siteon0-dc90f

 

Del 8 al 11 de septiembre de 2016 hemos celebrado el 36 Congreso de Teología, que ha reunido a personas y colectivos procedentes de los diferentes continentes, pueblos, culturas y religiones para reflexionar sobre el tema “Migrantes, refugiados y fronteras: de la exclusión a la hospitalidad”. En él han participado activistas sociales comprometidos en los campos de refugiados y en las zonas fronterizas, que han aportado sus experiencias. Nos han acompañado representantes de pueblos oprimidos y olvidados. Hemos contado con especialistas en relaciones internacionales, procesos migratorios, trata de seres humanos, teoría de género, así como con teólogas y teólogos, que .han hecho análisis críticos de la situación y han ofrecido interpretaciones liberadoras de los textos religiosos.

  1. Existen en el mundo 200 millones de personas migrantes, 60 millones de desplazados, 20 millones de ellos refugiados y 40 desplazados internos, y 4 millones de víctimas de trata. Las personas más vulnerables son los niños, las niñas, mujeres, gays, lesbianas, bisexuales, transexuales, intersexuales, sometidos a todo tipo de vejaciones: acoso sexual, agresiones físicas, trata de personas, tráfico de órganos, trabajos forzados, prostitución, violencia de  género. Son personas sin nombre, sin cara, sin identidad reconocida. Viven una soledad social, política, moral y jurídica. Se les niega la dignidad y el derecho a la vida, como demuestran las miles de personas muertas en el legítimo intento de atravesar las fronteras.
  2. En expresión de Francisco, estas personas son consideradas “`población sobrante”, producto de la “cultura del descarte”, que nos vuelve incapaces para compadecernos ante los clamores de los otros. Son víctimas de un sistema basado en el Dios Dinero, del capitalismo perverso y de la acumulación mafiosa del capital. Quien se beneficia de esta situación es una elite político-económica, patriarcal, colonial, racista y antiecológica, que pone en marcha tres grandes negocios: el de la seguridad, el de la economía política de las migraciones y el de la gestión de las personas en movimiento.
  3. A pesar de las discriminaciones que sufren, las mujeres inmigrantes, refugiadas y desplazadas demuestran una gran capacidad de resistencia, resiliencia  y empoderamiento.
  4. Los países de acogida son, en su mayoría, países del Sur, mientras que la mayoría de los del Norte cierran sus puertas a cal y canto, protegen sus fronteras con vallas, concertinas, policías y fuerza militar, niegan el derecho de asilo, siguen políticas equivocadas de seguridad, incumplen los protocolos internacionales y sus propios compromisos, y no demuestran voluntad de acogida.
  5. La insolidaridad de los Estados del Norte contrasta con la solidaridad que demuestra una parte importante de la sociedad, que adopta actitudes de hospitalidad, y con el trabajo de los movimientos sociales, organizaciones no gubernamentales y personas cooperantes, que colaboran en los campos de refugiados y en las fronteras.
  6. El papa Francisco está adoptando actitudes ejemplares de acompañamiento y acogida, al tiempo que denuncia la hipocresía de los gobernantes y de los poderes económicos y financieros europeos. Dirigiéndose a ellos en su visita a Lampedusa pronunció la  palabra “vergüenza”. A los parlamentarios europeos les dijo que no es tolerable que el Mediterráneo se convierta en un gran cementerio ni que se niegue acogida a quienes llegan a diario a nuestras costas, muchas veces muriendo en el intento en las barcazas. Actuar de esta forma es negar su dignidad y favorecer el trabajo esclavo.
  7. La actitud hospitalaria del papa contrasta con la insensibilidad de un sector importante de la jerarquía católica española ante el drama de las personas migrantes y refugiadas, cuyos problemas parece serles ajenos o no son prioritarios en su agenda pastoral. Amén de insensibilidad, hay obispos que amparándose en un mal uso de la libertad de expresión, adoptan actitudes racistas, xenófobas, excluyentes e inhospitalarias cuando alertan irresponsablemente sobre la “invasión” de los refugiados, cuestionan que todas las personas que cruzan la frontera sean “trigo limpio” y afirman que a Europa vienen muy pocos porque sean perseguidos. Alguno ha llegado a decir que la llegada de los refugiados es el Caballo de Troya de las sociedades europeas y, en concreto de la española, y que la acogida de los refugiados puede quedar muy bien, pero que “hay que saber lo que hay detrás”.

Estas declaraciones se hacen desde la impunidad jurídica y el disfrute de privilegios de todo tipo      de parte del Estado: educativos, sociales, fiscales, económicos, financieros. Privilegios s que los alejan del Evangelio como mensaje liberador de Jesús de Nazaret.

  1. Queremos denunciar enérgicamente tales declaraciones, que demuestran ausencia total de misericordia y falta de sentido de hospitalidad, se alejan del mensaje hospitalario de la Biblia, que pide amar a los emigrantes, no maltratarlos ni oprimirlos “porque emigrantes fuisteis vosotros en el país de Egipto” (Éx 22,20), y son contrarias  a la práctica acogedora de Jesús de Nazaret, él mismo perseguido, emigrante  e identificado con los emigrantes (Mt 25,31-45).
  2. En nombre del Dios de la Vida y de la Paz condenamos el terrorismo, en este caso, el terrorismo que dice basarse en motivos religiosos y matar en nombre de Dios y que provoca la salida de poblaciones enteras para huir del terror.
  3. Exigimos a los Estados:

– cumplir los protocolos internacionales en materia de inmigración, refugio y desplazamiento;

– abrir rutas seguras que impidan caer en las redes de las mafias;

– no participar en el negocio de venta de armas que se utilizan para apoyar al terrorismo y a los gobiernos dictatoriales;

– combatir el racismo institucional; negar legitimidad a gobernantes corruptos y autócratas;

– apoyar a las organizaciones humanitarias que trabajan sobre el terreno;           –

– fomentar políticas de desarrollo en los países de origen;

– cumplir sus compromisos de acogida;

– fomentar el diálogo intercultural, interreligioso e interétnico.

  1. El Congreso quiere expresar su solidaridad con los pueblos oprimidos y olvidados como el kurdo, el palestino y el saharaui, a quienes se les niega su derecho a la independencia y se los somete a todo tipo de vejaciones. Todos ellos tienen numerosos emigrantes, refugiados y desplazados.
  2. Las personas que hemos participado en este Congreso de Teología nos comprometemos a:

luchar contra la ideología y el sistema económico que provoca la exclusión de millones de personas,

denunciar la sistemática transgresión de los derechos humanos de las “personas en movimiento” por parte de los Gobiernos,

trabajar por otro mundo posible hospitalario,

seguir la práctica solidaria de Jesús de Nazaret;

hacer una nueva teología de la emigración;

– pasar de la exclusión a la hospitalidad.

En Madrid, a 11 de septiembre de 2016

 

EL ECUMENISMO Y EL DIÁLOGO INTERRELIGIOSO EN UN MUNDO EN CONFLICTO

 

Os invitamos a participar y difundir.

 

Porque el mundo es nuestra casa común,

y éste el momento adecuado

para reflexionar, celebrar, y construir.

 

El mapa social, político y religioso del mundo está cambiando a gran velocidad. Entre la violencia, intolerancia e indiferencia encontramos no poca esperanza, diálogo y encuentro. Durante años el FÓRUM ECUMÉNICO DE MUJERES CRISTIANAS DE EUROPA ha sido uno de los más importantes agentes de un mundo y unas iglesias nuevas. En España el fallecimiento de Mary Salas fue una de las causas de un paréntesis que nos gustaría cerrar. Por ello este Encuentro, sencillo (convocando sin medios a la gente más próxima), pero necesario. Hecho en memoria agradecida y fecunda de esta matriarca. Esperamos que no sea el último.
FECHA 17 y mañana del 18 de septiembre de 2016
LUGAR Parroquia Cristo del Olivar. Calle Cañizares 4. Metro: Antón Martín o Lavapiés.  Cercanías Atocha Renfe Autobús 26, 5, 32
CONVOCAN Pilar Yuste y Esther Ruiz Poveda
ORGANIZA Colectivo Agar
OBJETIVOS -Reflexionar sobre la situación de violencia y exclusión social y religiosa, añadiendo la perspectiva de género  -Compartir experiencias alternativas -Plantear la posibilidad de difusión del Fórum Ecuménico de Mujeres Cristianas de Europa en España o de otras iniciativas como una red de grupos ya existentes, sumando la dimensión interreligiosa.

SÁBADO 17 DE SEPTIEMBRE

De 10 a 11,30 – Bienvenida. – Saludo de Manuel Barrios, delegado episcopal de relaciones interconfesionales de Madrid y secretario de la comisión episcopal de relaciones interconfesionales de la Conferencia Episcopal Española.  – Esther Ruiz Poveda, presbítera de la Iglesia Evangélica Española, presidenta del Presbiterio de Madrid – María José Miguel Ortega, vicepresidenta de Centros Católicos de Cultura Popular y Desarrollo de Adultos, y Responsable de Adultos de Acción Católica General (y carta de recorrido histórico de Eva Gómez Pina – Iglesia Carismática Episcopal de España
De 12 a 14 – Abdullah Arabi, delegado polisario en Madrid – Testimonio de iglesia perseguida – Comunidad Interlavapiés y Colectivo Agar: Experiencia interreligiosa en – Laure Rodríguez Quiroga, directora de los Con
Comida Intercultural. Red Interlavapiés (aportación económica y solidaria)
De 16 a 18,30 – Delegación Francesa del Fórum – Intercambio de experiencias y debate entre los colectivos (Mujeres y Teología de Madrid, ATE, Redes Cristianas, etc) y participantes. Experiencias, inquietudes y propuestas sobre el Fórum.
DOMINGO 18 DE SEPTIEMBRE De 10 a 11,30 – Saludo (en vídeo) de Federico Mayor Zaragoza, ex director general de la UNESCO – Propuestas y hoja de ruta.
De 12 a 13 – Padre Ángel, presidente de Mensajeros de la Paz
De 13 a 14 – Oración/celebración final
COLABORACIÓN: La participación es gratuita, pero se puede apoyar en el gasto de viajes
NOTA IMPORTANTE Se ruega notificar asistencia por motivos organizativos pilaryuste@gmail.com, 34609919737

 

 
Comite Oscar Romero

Se adjunta el archivo pdf

Solidaridad 97[648230]

sep 112016
 
logo_ENC-X_cont

Se adjuntan cuatro documentos con el programa, descripción etc.

ENCUENTRO CELAM – CEBs. Mensaje final[661205]

Programa Enc Cont 2016[661206]

CONVOCATORIA ENC LA[661207]

Circular – Final[661208]

sep 042016
 
ccp

 

Imagínense por un momento que el imán de una mezquita o el rabino de una sinagoga de algún  lugar de nuestro país dijera que la igualdad de género “es una bomba atómica que quiere destruir la doctrina que profesan y la imagen de Dios en el hombre y la imagen de Dios Creador” ¿Qué pensaríamos? ¿Qué medidas inmediatas se tomarían? Diríamos que son unos peligrosos machistas que atentan contra los principios de un Estado democrático y aconfesional, y, muy posiblemente, la fiscalía abriría diligencias contra la postura del imán o del rabino sin la necesidad de ninguna denuncia ciudadana y aplaudida por todo el mundo. Sin embargo, no ha sido ningún imán ni ningún rabino, ha sido el Obispo de Córdoba que ha vuelto a poner a nuestra ciudad en el candelero de la intransigencia, muy lejos de ese título de interculturalidad y ciudad de encuentros que queremos para ella.

No es la primera vez que este mandatario eclesiástico manifiesta su ideología más integrista a través de declaraciones polémicas que le hacen un daño enorme a muchos cristianos/as que trabajan por un mundo fraterno, justo e igualitario. A finales del año pasado afirmó en una carta pastoral que la mujer debe “dar calor al hogar, acogida y ternura” y que el varón “representa la autoridad”, además de considerar un “aquelarre químico” la fecundación in vitro. En otra ocasión, en alusión a las reformas planteadas dentro de la Iglesia por el Papa Francisco sobre el divorcio y la nulidad matrimonial, aseguró que  “nadie puede deshacer (ni siquiera el Papa) lo que Dios ha unido por voluntad de los esposos en el sacramento del matrimonio”.

Es una persona que no ha dejado de generar conflictos desde que llegó a Córdoba. Ya lo hizo nada más llegar quitándole el nombre a la Mezquita de toda la cartelería y tergiversando su verdadera historia.  Su ideología anda muy alejada del Vaticano II, y no digamos del evangelio, en el que las palabras inmatricular, condenar, marginar, intolerar, señalar, castigar, imponer, excluir… no tienen cabida. Una Iglesia que tiene excesos de condenas y defectos de perdón no es la iglesia de Jesús. Un Jesús de Nazaret que no quiere templos de piedra, nunca hubiese inmatriculado nada; quiere templos humanos donde habite la gracia del Espíritu y eso no se puede inmatricular. Jesús no está en la Catedral, ni en las pompas y grandes espectáculos para beneficio y honor de la propia institución, tampoco está en el palacio episcopal, ni en los hábitos. Está en el corazón del que vive las bienaventuranzas sea ateo o no, profese una religión u otra.

