ccp

Nuestra Comunidad de Fuente Verde reflexionó, en los días 2 y 9 de abril, sobre el significado hoy de la Resurrección para nosotros. Estas son nuestras reflexiones que, gustosos, compartimos con todas Uds. Un abrazo.

                       

RESUCITAR HOY

 

La muerte de Jesús SI fue un acontecimiento histórico, pero NO su Resurrección. Aunque las mujeres y los apóstoles vieran el sepulcro vacío, nadie pudo demostrar la resurrección de Jesús., porque NO fue un acontecimiento que se pueda constatar por los sentidos ni comprender por la razón. Ser conscientes de esto nos ayuda a salir del callejón sin salida en que nos encontramos por haber interpretado los textos de una manera literal. La resurrección de Jesús está en otra dimensión. 

 

¿Qué le pasó a Jesús después de su muerte? No lo sabemos. La trayectoria históricade Jesús termina en el instante de su muerte. A partir de ahí, según nuestro saber humano y nuestra ciencia, nada sabemos lo que le sucedió. Pero lo que sí es cierto históricamente y lo podemos probar es lo que sucedió al pequeño grupo que le habían seguido: las mujeres y los hombres de la primitiva comunidad cristiana. En un principio están amedrentados y “atrancadas las puertas de donde se reunían por miedo a los dirigentes judios” (Jn 20,19), pero poco a poco “se les abren los ojos” y “el entendimiento” (como a los dos de Emaus, Lc 24,30 y 43) y van descubriendo y llegan a estar convencidos de que Jesús está vivo, como les dijo el ángel a los mujeres (Lc 24,5). Esta es su experiencia pascual, que los Evangelios nos transmiten a nosotros, utilizando un lenguaje simbólico, según la mentalidad de su tiempo: diciendo que se les apareció, que comía con ellos, que Tomas tocó con sus manos las heridas de sus manos y costado (Jn 20, 19-29). Y ¿qué nos quieren transmitir hoy a nosotros? 

 

Que “todo es Vida, realidad no-dual que no conoce opuesto y que abraza todo lo existente. Dentro de ella, nacimiento y muerte son únicamente formas que adopta, sin sentirse ella afectada.. Descubrir que solo hay Vida y que la Vida no muere, que se manifiesta y despliega permanentemente en infinitas formas, como han reconocido todas las tradiciones espirituales” (Enrique Martinez Lozano)… Y que nosotros y todo lo creado somos Vida, tal como el mismo Jesús había afirmado: “Yo soy la resurrección y la vida” (Jn 11,25) y que esta convicción es la esencia de lo que llamamos “despertar”, el “abrise nuestros ojos o nuestro entendimiento” a reconocer que hay vida o Resurrección a pesar de la muerte, como les ocurrió a los primitivos cristianos.

 

La afirmación de que somos Vida, de que Jesús tuvo ya esa Vida, antes y después de su muerte, se nos escapará mientras sigamos viendo la vida como algo “separado” de nosotros. Somos Vida aunque solo podamos ver nuestras enfermedades, miserias, fracasos y muerte a nuestro alrededor. Pero si calamos más hondo, si cambiamos nuestro chips y miramos con ese nuevo entendimiento (que llamamos Fe), veremos que en los sufrimientos, en nuestra muerte está también la Vida. Los sentidos, la mente crea dualidad y separación; la Fe, la mirada profunda permite conectar con el Fondo último de la realidad, que trasciende conceptos y palabras. Se nos abren nuestros ojos y atravesamos la Nube del No saber.

 

Desde la Vida que somos brotará también un cuidado amoroso y servicial hacia todas las formas en que se manifiesta la Vida. Trataremos que nadie padezca hambre, “que no haya ningún indigente” entre nosotros (Hc 4,34), es decir que todos reciban su Renta Básica y tengan sus necesidades básicas cubiertas, que todos tengan un techo, la enseñanza, la sanidad y la dependencia cubiertas. Que los emigrantes, los expulsados de su pais y refugiados sean acogidos entre nosotros. Que no dañemos nuestra Casa común, la de nuestros nietos y generaciones futuras. Luchar porque haya Vida y Buen vivir en nuestro barrio, en nuestro mundo es el sentido de la Resurrección de Jesús hoy. 

 

Para el cristiano y para cualquier ser humano el tener conciencia de estar sumergido y animado en la Vida debe llevar al sentimiento de estar inscrito en la fraternidad universal. Naturaleza, universo, todo lo que tenga vida le concierne. Este sentimiento o esta realidad, dan grandeza al ser humano y también compromete su comportamiento dando sentido a su vida. Ejemplo de esta lectura lo tenemos en la vida y palabras de Francisco de Asís y en la doctrina aplicada en la “Laudato Si”. Con todo derecho el ser humano puede decir o sentir:  hermano lobo, hermano naranjo, hermana África, hermano Carlos o hermano Peñón de Gibraltar. En la relación de los seres vivos dentro de lo que entendemos por naturaleza hay mucho de violencia, precariedad y limitaciones, pero también hay muchísimo de colaboración mutua entre especies y resulta básico el “amor” parental. El hombre puede extraer de la Vida las lecciones de comportamiento que nos ofrecen los otros seres naturales pero por estar dotado de razón y también de sentimientos, deben ser el amor y el cuidado, con todas las consecuencias, los sentimientos y la práctica que den consistencia a la convivencia entre todos los seres vivos. Y entre ellos  es obligado un orden de preferencia como se da en las relaciones paterno filiales o fraternales. En consecuencia serán preferidos los seres que se encuentren en una situación de debilidad o precariedad como la hermana Tierra o los hermanos rechazados por la UE.

 

Descubrimos en la Naturaleza unas relaciones de colaboración “amorosa” que hacen posible y multiplican la vida. Asimismo  apreciamos cómo relaciones del hombre con la naturaleza de la que forma parte y de los hombres entre si, indican  que es la colaboración la forma de sustentar la existencia. Estar por la naturaleza o ser ecologista no es  una lista de negaciones que pueden resumirse en no aportar una huella contraria a la vida, sino el cuidado y la colaboración con los seres con quien compartimos nuestra existencia. Tampoco lo es un comportamiento de usufructuario de las múltiples ofertas que la naturaleza nos brinda.

 

 Dentro de la dignidad que ha de reconocerse a todo ser viviente ha de reconocerse al hombre como sujeto principal. Si entre los elementos de la naturaleza advertimos una colaboración que hace posible y multiplica la vida, especial responsabilidad tiene el hombre en proponer y practicar la colaboración para que una vida digna llegue al último de sus congéneres. De la colaboración mutua  vendrá la satisfacción de las necesidades humanas y del que sea mutua vendrá la dignidad de la colaboración. Colaborar es según el significado de la palabra, trabajar con quienes se comparte como razón de ser, la construcción de un mundo hasta alcanzar la plenitud de Vida o, dicho de otra forma, la construcción del Reino de Dios. Objetivos urgentes de conseguir por esta colaboración: que toda persona viva su vida con la dignidad que merece; que toda persona que quiera trabajar  en esta tarea pueda realizarla y así, dignificarse como persona y encontrar sentido a la vida; que toda persona esté dispuesta a colaborar en la construcción de un mundo mejor. Nada fácil será conseguir este último objetivo, pues es grande la necesidad de transformación de la personas y es obligado reconocer que no es el dinero en sí donde está la energía transformadora sino en la colaboración mediante un acompañamiento educador. Habrá personas que no puedan colaborar por razones de edad, enfermedad o por el desorden social establecido, pero a todas  deberá serles reconocido el derecho a vivir en dignidad. Y mientras por la colaboración se consigan estos objetivos, hemos de proclamar, como utopía, mientras vivimos nuestros deseos de resurrección, y compartimos vida con Jesús resucitado: A todos, según sus necesidades, de todos, según sus capacidades.

 

           

CCP de Fuente Verde (Sevilla) 10 de abril del 2016

 

 

 
EX

La plataforma “Evangelio, justicia y derechos sociales” , a la que pertenecen varios colectivos y medios de comunicación de Redes Cristianas, nos envía esta carta invitación:

 

Queridos amigos/as:

 

Nos volvemos a dirigir a vosotros/as desde la plataforma “Evangelio, justicia y derechos sociales”, invitándoos a una nueva charla-coloquio con el objetivo de lograr una opinión informada y seguir sensibilizándonos en diferentes temas de la agenda de los derechos sociales de la ciudadanía (tanto local como global).

El próximo día 13 de abril, miércoles, a las 18,30 h, en el salón de actos de Hermandades del Trabajo. Calle Raimundo Lulio, 3 de Madrid. Metro: Bilbao. Autobuses: 3. 16, 37, 40, 61, 147

El nuevo debate versará sobre “Refugiados: ¿Quo vadis Europa?

Nuestro ponente en esta ocasión es Javier Alonso Rodríguez, Vicepresidente de la Comisión General de Justicia y Paz España, Presidente de Justicia y Paz Madrid y miembro de la Mesa de la Hospitalidad.

Esperamos que la propuesta sobre un asunto lamentablemente de tanta actualidad y con tan enorme importancia ética y para el devenir de nuestra sociedad y de la propia UE, resulte de vuestro interés y que os animéis a venir y, lo que es igual o más importante, a difundir el acto hacia las personas de vuestra organización y de vuestro entorno.

 

Un saludo y hasta pronto.

 

Plataforma “Evangelio, justicia y derechos sociales”

http://evangeliojusticiayderechossociales.blogspot.com.es

evangelioyjusticia@gmail.com

 

 

 
THEOLOGE

La red “Catholic Church Reform Internacional”, con la que Redes Cristianas tiene contacto, nos anima a firmar y a difundir esta nueva iniciativa para la rehabilitación del teólogo Hans Küng.

