waci

Press Release

Hans Küng was the Prophet the Vatican feared the most

 

9 April 2021  We Are Church International mourns the death of the great prophet Hans Küng who clearly set out the reforms necessary to bring the Catholic Church back to Christ.

 

On the occasion of the 25th anniversary of We Are Church in autumn 2020, Hans Küng wrote to us:

 

“From the beginning, I have supported We Are Church in every respect. In its demands it has the message of Jesus Christ behind it and at the same time it corresponds to the requirements of today’s democratic and pluralistic society. In the time of the two Restoration Popes Wojtyla and Ratzinger, there was little hope that your concerns would be heard in the hierarchy. With Pope Francis, however, a turning point seems to have occurred that makes it easier for some of your  demands to be met. In the wintry Church, We Are Church has kept the embers smouldering under the ashes. May the fire of reform now finally take hold of the whole Church and also the Vatican. So continue, dear friends: courage, creativity and perseverance!”

 

 

Colm Holmes

Chair, We Are Church International

colmholmes2020@gmail.com

M  +353 86 606 3636

www.we-are-church.org

 

 

We Are Church International (WAC) founded in Rome in 1996, is a global coalition of national church reform groups. It is committed to the renewal of the Roman Catholic Church based on the Second Vatican Council (1962-1965) and the theological spirit developed from it.

 
hans-kung

 

Envueltos en la barahúnda política de estos días y bajo la amenaza de una cuarta ola de la pandemia, recibimos con pena —y a la vez con la satisfacción que nos proporciona una vida coherente y ejemplar— la muerte de Hans Küng.

Para el mundo en general y para el cristianismo crítico, mayormente de base, Hans Küng no ha sido una persona indiferente. Ha sido un referente incontestable en estas últimas décadas. Probablemente se escribirán, a partir de ahora, sesudos artículos y libros destacando su enorme producción teológica para el mejor conocimiento del misterio cristiano y la constitución de una Iglesia de iguales, su contribución esencial al planteamiento de una ética mundial y el gran papel que él otorga a las religiones en el establecimiento de la paz entre los pueblos. Todo será poco para destacar el ingente trabajo intelectual llevado a cabo por Hans Küng en favor de una mayor humanización de la humanidad y del crecimiento de la espiritualidad en la historia.

Desde el punto de vista de unos cristianos y cristianas de base como nosotros, comprometidos con la historia y con el seguimiento de Jesús en la misma, queremos destacar, en primer lugar, el enorme apoyo que han supuesto para nuestra formación espiritual algunos libros suyos que han hecho época después del Vaticano II y la Teología de liberación, como “Ser cristiano”, “¿Existe Dios?”, “La Iglesia”, “Ética Mundial”, “Una muerte Feliz”, etc. Y, en segundo lugar, nos han ayudado a abrir los ojos las grandes preguntas que Hans Küng se ha venido haciendo en su vida y las grandes claves de su búsqueda que siguen siendo para nosotros y nosotras un acicate. Preguntas sobre el final y destino de la vida, sobre la presencia y el papel de la religión como instancia de sentido y camino de paz en el mundo, sobre la gran responsabilidad de la Iglesia cristiana, como conjunto o ecúmene, en el mantenimiento o fiabilidad (infalibilidad) del mensaje que transmite y el papel ejemplar de la misma institución eclesial llamada a ofrecer a sí misma y al mundo un paradigma de democracia en este mundo de Dios.

No quisiéramos cerrar esta nota sin agradecer a Hans Kang su vida ejemplar como ciudadano creyente, su lucidez y honestidad intelectual, su fe/confianza en el sentido de la realidad, de la vida. El rechazo equivocado por una Roma obcecada y poco misericorde lo ha convertido en una de las personas más católicas (en sentido universal) y más influyentes en la espiritualidad de las últimas décadas.

Queremos despedirnos de Hans con la confianza que él mismo nos ha ofrecido durante su vida y concretamente en la respuesta que dio a la periodista Anne Will que— a propósito de su libro Una muerte feliz—, le preguntaba en el canal ARD de la televisión alemana: “¿por qué desea terminar con su vida, si percibiera indicios de una demencia incipiente?… Porque no soy, dice, de los que piensan que la vida terrenal lo es todo… No creo que vaya a morir en una nada…sino que voy a morir en una última realidad… y que desde allí encontraré una nueva vida. Esta es mi convicción por la fe”.

¡Que tu convicción se haya cumplido con creces, hermano Hans!

 

Paseando una tarde por el pueblo, el niño me preguntaba:

-Qué es la iglesia?

Pues mira, niño, la iglesia…

-¿Y quién hizo la Iglesia?

-Pues mira, niño, la iglesia…

-Y de quién es la Iglesia…

Y no tuve más remedio que ignorar al notario.

(En memoria del poeta Manuel Fernández Sanz)

 

Tema: Charla-coloquio sobre Inmatriculaciones
Hora: 6 abr. 2021 06:45 p. m.

Unirse a la reunión Zoom
https://us02web.zoom.us/j/85301472747?pwd=UVpwUUpvWnlaMFVmVWgybC9FSm5EZz09

 

ID de reunión: 853 0147 2747
Código de acceso: 331332

 

Charla Inmatriculaciones

 
Redes Cristianas

 

Respecto a los hechos producidos ante las oficinas del arzobispado de Madrid el pasado 22 de marzo, en los que un grupo de 15 mujeres, pertenecientes a Apostasía Feminista Colectiva, se dirigían a presentar su declaración de apostasía, en base a las normas legales correspondientes, se vieron sorprendidas por la presencia de la Policía Nacional, que las esperaba ex profeso, procediendo irregularmente a su identificación, por lo que algunas de ellas expresaron su protesta. Tras lo cual, se les ha abierto expediente sancionador, que con toda probabilidad acabará en una multa cuantiosa a varias integrantes del grupo. Redes Cristianas expresa la más enérgica condena, en base a las siguientes consideraciones:

 

1º. Resulta de todo punto lamentable y denunciable que el ejercicio de un derecho, derivado de la libertad de conciencia, se vea coartado por una intervención policial injustificable, que se pueda saldar además con sanciones económicas a las interesadas.

2º. La Delegación del Gobierno en Madrid infringe en este caso la propia Constitución Española, sea por propia iniciativa o por petición de la jerarquía diocesana, lo que aún sería más anómalo. Pero, en todo caso, interviene de forma persecutoria contra este grupo de mujeres, que no han quebrantado ninguna norma. Y aún pretende hacer uso de su facultad sancionadora para culminar esta actuación antidemocrática.

3º. Exigimos al Arzobispado de Madrid en primer lugar, que aclare si ha sido la diócesis quien reclamó la intervención policial, pidiendo en tal caso públicamente perdón a las personas afectadas y, en segundo lugar, que exprese a la Delegación del Gobierno de Madrid su oposición a que se sancione a las mujeres expedientadas, por constituir un acto de persecución impropia, que la Iglesia no puede compartir.

4º.La Delegación del Gobierno en Madrid debe entender que nuestro país es un Estado aconfesional donde hay que respetar una cultura laica, dentro de la democracia vigente, y que ello impide actuaciones como ésta, contraria a los derechos humanos y muestra unos tintes autoritarios, deseables para la ultra derecha, pero indefendibles desde los usos políticos de un gobierno progresista, que es el que nombra a su titular. Por tanto, debe rectificar de inmediato esa postura y, en su caso, depurar las responsabilidades pertinentes, a fin de subsanar un incidente tan deplorable.

5º. Redes Cristianas se une a todos los colectivos sociales que han mostrado su solidaridad con el grupo de mujeres implicadas, y como parte que es de la propia Iglesia, muestra su total desacuerdo con actitudes como las producidas, ya sea por la autoridad eclesiástica, ya sea por la autoridad civil, para que la convivencia democrática sea un hecho positivo y toda la ciudadanía vivamos un disfrute sano de nuestras libertades sin la interferencia de poderes fácticos que las coarten.

 

Redes Cristianas

mar 292021
 
CCP2

 

LUIS PERNÍA. En nombre de las Comunidades Cristianas Populares de Andalucía.

Cuando el mundo aún sigue estremecido por la irrupción de Covid-19 y su incidencia en las desigualdades socia­ les, el pasado domingo, 21 de marzo, Día de la Eliminación de la Discriminación Racial, volvía a recordarnos la igualdad de trato, eliminando la discriminación racial para el logro de una sociedad diversa, plural y cohesionada. Un recordatorio urgente y necesario. Y es que el pasado 31 de diciembre de 2020 la Asamblea General de Naciones Unidas aprobaba, con el apoyo de 124 estados, una resolución de medidas concretas para la eliminación de la discriminación racial, del racismo, la xenofobia y las formas conexas de intolerancia. La decepción fue que los países occidentales, entre ellos España, se abstuvieron en esta resolución que busca intensificar los esfuerzos de lucha contra el racismo.

Llovía sobre mojado. En 2019 España también se abstenía en otra Resolución contra la glorificación del nazismo y otras formas políticas que contribuyen a exacerbar las formas contemporáneas de racismo, que finalmente se aprobó el 16 de diciembre de 2020. Ambas abstenciones manifiestan una falta de voluntad política para abordar el racismo, un fenómeno arraigado en nuestro país, aunque preguntar en nuestros círculos de amigos y familia si somos racistas, se percibe como extraño u ofensivo. Sin embargo, con frecuencia, escuchamos comentarios como «nos quitan el trabajo», «reciben más ayudas que nosotros», «solo vienen por las pagas del Estado», «Si tanto te gustan, mételos en tu casa», que dejan al descubierto la persistencia de pre juicios, estereotipos y actitudes excluyentes.