Por otra parte, no está de más recordarle a este señor el artículo 13 del decreto Christus Dominus del Concilio Vaticano II que trata sobre el ministerio pastoral de los obispos y transcribo: “Siendo propio de la Iglesia el establecer diálogo con la sociedad humana dentro de la que vive, los Obispos tienen, ante todo, el deber de llegar a los hombres, buscar y promover el diálogo con ellos. Diálogos de salvación, que, como siempre hace la verdad, han de llevarse a cabo con caridad, compresión y amor; conviene que se distingan siempre por la claridad de su conversación, al mismo tiempo que por la humildad y la delicadeza, llenos siempre de prudencia y de confianza, puesto que han surgido para favorecer la amistad y acercar las almas”. Como podemos apreciar sus actitudes como pastor están muy alejadas del espíritu vaticanista, por lo que tampoco le vendría mal recordarle el artículo 21 del mismo decreto que trata sobre la renuncia al ministerio episcopal: “Siendo de tanta trascendencia y responsabilidad el ministerio pastoral de los Obispos, los Obispos diocesanos y los que en derecho se les equiparan, si por la edad avanzada o por otra causa grave se hacen menos aptos para el cumplimiento de su cargo, se les ruega encarecidamente que ellos espontáneamente o invitados por la autoridad competente presenten la renuncia de su cargo”.

Ya es un paso que los partidos con mayor representatividad en el Ayuntamiento de Córdoba, PP, PSOE, IU y Ganemos, hayan condenado unánimemente las últimas declaraciones de este obispo, sin embargo deberían tomar medidas más contundentes.

 

Córdoba, 4 de Septiembre de 2016

Miguel Santiago Losada, en nombre de las Comunidades Cristianas Populares de Andalucía.

 

 
JCruzalta

El próximo jueves 8 de septiembre a las 19 hs. Católicas por el Derecho a Decidir – España organiza un encuentro con el teólogo dominico Julián Cruzalta.

Oriundo de México, Cruzalta es profesor en la Comunidad Teológica de México -Seminario de San Andrés. y en Comunidad Ecumenica Magdala. Defensor de Derechos Humanos y asesor teológico de Católicas por el Derecho a Decidir – México. En América Latina se le reconoce por su abierto apoyo al derecho a decidir  de las mujeres así como en una iglesia abierta a la aceptación de la diversidad sexual.

En su paso por Madrid, ofrecerá este conservatorio para las amigas de CDD-España.

¡Te esperamos!

Recuerda la cita: jueves 8 de septiembre 2016, 19 hs. C/Bravo Murillo, 4. Madrid. Metro Quevedo.

 
jornada_cuidado_creacion

NOTA DE PRENSA

 

MADRID SE SUMA A LAS CIUDADES QUE CELEBRAN LA JORNADA MUNDIAL DE ORACIÓN POR EL CUIDADO DE LA CREACIÓN, BAJO UNA INICIATIVA ECUMÉNICA QUE CONVOCARÁ A LOS MADRILEÑOS PARA EL SÁBADO 3 DE SEPTIEMBRE

 

Compartiendo con el amado hermano Bartolomé, Patriarca Ecuménico, la preocupación por el futuro de la creación (cf. Carta Enc.Laudato si’, 7-9) y, acogiendo la sugerencia de su representante, el Metropolita Ioannis de Pérgamo, que intervino en la presentación de la Encíclica Laudato si’ sobre el cuidado de la casa común, deseo comunicarles que he decidido instituir también en la Iglesia Católica la «Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación», que, a partir del año en curso, será celebrada el 1 de septiembre, tal como acontece desde hace tiempo en la Iglesia Ortodoxa.” Con estas palabras, en Agosto de 2015, empezaba su carta pontificia  dirigida a los Cardenales Turkson y Koch, presidentes respectivamente de los Pontificios Consejos Justicia y Paz y para la Promoción de la Unidad de los Cristianos, para solicitar que la Iglesia Católica Romana se sumase a estos actos en todo lugar.

Atendiendo a esta iniciativa, Monseñor Don Carlos Osoro Sierra (Arzobispo Católico-Romano de Madrid), el Metropolita Monseñor Policarpo (Presidente de la Asamblea Episcopal Ortodoxa de España y Portugal) y el Obispo Timotei (Iglesia Ortodoxa Rumana de España y Portugal), han constituido oficialmente una Comisión Mixta responsable de organizar esta Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación (JMOCC) en Madrid, a la que ha asistido también el Arzobispo Nicolaos Matti de la Iglesia Siria Ortodoxa de Antioquía,  con la idea de sumarse al resto de ciudades que desde el 1 de Septiembre, orarán por la Creación y los problemas Medio Ambientales.

Por parte de la Iglesia Católica-Romana, la Vicaria de Pastoral Social e Innovación de la Archidiócesis de Madrid ha encomendado a la  Comisión Diocesana Justicia y Paz la creación y coordinación de esta Comisión Mixta, que en colaboración con la Delegación de Relaciones Interconfesionales, reúne al Grupo Cristianismo y Ecología, la iniciativa de comunión diocesana Ubuntu, a la Compañía de Jesús, los PP. Franciscanos Capuchinos y el Movimiento Scouts de Madrid.

El acto tendrá lugar el sábado 3 de Septiembre en la Parroquia de Santa Cristina (Paseo de Extremadura, 32, Madrid). Se iniciará a las 17:30 h con el reparto de una limonada ecológica, en los salones parroquiales. A las 18:00 h se presentará la JMOCC 2016, a través de una Mesa Redonda que busca dialogar sobre la importancia de la Ecología para el cristiano y para el ser humano, independientemente de sus creencias, en la que participaran: Archimandrita Padre Demetrio R. Saez (Patriarcado Ecuménico de Constantinopla), Jose Eizaguirre (Cristianismo y Ecología) y Yayo Herrero (Ecologistas en Acción).

Posteriormente en el Templo de la Parroquia de Santa Cristina, tendrá lugar la Oración Ecuménica por el Cuidado de la Creación, de 20:00 h. a 21:00 h, presida por el Arzobispo Don Carlos Osoro Sierra, el Metropolita Monseñor Policarpo, el Obipso Timotei y el Arzobispo Sirio-Ortodoxo Monseñor Nicolaos Matti. El acto contará con la animación musical del grupo AIN KAREM.

 

 Carta invitación JMOCC[422593]

Invitación Ecumenica JMOCC[422595]

 
96405571-63ef-4279-b69b-4c77dba135ee

Publicamos este artículo reciente que está teniendo resonancia en muchos grupos afines a Redes Cristianas de otros países. 

(Traducción al castellano del artículo publicado en el diario “Irish Times” el 15 de agosto de 2016, http://www.irishtimes.com/opinion/seminaries-such-as-maynooth-perpetuate-unjust-rule-of-church-men-over-women-1.2755981 )

 

 Lo realmente tóxico en el seminario Maynooth es que, como todos los seminarios católicos romanos, es una institución patriarcal y jerárquica.

Los seminarios perpetúan la regla injusta de los hombres sobre las mujeres en la iglesia. Forman parte de la cultura de la violencia institucional, del abuso espiritual, ciega a la dignidad de las mujeres, a los dones y vocaciones espirituales.

Los seminarios son los lugares en los que se han formado los líderes religiosos de la Iglesia y donde se preparan los futuros líderes. Son exclusivamente masculinos. Esto se basa en la creencia de que, si bien las mujeres y los hombres son imagen de Dios, los hombres lo son más plenamente. Así ellos pueden representar la cabeza de  Cristo, mientras que las mujeres sólo pueden representar el cuerpo de Cristo.

Los hombres pueden ejercer la autoridad en la iglesia, las mujeres sólo pueden obedecer. Los hombres deciden qué funciones se pueden asignar a las mujeres. Los hombres conocen la mente de Dios, a quien después de todo, sólo nos dirigimos oficialmente como “Él”.

Los eclesiásticos afirman tener conocimiento divino de lo que Dios no puede ser y hacer en las mujeres y a través de las mujeres. Se llama DMA: Autoridad Divina Masculina. Es más importante que nuestra humanidad común y nuestro único bautismo, el único Espíritu que todos compartimos, tanto mujeres como hombres.

Los evangelios nos muestran claramente que Jesús no vivió, murió y resucitó de entre los muertos para divinizar estructuras patriarcales opresivas. Sin embargo, la fuerza liberadora de su amor era demasiado radical, y todavía lo es. La autoridad vivificante fue sustituida rápidamente por el poder abusivo. El patriarcado y la jerarquía se convirtieron en características definitorias de la comunidad de los discípulos, la Iglesia, lo que socava la igualdad entre todos los bautizados.

Después de siglos de ser consideradas inferiores y subordinadas a los hombres, las mujeres son ahora consideradas “iguales”, pero no tan iguales para que los eclesiásticos renuncien a su DMA. Las mujeres son iguales pero diferentes. Esta diferencia hace aparentemente que las mujeres no sean aptas para servir en una miríada de formas. Por lo tanto, sólo los hombres pueden tener un mandato divino para gobernar y enseñar: ninguna mujer tuvo voto en el reciente sínodo sobre la familia.

Alguien que sabe mucho acerca de la toxicidad de “iguales, pero diferentes y por lo tanto apartadas” es Patricia Fresen.

Fresen, hermana Dominica, estaba en Sudáfrica en el momento de la lucha contra el apartheid. Luchó contra él, e incumplió algunas de sus leyes injustas permitiendo que los niños negros fuesen a la escuela con los niños blancos.

Más tarde, cuando daba clase en un seminario, sus ojos se abrieron al apartheid de género en la iglesia. Mientras enseñaba homilética (predicación) a los seminaristas,  no podía predicar en su comunidad eucarística.  El descubrimiento de una llamada para servir, la llevó a ser ordenada: a veces hay que romper antes de cambiar las leyes injustas.

Otra mujer que incumplió estas reglas injustas y opresivas fue la hermana australiana Irene McCormack, que fue ejecutada hace 25 años por Sendero Luminoso en un pequeño pueblo de Perú, y es recordada como mártir. No quedaban sacerdotes en ese pueblo: fue la única que decidió permanecer con las personas que Dios le había confiado.

Estaba bautizando y rezando con ellos, pero no había Eucaristía. Llegaron a ella y le dijeron “danos la Eucaristía”. Ella no quería, pero sus ojos se abrieron y escribió: “Me liberaron para ejercer el ministerio eucarístico entre ellos. . . Me parece, por tanto, que la preocupación de los líderes de la iglesia, con poder y control sobre quién puede celebrar la Eucaristía, ¿quién puede y quién no puede recibir la Eucaristía?, es bastante desafortunada.”

“No sólo es una contradicción con el anuncio de Jesús de que no hay distinción entre hombre y mujer, sino que muestra una falta de apreciación de la situación de los que viven en pueblos pequeños como el nuestro en todo el mundo a los que nuestra iglesia sigue negando su ministerio oficial, que es la comunión por  naturaleza.”

“Cuando en nuestras pequeñas comunidades cristianas en lo alto de los Andes nos reunimos en la memoria de Jesús, no hay ningún poder o autoridad en la Tierra que me pueda convencer de que Jesús no está personalmente presente. Me siento agradecida de que estos meses sin la misa oficial y en una cultura en la que estoy experimentando nuevos símbolos me ha dotado de una nueva apreciación de la Eucaristía.”

En Irlanda y en todo el mundo, las comunidades se reúnen periódicamente en memoria de Jesús a celebrar la Eucaristía en la periferia de la iglesia oficial, atreviéndose a “obedecer a Dios y no a los hombres”. El Espíritu sopla donde  quiere.  Ella o él no está limitado/a por el género, la orientación sexual o el estado civil.

Según van muriendo estructuras jerárquicas patriarcales, nuevas comunidades y ministerios nacen, dando testimonio de que, en Cristo resucitado, ya no hay hombre y mujer. Somos uno.”

 

 Soline Humbert

(sirve como guía espiritual con un especial interés en las cuestiones de género, la sexualidad y la reforma de la iglesia.)

 

En esta página hay también referencias al artículo en castellano

 

https://evangelizadorasdelosapostoles.wordpress.com/2016/08/15/seminarios-como-maynooth-perpetuar-la-injusta-regla-de-la-iglesia-hombres-sobre-las-mujeres-por-soline-humbart-irish-times/

 

 

 

 

 

 

 

 
siteon0-dc90f

MIGRANTES, REFUGIADOS Y FRONTERAS: DE LA EXCLUSIÓN A LA HOSPITALIDAD

 

Más información en: http://congresodeteologia.info/

 

El tríptico con el programa es: Tríptico-36-Congreso-de-Teologia

 

 

 

 

Málaga. 25-27 noviembre 2016

 

Convocan la Semana:

Comunidades Cristianas Populares

Comunidades Parroquiales

Foro Diamantino García

Asociación AZOGUE

LUGAR:

CASA DIOCESANA

C/ Pasaje de los Almendrales, 2 – 4

(Seminario de Málaga)

Málaga


 

 “GEMIDO DE LA TIERRA, GEMIDO DE LOS EMPOBRECIDOS”

“Hacia unos cielos nuevos y una tierra nueva”

Programa

VIERNES 25

16 h: Acogida e inscripciones

18 h: Presentación de la Semana

Ponencia I:

¿QUÉ HACER FRENTE A LA CRISIS ECOLÓGICA?

Por: Yayo Herrero López. Miembro de Ecologistas en Acción. Directora de FUHEM.

Hemos superado los límites de la biocapacidad del planeta. Vivimos una crisis ecológica global que nos obliga a frenar con urgencia el modelo capitalista del despilfarro y abordar un plan de rescate planetario. Pretender desarrollar vidas buenas para las mayorías sociales es inviable sin el cuidado de la Tierra. 

2l:30 h: Cena

 

SÁBADO 26

9 h: Desayuno

10 h: Ponencia II:

ESCUCHAR EL CLAMOR DE LA TIERRA Y DE LOS EMPOBRECIDOS.

Por: Jeromo Aguado Martínez. Campesino y pastor. Miembro de Plataforma Rural. Activista y emprendedor social.

Pasar del infierno del crecimiento insostenible al  cielo del decrecimiento convivencial. La agroecología promueve “abrazar la tierra” mediante la práctica de una agricultura cercana, local. Su valor supremo es alimentar a la población del planeta con alimentos saludables y donde la alimentación sea un derecho intocable para todo ser humano.

