Del 6 al 8 de septiembre de 2019 hemos celebrado el 39 Congreso de Teología en torno al tema “Justicia y compasión en un mundo desigual” con la colaboración de sociólogos, sociólogas, teólogas, teólogos y activistas sociales, que han orientado nuestras reflexiones, la participación de 400 personas de todos los continentes, el Concierto Intercultural del grupo musical Voces de  Ida y Vuelta, la Eucaristía del compartir el pan y la palabra, dirigida por el colectivo Fe y Espiritualidad del FELGTB, y una colecta solidaria destinada a los colectivos más desfavorecidos.

  1. Hemos llevado a cabo un análisis crítico de la realidad, en el que hemos descubierto los siguientes fenómenos: la guerra contra la vida, contra los recursos naturales, los derechos sociales laborales y los vínculos sociales; la crisis económica por mor del neoliberalismo; la crisis de cuidados, que solo recaen sobre las mujeres; la corrupción como forma estructural de gobierno; la lógica sacrificial del capitalismo; el fascismo territorial y social; la crisis ecológica, que es el principal desafío de la humanidad, cuya máxima expresión es la destrucción de la Amazonía.
  2. Hemos constatado igualmente el racismo y la xenofobia hacia las personas que vienen a los países más favorecidos, huyendo de la guerra, de la miseria y de regímenes dictatoriales; las crecientes desigualdades por razones de género, etnia, cultura, religión, identidad sexual y clase social; las agresiones contra la dignidad de la personas más vulnerables de la sociedad, como la pederastia dentro de las instituciones eclesiásticas con el silencio, el encubrimiento y la complicidad de las altas jerarquías; la la legtbiqfobia, fomentada con frecuencia por discursos religiosos homófobos; el sexismo, alentado por las condenas eclesiásticas contra la llamada “ideología de género”; el deterioro del sentido de lo colectivo.
  3. Hemos escuchado experiencias esperanzadoras que intentan responder al mundo desigual y estructuralmente injusto con propuestas alternativas como la inclusión social de otras capacidades, el movimiento de los jóvenes europeos contra el cambio climático y la comunidad solidaria de San Carlos Borromeo con personas migrantes, refugiadas, buscadoras de asilo, personas sin hogar, mujeres marginadas.
  4. Hemos ofrecido la respuesta ético-política de los movimientos sociales que ponen la ética en el centro, se mueven en el horizonte de la lucha por la justicia y la práctica de la compasión y defienden el eco-socialismo feminista como alternativa a la catástrofe ecológica global capitalista y patriarcal.

5 Valoramos muy positivamente la crítica del papa Francisco al modelo económico actual injusto en su raíz y generador de población sobrante, la defensa del cuidado de la Casa Común en la encíclica Laudato Sí’ y la convocatoria del Sínodo sobre la Amazonía.

  1. La compasión es principio de humanidad. Sin ella no hay vida humana, sino guerra de todos contra todos. Es necesario tener compasión con la naturaleza y con nuestros congéneres para combatir el sufrimiento eco-humano.

7, La compasión es la opción fundamental de Dios ante el sufrimiento humano y la explotación de la naturaleza, la opción fundamental de Jesús de Nazaret que se solidariza con las víctimas y el principio de toda teología solidaria con el dolor de las personas inocentes. Constituye uno de los principios fundamentales de todas las religiones y espiritualidades: proféticas, místicas, sapienciales, indígenas, afrodescendientes.