Un breve recorrido histórico al racismo nos lleva desde los oscuros tiempos del pasado esclavista, donde fuimos de los últimos estados en la abolición, a finales del siglo XIX, a los numerosos desencuentros racistas violentos entre payos y gitanos, y a los hechos más recientes contra personas migrantes. Algunos hitos han sido: el asesinato de Lucrecia Pérez en Aravaca (1992); los incidentes de El Ejido, el episodio violento colectivo racista más significativo de nuestro país (2000); y el incendio de los almacenes chinos de Elche; (2004). Al no existir vías legales para emigrar a Europa, hay que considerar también como racismo las 2.170 víctimas, que según fuentes de Caminando Fronteras, han perecido en 2020 en las cuatro rutas que tienen a España como destino (la canaria, la-del Estrecho, la de Alborán y la de Argelia).

 

Discriminación étnico-racial es todo trato diferenciado, excluyente o restrictivo basado en el origen étnico-cultural (hábitos, costumbres, indumentaria, símbolos, formas de vida, idioma y creencias de un grupo social determinado) y en las características físicas (como el color de piel, facciones, estatura, color de cabello, etc.) que tenga como objetivo anular o menoscabar el reconocimiento, goce o ejercicio de los derechos y libertades fundamentales de las personas en la esfera política, económica, social y cultural.

Experimentamos un auge de la xenofobia al calor de discursos de partidos populistas que agitan los fantasmas y miedos de la inseguridad y el paro, igual que sucede en otros estados europeos. Al mismo tiempo, cada vez son más las voces que denuncian el racismo sufrido en España: el actor Marius Makon, que ha trabajado en varias series, y al que cuando intentaba pedir un desayuno en un bar una señora le dijo que «no quería ver a un negro detrás». Acto seguido le propinó un botellazo advirtiéndole «soy blanca, te puedo matar y no pasa nada»; o la activista Desirée Bela-Lobedde ante la inquina por su documental ' Soy negra en España' o la concejala Fátima Taleb, escupida en la cara por pertenecer a la minoría musulmana de Badalona; o el futbolista Iñaki Williams por los insultos en el campo de fútbol, o la reciente ganadora del Premio Nadal de novela, Najat El Hachmi.

Ya no podemos seguir ocultándolo. Los datos visibilizan esta realidad invisible. Los informes anuales de Interior sobre la evolución de los delitos de odio en España ponen de manifiesto el incremento de las denuncias por discriminación racial. Los delitos e incidentes de odio aumentaron un 6,8 % en 2019 con respecto al año anterior, y los motivados por racismo y xenofobia fueron los que más incrementaron, un 20,9%, respecto a año 2018.

Por otro lado, los avances en el ámbito normativo por eliminar el racismo y la xenofobia han sido muy pobres. A nivel estatal, la Estrategia Integral contra el racismo y otras formas conexas de intolerancia, aprobada en 2011, ha quedado anticuada y es preciso adecuarla al contexto actual. Las políticas migratorias en el ámbito de las comunidades autónomas o entidades locales están prácticamente ausentes. Por ello, España está siendo apremiada para desarrollar un marco normativo en forma de una ley integral contra el racismo y la xenofobia.

Será, pues, fundamental un diálogo con la sociedad civil, aprendiendo de otros países que han sufrido graves estallidos sociales por motivos racistas. En definitiva, es momento de actuar contra el racismo a través de políticas y acciones valientes, que permitan construir una sociedad diversa, plural y cohesionada en la que la igualdad de trato y oportunidades sean reales, recordando a Nelson Mandela «Nadie nace odiando a otra persona por el color de su piel, o su origen, o su religión».

 

LUIS PERNÍA, en nombre de las Comunidades Cristianas Populares de Andalucía.

 
CCP2

 

 

Ocurrió en el vuelo de regreso de Río de Janeiro a Roma. Después de la Jornada Mundial de la Juventud celebrada en Copacabana en julio de 2013, el papa Francisco se dirigió a los periodistas del avión y les preguntó: “¿Quién soy yo para juzgar a los homosexuales?”. Jesús de Nazaret nunca condenó la homosexualidad, fue Pablo de Tarso el que señalaría, desde su educación y formación farisaica, a los adúlteros, afeminados, homosexuales, ladrones, borrachos, como excluidos  del  Reino de Dios (Cor 6, 10). Incluso cuando se habla de sodomitas en el AT, según algunos hermeneutas, el pecado de Sodoma fue la falta de hospitalidad con los mensajeros de Dios. No siendo un pecado sexual, sino social. La homosexualidad no es un pecado contra natura, la propia naturaleza tiene mil pruebas de ello; para el evangelio los pecados contra natura son las guerras, el hambre, la falta de un techo digno, la ausencia de vacunas y medicamentos para las enfermedades, el abandono de niños y ancianos, la vejación de las mujeres. El Dios padre-madre es un Dios inclusivo, abraza a todos sus hij@s, es el papaíto o la mamaíta como diría Jesús de Nazaret, que no distingue por etnias, orientación sexual, género o creencias. El programa de Jesús es la Bienaventuranzas y la evaluación de ellas la encontramos en el juicio de las naciones de Mt 25, 31-46: “tuve hambre y me disteis de comer, tuve sed y me disteis de beber, fui forastero y me hospedasteis, estuve desnudo y me vestisteis, enfermo y me visitasteis, en la cárcel y vinisteis a verme”. ¿Desde qué supuestos evangélicos se basa la doctrina de la Iglesia para prohibir el matrimonio homosexual?

 

Veinte siglos después, en 1948, tuvo lugar la Declaración Universal de los Derechos Humanos, en cuyo primer artículo se afirma que “todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos”. Completado  con el artículo segundo al referirse a que no debe existir distinción alguna de “raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole”. Es más, el artículo doce señala al que ose entremeterse en la “vida privada, su familia, su domicilio o su correspondencia, ni de ataques a su honra o a su reputación”. El artículo16: 1 proclama que  “los hombres y las mujeres, a partir de la edad núbil, tienen derecho, sin restricción alguna por motivos de raza, nacionalidad o religión, a casarse y fundar una familia (no indica que tenga que ser exclusivamente heterosexual el matrimonio). ¿Cómo puede negar la Iglesia este derecho humano? Como plantea el teólogo José María Castillo, el Estado Vaticano “pone de manifiesto la contradicción en que vive una institución religiosa que, por boca de su autoridad suprema, exhorta a los demás al cumplimiento de los derechos humanos, al tiempo que en esa misma institución, tales derechos no se ponen en práctica (…) Los súbditos del Estado Vaticano carecen de derechos debidamente garantizados, es evidente que dentro de ese Estado no resulta posible reconocer y poner en práctica los derechos humanos”. Además la iglesia vive una gran esquizofrenia en su propio seno como describe el escritor Frédéric Martel en el libro, Sodoma, poder y escándalo en el Vaticano, que arroja luz sobre uno de los mayores secretos de nuestra época: “el Vaticano (según el autor) es una organización con predomino gay”. El papa Francisco, que llegó a leer el libro, manifestó que era “correcto”.  Solo una cosa es segura: la relación de la Iglesia Católica con la homosexualidad está marcada por contradicciones y doble moral.

Cada vez son más países los que aprueban el matrimonio entre personas del mismo sexo, ¿hasta cuándo la Iglesia católica estará al margen de las constituciones de los estado democráticos? ¿Hasta cuándo la iglesia dejará de causar tanto sufrimiento y dolor entre los creyentes homosexuales? Incluso jerarcas católicos alzan su voz en contra de la postura oficial de la iglesia como el presidente de la Conferencia Episcopal alemana, Georg Bätzing, que dijo no sentirse “feliz” por la toma de postura de Roma en este momento. Y es que la teología romana parece haber retrocedido de nuevo a los tiempos previos al Concilio Vaticano II: La Edad Media.

 

Por Miguel Santiago. En nombre de las Comunidades Cristianas Populares de Andalucía.

21 de Marzo de 2021.

“Podrán cortar todas las flores pero no podrán detener la Primavera”. (Pablo Neruda)

 

 

 

Comunicado de Católicas por el Derecho a Decidir, que puede leerse en este archivo:

 

COMUNICADO CDD_LA IGLESIA DE JESÚS DEBE SER INCLUSIVA_[89948]

 
Foro Gaspar García Laviana

 

Llevamos ya mucho tiempo viviendo en pena diaria, debido al sufrimiento de tanta gente que enferma o muere a causa de la COVID-19. Son muchas las familias que sufrieron el desgarro de no poder estar cerca de ellos durante su enfermedad ni a la hora de morir. Hay que añadir otras penas menores, como no poder tener, como de costumbre, las relaciones familiares y de amistad que caldean nuestro espíritu y estimulan nuestros sentimientos. Hemos tomado conciencia de nuestra fragilidad, tanto individual como colectiva.

Vivimos profundamente preocupados. La pandemia nos ha convertido a todos en víctimas y verdugos: cada persona con la que nos encontramos puede ser nuestra víctima si la contagiamos o nuestro verdugo si nos contagia, y además sin saberlo.

Vivimos airados, recriminando a cuantos a nuestro juicio son responsables de la situación. Culpamos a nuestros políticos, por no haber sabido valorar este problema, ni haber acertado en las soluciones; por no haber tratado bien, tanto antes como durante la pandemia, ni a la sanidad ni a los sanitarios, por no haber invertido más en ciencia, por haber dejado que desapareciesen importantes empresas relacionadas con los insumos sanitarios. Los culpamos de no habernos dado directrices claras y contundentes, sospechamos que por miedo a sufrir castigo electoral o pérdida de las ayudas que reciben de los empresarios que los apoyan.

Culpamos a los negacionistas de la pandemia, debido a lo absurdo de sus afirmaciones y al desconcierto que pueden producir. Culpamos a los irresponsables que no ponen mascarilla o no guardan la distancia debida. Hemos visto imágenes ciertamente escandalosas.