13’30 h: Comida

 

16’30 h: Ponencia III:

HACIA UN NUEVO TIEMPO DE SÍNTESIS: DIOS, TIERRA, SER HUMANO.

Por: Juan José Tamayo Acosta. Teólogo. Cátedra Univ. Carlos III de Madrid. Asociación de Teólogos Juan XXIII.

 

Tener la sabia audacia de cambiar el rumbo y girar hacia un nuevo paradigma de relaciones positivas con la naturaleza, de considerar a la Tierra como Gaia, y a los seres humanos organizados en una democracia socio-cósmica. Entonces se podrá inaugurar una nueva esperanza para el planeta Tierra y un nuevo orden mundial.

 

20 h: Eucaristía

21’30 h: Cena

22’30 h: Convivencia festiva

 

DOMINGO 27, 10 h.

9 h: Desayuno

10 h: Ponencia IV:

LA TIERRA ES DE DIOS

Por: José Arregi Olaizola. Teólogo y franciscano.

Construir un desarrollo con la Naturaleza y jamás contra ella. Hagamos las paces con la Tierra y no sólo una tregua. Firmemos una alianza de fraternidad-sororidad y de respeto con ella. Y sentirnos imbuidos del Espíritu que todo lo penetra y de aquel Amor que mueve el cielo, todo el Universo y también nuestros corazones. 

 

LECTURA DE COMUNICADO FINAL

14 hComida y despedida

 

 

Inscripciones

  • - Fecha límite para mandar inscripción e ingreso: 15 de octubre
  • - No se garantiza habitación ni comida para inscripciones posteriores
  • - La inscripción será firme cuando tengamos constancia del ingreso o transferencias bancarias

 

precios

Después de varias Semanas sin cambiar los precios este año son:

– Matrícula y estancia: 9º €

– Sólo matrículas:        25 €

– Comidas sue1tas:     I2 €

A la vista de las inscripciones se pondrá servicio de guardería

 

para cursar las inscripciones

Para mayor comodidad de la organización po­déis realizar la inscripción devolviendo la hoja que también se os envía una vez rellenada con el ordenador, al Email por el que os ha llegado (joseroiolopez5l @gmail.com)

o impresa, por correo postal, a XVIII Semana Andaluza de Teología C/ La Cruz, 51 29200 Antequera (Málaga) Es muy importante que en el ingreso o transferencia aparezca reflejado:

Nombre y apellidos – Código Postal para poder identificar a qué inscripción corresponde.  Y se hará a la cuenta de TriodosBank:

ES 18 1491 0001 252071188011

mas información   en: 617 696 124 – 952700419

Hoja de inscripción:

Hoja de inscripción [7498392]

 
228726_212461002118972_2603236_n
Dimecres 29 de juny parlarem a fons del futur de les reformes del papa Francesc. Identificarem les forces que estan intentant bloquejar-les i analitzarem críticament el document post-sinodal sobre la família “L’Alegria de l’Amor” de la mà de dues persones que coneixen en profunditat les estructures de poder del Vaticà i les problemàtiques morals que afecten les famílies. 
Aquesta XIV edició de la Diada per la Pluralitat la dediquem a revisar la situació en que han quedat les reformes empreses pel papa Francesc. Unes reformes que havien generat una gran esperança en aquella part de l’Església que hem vist com en els darrers 30 anys s’esvaïen totes les perspectives de renovació que va generar el concili Vaticà II i que la nostra veu era silenciada sistemàticament per una jerarquia intol·lerant amb la discrepància i la pluralitat.Hi ha esperança que les reformes impulsades per Francesc quallin en una Església feta a mida dels qui volen mantenir-la en una fase pre-conciliar? Quines forces actuen i com ho fan per bloquejar qualsevol avanç reformista? Quina força i suports té el Papa?Aquestes qüestions intentarà respondre-les un dels vaticanistes catalans més qualificats, en Vicens Lozano, periodista, historiador i enviat de TV3 al Vaticà durant més de 30 anys. Gran coneixedor del funcionament de la cúria i la seva capacitat de supervivència davant tot intent reformador.Una de les mostres més eloqüents de la forta resistència que troba el Papa per tirar endavant el seu programa reformador la trobem en el recent Sínode de la Famíla, que per a molts tenia que servir per revisar els posicionaments doctrinals i pastorals sobre les situacions que viuen les famílies cristianes, i d’una manera molt especial les mesures disciplinàries que afecten les persones divorciades. El papa Francesc havia anunciat el seu interès per revisar totes aquestes qüestions i donar-lis un nou enfoc més humà i evangèlic des d’una perspectiva de l’acció misericordiosa de Déu.De la mà de Benjamín Forcano -un dels teòlegs moralistes espanyols més significats en la reivindicació d’una nova visió de l’Església sobre la vida sexual i les relacions afectives de les persones, expulsat de l’ordre dels claretians per mantenir posicionaments teològics contraris a l’ortodòxia imposada des de la Congregacio per la Doctrina de la Fe- revisarem críticament els aspectes més rellevants del document post-sinodal “L’Alegria de l’Amor” que per molts de nosaltres va significar un primer senyal de la força del sector conservador i els efectes que començava a tenir el bloqueig a Francesc.

Estem convençuts que el tema us interessarà i ens acompanyareu en aquesta nova Diada per la Pluralitat que celebrarem el proper dimecres 29 de juny, a l’auditori de la Facultat de Comunicació Blanquerna de Barcelona. Un espai ben comunicat, prop del metro d’Universitat de la línia 1 (vermella), a tocar del carrer de Valldonzela, al barri del Raval.

Us agrairem que en feu difusió i convideu els vostres amics i coneguts a participar-hi.

 

 

 

 

 
Orlando

Tenemos el placer de invitarle al acto ecuménico en el que participaran gentes de diferentes tradiciones cristianas, en memoria de los fallecidos en el atentado de Orlando (EEUU) del pasado día 12 en el que murieron 49 personas.

Deploramos estos terribles asesinatos masivos e intencionados contra lesbianas, gays, bisexuales y transexuales, y nos unimos a las oraciones de nuestros hermanos en los EEUU y en el mundo, pidiendo a Dios consuelo para las familias de las víctimas, y fortaleza para el pueblo estadounidense en esta hora de dolor e incertidumbre.

Llamamos a un tiempo de oración para que una nueva etapa de paz y prosperidad pueda ser disfrutado por todos y todas.

El acto sera el próximo sábado 25 de junio, dará comienzo a las 19:00 horas en la Iglesia de El Salvador situada en la C/ Noviciado, 5 de Madrid.

Le rogamos haga extensible esta invitación a toda persona que pueda estar interesada en participar en este acto, agradecemos su atención y esperamos poder contar con su presencia.

Atentamente,

Convocan y/o apoyan: Iglesia Evangélica Española, Grupo de Fe y Espiritualidad FELGTB, Iglesia de La Esperanza (IERE), Grupo de Espiritualidad COGAM, Grupo de Fe y Espiritualidad F26D, Redes Cristianas, M.C.H. Nueva Magdala, Crismhom, Mensajeros de la Paz, Iglesia de la Comunidad Metropolitana de España, Carmelo Ecuménico.

 
ccp

 

El colectivo de Comunidades Cristianas Populares de Andalucía en la celebración del Día mundial de las Personas Refugiadas  manifiesta que la Unión Europea ha vendido su alma  al diablo del mercado prepotente del Neoliberalismo económico, olvidando su trayectoria social y tantos esfuerzos y revoluciones por los derechos humanos.

Lejos quedan los buenos deseos de sus padres fundadores cuando al término de la II Guerra Mundial diseñaron un proyecto de comunidad europea basado en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que aunque significaba  salvar intereses también implicaba salvar valores y libertades para la ciudadanía

El acuerdo UE-Turquía, del 20 de marzo,  convierte la Europa de los valores y libertades en la Europa policial y del miedo, sacrificando en aras del mercado,  la Carta Internacional de derechos Humanos, la Carta de los Derechos Fundamentales de la UE y la Convención de Ginebra para las personas Refugiadas, propiciando el naufragio de la Europa social y convirtiendo a las personas refugiadas en moneda de cambio de intereses económicos y geoestratégicos. El acuerdo no aporta ninguna solución y está provocando la apertura de otras vías más peligrosas y costosas para las personas refugiadas como la del Mediterráneo Central, que es la más mortal del mundo.

Nuestra Europa sufre un ataque de amnesia y olvida que hasta mediados del siglo pasado fue tierra de emigrantes, con decenas de millones de europeos que marcharon a “hacer las Américas” huyendo del hambre y la violencia de las continuas guerras.

Desde esta situación de desconcierto y ante las inminentes elecciones del 26 de junio,  pedimos cambiar el enfoque de las políticas de migración y asilo poniendo en el centro a  las personas y sus derechos. Exigimos al nuevo gobierno que salga de las urnas que retire su apoyo al acuerdo de la UE-Turquía y exija escrupulosamente el cumplimiento de los derechos humanos en las fronteras de Ceuta y Melilla eliminando la Ley de Seguridad Ciudadana, cuya disposición Final Primera modifica la Ley de Extranjería para amparar las devoluciones en caliente.

Pedimos  a los partidos políticos que asuman el compromiso de acogimiento de al menos, 18.449 personas, la cuota que públicamente decidió asumir el Gobierno. Y de cara a este verano, en el que se nos anuncia otro drama en la ruta del Mediterráneo central, la puesta en marcha de vías legales y seguras de acceso al procedimiento de asilo, habilitando la posibilidad de solicitar asilo en embajadas y consulados españoles, facilitando la emisión de visados humanitarios, la supresión de la exigencia de visado de tránsito aeroportuario impuesto en 2011 a personas de nacionalidad siria y la aprobación urgente del Reglamento de la Ley de Asilo pendiente desde hace siete años.

Denunciamos la lentitud con la que la UE está llevando a cabo la reubicación y reasentamiento de los más de 180.000 personas refugiadas, externalizando fronteras, para salir del paso y vaciando de contenido jurídico las leyes de asilo y refugio, alejándose cada vez más de la tradición cristiana de la hospitalidad. Ese valor ético, que evoca la apertura a un “nosotros” que genere en las personas la experiencia de que “nada humano me es ajeno”.

Valoramos agradecidamente el trabajo de miles de voluntarios y ONGs, tendiendo abrazos desinteresadamente. Pensamos que son los estados culpables de dicha situación y sus administraciones públicas quienes debieran solventar esta situación así como la de los campos de personas refugiadas en todos los pueblos del mundo.

Alentamos a la ciudadanía a seguir movilizándose para exigir a la UE y a los gobiernos de los estados miembros,  que desplieguen de una vez por todas, una verdadera política de acogida, y asilo inspirada en los valores y principios que la UE reconoce como fundacionales. Huir no es delito. Derechos Humanos para las personas migrantes y refugiadas.

 

 

Comunidades Cristianas Populares de Andalucía

20 de Junio de 2016.

Día Internacional de las Personas Refugiadas.

.

 

 

 

 

“La Mujer en la Iglesia“.     Gacetilla

Se celebró  esta Jornada el pasado 13 de Mayo en el Centro Arrupe de Sevilla, acompañándonos  Pepa Torres que se encargó de orientarnos en este tema mediante una excelente y documentada exposición.

Comienza advirtiendo que “la Mujer” como tal no existe, sino “las mujeres” reales,  precisión que no es sólo cuestión de lenguaje, sino que con la diversidad y riqueza del plural quiere romper un esencialismo conceptual muy extendido.

En la exposición que sigue se van a contraponer la esperanza basada en las manifestaciones y declaraciones de Francisco, y la duda crítica sustentada por la experiencia de las mujeres, que han esperado en la Iglesia demasiado tiempo a que las palabras se traduzcan en hechos.

Junto a la imagen del cartel de la Jornada, que refleja la subordinación de muchas mujeres a una institución abrumadoramente jerarquizada y antropocéntrica; hay que decir que coexiste otra línea femenina y dinamizadora que lucha por una Iglesia de iguales.

Las mujeres acostumbradas a que nadie les regale nada, han defendido en la historia el poder del no, el de los sueños, las rebeliones y resistencias. Recordamos sin duda la negativa de Rosa Parks, mujer de raza negra que se negó a dejar su asiento a un blanco en los racistas EEUU de 1955. Esta valerosa muestra de dignidad inició un amplio movimiento reivindicativo de derechos civiles para los negros, que al día de hoy culmina con Obama en la presidencia de EEUU.

En la Historia de la Iglesia muchas mujeres, en su camino por seguir a Jesús, han reivindicado el poder del no y la desobediencia al patriarcado. Ya en los siglos XII y XII hay que resaltar el movimiento de las beguinas,  mujeres cristianas e intelectuales, a la vez contemplativas y activas; y las figuras de Guillermina y Maifreda vinculadas con ellas, que sostenían en el siglo XIII que Jesús murió por todos y todas en una salvación universal, que incluía también a judíos y musulmanes. Igualmente aseveraban que las mujeres -siendo a imagen y semejanza de Dios- pueden presidir la Eucaristía.  Ambas fueron declaradas herejes así como sus seguidores, y el movimiento reconducido hacia formas más “ortodoxas”.

Juliana de Norwich en el siglo XIV, afirmaba que ni el pecado nos puede alejar de Dios y consideraba a Cristo como Madre; y en el siglo XVI Mary Ward -religiosa católica fundadora de las “Madres Irlandesas”-,  es  considerada sospechosa de herejía y denunciada a la Inquisición, principalmente por pretender para su nueva Institución romper la clausura, que por entonces era norma obligada para todas las religiosas.

Mary Ward fue encarcelada acusada de herejía, cisma y rebelión y en 1631 el Papa Urbano VIII dicta una bula suspendiendo radicalmente el Instituto. No se le llegó a procesar formalmente y se la declaró limpia de sospecha sobre su fe, pero siguió vigilada. Dijo que “hasta ahora nos han dicho lo que debemos creer, pero habrá un futuro en que las mujeres  harán grandes cosas por sí mismas. Os niegan la esperanza, pero no hay diferencia entre hombres y mujeres.”