  1. La compasión no puede quedarse en un sentimiento de pena o de lástima, sino que ha de traducirse en medidas políticas y sociales generadoras de justicia en sus diferentes dimensiones: justicia social, cordial, de género, ecofeminista, cognitiva, descolonizadora y estructural.
  2. Creemos necesario leer la Biblia desde la perspectiva feminista, descubrir su carácter intercultural, buscar sus raíces afro-asiáticas, deconstruir la violencia sexista presente en ella, recuperar la genealogía de las mujeres, reconocer su papel como protagonistas de luchas y resistencias, aprender de las mujeres compasivas, que son portadoras de luz y utopía y ejemplo de ternura y de justicia.
  3. Hemos de aprender a vivir bien con poco; mirar más allá de las apariencias con ojos inclusivos; compartir el dolor del mundo desde el silencio y la justicia; globalizar la solidaridad; acoger vidas perdidas; recuperar la ternura como categoría política; llevar a cabo una auténtica revolución espiritual; vivir una interespiritualidad a favor de la justica, la paz y el cuidado de la vida humana y de la naturaleza; “democratizar la democracia”; revisar el concepto de libertad liberal, que debe ser modelado por los conceptos de igualdad y justicia; el de seguridad, que consiste en asegurar condiciones saludables eco-humanas; el de heroicidad, que consiste en defender la vida; el del cuidado para ser compartido por hombres y mujeres; superar la lógica patriarcal de la guerra;; crear hábitos cooperativos; fundar “parlamentos ciudadanos”; crear espacios sociales donde estemos a gusto; defender las causas indígena, campesina y afrodescendiente como propias.
  4. Nos solidarizamos con el campamento de personas sin hogar que viven en tiendas de campaña en el Paseo del Prado y el de la Castellana.
  5. Nos consideramos continuadores del cristianismo de liberación como un acontecimiento de especial relevancia histórica, que ha creado una nueva eco-fraternidad-sororidad entre la Madre Tierra, las personas revolucionarias cristianas y las ateas o agnósticas. Fieles a dicho cristianismo nos comprometemos a llevar a cabo una rebelión ético-evangélica global, política, económica y cultural contra los diferentes sistemas de dominación: capitalismo, colonialismo, patriarcado, fundamentalismo, xenofobia y antropocentrismo depredador de la naturaleza con la mirada puesta en la Utopía de Otro Mundo Posible, donde la justicia y la compasión sean los principios morales que guíen nuestra vida.

Madrid, 8 de septiembre de 2019

 

 

 

 

 

 

 

Juan José Tamayo

            Del 6 al 8 de septiembre tenemos una cita inaplazable, que queremos anotéis en vuestra agenda: el Congreso de Teología, que venimos celebrando desde 1981 ininterrumpidamente con una numerosa participación, que en algunas ediciones ha llegado a superar las mil personas. ¡Este año celebramos el 39 Congreso!, que tendrá lugar como en años anteriores, en un espacio laico: la sede del sindicato Comisiones Obreras de Madrid Región (calle Lope de Vega, 30-40), acorde con el tema que vamos a tratar interdisciplinarmente: Justicia y Compasión en un mundo desigual. Expresamos nuestro agradecimiento por permitirnos celebrar el congreso en sus locales  tan generosamente y en sintonía.

Es un tema de especial relevancia y de no menor urgencia, a la vista del avance de la desigualdad en el mundo y de manera especial en España, que es el segundo país de la Unión Europea con mayor nivel de desigualdad. Recientemente se ha encargado de recordárnoslo el octavo Informe sobre Exclusión Social y Pobreza de la Fundación FOESSA, vinculada a Caritas, que habla del 8,8% de la población en exclusión social severa, es decir, más de cuatro millones de personas en España. Una exclusión que se ceba en las personas jóvenes y las familias con niños y niñas. Este es, sin duda, el principal desafío que tiene delante el cristianismo.

Comenzaremos con un análisis de la realidad a cargo de Yayo Herrero, antropóloga y portavoz del Foro de Transiciones que en su conferencia inaugural “Los monstruos del desamor: desigualdades y expulsiones” analizará las diferentes brechas que refuerzan las desigualdades: la económico-social entre ricos y pobres; la patriarcal entre hombres y mujeres; la colonial entre las superpotencias y la pervivencia del colonialismo; la ecológica, provocada por el modelo de desarrollo científico-técnico depredador de la naturaleza; la racista entre nativos y extranjeros; la afectivo-sexual entre heterosexualidad y LGTBIQ, etc.

Continuaremos con la respuesta ético-política que ofrecen los movimientos sociales, que se mueven en el horizonte de la lucha por la justicia y la compasión.  Desarrollará el tema Esteban Velázquez, presidente del Centro Persona y Justicia de Granada y  comprometido con el mundo de los colectivos inmigrantes, refugiados y desplazados. Se enriquecerá con tres experiencias concretas que intentan responder al mundo desigual: “La inclusión social, reto para la igualdad”, a cargo de Ricardo Gallol, presidente de la asociación PUEDO de la ONCE, “El movimiento ‘Viernes por el futuro’. Jóvenes europeos contra el cambio climático”, que expondrá Teresa Gutiérrez, presidenta de la JEC de Madrid, y “Un mundo desigual, una comunidad solidaria”, que desarrollará Javier Baeza, cura de San Carlos Borromeo.

