplinar, de voces plurales y de encuentro enriquecedor con la participación de 300 personas de diferentes países y continentes.
  2. Hemos realizado un análisis sobre el fenómeno de la pandemia, que ha cambiado el rumbo de la humanidad, ha quebrado las seguridades en las que estábamos instalados, ha generado mayor incertidumbre en torno al futuro, ha frustrado proyectos y sueños de otro mundo posible y ha sacrificado millones de vidas humanas.
  3. Hemos tomado conciencia del carácter selectivo de la Covid, pues no ha afectado a toda la ciudadanía por igual, ni con la misma severidad, sino que se ha cebado de manera más violenta con los colectivos sociales más desfavorecidos de la población mundial.
  4. Lo que la Covid ha puesto de manifiesto es que no somos héroes, ni dioses, ni Prometeos, sino seres humanos vulnerables, dependientes, precarios y vivimos en un mundo caracterizado por la fragilidad. A su vez la pandemia ha desmantelado todos los mantras de la globalización neoliberal: el afán de lucro, la acumulación privada, la competitividad, el individualismo, el consumismo, el Estado reducido a lo mínimo y la privatización de lo público y de los bienes comunes. Más aún, durante la pandemia se han hecho más profundas las brechas de la desigualdad de todo tipo: de género, etnia, cultura, religión, clase social, identidad sexual, etcétera, y se ha puesto en práctica la cultura del descarte denunciada por el papa Francisco.
  5. Hemos tomado conciencia de que la pandemia no es un fenómeno casual, sino consecuencia de un paradigma tecnocrático que ha destruido la naturaleza, de un sistema capitalista que discrimina socialmente y mata, de una mentalidad noroccidental, neocolonial, homófoba y patriarcal que descarta a personas mayores, mujeres, LGTBI, personas con otras capacidades, comunidades indígenas y poblaciones del Sur global. Hemos podido constatar cómo dirigentes políticos, apoyados por movimientos cristianos integristas y fundamentalistas han puesto el lucro y la salvación de la economía neoliberal por delante la salvación de la vida humana y de la naturaleza sin ser conscientes de que la economía está al servicio de la vida y no para eliminar vidas.
  6. Pero la Covid también ha revelado los aspectos más positivos de la humanidad como la solidaridad del vecindario y del voluntariado, de médicos, enfermeros, enfermeras y personal sanitario que han cuidado con ternura y generosidad a las personas enfermas y acompañado a las moribundas aun arriesgando su vida, e incluso perdiéndola; las nuevas formas de vivir la experiencia religiosa al margen de los tempos y del clero; la conciencia de comunidad que nos lleva a reconocer que o no salvamos todos o perecemos todos; así como otras iniciativas creativas para aliviar el sufrimiento. La pandemia ha generado un pensamiento eco-humanista que nos ha permitido descubrir la interconectividad de todo. Y desde una lectura cristiana, puede ser un kairós, donde el Espíritu del Génesis, la ruah femenina, engendra desde abajo una vida nueva.
  7. Hemos tomado conciencia del valor del cuidado, que tradicionalmente se ha asignado a las mujeres como una carga más en la esfera privada, y por ello ha sido invisibilizado, ignorado y no valorado. Hoy debe ser considerado un derecho, un deber y una responsabilidad de todas las personas hacia los colectivos más des-cuidados y la naturaleza maltratada. El cuidado es inseparable de la justicia por lo que debe ser contemplado como un valor fundamental en la búsqueda de una sociedad más equitativa. La ética del cuidado debe impregnar la forma de relacionarnos entre nosotros y con la naturaleza y de practica la democracia.
  8. Un referente fundamental para las personas cristianas, y también para gente de otras tradiciones religiosas y culturales, es Jesús de Nazaret, que vivió la vulnerabilidad en su propia persona, convivió con gente especialmente vulnerable y necesitada de cuidados y murió víctima de los poderes coaligados: político, económico, religioso, cultural y patriarcal. Desde dicha ubicación nos invita a crear una sociedad alternativa en la que el servicio, traducido como cuidado de la gente marginada social y religiosamente, sea el pilar fundamental de la convivencia eco-humana y de la actividad política. El modelo de com-pasión y de cuidado que nos propone es el Buen Samaritano.
  9. La revolución de los cuidados debe llegar a la iglesia hasta convertirla en una comunidad de comunidades samaritana y defensora de la naturaleza, que es nuestra casa común. Para ello debe renunciar al paradigma civilizatorio del ser humano como señor y dueño de la naturaleza y optar por el paradigma del hermano y la hermana, es decir, de la fraternidad universal, el amor político y la amistad social, que propone el papa Francisco en sus encíclicas Laudato Si’ y Fratelli tutti. Esto requiere “una conversión ecológica global” que pase de una civilización tecno-capitalista, antropocéntrica e individualista a una civilización de la solidaridad y del cuidado de toda la vida; una civilización biocentrada que garantice el futuro a la naturaleza y a la humanidad.

Dicha civilización lleva derechamente a un cambio en la imagen de la divinidad: del Dios todopoderoso al Dios apasionado amante de la vida, que no permite que la humanidad y la naturaleza perezcan.

  1. Tras la pandemia no podemos retornar a la vieja normalidad. La experiencia de la Covid nos ha mostrado cómo el dolor, la incertidumbre y la conciencia de nuestros propios límites debe llevarnos a repensar y vivir de otra manera nuestras relaciones eco-humanas, la organización de nuestras sociedades guiadas por la gratuidad y no por el lucro, y el tejido de lazos comunitarios. Es necesario cambiar de vida, generar una resistencia activa, construir un mundo diferente, identificado solidariamente con las personas y los colectivos empobrecidos, en el seguimiento de Jesús de Nazaret, la prosecución de su causa de liberación y la práctica de las Bienaventuranzas.

Madrid, 11 de septiembre de 2022

 
Logo GCRABC[124055]

 

 

El Nuncio ha estado en Cádiz de visita privada.

 

Ha sido acompañado en todo momento por el Obispo y ha tenido tiempo de visitar la Catedral, el obispado, hablar con los dirigentes de Cáritas y del secretariado de Migraciones, ha almorzado en el Seminario y ha terminado compartiendo misa con el obispo en la parroquia de S. José Artesano en S. Fernando.

 

Nos parece muy bien. Pero también nos parece que debería haber aprovechado su estancia en Cádiz para tener contacto con sectores de la diócesis que somos críticos con la gestión del obispo y su equipo.

 

Si no con todos, al menos podría haber dedicado algo de su tiempo para hablar con los ex párrocos de Conil y Vejer, marginados y sancionados por el obispo, o con nuestro Grupo Cristiano de Reflexión- Acción de la Bahía de Cádiz que le hemos enviado estos últimos años hasta 4 cartas con cerca de 400 firmas pidiendo un nuevo obispo para la diócesis que tenga un sentido más dialogante con todos, sin discriminar a nadie y con un sentido mucho más social y pastoral en una diócesis con tantísimos problemas sociales, como sí tuvieron obispos anteriores como Añoveros, Dorado y Ceballos.

 

Indudablemente el Nuncio no hubiera tenido tiempo para poder hablar con todos los afectados por la gestión del obispo, pues sería imposible hacerlo en una sola jornada: los más de 20 despedidos de Caritas, Obispado, Seminario, el rincón del Madueño, los porteros de las Capuchinas de S. Fernando, algunas cofradías, etc….por no decir los problemas que ha tenido en Ceuta o el Campo de Gibraltar.

 

Nosotros le pedíamos en nuestras cartas que enviara un visitador apostólico que hablara con todos los afectados para que comprobara la verdad de todo lo que le decíamos.

 

El Nuncio ha preferido mirar para otro lado y no intentar al menos hablar con alguno de todos estos afectados.

 

Una visita para nosotros muy decepcionante. Como decepcionante ha sido para nosotros su pasividad a las cuestiones que le planteamos en las cartas que le enviamos, todas comprobables, pues nosotros hemos sido testigos directos del sufrimiento de muchísimas de estas personas.

 

¿Habrá preferido el Nuncio no complicarse la vida y esperar los dos años que le quedan al obispo para su jubilación para entonces enviar a otro con perfil más en la línea del papa Francisco?

 

Cádiz 9 de septiembre de 2.022

 

GRUPO CRISTIANO DE REFLEXIÓN- ACCIÓN DE LA BAHÍA DE CÁDIZ

 
cabecerautopia

Aquí puede leerse el contenido:

utopía 122

 
Crismhom

 

 

La red de asociaciones creyentes LGTBI+ de España se ha dirigido directamente a la Secretaría General del Sínodo, en Roma.

 

Abogan por un auténtico diálogo eclesial, sincero y visible a los ojos de la sociedad, para combatir la incomprensión y las situaciones de rechazo dentro de la propia Iglesia.

 

El documento, firmado por 12 asociaciones, hace una aportación colectiva al proceso sinodal para profundizar en algunos cambios necesarios de actitud ya iniciados con relación a las personas LGTBI+. Entre otras propuestas, solicitan al Vaticano un grupo de reflexión de género, cambios en la doctrina actual, un acercamiento a la realidad LGTBI+ creyente y el acceso a todos los sacramentos, como el Orden y el Matrimonio, en las mismas condiciones que el resto de los miembros de la Iglesia.

 

Los creyentes LGTBI+ se sienten invisibles y «orillados en los márgenes de la pastoral», echan en falta espacios específicos en las parroquias y comunidades eclesiales.

 

Reconocen que los intentos de diálogo, salvo algunas excepciones, han sido excesivamente discretos y con escasa incidencia en la iglesia local española. Echan en falta una «denuncia profética» por parte de la jerarquía cuando existe una vulneración de los derechos humanos por lgtbifobia y una petición de perdón por el dolor provocado a las personas LGTBI+.

 

Las distintas asociaciones que suscriben el documento están decididas a reivindicar su pertenencia a la Iglesia Católica, también en este proceso sinodal, con una actitud serena y respetuosa «desde lo que nos une y enriquece en la diversidad». Apuestan por seguir tendiendo puentes con las distintas instancias eclesiales, como las diócesis y las congregaciones religiosas, para «caminar juntos» con «escucha recíproca y diálogo sincero».

 

La Iglesia se encuentra en “deuda de escucha” hacia colectivos alejados como las personas divorciadas, LGTBI+, o el papel de la mujer en la Iglesia.

 

Para más información: entrelazados@crismhom.org; pastoral@acgil.org

 

CRISMHOM

 

Nota de Prensa – Sínodo Vaticano – Participación entidades LGTBI+ cristianas España

Síntesis final ESPAÑOL

 

Desde hace más de dos años venimos sufriendo una pandemia mundial que ha provocado más de doscientos millones de personas contagiadas y la muerte de más de diez millones de seres humanos. Pero no podemos quedarnos en las cifras fría de ellas hay vidas humanas frustradas, proyectos truncados y experiencias de amor rotas, La covid-19 no ha afectado a todos por igual y con la misma intensidad. Lo que ha puesto de manifiesto es. por una parte, la vulnerabilidad del ser humano y la fragilidad del mundo, y, por otra, el fracaso del modelo neoliberal que ha reforzado las brechas de la desigualdad.

Este año celebramos el 41 Congreso centrado en la pandemia, sus consecuencias y las posibles respuestas. Lo inaugurará Vítor Codina, quien hablará de “Pandemia y resistencia” mostrando cómo la experiencia vivida estos dos años no puede llevarnos a una parálisis, sino que requiere una respuesta liberadora desde la resistencia activa.

Maite Muñoz hará un análisis sobre “El virus que paralizó nuestras vidas”, y Victoria Camps reflexionará sobre “El valor emergente del cuidado” como respuesta a las situaciones de precariedad provocadas por la pandemia y sus consecuencias en la postpandemia. A continuación, tendrá lugar la reflexión teológica. Jesús Peláez, se centrará en la “Resistencia de Jesús de Nazaret ante los poderes”, y Leonardo Boff lo hará con la conferencia “Hacia una Iglesia samaritana y cuidadora de la naturaleza” desde una perspectiva ética, ecológica y utópica.

El Congreso terminará con la lectura del Mensaje, que ofrecerá las líneas de acción a seguir.

 Programa definitivo[122747]

 
Utopía 122
Año 2.022 Los cuidados al servicio de la vida

Nº 122 El cuidado de las diferencias. 2ª Edición

En esta segunda edición del número 122 os ofrecemos tres reflexiones sobre el cuidado de las diferencias.

·        En la primera, Javier M. Andrade, miembro de la redacción de UTOPÍA, reflexiona en primera persona sobre Las personas de un colectivo sospechoso: LGTBIQ.

·        Reme Toboso Moreno, persona sorda y miembro de la Plataforma Democrática de Diversidad Funcional, nos plantea la pregunta ¿Diferente por ser persona con discapacidad?