Cita en último lugar para abreviar, a la sufragista y activista católica española  Concepción Gimeno de Flaquer, que hacia el final del siglo XIX fue defensora activa de los derechos de la mujer, basándose en que Jesús practicó en su vida la igualdad de derechos.

De estas mujeres venimos; mujeres que se revelaron contra la fuerza domesticadora del sí, en la que todos hemos sido educados.

A este respecto merece la pena detenerse, en la manera de presentarnos el sí de María de Nazaret como modelo de obediencia, resignación/sumisión (en el peor sentido) y el silencio. Se han ignorado sus noes históricos, su identificación con el Magnificat, su solidaridad con Isabel y su integración con otras mujeres discípulas en la comunidad de iguales que seguían a Jesús.

Porque los síes del cristiano no son de sumisión, sino críticos en su pretensión de construir desde abajo la utopía del Reinado de Dios. Por eso ha habido siempre hombres y mujeres en la frontera que han abierto  nuevos horizontes de liberación, desde la Iglesia hacia el corazón del mundo. Entre ellos mujeres invisibilizadas en su oposición al orden simbólico del padre basado en el poder y la violencia, valores -que sin distinción de sexos-,  se han instalado en el imaginario personal, doméstico, social y religioso.

Los valores femeninos se basan por el contrario en el amor y el cuidado, creando un orden de libertad de carácter universal. En la Iglesia específicamente luchamos por nuestros sueños de inclusión/liberación sexista que integre la valoración de nuestros cuerpos, y por una espiritualidad que nos religue a Dios/a incluyendo las experiencias cotidianas de las mujeres.

Las raíces de la situación de exclusión de estos valores femeninos en la Iglesia, se encuentran en unas imágenes, lenguaje y hermenéutica patriarcales; procedentes tanto de la cultura de Israel, como de la figura fundamental del pater familias del mundo romano, ámbito en el que se desarrolló el cristianismo de los primeros siglos.

Ambas raíces comparten una pirámide patriarcal fuertemente jerarquizada, en cuyo nivel más bajo están las mujeres y las niñas, consideradas como  cuerpos a disposición del varón, de la familia y del clan. Personas no en sí mismas, sino en función de los demás, esencialmente como reproductoras tanto del nivel biológico como del simbólico.

El patriarcado se refuerza con una imagen de Dios y un lenguaje sobre Él que se identifican con la experiencia masculina, con la fuerza y el poder, porque como dice Mary Daly “si Dios es varón, el varón es Dios”.  Por tanto las experiencias femeninas son invisibilizadas, porque  el patriarcado y el antropocentrismo están profundamente interconectados. En este camino hemos llegado a un Kiriarcado, neologismo acuñado por Elisabeth  Schüssler Fiorenza para designar una concepción colectiva que parte de una imagen de Dios como señor, varón y blanco, que viene a legitimar la minusvaloración femenina, el racismo y el clasismo.

Reacción para neutralizar este imaginario, es el grito de “Dios es negra” lanzado por una teóloga africana cansada de las justificaciones interesadas en considerar la indignidad del cuerpo de la mujer para representar lo divino.

Para Tomás de Aquino la mujer es un varón imperfecto pues comparte una antropología dualista que la desvaloriza, creada a imagen del varón. Incluso en la etimología de “femenino” (formada por fe y minus), encontramos la subordinación y debilidad proclive al mal que se atribuyen a la fe de un ser imperfecto, y el alma se concibe como masculina porque no puede ser imperfecta. En concordancia con esta idea a las santas y mártires se las viriliza, y  las monjas -como personas consagradas- debían virilizarse o asexuarse ocultando sus formas, cortándose el pelo y eliminando todo exorno. Este imaginario llega hasta  el extremo de plasmarse en textos en la Europa medieval -como “El martillo de brujas”-, que justifican la quema de mujeres basándose en los anteriores razonamientos.

Queda claro que la forma sexuada de Dios no resulta neutra y condiciona el lugar de las mujeres en la Iglesia. Para cambiarlo hemos de superar tanto el  imaginario sobre la figura de Dios, como el lenguaje a Él referido como verdad más profunda. Hoy es evidente que el dimorfismo sexual aplicado a Dios que es Espíritu no tiene sentido, pero sigue subsistiendo tanto en el lenguaje corriente como en el litúrgico, atribuyendo la primacía a lo masculino y  como consecuencia la devaluación de lo femenino.

Sin embargo en la Biblia y en la Tradición coexisten desde el principio otros imaginarios minoritarios y marginados de los que cita algunos ejemplos: 1) las palabras de Isaías sobre la fidelidad maternal de Dios (Sl 131 e Is 49,15); 2) su carácter de vientre portador (Is 46,3); 3)  la bella imagen de San Irineo que hablaba del pezón nutricio de Dios, potente imagen sexual que podría cambiar nuestro imaginario haciéndolo más inclusivo; 4) Y también la de María de Oignies para quien en la cruz Dios rasga su vientre para alumbrar una nueva humanidad.

Las consecuencias del predominio del imaginario patriarcal nos los encontramos en una moral, una hermenéutica y una liturgia patriarcales que todo lo inundan. La antropología subyacente al mismo minusvalora lo femenino, y desde esa idea hace sus interpretaciones y valoraciones. Lo refleja el relato inicial del Génesis y la presentación de la figura de Eva como tentadora e introductora del mal. Y hasta hoy se perpetúa esta imagen seductora y tentadora de su cuerpo usada por la publicidad notablemente; con lo cual se refuerza la idea de indignidad de la mujer para representar a la divinidad.

La hermenéutica patriarcal no sólo se refleja en su interpretación y elección selectiva de textos bíblicos o de la Tradición, sino también cuando en la liturgia incluye algunos claramente misóginos como en la ceremonia del matrimonio. Las consecuencias prácticas de esta dinámica selectiva es la subordinación de las mujeres y su identificación con la culpa.

La hermenéutica femenina está siendo partera de una comunidad de iguales que despatriarcalice el paradigma actual. Procede a) de unas mujeres sujetos de un discurso del cambio social y eclesial, que tienen una palabra propia; b) de la necesidad de reinterpretar la palabra de Dios desde la realidad actual y de deconstruir lo realizado dentro de sociedades y culturas fuertemente machistas.

¿Puede ser palabra de Dios, aquello que oprime a las mujeres?¿O un imaginario de Dios para las mujeres una violación (Me violaste y me pudiste Jr20,7)?.

Jesús rompe la tradición judía, liberando a las mujeres con su Buena Noticia. En su época y cultura la mujer se consideraba un objeto sin derechos, útil sólo para la procreación en la cual incluso se consideraba secundaria su contribución, atribuyendo la fuerza engendradora al varón. La mujer sin hijos era maldita, y la sangre de  la menstruación era causa y señal de la impureza femenina. No tenían la obligación de rezar ni podían desempeñar ministerio alguno por no considerarlas sujeto religioso.  Incluso la circuncisión, el símbolo religioso de pertenencia al pueblo elegido, era un signo netamente masculino.

Jesús desafía todos estos preceptos patriarcales en su relación con las mujeres (habla con la samaritana, cura en sábado, protege a la adúltera…); pero sobre todo las admite y acepta como discípulas y las convierte en las primeras que testifican su resurrección. Hay que valorar debidamente lo que supone de transgresión la predicación y práctica de Jesús en este aspecto, pero también la valentía de las mujeres que fueron sus seguidoras y de aquellas que compartieron su transgresión.

Sobre el discipulado de las mujeres hay un texto indiscutible, Lc 8, 1-3 que cita que “le acompañaban los 12 y algunas mujeres…” y enumera funciones de estas que son propias del discipulado (lo que se refuerza en la relación de Jesús con Marta y María),  con verbos que se repiten en su seguimiento hasta la cruz. Sobre todo su papel fundamental como testigos de la Resurrección es tan relevante, que no ha podido ser ocultado, disimulado, ni menos inventado en un contexto que no reconocía a las mujeres capacidad para testificar legalmente.

La Iglesia no puede discriminar a las mujeres con tales antecedentes: Jesús no es machista, ni muestra signo alguno de superioridad sobre las mujeres. Como no puede ser de otra manera la salvación de Jesús es universal. Invitándolas  a ser compañeras en la misión (Lc 8, 1-3; Jn 4,27-29), Jesús desmonta prejuicios, va más allá de los estereotipos y acepta su atrevimiento al acercársele.

El movimiento de Jesús y de las primeras comunidades tiende a crear una comunidad de iguales Su práctica -aunque con tensiones-  subvierte los preceptos patriarcales y las clases sociales. Sin embargo su posterior inculturación en un orden greco-romano patriarcal, se hace en gran medida sacrificando  los avances y derechos obtenidos en la consideración de las mujeres, y adoptando las formas propias del imperio romano.

Este retroceso deja  tempranamente su huella, ya en el Evangelio de Juan que es el más tardío; y en las cartas pastorales, se va subordinando el papel de las mujeres a los varones aunque no se pueden ignorar experiencias tan fundamentales como las de la Magdalena. Pablo ya ignora el testimonio de las mujeres sobre la resurrección y prima el testimonio de los doce (1ªCor15,3ss), y también las subordina al orden patriarcal pidiendo que las mujeres se cubran para profetizar y como signo de sujeción en las asambleas (1ªCor 11,3ss y 14,34ss). No obstante queda constancia de que hay mujeres que le ayudan eficazmente a Pablo y le acompañan en su misión y declara que entre bautizados ya no hay varón ni hembra (Ga 3,28).

Los códices domésticos postpaulinos y las cartas pastorales detectan la progresiva subordinación de las mujeres. En Co 3,18-21 se desprende una reciprocidad en el matrimonio, mientras que en Ef 5,21ss ya se desprende una subordinación entre cónyugues al asimilar el matrimonio a la relación de Cristo (varón) y la Iglesia (mujer).

Al final del siglo II el liderazgo comunitario en la gran Iglesia, es sustituido por el liderazgo del obispo varón, en quien se concentran todos los ministerios y carismas. Este hecho perjudica sobre todo a las mujeres, cuya misión y profetismo el montanismo llega a considerar herético. A partir de  entonces se valora a las mujeres en función de su misticismo y virginidad, reduciendo la función de las diaconisas a su intervención en el bautismo de mujeres y a la liturgia.

Curiosamente en la fijación del canon de escritos neotestamentarios -que comienza en esa época-, son descartados aquellos que valoran y desarrollan más la idea de “comunidad de iguales”; y paralelamente las tradiciones orales quedan postergadas. Eso hace que las escrituras queden en manos de una élite de varones y además varones doctos,  habida cuenta de que la mayoría de la población y casi todas las mujeres de la época eran iletrados.

Hoy la Iglesia es una de las instituciones más androcéntricas y patriarcales que existen, y ello propicia varias preguntas desde fuera de ella ¿Por qué las mujeres seguís dentro? Estáis sosteniéndola mientras  confiáis en su utópico cambio. ¿El cambiarla tiene futuro?

Una mujer consciente dentro de la Iglesia es acusada de activista, porque las perspectivas de género son demonizadas en ella. Si es sumisa al régimen patriarcal se elogian su generosidad y servicios, pero al reivindicar la libertad y sus aspiraciones de igualdad se la margina, se sospecha de desviación doctrinal y se la enfrenta con el mito de una María obediente y callada que no coincide con la María histórica, ni es un modelo que sintonice con la mujer actual.

De alguna manera la Institución eclesial e incluso Francisco, ofrecen esta figura interesada de María, para neutralizar la aspiración de las mujeres al sacerdocio; ocultando la figura de María seguidora de Jesús e incluida en una comunidad de iguales con plenitud de ministerios. De forma similar se distorsiona la figura de la Magdalena que es reconocida por el Resucitado, dotada de autoridad para proclamar su palabra al mundo y constituida Apostol de los Apóstoles.

Para un amplio colectivo de mujeres, que quiere que la Iglesia cambie para participar en ella con plenitud de derechos, es necesario seguir bebiendo de la teología feminista; y desde ella usar la categoría de género para depurar estas interpretaciones y ocultaciones intencionadas, logrando así eliminar la desigualdad de derechos y de capacidad decisoria en la Iglesia.

La categoría de género es un instrumento de análisis que cuestiona las realidades culturales concretas del patriarcado, que condicionan los conceptos de lo masculino y femenino ahora tan diferentemente concebidos. La perspectiva de género es liberadora para las mujeres, al presentarnos una manera distinta de ser persona mujer o persona hombre y de vivir las relaciones entre ambos, y también al deslegitimar la minusvaloración que el clericalismo nos impone a todos y especialmente a las mujeres. La estructura eclesial se resiste a incorporarla al considerarla una amenaza y la teología conservadora la ve como peligrosa para la familia; pero el no hacerlo es perpetuar el imaginario anterior  petrificándolo más allá de todo cambio.

Admitimos que los actos y declaraciones de Francisco, reflejan sin duda buenas intenciones de cambio, pero recordamos que nunca a las mujeres se nos ha regalado nada y que la anunciada comisión para  el estudio del diaconado femenino, le fue arrancada por la Conferencia de Superioras Generales. Antes no había dicho nada sobre ese tema y respecto al sacerdocio de las mujeres, está claro que mantiene igual posición que los anteriores Papas.

Francisco mantiene el imaginario patriarcal que considera a María como modelo alternativo y subordinado al que debemos asimilarnos las mujeres y no pretender tomar a Jesús como modelo; y también comparte el esencialismo de la radical diferencia entre el varón y la mujer. La buena voluntad de Francisco pidiendo una teología femenina, nos mostró su ignorancia al respecto, porque ya desde los pasados años 70 surgió en Alemania no sólo una teología femenina, sino una teología feminista seriamente basada.