El Congreso de Teología no puede ser ajeno a situaciones dramáticas y escandalosas de injusticia, exclusión y agresiones contra la dignidad de las personas más vulnerables de la sociedad. Por eso abordaremos el fenómeno de la pederastia en la iglesia católica, con la intervención de Juan Cuatrecasas, presidente de la Asociación Infancias robadas,  y la situación de marginación del LGTBI, que intenta reconciliar fe, orientación e identidad de género, que expondrá Oscar Escolano, de Fe y Espiritualidad de FELGTB.

Posteriormente daremos paso a una reflexión teológico-bíblica sobre la justicia y la compasión y su aplicación a la situación de desigualdad de nuestro mundo desde una lectura feminista, a cargo de la teóloga latinoamericana Maricel López, especialista en estudios bíblicos y profesora de la Universidad de Santo Tomás de Bogotá. Abrirá nuevos horizontes sobre el tema la teóloga Mariola López, profesora de la Facultad de Teología de Granada, que hablará sobre “Ternura y justicia. Aprendiendo de mujeres compasivas” y ejemplificará las actitudes de justicia, ternura y compasión en algunas mujeres significativas del siglo XX por su ejemplaridad.

El análisis social, el juicio ético y la reflexión teológico-bíblica se completarán con la propuesta de “Un cristianismo liberador” en el horizonte de las teologías de la liberación, considerado un acontecimiento de relevancia histórica mundial y un hecho muy relevante: el nacimiento de una nueva fraternidad entre revolucionarios cristianos y revolucionarios ateos o agnósticos. Dictará la conferencia Michael Löwy, investigador emérito del Centro Nacional de Investigación Científica de París y uno de los más prestigiosos intelectuales mundiales del marxismo actual e impulsor del eco-socialismo anticapitalista.

La posibilidad de encuentro comunitario, el tema del congreso, el desarrollo del mismo  y las personas que intervendrán en las conferencias, comunicaciones y mesa redonda constituyen el mejor aval de su importancia y la mejora garantía para invitaros a participación. Os esperamos. En el programa encontraréis las diferentes formas de inscripción, que ya está abierta. Si tenéis alguna duda podéis consultarla en el teléfono que aparece en el programa y en el email: info@congresodeteología.info

Nos vemos en septiembre.

Un abrazo

Para descargar el programa: congresodeteologia.info/

 

 

 

 

 

Nos piden que difundamos esta convocatoria y comunicado en la web de Redes Cristianas:

 

El próximo día 28 de agosto, bajo el lema “Brazos abiertos…hemos de mojarnos”, se realizará en la Plaza de la Constitución de Villargordo a las 20:30 h, una concentración en solidaridad con los migrantes y refugiados.

 

Frente a la dramática situación, de la que estamos siendo testigos, y en la que cada día mueren personas que sólo intentan salvar sus vidas huyendo de la guerra, la miseria y la injusticia, el Consejo de Asuntos Sociales del Ayuntamiento de Villatorres, denuncia esta situación y se suma a la causa convocando esta concentración.

 

Dentro de ese compromiso y hospitalidad, desde nuestro Ayuntamiento queremos hacerlo efectivo solicitándole, al Gobierno de España, acoger una familia de refugiados en

coordinación con JAÉN ACOGE, como se solicitó en 2015.

 

En el acto se realizará un círculo con velas y flotadores, por el cual pedimos colaboración a todos los asistentes, portándolos ellos mismos de sus hogares. Además contaremos con el testimonio de familias refugiadas y la lectura de un comunicado tanto por parte del Ayuntamiento de Villatorres como de la Delegación de Misiones.

IMG-20190826-WA0002

 

Este año 2019, en la fiesta de la Asunción de María, la asociación Mulleres Cristiás Galegas Exeria quiere hacer llegar a toda la iglesia católica española la carta-propuesta queremos unha Nuncia, campaña apoyada por otras muchas Asociaciones y grupos, de mujeres y mixtos, en la que solicitamos se tenga en cuenta a las mujeres en el próximo nombramiento de la persona que va a ocupar la Nunciatura en España.