·        Por último Luis Pernía, también de nuestra redacción y que reciente mente recibió la medalla del Ateneo de Málaga, nos plantea en Inmigrantes esenciales, pero sin derechos básicos, la discriminación con la inmigración más acentuada en función de su procedencia, raza, creencia, etc, como se está viendo en el caso de los inmigrantes ucranianos.

Cierra la edición una colaboración de Antonio Zugasti, Comunismo y Libertad y la recomendación Para leer del libro El secreto turco, hecha por el propio autor Gonzalo Alfaro.

 

Refrescar las ideas también conviene aún dentro de las olas de calor. Buen verano.

jul 172022
 

 

Primera parte:

 

Por las respuestas personales que nos llegan a veces a los comentarios dominicales, como a los dos últimos sobre la OTAN y MELILLA Y AFRICA parece que es considerable el número de personas que creen que en estos momentos estamos peor que nunca, que en vez de avanzar retrocedemos. Incluso hay algunas personas que piensan que no estamos muy lejos de una tercera guerra mundial, que las llena de gran preocupación, incluso a veces rayana en la tristeza y la angustia. Ciertamente una tercera guerra mundial, con el armamento tan horrible y destructor que manejan bastantes estados, sería espantosa, inimaginable. La destrucción que causaría no estaría lejos de causar la desaparición de la vida del planeta, particularmente del ser humano.

 

En la historia de este planeta se registraron catástrofes gigantescas. Se cita la desaparición de los dinosaurios, o los plegamientos orogénicos que sepultaron innumerables especies animales y vegetales.

 

Sin embargo, la vida siempre salió adelante. La fuerza vital de este planeta no tiene límite, pues siempre fue capaz de recuperarse y hacer que la vida volviese a reaparecer por todas partes e hiciese un colosal esfuerzo, durante millones de años de evolución, para llegar a la hominización, en expresión de Pierre Teilhard de Chardin,  es decir, la aparición del hombre.

 

Y eso de que estamos peor que nunca, no es cierto.  Por ejemplo: la esperanza de vida de un antiguo romano o griego humilde de los tiempos de Jesucristo, estaba en torno a los 30 años. Esto no quiere decir que algunas personas no llegasen a mucha más edad, pero eran las pocas que pertenecían a las élites sociales porque disfrutaban de mejores condiciones de vida, como las matronas romanas según nos cuenta san Cirilo de Alejandría: “¡Oh cuántas almas asesinadas cuelgan de los collares de las matronas enjoyadas! Si vendieras una sola de tus joyas, distribuyendo su precio entre los pobres, conocerías por las necesidades remediadas cuántos sufrimientos vale tu ornato”. Hoy, incluso en los países menos desarrollados de África se duplica esa edad de los romanos. De hecho, la media de esperanza de vida en África está ahora en 64,75 años. Es el continente del planeta donde está más baja, pero pasa de duplicar la de los antiguos romanos y los griegos, y aunque lentamente, va creciendo algo. Si nos fijamos en la duración de la jornada laboral y en las condiciones de trabajo desde la esclavitud antigua, o desde la jornada de 48 horas en el siglo XVIII a la hoy no hay comparación. Vista la Historia en su conjunto es evidente que vamos mejorando, aunque vista en momentos puntuales parece que retrocedemos.

No obstante es muy lamentable que después de más de 20 siglos desde los romanos hasta hoy no hayamos superado una desigualdad tan grande como todavía existe en la actualidad entre ricos y pobres o las condiciones laborales en el Tercer Mundo que en situaciones concretas aun son de esclavitud, como los 5,7 millones de niños y niñas esclavos que aun hoy hay en el mundo, según la OMT (Organización Mundial del Trabajo). Para interpretar coyunturas concretas ayuda mucho conocer la historia, y sobre todo tener conciencia histórica: saber de dónde venimos, saber por qué estamos así, y saber a dónde nos puede conducir cada situación concreta. Algo de esto intentamos balbucear en el comentario de hoy, de manera muy sencilla y elemental, para concluir que vamos avanzando, aunque lamentando que queden tantas víctimas injustas por el camino, y el ritmo sea tan desigual entre unos y otros. Por ejemplo: GALÁN (de Iberdrola), BOTÍN (del Santander) y PALLETE (de Telefónica), los mejor pagados del IBEX, percibieron el año pasado respectivamente 13,2, 12,3 y 8,7 millones de euros, mientras que el 26,4% de la población española está en riesgo de pobreza o exclusión social, que equivale a unos 12,5 millones de personas (Fuente: INE-AROPE, el País, TVE), a la vez que a nivel mundial más de 800 millones de personas no llegan ni a 1,5 euros al día.

Un macroestudio de la revista médica ‘The Lancet’ critica que la OMS no incluya la desigualdad económico-social, concretamente la pobreza,  como factor a combatir en cuanto que es determinante para la salud y la esperanza de vida de la persona ya que la pobreza acorta la vida más que la obesidad, el exceso de alcohol o la hipertensión. “El bajo nivel socioeconómico es uno de los indicadores más fuertes de la morbilidad y mortalidad prematura en todo el mundo”. El estudio de The Lancet concluye: “La adversidad socioeconómica debe ser incluida como un factor de riesgo modificable en las estrategias de salud local y global, las políticas y la vigilancia del riesgo para la salud”. Está claro que la esperanza de vida de los pobres no crece como la de los ricos.

Tan solo 26 personas poseen la misma riqueza que los 3.800 millones de personas que componen la mitad más pobre de la humanidad. El sistema neoliberal capitalista genera una desigualdad creciente, que acumula cada vez más riqueza en menos manos, generando grandes asimetrías, tato individuales como colectivas:  La desigualdad mata, incluso hay diferencias insoportables de esperanza de vida dentro de una misma ciudad. Aunque ya han cambiado un poco en esto, es hora de que las autoridades políticas empiecen a mirar más por las periferias que por el centro, y a nivel general que miren más por el campo, del que vivimos todos, que por las urbes.

Por tanto, no perdamos la fe en el ser humano ni en la dimensión trascendente de la vida, que da el sentido más profundo a nuestra existencia y nos inyecta la fuerza necesaria para luchar por la solidaridad universal a favor de todos los seres humanos, sobre todo los más débiles, y de la vida de todo el planeta, que es el sustento de toda vida.

León Tolstoi decía: “No se vive sin la fe. La fe es el conocimiento del significado de la vida humana. La fe es la fuerza de la vida. Si el hombre vive es porque cree en algo”.

Jesús de Nazaret vino a este mundo para esto: “Yo he venido para que todos tengan vida y vida en abundancia”.

 

Tener fe en Jesucristo es SEGUIRLO, para hacer en este mundo lo que El hizo: hacer que haya vida en abundancia para todos, y por tanto: que se acabe la pobreza, el hambre, el sufrimiento y más si es injusto, la guerra, la injusticia, la violencia; que se acabe toda enfermedad curable, que haya buena salud para todos, médicos y medicinas para todos. Que haya alegría, satisfacción y gratitud por vivir; que haya sumo respeto y cuidado de la creación. En una palabra: QUE LLEGUE LA ERA DEL REINO DE DIOS.

NB: este Comentario tendrá una segunda parte, relativa al derecho a la propiedad privada.

 

Fiesta en Veriña:

 

El domingo pasado celebramos en la Capilla de san Martín de Veriña (siglo XII), en Gijón, la fiesta de Santa Isabel de Portugal. En ella hemos tenido la oportunidad de hacer de plena actualidad el  mensaje pacificador de santa Isabel, que se trasladó hasta el mismo campo de batalla para acabar con las peleas entre su marido  Dionisio y su hijo Alfonso: en Veriña le hemos pedido a santa Isabel que les mueva la mente y el corazón a Putin y  Zelenski para que negocien la paz lo antes posible y se acabe tanto sufrimiento para las gentes de sus respectivos países y el resto del mundo, y salga pronto el trigo de Ucrania hacia países azotados por el cambio climático, sobre todo los africanos, a los que solo al 23 % llegó la segunda dosis de la vacuna anti-Covid, y por tanto no se están evitando decenas de miles de muertos. Es un dato más la desigualdad tan injusta y mortífera que hay en el mundo. La lucha por un mundo mejor, donde se acaben los ricos para que se acaben los pobres, y todo ser humano pueda vivir dignamente, tiene que seguir, con mucha mayor decisión que la actual.

 

Faustino Vilabrille pertenece a los grupos de Redes Cristianas en Asturias

 

 

 

 

 

 
Exodo 161

 

Participan Michael Lövy, Santiago A. Cantalapiedra, Pablo Font Oporto. Juan Manuel Vera, Manolo Monereo. José Mª Vigil y Luis González Reyes con todo el Equipo de Éxodo.  

 

El mundo está en ebullición, más acelerado –si cabe– que siempre. Solo la inconsciencia o la resignación podrían justificar la indiferencia ante la situación humana y planetaria que estamos atravesando. Porque resulta casi imposible reposar en estos días una mirada complaciente sobre cualquier rincón del planeta sin que el sobresalto o la sorpresa lleguen a despertar nuestra inquietud.

 

Existe una forma amable, sin levantar grandes tormentas, de expresar lo que estamos viendo. Y mucha gente, es verdad, prefiere un relato sin alarmismos que puedan bloquear futuras soluciones. Como alecciona la historia de la evolución, la presencia de elementos nuevos que se solapan con los antiguos siempre ha sido inagotable fuente de tensiones que suelen acabar en conflictos y divisiones sociales y políticas. ¡Y ahora los desequilibrios llegan gravemente hasta el mismo planeta!

 

Hasta cierto punto parece normal que, en estos tiempos, profundamente marcados por la ciencia y las nuevas tecnologías –peligrosa e injustamente escalonadas– las tensiones y discrepancias se dejen sentir con mayor fuerza. Y en esta clave, la forma amable del relato nunca está dispuesta a perder la confianza en el talento humano, siempre dispuesto a sobreponerse a estas situaciones adversas y a acabar convirtiendo las crisis en nuevas oportunidades de vida para humanidad y el planeta.

 

Indudablemente, es animosa y refrescante esta forma de ver la realidad. Al límite, coincide con la versión última que desearía ofrecernos siempre Éxodo, filosóficamente más cercano a las salidas abiertas y colectivas, interculturales e intergenéricas, inclusivas, por modestas que estas sean, que a las grandes encerronas. Pero la realidad es terca. Y por mucho que queramos ignorarla o disfrazarla, hay una verdad profunda que no podemos silenciar. Lo dejó dicho el teólogo y mártir Ignacio Ellacuría: “debemos ser honestos con realidad”.

 

Y una gran parte de la realidad, en este primer cuarto de siglo, se está mostrando particularmente dramática. Tan es así, que, a juicio de nuestros más lúcidos analistas y movimientos sociales más pegados a la tierra, estamos al borde de la posible desaparición de la vida humana en el planeta. ¡Tremenda conclusión! Y la verdad es que, siguiendo sus sabios conocimientos, la crisis de civilización que abordamos en este número de Éxodo –ya anterior, pero, sobre todo, desde la recesión económica del 2008, la pandemia del 2020 y la actual guerra en Ucrania– nos avoca a este severo diagnóstico. Estamos ya al vértigo de la sobrecapacidad de la Tierra. El 29 de junio de 2021 el planeta entró en números rojos, lo que quiere decir que la demanda de recursos y servicios ecológicos en un año supera lo que la tierra puede generar en ese mismo año. El innegable cambio climático acompañado por las otras muchas crisis, como la energética, económica, alimentaria y social está apuntando decididamente al final del sueño del desarrollo indefinido (y aun del sostenible) y poniéndonos al borde del desastre final.

 

Como refleja acertadamente alguno de nuestros autores, salvando magnitudes y circunstancias, la situación en nuestros días está siendo similar o análoga al hundimiento del Titanic. Con el agravante de que hoy día somos suficientemente conscientes de que las sublimes melodías que acompañaron el hundimiento del “orgullo de los mares” tampoco pudieron, ni entonces ni ahora, salvarnos milagrosamente del batacazo definitivo con el iceberg.

 

Ante el peligro inminente de este amenazante golpe de gracia a la vida en el planeta, necesitamos no solo tomar conciencia del rumbo equivocado que vamos siguiendo, sino rectificar urgentemente e imaginar alternativas que nos libren, al menos, del desastre. Dejar en manos del actual sistema que está llevando a la humanidad y al planeta a estos límites nunca será acertado ni inteligente. La lógica del sistema, por mucho que se modernice, nunca le permitirá ir contra su propia naturaleza. Es cuestión de unir fuerzas abriéndonos con confianza a las alternativas que, desde hace tiempo, están asomando en el planeta. Es cuestión de decisión política. ¡Y la política está aún en nuestras manos!

 

 

El mundo está en ebullición, más acelerado –si cabe– que siempre. Solo la inconsciencia o la resignación podrían justificar la indiferencia ante la situación humana y planetaria que estamos atravesando. Porque resulta casi imposible reposar en estos días una mirada complaciente sobre cualquier rincón del planeta sin que el sobresalto o la sorpresa lleguen a despertar nuestra inquietud.