En resumen vemos en Francisco una ambigüedad entre sus indiscutibles buenas intenciones de incrementar el papel de las mujeres en la Iglesia, y su formación básica que parte de una visión teológica androcéntrica que no le ayuda a comprender las profundas reivindicaciones femeninas. Esta circunstancia hace que las importantes aportaciones del Papa en aspectos sociales y medioambientales, no tengan comparación con las realizadas en el tema de la mujer en general, aunque son valiosas sus aportaciones sobre el maltrato, abuso y pobreza femenina que son sin duda temas que le preocupan seriamente. Nos tememos que las reivindicaciones de las mujeres sean una vez más postergadas en función de conseguir otros objetivos

Mientras aguardamos esperanzadas a que las declaraciones se  conviertan en actos de gobierno dentro de la Iglesia, opinamos como una teóloga coreana que mientras la Iglesia no se comprometa a fondo con los Derechos Humanos, las reivindicaciones sociales y la igualdad de la mujer, es difícil que pueda legitimar su mensaje evangélico.

Soñamos y reclamamos una Iglesia en que las mujeres  seamos miembros de pleno derecho con suficiente presencia en los órganos consultivos, deliberativos y decisorios; en la que se nos reconozca  la plena ministralidad en razón de nuestra consagración como bautizadas y desaparezca toda discriminación en función del sexo. Una Iglesia  en la que la teología y la reinterpretación bíblica feminista pongan de manifiesto que el Evangelio no puede ser proclamado sin considerar también al discipulado femenino. Que  sirva a la liberación de las mujeres y se abra al diálogo y cultura del feminismo en forma crítica y constructiva.

No queremos volver la tortilla sino la igualdad y justicia que elimine el antropocentrismo y patriarcalismo secular en la jerarquización, lenguajes y homilías, reconociendo la adultez de hombres y mujeres sin distinción sexual.

Seguimos siendo Iglesia y seguimos trabajando por ella aunque con frecuencia seamos invisibilizadas; porque nuestro derecho de pertenecer a ella no depende de que alguien nos lo otorgue, sino de sentirnos templos del Espíritu libre y creativo de Dios.

************

Terminada la exposición de Pepa Torres, formamos grupos de trabajo para reflexionar tanto sobre sus aportaciones, como sobre la situación real en la que las mujeres se encuentran en nuestra Iglesia local. Posteriormente tuvimos con ella un animado coloquio que brevemente resumimos:

Se le pide amplíe lo dicho sobre el poder del no, respondiendo que el mismo Evangelio es el relato de una desobediencia radical de Jesús hacia el orden religioso-social de su época. La lectura del Evangelio desde los noes, deja al descubierto su fuerza y Santo Tomás ya declara la licitud de la desobediencia ante leyes injustas. Hoy tenemos que recuperar la cultura de la desobediencia civil, pero integrarla con un profundo discernimiento comunitario que es el que le da sentido y eficacia. Necesitamos practicar huecos y fisuras en la situación actual, pero no necesitamos héroes ni queremos víctimas, y a veces el silencio resulta subversivo.  Tenemos mucho que aprender de los movimientos sociales y antisistema en esto, para discernir lo útil y lo que nos lleva al choque contra un muro; cuándo interesa la visibilidad y cuándo interesa más un lento trabajo de termitas. Por ejemplo no se visibiliza la existencia de mujeres ordenadas en EEUU e incluso son toleradas en Alemania fuera de órdenes religiosas. Sobre todo debemos recordar que la Iglesia es mucho más que su estructura institucional y que en ese mucho más hay una gran tarea por hacer.

Una curiosa intervención señala el hecho histórico de que todas las grandes religiones tienen en su origen a un varón como mensajero de lo divino (Buda, Abraham-Moisés, Jesús, Mahoma…) ¿No serían las cosas distintas si la divinidad se hubiera encarnado en una mujer? Le responde Pepa que no debemos caer en el esencialismo de diferenciar radicalmente el sexo de las personas, ni en pensar en un tipo de cristología “descendente” es decir que Dios manda desde fuera a alguien sexuado en quien se encarna. Más bien debemos ver que en sociedades patriarcales, cuyo imaginario presenta al varón como la mejor imagen de lo divino, se encuentre en figuras masculinas el mensaje con autoridad que va buscando. Evidentemente sería distinto si tuviéramos la idea de un Dios con pechos, pero no ha sido así. Sin embargo en la primera Iglesia encontramos mujeres con autoridad -que ya citamos-, y ya Guillermina y Mainfreda defendían que Cristo se encarna en la naturaleza humana (varón y mujer), por lo cual también las mujeres representamos a Cristo, somos referentes de plenitud humana y podemos sin menoscabo alguno presidir las Eucaristías.

Se plantea seguidamente el problema de la fijación de un rol para cada sexo, y más en concreto la atribución a cada uno de ellos de unas funciones, poderes y responsabilidades. En la contestación a este tema se destaca la irrealidad da tal atribución, que es de carácter cultural, y las consecuencias limitadoras que tiene el paradigma patriarcal tanto para mujeres como para varones. También se resalta el esencialismo de la Iglesia en este aspecto, divinizando como pretendido “orden natural” algo que es el patrón cultural de una concepción patriarcal dualista de la realidad. ¿Cómo cambiar esto y que contenido darle a cada rol? Hay que tener claro el qué, el para qué, y el cómo. Es fundamental para ello el cuestionamiento de lo actual desde la perspectiva de género. En Jesús podemos ver en bastantes ocasiones transgresiones de género y desde ahí comprender que no podemos emplear generalizaciones, ni hay imposibilidad real para que se encuentre en un varón la delicadeza y el cuidado, o en una mujer la capacidad emprendedora y organizativa. La educación empezando desde la familia puede cambiar mucho las cosas, eliminando los machismos y los micromachismos -más numerosos y disimulados- que hoy existen; pero es esencial cambiar unas estructuras organizativas fuertemente masculinas, en las que tienen difícil encaje los valores considerados “femeninos”. Sin duda se está avanzando en una cultura del ser que sustituya a la patriarcal-dualista, pero Pepa se decanta más por una cultura basada en la dignidad y diversidad de los cuerpos -masculinos y femeninos- como imagen de Dios. Y piensa así porque cree que hay que rescatar la materialidad y carácter total de la Encarnación concreta y no desmaterializar este hecho.

Otro tema de fondo que surge es el del poder institucional y la resistencia de todas las estructuras a la cesión del poder, recurriendo a todo tipo de argumentos. Alguien plantea la sospecha de que si en la segunda venida de Cristo, éste se encarnara en una mujer, sería posiblemente  calificada de ser el Anticristo. Suposiciones aparte, la consecución de igualdad para las mujeres tiene mucho que ver con su empoderamiento, pero Pepa resalta que ha de perseguirse con la base de un profundo discernimiento. Por ejemplo la reivindicación del sacerdocio de la mujer es un tema polémico entre los movimientos femeninos pues coexisten opiniones contrapuestas. Muchas queremos una Iglesia desclericalizada  (otras no), y acceder a los espacios de poder, no para seguir manteniendo el sistema de poder organizativo masculino, clericalizado y jerárquico, sino para cambiar a otro modelo de Iglesia. Porque antes de reivindicar un determinado puesto, hay que discernir si sirve para cambiar o para servir de florero que justifique que nada cambie. Es evidente que las mujeres tienen que ocupar lugares con visibilidad y capacidad decisoria para cambiar la Iglesia, pero hay que discernir cuales y para qué. En la Iglesia anglicana que cuenta con mujeres ordenadas e incluso una mujer obispo, hay una fuerte discusión alrededor de este tema. Puede parecer que sólo queremos un trozo de pastel, pero hay pastel que muchas no queremos. Lo que deseamos es tener la posibilidad de decidirlo.

Alguien comenta que en la sociedad civil hay muchas nuevas posibilidades que las mujeres están consiguiendo ¿Por qué no resulta posible trasladar esta situación a la Iglesia Institución?. Este Papa habló de la posibilidad de nombrar a mujeres como cardenales (cargo que no precisa ordenación), pero el tema se ha silenciado. Tenemos que tener claro que no podemos depender de lo que haga el Papa; aunque podamos aprovechar su respaldo el trabajo principal es nuestro. En las comunidades que pudiéramos situar extramuros de la institución jerárquica, si se nota el avance hacia la igualdad de derechos: ya contamos con tres generaciones de teólogas, no es raro encontrar laicas que están anunciando la Palabra de Dios, profundizando en la teoría y práctica de la catequesis, o desempeñando funciones de responsabilidad. Los cambios de paradigma vienen siempre forzados desde fuera del paradigma y los puestos de poder no son los únicos que pueden hacerlo. Trabajar en todos los sitios en que se predica la fe, es lo más  importante para cambiar el imaginario patriarcal predominante.

Finalmente se apunta el problema de la democratización de la Iglesia, tema que no había surgido todavía. Se opina que el nuevo paradigma a perseguir debe incluir esta democratización no sólo como objetivo sino como método para conseguirlo, porque tan importante es el qué, como el cómo democrático. Hay que reconocerle a los fieles de base sin distinción de sexo, al Pueblo de Dios, libertad para opinar y participar en la elección de sus pastores y en el desarrollo de su vocación y misión, como en los primeros siglos de la Iglesia, cosa que hasta el momento les es negada.  Ya no queda tiempo para detenerse en esta cuestión tan fundamental a la que tanto teme la estructura institucional de la Iglesia. Tanto la considera un peligro que expulsa o anatematiza a cualquiera sea varón o mujer que intenta reivindicarla.

***

Acompañamos los enlaces a los vídeos de la conferencia que han sido realizados y divulgados por el equipo de Fe Adulta.

http://www.feadulta.com/es/effa/95-secc5cat/3350-sec5col03.html

http://www.feadulta.com/es/effa/95-secc5cat/3362-sec5col04.html

 

 

 
ccp

Votar ¿Para que todo siga igual, o apoyar las fuerzas del verdadero cambio?

 

La Coordinadora Estatal de CCP anima a participar y a no dejarse engañar este 26-J.

 

No me preocupa el grito de los violentos,

de los corruptos, de los deshonestos, de los sin ética. 

Lo que más me preocupa es el silencio de los buenos”.

 

Martin Luther King

 

Tras el debate suscitado en la última coordinadora estatal de CCP*, ante las próximas elecciones y fruto del consenso de todos sus miembros presentes, decidimos comunicar a la opinión pública lo siguiente:

 

  1. Estamos ante unas nuevas elecciones generales asistiendo a una intoxicación sistemática de los mensajes electorales por parte de muchos agentes políticos, tratando de desviar la atención de los ciudadanos hacia temas muy diferentes de los que realmente les interesan (v. gr Venezuela) y utilizando la mentira y la difamación como arma política (v.gr. terrorismo). Y esto, que se da mucho más hacia una coalición que hacia el resto de partidos, ni es justo, ni verdadero.

 

  1. Con demasiada frecuencia, los medios de comunicación manipulan la información política en función de los intereses de las empresas que están detrás de esos medios, tratando de evitar que los ciudadanos piensen por sí mismos y de perpetuar en el poder a quienes defienden dichos intereses. Animamos a contrastar las informaciones o a pedir el asesoramiento de familiares y amigos a aquellas personas que no puedan o no sepan hacerlo.

 

  1. Los elementos sobre los que queremos que se pronuncien los partidos son, entre otros, éstos: el pago de la deuda pública, el empleo escaso y precario, los desahucios, la sanidad pública, la educación, la ayuda a la dependencia, la acogida a los refugiados, la laicidad del estado, los acuerdos entre la Iglesia y el estado… Tenemos derecho a saber qué quiere hacer cada partido político para afrontar esos temas y, llegado el caso, con quienes van a pactar, para saberlo antes de votar.

 

  1. Los gobiernos que durante los últimos años han ejercido el poder, no han dado respuesta adecuada a esos temas esenciales, (a la vista están los resultados, especialmente para las clases más desfavorecidas). Más bien han mostrado una incoherencia total entre lo que prometían en sus programas y las realizaciones concretas, además de haber estado envueltos en una fuerte corrupción económica y política, que a todos nos ha afectado. No creemos que sea buena idea volver a votar a quienes son responsables de la situación actual.

 

  1. La importancia del momento político que vivimos es inmensa. Creemos que otra forma de hacer política es posible y necesaria, y para ello creemos que hay que optar. Podemos aceptar que todo continúe igual, callando, no desmintiendo, o no votando, haciendo el juego al mismo engaño, o podemos contribuir con nuestro voto y nuestra participación activa, a un cambio de políticas apoyando a quienes nos parezca que están dispuestos a un cambio real.

 

  1. Desde hace muchos años hemos apostado por la Laicidad del Estado. También aquí unos la prometen y nunca la aplicaron y otros parecen garantizarla si gobiernan o influyen en el gobierno. Esta es otra clave muchas veces tergiversada intencionalmente para acusar a algunos partidos de ir contra la Iglesia y eso tampoco es verdad. La laicidad y libertad de conciencia no va contra ninguna religión.