El texto incide en el papel, relevante y necesario, de las mujeres en la iglesia española, y dado el amplio apoyo obtenido en pocos días da cuenta de lo oportuno y necesario de esta campaña.

Se adjunta el texto de la carta en los cuatro idiomas del Estado.

queremos Nuncia[43789]

 
Logo del MOCEOP

MOCEOP EXIGE EL INMEDIATO DESEMBARCO EN UN PUERTO SEGURO DE EUROPA

DE LOS 402 INMIGRANTES RECOGIDOS POR EL OPEN ARMS Y EL OCEAN VIKING

 

Desde MOCEOP (Movimiento por el celibato opcional) exigimos el inmediato desembarco de todos los inmigrantes que han sido recogidos por los barcos Open Arms y Ocean Viking que suman al día de hoy (11 de agosto) 402 personas. Los del Open Arms con 151 personas llevan desde el día 1 de agosto  esperando la autorización para poder desembarcar en un puerto seguro y con muy serios problemas para la salud de las personas. La situación se hace ya insostenible y el patrón del barco se plantea atracar en algún puerto incluso sin autorización por el miedo a que las personas puedan morir en el barco

 

Los del Ocean Vicking (251) ya sobrepasan la capacidad de carga del buque y están también a la espera de autorización para poder desembarcar.

 

Denunciamos a esta Europa insolidaria, que permite que las personas puedan perder la vida antes que ser capaz de obligar, como dictan las leyes internacionales a recoger a estas personas y llevarlas a un puerto seguro.

 

Estamos violando los derechos humanos cuando nos negamos a acogerlos. Los países occidentales están esquilmando sus muy importantes materias primas y provocando guerras que destrozan los países de donde vienen, obligándoles a emigrar en condiciones muy extremas.

 

Algunos de esos líderes occidentales que los rechazan y les niegan su acogida son personas que presumen de ser cristianas. Un verdadero cristiano debe acoger y atender, como Jesús hizo, a las personas más necesitadas y débiles que son  las preferidas de Dios. No acogerlas y atenderlas es ir contra Dios. Deberían dejar de presumir de ser cristianos, porque no lo son.

 

Denunciamos a España por amenazar con sancionar con 900.000 euros de multa al Open Arms por recoger personas del mar en peligro de muerte y por unas políticas migratorias represivas con alambradas que hieren y matan.

 

Con el papa Francisco decimos: ¿Qué quieren? ¿que se ahoguen?

 

Más de 35.000 personas han muerto ya en el Mediterráneo intentando llegar a Europa.

Estas personas no pueden venir por cauces legales porque vienen de la desesperación, de las guerras, de la miseria. No tienen absolutamente nada. Nadie  arriesga por gusto su vida lanzándose al mar en embarcaciones precarias.

Exigimos al gobierno español que se implique de modo urgente para que Europa acoja a estas personas en situación desesperada y cambie su política migratoria antihumana.

 

Y Europa no  sólo debería recibirlos, sino también acompañarlos, promoverlos  e integrarlos.

Europa se olvidó que los europeos no hace tantos años tuvimos que llamar a las puertas de gobiernos de América Latina y otros países para que nos acogieran.

 

Europa no está cumpliendo con las leyes internacionales de navegación. No escucha tampoco los continuos llamamientos de líderes, organizaciones internacionales como la ONU, ONGs etc…  para que se autorice el desembarco de   migrantes y refugiados.

Desde aquí todo nuestro apoyo y solidaridad con esas embarcaciones que llevan a cabo un trabajo humanitario encomiable y que merecen el reconocimiento de toda la sociedad.

 

13 de Agosto de 2019

MOCEOP

 

 

 

 

 
CCP2

  

Como Comunidades Cristinas Populares de Andalucía, seguidoras del Evangelio de Jesús de Nazaret, queremos manifestar nuestra indignación por la política que se está llevando a cabo con los migrantes que llegan a la UE, una política a todas luces que viola continuamente los derechos humanos de aquellas personas que quieren alcanzar una vida más digna, los migrantes procedentes de los pueblos más empobrecidos y ultrajados de la tierra. Se nos viene a la mente y al corazón aquellas palabras del Maestro: Entonces dirá también a los de la izquierda: Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles. Porque fui forastero, y no me recogisteis; estuve desnudo, y no me cubristeis; enfermo, y en la cárcel, y no me visitasteis”. (Mt 25, 41.43).