Petición para restablecer al profesor Hans Küng como un teólogo católico oficial:

http://www.catholicchurchreform.org/216/index.php/get-involved/letters-to-the-pope/118-petition-to-reinstate-hans-kueng

 

 

 
228726_212461002118972_2603236_n

EL PAPA FRANCISCO ABRE LA PUERTA A TERMINAR CON LA INTRANSIGENCIA PASTORAL EN TEMAS MORALES
La exhortación postsinodal “Amoris Laetitia” (La alegría del amor) pretende ser un instrumento para que la jerarquía cambie la mirada que tradicionalmente mantiene sobre temas morales relacionados con la familia y las relaciones humanas.
Església Plural valora positivamente el documento de Francisco aunque considera que a corto plazo no implicará un cambio de actitud dado el perfil de la mayor parte de los episcopados.
El documento refleja la incomodidad del Papa con los sectores más conservadores de la jerarquía, pero evita el enfrentamiento.
La exhortación postsinodal “Amoris Laetitia” es el documento que recoge la línea pastoral que el Papa Francisco quiere que oriente la Iglesia Universal sobre la manera de tratar los asuntos relacionados con la familia y las relaciones afectivas y sexuales después de haber escuchado las reflexiones y recomendaciones de las personas que participaron en las sesiones del Sínodo sobre la familia celebrado a lo largo de estos dos últimos años.
El documento papal no aporta ninguna solución a los problemas concretos que se pusieron sobre la mesa como la diversidad de modelos de familia, la homosexualidad, el divorcio, la situación de los divorciados vueltos a casar, entre otros, pero aporta una mirada nueva al tratamiento pastoral de las situaciones humanas. El Papa no reconsidera la doctrina actual pero impulsa a una nueva praxis pastoral en el tratamiento de estas cuestiones y recupera la importancia del respeto a la conciencia de cada persona y la responsabilidad que tiene la Iglesia de formarla pero en ningún caso de sustituirla.
Francisco es consciente de la fuerza que tienen los sectores conservadores que durante el Sínodo presionaron para que nada cambiara y no se atreve a hacer cambios doctrinales, sólo pide una mirada diferente y traslada la responsabilidad a los episcopados. La pregunta que nos hacemos es si los obispos actuales estarán dispuestos a cambiar el estilo autoritario y represor que muchos tienen interiorizado o bien mantendrán sus posturas y prácticas a la espera del transcurso del tiempo.
Ante esta situación animamos a las comunidades cristianas que sufren en primera persona la intransigencia de la rigidez doctrinal a mantener una actitud crítica y a organizarse para pedir a nuestros obispos cambios reales en la línea que Francisco viene apuntando desde el inicio de su ministerio. La misericordia es una actitud y no sólo un discurso.
Església Plural
Barcelona, 10 de Abril de 2016
———————————————————————————————————

EL PAPA FRANCESC OBRE LA PORTA A ACABAR AMB LA INTRANSIGÈNCIA PASTORAL EN TEMES MORALS
L’exhortació postsinodal “Amoris Laetitia” (L’alegria de l’amor) pretén ser un instrument perquè la jerarquia canviï la mirada que tradicionalment manté sobre temes morals relacionats amb la família i les relacions humanes.
Església Plural valora positivament el document de Francesc tot i que considera que a curt termini no implicarà un canvi d’actitud donat el perfil de bona part dels episcopats.
El document reflexa la incomoditat del Papa amb els sectors més conservadors de la jerarquia, però evita l’enfrontament.
L’exhortació postsinodal “Amoris Laetitia” és el document que recull la línia pastoral que el papa Francesc vol que orienti l’Església Universal sobre la manera de tractar els assumptes relacionats amb la família i les relacions afectives i sexuals després d’haver escoltat les reflexions i recomanacions de les persones que varen participar en les sessions del Sínode sobre la família celebrat al llarg d’aquest dos darrers anys.
El document papal no aporta cap solució als problemes concrets que es van posar sobre la taula com la diversitat de models de família, l’homosexualitat, el divorci, la situació dels divorciats tornats a casar, entre altres, però aporta una mirada nova al tractament pastoral de les situacions humanes. El Papa no modifica la doctrina actual però impulsa a una nova praxi pastoral en el tractament d’aquestes qüestions i recupera la importància del respecte a la consciència de cada persona i a la responsabilitat que té l’Església de formar-la però no pas de substituir-la.
Francesc és conscient de la força que tenen els sectors conservadors que durant el Sínode van pressionar perquè res canviés i no s’atreveix a fer canvis doctrinals, tan sols demana una mirada diferent i trasllada la responsabilitat als episcopats. La pregunta que ens fem és si els bisbes actuals estaran disposats a canviar l’estil autoritari i repressor que molts tenen interioritzat o bé mantindran les seves postures i pràctiques a l’espera del transcurs del temps.
Davant d’aquesta situació animem les comunitats cristianes, que pateixen en primera persona la intransigència de la rigidesa doctrinal, a mantenir una actitud crítica i a organitzar-se per demanar als nostres bisbes canvis reals en la línia que Francesc be apuntant des del inici del seu ministeri. La misericòrdia és una actitud i no pas només un discurs.
Església Plural Barcelona 10 d’abril de 2016.
———————————————————————————————————

 
Homenaje-Alberto-Iniesta-10-4-16

El día 10 del 04, a las 17h.
Memoria de Alberto Iniesta

Hace ya unos meses moría un hombre que llevaba años retirado del primer plano público, que no de la actualidad. Nos referimos a ALBERTO INIESTA, obispo auxiliar de Madrid, pero sobre todo vecino en Vallecas, pastor de creyentes y amigo entre muchos. Aprovechando la estancia en España de Martín Valmaseda, amigo de todos nosotros y persona cercana a Alberto y lo que en aquellas épocas vivimos, hemos pensado tener un encuentro para rememorar la figura de Alberto pero, sobre todo, para escudriñas cómo actualizar su compromiso en el momento histórico y eclesial que nos está tocando vivir. Por eso desde la confianza y la sencillez, queremos invitaros a todas las personas cuya vida de Alberto Iniesta puede seguir siendo testigo luminoso en nuestras luchas, compromiso y vivencia de la Fe.

Lugar: San Carlos Borromeo, Peironcely, 2 (Entrevías)

www.sancarlosborromeo.org

abr 072016
 

COMISION MOVIMIENTOS SOCIALES


COLOQUIO – ERES LO QUE PAGAS

Lunes 11 de abril, a las 18,30 h.

Facultad Ciencias de la Información

(Sala naranja) Universidad Complutense

 


Oxfam Intermón te invita al coloquio : Contra la desigualdad extrema,
una fiscalidad justa en el que participarán:

·Mar Cabra. España. Periodista de investigación. Miembro del
Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ).

· Carlos Sánchez Mato. España.
Delegado de Economía y Hacienda.
Ayuntamiento de Madrid y ex presidente de ATTAC Madrid.

· Marcelo Oliveira. Brasil. Director del Instituto de Justicia
Fiscal e Inspector de Hacienda.

· Juan Gimeno. España. Ex Rector de la UNED y presidente de
Economistas sin Fronteras.

· Damiola Ogunsakin. Nigeria. Coordinadora de la red activista en
la Universidad de Kogi.

· Tilvas Ngosa. Zambia. Miembro de la red activista Zambia y
formador de activistas.

Presenta: Susana Ruiz. España. Oxfam Intermón.

Modera: Yago Álvarez Barba. España. El Salmón Contracorriente

Ayúdanos a difundirlo

image002 [3256095]flyer_charla_ucm_aaff4

 

 
Logo del MOCEOP

 

En Moceop estamos muy preocupados por la mala salud del Planeta, de Europa, de la Iglesia, lo que hace que miles de personas sean vÍctimas de la xenofobia, el machismo, la corrupción, la desigualdad, la guerra, el inmovilismo eclesiástico.

Ante esta situación nos hemos inventado un Simposio Médico de Emergencia bajo el título  “Curar y cuidar el mundo”, para que, como ciudadanos y cristianos, tomemos cartas en el asunto y aportemos nuestras terapias

Os invitamos a todos y todas, moceoperos, y gente allegada, a que acudáis a este Encuentro, que no va a ser una convención de especialistas en disciplinas médicas, sino una convivencia fraterna de expertos en la vida, nosotros mismos, en la que nos preguntemos, y a ser posible respondamos, qué le duele al mundo, que nos duele del mundo.

Esto será del 13 al 15 de mayo próximo en el Hotel-Albergue situado en el suculento paraje de Las Lagunas de Ruidera (La Mancha).

El programa será parecido al de otras ocasiones con una charla sobre Misericordiología de Domingo Pérez, experto en cardiología en la que insistirá  que “hay que hacer caso al corazón”. Tendremos también una ruta verde de senderismo, unos talleres, oración, Eucaristía y horas de convivencia e intercambio de experiencias, con lo que entre todas y todos trataremos de hacer un diagnóstico, una cura y una terapia de cuidado para estas humanopatías.

Os esperamos. Vamos a hacernos un chequeo al corazón del que saldremos más sanos y saludables y  poder seguir así  ‘en pie de vida’.

Os  podéis apuntar a través de la página web de Moceop: moceop.net, en donde encontraréis todos los datos de programa e inscripción. También podéis contactar con José Luis Alfaro (tfno.:967660697) o con Tere-Andrés (tfnos: 916821087 – 666852451).

Nos vemos pronto, porque, como dice Gloria Fuertes, “no perdamos el tiempo, trabajemos,/ que al corazón le llega poca sangre”

 

                                                                           TERE

( Jefa del Departamento de Cuidados y Terapias de Moceop)

 

 

 

 

 

Sanos y saudables

 
Mis documentos 3174

CHARLA-DEBATE SOBRE LAS CONSECUENCIAS

DE LOS ACUERDOS TTIP

6 DE ABRIL, A LAS 19 H., EN LA CASA DE LOS PUEBLOS

Calle Carretas, 14 -2º H

Intervienen: Carlos Martínez y Sol Sánchez (ATTAC)

Presenta:Ricardo Ortíz (Alternativa Socialista)

7 DE ABRIL – DIA INTERNACIONAL DE LA SALUD

 

CONCENTRACION EN SOLIDARIDAD CON LOS REFUGIADOS

11 H. EN LA PUERTA PRINCIPAL DEL HOSPITAL DE LA PRINCESA

Organizado por el Movimiento Asambleario de Trabajadores-as de Sanidad

 

PRIMER DIA EUROPEO CONTRA LA MERCANTILIZACION DE LA SALUD

19 H. CONCENTRACION DELANTE DEL MUSEO REINA SOFIA-ATOCHA

Organizado por la mesa en defensa de la sanidad pública de Madrid – Marea Blanca

 
foro_cura

FORO “CURAS DE MADRID”

forodecuras@gmail.com

 

 

 

CARTA ABIERTA A DON CARLOS OSORO, ARZOBISPO DE MADRID,

AL AÑO Y MEDIO DE SU NOMBRAMIENTO

 

 

 

Madrid 30 de marzo de 2016

 

 

Estimado Señor Arzobispo Don Carlos Osoro Sierra:

 

Ha transcurrido año y medio desde su nombramiento como obispo de nuestra Diócesis. Los miembros del Foro “Curas de Madrid”, que lo recibimos con alegría y esperanza, dedicamos nuestra Asamblea del pasado 17 de febrero a reflexionar sobre la evolución de la Diócesis en estos últimos meses. Queríamos poner en común nuestras opiniones en torno a qué aspectos de la misma nos parecen positivos, cuáles nos generan dudas sobre su razón de ser o sobre su conveniencia, y cuáles están debilitando nuestras esperanzas de que vayan a producirse los cambios que a nuestro juicio la Diócesis necesita.

 

Deseábamos y creíamos que sería posible hablar con Vd. personalmente de todo esto. En varias ocasiones se lo hemos solicitado. Llegamos incluso a tener fijada fecha y hora para el encuentro. Finalmente desde su Secretaría se nos comunicó que era preciso suspenderlo porque su agenda se había complicado. Se nos dijo asimismo que cuando hubiera un hueco libre en ella para resituarlo nos avisarían, porque de momento estaba muy llena. Ante esta situación, hemos decidido hacerle llegar, de todos modos, nuestras opiniones, aunque esta vez no en privado sino mediante una Carta abierta, pues creemos que puede ser conveniente que nuestro análisis sea conocido por la opinión pública. Proviene de un grupo de sacerdotes repleto de experiencia pastoral y de muchos y reiterados esfuerzos por renovar la Iglesia aplicando y desarrollando las directrices del Concilio Vaticano II.