 

  1. Como cristianas y cristianos, que llevamos en nuestro ideario “la opción por los pobres” no podemos quedarnos al margen de lo que está en juego, ni permitir que gobiernen en contra de los empobrecidos y a favor de las élites. Es fundamental que participemos activamente en el cambio de rumbo que nuestro país y todo el mundo occidental necesita. No en vano así titulamos nuestro último encuentro estatal de CCP: “De la indignación al cambio de Sistema”.
  2. Queremos vivificar ese plus de esperanza que debe tener todo seguidor de Jesús de Nazaret y nos comprometemos para ello a aportar y exigir el sentido ético que debe impregnar la acción política y que los valores de igualdad, solidaridad, coherencia, radicalidad o fraternidad, -para nada exclusivos de ninguna creencia- sirvan para la construcción de una verdadera alternativa al capitalismo –por la que también clamaba el Papa Francisco, entrelazada con las luchas populares y fundada en unos principios plenamente democráticos.
  3. Pensamos honestamente, (respetando la libertad personal de cada uno), que el 26J nuestra obligación es votar, porque nunca fue evangélico el silencio de los buenos que decía Luther King. Y votar situándonos desde los últimos, tanto al hacer una lectura crítica de la realidad, como al posicionarnos desde la indignación profética. En este sentido poner de manifiesto y denunciar -desde los excluidos- las políticas que empobrecen a la gran mayoría, debería ser la ayuda del evangelio a la política, porque como decía el Papa Francisco “Hay que salir hacia las periferias existenciales
  4. Y terminamos este decálogo con otra cita, esta vez de Cristianisme i Justicia. “Una persona cristiana no debería desentenderse de la política como argumento –comprensible- de que la política es tan sucia que ya no tiene remedio, porque equivaldría a dejar dicha política en manos de aquellos que no quieren remediarla” Así hemos hecho en demasiadas ocasiones y así nos la han liado.

 

Dado el 13 de junio de 2016

(*) Coordinadora Estatal de las Comunidades Cristianas Populares

 
Logo del MOCEOP

 

Desde Moceop (Movimiento por el celibato opcional) hemos leído con estupor, sorpresa e indignación las últimas declaraciones de Antonio Cañizares llamado a la desobediencia de las leyes que amparen la ideología de género y diciendo que es “la ideología más insidiosa y destructora de la humanidad de toda la historia ”

Nos apena que este cardenal haga este tipo de declaraciones provocadoras para la inmensa mayoría de la Sociedad que lleva años luchando por la igualdad entre todos los seres humanos en línea con la Declaración Universal de los Derechos Humanos que en sus primeros artículos dice que todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos … sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición.

Es lamentable que el cardenal Cañizares siga con unos principios absolutamente desfasados e impropios de una persona con cierto nivel de formación intelectual. Y que no sea sensible ante la ideología de género machista que impera en los estamentos más conservadores de la religión que él representa. Sus ideas personales pueden ser las que manifiesta; pero debería tener más cuidado cuando habla como pastor de una amplia comunidad de creyentes en Jesús de Nazaret.

Además este Cardenal ya ha tenido otras declaraciones muy polémicas como cuando dijo que había una importante escalada contra la familia alentada por ciertos políticos y “con el apoyo del imperio gay y ciertas ideologías feministas”.

También cuando en el pasado octubre dijo “que si con la invasión de refugiados sería todo el trigo limpio y que muy pocos de los refugiados que estaban llegando estaban siendo perseguidos”. De los ateos dijo que “están vacíos y desorientados y que sus ideas prevalentes son el dinero, el sexo, el goce narcisista y el goce del cuerpo.” Dos días antes de las elecciones catalanas organizó una vigilia en la catedral para pedir por la unidad de España, debido, según él, a la gravedad que atravesaba España y Cataluña.

A la vista de todo esto, creemos que el Sr. Cañizares debería presentar   su dimisión por el escándalo que sus declaraciones y actuaciones están provocando en gran parte de la Iglesia católica y de la Sociedad española; y, en todo caso, si no lo hiciera, el Papa Francisco debería cesarlo y sustituirlo por una persona mucho más afín a la línea pastoral que él está intentando llevar a cabo.

 

MOCEOP

 

7 de Junio de 2016


 

 
ccp

         Los miembros de las CCP de Andalucía manifestamos nuestra sorpresa, nuestro desconcierto y nuestro más rotundo rechazo a las declaraciones del cardenal Cañizares, arzobispo de Valencia, respecto a la “ideología de género”.

         Estamos convencidos de que la sociedad civil posee total autonomía frente a cualquier pretendida instancia religiosa superior. Más aún, fue precisamente esa sociedad laica, sin ninguna connotación religiosa, la que formuló la “Declaración Universal de Derechos Humanos” en 1948, con los destrozos todavía humeantes de la segunda guerra mundial.

         En coherencia con estos hechos, se han cambiado las tornas. Son las sociedades religiosas las que deben hacer efectiva en su organización interna la igualdad de todos sus miembros “en dignidad y derechos”, como afirma el art.1º de la citada Declaración de DD.HH.

         Por eso, nos sentimos avergonzados, humillados e indignados ante la resistencia numantina que ofrece la institución eclesiástica a la hora de incorporar en total plano de igualdad tanto varones como mujeres en todas las responsabilidades internas de gestión, dirección y organización. 

         Nos permitimos sugerir al cardenal Cañizares, con todo respeto pero con toda firmeza, que se dé prisa a poner en hora su reloj mental, porque lleva más de un siglo de retraso. Es una exigencia perentoria para ejercer adecuadamente sus responsabilidades directivas. Actuaciones de este calado merecerían su cese fulminante. Y, en último término, si es que quiere mantener una coherencia personal, prestaría el mayor servicio a su comunidad dimitiendo de su cargo. Esa decisión merecería nuestro aplauso y nuestro respeto.

Por nuestra parte, seguimos pensando que Jesús de Nazaret nos invita a actuar con sencilla libertad y coherencia personal porque los derechos no se conceden; se consiguen y se ejercen desde esa libertad y respeto que Jesús vivió y enseñó a su comunidad.

Andalucía, 4 de Junio de 2016      

 
Cartel definitivo

RELIGIONES POR LA ACOGIDA Y LA PAZ

 

Reunidos como personas de fe y de convicciones religiosas, pertenecientes a distintas tradiciones con presencia en Madrid, nos pronunciamos a favor de una acogida digna de las personas solicitantes de asilo que huyen de la persecución religiosa, el hambre y de la guerra. Nos pronunciamos a favor del cumplimiento europeo de sus compromisos con los derechos fundamentales y de la realización inmediata de la relocalización de refugiados desde tierras de Grecia e Italia. Nos pronunciamos a favor del cumplimiento de los compromisos de reasentamiento de la Ley española de Asilo, especialmente para personas vulnerables.

 

Rechazamos la idea extendida de hablar de una crisis de refugiados, cuando lo que no estamos cumpliendo es la solidaridad y la justicia requeridas por nuestros compromisos internacionales como españoles y europeos. Nos encontramos ante una crisis de solidaridad. Numerosos municipios, personas individuales y comunidades de fe han puesto a disposición sus hogares y plazas de acogida, que se encuentran vacías mientras el Estado sigue sin gestionar la llegada a nuestro país de las personas que necesitan protección y refugio.

 

Rechazamos el acuerdo suscrito con Turquía por parte de la Unión Europea, que entró en vigor el pasado 20 de marzo, como estrategia para negar el derecho de asilo a las personas que huyen de la guerra. El citado acuerdo se basa en la afirmación de que Turquía puede ser considerado país seguro. La determinación de dicho estado como país seguro y las devoluciones masivas de personas solicitantes de asilo no están amparadas por la legislación internacional ni corresponden a los tratados suscritos por la Unión Europea en materia de asilo y refugio.

 

Consideramos un atentado contra los derechos fundamentales la aplicación de políticas contrarias a nuestra legislación y al derecho internacional, como la devolución de personas o la detención de solicitantes de asilo, mientras que los acuerdos de relocalización y reasentamiento se prolongan en el tiempo sin soluciones efectivas a las necesidades de las familias refugiadas entre las que numerosos niños se encuentran en situación de vulnerabilidad.

 

Como comunidades de fe y convicciones religiosas, consideramos que esta crisis de solidaridad constituye un gravísimo atentado contra los derechos humanos y es contraria a las enseñanzas que profesamos en favor de una humanidad comprometida con los necesitados, responsable de la justicia y de la paz, y favorecedora de la cultura de la hospitalidad.

 

Apoyamos con rotundidad iniciativas en el Estado español que faciliten el paso seguro de inmigrantes a través del Mediterráneo, como los corredores humanitarios, evitando las mafias que trafican con la vida humana y desarrollando la colaboración con las entidades locales, tal y como se está realizando en Italia gracias a comunidades cristianas.

 

El compromiso de nuestra fe y enseñanzas proféticas nos llaman a reaccionar contra lo que consideramos una falta de humanidad y de justicia. Estamos comprometidos con la paz y rechazamos toda forma de violencia, en particular la de las guerras y el terrorismo, por eso, condenamos categóricamente la justificación de la violencia en nombre de Dios por ser contraria a la naturaleza de Dios y a todo acto verdaderamente religioso.  Nuestro camino es la reconciliación y reclamamos de nuestros gobiernos el compromiso de abordar los conflictos bélicos y resolverlos de forma pacífica y duradera. Será la mejor manera de evitar que haya personas que tengan que huir de sus casas y de sus países.

 

Es cierto que a lo largo de la historia, en numerosas ocasiones, algunos miembros de las distintas religiones no hemos sabido resolver o evitar los conflictos bélicos. En nombre de la religión se han justificado guerras y barbaries, se han fomentado odios o simplemente no se ha hecho lo necesario por evitar tales conflictos. Pero no es menos verdad que los valores sobre la familia humana y la dignidad de todas las personas también tienen una inspiración religiosa. Desde las religiones hemos contribuido en muchas ocasiones a la reconciliación y a la paz, siendo mediadores a través del diálogo y acciones conjuntas. Unidos, hombres y mujeres de todos los credos religiosos, experimentamos que nuestra fe es un motor imparable para superar los prejuicios y convivir pacíficamente. Encontramos en la religión la fuerza para promover una cultura de la acogida y la hospitalidad, de la mediación, el diálogo y la reconciliación, en la que la paz sea el fruto perenne de una justicia que anhelamos junto con todas las personas de buena voluntad que sueñan para sus descendientes un mundo mejor.

 

FIRMANTES DE LA DECLARACIÓN:

 

Asociación para la Conciencia de Krishna (Hare Krishna)

Centro Budista Shambhala de Madrid

Comisión Islámica de España (UCIDE)

Comunidad Bahá’í de España

Comunidad judía reformista de Madrid

Iglesia de la Comunidad Metropolitana

Iglesia Evangélica Española (IEE)

Iglesia Siria Ortodoxa

Vicaría de Pastoral Social del Arzobispado de Madrid

 

Otros grupos y asociaciones:

 

Asociación Arco Forum

Asociación Ecuménica Internacional (IEF)

Asociación Éxodo para la transformación social

Comisión diocesana de Justicia y Paz del Arzobispado de Madrid

Comunidad de Sant‘Egidio

Cristianas y cristianos de base de Madrid

Mensajeros de la paz

Movimiento de los Focolares

Plataforma Evangelio, Justicia y Derechos Sociales

Redes Cristianas

 

 

 

 

 
Xarxa Cristiana.odt

 

HOMOFOBIA Y MISOGINIA según Cañizares.

 

Las referencias del Cardenal Cañizares al “imperio gay” y a la “ideología de género” como peligros para el modelo tradicional de familia católica, reflejan una fobia irracional y una ofensa, no sólo a los colectivos LGTBI ya las mujeres, sino a muchas personas también cristianas, que defendemos la causa de la dignidad y la diversidad LGTBI y feminista.

 

Como sus declaraciones sobre los refugiados (“no todos tardo limpio”), sobre la pobreza (“no hay tantos pobres”), o la vigilia por la unidad de España, reflejan las posturas más reaccionarias de la jerarquía eclesiástica, y de la derecha política.

 

En una sociedad plural y democrática no es aceptable este fundamentalismo patriarcal, machista, homófobo y clerical. La realidad muestra que la misoginia mata. El modelo tradicional de familia en la que la mujer, sumisa y abnegada lo aguanta todo, o el desprecio por la mujer dentro del matrimonio, han demostrado ser una realidad muy cruel.

 

Las palabras del arzobispo son irresponsables y provocadoras, cuando tantas mujeres sufren acosadas, maltratadas y violadas por los sus parejas. Defender, desde la ideología de género, la igualdad entre hombres y mujeres no es “insidioso”, es una cuestión de justicia. O de caridad cristiana, en términos evangélicos.

 

Como personas y grupos cristianos creemos que las palabras de Cañizares son un escándalo y contradicen la alegría del Evangelio como mensaje liberador y la Iglesia misericordiosa.

 

Creemos que Cañizares no es el pastor que la Iglesia valenciana necesita para seguir caminos de renovación y apertura según el Concilio Vaticano II, las orientaciones del Francisco y el mismo Evangelio. Exigimos que pida perdón por sus palabras ofensivas y que presente su dimisión.

 

Al Francisco le pedimos que, tras el cese inmediato del Cardenal si no dimite voluntariamente, inicie un proceso de consulta para la elección de un Pastor más adecuado a las necesidades de la Iglesia valenciana.

 

Equipo coordinador de XARXA CRISTIANA

 

Valencia, 03 de junio 2016

HOMOFÒBIA I MISOGÍNIA segons Cañizares.

 

Les referències del Cardenal Cañizares al “imperi gai” i a la “ideologia de gènere” com a perills per al model tradicional de família catòlica, reflexen una fòbia irracional i una ofensa no només als col·lectius LGTBI i a les dones, sinó a moltes persones, també cristianes, que defensem la causa de la dignitat i la diversitat LGTBI i feminista.

 

Les seves declaracions sobre els refugiats (“no todos trigo limpio”), sobre la pobresa (“no hi ha tants pobres”), o la Vigilia per la unitat d’Espanya, reflexen les postures més reaccionàries de la jerarquia eclesiàstica, i de la dreta política.

 

En una societat plural i democràtica no és acceptable aquest fonamentalisme patriarcal, masclista, homòfob i clerical. La realitat mostra que la misogínia mata. El model tradicional de família en què la dona, submisa i abnegada ho aguanta tot, o el menyspreu per la dona dins de l’matrimoni, han demostrat ser una realitat molt cruel.