 

Mientras el Jefe del Estado veranea en el Palacio de Marivent en Palma de Mallorca y el Presidente del Gobierno en el Palacio de las Marismillas de Doñana, siguen las concertinas en las alambradas de las vallas de Ceuta y Melilla, cuando hace más de un año dijeron que las iban a eliminar. Mientras los altos mandatarios de nuestro país descansan en tan hermosas residencias palaciegas, la policía del país vecino se encarga de hacerles el juego sucio moliendo a palos o deportando al desierto a los migrantes que se acercan a las fronteras que limitan con el norte rico y acomodado. Mientras nuestros máximos representantes disfrutan de los mejores paisajes y estancias, muchos refugiados siguen sin la más mínima protección y con el miedo de ser devueltos a sus países con el riesgo de la muerte que ello conlleva. Ellos tiene la desvergüenza de gozar de las mejores comodidades con los impuestos pagados con el sudor de los trabajadores de España, mientras que centenares de migrantes se encuentran repartidos por los CIES de todo el país por el sólo hecho de estar indocumentados, sin haber cometido ningún acto criminal.

 

La política de la UE está tomando unos derroteros que la asemejan a los programas políticos de Salvini, Le Pen y Abascal. ¿Cómo podemos decir del viejo continente que es la cuna de los derechos humanos y de la democracia cuando se permite morir a personas en el mar por no estar en las aguas jurisdiccionales de los países miembros de la UE? ¿Cómo los políticos responsables de la UE sortean su responsabilidad no acogiendo en sus puertos a barcos como el Open Arms? ¿Cómo llegan a amenazar a las personas solidarias dispuestas a salvar de la muerte al herman@ con elevadas multas e incluso pena de cárcel? ¿Qué le ha pasado, señor Sánchez, de salvar al Aquarius a ignorar al Open Arms en solo un año?

Queremos y podemos alzar nuestras voces, como lo hizo Oscar Romero hace 40 años un día antes de ser asesinado: “debe prevalecer la ley de Dios. Una ley inmoral nadie tiene que cumplirla (…) La Iglesia, defensora de los derechos de Dios, de la Ley de Dios, de la dignidad humana, de la persona, no puede quedarse callada ante tanta abominación”. Posiblemente de vivir en estos tiempos viendo las políticas migratorias norteamericanas y europeas hubiese dicho: – ¡Cese tanta muerte en la frontera y tantas vidas ahogadas, cese tal exterminio!

CCPA

Agosto de 2019

 

 

 

 
ccp

AL SR. ARZOBISPO DE SEVILLA PIDIENDO LA EXHUMACIÓN DEL CADÁVER      DEL GENERAL QUEIPO DE LLANO DE LA BASÍLICA DE LA MACARENA
Como en años anteriores, los miembros de las Comunidades Cristianas Populares (CCP) de Sevilla, nos dirigimos al Sr. Arzobispo de Sevilla, para que, como máximo responsable eclesiástico (cánones DC 298-329), inste a la Hermandad de la Virgen Esperanza Macarena, a cumplir la moción del pleno del Ayuntamiento sevillano, aprobada el 30 de julio del pasado año 2016, que  rechaza sigan enterrados  en la  Basílica de la Macarena en Sevilla los restos del general golpista Queipo de Llano. el de su esposa y su colaborador el general auditor Francisco Bohórquez Vecina. Dichos restos deben exhumarse y ser entregados a sus familiares, para que estos les den sepultura donde estimen conveniente, pero siempre fuera del recinto sagrado de la Basílica. Lo hacemos de nuevo, invitados por su exhortación pastoral del 7 de julio, a “que llevemos nuestro compromiso cristiano al mundo…de los partidos y la acción política”. En virtud de tales compromisos, le instamos a la exhumación de sus restos:
1º.- Gonzalo Queipo de Llano dirigió en nuestra ciudad el golpe militar del 18 de julio del 1936, contra el gobierno legítimo de la República española, iniciando una represión tan  brutal que ocasionó la muerte de 3.028 víctimas, en el periodo comprendido entre el 18 de julio de 1936 y enero de 1937 (Santos Juliá). Motivo por el que no puede ser honrado, junto con su esposa y colaborador, con una sepultura eclesiástica  en una Iglesia católica, mientras  tantos patriotas republicanos, victimas de su odio, siguen enterrados en fosas comunes.
2º.- Que dichas sepulturas incumplen manifiestamente el canon 1.242 del Código de Derecho canónico, que establece: “No deben enterrarse cadáveres en las iglesias, a no ser que se trate del Romano Pontífice o de sepultar en su propia iglesia a los Cardenales o a los Obispos diocesanos, incluso eméritos”
3ª. Que, del mismo modo, tales sepulturas en la Basílica de la Macarena van en contra del artículo 32.4 de la Ley de Memoria Histórica y Democrática de Andalucía, que dice: “Cuando los elementos contrarios a la memoria democrática estén colocados en edificios de carácter privado con proyección a un espacio o uso público, las personas propietarias de los mismos deberán retirarlos o eliminarlos”.
Por todo lo cual, instamos al Sr Arzobispo para que exija  a la Hermandad de la Virgen  Esperanza Macarena a que exhumen dichos cadáveres, los entreguen a sus familiares y les den sepultura fuera del recinto sagrado de la misma Basílica.
Sevilla en la Vigilia antifascista del 17 de julio de 2019