 

ASPECTOS POSITIVOS

 

Durante el año y medio que lleva en nuestra Diócesis hemos observado en su hacer pastoral aspectos que nos parecen positivos. El espacio que aquí dedicamos a hablar de ellos es corto, pues los otros requieren más amplia argumentación, pero ha de saber que les concedemos mucha importancia.

 

A la hora de señalar el primero y principal de los aspectos positivos el acuerdo entre nosotros ha sido casi total: Nos parece positivo el estilo con el que desde el comienzo ha desarrollado la relación con los distintos tipos de personas e instituciones eclesiales y no eclesiales que su cargo le obliga a mantener. Es un estilo en el que destaca la cercanía con los de dentro y el respeto, la amabilidad, el afán de concordia y, llegado el caso, la benevolencia tanto con quienes se muestran afines a nuestro mundo espiritual como con los que se sienten y manifiestan alejados de él e incluso contrarios al mismo.

 

Su afán de hacerse presente entre tan amplia y heterogénea gama de personas e instituciones también nos parece digna de resaltar, aunque está haciendo, esperamos que sólo sea de momento, que se dilate bastante el tiempo de espera que han de aguardar quienes por motivos razonables le demandan audiencia privada. Valoramos especialmente su afán de llegar a ámbitos en los que imperan el dolor, la injusticia o una desoladora pobreza, y, una vez en ellos, su actitud de escucha atenta de las quejas y de los anhelos de quienes padecen esos males y de quienes junto a ellos tratan de aminorarlos.

 

También valoramos positivamente que esté tratando de conocer con detalle cuál es la situación económica real de la Diócesis y que, a la vista de los datos, esté decidido no sólo a sanear las cuentas sino a lograr que la gestión de estos asuntos sea transparente, se atenga a las normas generales del Estado español y esté en consonancia con los principios que contiene y transmite la Doctrina Social de la Iglesia.

 

ASPECTOS QUE NOS GENERAN DUDAS

 

Junto a estos aspectos de su hacer pastoral que apreciamos, hay otros que, sin provocarnos un rechazo total, nos generan dudas respecto a su razón de ser o respecto a su conveniencia. Señalamos en primer lugar uno que para usted sabemos reviste mucha importancia: el Plan diocesano de Evangelización. Evidentemente, no puede parecernos mal que los que nos decimos seguidores de Jesús de Nazaret reflexionemos sobre dicho seguimiento: sobre las razones que lo justifican, sobre los compromisos que conlleva y sobre la tarea de invitar a otras personas a sumarse al grupo de quienes lo llamamos “Maestro”. Pero nada de eso es algo que no estuviéramos haciendo en la Diócesis antes de que el mentado Plan echara a andar, cada cual ya lo hacía según su propia manera de entender, de vivir y de difundir la fe cristiana. Nos parece, por ello, excesivo dedicar a ese asunto tantas personas, tantos recursos y tanto tiempo, tres años enteros. Y, además, no vemos con claridad cuáles son los mecanismos que se tiene previsto utilizar para conseguir que sus  conclusiones contribuyan de modo efectivo a la renovación de la Diócesis y a la mejora de su funcionamiento.

 

Hay otros aspectos de su acción pastoral relacionados con la deseada renovación de la Diócesis que también nos generan dudas. La serie de nombramientos que ha efectuado para ocupar los altos cargos que figuran en el organigrama diocesano es uno de ellos. Especialmente nos genera dudas la selección de personas hecha para que tengan asiento en el Consejo Episcopal y se sitúen al frente de las Vicarías, de las Delegaciones diocesanas y del Seminario conciliar. Pidió a numerosas personas e instituciones que le sugiriéramos nombres, y lo hicimos. Ignoramos cuál fue el resultado de tal consulta, pero los hechos muestran que muy pocos de los elegidos por usted tienen y actúan con un estilo “teológico-pastoral” distinto a los estilos que han sido promocionados en la Diócesis durante las tres últimas décadas. Un elevado porcentaje de los mismos ya ocupaba altos cargos anteriormente y sólo ha cambiado de ocupación. Su acercamiento, Señor Obispo, a lo que podríamos llamar el “catolicismo reformista”, un hecho cierto en este último año y medio, no ha dado como fruto una presencia numéricamente significativa de algunos de sus miembros en las instancias diocesanas en las que se debaten y toman decisiones importantes para el funcionamiento de la Diócesis.

 

En otro orden de cosas, también nos genera dudas respecto a su sentido y conveniencia el notable impulso que está dando a la práctica devocional de la Exposición y de la veneración del Santísimo. Nos encontramos con ella en muchos de los encuentros que usted lleva a cabo con diferentes colectivos diocesanos. Sin duda son otros los motivos que le mueven a hacerlo, pero tememos que con ello parezca que promueve un modo de venerar a Dios y de honrar y de articular la memoria de Jesús en clave de acompañamiento afectivo y de escucha amorosa, oscureciendo el compromiso de fraternidad solidaria que lleva consigo “comer” y “beber” el “cuerpo” y la “sangre” de Cristo en la celebración eucarística.

 

Este compromiso, preciso es reconocerlo, está siendo realzado constantemente por el Papa Francisco, y usted le secunda en ello. Sin embargo, y aquí planteamos otro aspecto que nos genera dudas, cuando su protagonismo parecía llamado a ser claro y determinante en el Año de la misericordia, vemos  que tal puesto le ha sido arrebatado en el ámbito de la Iglesia universal y dentro de ella también en el ámbito de nuestra Iglesia local por la incitación a recuperar la práctica de la confesión individual. Se nos anima a acudir a ella presentándola como el marco en el que el amor de Dios, perdonando al pecador arrepentido, se muestra con mayor claridad y grandeza, y como el requisito previo para obtener las indulgencias asociadas a la ganancia del jubileo. Dudamos que todo esto tenga sentido y sea conveniente. No sólo es que la dimensión eclesial del pecado quede oscurecida, sino que se vuelve a conducir a los católicos a vivir con un sentimiento constante de culpabilidad moral, sin haber abordado la necesaria reforma de la lista de conductas a las que el catolicismo carga con el calificativo de pecaminosas.

 

ASPECTOS QUE DEBILITAN NUESTRAS ESPERANZAS DE CAMBIO

 

Mucho es lo que le llevamos dicho. Sin embargo aún nos queda por hablarle de aquellos aspectos de su hacer pastoral que están debilitando fuertemente las esperanzas que suscitó en nosotros su nombramiento. Llegó a Madrid hablando de que en la Diócesis cabíamos todos, dijo que venía a sumar no a restar, que la suya quería que fuera una “pastoral del encuentro”, más que del enfrentamiento y de la exclusión. Habiendo estado muchos de nosotros y de nuestras comunidades entre los excluidos, entre aquellos con los que no se contaba para sumar, pues se consideraba que nuestra presencia en la Diócesis no sólo era prácticamente innecesaria sino incluso inconveniente, oírle decir esas cosas nos ilusionó. Pero, a día de hoy, nuestras comunidades y nosotros mismos seguimos prácticamente contando tan poco como antes, aunque usted, cuando nos vemos, nos trate con mayor amabilidad y respeto.

 

No es esto, sin embargo, lo único ni lo que más nos preocupa. Nos preocupa también y mucho, relacionado con lo anteriormente expuesto, que no haya dado absolutamente ningún paso para proceder a una apertura a las distintas corrientes teológicas, incluida la de corte renovador con la que nosotros nos identificamos, en el seno de la Universidad Eclesiástica de San Dámaso. El pasado día 28 de enero renovó por cuatro años en su cargo al rector, dando con ello un espaldarazo al mantenimiento de su línea de acción. Ello supone que desde sus aulas la universidad va a seguir difundiendo el mismo tipo de doctrina conservadora que ha difundido desde su fundación, que sus alumnos van a seguir recibiendo el mismo tipo de formación que recibían en la época del Cardenal Rouco Varela, que de esa institución seguirán sin salir católicos con las ideas y los argumentos necesarios para llevar a cabo la renovación teológica, moral y estructural que, a nuestro parecer, necesita con urgencia la Diócesis.

 

Por último, nos preocupa asimismo y grandemente que en los Medios de comunicación en los que usted como Obispo de Madrid o como Vicepresidente de la Conferencia Episcopal tiene poder de influencia y de decisión se siga difundiendo una espiritualidad poco cercana a quienes viven, no por voluntad propia, en los márgenes de la sociedad y a quienes junto con ellos trabajan para lograr que su situación mejore al menos un poco. A menudo en algunos de sus programas y, más en concreto, en muchas de sus tertulias se escuchan opiniones no sólo contrarias a tales personas sino ofensivas para las mismas, pues se las desprecia y ridiculiza. La situación ha mejorado en los últimas meses en el semanario diocesano Alfa y Omega, pero no puede afirmarse lo mismo ni del canal televisivo 13TV ni de la cadena de radio COPE. Ambos medios siguen siendo refugio y altavoz de los sectores más reaccionarios de nuestra sociedad.

 

Como le decíamos al comienzo, nos hubiera gustado hablar personalmente con usted de todo esto, pero como la ocasión de que se dé tal circunstancia parece que, debido a sus múltiples compromisos, tardará en producirse, hacemos públicas nuestras opiniones, ejerciendo el derecho y hasta el deber que la Constitución “Lumen gentium” en su número 37 reconoce a los católicos, cuando consideren que su ejercicio puede contribuir al bien de la Iglesia. Reciba con ellas nuestro saludo, que es cordial de todos modos. Y, si así lo decide, sepa que acudiremos a dialogar con usted, cuándo, dónde y cómo prefiera.

 

FORO “CURAS DE MADRID”

 

 
Luto, lazo negro

 

Aún con el estremecimiento en el alma por la masacre de Bruselas, desde Redes Cristianas queremos manifestar abiertamente nuestra postura:

 

En primer lugar, nos causa muchísima pena ver sufrir a la gente. Ante el dolor injusto, no podemos hacer otra cosa más que ponernos al lado de las víctimas de esta tragedia para compartir con ellas su sufrimiento. Son seres humanos que, aunque sus rostros no nos sean familiares, son parte de nuestra misma humanidad. Más que con lágrimas en los ojos, nos gustaría verlos radiantes de alegría y felicidad. Esta misma cercanía  queremos llevarla también a las otras víctimas que cada día mueren o sufren irreparables destrozos en Oriente Medio ante la indiferencia, el silencio  y aún la hipocresía de los medios y de la sociedad de Occidente.

 

Este afecto cercano a las personas injustamente golpeadas por la sinrazón -y quizás también por el odio-, nos lleva al rechazo frontal de quienes han programado y realizado estas masacres. No vamos a calificar con gruesos trazos su crimen,  se califica por si mismo,  pero tampoco podemos justificar humana y éticamente sus métodos. Nos da pena constatar por sus actos la falta de talento y de coraje que revelan para exigir,  por otros medios,  sus “justas” reivindicaciones. Estamos convencidos de que la violencia -y desearíamos que quieres programan y realizan estas masacres lo entendieran de una vez- genera, como la estopa en el fuego,  más violencia. Y, por desgracia, quienes más la sufren suelen ser las personas más inocentes.