 

Existe una forma amable, sin levantar grandes tormentas, de expresar lo que estamos viendo. Y mucha gente, es verdad, prefiere un relato sin alarmismos que puedan bloquear futuras soluciones. Como alecciona la historia de la evolución, la presencia de elementos nuevos que se solapan con los antiguos siempre ha sido inagotable fuente de tensiones que suelen acabar en conflictos y divisiones sociales y políticas. ¡Y ahora los desequilibrios llegan gravemente hasta el mismo planeta!

 

 

 
CCPlogo

 

Reflexión/Comunicado/Denuncia de las CCP

 

Las Comunidades Cristianas Populares de España, tras la Cumbre de la OTAN, celebrada en Madrid, con la incertidumbre y preocupación que sus resultados implican para el devenir de la humanidad, queremos expresar las siguientes reflexiones y denuncias:

 

Unos acuerdos que no se votaron.

Si examinamos los acuerdos de la OTAN, acuerdos que se excluían expresamente en el penoso referéndum del “OTAN de entrada NO”, observaremos atónitos, algunos de los más importantes como: el exacerbado aumento del gasto militar, el descomunal aumento y despliegue de contingentes de batallones de combate, el incrementar la presencia militar de EEUU en 6 países europeos, entre ellos España, la utilización de Ceuta y Melilla en caso de “necesidad”, el aumentar en 20.000 millones de € el gasto común de la OTAN, el mandar más dinero y armamento pesado para Ucrania o el “control de la información en tiempos de conflictos”, como si ya no estuviese controlada en la realidad diaria. En suma, hay dinero para matar, pero no para comer.

 

Stoltenberg dixit:

El secretario general de la OTAN, afirma sin ningún pudor que lo que “se busca es que nuestra Alianza continúe preservando la paz, evitando conflictos y protegiendo a nuestra gente y a nuestros valores”. Y lo dice a sabiendas que la OTAN es un instrumento de la política exterior de EEUU y de provocar guerras, siendo este un país altamente belicoso, como lo demuestran sus sangrientas invasiones en Vietnam, Irak, Libia, Somalia, Siria, Yemen… y conociendo que no existe, ni un sólo país latinoamericano que, siguiendo la política Monroe, no haya sido invadido por Estados Unidos en los últimos 150 años.

 

Hablar de paz, como un objetivo de la OTAN, representa un insulto a la inteligencia y a la Verdad. Creeremos en esos valores que promulga Stoltenberg, cuando EEUU convierta sus más de 800 bases militares repartidas por el mundo, en centros de alimentación, concordia y referentes por la paz.

 

Auto adornarse también, como una Organización que evita los conflictos, representa una gran falacia. Rusia nunca habría invadido Ucrania, si Estados Unidos no hubiese propiciado el golpe de Estado en 2014 o, simplemente si la OTAN o EEUU hubiesen exigido que se cumpliesen los acuerdos de Misnk, pero el objetivo no significaba conseguir la paz entre Rusia y Ucrania, sino “provocar esta guerra de intereses geopolíticos”. Un jefe de Estado llegó a pronunciar: “La OTAN está ladrando a las puertas de Rusia”. Por eso, se puede afirmar, que tanto la OTAN como Estados Unidos, no se caracterizan por ser estandartes de la Paz y la resolución de Conflictos. Más más bien todo lo contrario.

 

Bergoglio.

Por otro lado, el Papa Francisco, involucrándose definiéndose valiente y responsablemente en el conflicto y con la idea de solucionarlo afirmó: “La invasión de Ucrania por parte de Rusia quizá de alguna manera, fue provocada o no evitada”, añadiendo: “No vemos todo el drama que hay detrás de esta guerra. Veo un interés en probar y vender armas. Es muy triste, pero básicamente esto es lo que está en juego”. Como siempre, fue muy cuestionado por el pensamiento único y parte de su propia jerarquía. Y es que luchar por la Verdad y la lucidez humana, hoy tiene su precio.

 

Biden.

Un Joe Biden, engrandecido, proclamaba: “Un ataque contra uno es un ataque contra todos”. ¡Cuántas veces el mundo entero podría haber expresado esa frase contra su propio país! El victimario convertido en víctima. Ahora se trata de señalar a los enemigos del Mundo y consideran a Rusia como “la más significativa y directa amenaza” y a China, como “un desafío sistémico” declarándolos países “peligrosos” y metiendo en el saco, de camino, a Irán, Venezuela, Cuba… ¿Desde cuándo Venezuela o Cuba son países peligrosos para la humanidad?… Si con las sanciones unilaterales e inhumanas de los EEUU, en estos países no tienen presupuesto ni para comer, cuanto más para adquirir ni la millonésima parte armamentística que posee Estados Unidos. Es el mundo al revés.

 

También consideran otra amenaza a la inmigración irregular, ya que esta “supone un desafío a los intereses, valores y modelos de vida democráticos”. O sea, que tienen libertad para saquear a los países que le vengan en ganas con sus multinacionales sedientas de lucro, pero cuando esos pueblos emigran en busca de la vida, a la que tienen derecho como seres humanos, se les pueden asesinar, como en Melilla recientemente.

 

¡Vaya modelo de valores y democracia que pretenden construir!

 

Por la Secretaría Estatal de las Comunidades Cristianas Populares…

 

ADHESIÓN AL COMUNICADO DE DENUNCIA UNIFICADO

Tras lo sucedido el pasado 24 de junio de 2022,  los colectivos sociales de Melilla y las comunidades migrantes en Melilla CONVOCAN una 𝗰𝗼𝗻𝗰𝗲𝗻𝘁𝗿𝗮𝗰𝗶𝗼́𝗻 𝗲𝗹 𝗽𝗿𝗼́𝘅𝗶𝗺𝗼 𝘃𝗶𝗲𝗿𝗻𝗲𝘀 𝟭 𝗱𝗲 𝗷𝘂𝗹𝗶𝗼 𝗮 𝗹𝗮𝘀 𝟭𝟵:𝟯𝟬 en homenaje a los compañeros muertos el 24-J en la Frontera.

La acción se convoca el próximo día 1 de Julio para permitir la participación de las personas supervivientes, que actualmente están en cuarentena en el CETI de Melilla.

Para esta acción unificada se ha preparado un COMUNICADO para 𝗗𝗘𝗡𝗨𝗡𝗖𝗜𝗔𝗥 𝗟𝗔𝗦 𝗔𝗟 𝗠𝗘𝗡𝗢𝗦, 𝟯𝟳 𝗠𝗨𝗘𝗥𝗧𝗘𝗦 𝗢𝗖𝗨𝗥𝗥𝗜𝗗𝗔𝗦 𝗬 𝗟𝗔 𝗩𝗜𝗢𝗟𝗘𝗡𝗖𝗜𝗔 𝗘𝗝𝗘𝗥𝗖𝗜𝗗𝗔, 𝗥𝗘𝗦𝗨𝗟𝗧𝗔𝗗𝗢 𝗗𝗘 𝗟𝗔𝗦 𝗡𝗘𝗖𝗥𝗢𝗣𝗢𝗟𝗜́𝗧𝗜𝗖𝗔𝗦 𝗠𝗜𝗚𝗥𝗔𝗧𝗢𝗥𝗜𝗔𝗦 𝗤𝗨𝗘 𝗝𝗨𝗘𝗚𝗔𝗡 𝗖𝗢𝗡 𝗟𝗔𝗦 𝗩𝗜𝗗𝗔𝗦 𝗗𝗘 𝗟𝗔𝗦 𝗣𝗘𝗥𝗦𝗢𝗡𝗔𝗦.

Este comunicado unificado con las correspondientes adhesiones se enviará al Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, al Ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, al Ministro de Exteriores, José Manuel Albares, al Grupo Permanente Hispano-Marroquí sobre Migraciones, a las portavoces de la Comisión de Interior, a la Delegación del Gobierno en Melilla y a las congresistas y senadoras de Melilla y Ceuta, así como también, a todas aquellas instituciones que proceda.

COMUNICADO UNIFICADO DE DENUNCIA 24J MELILLA

El pasado 24 de junio tuvo lugar un intento de salto a la valla de Melilla. Según la Delegación del
Gobierno de la Ciudad Autónoma, unas 2.000 personas se aproximaron a las inmediaciones del
perímetro fronterizo; 133, en su mayoría de origen sudanés y chadiano, lograron llegar y se
encuentran ahora en el Centro de Estancia Temporal para Inmigrantes (CETI) de Melilla, donde se
encuentran aisladas a la espera de solicitar Protección Internacional. Asimismo, algunas personas
que consiguieron llegar a territorio español fueron violentamente devueltas en caliente; práctica que
vulnera la legislación internacional en materia de derechos humanos.

Las políticas migratorias, materializadas en la brutalidad policial y la militarización fronteriza,
han provocado la muerte de, al menos, 37 personas migrantes y refugiadas. Los cuerpos están
siendo enterrados en Nador sin realizar autopsias esenciales para una posible investigación, sin
identificar y sin informar a las familias. Igualmente, más de 300 personas fueron hospitalizadas,
no habiendo recursos suficientes para atenderlas en el hospital El Hassani de Nador. Todo ello, como
resultado del trato cruel e inhumano y la omisión del deber de socorro.

En las últimas semanas se han intensificado las redadas, persecuciones y desplazamientos forzosos
en Marruecos en autobuses, por parte de la gendarmería contra las comunidades migrantes que se
ven obligadas a asentarse en los bosques cercanos a la ciudad de Nador. Esta creciente hostilidad ha
influido inevitablemente en la naturaleza de este salto.

Esto ocurre en un escenario de calma tensa entre los gobiernos de España y Marruecos. Tras el
anuncio del ejecutivo español mostrando apoyo a la “iniciativa de autonomía marroquí” sobre la
cuestión del Sáhara Occidental, el pasado 7 de abril entró en vigor un convenio entre España y
Marruecos con la intención de incrementar la cooperación en materia de seguridad y de lucha
contra la delincuencia contribuyendo a criminalizar las migraciones. Intención que se trasladará
también a la cumbre de la OTAN en Madrid, incluyendo Ceuta y Melilla bajo su protección, lo que
contribuirá a la militarización, securitización y externalización, aún más, de la frontera sur.

Las entidades y las personas que apoyamos este comunicado, NOS SOLIDARIZAMOS con las
familias de las 37 personas muertas, víctimas de las prácticas y políticas migratorias que se traducen
realmente en necropolíticas. DENUNCIAMOS la vulneración de la legislación internacional en
materia de derechos humanos, especialmente la Convención de Ginebra sobre el Estatuto de los
refugiados, así como la legitimación del racismo institucional que agrede a los cuerpos negros en
la frontera.

Por ello, EXIGIMOS

→ Investigación independiente que esclarezca las muertes ocurridas; así como, la reparación de
las víctimas (identificación, repatriación e información a las familias).

→ El acceso a una sanidad de calidad y atención especializada a las personas heridas.

→ Finalización de las devoluciones en caliente y derogación, por parte de los grupos
parlamentarios, de los rechazos en frontera en la reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana.

→ La protección, garantía y mecanismos de monitoreo de los Derechos Humanos en toda la
Frontera Sur, respetando los acuerdos internacionales, especialmente el Estatuto de las Personas
Refugiadas, y atendiendo a la particular vulnerabilidad de las menores.

→ Transparencia en relación con la “nueva etapa” de partenariado entre España y Marruecos;
así como en qué se gasta el dinero que recibe Marruecos de la UE y España.

→ Establecimiento de VÍAS LEGALES Y SEGURAS y DEROGACIÓN DE LA LEY DE
EXTRANJERÍA.

————————————————————-

FECHA LÍMITE PARA ADHESIONES: 1 DE JULIO 2022

Formulario de adhesión: https://forms.gle/JomejTYAe66XJcH19

 

Denunciamos el ejercicio sistemático de la violencia en las fronteras

  • La masacre ocurrida en Melilla por la cual han perdido la vida, al menos, 37 personas, es consecuencia de una política que externaliza y militariza las fronteras, niega los derechos humanos y ataca a quienes buscan refugio. Es el resultado de la necropolítica que rige en la frontera Sur.
  • Hace tiempo que venimos denunciando las políticas migratorias de la “Europa fortaleza”, los acuerdos con países que no respetan los derechos humanos y el desvío de los fondos de cooperación para el control migratorio. Tales prácticas deben finalizar de manera inmediata.
  • La celebración de la cumbre de la OTAN en Madrid nos hace dar la voz de alerta: España quiere solicitar que la migración sea contemplada como una “amenaza híbrida”. La intención de militarizar aún más las fronteras supondrá graves consecuencias sobre la vida de las personas que huyen de conflictos, violencia y miseria.
  • Exigimos una investigación independiente, a ambos lados de la frontera, que depure responsabilidades y garantice verdad, justicia y reparación para las personas que han perdido la vida y sus familias.Lamentamos profundamente la muerte de 37 personas, tanto migrantes como de las fuerzas de orden; nos solidarizamos con sus familias y exigimos una investigación judicial inmediata que esclarezca los hechos. Las personas que han resultado heridas deben recibir atención sanitaria adecuada y de calidad.