Secretariado de las CCP de Sevilla

 

CARTEL 18-7-2019 GR[38162]

18 de Julio, 20 horas.

Puerta del Sol de Madrid

 

 

La Campaña #NiValleNiAlmudena, respaldada por más de 100 organizaciones y colectivos memorialistas y de víctimas del franquismo, organizaciones vecinales, feministas, cristianas, ecologistas, políticas, sindicales, culturales, etc… ha convocado un acto público -coincidiendo con el 83 aniversario del golpe militar contra el régimen democrático y legal de la 2ª República- el próximo 18 de Julio desde las 20:00 horas, en la Puerta del Sol de Madrid. En dicho acto vamos a exigir la condena unánime de las instituciones al golpe militar y a la dictadura franquista, así como la salida de los restos de Franco de Cuelgamuros, para que sean trasladados a un emplazamiento que no pueda convertirse en lugar de homenaje y exaltación.

 

Cada día que Franco pasa en Cuelgamuros constituye un insulto a la sociedad española y a la democracia, y un menosprecio a sus cientos de miles de víctimas. La exhumación de los restos mortales del dictador es un acto de Justicia, y una medida de reparación moral y simbólica de las víctimas de la dictadura. Además, es un requerimiento de la legalidad internacional en materia de derechos humanos, como han puesto de manifiesto diversos organismos internacionales, que han solicitado a España dicha exhumación.

 

Como ya defendimos a las puertas del Tribunal Supremo el pasado 4 de junio, creemos que el alto Tribunal hubiera debido rechazar en su auto la medida cautelar solicitada por la familia Franco, de suspensión de la exhumación y traslado programados por el Gobierno, puesto que el objetivo de los diversos recursos presentados por la familia del dictador y por la Fundación que lleva su nombre, es dilatar el proceso. Esto debería haber sido, por sí mismo, causa de inadmisión de la petición.

 

Pero el Tribunal Supremo ha ido más lejos argumentando que se aprueba la medida cautelar porque la exhumación sería perjudicial para la familia y para el interés público, y que incluso hay coincidencia entre estos intereses, lo que supone un cinismo insultante. Resulta un sarcasmo la protección cautelar y urgente del interés familiar del dictador, frente al desentendimiento del Estado de tantas víctimas del franquismo que todavía esperan justicia y reparación.

 

La adopción de medidas cautelares en un proceso judicial no supone ni puede suponer, en ningún caso, prejuzgar el fondo del asunto, como ha pasado en este auto. En conclusión, nos encontramos ante una decisión política, adoptada no según criterios jurídicos, sino en función de la ideología de los magistrados integrantes del tribunal.

 

También ha generado polémica la frase del auto donde se cataloga a Franco como “Jefe de Estado desde el 1 de octubre de 1936 hasta su fallecimiento”, al tiempo que se evita calificarlo como dictador, es decir, cabeza de un aparato estatal de facto, surgido de la violencia, no sometido a la legalidad y no homologado en la Comunidad Internacional de su época. Resulta inaceptable la equiparación que el Tribunal viene a hacer entre dictadura y democracia, al dar continuidad y validez –hasta el punto de servir de soporte argumental a la decisión final– a los efectos producidos por un golpe de Estado contra el régimen democrático republicano.