 

Finalmente, nos gustaría decir bien claro a nuestros responsables políticos que este tipo de violencia no se resuelve recortando las libertades del pueblo y sometiéndolo a mayores trastornos. Es necesario llegar a las causas de dónde brota, porque nada se produce por casualidad  y sin razón suficiente. De casi nada nos están  sirviendo ni el “decretazo” en España ni mucho menos  la firma que oficialmente hemos puesto junto a la Unión Europea para el rechazo de los y las refugiados. La solución, deberíamos convencernos,  no va a venir por el incremento policial ni por el mayor control físico de la ciudadanía, sino por establecer políticas de  justicia,  igualdad y  solidaridad con todos los seres humanos.

 

 

 Asistimos últimamente a uno de los comportamientos más crueles y duros que la Unión Europea ha tenido nunca contra los refugiados. Su acuerdo con Turquía viene a culminar una decisión de los Veintiocho, que afecta a millones de refugiados -sobre todo sirios-, y supone un sustancial retroceso en las políticas de acogida que los gobiernos europeos han mantenido respecto de aquellos que “huyen de la guerra y de otras situaciones inhumanas”, como bien afirma el Papa Francisco.

La Unión Europea pretende devolver a territorio turco a todos los inmigrantes que lleguen a Grecia de forma ilegal, sin distinguir entre migrantes económicos y refugiados con derecho a asilo, incluyendo a los sirios que huyen de su país en guerra.

Europa ofrece comprar “su tranquilidad” a Turquía por 3.000 millones de euros, y el gobierno turco defiende el acuerdo porque la UE se compromete a facilitar su adhesión a ella y a eliminar la obligatoriedad de visado para los turcos que viajen por Europa.

Esta medida, que se une a otras adoptadas últimamente – como la devolución de los migrantes económicos que no reúnen en principio los requisitos para pedir asilo – , es  de una flagrante ilegalidad y de clara inmoralidad. Lo que pretende este acuerdo es lanzar un mensaje rotundo: Europa no quiere más migrantes, bien sean económicos o bien víctimas de la violencia y la guerra que asolan entre otros países a Siria e Irak. “No vengáis a Europa”, es el grito que la UE quiere hacer llegar a millones de seres humanos que huyen de la muerte y la destrucción.

A los refugiados se les están cerrando todas las fronteras. La última cerrada entre Macedonia y Grecia bloquea la ruta de los Balcanes, lo que traerá consigo la búsqueda de nuevas rutas (acrecentando la inseguridad de los que buscan un lugar donde poder vivir en paz), y el incremento de la actividad de las mafias de traficantes sin escrúpulos.

El acuerdo de Bruselas con el gobierno turco, supone un giro radical en la política migratoria vigente en los países europeos y un grave atentado contra los derechos humanos; sin olvidar la ilegalidad de un acuerdo que viola convenios o tratados internacionales que (para preservar estos derechos fundamentales), prohíben expresamente la devolución de personas que sean objeto de persecución o víctimas de la guerra. Tan clamoroso desafuero ha logrado en España el rechazo de casi todas las organizaciones cristianas (institucionales o no), y ONG de ámbito nacional implicadas con migrantes y derechos humanos; e incluso el de la mayoría de partidos políticos representados en el Parlamento.

A este rechazo nos unimos porque las razones con las que justifican estas medidas, son la existencia de más de 30.000 personas bloqueadas en territorio griego y la incapacidad del gobierno heleno para ofrecer condiciones dignas a los extranjeros que llegan con la esperanza de terminar su duro viaje en algún país europeo comprometido con la acogida de refugiados. Razones cínicas e inmorales ya que esa situación se debe en gran parte a la cerrazón egoísta de Europa y a la incapacidad de gestionar la crisis por los órganos políticos de la propia Unión europea.

Nuestro país no puede permanecer impasible ante el drama de los refugiados. Las cifras de asilo y refugio son vergonzosas: el compromiso que había adoptado España era acoger a 17.000 refugiados, pero hasta hace unos días España sólo había aceptado a 18 asilados desde el pasado septiembre “porque no había peticiones”. Ahora dice el gobierno en funciones  que se compromete a acoger hasta 450 refugiados antes de final del mes de marzo.

VOCES CRISTIANAS DE SEVILLA manifiesta su indignación y se une al rechazo tanto a los acuerdos UE-Turquía por ilegales, inmorales, vergonzantes y atentatorios a los derechos humanos, como a la postura aquiescente e inmovilista de nuestro Gobierno en este tema. Creemos, como el Papa Francisco, que hace falta “una respuesta coral” al drama de los refugiados, una colaboración de todas las naciones para acoger a las víctimas cumpliendo así con los acuerdos  internacionales de asilo y refugio; un compromiso de gastar menos en vigilancia y cierre de fronteras y más en dispositivos de acogida que garanticen la protección de los derechos humanos y la dignidad de los que huyen buscando un lugar que les permita vivir en paz.

 

Sevilla, 16 de marzo de 2016

 

mar 152016
 
72horas

Bajo el lema “Tenemos 72 horas para actuar”, las entidades de acción social de la Iglesia que trabajan con refugiados y migrantes —Cáritas, CONFER, el Sector Social de la Compañía de Jesús y Justicia y Paz— lanzamos hoy una campaña viral de recogida de firmas para reclamar al Gobierno de España su oposición a ratificar, en la reunión del Consejo Europeo que se celebra los próximos 17 y 18 de marzo, el principio de acuerdo alcanzado la semana pasada entre la Unión Europea y Turquía para devolver a suelo turco a los refugiados y migrantes que llegan a territorio europeo a través de la Frontera Este.

Puedes seguir leyendo y firmar aquí:

http://www.hospitalidad.es/las-entidades-de-accion-social-de-la-iglesia-en-espana-lanzan-una-campana-de-recogida-de-firmas-contra-el-acuerdo-de-la-ue-con-turquia/

 

Vergüenza. La UE MATA

La Unión Europea lo ha vuelto a hacer, nos ha enseñado el lado más insolidario e inhumano en un giro más de tuerca. Ha decidido blindar más las fronteras, encargando ahora a Turquía la función de gendarme, como hasta ahora hiciera con Marruecos. Expulsiones colectivas (devoluciones en caliente), muros, malos tratos, violaciones de Derechos Humanos a cambio de, hoy, miles de millones, mañana , la entrada en el “club”.
Vergüenza es lo que sentimos ante esta UE que no queremos, la de las corbatas, el fascismo y el racismo.

Vergüenza gritamos contra estas políticas asesinas que han dejado ya medio millar de personas muertas en el Mediterráneo y que mantiene a decenas de miles hacinadas en condiciones pésimas
Gritemos VERGÜENZA. La UE MATA.

CONVOCATORIA: VIERNES 11 de marzo, a las 19h en SOL

!!!!! PÁSALO!!!!!!!!!!!!!!!!!!
IMG-20160310-WA0003

 
CCP2

Las Comunidades Cristianas Populares tendrán unas jornadas de reflexión en el Monasterio de Santa María de la Vid los días 22 y 23 de octubre de 2016. Se adjunta el cuestionario para la reflexión previa de las comunidades de CCP por el interés que tienen las preguntas para cualquier creyente.

CUESTIONARIO Jornadas de Reflexión CCPS 2016 definitivo

 

 
EXODO-LOGO-OK-e1397498257915

 

Con la participación de Pedro Casaldáliga, Pedro Miguel Lamet, Nicolás Castellanos, Rufino Velasco, Gloria Cavanna, Evaristo Villar, Ariel Álvarez, Benjamín Forcano, Pepe Laguna, Juan Antonio Estrada, Cristina Ruiz, P. Ángel García y Jeremy Corbyn.  

 

ÉXODO afronta en su número 132 el reto de volver la vista a Jesús, a ese Jesús por el que sus contemporáneos apenas se interesaron, como nos ilustra Ariel Álvarez. Solo lo hicieron cuando sus seguidores empezaron a molestar en la sociedad judía o en el imperio.

 

Y ¿qué es lo que molestó de su vida y mensaje en aquel tiempo? José Laguna arranca su reflexión con la premisa de ‘a quien hace obras de misericordia se le premia no se le crucifica’. ¿Cómo pudo ocurrir una inversión tal de la misma para acabar con Jesús en la cruz? Al parecer no podía molestar algo tan inocuo como hablar del amor al prójimo, del perdón a los enemigos, del servicio a los demás como actitud de vida, de defender a los más pobres… Pero, cuando la compasión por quienes vivían en los márgenes empezó a revestir dimensiones conflictivas, se movilizaron los mecanismos punitivos de los órdenes político y religioso. La vida de Jesús no representa al ‘hombre que hacía el bien’ sin más, sino al que añadía un plus sobre las acciones de los publicanos, al que elegía claramente la misericordia sobre la ley y sanaba en sábado. La misericordia de Jesús fue misericordia conflictiva.

 

Los primeros seguidores de Jesús fundaban su estilo de vida tanto en su experiencia prepascual como en la experiencia postpascual: en el momento de la resurrección de Jesús experimentaron el saber que el muerto en la cruz estaba vivo y, a la vez, experimentaron que sus pretensiones en vida (el anuncio del Reino) quedaban refrendadas por Dios. De esos seguidores surgió la Iglesia, aunque Jesús sólo predicó el reino, no fundó ninguna religión ni ninguna iglesia, tal como nos recuerdan R. Velasco y J. A. Estrada. Las experiencias fundantes de la vida de los primeros cristianos instituyeron la congregación de los creyentes, la comunidad de la Iglesia. Pero en el devenir de los primeros siglos de estas comunidades se produce una gran escisión que marcará el porvenir eclesial, tal como recuerda R. Velasco: ‘la Iglesia se esfuerza por la situación de los pobres, pero no es capaz de eliminar las causas de la pobreza y acaba por resignarse a ser portadora de una salvación que acontece en la otra vida, al margen de lo que suceda en esta’.

 

Por supuesto que la historia del cristianismo recoge oposiciones a estas derivas, como el concilio de Constanza y el propio Vaticano II. J. A Estrada lo clarifica “si Dios no salva en la historia, la única que podemos evaluar, resulta poco plausible la esperanza en la vida eterna”.

 

Es en esta perspectiva donde cobra especial relevancia la hermosa recreación del Evangelio que hace Pedro Miguel Lamet al principio de este número. Volver a Jesús es vivir, morir y resucitar como él. Y esto solo es posible desde los lugares privilegiados del reino, entre los marginados y excluidos. Hoy día, entre los emigrados y refugiados sirios en las costas del Mediterráneo.

 

Como afirma Pepe Laguna: “el cielo puede esperar para aquellos que en la tierra gozan del favor de una vida resuelta. En el margen, la esperanza es una urgencia. Ante el dolor del margen, no cabe más alternativa que el ejercicio disidente de la misericordia”.