    Las ONG que trabajan en la frontera con Marruecos vienen denunciando un aumento de la violencia a raíz de la reanudación de la colaboración entre España y Marruecos en materia migratoria. Acuerdos de este tipo contribuyen a aumentar la violación de los derechos humanos.

    Mientras ocurre esto en Melilla, la semana pasada el Gobierno presentaba el proceso para elaboración de su II Plan de Derechos Humanos; de poco sirven los documentos cuando se violan sistemáticamente los derechos en la frontera Sur. Definir esta actuación como una “operación bien resuelta” da muestra de la falta de compromiso real del Gobierno español con los derechos humanos y la vida.

    En Nador se prepara el entierro de las víctimas en fosas sin investigación ni autopsias, sin una identificación de las personas fallecidas. La gravedad de esta decisión recuerda a la ya vivida en el caso del Tarajal y demuestra que es una práctica común que viola los derechos humanos más básicos y la dignidad de las personas.

    Muchas de las personas que perdieron la vida eran sudanesas y, por tanto, susceptibles de recibir protección internacional. Además, se produjeron devoluciones en caliente, una práctica ilegal que se sigue manteniendo y por la que la ONU ha condenado a España en varias ocasiones.

    En la semana que la que Madrid acoge la cumbre de la OTAN alertamos: la interpretación de la migración como una amenaza a la seguridad, supondrá mayor sufrimiento, violencia, violación de derechos humanos y muerte. Echará más leña al fuego a la preocupante deriva militarista.

    Por todo ello:

    • Mostramos nuestras profundas condolencias con las familias que han perdido a sus seres queridos.
    • Exigimos una investigación inmediata que aclare lo ocurrido, depure responsabilidades y garantice verdad, justicia y reparación a las víctimas. Una investigación que debe realizar el Gobierno español, el marroquí y las instituciones internacionales correspondientes.
    • Demandamos la atención sanitaria adecuada de las personas que han resultado heridas y la garantía plena de sus derechos. Debe garantizarse un proceso legal adecuado para quienes pueden ser objeto de protección oficial.
    • Marruecos debe identificar a las personas fallecidas y repatriar sus cuerpos a sus países de origen, en colaboración con las organizaciones de migrantes.
    • Demandamos el fin de las expulsiones en caliente, tal como viene exigiendo la ONU a España de manera reiterada. Deben garantizarse también vías legales y seguras, como contempla la legislación internacional en materia migratoria.
    • Las políticas europeas deben ser revisadas. El desvío de fondos de cooperación para control migratorio debe acabar de manera inmediata. La cooperación debe luchar contra la pobreza y la desigualdad; en ningún caso puede fortalecer los sistemas militares, la externalización de fronteras o la contención de las personas que huyen de los conflictos y la miseria.
    • En plena cumbre de la OTAN en Madrid, alertamos: la calificación de las migraciones como “amenaza híbrida”, tal como pretende España, alimentará la escalada militar, fomentará la violación de derechos humanos y pondrá en riesgo la vida de personas que buscan una vida digna.
    • Alertamos también sobre los discursos que califican de “violentas” a las personas que migran. Criminalizar a quien huye de conflictos y miseria alimenta los discursos de odio y nos lleva a situaciones muy peligrosas. Hacemos un llamamiento a representantes políticos, medios de comunicación y sociedad en su conjunto a fomentar relatos que respeten los derechos humanos y promuevan la paz. No hacerlo nos lleva a la más pura banalización del mal.
    • Animamos a la ciudadanía a continuar exigiendo que se frene la escalada militar impuesta en las fronteras, que se respete el derecho a la vida y se fomente la cultura de paz.

    El Gobierno español debe ser coherente con lo establecido en el proyecto de Ley de Cooperación en el que se recoge el objetivo de “fomentar un enfoque integral de la migración centrado en las personas y sus derechos, en las causas profundas de la misma, en el desarrollo sostenible, en la prevención de la trata y el tráfico de personas y en la protección de las víctimas y supervivientes, y en la atención de las necesidades de las personas refugiadas y de las víctimas de desplazamientos forzosos, conforme al derecho internacional, y en particular los derechos humanos”. Las palabras no se sostienen si no derivan en políticas reales.

 

 

 

Desde el Grupo Cristiano de Reflexión- Acción de la Bahía de Cádiz queremos unir nuestras voces a la de tantos y tantos colectivos y organizaciones de todo tipo que estos días están alzando su voz para protestar por las violentas muertes que se han producido en la valla de Melilla en la que han fallecido decenas de personas y otras muchas más han resultado heridas.

 

Desde aquí nuestras condolencias con los familiares de los fallecidos y nuestros deseos de pronta recuperación de los heridos. Exigimos una investigación imparcial de lo sucedido y que  se diriman las responsabilidades que correspondan a los responsables de España y en Marruecos.

 

La Unión Europea y España en particular están más obsesionados en que los inmigrantes no lleguen a sus fronteras que en favorecer cauces legales para que personas que huyen de la guerra, del hambre y de la miseria puedan  ser acogidas con la solicitud y cordialidad que se merecen como seres humanos que viven ellos y sus familias en extrema situación de vulnerabilidad.

 

Recordamos las palabras del buen Papa Francisco, quien en sus discursos anuales del día del inmigrante y especialmente en la encíclica Fratelli Tutti nos ilumina cómo debe ser el comportamiento con estos hermanos nuestros.

 

Así en su mensaje con motivo de la 108 Jornada mundial del emigrante y el refugiado de 2022 animaba a “la inclusión de las personas más vulnerables en la sociedad como condición necesaria para obtener la plena ciudadanía”,

 

Y en la encíclica Fratelli Tutti:

 

“…hay que incrementar y simplificar la concesión de visados, adoptar programas de patrocinio privado y comunitario, abrir corredores humanitarios para los refugiados más vulnerables, ofrecer un alojamiento adecuado y decoroso, garantizar la seguridad personal y el acceso a los servicios básicos, asegurar una adecuada asistencia consular, el derecho a tener siempre consigo los documentos personales de identidad, un acceso equitativo a la justicia, la posibilidad de abrir cuentas bancarias y la garantía de lo básico para la subsistencia vital, darles libertad de movimiento y la posibilidad de trabajar, proteger a los menores de edad y asegurarles el acceso regular a la educación, prever programas de custodia temporal o de acogida, garantizar la libertad religiosa, promover su inserción social, favorecer la reagrupación familiar y preparar a las comunidades locales para los procesos integrativos”  (Fratelli tutti, 130).

 

Nos parece muy bien la acogida que se le está haciendo a los ucranianos, pero creemos que todos los inmigrantes deben recibir el mismo trato, sin discriminación entre unos y otros por el color de su piel o por la pobreza de unos y otros.

 

Sólo un mundo basado en la amistad social y la fraternidad será posible. Los recientes acuerdos de España y Marruecos sobre el Sáhara no pueden ser una ocasión para que Marruecos actúe como gendarme con violencia contra las personas que intentan llegar a España. Estas actitudes chocan de lleno contra los más elementales Derechos Humanos que España y Marruecos deben respetar.

 

Bahía de Cádiz 28 de Junio de 2022

Melilla2

 
moceop21

 

 

Las noticias que nos llegan de Melilla nos sobrecogen. Decenas de inmigrantes muertos, al parecer aplastados por la multitud, decenas y decenas de heridos y un uso absolutamente desproporcionado de la violencia, según cuentan las ONGS que trabajan sobre el terreno, que lo han atestiguado con vídeos y fotos que corren por las redes sociales..

 

Queremos condenar firmemente estos hechos, hacemos llegar desde aquí nuestro dolor a las familias de las víctimas y deseamos el restablecimiento de todos los heridos. Junto a otras muchas organizaciones, exigimos se lleve a cabo una investigación imparcial de lo sucedido en Marruecos y en España y se depuren las responsabilidades que correspondan.

Es gravísimo lo sucedido. No son “negros” ni “africanos” los que han muerto,  como muchos despectivamente los llaman, son seres humanos como nosotros y no pueden recibir ese trato tan cruel, violento e injusto.

 

España y Marruecos han llegado a un acuerdo diplomático sobre el Sáhara, pero no puede ser a costa de reprimir violentamente a quienes, desesperadamente, buscan llegar a Europa para poder sobrevivir a las guerras (la mayoría al parecer eran de Sudán), del hambre y de la miseria.

Hay que encontrar vías adecuadas para que las personas puedan circular con libertad, facilitando, como viene insistiendo Francisco- especialmente en la Fratelli tutti y en sus mensajes anuales en el día internacional del inmigrante- corredores humanitarios que puedan acoger a inmigrantes y refugiados para que puedan llevar una vida digna.

 

 

“…nos corresponde respetar el derecho de todo ser humano de encontrar un lugar donde pueda no solamente satisfacer sus necesidades básicas y las de su familia, sino también realizarse integralmente como persona. Nuestros esfuerzos ante las personas migrantes que llegan pueden resumirse en cuatro verbos: acoger, proteger, promover e integrar”. (Fratelli tutti. 129)

 

 

Debemos ser conscientes de la gravedad de lo sucedido en la frontera entre Marruecos y Melilla.

Denunciamos las políticas migratorias de la U.E, claramente discriminatorias y la violencia que se ejerce contra estas personas, que van en contra de los Derechos Humanos más elementales.

 

Como seres humanos y como  creyentes pensamos que todos los seres humanos tenemos los mismos derechos y debemos ser tratados por igual. Nos parece muy bien la acogida que Europa está teniendo con los ucranianos y ucranianas, pero pensamos que no debe haber inmigrantes de primera, de segunda o de tercera categoría, sino tener la misma capacidad de acogida  con todos por igual. Somos hijos todos de un mismo Padre.

 

28 DE JUNIO DE 2022

 

 

 

2022-06-25 Melilla. Santiago Agrelo.

No preguntes cuántos son los que murieron, tampoco cuántos han sido los heridos. “Centenares”, dicen. Cien arriba, cien abajo, ¿a quién importa?

No preguntes cómo murieron. No preguntes si esas muertes fueron evitables. No preguntes por responsabilidades en ese crimen contra unos jóvenes africanos sin derechos y sin pan.

No preguntes.

La culpa es de los muertos. Los violentos son los muertos. Los responsables son los muertos. Las autoridades de los pueblos sólo pueden felicitarse de haber conseguido que los violentos estén muertos, que los sin derechos estén muertos, que los sin pan estén muertos.

Y se felicitan, y se aplauden, y se animan a continuar matando a jóvenes africanos sin derechos y sin pan.

Y el periodismo calla: no denuncia; ni siquiera informa.

Y la conciencia calla: como si Alá bendijese a quienes matan pobres; como si a Dios no importasen los pobres que asesinamos; como si los dueños del poder que nos oprime fuesen también los dueños de nuestros derechos, de nuestro pan, de nuestras vidas.

Yo no puedo decir que los responsables de esas muertes son los Gobiernos de España y Marruecos; yo no puedo decir que los Gobiernos de España y Marruecos tienen las manos manchadas de sangre; yo no puedo decir que los Gobiernos de España y Marruecos llenan de víctimas un frío, cruel, prolongado e inicuo corredor de la muerte. No lo puedo decir, pero lo puedo pensar, y es lo que pienso.

Adoradores del dinero a un lado y otro de la frontera. Adoradores del poder a un lado y otro de la frontera. Adoradores de la mentira a un lado y otro de la frontera. Violadores de pobres a un lado y otro de la frontera. Herodes y Pilato se han puesto de acuerdo para matar a Jesús. A un lado y otro de la frontera Herodes y Pilato se han puesto de acuerdo para matar a ese “Dios para Dios”, que son los pobres.

 

 

WhatsApp Image 2022-06-26 at 12.28.00 PM[120904]

 

WhatsApp Image 2022-06-26 at 12.28.12 PM[120903]

 

Os convocamos a la presentación de la biografía “Pedro Leoz. No robaréis mi fe” de José Luis Díaz Monreal.

Pedro Leoz, misionero y sacerdote, ya fallecido, fue el primer presidente de la Plataforma de Defensa del Patrimonio Navarro.

Nuestra Plataforma, junto con la asociación “Redes Cristianas” y la Fundación Altaffaylla han coeditado este libro, homenaje a un navarro comprometido con los pueblos, con los pobres y con el patrimonio público.

Lunes 27 de Junio

         A las 11:30

         Librería Elkar (Calle Comedias) de Pamplona-Iruña

 

——————

Bibliografía y Sinopsis

José Luis Díaz Monreal (Iruña 1943). Ha publicado los ensayos, La historia olvidada (2009), Las huelgas de Potasas (2012), y La huelga de 1951 y otros conflictos en Navarra durante los años cincuenta (2013). La biografía, Jacinto Ochoa, la prisión más larga (2013). La novela, El robo de la catedral (2017) y la colección de relatos, La Cueva de la Luna (2019).