Culpamos al sistema educativo que no ha sabido enseñarnos a ser ciudadanos responsables. Creemos que no ha sido bien educado quien piensa que su “yo” está por encima de todo y de todos, quien cree que el objetivo fundamental de su vida es el disfrute sin más límites que los que él se imponga. Muchos desconocen el valor que tiene lo que llamamos “el bien común” y lo que nos aporta la sociedad.

También culpamos a los dirigentes políticos de la UE y de la OMS pues nos parece que no han sabido estar a la altura del problema pandémico. Hay que decirles que no ha sido correcto haber asumido el criterio de “sálvese quien pueda”, siguiendo el sistema egoísta e insolidario en el que se basa nuestra civilización. Una situación como esta no se puede solucionar de forma aislada, sino con cooperación mundial, solidaridad y equidad. Estamos inmersos en un problema humanitario.

Quizás estemos equivocados en algunos de nuestros juicios, pero ello podría ser consecuencia de la falta de transparencia habida en la información sobre la situación y las decisiones que se tomaron. Hay quien piensa, con razón, que es lamentable que no dispongamos de cifras fiables actualizadas de todos los fallecidos y en especial que no podamos saber los sanitarios que murieron por atender a los enfermos.

Hay responsabilidades inmediatas, pero hay otras que vienen de atrás. Los recortes económicos que sufrió la sanidad pública y la privatización de parte de sus servicios son importantes causas de su deterioro. Tampoco fueron bien tratados nuestros científicos. Hemos tomado conciencia de la importancia de lo público y pedimos que este sector tenga siempre una atención prioritaria. No haber cuidado la Naturaleza también puede tener mucho que ver con el origen de muchas enfermedades infecciosas y con su transmisión.

Creemos que hay responsabilidades institucionales, pero también individuales. Determinadas reuniones, encuentros, fiestas, etc. han sido especialmente escandalosas. También hubo encuentros familiares innecesarios, se vio a mucha gente en terrazas de los bares sin la correspondiente mascarilla. No podemos entender eso de salvar el Verano, luego la Navidad, la Semana Santa y de nuevo el Verano. Lo que había que haber salvado es la vida de los que murieron.

Nos unimos a quienes dicen que es falso el dilema entre salud y economía. Si no logramos un determinado nivel de salud, no se podrá reactivar la economía.

Somos incapaces de comprender algunas decisiones políticas que van en contra del sentir mayoritario de los mismos políticos y de la mayoría de los epidemiólogos. Lo que resulta evidente es la desorientación que nos producen a los ciudadanos.

Las residencias de ancianos deben ser objeto de una atención especial. Todas deben ser protegidas y controladas con nuevas leyes, pero sobre todo las privadas, que nunca pueden ser utilizadas como si fueran un negocio más, cuyo objetivo fundamental sea la obtención del máximo beneficio a costa de lo que fuere.

Hemos de fijarnos de manera especial en aquellos sobre los que más duramente recaen las consecuencias de los estragos sociales que está causando la COVID-19. La crisis económica ha conducido a que aumentase el número de los empobrecidos, sin embargo, los muy ricos han recuperado ya las pérdidas ocasionadas por la pandemia. Hay que reconocer que los ERTE han salvado a cientos de miles de personas de la pobreza y la desesperación.

El Estado está obligado a atender especialmente a los más débiles, pero todos debemos ser solidarios en estos momentos abriendo bien nuestros ojos y nuestro corazón para detectar las necesidades de quienes nos rodean y colaborar cuanto nos sea posible con las instituciones que los ayudan.

Merecen una crítica severa quienes se han vacunado sin corresponderles. Es escandaloso que entre ellos haya líderes políticos y religiosos. También hay que mostrar nuestro rechazo a quienes con actitud servil han colaborado a que fuera posible este comportamiento tan inhumano. Hay que exigir también que lleguen lo antes posible las vacunas a los países más pobres. Consideramos aberrante que en las ofertas turísticas más exclusivas vaya incluida la vacunación contra el coronavirus.

Es de esperar que los recursos que lleguen de la UE sean bien administrados tanto a nivel estatal como autonómico. Les exigimos también a los políticos diálogo y colaboración leal entre ellos. Estamos ante una situación grave de emergencia nunca vista por nosotros. Todos debemos implicarnos en lograr una pronta solución. No hacerlo sería imperdonable.

 

16 de marzo 2021

FORO GASPAR GARCÍA LAVIANA

 
moceop2

 

La jerarquía de la Iglesia ha vuelto estos días a condenar por enésima vez las relaciones homosexuales. La Congregación para la Doctrina de la Fe respondió negativamente, de forma oficial en la web vaticana, a la pregunta de si la Iglesia puede dar su bendición a las parejas homosexuales: “No es lícito impartir una bendición a relaciones, o a parejas incluso estables, que implican una praxis sexual fuera del matrimonio (es decir, fuera de la unión indisoluble de un hombre y una mujer abierta, por sí misma, a la transmisión de la vida), como es el caso de las uniones entre personas del mismo sexo”.

Aparte de pervertir el sentido evangélico de la bendición: desear la bendición de Dios a los amigos o las buenas personas que la piden –como sigue siendo una bonita práctica sobre todo en los pueblos de América Latina- e incluso a los enemigos (Lc 6,28), esta declaración eclesiástica nos trae de nuevo la postura de la jerarquía eclesiástica frente a las personas y el colectivo LGTBI, que vuelve a ser negativa; aunque unas palabras del papa Francisco hace tiempo parecían presagiar un cambio de actitud. ¿Aprobaría él este comunicado o estará prisionero de los sectores más conservadores y tradicionalistas de la Iglesia para impedir las necesarias transformaciones en ésta?

Nuestra jerarquía sigue empeñada en su tradición doctrinal, sin entender que las relaciones homosexuales pueden ser de amor y, por lo tanto, buenas y muy queridas por Dios. Sigue empecinada en un dogmatismo rayano en fundamentalismo, creyéndose la única intérprete autorizada del “designio de Dios sobre el matrimonio y la familia”, confundiendo lo que Dios quiere con su propia doctrina y prejuicios, y diciendo que si una pareja de gays o lesbianas dice que están verdaderamente enamorados y se aman generosa y limpiamente, se equivocan: es una ilusión, un engaño.

Otra vez la jerarquía de nuestra Iglesia, anclada en prejuicios irracionales, sigue sin tener en cuenta a gran parte del pueblo de Dios, para quien no es aceptable el rechazo de la homosexualidad. Una postura que es, además, muy cínica por parte de muchos de nuestros jerarcas represores, como ha quedado de manifiesto. Manifiesta estar fuera de la evolución histórica y social, fuera de su tiempo, fuera de los avances en los derechos humanos como el que supone amar con respeto y generosidad a quien y como uno quiera. Manifiesta estar fuera del conocimiento de la persona humana que nos fueron dando las ciencias humanas y la experiencia de que hay un espectro muy variado y legítimo de orientaciones sexuales humanas. Manifiesta, en fin, estar fuera de la realidad en el sentido de que las relaciones de amor no están necesaria ni exclusivamente centradas en la procreación, como afirma la nueva moral cristiana que estudiamos hace ya cuarenta años y reconoce para el matrimonio el mismo Derecho Canónico.

Pensamos que lo más grave es que esto sigue haciendo sufrir a muchos cristianos y cristianas, y está contra la misericordia y el amor de Jesús de Nazaret a los excluidos. Lo veíamos estos días en una dolorida y anónima “Carta abierta de un joven gay a Dios con motivo de la última declaración de la Santa Sede sobre la bendición de parejas homosexuales”, aparecida en Religión Digital y de la que recordamos aquí sus palabras, porque las suyas son más importantes que las nuestras:

“Señor, hoy soy solo uno más de tus hijos, que puede ser tu hija, también, y a quien llamas con nombre propio, con plena dignidad… No es nuevo que nos llamen personas con ‘tendencias objetivamente desordenadas’ y que nos pongan el sello del pecado. No es nuevo, pero siempre que se reafirma es doloroso, muerde el alma como el mal espíritu al corazón de tus santos… Recuerdo mi miedo, Señor, miedo que mata la esperanza, que mata la vida…  Señor, veo la iglesia delante de mí cerrada… Y luego pienso, ¿esta es la Iglesia que tú querías? ¿Ésta de puertas cerradas, con olor a polilla, de columnas de piedra, de retablos de oro? ¿Ésta de cardenales que acusan, de poderosos que presionan, que le matan el vuelo a la libertad, a la novedad y al encuentro?…  Te hablo desde mi fragilidad, Señor, desde mi dolor, desde mi soledad… Te hablo desde mis días de… dolor de consciencia desesperada, de sueños rotos, de necesidad de amor, cariño, libertad, paz…  Señor, que repitamos ‘bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque serán saciados’…y que amemos mucho, en nuestros trabajos, en nuestras familias, en nuestras camas, en todas partes, a quien sea y como sea, pero siempre amando”.

Desgraciadamente, la esperanza de que el papa Francisco –tan acertado en otras cosas- iba a liberar el estancamiento de la doctrina tradicional a este respecto, de que iba a hacer avanzar la reflexión e incluso corregirla, se esfumó de nuevo justamente en los ocho años de su pontificado, y sigue en la línea de sus predecesores.

Pero importantes sectores de la Iglesia europea, inmediatamente después de hacerse pública esta declaración, manifestaron que seguirán bendiciendo las uniones homosexuales exigiendo la modernización de la Iglesia, porque –dice un grupo de curas austríacos– “la realidad nos ha demostrado que las parejas homosexuales pueden celebrar el amor de Dios en la Iglesia igual que el resto”.