 

 
ccp

 

Ante la manifestación de cientos de personas ante el Ayuntamiento de Sevilla, el pasado 26 de febrero, contra la moción de la laicidad promovida por los concejales de IU y Participa Sevilla, las Comunidades Cristianas Populares de Sevilla manifestamos lo siguiente:

 

1º.- Reprobamos absolutamente la convocatoria que los concejales del PP y Ciudadanos hicieron, a través de las redes sociales, para que se presentaran ante las puertas del Ayuntamiento cientos de personas católicas con pancartas en las que se podían leer mensajes como: “Nuestras tradiciones no se tocan” o “Dios con nosotros”, así como fotos de Santa Ángela de la Cruz, ante el temor, según decían, de que los concejales de izquierda quisieran quitar la Semana Santa o cambiar los nombres religiosos de las calles, particularmente el de esta santa sevillana. La reprobamos, porque estas personas no fueron convocadas para reclamar mejoras sociales al propio Ayuntamiento, como más plazas en los Albergues, un comedor social municipal o pisos de EMVISESA en alquiler a las personas que son desahuciadas etc., sino que fueron convocadas manipulando sus sentimientos religiosos por los concejales de esos Partidos de la derecha, ya que la moción de la laicidad, promovida por IU/Participa Sevilla, solo pretendía aplicar en los Ayuntamientos el principio de aconfesionalidad o laicidad, recogido en la Constitución española.

 

2º.- Igualmente, reprobamos la violencia verbal o “escrache” que padecieron por este motivo una concejala de Participa Sevilla y diversas personas particulares, porque estas actitudes tratan de fomentar antiguos rencores y animadversiones basadas en prejuicios rancios fundamentalistas de que el laicismo va contra las tradiciones religiosas o pretende acabar con la Religión católica, cuando, precisamente tal violencia va contra los principios católicos de respeto y amor al prójimo.

 

3º.- Por lo mismo, dado que la sociedad española ha experimentado una profunda secularización y de que conviven entre nosotros personas de distintas religiones y otras cuyos principios vitales se basan en la ética y no en creencias religiosas, creemos que las autoridades municipales representantes de toda la ciudadanía, sean católicas o de cualquier creencia religiosa o no sean creyentes, deben también practicar la laicidad en sus manifestaciones públicas, no participando oficialmente en las procesiones y manifestaciones de una confesión religiosa, tratar de que nuestro callejero, los Colegios y otras instituciones municipales sean laicas y no religiosas, con una nomenclatura apta para todos.

 

4º.- Por todo ello, apoyamos y estamos de acuerdo con los motivos y principios de tal moción presentada por IU/Participa Sevilla en el Ayuntamiento y lamentamos que los otros Partidos del arco municipal (PSOE, PP y Ciudadanos) que no la aprobaron “porque en ellos hay cofrades que les gusta la Semana Santa”, vean en ella un motivo de enfrentamiento y división, cuando quiere ser un principio de concordia, unidad y de convivencia pacífica de toda la ciudadanía, sean cuales sean sus principios o creencias personales.

 

Sevilla, a 1 de marzo del 2016

Las Comunidades Cristianas Populares de Sevilla

 
Mis documentos 3174

NO NOS PODEMOS CALLAR

 

 

Los cristianos y cristianas de base de Madrid, ante el momento histórico que está viviendo nuestro país,  queremos llamar la atención sobre dos cosas importantes. En primer lugar, el debate, diálogo y discusiones de los diferentes partidos acerca de la dificultad de formar un gobierno de izquierdas que asegure un cierto bienestar a toda la ciudadanía y abarque los serios problemas que tenemos en la actualidad. Creemos que la dificultad de formar un gobierno de izquierdas no está en el rechazo al PP, ni en el problema de Catalunya, sino en aceptar las políticas neoliberales que siguen tanto la cúpula del PSOE como el partido de Albert Ribera.

 

En segundo lugar, nos parece intolerable que esas discusiones diarias, necesarias por otra parte, que están omnipresentes en la cadenas de la TV, y en la prensa,  oculten o dejen en un segundo plano  las situaciones de emergencia que vive el país: la corrupción diaria y la descomposición ética que padecemos; el sufrimiento, la humillación,  la desesperación en que viven tantas familias, con esos comedores sociales llenos, tantos enfermos, tantos niños y niñas sin la atención que se merecen, tantas personas sin trabajo y sin esperanza de tenerlo, tantos trabajadores mal pagados, tantas personas jóvenes que tienen que huir de España porque aquí no se puede vivir. La misma Cáritas se siente impotente para atender tanta necesidad. A la vez que vemos cómo tantos políticos se han enriquecido escandalosamente y existe tanta desigualdad entre unos pocos multimillonarios y millones de criaturas que no tienen fuerzas para seguir callando y aguantando, etc.

 

Los cristianos y cristianas de base no debemos tener miedo a hablar, a denunciar estos interminables abusos No tenemos nada que perder. Tampoco debemos tener miedo a que nos echen en cara con qué autoridad o credibilidad nos ponemos a hablar así. Como ciudadanos y ciudadanas nos da vergüenza lo que está pasando en nuestro país.

 

Jesús decía en el sermón del monte dirigiéndose a la multitud que le seguía, “vosotros sois la luz del mundo, sois la sal de la tierra”. En estos momentos, queremos que sea el pueblo oprimido, el pueblo olvidado, el que sea una luz que ilumine nuestros caminar, lo mismo por la senda de la política que en la denuncia profética por el sufrimiento de la gente.

 

Madrid, 22 de Febrero de 2016.

 
logoNSC

Camilo Torres, cincuenta años más tarde. Un recuerdo intenso de afecto y el deseo de conocer y comprender
Camilo Torres murió en un tiroteo el 15 de febrero de hace cincuenta años en la región de Santander, en Colombia. Ahora su nombre es poco conocido o completamente desconocido en nuestro país, pero fue, en aquellos años, como el Che Guevara, un referente durante mucho tiempo para un amplio sector de la opinión pública y no sólo en América Latina. Él fue inspiración para los que, a partir de la fe en el Evangelio que nunca abandonaron, decidieron que, en ciertas situaciones extremas, no había ninguna posibilidad de dar testimonio verdadero de la fe si no era participando directamente en un movimiento organizado y armado  para lograr un cambio radical de las estructuras sociales.
Su historia personal estuvo totalmente marcada por las opciones que fue tomando en la vida y que lo llevaron a convertirse en académico e investigador riguroso y al mismo tiempo fue un líder popular. Después de haber estudiado en Lovaina fue pionero de la sociología de las clases más pobres de Colombia, al mismo tiempo, fue cura y capellán de los estudiantes de Bogotá. Estos compromisos lo llevaron a la promoción de programas de acción comunitaria, para trabajar en el campo de la educación y, por último, para tratar de dar vida a un fallido Frente Unido de todas las clases explotadas y de toda la oposición al régimen oligárquico existente. Su intento no tuvo éxito, entonces decidió entrar como militante, cuatro meses antes de su muerte, en el ELN (Ejército de Liberación Nacional), un grupo guerrillero, organizado dos años antes. Murió en la primera acción militar en la que se vio envuelto después de pedir estar en primera fila, a pesar de su falta de experiencia en el campo.
Sus escritos expresan su trayectoria apasionada, están llenos de experiencia e investigación y describen las razones de su decisión final, tomada en un espíritu de gran sacrificio personal con  características dramáticas. Estaba convencido de que no había otras maneras de lograr la paz basada en la justicia en Colombia y también en toda la América Latina. Defendió con pasión y una fuerte motivación la necesidad de una mezcla de marxismo y  cristianismo para la liberación de los pueblos. Reflexionó mucho sobre la relación entre la violencia y la  no violencia y su fe en el Evangelio era el alma de cada reflexión y decisión, del enfrentamiento con  la autoridad eclesiástica (que le llevó a dejar el ministerio) hasta  la decisión de los últimos meses.
Su figura nos invita a una cuidadosa evaluación de la complejidad de los acontecimientos históricos de la época y no puede ser separada de lo que sucedió después en el mundo cristiano con decisiones que quedan en la historia del cristianismo y que tienen un papel importante en la Iglesia de hoy. En 1967, en su encíclica Populorum progressio, Pablo VI, después de haber juzgado negativamente  el levantamiento revolucionario,  agregó: “excepto en el caso de una tiranía evidente y prolongada que viole firmemente los derechos humanos fundamentales y dañe gravemente el bien común del país “(CAP.31). ¿Se puede decir que no existía entonces en Colombia “una tiranía evidente y prolongada”? Poco después en Medellín en agosto de 1968 los obispos de América Latina establecieron la opción preferencial por los pobres y, casi al mismo tiempo, nació y se desarrolló la Teología de la Liberación y en 1971 en Chile surge el Movimiento Cristianos por el Socialismo. En cada uno de estos caminos vemos al Espíritu que sopla sobre los cristianos y las Iglesias,   hasta entonces prisioneros de una cultura eclesiástica que era heredera directa de la historia de la colonización.
Nuestro enfoque actual de valorar todas las culturas y la práctica de la noviolencia debe tener dentro de sí una sensibilidad especial para conocer y comprender la realidad en la que la violencia y la no violencia se entrelazan en situaciones y momentos de la historia humana muy especiales (Dietrich Bonhoeffer participó activamente en el ataque contra Hitler de julio de 1944,  esta problemática puede ser entendida desde la situación de los cristianos en la Resistencia contra los nazi en 1944-45 en unas pocas páginas de “Messa dell’uomo disarmato” de Luisito Bianchi). Debemos recordar siempre que en esos años, y después durante décadas, en la mayoría de países, América Latina estaba dominada  por un verdadero terrorismo de Estado que, además de la opresión política y social, produjo un inmenso número de víctimas de una violencia indiscriminada de cualquier tipo.
En las negociaciones en curso para una pacificación general de Colombia, el  ELN, aún activo,  ha pedido al ejército que devuelva los restos de Camilo y a la Iglesia de Colombia un “gesto claro que restituya a Camilo como cura”. El jefe del Estado, Santos, ha hecho exhumar los supuestos restos y el presidente de la Conferencia Episcopal, Mons. Castro se ha comprometido a estudiar la posibilidad de volver a darle el estado sacerdotal. La rehabilitación de Camilo Torres podría contribuir eficazmente a la paz en  Colombia, porque se reconocería la legitimidad política (y para la Iglesia  la legitimidad ética) de su opción, en aquel momento y en aquel contexto, favorable al uso de las armas para cambiar la sociedad. Nos parece que son dos gestos apropiados, y de hecho necesarios.

Roma, 15 de Febrero, 2016                      NOI SIAMO CHIESA

http://www.noisiamochiesa.org/

 

 
sobre_2

SOBRE LA ACTUAL CRISIS

DE PASTORAL PENITENCIARIA EN ASTURIAS

Después de ser informados directamente por personas que están viviendo en su carne el problema actual de Pastoral Penitenciaria y después de conocer lo dicho y escrito al respecto por parte de la diócesis y del delegado de Pastoral Penitenciaria, a todos nos pareció que la manera como el nuevo delegado, apoyado por el obispo, abordó la situación de la Pastoral Penitenciaria no fue la correcta, sobre todo por el modo tan autoritario de anular sin previo aviso la autorización para entrar en la cárcel con el evidente perjuicio para aquellos internos que recibían el beneficio de su presencia en el Centro Penitenciario. A algunos hubo de autorizárseles de nuevo a entrar, debido a la importancia de lo que estaban haciendo en ese momento. También nos parece que las personas comprometidas en Pastoral Penitencia no han sido tratadas con el respeto debido.

En el análisis que se hizo se observó que el problema de fondo radicaba en dos concepciones distintas de Iglesia:

Una la entendía como una institución esencialmente jerarquizada y autoritaria, donde el obispo y sus vicarios o delegados son los que dirigen y mandan. Los cristianos lo que tienen que hacer es obedecer sumisamente y seguir las directrices que emanan del vértice, de arriba, de la autoridad competente.