 

El Decreto-Ley sobre la exhumación de los restos del dictador fue convalidado por el Congreso de los Diputados el 13 de septiembre de 2018, con sólo dos votos en contra. Por tanto, lo que ahora se está dilucidando es quién tiene realmente el poder en España: las instituciones democráticas o la familia Franco, sus fundaciones y abogados, financiados con el producto del expolio masivo de bienes públicos y privados llevado a cabo por la dictadura. Que la exhumación de Franco se lleve finalmente a cabo, tal y como fue acordada por el Parlamento, constituye hoy una prueba de fuego de la calidad de la democracia española.

 

Las pretensiones de la familia del traslado de los restos a la Almudena, son asimismo inaceptables. El enterramiento de Franco en un lugar público a pocos metros del Palacio Real y de la Plaza de Oriente, donde la dictadura organizaba los actos de exaltación del régimen, supondría una vejación y una humillación para las miles de víctimas del franquismo, para sus familias, y para el conjunto de la sociedad. Si finalmente se entierra al dictador en la Almudena, la catedral y el centro de Madrid se convertirán en un centro de peregrinación de los nostálgicos del franquismo y de los fascismos europeos, y como respuesta legítima, en un lugar de movilización antifascista. Todo ello tendría consecuencias enormemente negativas para la imagen internacional de la ciudad, y para la convivencia de los vecinos y vecinas de la ciudad, y sus visitantes.

 

Antes de su retirada, el Nuncio del Vaticano en Madrid se ha manifestado públicamente contra la exhumación de Franco, y ha proclamado como prioritarios los derechos y la voluntad de la familia. Sus afirmaciones constituyen una injerencia inaceptable en la soberanía popular representada en las Cortes, y muestran que la Iglesia oficial jamás ha dejado de posicionarse del lado de la impunidad del franquismo. La única declaración que las víctimas del franquismo y la sociedad española esperan de la Iglesia es una petición pública de perdón, por su participación activa en la represión desatada por los golpistas y su colaboración con la dictadura. El papel de la Iglesia, unido a la labor obstruccionista que ha podido ejercer el Prior del Valle en todo este proceso, demuestran la necesidad urgente de modificar las relaciones entre el Estado español y la Iglesia católica, en especial en lo que se refiere al estatus legal del Valle.

 

Las organizaciones que respaldamos la Campaña #NiValleNiAlmudena estamos comprometidas a continuar las acciones de concienciación y las movilizaciones, hasta conseguir la salida de los restos de Franco de la Basílica de Cuelgamuros y su inhumación definitiva en un lugar donde no pueda ser objeto de homenajes y actos de exaltación de su figura, ni de la dictadura que encabezó.

 

En caso de que el TS paralice la exhumación, estimando el recurso de la familia contra el Decreto-Ley convalidado por el Congreso en 2018, asumimos el compromiso de seguir trabajando para que el nuevo Gobierno y el Parlamento adopten inmediatamente las medias políticas y legales que permitan retomar el proceso de salida definitiva e irreversible de Franco de Cuelgamuros, con todas las garantías jurídicas.

 

#NiValleNiAlmudena   #18JYoCondeno

deliberation CA Caminar NiValleNiAlmudena 29 juin 19[38163]

 

 

 

Las declaraciones del Nuncio del Vaticano en España sobre la exhumación de los restos mortales de Franco de El Valle de los Caídos, ha causado estupor en amplios sectores de la opinión pública e indignación en las comunidades cristianas comprometidas por la paz y la reconciliación, dada su parcialidad e inexactitud histórica, la deslegitimación que representan de un acuerdo democrático del Parlamento español y la absoluta insensibilidad evangélica que manifiestan.

La historiografía moderna más seria y acreditada no duda en identificar la figura de Francisco Franco como dictador al frente de un Estado autoritario que provocó alrededor de 200.000 muertes e innumerables desgarros familiares, encarcelamientos y exilios de personas que defendían el Gobierno legítimo. Es escandalosa la existencia de un mausoleo utilizado para exaltar al responsable de tal barbarie, denominada con razón “el holocausto español”. Como es también escandaloso que los restos mortales del victimario permanezcan enterrados junto con los de sus víctimas (muchos de ellos reclamados por familiares de diferentes generaciones durante más de 80 años).