 

 

            Biografía del sacerdote Pedro Leoz Cabodevilla, desde sus orígenes en Cáseda, hasta su fallecimiento. Ochenta y siete años de vida íntegra, solidaria, valiente, comprometida siempre con las luchas de los desfavorecidos y las libertades de los pueblos. Nunca se doblegó ante los que detentaban el poder, fueran políticos, militares o eclesiásticos.

Fue así desde el Seminario de Pamplona; su paso por la parroquia de Caparroso; misionero en Ecuador; cura obrero en Venezuela; revolucionario sandinista en Nicaragua y militante de la guerrilla de las FPL en la guerra del El Salvador.

Regresó a Navarra con 67 años y continuó sus luchas denunciando las injusticias y en favor de las libertades. La edad y su quebrantada salud no fueron óbice para que como concejal del Valle de Egües, tuviese un destacado papel en la lucha contra la corrupción. Sobre todo, se implicó en la denuncia de las inmatriculaciones que la Iglesia navarra estaba llevando a cabo, y presidió la “Plataforma en Defensa del Patrimonio Navarro”. Por dos veces el arzobispado de Pamplona le retiró la pensión que como sacerdote le correspondía.

Tal vez, como dicen algunos, el Arzobispado descansó con su desaparición. Con este libro, Pedro vuelve al camino, con la adarga al brazo.

 

 

Desde hace más de dos años venimos sufriendo una pandemia mundial que ha provocado más de doscientos millones de personas contagiadas y la muerte de más de diez millones de seres humanos. Pero no podemos quedarnos en las cifras fría de ellas hay vidas humanas frustradas, proyectos truncados y experiencias de amor rotas, La covid-19 no ha afectado a todos por igual y con la misma intensidad. Lo que ha puesto de manifiesto es. por una parte, la vulnerabilidad del ser humano y la fragilidad del mundo, y, por otra, el fracaso del modelo neoliberal que ha reforzado las brechas de la desigualdad.

Este año celebramos el 41 Congreso centrado en la pandemia, sus consecuencias y las posibles respuestas. Lo inaugurará Vítor Codina, quien hablará de “Pandemia y resistencia” mostrando cómo la experiencia vivida estos dos años no puede llevarnos a una parálisis, sino que requiere una respuesta liberadora desde la resistencia activa.

Maite Muñoz hará un análisis sobre “El virus que paralizó nuestras vidas”, y Victoria Camps reflexionará sobre “El valor emergente del cuidado” como respuesta a las situaciones de precariedad provocadas por la pandemia y sus consecuencias en la postpandemia. A continuación, tendrá lugar la reflexión teológica. Jesús Peláez, se centrará en la “Resistencia de Jesús de Nazaret ante los poderes”, y Leonardo Boff lo hará con la conferencia “Hacia una Iglesia samaritana y cuidadora de la naturaleza” desde una perspectiva ética, ecológica y utópica.

El Congreso terminará con la lectura del Mensaje, que ofrecerá las líneas de acción a seguir.

 

El Congreso de este año seguimos haciéndolo ONLINE. Hemos recibido muchas peticiones en este sentido.

Cada vez somos más mayores y nos cuesta desplazarnos. Lo ideal sería hacerlo híbrido, pero este año no ha sido posible. Por otra parte tenemos la ventaja de seguirlo con nuestro grupo.

El programa es:

Programa definitivo[120774]

 

La pagina web está actualizada y podéis inscribiros en ella directamente

www.congresodeteologia.info

Para cualquier duda, info@congresodeteologia.info

 

jun 132022
 
moceop21

ACABA DE SALIR EL ÚLTIMO NÚMERO DE LA REVISTA
TIEMPO DE HABLAR (169).
El tema central de esta revista es el DOCUMENTO EN EL QUE SE RECOGE LA
APORTACIÓN DE MOCEOP AL SINODO y que ya ha sido enviado a la comisión de la
Iglesia que están encargadas de recoger las aportaciones por distintas vías, para
asegurarnos que llegue.
Nos parece muy importante lo que decimos, por eso hemos querido no solo enviarlo
a Secretaria del Sínodo, sino también compartirlo y darlo a conocer para animar, a
los luchan por una Iglesia con sabor a evangelio, a que hagan sus aportaciones y no
se queden callados…
Por eso hemos hecho una separata del documento en pdf.

Esta separata se puede
descargar de Aportacion Moceop al Sinodo de la sinodalidad.pdf
Esta revista está colgada en formato pdf para poder leerla y descargarla si así se desea y
la puedes encontrar en internet en la página web de Moceop (www.moceop.net) junto a
todas las que se han publicado durante estos 44 años (desde la primera: la número 0 a la
última: la número 169).
https://www.moceop.net/0_Revista/Revistas.php

 
OTRA IGLESIA CON SABOR A EVANGELIO ES POSIBLE.
Equipo de redacción de Tiempo de Hablar. MOCEOP

 

 

 
Redes Cristianas

Volvemos a publicar el documento que recoge las aportaciones de Redes Cristianas al Sínodo de la Sinodalidad y que ya fue enviado a la Secretaría del Sínodo en Roma, a algunas diócesis y a medios de comunicación, grupos políticos etc.

 

POR UNA IGLESIA POSIBLE Y NECESARIA EN ESPAÑA

Propuesta al Sínodo desde la experiencia de Redes Cristianas

(28 de marzo de 2022)

 

 

 

Presentación

 

* Los grupos de Redes Cristianas acogemos la invitación del papa Francisco, participando y ofreciendo nuestra propuesta al Sínodo de la Sinodalidad desde nuestra propia experiencia como Iglesia.

 

* Redes Cristianas nace en 2006 como un amplio espacio de coordinación de colectivos católicos de ámbito estatal, con talante crítico y propositivo, inspirado en el Evangelio y en el espíritu del Vaticano II. “Ante la compleja situación que están atravesando la sociedad y la Iglesia —que entendemos como consecuencia de un cambio radical de civilización, frecuentemente ignorado por estas instituciones— hemos decidido coordinarnos para actuar con mayor eficacia y responsabilidad, según las exigencias y posibilidades de nuestros días. Como seguidores de Jesús de Nazaret nos proponemos anunciar con alegría la Buena Noticia del Reino, presente ya como semilla en este mundo y en la Iglesia, pero abierto a su plenitud en el futuro. Pretendemos ser otra voz crítica y alternativa y coordinarnos para dar una respuesta conjunta en pro de la transformación democrática de la Iglesia y de la sociedad”. (Carta de Identidad de Redes Cristianas).

 

* La perspectiva para situarnos en la sociedad y la Iglesia españolas está condicionada por nuestra experiencia, tanto de los pueblos y barrios populares en que vivimos, como de sus horizontes culturales y científico-técnicos. Esa experiencia, y el compromiso con los movimientos socio-políticos que luchan por conseguir unas condiciones dignas de vida para las mayorías sociales, así como con sus ámbitos culturales, determinan las actitudes y propuestas que exponemos a continuación.

 

* En el Anexo1 figura la lista detallada de todas las comunidades, grupos y colectivos católicos que firmamos este documento.

 

  1. VER

 

 

 

Señalamos en este primer apartado crítico (y autocrítico) las sombras que nos afectan a toda la Iglesia española. También a nosotras y nosotros que, por opción, estamos en las periferias, aunque somos conscientes de que la mayor responsabilidad recae en la jerarquía.

 

Destacamos, desde el espíritu evangélico de la corrección fraterna, las pretensiones de esta Iglesia de ponerse al lado del poder, sus vacíos, exclusiones y rechazos internos, y aun sus apropiaciones materiales nada ejemplares.

 

Desde el primer momento queremos dejar claro que este señalamiento no desconoce ni olvida las otras muchas luces y obras extraordinarias que la Iglesia católica española ha realizado y sigue haciéndolo en nuestros días.

 

 

 

Se le acercaron entonces los fariseos y saduceos y, para ponerle a prueba, le pidieron que les mostrase una señal del cielo. Mas él les respondió: “Al atardecer decís: ‘Va a hacer buen tiempo, porque el cielo tiene un rojo de fuego’, y a la mañana: ‘Hoy habrá tormenta, porque el cielo tiene un rojo sombrío.’ ¡Conque sabéis discernir el aspecto del cielo y no podéis discernir las señales de los tiempos!  (Mt 16,1-3).

 

  1. Sombras que están afectando al interior de la iglesia que está en España

 

Aquellas expectativas de los años 60 y siguientes sobre la Iglesia como “Pueblo de Dios”, presente en medio de la sociedad para ayudar a descubrir el sentido de la propia existencia y servir a la humanidad en su proceso de liberación se han visto defraudadas.

 

Hemos vivido evidentes dinámicas involucionistas: creciente jerarquización, obsesión enfermiza por la ortodoxia y los ritos, y, sobre todo, defensa de la propia institución frente a los reclamos que la sociedad, especialmente a través de sus miembros más vulnerables, le ha ido presentando. No somos pocas las personas que consideramos que el devenir de la Iglesia católica en los últimos 50 años ha contribuido abiertamente a consolidar una imagen del cristianismo como una religión de creencias, de normas y de poder, lejos del mensaje liberador de Jesús de Nazaret.

 

Estas dinámicas, en las que todos los y las fieles tenemos algún grado de responsabilidad, tienen su origen y su centro de gravedad principalmente en las instituciones que conforman el ‘aparato de poder’ eclesiástico, tanto en el ámbito local como en el central de la Santa Sede. Y derivan, entre otras causas de orden ideológico e histórico, del inaudito hecho —profundamente antievangélico— de que el centro de la Iglesia católica, el Vaticano, continúe siendo un Estado, con sus intereses y múltiples andamiajes de autoprotección. Con sus bancos, sus funcionarios y hasta su simbólico ejército. No en vano, el papa todavía se relaciona con los líderes políticos de otros países como jefe de Estado, y se sirve de embajadores en todos los países, a los que llama nuncios. Esto, que puede tener su justificación histórica en el pasado, es hoy causa de escándalo, pues habla elocuentemente de la Iglesia católica como institución de poder y colisiona con la radical actitud de servicio que propone el Evangelio de Jesús.

 

Los negativos efectos de estas dinámicas eclesiásticas están a la vista de toda la ciudadanía en España —ya se trate de creyentes, agnósticos o ateos— y resultan dolorosos para quienes intentamos modestamente seguir a Jesús. A nadie se le oculta el enrocamiento refractario de la Iglesia ante materias que constituyen valores esenciales en el siglo XXI, como, por ejemplo:

 

* Su pretensión de uniformidad ante la enorme diversidad cultural, social, política y geográfica de las y los fieles. Una uniformidad que responde a un discurso anclado en principios filosóficos y morales propios del medioevo, refractario a los valores éticos y antropológicos de la modernidad. Todo esto se traduce en un desprecio a la horizontalidad, falta evidente de democracia interna.

* Su inmovilismo doctrinal en algunas materias muy superadas hoy día por la ciencia y la hermenéutica y su inmovilismo moral frente al desarrollo de una conciencia ética universal, que reconoce como derechos el divorcio, el aborto, la eutanasia, los matrimonios del mismo género y los increíbles avances de la bioética, etc.

 

* Su actual división en estamentos verticales y desiguales ante el poder —los clérigos acaparan los tres poderes de gobernar, enseñar y santificar—, que, en el contexto de la horizontalidad democrática actual, ahuyenta la corresponsabilidad e impide una Iglesia de iguales.

* Resultan particularmente dolorosas, por el anacronismo que suponen en nuestro contexto, sus actuales exclusiones: principalmente de las mujeres —con las que mantiene una tal injustificada desigualdad con los varones que la convierte en uno de los reductos más reaccionarios y alejados de la mentalidad del siglo XXI—, del colectivo FELGTBIQ+, de personas divorciadas que desean casarse por segunda vez o recibir los sacramentos, de pensadores y teólogos/as represaliados/as y sacerdotes secularizados; y sus vacíos clamorosos como la ausencia de jóvenes y el rechazo general de la modernidad y de la ciencia.  