Como hermanos y hermanas del MOCEOP nos unimos a esta actitud de rebeldía de nuestros colegas ante una norma de la jerarquía que consideramos injusta y que no corresponde con la misericordia de Dios con todos sus hijos e hijas; como ellos, seguiremos con nuestra disidencia práctica y no rechazaremos a ninguna pareja de cualquier condición que se ame y busque de nuestra parte la bendición de Dios.

 
waci

Press Release

So sad that Pope Francis backs the latest Vatican Statement declaring ‘God does not bless LGBTQ Couples’

 

19 March 2021  We Are Church International decries the latest Vatican statement declaring, “the Church does not have, and cannot have, the power to give the blessing to unions of persons of the same sex.”

 

We have been heartened by our Pope’s statements about the importance of love, of families, of reaching out to those at the periphery  and are surprised and deeply discouraged to learn that Pope Francis has endorsed this rigid, unpastoral and totally un-Christian statement written by Cardinal Luis Ladaria at the Congregation for the Doctrine of the Faith.

 

Blessings of LGBTQ couples have been taking place for decades. This Vatican statement will boost and not diminish these blessings. In 29 countries same sex marriage is legal. This is a testament to the rising understanding of people around the world, including Roman Catholics, about the validity and the gift of same sex marriage in our societies.  As Francis DeBernardo of New Ways Ministry says “the toothpaste is out of the tube and it can’t be put back inside.”

 

The statement is not only heartless but shows a complete lack of responsibility. Seventy-one countries still criminalise homosexual activity. Tragically, these countries will take encouragement from this un-Christian statement. The statement endorsed by Pope Francis will lead to renewed attacks on LGBTQ people. Lives will be lost and suicides will increase.

 

God loves LGBTQ couples and families. God will continue to bless LGBTQ couples and families, even if some churchmen in the Vatican think otherwise.

 

Colm Holmes

Chair, We Are Church International

colmholmes2020@gmail.com

M  +353 86 606 3636

www.we-are-church.org

 

We Are Church International (WAC) founded in Rome in 1996, is a global coalition of national church reform groups. It is committed to the renewal of the Roman Catholic Church based on the Second Vatican Council (1962-1965) and the theological spirit developed from it.

 
logocrismhom

La Congregación para la Doctrina de la Fe, aparentemente con asentimiento del Santo Padre, ha dado una respuesta negativa a la pregunta realizada por el Sínodo de Obispos de Alemania, acerca de si la Iglesia tiene poder para impartir la bendición a uniones de personas del mismo sexo. Ha publicado su oposición seguida de una extensa nota.

Desde Crismhom, Comunidad cristiana LGTBI+H y asociación de diversidad sexual e identidad de género, expresamos nuestro dolor e indignación por semejante respuesta, y oramos profundamente por la conversión de los corazones que desde el seno de la Iglesia no son capaces de escuchar el mensaje evangélico del Amor de Dios. Un Amor sin límites basado en la persona y en la mirada de Dios.

Junto a otras entidades del colectivo LGTBI y de la vida religiosa que están avanzando en la consecución del Reino, exponemos:

1. El argumento principal y casi único del responsum es que Dios, supuestamente, ha establecido su designio sobre este asunto de forma terminante, eterna e indiscutible, concretamente en [la interpretación humana e histórica de] los relatos de la Creación del Hombre (Génesis, 1 y 2).

Así, siglos de historia, avances sociales, descubrimientos antropológicos y científicos, luchas y conquistas de derechos humanos, y lo que es más importante, de sufrimiento y marginación de las personas (LGTBI y otros colectivos), que estaban empezando a desaparecer, se estrellan contra la interpretación sesgada de unos textos de varios miles de años de antigüedad, que relatan de forma mítica los orígenes del mundo y cuyas enseñanzas teológicas pueden y deben ser reinterpretadas una y otra vez, a medida que se suceden las generaciones humanas, como ya se hace por otra parte y afortunadamente, con otros textos bíblicos en incontables ocasiones.

Documentos oficiales como este responsum colaboran a perpetuar situaciones de injusticia, marginación y dolor en muchos lugares del mundo. Tomemos como muestra lo recientemente vivido en Ghana. Por ello, hacemos un llamado a cualquier persona de fe y buena voluntad, para que alce su voz contra esta postura radical.

2. Las personas LGTBI cristianas han descubierto, gracias a la Fe, el Amor incondicional que proviene de Dios. Un Dios Padre-Madre, Hijo y Espíritu Santo, que ama a las personas tal y como son, porque así las creó. El amor diverso LGTBI, cuando es auténtico, es tan santo como el heterosexual, y lamentablemente debemos orar aún por la iluminación de cualquier persona que lo vea todavía como pecaminoso o vergonzoso, ya sea en el Vaticano (donde es evidente que queda camino evangélico por recorrer) o en cualquier otra iglesia o institución.

Nos unimos al teólogo católico Brinkschroeder, que afirma que las discusiones espontáneas que han surgido en Alemania sobre estas ceremonias de bendición son una señal de que el pueblo de Dios está más empoderado que en el pasado, y está pidiendo una argumentación teológica real, que no se base en viejos prejuicios y autoridades sesgadas: “No podemos considerar un argumento sobre la diversidad sexual y de género que proviene del Catecismo Católico como justificado teológicamente simplemente porque aparece allí, especialmente porque hay muchos estudios que ya han demostrado su falta de apoyo bíblico y académico”.

3. Las personas LGTBI católicas, y otras muchas católicas de orientación heterosexual, están deseosas de escuchar una Buena Noticia de acogida, participación y celebración de su vida de Fe, incluyendo su amor diverso, por parte de las instituciones de una Iglesia Católica a la que por el bautismo pertenecen y de la cual son hijos, hijas e hijes. Revindicamos aquí la urgencia de una igualdad de derechos. No nos conformamos con una bendición, aunque sea un paso adelante. Los sacramentos deben ser igualitarios, como el Amor de Dios ha sido siempre.
Nos unimos a la Red Global de Católicos Arcoíris, y compartimos sus palabras: Que la Iglesia, como San Pedro, comprenda que “lo que Dios ha purificado, no debes llamarlo impuro” (Hechos 10, 15)

4. Gracias a Dios, más allá y más acá de las instituciones hay otra Iglesia de Jesús que camina por la historia, haciéndose cercana a todo ser que busca y sufre. Una Iglesia en la que las personas LGTBI pueden sentirse absolutamente celebradas y bendecidas, sin prejuicios. Desde Crismhom seguiremos apostando por esta línea de iglesia cristiana.
Queremos agradecer inmensamente la labor callada y sincera, labor de Fe y Amor, de todas esas personas.
También, queremos abrir los brazos y el corazón a la conversión de quien, desgraciadamente, convierte en propio y reglado un Amor que supera las capacidades de cualquier ser humano.

 
moceop2

http://www.moceop.net/vista/ComunicadosIndivi/Moceop8M_2021.php

 

Ante la decisión de la Delegación de Gobierno de la Comunidad de Madrid que no permite la celebración de concentraciones como la que estaba prevista el domingo 7 de marzo a las 12, se va a celebrar un ACTO DE MEMORIA Y ESPERANZA A PUERTA CERRADA PERO SE PODRÁ PARTICIPAR EN DIRECTO A TRAVÉS DEL CANAL DE YOUTUBE DE LA REVUELTA DE MUJERES EN LA IGLESIA

 

La información puede verse en:

REVUELTA DE MUJERES EN LA IGLESIA (asociaciondeteologas.org)

 

 
CCP2

            

            Las inmatriculaciones realizadas por la jerarquía católica a lo largo de decenas de años tienen como denominador común un Estado que no termina de ser aconfesional, haciendo posible su resultado, y una jerarquía católica anclada en el dogma, el poder, el dinero y el prestigio, todo lo contrario a los valores de Jesús de Nazaret: amor, justicia y paz. Como afirma el teólogo José M. Castillo: “los obispos creen más en la riqueza que en el Evangelio de Jesucristo”.

Las diferentes plataformas ciudadanas patrimonialistas, defensoras de nuestro patrimonio, unidas a colectivos como Europa Laica, Redes Cristianas o Comunidades Cristianas Populares vienen luchando desde hace años por conseguir que se hiciera público el listado de inmatriculaciones, uno de los males endémicos del Estado español, y porque el Gobierno invalidase las inmatriculaciones de aquellos monumentos que no tuviesen título de propiedad. Ahora se desdicen de lo que prometieron en el discurso de investidura de Pedro Sánchez y en sus programas electorales (PSOE y Unidas Podemos). Casi tres años después de haberlo asegurado, el gobierno de coalición hace público el listado de 35.000 bienes, acompañado de un informe en el que cuestiona la constitucionalidad de las inmatriculaciones, pero prefiere lavarse las manos delegando en los ayuntamientos y particulares la reclamación indebida de los bienes. El Estado español es el que tendría que proteger nuestro legado patrimonial como así hizo Francia, desde 1905 (el patrimonio pertenece al Estado y el usufructo a la Iglesia), o en Portugal con el concordato de 1940, en plena dictadura de Salazar.

 

Con el consentimiento de los Gobiernos del PP y PSOE la jerarquía católica ha ido enriqueciendo su legado con su particular modus operandi: el Estado realiza la inversión pública, acorde con la Ley de patrimonio de 1985, mientras ellos cobraban las entradas a modo de donativos, es decir, exentos de impuestos. Millones y millones de euros se embolsa la jerarquía católica, obispados y cabildos, cada año por visitar los monumentos (catedrales, Mezquita de Córdoba, Giralda de Sevilla). ¿Dónde va destinado ese dinero? Una parte considerable a su propia estructura, en construir colegios privados, en fondos de inversión, en mantener a sus medios de comunicación como la COPE o 13TV… Cáritas u otras obras sociales apenas se ven favorecidas por estas recaudaciones.