Otra es la que tiene la mayoría del grupo suspendido: entienden la Iglesia como Pueblo de Dios, como comunidad de hermanos, que caminan todos juntos anunciando la nueva noticia de Jesucristo. En esta Iglesia no hay obispos que se comportan como jefes propiamente dichos que dirigen y mandan, es una Iglesia popular, donde todos pueden hablar y a todos se les escucha. Entre todos se ve cómo ser Iglesia y cómo hacer Iglesia.

Se observaron también dos concepciones distintas de hacer la pastoral:

Una es principalmente sacramentalizadora, preocupada sobre todo por las almas. La concepción que se tiene de la actividad de la Iglesia hacia afuera es más bien la de una pastoral de cristiandad, que, entre otras muchas cosas, lleva consigo buscar la protección o el apoyo del poder, de las autoridades civiles, con las que se suele vivir en connivencia.

Hay otro modo de hacer Iglesia: la de una pastoral misionera. Ésta entiende que incitando, ayudando o colaborando en hacer pozos de agua con la gente que no la tiene, o haciendo escuelas, o dispensarios, etc. se está, con los hechos mismos, anunciando el evangelio de Jesús. En un Centro Penitenciario no se hacen pozos de agua, ni escuelas…, pero hay enfermos, indigentes, marginados… Se puede estar a su lado, se les puede escuchar, oír sus problemas y, si se puede hacer alguna actividad que les pueda ayudar a realizarse, darles clases según sus necesidades o aficiones… También haciendo una liturgia eucarística participada y creativamente adaptada. Además, la pastoral misionera, al contrario de la de cristiandad, no olvida la actitud profética, tan importante en la vida de Jesús, ejerciendo siempre que es necesario la crítica o denuncia del mal social, de las injusticias, de los abusos de poder, de la falta de profesionalidad que perjudique a alguien, etc.

Nuestro modo de entender la Iglesia y la pastoral coincide con quien la concibe como una comunidad de hermanos, con todo lo que ello implica, y con el que hace una pastoral misionera, con las consecuencias que ello tiene. Muchos obispos, -con sus equipos de gobierno incluidos-,  no han entendido el mensaje de cambio del Papa Francisco, que viene a enlazar con el camino abierto por el Concilio Vaticano II, más en consonancia con el modo de ser y hacer de Jesús de Nazaret.

Así pues, queremos manifestar nuestro a poyo al grupo de Pastoral Penitenciaria con los que coincidimos en el modo de entender la Iglesia y la pastoral, pidiendo al mismo tiempo que se les trate como corresponde, se les respete y se valore su larga trayectoria de presencia desinteresada en el Centro Penitenciario de Villabona, que les da la suficiente experiencia para participar activamente en el modo de concebir y de decidir cómo llevar a la práctica la Pastoral Penitenciaria. Conocemos a muchos de ellos y sabemos que llevan ya trabajando ininterrumpidamente en este Centro Penitenciario más de 15 años y es una inversión que no se puede recortar ni perder.

Creemos que, dados los valores cristianos que hay que suponer en todos, no será difícil abrir cauces de diálogo y llegar pronto a encontrar una solución donde se restablezca la comunión y el quehacer misionero, con todo lo que ello implica, en el centro Penitenciario de Villabona.

 

FORO GASPAR GARCÍA LAVIANA.

Febrero de 2016

 

 

 
Esteban Velazquez

 

Las personas pertenecientes a las Comunidades Cristianas Populares de Andalucía denunciamos la expulsión del sacerdote jesuita Esteban Velázquez por parte del reino de Marruecos y pedimos la intervención diplomática española para su vuelta a Nador.

 

El sacerdote jesuita Esteban Velázquez es una persona avezada a situaciones fronterizas de enorme gravedad y tensión, como la guerrilla en el Salvador. Desde hace tres años venía siendo responsable de la Delegación de migraciones del Arzobispado de Tánger en la ciudad de Nador, unos 15 kilómetros al sur de Melilla. El pasado 11 de enero le fue denegada la entrada a Marruecos y se le requisó su permiso de residencia marroquí, del que era titular, cuando intentaba entrar a través de Melilla.

Esteban ha sido silencioso, tenaz e incansable en la defensa de los derechos fundamentales y la atención humanitaria a las personas migrantes y refugiadas que se encuentran en tránsito por el norte de Marruecos como etapa final de su periplo migratorio hacia Europa. También realizaba una importante labor de inclusión social con los jóvenes marroquíes en riesgo de exclusión en la región.

Nos parece enormemente grave esta prohibición de entrada a una persona, que destaca por su insobornable defensa de los Derechos Humanos. Y muestra bien a las claras que la monarquía marroquí necesita todavía un largo recorrido para hacer efectivas libertades tan básicas como la religiosa, la de conciencia y la de expresión.

Los colectivos de Comunidades Cristianas Populares de Andalucía, muchos de cuyos miembros  trabajamos por los derechos de las personas migrantes y refugiadas en la Frontera Sur, consideramos que los verdaderos motivos que subyacen en esta expulsión residen en que Esteban era un testigo incómodo. Esteban no ha dudado en dar testimonio de las graves vulneraciones a los derechos humanos de las personas migrantes y refugiadas en Marruecos. Esteban ha sido también rotundo a la hora de señalar a los responsables de estos atropellos sin hacer distinciones ya sean fuerzas de seguridad marroquíes, españolas o quienes trafican con personas.

Igualmente nos parece inaceptable la absoluta inacción del Gobierno español a la hora de responder ante el trato flagrantemente injusto recibido por parte de uno de sus ciudadanos mientras se vanagloria de tener una “relación privilegiada” con el gobierno marroquí al que felicita por su implicación en el “control” de los flujos migratorios por vías de dudosa regularidad internacional.

Finalmente debemos recordar que las personas desplazadas hasta la zona fronteriza hispano marroquí lo hacen para defender su derecho a una vida digna. La imposibilidad de acceder a Europa por vías regularizadas provoca una situación crítica, agravada enormemente por la represión de la que son objeto por parte del Estado marroquí. Se añade el agravante de que Marruecos emplea medios proporcionados por la propia Unión Europea, actuando como gendarme exterior de sus fronteras.

El trabajo de Esteban Velázquez y las personas que colaboran con él únicamente pretende mitigar la enorme penuria que sufren quienes se encuentran entre la represión marroquí y la valla de Melilla en la última etapa de su periplo. Es urgente por tanto que la diplomacia española intervenga para que se revoque la prohibición de entrada para Esteban Velázquez y se le permita acceder a Nador para continuar con su tarea humanitaria tan urgente y tan descuidada.

COMUNIDADES CRISTIANAS POPULARES DE ANDALUCÍA

12 Febrero de 2016.

 

 

cartel conferencia ariel lvarez 25-1-2016

 
EXODO-LOGO-OK-e1397498257915

 

 

 

 

Con la firma de Sebastián MORA ROSADO, Ignacio SANCHEZ-CUENCA, Evaristo VILLAR, Juanjo SÁNCHEZ, Joaquín ESTEFANÍA, Mª del Carmen CRUZ GARCÍA, Juan Francisco MARTÍN SECO, Demetrio VELASCO, Mariano CALLE y Carlos GÓMEZ GIL.

 

 

 
Ya no es una novedad para nadie. Frente a la reiterada voz oficial de la “salida de la crisis”, “recuperación económica”, “mayor crecimiento en la UE”, “creación de empleo”… la desigualdad está creciendo en España hasta alcanzar cifras antes inimaginables.

Pongamos unos datos. No se refieren al ancho mundo, son datos de este pequeño y “desarrollado” país, España, con unos 46 millones de personas. El resultado –recogiendo solo, para dibujar el panorama, algunos datos que se dan en estas páginas– es espectacular: 11,7 millones de personas excluidas o descartadas, lo que representa la cuarta parte de la población. Desde unos indicadores más exhaustivos y ajustados a la realidad, el riesgo de pobreza y exclusión social se eleva a 13 millones, el 29,2 % de la población. Y lo que es más grave, 5 millones están en exclusión severa o porque no tienen empleo (el 77 %) o porque carecen de vivienda (el 62 %) o, bien, porque no tienen acceso al sistema general de salud (el 46 %). La fractura social se está ensanchando más que en ningún otro país de la Europa desarrollada. Y el crecimiento de la desigualdad es evidentemente mayor entre los jóvenes (el desplome del empleo entre los menores de 26 años ha sido del 42,3 % en las dos últimas legislaturas, reduciendo su salario medio el 40,8 %) donde ya se puede hablar sin tapujos de “generación hipote- cada”; y entre la población inmigrante cuya precarización está poniendo en grave peligro la nunca bien planteada política de integración.

Y si nos preguntamos, ¿por qué este éxito oficial que va contra la esencia común del ser humano?, ¿dónde anida el secreto de este incremento ex- ponencial de la desigualdad?, ¿cuál es la fórmula mágica que ha proporcionado tales resultados?

La respuesta está en el conocimiento y hábil utilización clasista de las grandes debilidades y brechas que presenta la articulación social en nues- tros días. Se puede decir, en términos generales, que en esta época post-ilustrada –sometida a la hegemonía del discurso técnico científico, domi- nada por el neoliberalismo económico y financiero y sin el paraguas de una gobernanza mundial respetuosa con toda la comunidad humana– se ha impuesto el paradigma individualista sobre el social, los derechos del individuo sobre los derechos de la colectividad. Hoy día los derechos que sur- gen de la libertad individual –siempre irrenunciable– están mejor protegidos que los que amparan la igualdad y la solidaridad.

En este contexto desequilibrado y clasista, el derecho a la propiedad privada se ha convertido en algo absoluto, y por eso políticamente intocable, protegido no sólo por los gobiernos neoliberales, sino también por las mismas iglesias con raras excepciones como las recientes encíclicas del papa Francisco. Y el derecho a la identidad particular y los hechos diferenciales de colectividades privi- legiadas se imponen sobre aquellos, más radicales, que nos vinculan como especie y que nos unen al mismo planeta que habitamos. La solidaridad queda relegada a las decisiones meramente subjetivas, lo que la reduce frecuentemente al mero voluntarismo o caridad devaluada. Por este camino se va trazando un darwinismo social que va acrecentando, día a día, la desigualdad económica, política y jurídica y social entre las personas y entre las comunidades.

Desde estas páginas de Éxodo vamos a defender la necesidad de volver a la humanidad y a la cordura. Desde una inspiración humana (y evangélica) nos posicionamos contra el individualismo, que acaba convirtiendo al ser humano en clase privilegiada, y a favor de la sociedad universal y planetaria que reconoce la misma dignidad en todos los miembros de la especie humana. Respetamos la diversidad que la misma naturaleza impone, pero nos plantamos frente a cualquier proyecto político o religioso que no se posicione ante la desigualdad económica, política, social y jurídica que el sistema actual está abriendo en el conjunto de la ciudadanía.

Ya no es una novedad para nadie. Frente a la reiterada voz oficial de la “salida de la crisis”, “recuperación económica”, “mayor crecimiento en la UE”, “creación de empleo”… la desigualdad está creciendo en España hasta alcanzar cifras antes inimaginables.