 

Les paraules de l’arquebisbe són irresponsables i provocadores, quan tantes dones pateixen assetjades, maltractades i violades per els seues parelles. Defensar, des de la ideologia de gènere, la igualtat entre homes i dones no és “insidiós”, és una qüestió de justícia. O de caritat cristiana, en termes evangèlics.

 

Com a persones i grups cristians creiem que les paraules de Cañizares són un escàndol i contradiuen l’alegria de l’Evangeli com a missatge alliberador i l’Església misericordiosa.

 

Creiem que Cañizares no és el pastor que l’Església valenciana necessita per seguir camins de renovació i obertura segons el Concili Vaticà II, les orientacions del Papa Francesc i el mateix Evangeli. Exigim que demane perdó per les seves paraules ofensives i que presente la seva dimissió.

 

Al Papa Francesc li demanem que, després del cessament immediat del Cardenal si no dimiteix voluntàriament, inicie un procés de consulta per a l’elecció d’un Pastor més adequat a les necessitats de l’Església valenciana.

 

Equip coordinador de Xarxa Cristiana.

 

València, 2 juny 2016

 

Redes Cristianas participa en este acto del cual copiamos la carta de invitación:

Desde distintos grupos de diferentes confesiones religiosas de Madrid estamos muy contentos de invitaros al acto interreligioso por la paz y la acogida de los refugiados y migrantes que tendrá lugar el jueves 2 de junio a las 19:00 h en la Mezquita Central de Madrid (calle Anastasio Herrero, 5-7; metro Estrecho o Tetuán).

Nuestro objetivo es mostrar a la sociedad que, aunque somos diferentes, tenemos en común que nuestras distintas espiritualidades nos mueven a trabajar por un mundo más humano, más justo, más equitativo y más fraterno. Por eso, nos parece importante estar unidos para trabajar hacia metas comunes, una de ellas, acoger a los refugiados.

Os invitamos a compartir con nosotros este momento y a invitar al acto a todo el que quiera venir. ¡Os esperamos!

Convocan comunidades y organizaciones de: Comisión Islámica de España (CIE), Arzobispado de Madrid-Iglesia Católica Romana, Iglesia Siro-Ortodoxa, Iglesia Evangélica Española (IEE), Comunidad Bahá’í, Centro Budista Shambhala, Asociación para la Conciencia de Krishna (Hare Krishna), Iglesia de la Comunidad Metropolitana (ICM).

Cartel definitivo

 

Ante la situación de las personas inmigrantes y refugiadas en Europa

 

Las migraciones contribuyen al desarrollo de los pueblos

si transformamos el miedo en acogida

 

  • Contexto y novedad del fenómeno

La tragedia de las personas refugiadas se entrecruza con nuestras vidas desde hace mucho: las que huyeron de Chile, Colombia o Afganistán, las saharauis errantes, el pueblo kosovar en Albania, las matanzas masivas en Ruanda, Burundi o el Congo, las de Sabra y Chatila… Es de lamentar que, hasta hace poco, haya prevalecido la indiferencia ante esa realidad sufriente. Sólo el punto de inflexión que supuso Lampedusa en 2013, los seres humanos muertos y los heridos en la playa de Tarajal o cerca de las vallas de Ceuta y Melilla y la tensa situación a ambos lados de varias fronteras europeas por la llegada de grandes grupos humanos han propiciado el interés de los medios. La sacudida que experimentamos nos obliga a reflexionar para adoptar un posicionamiento eficaz.

 

La novedad de ver por TV a gran número de personas huyendo, en condiciones penosas, de bombardeos y ataques indiscriminados nos impacta emocionalmente y nos mueve con mayor impulso a la misericordia, pero no debemos olvidar que, tanto las refugiadas reconocidas legalmente como las no reconocidas y cualquier otra inmigrante, tienen idénticos derechos, y nosotras y nosotros idéntica responsabilidad hacia todas ellas. No podemos hacer acepción de personas.

 

  • El trasfondo de la postura europea actual

Que el afán de seguridad se anteponga en Europa a la dignidad y los derechos de la población migrante sólo puede explicarse si el interés económico y de bienestar lo justifica todo.

 

El avance de posturas racistas en ciertos países europeos en los que partidos xenófobos e islamófobos son los más votados, nos conduce a pensar que el problema no se resolvería solo con leyes sino gracias a la convicción ciudadana. De ahí la necesidad de sensibilizar a las comunidades en la defensa de los derechos de la gente migrante mediante el desarrollo de una cultura de la acogida inspirada en la hospitalidad, es decir, que genere prácticas además de leyes. Las personas intelectuales y las dirigentes de la política o la religión tienen la obligación permanente de recordarnos que la garantía de nuestros derechos en Europa radica en que sean universales, o sea, para todo el mundo.

 

  • Miradas viejas, miradas nuevas 

Hay que superar las miradas del miedo ante el ser humano diferente; la de creerle inferior; la de la defensa de mi bienestar por encima de mi humanidad y mi ser persona; la de la impotencia que nos susurra no se puede hacer nada; la que dice que en España hay demasiada gente refugiada, cuando su número es bien escaso comparado con el de muchos otros países, sean ricos o pobres.

 

Hay que percatarse de que las leyes discriminatorias estimulan el grado de xenofobia y racismo de la ciudadanía y que, a mayor impedimento legal para acoger y regularizar a personas inmigrantes o refugiadas, mayor es el negocio de las mafias criminales.

 

Hay que pasar de la mirada de la hostilidad a la mirada de la hospitalidad, a la mirada inclusiva que se refleja en campañas como Migrantes con Derechos, a la mirada de quien sabe que compartiendo recibirá más de lo que da, a la mirada que permite ver a los otros seres humanos como los ve Dios, que no juzga el mérito ni la rentabilidad económica de la gente sino sus necesidades materiales y la de ser aceptada como parte del cuerpo social.

  • Actitudes desde las que partir 
  1. a) La gratuidad, reconociendo que el impulso a actuar con amor y misericordia es un don.

 

  1. b) El análisis objetivo de lo que ocurre en Europa, pues, como dice Cáritas Española, esta situación no es solo una emergencia sino el resultado de una política orientada exclusivamente al control de flujos.

 

  1. c) La observación de lo que ocurre en los países de donde procede la inmigración, pues, como dice el papa Francisco, los flujos migratorios son una realidad estructural y la primera cuestión que se impone es la superación de la fase de emergencia para dar espacio a programas que consideren las causas de las migraciones.

 

  1. d) La doble responsabilidad que tenemos por ser España una gran exportadora de armas que, además, pertenece a la OTAN, organización que ha destruido gran parte del entramado cívico-social de países en los que ha intervenido militarmente, como Iraq o Libia.

 

  1. e) La esperanza en que es posible cambiar el estereotipo imperante si se practica la acogida. Quienes no pensaron que eso fuese imposible lo pusieron en práctica permaneciendo junto al pueblo perseguido en África, Asia o América Latina y exponiendo su vida junto a él.

 

  1. f) El valor de la interculturalidad, a la que toda integración debe estar abierta, puesto que todas las personas, nativas o extranjeras, somos necesarias para construir conjuntamente la sociedad digna, solidaria y diversa que deseamos.

 

  1. g) La experiencia adquirida como organizaciones de Iglesia en el refuerzo de la vida ciudadana y la interacción vecinal en nuestras comunidades. Como se hizo tras el Vaticano II en muchos barrios desde parroquias encarnadas en asociaciones vecinales unitarias, al servicio de colectivos presentes en movimientos obreros o de solidaridad internacional.

 

  • El camino de la indispensable opción personal

Siendo muchas y variadas las formas de comprometerse, para encontrar la más adecuada pueden ser de utilidad las siguientes consideraciones:

 

  1. a) Dejarme afectar, con serenidad y paz

 

  1. b) Objetivar la especificidad de mi propia llamada.

 

  1. c) Elegir provisionalmente una línea de acción o un determinado tipo de organización, consultar con quien me conozca bien para no auto-engañarme, y tomar una decisión definitiva sabiéndola complementaria de otras opciones con las que tendré que coordinarme y a las que habré de apoyar aun siendo distintas a la mía.

 

  1. d) Permanecer en la opción tomada, en la actividad por la que he optado o la organización en la que trabajo y, al evaluar el resultado, mantener siempre la convicción de que no soy yo sino el Señor quien está ya actuando en esta parte de la humanidad sufriente.

 

Nuestras acciones han de estar orientadas al servicio de las personas inmigrantes o refugiadas y ayudar a construir una sociedad acogedora y solidaria, que nos permita verificar que Dios se hace presente en ellas y nos llama siempre a la hospitalidad.

 

Si discernimos y decidimos colectivamente, confirmaremos que nuestra imagen de Dios y nuestra comunidad cristiana van por el camino de Jesús, inmigrante y refugiado cuyo abajamiento –cuya solidaridad– trajo la salvación al género humano.

 

Mayo de 2016

Grup de Seglars i Rectors del Dissabte

 

 

El grupo Parroquia Universitaria de Uruguay está en contacto con Redes Cristianas desde hace algún tiempo y nos piden que difundamos esta carta abierta que han escrito.

 

CARTA ABIERTA A LOS SEÑORES CARDENALES INTEGRANTES DE LA ASESORÍA AL PAPA FRANCISCO

 

Señores Cardenales:

La Paz del Señor esté con ustedes:

Apreciamos vuestra dedicación, empeño, y delicadeza en la misión que le ha encomendado el Santo Padre. Sabemos, que su agenda es frondosa, demanda profundidad, creatividad y rigurosidad en el tratamiento de los diferentes temas, muchos de los cuales, han estado en un cuarto oscuro desde el Concilio Vaticano II.

Deseamos poder contribuir, además de nuestra oración permanente, con una reflexión sobre la inmovilidad de personas en ciertos cargos. Esta hiere la sensibilidad de muchos cristianos, aparta y expulsa a otros; duele a todos. Esta situación de personas, en Dicasterios y otras estructuras de la organización en nuestra Iglesia, tiende a la burocratización afectando seriamente su sinodadidad y funcionalidad.

Nos preocupa porque genera varias patologías, entre ellas, la soberbia que germina en esas situaciones. Un buen ejemplo de ello, y concentrado, lo encontramos en el Sr. Cardenal Müller. Tiene muy poca eficiencia. Bajo su dirección, aparece el manto negro del castigo, el ocultamiento de conductas aberrantes, y la división en la Iglesia. Sin embargo, sale del Vaticano para trasmitir falsas contradicciones en la conducción de la Iglesia, corrige al mismo Papa. Desconoce el magisterio en la materia.  Su postura frente a la Teología de la Liberación tiene que ver con oportunismo, más que reconocimiento de la seriedad ejemplar de muchos teólogos que han trabajo desde América Latina.

Nos duele, su comportamiento, su educación y principios al atacar groseramente a un teólogo como Hans Kung que ha dado permanente muestra de su fe y su calidez en el trato con Benedicto XVI y Francisco, aún en la discrepancia; no merece que se le destrate como lo hizo en su viaje a España.

Ha llegado la hora en que, la acción a la que nos impulsa la vocación de servicio se exprese en oportunidades que deja soplar el viento del Espíritu Santo. Esto que es válido para toda la organización también lo es para ese Dicasterio, que no debe ser guardián y sí facilitar la relación personal con el Padre. Pensamos que con vuestro trabajo se puede hacer una acción creativa positiva de cambio, rotación, o relevamiento. Nuestro objetivo es la unidad de la Iglesia. Como también, avanzar en el ecumenismo, y el dialogo interreligioso. Tenemos mucho para hacer caminos de misericordia, y poco para ocuparnos de negatividades surgidas de febril soberbia. Muchos teólogos han salido a contestarle al señor Müller. Nos surge la pregunta ¿hasta cuándo? No queremos recargar su trabajo, sí facilitarlo y también de tantos teólogos que necesitamos iluminándonos el camino. Nos encantaría que el trabajo de ustedes y el esfuerzo en ayudar a llevar la Cruz a Francisco, nos ilumine a todos inflamándonos de amor, como nos pidió Jesús.

Se hace necesario apartar escombros acumulados en un tiempo que ya no existe. Cosa que el Sr. Müller no puede comprender, por estar inmerso en ellos.

Reciban nuestro más pleno reconocimiento y la seguridad de constantes oraciones por su vida de servicios, y enviamos nuestro saludo fraterno.

María Elena Bicera

Hugo Bielli

Rubén Cañete

Lía Cosse

Ramón Firme

Siguen mas firmas

 

 

 

 

 
Logo del MOCEOP

 

 

Simposio Médico de Moceop sobre “Misericordiología: Curar y cuidar el mundo”

El Hotel-Albergue “Alonso Quijano” de Las Lagunas de Ruidera (Albacete), el pasado fin de semana (13-15 mayo), fue testigo del encuentro de MOCEOP a nivel del Estado Español. Era su Asamblea General de cada tres años. Abierta a amigos, a suscriptores de su revista “Tiempo de hablar. Tiempo de actuar”, a todo simpatizante. De casi todas las autonomías hubo participantes. Hasta un joven sacerdote portugués con su esposa e hijo.

 

Una buena celebración de Pentecostés, en sintonía con el papa Francisco

“El camino de la Iglesia es este: reunirse, unirse, escucharse, discutir, rezar y decidir. Esta es la llamada sinodalidad de la Iglesia, en la que se expresa la comunión de la Iglesia… ¡Es el Espíritu!… `Toda la asamblea calló y escucharon a Bernabé y Pablo, que referían los signos y prodigios que Dios había realizado entre las naciones, por medio de ellos´.. Escuchar, no tener miedo de escuchar. Cuando uno tiene miedo de escuchar, no tiene el Espíritu en el corazón… Docilidad al Espíritu… No tener miedo, cuando vemos que es el Espíritu quien nos llama. El Espíritu a veces nos detiene.. para hacernos ir a otra parte, `no nos deja solos´, nos da valor, nos da la paciencia, nos hace ir seguros por el camino de Jesús, nos ayuda a vencer las resistencias y a ser fuertes en el martirio” (Homilía de Francisco en santa Marta el jueves de la 5ª semana de Pascua sobre He 15, 7-21. 28 abril 2016).