 

Las Comunidades Cristianas Populares  se preguntan ¿qué tiene que ver todo ese negocio con el Evangelio?, ¿Qué tiene que ver Jesús de Nazaret con esta lujuria de poseer y acumular bienes? El evangelio nos recuerda que “es más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja, que un rico entre en el reino de los cielos.” ((Mt 19, 24 par). Se siguen preguntando ¿qué tiene de parecido un seguidor de la comunidad del Nazareno con un cardenal o un obispo? Los primeros, a petición de su maestro, “tenían que dejarlo todo” (Mc 10, 28; Mt 19, 27; Lc 18, 28), los segundos viven en sus monumentales palacios episcopales. Y siguen cuestionando ¿qué llevaban los primeros seguidores de Jesús de Nazaret y cómo van los obispos y cardenales? Los llamados discípulos no llevaban nada para cumplir su misión ((Mt 10, 9-10; Mc 6, 8), los jerarcas visten con ricas mitras y báculos, con vistosos anillos de oro y perlas preciosas, con capas pluviales bordadas con hilos de oro.

 

Bajando al terreno de la legalidad nada se le está quitando a la Iglesia católica que mantiene intacto su derecho a registrar lo que crea que le pertenezca, pero acreditándolo sin privilegio alguno. Estos privilegios (inconstitucionales) permitieron que los obispos pusieran a su nombre la Mezquita de Córdoba, la Giralda de Sevilla o la Catedral de Burgos, mientras en otros países de Europa  la Catedral de Lisboa o la Catedral de Nôtre Dame pertenecen al pueblo.

 

Por todo ello las Comunidades Cristianas Populares de Andalucía y del Estado español, junto a otros colectivos, exigen al Gobierno que el domino público sea intransferible. Perteneció a nuestras generaciones pasadas, pertenece a nuestras generaciones presentes y pertenecerá a nuestras generaciones futuras. El patrimonio religioso debe estar inscrito en el patrimonio nacional. Ha sido el fruto del trabajo y las aportaciones del pueblo a lo largo de la historia. Al mismo tiempo, también demandan que la nulidad de las inmatriculaciones efectuadas sin un título de propiedad sean innegociables. No es de recibo que al inscribir un monumento por 30 euros lo administren  y se lucren de sus ingresos por la venta de entradas, pudiendo llegar a alcanzar los 20 millones de euros, como es el caso de la Mezquita de Córdoba.

 

Nuestra fuerza es la tenacidad, la unidad y el convencimiento para conseguir los objetivos justos que estamos reivindicando. Todo sea por un verdadero Estado Social y Democrático de Derecho, moderno y laico.

 

23 de febrero de 2021

Miguel Santiago Losada, en  nombre de

Comunidades Cristianas Populares

 

 

 

Adjuntamos los carteles de distintas concentraciones y encuentros que van a tener lugar en varias ciudades entre el 1 de marzo hasta el domingo 7 de marzo:

Concentración Madrid 7 de marzo 2021Foro 1M[88927]NuevoIMG-20210221-WA0005[88784]CórdobaIMG-20210224-WA0015[89022]SantiagoIMG-20210223-WA0010[89020]GranadaIMG-20210223-WA0003[88782]BilbaoIMG-20210225-WA0004[89021]Zaragoza

feb 192021
 

Con ocasión del Día de la Justicia Social os mandamos este video y comunicado sobre “Justicia fiscal – Justicia Social”

VÍDEO EN YOUTUBE: https://www.youtube.com/watch?v=ScidKbXfQYE

COMUNICADO EN LA WEB: https://www.plataformajusticiafiscal.com/noticias/44/espana-a-la-cola-de-la-ue-en-justicia-fiscal-y-justicia-social-tambien-en-pandemia

 

 

Creo que la democracia siempre debemos considerarla como un objetivo permanente de conquista al que nos vamos acercando. Históricamente ha habido pasos atrás, como cuando se instala en un país una dictadura, pero es de esperar que en los grandes ciclos históricos se observe un progreso democrático.

¿Cuál es el contenido de ese objetivo, aquello por lo que hemos de luchar para que nuestra sociedad sea cada vez más democrática? Pues nos lo indica la misma palabra: que sea el pueblo quien gobierne cada vez más de verdad. EL pueblo ejerce su gobierno a través de unos representantes que él elige. Pues en la medida en la que estos legislan, juzgan y gobiernan en consonancia con los intereses del pueblo, se podrá decir que hay más o menos democracia. En la medida en la que eso ocurra solo teóricamente y no así en la práctica, decimos que la democracia es más bien formal que real. Hay quien hace ya una crítica a este modo de realizar la democracia y pide que el pueblo gobierne “directamente”, no a través de mediadores, pues casi todos, dicen, les han traicionado.

Observando la realidad de la situación del pueblo español, ¿qué podemos decir en cuanto al nivel de democracia que hay en este país? Cuando la desigualdad en España es tan grande, cuando la pobreza afecta a tantísimos, cuando hay tanto fraude fiscal, cuando no están respetados derechos tan importantes como el de la vivienda y del trabajo, cuando hay tantos salarios indignos, cuando no son atendidos como debieran todos los enfermos, incluidos los que tienen carencias especiales, cuando es posible tanta corrupción, cuando existe una injerencia tan evidente de los políticos en el gobierno de los jueces y fiscales…, y otras tantas situaciones semejantes, no podemos decir que un país así, llámese España o como sea, es un país democrático en un nivel aceptable. Es entonces cuando llamamos formal a esa democracia, debido a que tiene muchas carencias. Es democrática, pero no del todo. No sé por qué se forma tanto alboroto porque alguien diga algo tan evidente.

Trataré de enumerar algunos otros defectos concretos de nuestra democracia, que hay que encuadrar dentro del sistema económico capitalista, que hoy se rige básicamente por la ideología neoliberal. Siendo esto así, ya sabemos que la democracia estará condicionada por el poder económico que intentará siempre estar obteniendo el máximo beneficio en el tiempo más corto. Generalmente pensamos que el mundo está en manos de un puñado de personas poderosas que determinan las decisiones que se toman en los Estados, o que son las grandes instituciones financieras y las empresas transnacionales quienes condicionan las decisiones políticas. También existe la opinión de que el mundo está gobernado por los dirigentes de los países más importantes. Quizás no se pueda determinar quienes son los que más influyen en la marcha de la economía mundial, pero sin duda que son todos los que más poder económico tienen.

Responderé ahora a una pregunta que tiene que ser la primera que uno debe hacerse: ¿es el pueblo quien gobierna en España? No cabe duda de que no. A simple vista diríamos que quienes nos gobernaron fueron y son unos partidos políticos que hemos votado en determinados momentos electorales. Pero nunca nos han dado la posibilidad de elegir a personas concretas. Ni siquiera podemos cambiar el orden dentro de la lista de un partido. Ante nosotros, pues, tenemos un déficit democrático. Muchos piden, yo creo que con razón, listas abiertas, que podamos escoger a quienes queramos entre todos los que se presentan en unas elecciones.

Me parece que para poder dar este paso sería necesario una adecuada educación política de los ciudadanos y la voluntad por nuestra parte de adquirirla. Tenemos que conocer, aunque sea básicamente, los programas de todos los partidos, al menos de los más importantes. Tenemos que conocer algo de las bases de nuestro sistema político. Si los distintos partidos políticos nos dijeran cómo hacen sus listas para representar a los ciudadanos, si nos contaran las luchas internas que hay en esos momentos y cuales son los méritos de los “elegidos” y los motivos de los que “caen” de ellas, no sé si quedaríamos bastante decepcionados. Así la situación, hay que resaltar de antemano este condicionamiento de votar la lista de un partido y, además, tal como él nos la presenta. Creo que estamos ante un déficit democrático.

La educación política de la que he hablado tendría que conllevar crear en el ciudadano-votante la responsabilidad de participar en los cauces de diálogo que necesariamente tiene que haber entre los representantes y los representados para analizar la política que hacen y canalizar a través de ellos las propuestas para satisfacer las necesidades ciudadanas. Un Estado no es democrático solo porque haya elecciones cada un cierto tiempo.

Toquemos otro tema: ¿En el momento de elegir somos totalmente libres? Quizás nos parezca que sí, pero la verdad es que normalmente, en cualquier lugar del mundo, más o menos, ha habido unas influencias permanentes de propaganda política y más intensamente durante el periodo electoral para que nos decantemos hacia unos u otros. Según el nivel democrático de los diversos países serán más o menos burdas. En las democracias “avanzadas” las voluntades se mueven más sutilmente. En nuestro análisis entran ahora en juego los medios de comunicación, que de continuo son voceros ideológicos que están a diario esforzándose en crear sintonía hacia aquellos grupos políticos que defienden sus intereses económicos y animadversión hacia el resto. Es interesante saber quienes son los propietarios, o tienen mayoría de acciones en los grandes medios que dominan la comunicación. Los “tertulianos” que habitualmente los representan no ocultan su ideología, que uno nota bien porque siempre adoptan la misma posición. Antes de hablar sobre un tema, sabemos de antemano qué es lo que va a decir cada uno. En la prensa la mayoría conservadora es abrumadora y luego son esos los más llamados a las tertulias de la radio y de la televisión. Bien es verdad que desde hace algún tiempo se invita a participar a periodistas de medios digitales que son de distinta ideología. El bajo nivel crítico de la ciudadanía facilita bastante su influencia. En estos últimos tiempos la opinión pública está aún más contaminada por la permanente difusión de noticias falsas, que, además, son tan irresponsablemente acogidas y difundidas por mucha gente sin analizar su contenido.

La complejidad hoy de las relaciones humanas dificulta la labor de los gobiernos: algunos productos para satisfacer nuestras necesidades se estén elaborando a muchos kilómetros de distancia, en países donde nuestros gobernantes no tienen influencia alguna. Nuestra dependencia de China respecto a las mascarillas es un ejemplo claro y otro ejemplo cuando el presidente Zapatero se vio obligado a hacer unas reformas impuestas por los mercados financieros y por la UE. Nos obligaron a reformar la constitución para que el pago de la deuda pública tuviese preferencia frente a cualquier otro gasto del Estado en los presupuestos generales, sin enmienda o modificación posible.