 

  1. Sombras que está proyectando esta Iglesia hacia afuera

 

Los obispos denuncian “una gran mutación social” en la que, según ellos, “crece la desconfianza y el enfrentamiento”. Podemos estar de acuerdo con esta lectura, pero consideramos que, con demasiada frecuencia, en sus análisis se limitan a culpabilizar al resto de la ciudadanía de estas situaciones. Difícilmente reconocen la responsabilidad de la propia Iglesia en la desconfianza, el enfrentamiento y polarización que estamos sufriendo en la sociedad española. Algunos datos:

 

*  El estatus de privilegio, jurídico, social y político del que goza nuestra Iglesia a causa del Concordato heredado del franquismo y plasmado en los Acuerdos entre la Santa Sede y el Gobierno español de 1979, en plena discordancia con los principios democráticos que inspiran nuestra Constitución. —Privilegios que siguen siendo reivindicados casi a diario por la jerarquía de la Iglesia como derechos históricos, a la vez que ella incumple descaradamente los compromisos allí asumidos, como el de la autofinanciación—. Dichos Acuerdos constituyen un anacronismo inexplicable en un Estado que se proclama “aconfesional” y un agravio comparativo con el resto de confesiones religiosas e instituciones civiles. Son privilegios injustificables, por ejemplo, la presencia obligada de la religión católica en la escuela pública, la anacrónica asistencia religiosa en las fuerzas armadas, en los hospitales y las cárceles; las injustificables exenciones del IBI, IAE, Patrimonio, etc.; la existencia de la casilla a favor de la Iglesia en las declaraciones del IRPF; las múltiples aportaciones económicas otorgadas por diversas administraciones públicas para actividades y sostenimiento de la Iglesia que, sumadas a las exenciones tributarias señaladas, llegan a superar los 12.000 millones de euros cada año. Todo esto le resta testimonio y legitimidad moral.

 

* Menos comprensible resulta aún la apropiación o inmatriculación que esta Iglesia ha venido haciendo de unos 100.000 bienes inmuebles desde 1946 al amparo de leyes ilegítimas, previas o contrarias a la misma Constitución. Ante el crecimiento exponencial de la exclusión y la pobreza, nos avergüenza conocer que la Iglesia posee alrededor del 80% de los bienes histórico-culturales de este país. Con esta ingente acumulación de bienes en inmobiliario y finanzas, no se entiende que pueda decirse ‘pobre entre los pobres’ y difícilmente se puede advertir coherencia en la defensa de los DD. HH.

 

* Tampoco se entiende fácilmente su resistencia, salvo en casos aislados, a investigar a fondo el escándalo de la pederastia por parte del clero, llegando incluso a denunciar a instituciones civiles que lo han documentado fehacientemente y haciendo oídos sordos a las disposiciones del papa Francisco y las decisiones de otras conferencias episcopales. A su vez, es inexplicable su cerrada defensa del celibato obligatorio para los clérigos, así como el mantenimiento del sistema de formación en seminarios casi vacíos, cuyas carencias en el ámbito sexual y afectivo evidencian esta triste problemática

 

* Resulta difícil de entender y asumir el posicionamiento ético y político de la Iglesia jerárquica española al lado de las fuerzas más reaccionarias (xenófobas, racistas, homófobas, misóginas, machistas, patriarcales, etc.) del país. Llaman la atención sus ausencias o inhibiciones ante problemas sociales que afectan a sectores débiles de nuestra sociedad. Así, por ejemplo, en el debate sobre la reforma laboral, en la lucha por el derecho a una vivienda digna o los derechos de asilo e integración social de inmigrantes y refugiados. En este último caso, y a pesar de la ejemplar respuesta de algunas parroquias y otras entidades religiosas, la postura dominante de la jerarquía ha sido más de inhibición (ninguna denuncia de la ley de extranjería, por ejemplo) y de desconfianza o de sospecha (“no todo lo que llega es trigo limpio”) que de ayuda samaritana. Si la Iglesia pusiera a disposición de la acogida de inmigrantes algunos de los innumerables edificios que tiene vacíos (albergues, residencias, seminarios, etc.), no habría inmigrantes en situación de indigencia en este país. Todo ello sin restar un ápice a la responsabilidad del Estado.

 

* Si hay un signo de los tiempos evidente desde el siglo pasado es la igualdad de la mujer a todos los efectos en la sociedad civil. La Iglesia institución mantiene la desigualdad quedando así completamente rezagada y alejada de la mentalidad del siglo XXI. Sigue negando la realidad de tantas comunidades y parroquias en las que las mujeres son esenciales por su entrega y compromiso.

 

* Y es igualmente reprobable el sectarismo de los Medios de Comunicación Social de titularidad eclesiástica, que no se caracterizan precisamente por difundir la Doctrina Social de la Iglesia y del papa Francisco, sino que actúan alineados con posiciones políticas reaccionarias que justifican e incluso favorecen la desigualdad entre las personas y la falta de cuidado y de aprecio a la naturaleza. Con harta frecuencia, crean crispación y violencia, enfrentando a nativos con migrantes y a unas regiones del Estado con otras. Esta línea de actuación es, a todas luces, contradictoria con el Evangelio de las buenas noticias.

 

 

  1. JUZGAR
El discernimiento cristiano que podemos hacer de la imagen de Iglesia que hemos esbozado lo realizamos fundamentalmente desde las grandes constituciones Lumen Gentium y Gaudium et Spes del Vaticano II que constituyen las bases de la Iglesia universalmente querida y afirmada para nuestro tiempo. Sin olvidar las aportaciones del papa Francisco (Evangelii Gaudium, Laudato Si, Amoris Laetitia, Fratelli Tutti) que tratan de actualizar el Vaticano II a nuestros días. Finalmente, con toda modestia y sin renunciar a la autocrítica nos apoyamos en nuestra propia experiencia de más de 50 años tratando de hacer “una Iglesia posible”.

 

 

  1. Textos del Nuevo Testamento

 

* Se subió a la barca con sus discípulos y fue derecho a la región de Dalmanuta. Salieron unos fariseos y empezaron a discutir con él, exigiéndole, para tentarlo, una señal del cielo. Dando un profundo suspiro dijo: “¡Cómo!, ¿esta generación exige una señal? Os aseguro que a esta generación no se le dará señal, (Mc 8, 10-12).

*  Las decisiones se toman con la escucha comunitaria de la realidad y el diálogo para interpretar los signos que esa realidad nos ofrece: “Llegados a Jerusalén, fueron recibidos por la iglesia y los apóstoles y los ancianos, y refirieron todas las cosas que Dios había hecho con ellos. Después de mucha discusión, Pedro se levantó y les dijo: vosotros sabéis que los gentiles han oído por mi boca la palabra del evangelio y han creído.  Dios, que conoce los corazones, les dio el Espíritu Santo lo mismo que a nosotros. Entonces pareció bien a los apóstoles y a los ancianos, con toda la iglesia, elegir de entre ellos varones y enviarlos a Antioquía con Pablo y Bernabé… (Hechos, 15).

 

  1. Desde el Vaticano II

 

  1. a) Pueblo de Dios y la Comunidad de Base como referentes principales de la Iglesia

 

* La Lumen Gentium del Vat. II nos invita a superar la “Iglesia de cristiandad” que, desde el siglo IV (Constantino) estableció una “Iglesia de desiguales”: abandonando la comunidad y estableciéndose en parroquias y diócesis; constituyendo una jerarquía de varones detentadora de los tres grandes poderes (gobernar, enseñar y santificar) como único referente de Iglesia.

 

* Y realizó dos giros copernicanos para superar este modelo prevaticano:

 

Reconocer como referente primero de la Iglesia el pueblo de Dios (comunión de creyentes, comunidad de iguales y diferentes tareas, servicios o ministerios). En este sentido, el Vaticano II, inspirado en el NT, no presenta la asamblea eclesial como una asamblea anárquica, sino estructurada por responsabilidades y ministerios, incluidos los de gobierno, a los que se accede por discernimiento y elección comunitaria para ejercitarlos no con talante dominante y autoritario, sino en escucha y diálogo permanente con la comunidad según el principio evangélico recogido por Marcos 10, 42-44: El que quiera hacerse grande entre vosotros ha de ser servidor vuestro, ha de ser siervo de todos.

 

Reconocer y promover a las “pequeñas comunidades locales” como sujetos detentadores de todos los elementos que constituyen una Iglesia plena, la Iglesia de Jesús. (Para el teólogo Rahner esta es la mayor apuesta revolucionaria del Vaticano II, es decir, el paso “de la gravitación de la Iglesia local en torno a la Iglesia universal, a la consideración de la Iglesia local como centro de gravitación de la Iglesia universal”).

 

  1. b) Iglesia de puertas abiertas, hacia fuera o en el mundo, lugar propio de su existencia y presencia

* La comunión es nota constitutiva de la Iglesia, la sinodalidad lo es de su funcionamiento. Se trata de “caminar con otros/as”, como pueblo, al encuentro del Padre, construyendo su Reino de verdad y justicia y haciéndolo al estilo evangélico. No vale cualquier comunión ni cualquier sinodalidad

* El Concilio Vaticano II en la Constitución Gaudium et Spes, sobre la Iglesia en el mundo, supo interpretar cómo se concreta la construcción del Reino en sus propias circunstancias. Y sigue ofreciendo orientaciones que, traducidas a nuestro momento, pueden ayudarnos a discernir el modo de presencia de la Iglesia en el mundo actual.

 

* Así, por ejemplo, apostó por la unión de la Iglesia con toda la familia humana y su disposición al diálogo y servicio a toda la humanidad; su apertura a los nuevos signos de los tiempos, singularmente a la ciencia y la tecnología; la atención  a los cambios sociales, políticos, morales y religiosos; la atención a los desequilibrios y divisiones causadas por la demografía y la economía; la aspiración a la justicia en los pueblos empobrecidos y en estamentos como las mujeres, los grupos diferentes, emigrantes y excluidos; la apertura a los grandes interrogantes (dolor y muerte) del ser humano, etc.

 

*Hoy día hubiera puesto mayor empeño, como lo está haciendo el papa Francisco, en   la conservación del planeta y en la creciente división social: el escándalo de la desigualdad creciente, a pesar del crecimiento de la riqueza global, de lo que llama el descarte injustificable de grandes sectores de la familia humana

 

  1. Desde el Papa Francisco

*  No hay ni debe haber muros en la Iglesia católica, es la convivencia de la diversidad, (Primer clamor del Papa en Chipre, 2021/12/02).

*  Prefiero una Iglesia accidentada, herida y manchada por salir a la calle, antes que una Iglesia enferma por el encierro y la comodidad de aferrarse a las propias seguridades, (Evangelii Gaudium, 49).

* Las demás instituciones eclesiales, comunidades de base y pequeñas comunidades, movimientos y otras formas de asociación, son una riqueza de la Iglesia que el Espíritu suscita para evangelizar todos los ambientes y sectores, (Evangelii Gaudium, 29).

 

  1. Desde nuestra experiencia en comunidades e Iglesia de Base
  2. a) Nos hemos ido organizando “desde abajo”: hemos intentado superar la división y desigualdad que impone el clericalismo construyendo comunidades de iguales sin exclusiones de ningún tipo compartiendo muchas de las tareas o servicios que necesita y puede prestar cada comunidad hacia dentro y hacia fuera de sí misma haciéndonos presentes y en diálogo con mucho de lo que se mueve fuera de la Iglesia (pobres y modernidad).
  3. b) Las claves del testimonio profético de nuestras comunidades podemos resumirlas en estos cuatro apartados: opción por los pobres, presencia profético-liberadora en la sociedad y en la Iglesia, edificación de comunidades libres y corresponsables, y forma democrática de organizarnos en comunidad y con el resto de comunidades.
  4. 5. Desde los principios e instituciones jurídicas civiles

 

Desde estas instancias que pertenecen, como valores adquiridos, a la cultura socio-cultural y política de nuestras sociedades, creemos que la opción por los pobres —que la Iglesia proclama como constitutiva de su acción evangelizadora— no puede desentenderse de la difusión, defensa y cumplimiento de valores como la “Declaración Universal de las Derechos Humanos” (ONU 1948) —aún no suscrita por la Iglesia católica— o el “Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales” (ONU 1966) y tantos otros.

 

 

III. ACTUAR

Con el corazón y la mirada puestas en el Evangelio y basadas en el Vaticano II, en las cartas y encíclicas del papa Francisco y en nuestra propia experiencia, queremos proponer, con modestia, pero con verdad, el modelo de Iglesia en el que creemos y el que hemos tratado de hacer posible durante más de 50 años. Reconocemos que no todo ni siempre ni en todas las experiencias de comunidad hemos podido llegar al ideal, pero estamos seguras y seguros de que, desde el Espíritu de Jesús, lo que proponemos es posible.

 

 

Todos los creyentes vivían unidos y tenían todo en común; vendían sus posesiones y sus bienes y repartían el precio entre todos, según la necesidad de cada uno, (Hch 2,44-45).

 

Queridos hermanos y hermanas, necesitamos una Iglesia paciente. Una Iglesia que no se deja turbar y desconcertar por los cambios, sino que acoge serenamente la novedad y discierne las situaciones a la luz del Evangelio, (Primer clamor del papa en Chipre, 2021/12/02).

  1. Nuestra propuesta de Iglesia hacia dentro

Siguiendo —como ya hemos dicho— la inspiración de las y los primeros cristianos reflejada en el NT, las luminosas aportaciones del Vaticano II, del Papa Francisco y la experiencia larga de Iglesia posible que tenemos, nuestra propuesta se resume en dos actitudes básicas concentradas en las dos palabras siguientes: koinonía y diaconía. Es decir, pensamos en un colectivo concreto de seguidoras y seguidores de Jesús que están intentando hacer la difícil, pero entusiasmante experiencia de “poner en común” sus sueños y todo lo que su situación personal y el contexto social en el que viven les permite, y de asumir responsable e igualitariamente (según su capacidad) las tareas y servicios que dicho colectivo necesita para articularse al interior de sí mismo y hacia fuera, hacia la sociedad en la que vive.