 

Pongamos unos datos. No se refieren al ancho mundo, son datos de este pequeño y “desarrollado” país, España, con unos 46 millones de personas. El resultado –recogiendo solo, para dibujar el panorama, algunos datos que se dan en estas páginas– es espectacular: 11,7 millones de personas excluidas o descartadas, lo que representa la cuarta parte de la población. Desde unos indicadores más exhaustivos y ajustados a la realidad, el riesgo de pobreza y exclusión social se eleva a 13 millones, el 29,2 % de la población. Y lo que es más grave, 5 millones están en exclusión severa o porque no tienen empleo (el 77 %) o porque carecen de vivienda (el 62 %) o, bien, porque no tienen acceso al sistema general de salud (el 46 %). La fractura social se está ensanchando más que en ningún otro país de la Europa desarrollada. Y el crecimiento de la desigualdad es evidentemente mayor entre los jóvenes (el desplome del empleo entre los menores de 26 años ha sido del 42,3 % en las dos últimas legislaturas, reduciendo su salario medio el 40,8 %) donde ya se puede hablar sin tapujos de “generación hipote- cada”; y entre la población inmigrante cuya precarización está poniendo en grave peligro la nunca bien planteada política de integración.

 

Y si nos preguntamos, ¿por qué este éxito oficial que va contra la esencia común del ser humano?, ¿dónde anida el secreto de este incremento ex- ponencial de la desigualdad?, ¿cuál es la fórmula mágica que ha proporcionado tales resultados?

 

La respuesta está en el conocimiento y hábil utilización clasista de las grandes debilidades y brechas que presenta la articulación social en nues- tros días. Se puede decir, en términos generales, que en esta época post-ilustrada –sometida a la hegemonía del discurso técnico científico, domi- nada por el neoliberalismo económico y financiero y sin el paraguas de una gobernanza mundial respetuosa con toda la comunidad humana– se ha impuesto el paradigma individualista sobre el social, los derechos del individuo sobre los derechos de la colectividad. Hoy día los derechos que sur- gen de la libertad individual –siempre irrenunciable– están mejor protegidos que los que amparan la igualdad y la solidaridad.

 

En este contexto desequilibrado y clasista, el derecho a la propiedad privada se ha convertido en algo absoluto, y por eso políticamente intocable, protegido no sólo por los gobiernos neoliberales, sino también por las mismas iglesias con raras excepciones como las recientes encíclicas del papa Francisco. Y el derecho a la identidad particular y los hechos diferenciales de colectividades privi- legiadas se imponen sobre aquellos, más radicales, que nos vinculan como especie y que nos unen al mismo planeta que habitamos. La solidaridad queda relegada a las decisiones meramente subjetivas, lo que la reduce frecuentemente al mero voluntarismo o caridad devaluada. Por este camino se va trazando un darwinismo social que va acrecentando, día a día, la desigualdad económica, política y jurídica y social entre las personas y entre las comunidades.

 

Desde estas páginas de Éxodo vamos a defender la necesidad de volver a la humanidad y a la cordura. Desde una inspiración humana (y evangélica) nos posicionamos contra el individualismo, que acaba convirtiendo al ser humano en clase privilegiada, y a favor de la sociedad universal y planetaria que reconoce la misma dignidad en todos los miembros de la especie humana. Respetamos la diversidad que la misma naturaleza impone, pero nos plantamos frente a cualquier proyecto político o religioso que no se posicione ante la desigualdad económica, política, social y jurídica que el sistema actual está abriendo en el conjunto de la ciudadanía.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
Concentracion-contra-la-violencia-AlexCamara-4

El GRUPO DE  DE CHI@S DE CCP-GRANADA SE REUNEN CON LOLI CADA SÁBADO EN SU REUNIÓN DE CATEQUESIS. UNA ALEGRÍA DE GRUPO Y DE LOLI. 

En nuestras últimas catequesis tratamos de comprender la oración del Padrenuestro
que Jesús enseñaba a sus amigas-os. Hoy nos hemos parado en la petición: “danos hoy nuestro pan de cada día”. Después de conocer que el pan se refiere al alimento del “banquete”, de la unión, de la alegría, de la felicidad del “reinado de Dios”que Jesús deseaba para la humanidad… pues, ese pan que sea realidad hoy.  Y nos hemos acordado de las niñas y niños sirios, que llevan días sin comer, del dolor de sus madre y sus padres al no tener nada que darles…

Hemos hecho nuestra meditación conmovidas por esta situación y nos hemos sentido unidas-os en el mismo Amor a los que huyen de Siria, a los que se quedan allí, a los gobernantes del país y de todos los países que permiten este conflicto., para que puedan volver a sus casas, a su país, a cuidar la tierra, a conseguir alimentos, a disfrutar de la paz

Después hemos pensado en escribir una carta a los gobernantes y lo hemos hecho en unos minutos…, tan seguras-os estábamos y tan confiadas en que ésto se arregla.

(Algunos fragmentos de las cartas):

 

…”Os pido que paséis de hacer guerra, por favor, queremos la paz, no la violencia, ¿no os dais cuenta de lo que hacéis?. Están sufriendo mucho, no podéis seguir así. ¡Parad ya!. No pueden comer ni ir a la escuela. ¡Parad , por favor! (Malena,  8 años)

 

…”Llevad alimentos a lo sirios, por lo menos tres días a la semana para que los que no puedan coger un día lo recojan al día siguiente. Y que habléis con los otros gobernantes para que pare la guerra y lleguen a un acuerdo porque hay muchas personas que no tiene culpa y pagan por ello”. (Alba, 11 años)

 

Me gustaría pedir en esta carta la paz para Siria… y comportamientos más humanos… Se está matando a la gente directa e indirectamente porque también el hambre está acabando con muchos niños y niñas…  Muchísimas personas de distintos países están dispuestas a acoger, a dar dinero, ayuda,  apoyo, comida … a muchos niños y niñas. Me gustaría que se escuchara a esas personas.” (María, 16 años)

 

¡Dejad pasar a los sirios a los demás países.” (Darío, 9 años)

 

” Quiero que puedan comprar comida y que tengan trabajo y que las niñas y los niños vayan al cole a estudiar y a aprender y a jugar”. (Candela, 5 años)

“Les pido a los gobernantes que, por favor, las familias de Siria puedan tener alimentos cada día, que puedan salir de ese problema que tienen tan grande. Yo DESEO ESTO CON LA ESPERANZA DE QUE SE CUMPLA. Y que este lunes pueda llegar un camión lleno de comida para esos niños sirios.”  (Sara, 9 años)

 

2 ACTIVIDADES DEL FORO GOGOA EN EL MES DE ENERO DE 2016

 

DIA: 12 DE ENERO DE 2016, MARTES a las 19:30, Salón de Actos Instituto Plaza de la Cruz:

Conferencia DE ROLANDO AMES: “POLÍTICA Y ESPIRITUALIDAD CRISTIANA”

                        ROLANDO AMES es politólogo. Profesor Principal de la Pontificia  Universidad  Católica de Perú.

 

DIA: 13 DE ENERO DE 2016, MIÉRCOLES a las 19:30, Salón de Actos Instituto Plaza de la Cruz:
Conferencia de CARMEN LORA: TEMA: “FRANCISCO TRAE AL CENTRO Y DA PROYECCIÓN
A LA SENSIBILIDAD, MIRADA E INTERPELACIONES DE LAS PERIFERIAS”.
CARMEN LORA es pedagoga y psicóloga y directora de la revista “Páginas”.                         

 

CONFERENCIA DE ROLANDO AMES EL 12 DE ENERO DE 2016, martes:

 

Redes de poder transnacional ponen hoy los términos principales de la economía y también de la cultura cotidiana a escala mundial. Empero, la trayectoria de los países, sus sociedades y regímenes políticos son muy distintos. Las resistencias al encierro en la vorágine del individualismo radical, si bien dispersas, son muy fuertes, aunque no logren equilibrar  ese poder transnacional. Las prácticas de la fraternidad en las relaciones con el otro y la otra, con los diferentes, son entonces de interés vital para la salud y la maduración humana libre. Rolando Ames presentará un balance de experiencias cristianas latinoamericanas en ese cruce de los sentidos de la vida y la política para dialogar con lo que hoy ocurre en Europa occidental en el contexto de un mundo global.

 

CONFERENCIA DE CARMEN LORA EL 13 DE ENERO DE 2016, miércoles:

 

El Concilio Vaticano II convocó a la Iglesia a estar en el mundo, en diálogo con él y asumiendo los desafíos de la época incluso más allá de las fronteras de la Iglesia. El papa Francisco vivió esta experiencia en el caminar de la Iglesia latinoamericana que, ante ese llamado, vio como reto principal del continente anunciar el Evangelio en medio de una situación de pobreza  lo que la llevó a asumir una opción preferencial por los pobres.

A lo largo del tiempo esta opción cobra una significación muy rica por que revela la gratuidad del amor de Dios y porque hemos ido descubriendo la mutidimensionalidad de la pobreza. Hoy Francisco trae al centro y da proyección universal a la interpelación de las periferias que en todo el mundo revisten rostros muy diversos de insignificancia, debilidad y vulnerabilidad en medio de la creación que está ella misma en extrema vulnerabilidad. Carmen Lora nos invitará a reflexionar sobre ese caminar y su sentido para nuestra propia realidad.

 

PONENTES:

ROLANDO AMES: Miembro de Pax Romana. Politólogo concienzudo y de prestigio, profesor Principal de la Pontificia Universidad Católica del Perú, trabaja en la Facultad de Ciencias Sociales y tiene la responsabilidad de la coordinación de la especialidad de Ciencias Políticas y viene intensificando su investigación sobre los cambios radicales operados en la política en los últimos tiempos.

 

CARMEN LORA: Miembro también de Pax Romana. Es pedagoga y psicóloga. Es Profesora invitada del Diploma de Estudios de Género de la Facultad de Ciencias Sociales y de la Maestría de Estudios Teóricos en Psicoanálisis de la Pontificia Universidad Católica del Perú, miembro del Equipo Técnico de la Mesa Nacional de Concertación para la Lucha contra la Pobreza y Directora de la revista Páginas editada por el Centro de Estudios y Publicaciones.

 

FORO GOGOA

 

SI DESEA RECIBIR POR E-MAIL LOS AVISOS DE LAS CONFERENCIAS DEL FORO GOGOA: Sólo tiene que enviar un correo a info@forogogoa.org con la solicitud, su nombre y su e-mail para recibir los avisos de conferencia.

EKITALDI BI GOGOA FOROAN 2016KO URTARRILEAN

 

2016KO URTARRILAREN 12a, ASTEARTEA, 19,30 etan, Gurutze enparantzako institutuan.

ROLANDO AMESen Hitzaldia: “POLITIKA ETA KRISTAU ESPIRITUALTASUNA”.

ROLANDO AMES Politologoa da. Irakasle da Peruko Unibertsitate Katoliko Pontifikalean.

 

2016KO URTARRILAREN 13A, ASTEAZKENA, 19,30 etan, Gurutze enparantzako institutuan.