Hablando de los Estados nacionales y de la UE hay que recordar los grupos de presión que ejercen su influencia sobre los legisladores para hacer leyes que favorezcan sus intereses económicos. Con ellos tiene relación el tema de las puertas giratorias: los políticos que cuando dejan su actividad en el gobierno o en las Cortes entran a formar parte de los consejos de administración de importantes empresas se pueden contar por decenas. Esto a mí me parece un signo claro de corrupción democrática.

España es un país democrático, pero tenemos que hacer que sea cada vez más realmente democrático, que lo será cuando los intereses del pueblo estén en primer plano.

José María Álvarez. 14-02-2021. Del Foro Gaspar García Laviana

 

Se adjunta el cartel del Foro online que se celebrará el 1 de marzo

Convocatoria Online del Foro[88112]

feb 122021
 

Las Comunidades Cristianas de Base de Murcia celebran todos los años un ciclo de conferencias que se titulan “LÍNEAS ROJAS”, en colaboración con HOAC. El año pasado no pudieron celebrarlas pero este año han decidido utilizar la tecnología, a través de zoom.  Es una oportunidad para que participe más gente que, de otra manera, no podría asistir.

La información detallada está en Comunidades Cristianas de Base de la Región de Murcia (comunidadescristianasdebase-murcia.com)

Ciclo Lines Rojas 2021[88267]

 

 

Ciclo Lines Rojas 2021_2[88268]Charla 1 Ciclo 2021_Comunidades[88266]

 Actualidad de Redes Cristianas  Comentarios desactivados
feb 092021
 
Encrucillada

O próximo venres, 12 de febreiro, ás 20h, no zoom de Encrucillada, poderán asistir a un coloquio con Marta García Fernández sobre a formación do Antigo Testamento. Esta actividade enmárcase nos Coloquios na Encrucillada, ao fío dos artigos publicados no nº 220 da revista Encrucillada (nov-dec 2020).

 

No seguinte enlace, Marta García convídaos a ler a súa colaboración (que vai adxunta), suscitando preguntas que poden atopar no texto.

https://www.youtube.com/watch?v=7R56FIlNJao&feature=youtu.be

 

O enlace para participar no coloquio é

Encontro con Marta García- Ler a Biblia esbozando claves de lectura, 12 Feb, 2021 08:00 PM Madrid. Link Zoom: https://zoom.us/j/93524843964

 

Animámolos tamén a que compartan esta información coas persoas que crean lles poda interesar. Tamén a partillalo por wahtsapp e nas súas redes sociais. Non fai falla ser subscritor/a para participar.

Esperámolos!!

 

Asoc. Encrucillada

ENCRUCILLADA_nº 220 Marta García Ler o Antigo Testamento[87604]

feb 082021
 

 

La pandemia del COVID-19 que sufrimos desde hace casi un año, y que tan difícil resulta erradicar, ha venido a mostrarnos lo vulnerable que es nuestra sociedad a pesar de los grandes avances técnicos y científicos de los que alardea. Pero sobre todo, ha puesto en evidencia, en el terreno de la ética o moral, las carencias y vergüenzas del sistema de valores sobre el que la sociedad se asienta.

 

Con independencia de cuál haya sido el origen de la epidemia y sus formas de transmisión, conviene destacar que su difusión no hubiese sido tan rápida y masiva si nos hubiese encontrado con un sistema sanitario más fortalecido y racional. Vamos a ver que la falta o deficiencia de preparación tiene mucho que ver con el carácter egoísta e insolidario del sistema en el que se basa nuestra civilización. En efecto, el sistema sanitario (al igual que el educativo, laboral y otros) había venido sufriendo, y no sólo en nuestro país, durante más de una década recortes y privatizaciones que le privaban de eficacia frente a emergencias como la que nos planteó la pandemia.

 

Es necesario aclarar que si en esos sistemas sociales, la sanidad entre ellos, sufrieron esa merma y degradación que les privaba de eficacia es porque la tenían. Y si en estos países del área capitalista había unos servicios sociales fuertes es porque se construyeron en su momento. Es necesario que veamos cuándo y porqué se fomentó ese tipo de sociedad a la que se llamó Welfare State o «Sociedad del Bienestar», y que se define como propuesta política o modelo general del Estado y de la organización social, según la cual el Estado provee servicios en cumplimiento de los derechos sociales a la totalidad de los habitantes de un país. Si no tenemos en cuenta porqué se creó en el mundo desarrollado este tipo de sociedad y porqué se procedió después a su demolición, no habremos entendido nada de lo que está ocurriendo y de las lecciones que nos aporta la actual pandemia.

 

La Sociedad del Bienestar se creó y fue desarrollada durante la Guerra Fría. Se trataba de desactivar el sujeto histórico de la Revolución. Había un bloque socialista con regímenes comunistas que ponía énfasis en las conquistas sociales a favor de toda la población igualitariamente. El capitalismo, para superar ese desafío debía convencer a la población, en especial a las clases trabajadoras, de que no era necesario el socialismo para alcanzar esas altas metas de bienestar social. El experimento dio resultado. Las clases bajas de la sociedad se dejaron engañar. El comunismo no se expandió y además fracasó en los lugares donde se había implantado ese tipo de regímenes. Tras la victoria del capitalismo ya no había necesidad de mantener la farsa de la Sociedad del Bienestar. Desapareció el trabajo fijo para ser sustituido por precariedad laboral y contratos basura. Vinieron los recortes en la sanidad, la enseñanza, la privatización de empresas públicas… El capitalismo pudo permitirse el lujo de mostrar su verdadero rostro, su verdadera naturaleza, que se basa en el egoísmo, la insolidaridad, la persecución de provecho privado en perjuicio del interés general, el elitismo, el dominio de clase, el sistema de privilegios, la desigualdad social, el desprecio a los débiles…

 

En el caso concreto de la sanidad, que es lo que nos ocupa ahora, el desmantelamiento del sistema sanitario público se concretó en la privatización de hospitales y la merma de los recursos de la sanidad pública, que implica merma de los servicios que ésta puede proporcionar. Algunos de los servicios que aún presta la sanidad publica fueron y son externalizados, es decir encargados o asignados a las entidades privadas cuyo crecimiento y difusión se fomenta. Esta privatización de lo público significa que se deja la promoción y prevención de la salud en manos de quien no tiene como prioridad básica la salud misma y el servicio a la sociedad sino el lucro, el provecho económico. Este sistema castiga a los sectores sociales con menos recursos: en él sólo tendrán una sanidad de calidad quienes puedan pagársela. Ni qué decir tiene que la desigualdad es más acentuada si se considera la situación de los países subdesarrollados, lo que se conoce como Tercer Mundo, donde ni siquiera en la época del Estado de Bienestar alcanzaron los beneficios que ésta otorgaba a las clases humildes del mundo industrializado.

 

Otro factor que contribuyó a dejarnos indefensos ante las epidemias que aparecen (antes fue el SIDA, el ébola, las diversas mutaciones de la gripe…) es la naturaleza del sistema de investigación científica. Sabemos que en España siempre estuvo muy abandonada la investigación, y los científicos españoles que tuvieron éxito tuvieron que materializarlo en del extranjero. En todo caso, no cabe duda de que en este terreno, como en otros muchos, se avanzó considerablemente y el progreso es continuo. Pero también en este tema se perciben los nefastos efectos de la gestión privada sobre asuntos que atañen al interés general, el control, por parte del capital privado, de los recursos y servicios necesarios para toda la comunidad.

 

Y en esto llegó la Pandemia del COVID-19, que no entiende de clases sociales y tampoco de fronteras entre países. Ataca a todos y es invencible si se le deja algún resquicio y ya vimos que el sistema económico-social imperante en el mundo, por su naturaleza generadora de desigualdad, le deja amplio margen a las epidemias para perpetuarse y generar nuevas cepas. Por su naturaleza generadora de elitismos y privilegios, nuestra sociedad no sabe armarse de una sanidad pública y eficaz. Y por la misma razón tampoco sabe afrontar las consecuencias y darles solución. Estamos viendo el mercadeo que se traen con las vacunas. La investigación y elaboración de éstas es asunto susceptible de monopolio por parte de universidades y laboratorios privados, y el resultado es que los países ricos las adquieren antes y en mayor cantidad que los subdesarrollados, y en cada país los ricos las acaparan antes que los pobres, y si hay que organizar su distribución, los privilegiados se saltan en provecho propio todo tipo de plan organizado.

 

La pandemia ataca a todos de forma general y puede ser vencida sólo por la protección de todos de forma general. En esta guerra no caben diferencias ni privilegios. Además, por las consecuencias de los confinamientos y restricciones que la pandemia nos impone, se va a ver muy afectada, lo está siendo ya, la producción y la forma de vida que se basa en ella. La economía está sufriendo un duro golpe, y esto va a producir también convulsiones políticas. Quizá sin que lo percibamos siquiera, estamos asistiendo a la muerte del mundo que conocimos hasta ahora, y no nos estamos preparando para lo que viene. Sería una catástrofe que se pretendiese perpetuar el modelo de sociedad, egoísta e insolidaria que hasta ahora persistió.

 

La lección de la pandemia es que el tipo de problemática que genera sólo puede ser afrontado desde un sistema social más justo y más humano. Con unos valores que antepongan la persona humana y sus intereses a los particulares de unos países sobre otros y unas clases sobre otras, y bajo la gestión de entes estatales, comunitarios, que representen a todos por igual, y no compañías anónimas que son el instrumento de los poderosos para mantener su dominio. El mundo que viene ha ser igualitario o no será posible en absoluto.