Pensamos y tenemos experiencia de que esta propuesta de Iglesia es posible:

* Organizándonos como sociedad de iguales, superando en igualdad la misma formalidad democrática que ya estamos realizando en la sociedad civil.  Como dejó escrito Pablo en Gálatas 3, 28 donde “ya no hay judío ni griego, ni esclavo ni libre, ni hombre ni mujer, ya que todos vosotros sois uno en Cristo Jesús” [pongamos papa-obispos-sacerdotes-laicos, varones-mujeres, LGTBIQ+, etc.]. Ante esta consecuencia directa del Evangelio proclamada por Pablo, ya no se puede mantener, en el mundo de hoy, una Iglesia de clases y corporativismos donde el poder anacrónico se reparte solo entre varones y al margen de la formalidad democrática. Todo lo que puede hacer un varón en nuestras comunidades es igualmente posible y apropiado para la mujer y, por tanto, la Iglesia debe incorporar a la mujer [y a las otras personas diferentes] a todas sus funciones, tanto de reflexión, como de gobierno y de celebración.

* Acogiendo y asumiendo como parte importante de sí misma, llenando sus clamorosos vacíos actuales, a personas y colectivos que discrepan del pensamiento teológico y moral único, de las prácticas litúrgico-pastorales uniformes, de la espiritualidad única, etc., como, por ejemplo, Redes Cristianas (con todas las Comunidades de Base, los grupos críticos y colectivos que firmamos este documento).

* Aplicando en el propio funcionamiento de la Iglesia las orientaciones de doctrina social que propone para la sociedad en su conjunto. Orientaciones sobre democracia, papel de la mujer, derechos de los trabajadores, etc.

 

* Fomentando celebraciones cristianas vivas y creativas, donde todas las personas puedan participar; porque toda la comunidad es la que celebra y lo hace con naturalidad, sin vestimentos ni ritos extraños, sin necesidad de recintos sagrados, ni protagonismo de ningún celebrante. La horizontalidad en estas celebraciones conlleva un cuestionamiento de la figura del sacerdote-presidente, como ser investido de poderes sagrados, para subrayar el protagonismo ministerial de la comunidad en su conjunto. Una organización que, reconociendo la pluralidad de carismas, supere a la vez cualquier jerarquización de los ministerios. Y siempre haciendo iluminar la Palabra de Dios sobre la realidad social que nos rodea, pero respetando y haciendo presente lo esencial, el mandato de Jesús: “haced esto en memoria mía”. No repetimos un rito, sino un proyecto y un estilo de vida, el de Jesús. Y todo ello en clave de fiesta, con nuestros cantos y guitarras y compartiendo la comida como hermanos.

  1. b) Nuestra propuesta hacia fuera

La Iglesia está llamada a situarse en la sociedad como una institución más entre otras, y sus miembros, invitados a actuar codo a codo con todos los que trabajan por un mundo más justo, comprometidos con los Derechos Humanos y la justicia social, como proclama el Evangelio. Y su fuerza ha de descansar tanto en el testimonio de lo que hacen y viven como en la consistencia humana y cristiana de lo que proponen. En concreto, apostamos por una Iglesia:

* Capaz de vivir en el contexto de una sociedad laica y fuertemente secularizada: reconociendo que la católica ya no es “la religión oficial y única del Estado”; renunciando voluntariamente a todos los privilegios  que suponen un agravio comparativo con el resto de instituciones sociales, renunciando decididamente a los Acuerdos firmados por el Estado con la Santa Sede en el 1979; reconociendo y pidiendo perdón por su complicidad con el levantamiento, la guerra civil y con el régimen político a que dio lugar, pagando a la Hacienda pública, mientras no se desprenda de ellas, los impuestos que acompañen a sus actividades financieras y comerciales, etc.

* Dispuesta a aceptar que el inmenso depósito cultural y espiritual que atesora no puede fijarla en un pasado irrepetible, sino que la está empujando a seguir haciendo historia con toda la humanidad. En este sentido, no puede seguir volviendo la espalda a la modernidad y al diálogo con las nuevas ciencias y tecnologías, tampoco a su caminar con el resto de confesiones religiosas y civiles que apuestan por la dignidad del ser humano.

* Resuelta a devolver a la sociedad civil —dado el enorme escándalo que está causando en nuestros días— todos los bienes histórico-culturales que ha inmatriculado durante más de 70 años al amparo de unas leyes nacidas bajo la dictadura franquista o abiertamente inconstitucionales. Este desprendimiento de lo que no es suyo podría ser un buen signo, entre los pobres y la sociedad donde ha perdido mucho prestigio, de otro modo de estar en la vida y en la historia.

* Comprometida a romper con la permisividad, el encubrimiento y la desidia que ha mantenido la jerarquía española sobre la pederastia, a pedir perdón y apoyar una investigación exhaustiva, imparcial y sincera que saque a la luz los abusos sexuales del clero y establezca medidas eficaces de reparación al ingente número de víctimas de este delito.

  1. c) Un modelo de Iglesia posible en nuestra sociedad secularizada

Tenemos conciencia de que la actual organización de la Iglesia en España —realizada tradicionalmente desde el lugar/espacio como criterio de mayor proximidad a las personas (diócesis, parroquias)— está siendo cada día menos eficaz y menos simbólico-testimonial. La parroquia, salvo para el servicio de caridad y como banco de alimentos, está dejando de ser, en muchos casos, un referente importante de espiritualidad para los ciudadanos y ciudadanas de hoy.

En este sentido, e inspirándonos en otras experiencias similares, desde Redes Cristianas apoyamos/proponemos organizarnos como espacios autogestionados, vinculados entre sí y en comunión esencial con la Iglesia universal.

 Dichos espacios podrían ser lugares de encuentro, de oración, celebración, formación, reflexión y programación, etc. de la actual diversidad de personas y colectivos cristianos que existen en el barrio o en la ciudad. Su hoja de ruta podría ofrecer teórica y prácticamente un nuevo rostro de la comunidad de creyentes, siguiendo el modelo de Iglesia-comunidad que Jesús de Nazaret pretendió, y hacerse presente en la sociedad a través del compromiso sociopolítico de sus miembros, contribuyendo así a hacer realidad el Reino de Dios en la historia.

Además de la posibilidad de encuentros entre las y los diferentes, estos centros facilitarían un mejor conocimiento que supere la actual división y distanciamiento general que existe entre las diversas familias (instituciones) cristianas; y también, de acogida y diálogo con otros colectivos del barrio que están trabajando por dignificar la condición de todos los seres humanos.

Supongamos/imaginemos un lugar de encuentro con una sala multiusos y diversos espacios donde los diferentes grupos (infancia, juventud, personas adultas y ancianas) puedan reunirse y programar sus actividades: celebración, de atención a los pobres, artístico-culturales, etc. articulación de comunidades y con otros centros… En fin… ¡Para soñar!

 

ANEXO 1

COLECTIVOS DE REDES CRISTIANAS

 

Medios de Comunicación:
Alandar
Ciberiglesia
Eclesalia
Encrucillada
Éxodo
Humanizar
Irimia
Reinado Social
Portal Atrio
Tiempo de Hablar
Utopía
Asociación de Teólogas y Teólogos Juan XXIII
Católicas por el Derecho a Decidir
Centro Evangelio y Liberación
Comisión Cristiana del Área de Asuntos Religiosos de la FELGTB (Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales):
Grupo Cristiano de Xega (Asturias)
Grupo Cristiano de Alega (Cantabria)
Comisión de Asuntos Religiosos de Gehitu (Euskadi)
Cristian@s de Gylda (La Rioja)
Comisión de Asuntos Religiosos de Cogam (Madrid)
Crismhom (Madrid)
Cristian@s de AB lesgay (Albacete)
Grupo Cristiano de Lambda (Valencia)
Grupo Cristiano de DecideT (Alicante)

“Comulga” grupo cristiano de No te Prives (Murcia)
Comisión de Asuntos Religiosos de Ojalá (Málaga)
“Ángelus” grupo cristiano de Arcadia (Cádiz)

“Esperanza” grupo cristiano de Jerelesgay (Jérez de la Frontera – Cádiz)
“Diálogo” grupo católico de Gamá (Gran Canaria).
Comunidades Cristianas CEMI

Comunidades Cristianas Populares:
 Albacete
Andalucía
Alicante
Asturias
Cataluña
Euskadi
Galicia
La Rioja
Madrid
Murcia
Navarra

Toledo

Talavera
Valencia
Valladolid
Zaragoza

Comunidades de Base de Gijón

Comunidades de Base de la Región de Murcia
Comunidad Pueblo de Dios

Convocatoria de iguales
Coordinadora de Comités Oscar Romero del Estado Español
Coordinadora de Crentes Galegos:
HOAC de Vigo
Comunidades de Base de: Santiago, A Coruña, Lugo, Ferrol y Vigo
Grupo de Somos Iglesia de Galicia
Mulleres Cristiás Galegas
Movemento Rural Cristián
Vangarda Obreira
Grupo de Curas Galegos
Grupo de Sábados Bíblicos
Asociación Irimia
Escola de Espiritualidade
Comunidade Home Novo
Corriente Somos Iglesia

Cristianas y Cristianos de base de Madrid
Cristianisme al Segle XXI

Cristianos en Red (Valladolid):
CCP
Justicia y Paz
Fe y Desarrollo
Shemá
Wounaan

Xarxa Cristiana:
Dones Creients
Grup d’Assumptes Religiosos del Col·lectiu Lambda
Comunidad Ciento Volando
Grup Cristià antimilitarista
Católicas por el derecho a decidir de la Comunidad Valenciana
Atrio
CVX Comunitat Ignacio Ellacuría
Grup de Rectors del Dissabte
Moceop-Valencia
Comunitats Cristianes Populars (CCP): Jesús Obrer-Sant Maur, Natzaret, Port de Sagunt, Benicalap-Ciutat Fallera, Manises, Grup de Mar y Comunitat L’Esperança
Associació Bisbe Climent (Castelló)
Asociación de Laicos Vaticano II (Castelló)
Cristians i cristianes de base de Castelló
Comunitat de Turballos (Alacant)

 

Cristianos por el Socialismo

Federación de Mujeres y Teología

Comunidades Cristianas Fe y Justicia (País Vasco),

Foro Curas de Madrid

Foro Gaspar García Laviana
Fraternidad Secular Nacional Carlos de Foucauld

Grupos cristianos de Tenerife

Laicos misioneros de la Consolata
MOCEOP

Redes Cristianas de Extremadura

Voces Cristianas de Sevilla

 

 

Documento FINAL para difundir

 
felgtb
 

 

MANIFIESTO DE LOS VIII ENCUENTROS ESTATALES DEL GRUPO DE TRABAJO DE FE Y ESPIRITUALIDAD DE LA FELGTBI+
GRUPO DE TRABAJO DE FE Y ESPIRITUALIDAD DE LA FELGTBI+, feyespiritualidad@felgtb.org
TOLEDO

ECLESALIA, 10/06/22.- Reunidos grupos y personas de diferentes creencias y espiritualidades en la ciudad de Toledo del 27 al 29 de mayo de 2022 en los VIII Encuentros Estatales de Fe y Espiritualidad organizados por la FELGTBI+

Tras dos años de pandemia en los que nos hemos visto por medios telemáticos, hemos tenido la oportunidad de reencontrarnos y de abrazarnos. Hemos experimentado la alegría de reencontrarnos y hablar, de charlar y ponernos al día. De compartir una serie de experiencias; de reencontrarnos con nuestra espiritualidad.

Somos conscientes de la dificultad que a veces supone ser creyente y/o espiritual y LGTBI+. Una dificultad que hemos vivido y que hemos asumido como don y que nos lleva a estar alegres por haber recibido el don de la fe. Aunque aún se nos mira con extrañeza desde algunos sectores, mostramos con confianza nuestra realidad. Solo a través de nuestra visibilidad podemos servir de referente para otras personas LGTBI+ que permanecen en armarios espirituales por miedo a salir y a ser rechazadas. No siempre existen espacios en donde romper los armarios que tenemos.

Aún nos tenemos que enfrentar a acusaciones sin fundamento. Se sigue haciendo a las personas LGTBI+ culpables de guerras, de enfermedades, de querer romper la sociedad, de querer imponer nuestra visión… Como si hubiéramos escogido ser lesbianas, gais, bisexuales, trans, intersexuales o cualquier otra diversidad sexual e identidad de género. Nos encontramos con ello, muchas veces con sufrimiento y pensando que éramos responsables de nuestra identidad. Siempre con miedo a no ser aceptadas ni queridas.