CARMEN LORAren Hitzaldia: ”ZENTRORA EKARRI ETA PROIEKZIO BAT EMATEN DIE FRANTZISKOK INGURUEN, PERIFERIEN, SENTSIBILITATE, IKUSMIRA ETA INTERPELAZIOEI”

CARMEN LORA pedagogoa eta psikologoa da eta “Orriak” aldizkariko zuzendari.

 

ROLANDO AMESen 2016KO URTARRILAREN 12ko, astearteko, HITZALDIA:

 

Mundu mailan  kokatzen dituzte gaur nazioez gaindiko aginte sareek bai ekonomia eta bai eguneroko kulturaren gai nagusiak. Ez da ahaztu behar, ordea, herrialdeen, bere instituzio eta erregimenen ibilbideak guztiz desberdinak direla. Nazioez gaindiko aginte hori orekatzea lortzen ez badute ere, erresistentzi gogorrak daude, nahiz eta sakabanatuak egon, indibidualismo erradikal horretan preso ez gelditzearren. Horregatik, bestearekiko, desberdinekiko, gizon edo emakumearekiko, harremanetan anaitasunez jokatzea interes biziko da gizakiaren osasunerako eta bere heldutasun libre batetarako. Mundu globalaren testuinguruaren barruan Europan gaur bertan gertatzen ari denarekin elkarrizketa bat izatearren, Latinoamerikako kristau munduan emandako bizitzaren eta politikaren zentzuen elkar gurutzatzeen esperientzien balantze bat eskainiko du Rolando Amesek.

 

CARMEN LORAREN 2016KO URTARRILAREN 13ko, asteazkeneko, HITZALDIA:

Munduan egotera, mundu horrekin elkarrizketan egotera, eta garaiko desafioei aurre egitera, Elizaren mugetatik haratago baita ere, dei egin zion Vatikano IIa Kontzilioak Elizari. Dei horren aurrean pobreziazko egoera baten erdian Ebanjelioa aldarrikatzearen desafioa besterik ez zuela ikusi zuen, eta, ondorioz, pobreen  aldeko lehentasunezko aukera egin zuen Latinoamerikar Elizarekin batera bizi izan zuen Frantzisko Aita santuak esperientzia hori. Denboraren poderioz, aukeraketa honek esanahi oso aberatsa hartzen du, Jainkoaren maitasunaren doakotasuna adierazten duenez, eta pobreziaren dimentsio-aniztasuna deskubritzera eramaten gaituenez. Gaur Frantziskok zentrora ekartzen ditu eta proiekzio mundiala ematen die mundu osoan hain guztiz ahul egonaz aparte, hain esan nahi gutxiko, indar urriko eta eraso errazeko itxuraz agertzen diren inguru edo periferien interpelazioei. Ibilbide horretaz eta gure geure errealitaterako lukeen esan nahiaz hausnartzera gonbidatuko gaitu Carmen Lorak.

 

HIZLARIAK:
ROLANDO AMES: Pax Romanako Partaide da. Politologo arduratsu eta ospe handikoa, Peruko Unibertsitate Katoliko Pontifikalean irakasle da. Zientzia Sozialen Fakultatean lan egiten du. Zientzi Politikoen koordinazio erantzukizuna du. Politikaren alorrean azken garaitan emandako aldaketa erradikalen ikerketetan sakontzen dihardu.
CARMEN LORA: Pax Romanako Partaidea da, baita. Pedagogoa eta psikologoa da. Peruko Unibertsitate Katoliko Pontifikaleko Psikoanalisiaren alorreko Ikerketa Teorikoen Maisutzako eta Zientzia Sozialen Fakultateko Genero Ikerketen Diplomako Irakasle gonbidatu da. Pobreziaren aurkako Adostasunerako Mahai Nazionalaren Talde Teknikoko partaide da eta Ikerketa eta Argitalpen Zentroak editatzen duen “Orriak” aldizkariaren Zuzendari.

 

FORO GOGOA

 

E-mailez jaso nahi ba dituzu Gogoa Foroaren hitzaldien berriak, zure izena eta zure posta elektronikoa honako  helbide honetara  info@forogogoa.org bidaltzea eskertuko genizuke

 

Iglesia, comunidades y ministerios

Tras casi cuarenta años de recorrido compartido (7 congresos internacionales, 7 latinoamericanos y otros muchos nacionales), el Movimiento internacional de curas casados  en su actual configuración como Federación Latinoamericana y Federación Europea, tras haberse reunido en un congreso en Guadarrama (Madrid, España), bajo el lema “Curas en unas comunidades adultas”, hemos decidido hacer público este comunicado.

 

A todo el Pueblo de Dios.

Acabamos de celebrar el 50º aniversario de la clausura del Concilio Vaticano II; y las esperanzas y compromisos sembrados por aquel acontecimiento histórico nos han animado a ofrecer una vez más nuestra experiencia y nuestra reflexión como movimiento eclesial y como  integrantes de la comunidad universal de creyentes en Jesús de Nazaret.

En nuestro origen está la reivindicación de un celibato opcional para los curas de la Iglesia católica de Occidente: libertad que debería ser reconocida y respetada no sólo por ser un derecho humano, sino también porque la opcionalidad (y no la imposición) es más fiel al mensaje liberador de Jesús y a la práctica milenaria de las iglesias, así como por estar íntimamente relacionado con el derecho de las comunidades a tener servidores dedicados a su atención, hoy insuficientemente satisfecho.

Pero nuestro recorrido como colectivo ha ido ampliando esa perspectiva inicial               -centrada en torno al celibato- para aspirar y avanzar  hacia un modelo de cura no clerical y un tipo de iglesia no asentada férreamente sobre un cura exclusivamente varón, célibe y clérigo.

Durante esos largos años, quienes hoy hacemos este comunicado, hemos estado integrados y comprometidos, con sencillez  y fidelidad, en muchos grupos comunitarios, buscando sentido cristiano a nuestras vidas y ayudando a quienes nos hemos encontrado, a descubrir su dignidad como seres humanos y como hijos de nuestro Padre-Madre Dios.

Desde esos compromisos, nos atrevemos a decir:

1º.-  Estamos convencidos -y en ello coincidimos con otras comunidades y movimientos de iglesia, parroquiales y no parroquiales- de que el modelo de cristianismo mayoritariamente imperante está desfasado; y lejos de ayudar a la implantación del Reinado de Dios y su justicia, es con frecuencia un obstáculo para la vivencia de los valores evangélicos. Un nuevo tipo de iglesia y de comunidades  es urgente para poder aportar algo válido frente a los retos que el ser humano tiene planteados hoy.

2º.- El eje de este nuevo modelo de iglesia debe ser la comunidad, la vida comunitaria de los creyentes en Jesús. Sin esos grupos vivos que comparten su vida y su fe, que intentan descubrir el Reinado de Dios y vivirlo, no hay iglesia. Y no podemos ignorar que las estructuras parroquiales en  un gran porcentaje  son dispensarios de  servicios religiosos y cultuales más que comunidades vivas.

3º.-  Para la renovación de la Iglesia y de las comunidades de creyentes hacia un modelo activamente comunitario de asamblea del Pueblo de Dios, es preciso un cambio estructural; no son suficientes los meros esfuerzos personales.  Hay una inercia de siglos (Estado Vaticano, curias, leyes, tradiciones…) que actúa como un peso muerto y dificulta cualquier reforma progresiva.

4º.-  Nuestro recorrido nos ha hecho experimentar y comprender que el motor  de esa transformación se encuentra en el interior de las mismas comunidades: solamente unas comunidades adultas, maduras, pueden llevar a cabo esa transformación estructural necesaria y urgente. La estructura actual -preferentemente centrada en la parroquia y el culto- no tiende sino a perpetuar el  inmovilismo y a adoptar cambios de forma sin ir al fondo.

5º.-  También hemos comprendido y experimentado que los curas –sean célibes o no: no es esa la cuestión principal- no pueden seguir concentrando todo en sus personas y pretender asumir todas las tareas y responsabilidades. Su misma identidad y la calidad de su servicio imponen una evolución hacia una mayor participación y hacia un pluralismo de modelos en función y en dependencia de las comunidades concretas.

6º.-  Esas comunidades adultas existen ya;  en ocasiones son ignoradas o perseguidas; pero es necesario incentivarlas. Son pequeños grupos de dimensiones reducidas, donde sus componentes se conocen, comparten, viven la igualdad, la corresponsabilidad, la fraternidad y sororidad. Tenemos que seguir luchando por ese estilo de comunidades, perfectamente aceptables dentro de la pluralidad de modelos eclesiales.

7º.- Esa adultez y mayoría de edad les permite adaptarse a las exigencias culturales de nuestro mundo cambiante, vivir y formular la fe de forma y en lenguaje comprensibles  y organizarse desde dentro según sus necesidades. Esas comunidades son libres y ejercen la libertad de los hijos e hijas de Dios; no viven ancladas en el pasado. Su referencia  no es la obediencia, sino la creatividad desde la fe. Y desde ahí, pueden ser entendidas en nuestras sociedades.

8º.- Desde esta óptica, resulta cada vez más contradictoria e injusta la situación de las mujeres: mayoritariamente presentes en la vida eclesial, pero apartadas tradicionalmente de las tareas de estudio, responsabilidad y  gobierno. No existe ningún fundamento para mantener esta discriminación, que además supone la pérdida de un potencial humano irremplazable. Se puede razonablemente esperar al mismo tiempo que su presencia cambiará las estructuras de animación y de gobierno a mejores, más justas y más equilibradas.

9º.- Y, finalmente, es preciso reconocer a estas comunidades el derecho a elegir y encomendar las tareas, servicios y ministerios a las personas que consideren más preparadas y adecuadas para cada tarea, sin distinción de sexo ni de estado. Que puedan de esta forma  llegar a  ser comunidades abiertas, inclusivas, desde la pluralidad y el respeto mutuo.

 

Hemos encontrado y participamos en comunidades de este tipo. No son una quimera sino una realidad a pesar de sus deficiencias y dificultades. Y estamos decididos a seguir luchando para que cada día sean más numerosas y auténticas.

Este camino no es sencillo.  Somos conscientes de que los compromisos que asumimos, pueden crear problemas: en ocasiones bordeamos la ilegalidad, aunque no por capricho o arbitrariedad; y  sabemos que, con frecuencia, la vida va muy por delante de la normativa legal y que el Espíritu no está sometido a leyes.

Los retos actuales nos exigen abrir caminos de diálogo y encuentro; y en esos campos tan necesitados de cambio, ser creativos, asumir el protagonismo de las comunidades y hacer así realidad aquellas intuiciones y declaraciones del Vaticano II (vida fraterna, solidaria, ecuménica, comprometida por la paz y la justicia con todos los hombres y mujeres de buena voluntad…) que tanta ilusión despertaron, que fueron arrinconadas como peligrosas y que hoy, con la llegada del papa Francisco, han cobrado actualidad y recuperado su carta de ciudadanía en nuestra Iglesia.

Invitamos a todos los creyentes en Jesús a ser valientes y adentrarse en estas sendas de creatividad, adultez y libertad, para hacer cada día más real el Evangelio de la misericordia y de la responsabilidad ante los seres humanos y ante nuestra Madre Tierra.

6 de enero de 2016.

 

© 2012 Redes Cristianas Suffusion theme by Sayontan Sinha