 

Faustino Castaño (pertenece al Foro Gaspar García Laviana y a las Comunidades de Base de Gijón)

8 de febrero – 2021

 

 

 

 

 
pedro-casaldaliga2

El número 156 de la revista Éxodo está dedicado a Pedro Casaldáliga, puede leerse en la edición digital en este enlace:

Home – Éxodo

Con la partición de Francesc ESCRIBANO, Miguel Ángel de PRADA, Evaristo VILLAR, Luis ARANGUREN, Mauro PASSOS, María JAEN, Juanjo SÁNCHEZ, Benjamín FORCANO. Joan SOLER, Salvador MENDOZA, Leopoldo BELMONTE, José María CONCEPCIÓN, José Ramón GONZÁLEZ, Juan José TAMAYO.

La revista Éxodo debe mucho a Pedro Casaldáliga, presente desde sus orígenes como inspirador e impulsor de una nueva revista que recogiera el espíritu de Misión Abierta, y dando amparo al equipo que la puso en marcha, como refiere Evaristo Villar en el artículo que abre este número, una semblanza de “Pedro Casaldáliga, rebelde con causa, subversivo con propuesta”. Este número sintetiza su obra y su pensamiento, las vicisitudes de su tiempo, las reflexiones de sus colaboradores y la actualidad de su mensaje.

Pero este no es un número en póstumo homenaje a Dom Pedro –con m- como le llamaban en Mato Grosso, o sí lo es, pero no especialmente. Es un recorrido a través de las generaciones que lo acompañaron, que aprendieron con él, que se comprometieron con él, que se revolvieron con él. Es a la vez la historia de Pedro, de los conflictos de la época aún pendientes, de la iglesia tras el concilio Vaticano II, de la propia congregación claretiana a la que perteneció, y de los movimientos que generó. Y por referirse a una historia tan reciente, es también una reflexión sobre la actualidad, no sobre la coyuntura social y política, sino sobre las corrientes de fondo y los corrimientos imperceptibles de gran calado.

Todos los que colaboran en este número fueron o compañeros de Casaldáliga, o colaboradores habituales, o en algún momento de sus vidas se cruzaron con él cuya figura –remedando a San Juan de la Cruz– “prendidos los dejó de su hermosura” poética, espiritual, humana. Podemos leer este número como las actas de un congreso –esperemos que amenas– de algunos de cuantos compartieron vida y preocupaciones en el tiempo –kairós– de Dom Pedro.

Salvador Mendoza, y Leopoldo Belmonte formaron el primer equipo que acompañó a un Casaldáliga recién llegado a Mato Grosso. Leopoldo repasa su legado de vida y esperanza en Brasil. Salvador rememora la repercusión del pensamiento de Pedro en España, visión que Joan Soler concreta en Catalunya. También, desde Brasil, Mauro Passos –“Testimonio de la lucha contra la injusticia y la opresión en el Mato Grosso”– nos recuerda que Casaldáliga parece decirnos, incluso hoy, que las utopías pueden ser posibles, porque son parte de la condición humana.

Evaristo Villar y Bejamín Forcano, buenos amigos y compañeros de Pedro Casaldáliga desde sus inicios claretianos, fueron posteriormente colaboradores habituales de la prelatura de Sâo Felix de Araguia ubicados en Madrid, fruto de una extraña confluencia de represión eclesial y derecho canónico. En la sección “A fondo”, ambos nos ofrecen en este número sus recuerdos y reflexiones a partir de una selección de textos sobre los grandes temas de Pedro: “La lucha de la tierra”, “Los pueblos indígenas”“La espiritualidad de la liberación” y la renovación de la iglesia en “El grito de nuestra iglesia”, visión que Forcano amplía en su artículo sobre la libertad profética. Temas tan de actualidad en estos momentos, cuando la desposesión de la tierra, de la cultura, y de los medios de vida amenaza la supervivencia de comunidades y pueblos a lo largo y ancho del planeta; cuando las tensiones en la iglesia católica evidencian las contradicciones entre una jerarquía fuertemente conservadora y el rumbo que quiere marcar el papa Francisco. Sobre el tema de la tierra como “la madre primera” incide Luis Aranguren Gonzalo en el artículo “En la hora del cuidado de la tierra”.

También en esta sección el filósofo Juanjo Sánchez, en su artículo Un Dios diferente, aporta una visión teológica que no dejará indiferentes tanto a los creyentes como a los no creyentes interesados en estos temas.

Francesc Escribano, al que se debe la biografía titulada Descalzo sobre la tierra roja –primera edición Descalço sobre a terra bermelha, Unicamp, Brasil 2000–, es entrevistado en este número por Miguel Ángel de Prada. Escribano va desgranando a lo largo de la entrevista su motivación para escribir esta biografía, donde quedan reflejadas la vida y las causas de Pedro. Y María Jaén, guionista para el cine del texto de Escribano, nos ilustra con una selección comentada de la poesía de Casaldáliga.

Juan José Tamayo también hace su aportación biográfica –Pedro Casaldáliga. Larga caminada con los pobres de la tierraEd. Herder 2020–, una memoria subversiva de la vida subversiva de uno de los más lúcidos intelectuales de América Latina, que ofreció narrativas alternativas a los relatos oficiales del sistema, construyó espacios de con-vivencia y de diálogo simétrico en vez de campos de batalla y monólogos, desestabilizó el (des)orden establecido y revolucionó las mentes instaladas.

No podía faltar en esta cita José María Concepción, ayudante personal y archivero de su amplio legado poético, pastoral y epistolar. Aquí nos da cuenta de su trabajo recopilador. Otros muchos podrían haber contribuido a estas páginas, esperemos que todos se sientan en estos textos dignamente representados.

ene 262021
 

 

El mandato presidencial de Donald Trump tuvo un final esperpéntico digno de lo que había sido la etapa total de ese mandato. Su política y la forma de realizarla tenían características propias que las diferenciaban de lo que puede ser considerado normal en ese terreno. Y su estilo tuvo, y está teniendo, imitadores en otros lugares, principalmente en Europa, y en concreto en nuestro país. Ese estilo, que algunos denominan “trumpismo”, se encuadra en realidad entre las modalidades de ultraderechismo y neofascismo que han ido surgiendo durante las últimas décadas, y que se caracterizan por un alto grado de conservadurismo, xenofobia, racismo, machismo, aporofobia, homofobia, insolidaridad social, integrismo religioso…

 

Ese tipo de partidos y organizaciones neofascistas existían en Europa ya antes del mandato presidencial de Trump, pero recibieron un fuerte impulso por la influencia que lo norteamericano siempre tuvo sobre nuestro continente. En nuestro país, el resultado de las últimas elecciones autonómicas en Andalucía (2 de diciembre de 2018) fue un síntoma o reflejo del cambio que se estaba operando en la manera de percibir la política por una parte considerable de la población. Desde entonces el partido fascista VOX fue creciendo en implantación política también en el resto de España. Fueron disminuyendo las movilizaciones como la del 15-M, las reivindicaciones feministas y las que, durante el gobierno de Rajoy, tenían lugar contra la corrupción, el aumento del desempleo, los recortes en la sanidad y en la enseñanza … y mientras tanto crece la movilización ultraderechista en forma de ultranacionalismo, violencia contra inmigrantes, contra el feminismo… y últimamente también con posturas irracionales como la negación de la pandemia del COVID-19 y la oposición a las medidas que se toman contra ella. Increíblemente está tomando auge incluso un movimiento, que recibe el nombre de “terraplanista” que se empeñan en negar que la tierra es redonda, y en ese ámbito social del que se nutre el neofascismo hay incluso gente que se jacta o vanagloria de no haber leído nunca un solo libro.

 

Sin duda hubo siempre gente con este tipo de ideas reaccionarias pero se reprimía en expresarlas públicamente: era políticamente incorrecto hacerlo. Pero he aquí que llegó Donald Trump a la Casa Blanca, y esa gente vio que uno de ellos podía incluso llegar a ser presidente de los EE.UU. Existía, además, el precedente del éxito de Berlusconi en Italia. Así pues, lo irracional en materia política y social se puso de moda, los ultraderechistas se sintieron, otra vez, protagonistas de la Historia, y convencidos de que ahora lo políticamente correcto es reivindicar su retrógada concepción de la sociedad, pasan a la ofensiva.

 

Vemos lo que está ocurriendo, pero nos toca analizarlo, interpretarlo, averiguar porqué está ocurriendo. En esa tarea, una primera consideración es recordar la naturaleza de los movimientos fascistas, los clásicos fascismos de la Italia de Mussolini, la Alemania de Hitler, y las diversas sucursales que tuvieron en otros lugares, entre ellos el franquismo que “disfrutamos” en nuestro país durante cuatro décadas. Los fascismos del siglo pasado nacieron como una reacción burguesa contra la influencia que estaba teniendo en el mundo industrializado la Revolución Rusa de 1917 y su proyecto comunista. En este sentido, pudiera parecer que tras el desenlace de la Guerra Fría, a finales del siglo pasado, con la victoria del capitalismo neoliberal sobre los regímenes comunistas, el peligro socializante había pasado, el capitalismo se había evidenciado como la única opción económica posible y ya no eran necesarios los cruzados fascistas para movilizarse contra el comunismo. Pero he ahí que se movilizan de nuevo, pero ¿contra qué?