Declaraciones como las del patriarca Kirill de Rusia acusando de que la guerra es para acabar con el “lobby” gay o las del rabino israelí Meir Mazuz asegurando que el coronavirus era un castigo por las manifestaciones del Orgullo nos siguen entristeciendo. No entendemos que altos representantes de religiones basadas en el Amor sigan haciendo responsables a las personas que no nos ajustamos a los parámetros heterocispatriarcales.

En España nos encontramos, por parte de un sector conservador de la jerarquía de la Iglesia Católica, con el término “ideología de género”. Dicho término ha sido acuñado desde el desconocimiento de la realidad trans, patologizando a todas las personas trans y acusándolas de querer “adoctrinar” a adolescentes y jóvenes, sin pensar en que la orientación sexual o identidad de género nos vienen dadas por la diversidad del ser humano.

Los grupos que hemos asistido a estos VIII Encuentros Estatales:

·        Estamos alegres por haber sido bendecidas con el don de la fe y la espiritualidad.

·        Nos sentimos llenas de esperanza y de Amor y que queremos trabajar por la plena inclusión de las personas LGTBI+ en el seno de las diferentes religiones y espiritualidades.

·        Establecemos un diálogo entre los diferentes sentires de las personas LGTBI+ creyentes y/o espirituales para compartir nuestras experiencias desde el Amor.

·        Deseamos que la diferentes religiones y espiritualidades se abran a la plena inclusión de cualquier persona independientemente de su orientación sexual, identidad de género, expresión de género, nacionalidad, estatus social, origen étnico, diversidad funcional y/o intelectual…

·        Queremos establecer lazos con otras entidades en el territorio nacional, como Redes Cristianas, grupos creyentes feministas (Mujeres y Teología, Revuelta de Mujeres en la Iglesia…), grupos LGTBI+. musulmanes y seguir manteniendo las relaciones con grupos judíos y budistas.

Y, a la vez, apoyamos y reivindicamos:

·        La plena inclusión dentro de los espacios en donde vivimos nuestra fe y espiritualidad.

·        Un acompañamiento desde el Amor para superar la culpabilidad religiosa.

·        La enseñanza de la interpretación correcta de los textos de las diferentes tradiciones que se han usado para condenarnos.

·        Que las Mujeres tengan la plena igualdad en todos los espacios religiosos y espirituales, no sean objeto de discriminación y puedan acceder a todos los niveles en las mismas condiciones que los hombres.

·        Que la religión y la espiritualidad sean espacios transversales en los que nos podamos enriquecer de otras experiencias de vida y comunidad.

·        Y seguiremos trabajando y apoyando las políticas que fomenten y defiendan los derechos de las personas LGTBI+, que son derechos humanos, reivindicando la Ley Trans y LGTBI+.

En Toledo, a 29 de mayo de 2022.

(Tomado de Eclesalia Informativo)

 
cabecerautopia
Nº 122 El cuidado de las diferencias.

Dentro del tema general del año 2022, Los cuidados al servicio de la vida, dedicamos el número 122 a El cuidado de las diferencias.

Tras el editorial, publicamos la entrevista realizada por Luis Ángel Aguilar a Amaia Pérez Orozco,  doctora en Economía Internacional y Desarrollo, y activista social dedicada al estudio de la sostenibilidad de la vida.

En esta primera edición, publicamos tres artículos/reflexiones que analizan la situación de sendos colectivos “diferentes”.

·        María José Palma, que colaboró en el número 114 con un artículo sobre la sexualidad femenina, encara en su reflexión: El cuidado de las sexualidades LGTBIQ+,  la discriminación de estos colectivos, consecuencia del heteropatriarcado de nuestra sociedad.

·        En la reflexión Doble vara de medir para las personas inmigrantes, Luis Pernía denuncia el diferente trato dado a unos inmigrantes u otros según su color, procedencia y, en definitiva, “el mundo económico” del que provienen.

·        El respeto, la valoración, la protección y el cuidado hacia otras religiones se convierte en una apuesta necesaria por seguir cultivando lo que queda en nosotros de humano, nos dice Inés Vázquez en la entradilla de su reflexión Honrar la diversidad espiritual es honrar nuestra propia humanidad.

Cierra la edición una colaboración de Antonio Zugasti, Manipulación de la libertad, que no hace falta glosar y la recuperación del poema de la última página que, con el título Diversidad, ha escrito Deme Orte.

 

Esperamos vuestra lectura y comentarios

 
CCP2

 

     

Los obispos de las diócesis andaluzas han emitido un comunicado en el que “votar debe entenderse como un deber moral, que contribuye al bien común y a la configuración de la sociedad en que vivimos”. Destacan en la misiva, desde una aparente neutralidad, que “se hace necesario discernir entre las opciones posibles, en coherencia con la comunión eclesial y con los principios morales que le son inherentes”, y lo hacen con un claro llamamiento a los “principios irrenunciables”: contra el aborto, a favor del matrimonio tradicional y en defensa de la clase de Religión. Con estos postulados los obispos andaluces, apelando a “la necesidad de ejercer el derecho al voto con responsabilidad”, están señalando intencionadamente al PP y VOX ante las elecciones del 19-J para que sean votados al ajustarse en mayor medida a esos “principios irrenunciables”.

 

El obispo de Huelva, Santiago Gómez (último presidente de la entidad financiera Cajasur, intervenida por el Banco de España debido a la mala gestión de sus directivos que causó un agujero de 4.000 millones de euros) en la misa pontifical del Rocío, ante las cámaras de RTVA seguida por decenas de miles de oyentes, recalcó la misma petición en plena campaña electoral.

 

Se repite el mismo llamamiento que en las elecciones andaluzas de 2018, en las que el obispo de Córdoba, Demetrio Fernández llegó a decir en su carta pastoral refiriéndose a las elecciones: “El vuelco electoral en Andalucía (…) ha sido espectacular (…). De esta manera Andalucía se sitúa como pionera de un cambio social que esperamos en la sociedad española (…) No se puede estar contradiciendo la sensibilidad de un pueblo religioso y cristiano”. El teólogo Juan José Tamayo (2020, p. 24) aludía a la pastoral indicando “un deseo político-religioso legitimador de la derecha y la extrema derecha, a quien dirige (el obispo) su afecto y bendición”.

Jesús de Nazaret, al que dice seguir la jerarquía católica, sin embargo en sus hechos no lo reconoceréis, rechaza a los sepulcros blanqueados (Mt 23,27-39), a los que por “fuera os mostráis justos, pero por dentro estáis llenos de hipocresía e iniquidad”; a los que se rajan las vestiduras con el aborto, mientras maltratan a niños señalándonos como malhechores y ladrones; a los que hablan de toros y cacerías a la vez que repudian al migrante empobrecido; a los que no condenan la violencia de género perpetuando el machismo patriarcal; a los que invierten en eléctricas y fondos “buitres”, viviendo de espaldas a la dura realidad de Andalucía (12 de los 15 barrios más pobres de España se encuentran en nuestras ciudades); a los que disfrutan consumiendo los recursos de un planeta enfermo, mientras justifican los vertederos tóxicos y los cementerios nucleares en nuestra tierra; a los que viven acomodados con numerosos bienes mientras desahucian a centenares de familias, a los que disfrutan de un buen seguro privado de asistencia médica mientras recortan la sanidad pública.

Las Comunidades Cristianas Populares como seguidoras del mensaje de Jesús de Nazaret denuncian esta política hipócrita basada en morales rígidas que “atan cargas pesadas y difíciles de llevar, y las ponen sobre las espaldas de los seres humanos, pero ellos ni con un dedo quieren moverlas” (Mc 12,38-40).

La actividad de Jesús de Nazaret no fue sagrada, sino profética y humana. Jesús no fundó ningún templo, ni celebró ceremonias rituales en ningún lugar sagrado, ni dictó norma alguna sobre el rito sagrado. Su última cena no necesitó de ningún templo ni espacio sagrado, solo de una comunidad que compartía sus necesidades y brindaba por la vida. Una comunidad humana (cristiana) cuyas acciones están en consonancia con los hechos y los dichos de Jesús de Nazaret, abogando porque los derechos humanos dignifiquen a todas las personas, trabajando por la justicia social, acogiendo al herman@ más vulnerable y haciendo la vida más fácil y alegre.

Comunidades Cristianas Populares de Andalucía.

9 de Junio de 2022.

Obispos de Andalucía

 

 

 

 

 

 

Se adjunta el archivo

boletin-26[119892]

 

Estimada/o/e  amiga/o/e,
Por fin, y después de tanto tiempo, lo primero desearte que estés bien de salud y esperar que nos podamos ver pronto para darnos todos los abrazos que nos debemos :-)

Ya se acerca la fecha del XII Encuentro de personas cristianas LGTBIQH + del Sur en este año 2022. Un encuentro organizado con mucha ilusión donde, como siempre, nos reuniremos en torno a Jesús desde la oración, el compartir, la convivencia y la formación, todo ello desde la aceptación a nosotras mismas como hijas, hijos e hijes de Dios, quien nos creó a su imagen y semejanza y nos AMA CON LOCURA TAL COMO NOS HIZO. Un encuentro que cada año nos ayuda a seguir creciendo en la Fe en Jesús, en su mensaje de amor y entrega absoluta a toda la humanidad, y que nos interpela para que cada una de nosotras también nos entreguemos a las demás, nos abramos a la diferencia, a la diversidad social, cultural, afectivo-sexual, de género y de cualquier otra índole.

 

Os invitamos a participar en el Encuentro de este año.
A continuación te detallamos la información relativa al encuentro: XII Encuentro de creyentes LGBTIQH + CHIPIONA 2022: Empoderad@s por el Amor de Dios

LUGAR: Casa de Espiritualidad Nuestra Señora de Regla. Chipiona. Cádiz

FECHAS: 7, 8 y 9 de octubre de 2022

 

HORARIO:

Viernes
18:00 a 20:30 Bienvenida y entrega material
20:30 Presentación del encuentro

21:00 Cena
22:00 ¿Nos reencontramos?

23:15 Oración y descanso

Sábado
8:30 Oración
9:00 Desayuno

10:00 Nos preparamos

10:45 Ponencia y puesta en común: La herejía feminista por Beatriz Blesa de CVX Sevilla

12:45 Ruta del Moscatel y atún

14:15 Almuerzo

17:00 Talleres
18:30 Merienda

19:00 Foto

19:15 Visita turística
21:00 Cena

Domingo
9:30 Desayuno

10:45 Celebración ecuménica

12:30 Convivencia

14:00 Almuerzo y despedida

 

FECHA LÍMITE INSCRIPCIÓN: 30 de septiembre

La inscripción será de 30 €.
Es imprescindible realizar la inscripción en el siguiente FORMULARIO:  Inscripción al XII Encuentro de cristianas/os/es LGTBIH+ del Sur – 2022 (pincha en este enlace) y el pago de la misma mediante Bizum al móvil 645 027 247

(escribir en el concepto Chipiona 22 Nombre y Apellido) para reservar plaza.
Se confirmará la inscripción por correo electrónico.
Por motivos de organización no se admitirá ninguna inscripción fuera del plazo establecido.

Respecto a los precios de la casa:
Pensión completa en la Casa de Espiritualidad (sábanas y toallas incluidas en el alojamiento, pero es necesario llevar útiles de aseo personal):
– Habitación doble interior: 50 € por persona y día.
– Habitación individual (bajo disponibilidad de la casa y atendiendo a criterios de salud de las personas solicitantes): 55 € por persona y día.

El precio para los menores será de 30€.

Se está gestionando el servicio de guardería para los menores que puedan venir, cubriría las horas de ponencia, talleres y oraciones.

La distribución de las habitaciones se realizará por riguroso orden de llegada de las solicitudes.

El pago de la pensión completa (100/110/30€) se realizará a la llegada a la casa, en el momento de la entrega de acreditaciones, para lo cual rogamos que llevéis el dinero exacto.

Nota importante: se desglosa el precio entre el alojamiento y los gastos de organización (viajes y estancia de ponentes, materiales, etc.) A título informativo, siendo imprescindible por el carácter de convivencia del encuentro, alojarse en la Casa de Espiritualidad.

Si necesitas servicio de intérprete de lengua de signos puedes hacérnoslo saber en el apartado de observaciones de la ficha de inscripción y haremos todo lo posible por gestionarlo. En ese caso, rogamos nos lo hagas saber antes del 15 de septiembre.

 

Para cualquier duda escríbenos un correo y te contestaremos tan pronto como sea posible.

 

Un saludo,
El equipo coordinador

Ichthys (Pedro, Ana, Aranza, Manu, Piero, Carmen, Raquel)

   El Señor te bendiga              

  y te guarde                            

   Te muestre su rostro            

  y tenga misericordia de ti     

   Te mire benignamente         

   y te conceda la Paz               

Encuentro Chipiona 2022

© 2012 Redes Cristianas Suffusion theme by Sayontan Sinha