 

Experiencia del Espíritu ha sido el clima del encuentro

Desde los saludos y acogida a sacerdotes célibes en activo, sacerdotes casados solos y con sus esposas, hijos pequeños… Hasta la comida de despedida. En todo ha brillado la fraternidad, el servicio mutuo, la escucha, el compromiso, la alegría. La cena del viernes, día 13, iniciaba la convivencia. Tras cenar, la Coordinadora de Moceop, Tere Cortés, da la bienvenida programática:

“En Moceop estamos muy preocupados por la mala salud del Planeta, de Europa, de la Iglesia… Lo que hace a miles de personas ser víctimas de la xenofobia, la guerra, el machismo, la corrupción, la desigualdad, el inmovilismo eclesiástico… Ante esto nos hemos inventado un Simposio Médico de Emergencia bajo el título “Curar y cuidar el mundo”, para, como ciudadanos y cristianos, tomar cartas en el asunto y aportar nuestras terapias. El programa es parecido al de otras ocasiones: charla este año eclesial sobre “misericordiología”, ruta verde de senderismo, talleres, oración, Eucaristía y horas de convivencia e intercambio de experiencias. Entre todas y todos trataremos de hacer un diagnóstico, una cura y una terapia para estas humanopatías”.

 

La oración de la mañana nos ponía a disposición del Espíritu

“Alegre la mañana que nos habla de Ti… Saludamos con gozo la luz que nos llega resucitada y resucitadora…”. “Feliz el hombre (y la mujer)… que se enfrenta cada día con su propia realidad…

  • … que cultivando los dones recibidos, se abre al infinito de Dios que mora en él.
  • … que busca, aunque se vea incomprendido y solo, la verdad que lo libere…
  • … que cultiva las raíces de su solidaridad universal…
  • … que se propuso por encima de todo ser fiel a sí mismo, porque en sí mismo fue camino para el encuentro de Dios con los hombres” (Poema de A. López Baeza).

Muchos expresaron su bienaventuranza. El Padrenuestro, con manos entrelazadas, cerraba el acto.

 

Haced caso al corazón”

Fue el título de la conferencia sobre “misericordiología” que expuso el hermano en el ministerio, Domingo Pérez, musicoterapeuta. Por los pueblos de Murcia ejerce el ministerio de cantautor especializado en animación de grupos que quieren transformar la vida para hacerla más feliz. Es la misericordia que él realiza con sus canciones. En su blog podemos percibir el ideal de vida:

“La posibilidad de otro mundo posible, mejor, humano, radicalmente humano, donde la felicidad de la persona sea el objetivo y la norma fundamental, se cimenta en la esperanza, la terca esperanza de hombres y mujeres que, aún contra toda evidencia, creen que es posible… No hay otra labor más importante para mí que trabajar por mantener la terca esperanza viva y fuerte en mí e influir en mi entorno para que esa misma terca esperanza se mantenga y, aún más, crezca”.

 

El cristiano se define también por “la terca esperanza, contra toda evidencia” de que es posible un mundo mejor. A Jesús nadie le echó atrás de su proyecto del Reino, de su Bienaventuranza, de su Felicidad. La identificaba con la voluntad del Creador, al que llamaba “Padre” tiernamente. “Reino de Dios” es progreso personal y social, ajustamiento interior y exterior, plenitud de vida, sentido de vida y muerte, de la alegría y de la tristeza, del esfuerzo y del cansancio, del trabajo y de la fiesta… Todo encuentra sentido en Jesús de Nazaret. La esperanza cristiana es activa, vital. Los cristianos no entendemos la fe en Cristo como una burbuja aislada del mundo, esperando que el cielo nos venga sin esfuerzo ni compromiso. Somos invitados a no estar “plantados mirando al cielo” (He 1, 11). Nos llaman a bajar a la vida y vivirla al estilo de Jesús.

 

Para “curar y cuidar el mundo”, hagamos caso al corazón

Esto es la misericordia: “dar el corazón al necesitado”. Pero para dar el corazón hay que tenerlo en condiciones, sano, lleno de bondad, limpio de rencores, ocupado por el Amor con mayúscula que se nos describe en 1Cor 13, 4-7. De aquí que sea necesario hacer “un viaje al, desde, con.. el corazón”.

Hay que amueblarse por dentro con la conciencia y el corazón. Pero que éste tenga el lugar central. En este viaje de “la vida al, desde y con… el corazón” hay que llevar “una mochila” personal bien provista de instrumental adecuado para el corazón.

 

La mochila del amor

No pueden faltar en la mochila unos “anteojos del corazón”, para poder mirar con corazón y desde el corazón. Ni un “costurero” para arreglar, coser, recomponer el corazón partido y resquebrajado.

Igualmente un “bolsillo” del corazón, donde guardar el perdón, la ternura, el trabajo…, y poder tirar de ello cuando haga falta. También conviene llevar “un desatascador de oídos” para limpiar lo que impide que todo llegue al corazón, donde “la felicidad siempre puede estar puesta”. Tampoco puede faltar en la mochila un mecanismo “para avivar sueños” mortecinos o apagados, encendedor del fuego del amor. Por supuesto, en la mochila de viaje del amor no puede faltar un “libro de texto sobre el amor”. Sin saber lo que es amor, sin conocer, sin experiencia… del amor verdadero no se puede emprender su viaje. Un buen libro de viaje del amor es el Evangelio de Jesús, su vida, la vida de sus testigos… Otro aparato muy útil es el “despertador del amor”, marca “gratitud” a la vida y a la gente. Todos estos utensilios sirven para “empoderar el corazón”: que cada día sea más decisivo e importante el papel del corazón en nuestra vida.

 

La tarde del sábado: parodia sobre el mundo, el euro y la Iglesia

Tras la conferencia de Domingo Pérez, un largo paseo por los bordes de la gran laguna, llamada “Colgada”, sirvió para compartir ruta senderista y ecos suscitados de “misericordia”. A la vuelta, la comida y la siesta. A las cuatro y media, una buena sorpresa. En el programa aparecía titulado como “Motivación para el trabajo de Grupos”. Fue una parodia o imitación burlesca de una posible obra teatral donde se describía la situación enfermiza de nuestro mundo, de la economía europea y de nuestra Iglesia. El salón de actos se llama: “Hospital de Campaña. Curas sin Fronteras”. Enfermos -el mundo, el euro, el Vaticano- pasan por “Urgencias”, “Sala de Triaje”, “Exploración médica” (endoscopia, ecocardiología…). Los médicos especialistas celebran simposio y dan su diagnóstico. Cada familiar -especie de defensor- aporta explicaciones a las enfermedades, causas, víctimas, etc.

 

Todos médicos en nuestro Mundo y en nuestra Iglesia

Era el trabajo de grupos. Fuimos invitados a participar en el grupo que nos pareciera más adecuado. 1. Ecología. 2. Mujeres. 3. Refugiados. 4. Iglesia. 5. Desigualdad.

Durante unas dos horas cada grupo trabajó siguiendo este esquema:

  1. VER: síntomas: qué nos duele (dolores, fallos, molestias… Debilidades y fortalezas.
  2. JUZGAR: diagnóstico: por qué. Causas de esos dolores.
  3. ACTUAR: Remedios o terapias más necesarias y urgentes.

Antes de cenar, puesta en común. Un representante lee las conclusiones más generales de su grupo. Percibimos la gran capacidad de análisis que tiene la gente cuando se pone en serio a pensar, la problemática tan compleja, el deseo de mejorar, el compromiso de muchos por avanzar…

 

Asamblea Moceop

La mañana del domingo de Pentecostés (15 de mayo) se inició con la oración al Espíritu Santo. Se intentó abrir la conciencia personal y comunitaria al Espíritu de Jesús, que “llena el universo”, habita el corazón de toda persona y guía la Iglesia como camino de salud y vida para todos. Tras desayunar, la mayor parte de la gente acudió a la Asamblea Moceop. Ramón Alario informó de la actividad de este movimiento apostólico: del congreso internacional de Guadarrama (Madrid), de la difusión del libro “Curas en unas Comunidades Adultas”, de la revista “Tiempo de Hablar. Tiempo

de Actuar”, de la página WEB, de la tarea de acogida y ayuda a todo sacerdote que, por casarse, se ve obligado a dejar el ministerio… La Coordinadora de Moceop informó de su proyecto de visitar al Papa Francisco para transmitirle la vida y los proyectos de Moceop. Movimiento que se inició por la secularización de sacerdotes, pero que está cuajando en creación de comunidades cristianas, sin clericalismo, donde muchos sacerdotes han encontrado realización y encuadre evangélico.

 

A las 12, la eucaristía de Pentecostés: “Tiritas p`a este corazón partío”

Siguiendo el esquema normal eclesial fuimos “tomando conciencia de nuestro corazón” (sístoles, diástoles, ritmias y arritmias). “Qué realidades nos parten el corazón” era la propuesta para responder cada uno, y cantar todos: “La misericordia del Señor, cada día cantaré…”.

- La tiritas de Jesús son su Evangelio y su vida resucitada: “Yo soy el camino, la verdad y la vida”… “Acercaos a mí todos los que estáis rendidos y abrumados, que yo os daré respiro”… “Recibid el Espíritu Santo”… Ponemos nuestro corazón roto en manos de Jesús, nos llevamos su tiritas. Se escenifica rasgando un corazón de papel, y empalmándolo con una de sus tiritas.

- La dieta de Jesús es su Cuerpo y Sangre resucitados. Él “nos alienta, nos da fuerza, nos hace gritar que otro mundo es necesario ya, aquí y ahora, porque el cielo sólo puede esperar para todas aquellas personas que en la tierra gozan del favor de una vida regalada”.

– Padrenuestro con las manos entrelazadas. “Danos un corazón, grande para amar. Danos un corazón, fuerte para luchar”. Paz intercambiando corazones. Y el canto lleno de fe y de Espíritu: “Resistiré, erguido frente a todo; me volveré de hierro para endurecer la piel… Como el junco que se dobla, pero siempre sigue en pie”.

 

Comida y despedida. Así termina esta experiencia del Espíritu. Clima de entusiasmo, alegría, paz, deseo de trabajar por el Reino. Signos claros de la presencia del Espíritu de Jesús. Deo gratias.

 

Rufo González

 

 

 
228726_212461002118972_2603236_n

El jurat dels premis Església Plural, reunit el 10 de maig va decidir per unanimitat concedir el premi Mn. Vidal i Aunós a una trajectòria personal a la religiosa escolàpia Maria Pau Trayner Vilanova. La Maria Pau és mestra, doctora en Antropologia Cultural, llicenciada en Teologia Sistemàtica. Des de fa molts anys viu al barri de Can Serra de L’Hospitalet on ve desenvolupant una intensa tasca social. És pionera a Catalunya i Espanya en introduir i difondre l’estudi i la reflexió sobre els textos evangèlics des de la perspectiva de dona, que li permet descobrir una nova visió de Jesús que la porta al compromís radical amb els drets i les lluites de les dones. Des dels inicis ajuda a donar forma a una nova eina eclesial de reivindicació de la paritat de gènere en l’àmbit eclesial, primer catòlic i més endavant compartint lluites amb dones d’altres religions. La seva vocació docent la ha portat sempre a donar molta importància a la formació de les dones, primer al barri de Can Serra, durant els anys més difícils dels franquisme, i després arreu on calia ajudar a desvetllar la consciència de les dones. El 2001 fa el primer viatge a Llatinoamèrica i des de aleshores viatja periòdicament per recolzar diverses causes relacionades amb els drets de les dones.

Us convidem a participar en l’acte de lliurament del premi que tindrà lloc dimarts vinent 17 de maig, a les 7 del vespre, al teatre de la parròquia de Sant Medir, carrer Constitució 17 de Barcelona.

http://www.esglesiaplural.org/acte-de-lliurament-dels-premis-esglesia-plural-17-de-maig/

 
foro ecumenico

Este año Ortodoxos, Protestantes, Anglicanos y Católico-Romanos, nos unimos a la Comunidad Parroquial de la Basílica Parroquia Virgen Milagrosa que acogerá la X Edición de la Vigilia Ecuménica de Pentecostés en Madrid. El acto se iniciará con una Ponencia Marco (18:30h) a cargo de D. Mariano Perrón, presbítero Católico-Romano, que versará sobre “La acogida en la Biblia”, seguida de una Mesa Redonda y preguntas que nos situarán ante la Acogida, desde el testimonio de diferentes tradiciones cristianas. La Vigilia Ecuménica dará comienzo a las 21:00 h y finalizará con el tradicional Ágape fraterno, en el cual se compartirá la cena con los alimentos que traigan los participantes, dando vivo testimonio de solidaridad y hospitalidad. Por favor, hacednos saber de otras vigilias el mismo día, para tenerlas en cuenta en la oración. Así mismo animamos a todos aquellos que no tengan con quien celebrar este día, a que se nos unan en esta fiesta del Espíritu Santo. Sed todos y todas bienvenidos.

Estáis todos invitados y esperamos que podáis difundir este acto entre vuestros contactos.

Un fraternal abrazo

 

Carlos Jesús Delgado Reguera

Vicepresidente

Comisión Diocesana de Justicia y Paz. Arzobispado de Madrid

“Lucha contra la cultura del despilfarro y el descarte”. Papa Francisco I (Laudato Si – 2015: 22; 211)

Cartel Pentest16

 

 

 

 

 

 

 

© 2012 Redes Cristianas Suffusion theme by Sayontan Sinha