 

Si la bestia fascista se pone otra vez en movimiento no es por casualidad, tiene que haber una grave razón para ello. Tengamos en cuenta que con independencia de la irracionalidad y falta de luces del personal que se moviliza, quien en realidad dirige la operación sabe muy bien lo que hace. Se trata de la clase dirigente; su dominio y control del aparato ideológico del sistema (la formación y la información) consigue el milagro de movilizar contra los intereses de los explotados a no pocos explotados, pues la diferencia entre el mero ultraderechismo y el fascismo es que éste consigue contraponer obreros contra los intereses del movimiento obrero, mujeres contra las reivindicaciones del feminismo, jóvenes contra los propios intereses de clase de los movilizados y al servicio y beneficio de sus enemigos de clase. Se trata de una técnica propagandística muy elaborada: tienen psicólogos y sociólogos (también filósofos y teólogos) a su servicio con grandes conocimientos para manipular la mente de las masas de la población, y grandes recursos técnicos (prensa, cine, televisión…) para hacer que muchas personas se detraigan del lugar que les corresponde en la Lucha de Clases para apasionarse por cuestiones raciales, nacionalistas, machistas, sexistas, ultrarreligiosas…

 

Pues bien, tenemos que concluir que si los dominadores del sistema vuelven a recurrir a las estrategias que emplearon los años 20 y 30 del siglo pasado es porque se sienten tan amenazados como entonces. Su enemigo hoy no es ninguna Internacional Comunista, es la realidad, la sangrante realidad. La realidad mostró que el capitalismo es el azote de la humanidad, «por sus hechos les conoceréis». La nueva crisis de hambre afecta a 800 millones de personas amenaza la vida de 300 millones de niños. Mil millones de personas malviven con menos de un euro al día. Esa situación en amplias áreas del planeta y los conflictos armados en muchas de ella generan una masiva emigración de población cuyos efectos estamos viendo también nuestro país. El 1% de los ricos del mundo acumula el 82% de la riqueza global; en realidad, las 43 personas más ricas del mundo poseen tanta riqueza como  los 3.800 millones de personas más pobres del planeta; 115 personas poseen más riqueza y poder económico que países enteros. Actualmente estamos viendo también la forma desigual en la manera cómo se está afrontado la pandemia del COVID-19 en los países ricos y en el mundo subdesarrollado, y el escándalo de los privilegios de las clases favorecidas a la hora de distribuir las vacunas. Y como telón de fondo de todo esto, la forma irracional de explotación de los recursos del planeta está afectando el equilibrio ecológico y poniendo en riesgo la pervivencia de la humanidad.

 

Se trata de problemas que requieren dos cosas: intervención estatal para resolverlos y coordinación mundial para la toma de decisiones a nivel global. La realidad nos muestra eso, y a los poderes dominantes, con su aparato informativo, les interesa ocultar o minimizar esa realidad. El gigantesco desarrollo de China durante las últimas décadas muestra que las cosas funcionan mejor cuando el Estado las gestiona. Esta realidad echa por tierra la propaganda oficial capitalista que daba por definitivamente fracasado el sistema de economía planificada; el interés de las clases dominantes del sistema capitalista es la economía privada, dirigida por iniciativa privada, sobre la base de la propiedad privada  y el beneficio privado. Ya hemos visto los frutos de esa modalidad privada de la gestión económica y los nefastos resultados y peligros de su aplicación.

 

Precisamente contra esa necesaria e inevitable solución de la problemática mundial se está movilizando la nueva cruzada fascista. Los Estados y los organismos internacionales deben garantizar la igualdad de todos los seres humanos en el disfrute de los bienes del mundo, y deben dirigir la formación académica y el progreso científico a favor de toda la humanidad, y deben gestinar la sanidad de todos los ciudadanos por igual. La asunción de esos poderes por el estado a favor de todos los ciudadanos choca con los intereses privados de los dominadores del sistema.

 

Establecida la naturaleza del conflicto, cabe ahora analizar cómo lo están afrontando las clases dirigentes. El neofascismo que nos ocupa es, en las manos del poder financiero mundial, un arma o instrumento de chantaje contra los Estados y contra los ciudadanos. Es un intento desesperado de frenar lo inevitable. Lo inevitable es que el Estado asuma el control y gestión de la economía, la producción, la sanidad, la enseñanza y otras cosas que son de interés general para toda la sociedad y que se pervierten cuando caen en manos privadas.

 

En esa pugna la clase dominante se dedica a potenciar a los movimientos contestarios de carácter ultraderechista para presionar a los gobernantes e impedir el desarrollo de políticas progresistas. Hace unas semanas un ministro socialista del actual gobierno de nuestro país declaraba públicamente y solemnemente que su gobierno no tenía en absoluto intención de nacionalizar la industria eléctrica, y esto lo hacía en un momento cuando se sabía que aquellos días el coste de la energía eléctrica iba a subir desmesuradamente cuando el país estaba sufriendo una intensa ola de frío y alguna persona estaba muriendo de frío en la Cañada Real donde se había cortado el suministro eléctrico. La actitud del gobierno es un caso claro de claudicación ante una presión que le impone una política que no debiera ser la suya

 

Y el chantaje va dirigido también contra los ciudadanos para que se conformen con una situación política y económica que los perjudican y no postulen cambios en sentido progresista y socializante. Es precisamente la ciudadanía quien debe reaccionar contra esos poderes que la oprimen, y exijan a sus gobernantes políticas más igualitarias. Debemos aprender de la historia y recordar lo que sucede cuando se permite que se hagan dueños de la calle y de las instituciones las fuerzas reaccionarias que se agrupan en torno a líderes carismáticos y les ceden un poder absoluto que anula la soberanía ciudadana. Sin complejos debemos exigir que el Estado que representa a todos gobierne en favor de todos y no al servicio de las multinacionales y el sector financiero internacional. Debemos reaccionar contra la nueva cruzada fascista. Nos va mucho en ello.

 

Faustino Castaño,

miembro de las Comunidades de Base de Gijón y del Foro Gaspar García Laviana

Gijón, 26 de enero – 2020

 

 

 

 

 

 

 

 
Foro Gaspar García Laviana

 

 

“Ejemplar” no tanto por lo bien que se haya llevado a cabo la iniciativa de la que os hablaré, -que quizás también-, sino, sobre todo, por la respuesta que ha recibido, que ha sido sobrada. Digo ejemplar porque creo que puede ser un buen modo de llevar adelante pequeños proyectos. Naturalmente, estamos hablando de ámbitos y cantidades reducidas de dinero, pero que, en ciertas circunstancias, cuando no se dispone de un mecenas ni de ayudas institucionales, puede ser esta una manera de llevar a cabo interesantes iniciativas culturales, sociales…

Lo que hicimos quizás no sea original, pues seguramente otros ya lo hayan hecho antes. Tiene cierta relación con las microfinanzas y más en concreto con los ya famosos microcréditos, que tan buenos resultados han dado para que gente sin posibilidades pudieran llevar a cabo iniciativas de trabajo de poco montante económico, tanto individual como cooperativamente. Pero en nuestro caso no ha sido que mediara algún servicio financiero ni que nos proporcionaran un microcrédito, sino que lo que hemos hecho fue pedir micropréstamos personales.

Hemos “operado” a la inversa. Son pequeños préstamos que nos hicieron varias personas, concretamente veintiséis, a nuestra asociación, el Foro Gaspar García Laviana. El valor de cada préstamo era de 50 €. Se reunieron así 1.350 €, que con la cantidad de la que disponía la sección editorial del Foro se pudo afrontar la publicación de un nuevo libro: “Mientras yo viva, Gaspar no morirá”, escrito por el que firma este artículo. Se hicieron 500 ejemplares, en formato 16 x 24, de 296 páginas. El libro se vende a 15 €. El Foro GGL ya ha publicado Gaspar García Laviana visto desde Asturias, año 2018, coordinador José María Álvarez, este subvencionado por el Ayuntamiento de Langreo, y Mi vida junto a Gaspar García Laviana, cura y comandante sandinista, año 2019, autor Pedro Regalado.

Creo que hay que reseñar algunas peculiaridades de esta iniciativa. No todos los miembros del Foro Gaspar García Laviana hicieron el préstamo. Muchos ni se enteraron. Se informó del proyecto a los que suelen asistir a las reuniones y a unas cuantas personas más que no eran del foro, pero que sabíamos que eran “amigos de Gaspar”. Prácticamente todos “los prestamistas” nos encontramos en Tuilla el 11 de diciembre de cada año con motivo del aniversario de la muerte del misionero asturiano, caído en combate en Nicaragua un día como ese en el año 1978, en la lucha de liberación de los empobrecidos y oprimidos de ese país.

También fue especial que el préstamo lo hicieron a cambio de nada y que no se hizo ningún documento para abalar la devolución. Los prestamistas confiaban que según se vendieran los libros se les devolvería el dinero, como se les dijo. Del Foro GGL recibían nuestro agradecimiento y nuestro compromiso de seguir manteniendo viva la figura de Gaspar, porque creemos que los valores universales que encarnó en su vida son un buen camino para hacer un mundo mejor para los más empobrecidos, un mundo más solidario, equitativo y libre.

José María Álvarez, del Foro Gaspar García Laviana

www.forogasparglaviana.es

22 de enero de 2021.

ene 232021
 

Queridos amigos:

Desde la comunidad Santo Tomás de Aquino de Madrid os saludamos cordialmente y os invitamos a los actos que hemos programado con motivo de la Fiesta de Santo Tomás de Aquino, patrón de nuestra comunidad.

Os enviamos el cartel que hemos elaborado donde figura el tema de estos encuentros, así como la fecha y hora de conexión y la dirección de correo electrónico donde debéis apuntaros, dado que los dos actos serán on line y el número de asistentes es limitado.

Esperamos encontrarnos pronto y que las actividades que hemos preparado sean de vuestro interés.

Por favor, hacedlo llegar a los movimientos y comunidades de vuestro colectivo.

Un abrazo fraternal.

El Consejo de Santo Tomás de Aquino

 

Programa STO TOMAS[86517]

© 2012 Redes Cristianas Suffusion theme by Sayontan Sinha