La Ley 52/2007, conocida como Ley de Memoria Histórica, es un imperativo legal que ordena la retirada de símbolos franquistas y establece medidas para la localización de los cadáveres de las personas represaliadas facilitando, así, que sus familiares puedan despedirse. La aprobación del Real Decreto-ley 10/2018, que conlleva la obligación de exhumar los restos de Franco, cumple un deber moral y político. No se trata de “resucitar a Franco”, como afirma el Nuncio, sino de saldar una deuda. Ningún acuerdo puede legitimar su exaltación y ningún pacto puede imponer el olvido. Lejos de responder a la “ideología que quiere dividir a los españoles”, esta decisión democrática del Parlamento establece el cierre del último mausoleo de un dictador en los países democráticos europeos. Con la exhumación de Franco no se abre heridas (aún no han sido cerradas), sino que se da pasos necesarios para la reconciliación. No se puede honrar directa ni indirectamente a la persona ni el lugar de destino de quien ha sido el responsable de tanto sufrimiento, enfrentamiento y división. Tal como sostiene el Concilio Vaticano II (y contra lo que hacen el Nuncio y también, continuamente, los monjes de El Valle de los Caídos), no hay razón para inmiscuirse en la autonomía de los poderes legislativo y ejecutivo de un país.

Las declaraciones del Nuncio se alejan claramente del espíritu evangélico y del deseo del papa Francisco de caminar hacia una Iglesia-hospital de campaña. Desde la perspectiva evangélica que nos define urgimos a toda la ciudadanía a contribuir a recuperar la memoria histórica sanando las heridas, a fomentar la reconciliación y a favorecer actitudes y discursos que potencien la misericordia, la paz y el perdón.

València, julio de 2019 Grup de Seglars i Rectors del Dissabte

 

………………………

Nota de premsa del Grup de Seglars i Rectors del Dissabte arran de les recents declaracions del Nunci vaticà Renzo Fratini

Les declaracions del Nunci del Vaticà a Espanya al voltant de l’exhumació de les restes mortals de Franco d’El Valle de los Caídos, ha causat estupor en amplis sectors de l’opinió pública i indignació en les comunitats cristianes compromeses per la pau i la reconciliació, atesa la seua parcialitat i inexactitud històrica, la deslegitimació que representen d’un acord democràtic del Parlament espanyol i l’absoluta insensibilitat evangèlica que manifesten.

La historiografia moderna més seriosa i acreditada no dubta a identificar la figura de Francisco Franco com a dictador al front d’un Estat autoritari que provocà al voltant de 200.000 morts i innumerables esquinçaments familiars, empresonaments i exilis de persones que defensaven el Govern legítim. És escandalosa l’existència d’un mausoleu utilitzat per exaltar el responsable de tal barbàrie, denominada amb raó “l’holocaust espanyol”. Com ho és també d’escandalós que les restes mortals del victimari romanguen enterrades junt amb les de les seues víctimes (moltes d’aquestes restes reclamades per familiars de diferents generacions al llarg de més de 80 anys).

La Llei 52/2007, coneguda como a Llei de Memòria Històrica, és un imperatiu legal que ordena la retirada de símbols franquistes i estableix mesures per a la localització dels cadàvers de les persones represaliades tot facilitant, així, que les seues famílies se’n puguen acomiadar. L’aprovació del Real Decret-llei 10/2018, que comporta l’obligació d’exhumar les restes de Franco, compleix un deure moral i polític. No es tracta de “ressuscitar Franco”, como afirma el Nunci, sinó de saldar un deute. Cap acord no pot legitimar la seua exaltació i cap pacte no pot imposar l’oblit. Lluny de respondre a la “ideologia que vol dividir els espanyols”, aquesta decisió democràtica del Parlament estableix el tancament de l’últim mausoleu d’un dictador als països democràtics europeus. Amb l’exhumació de Franco no s’obri ferides (encara no han estat tancades), sinó que es dona passos necessaris per a la reconciliació. No es pot honorar directament ni indirecta la persona ni el lloc de destinació de qui ha estat el responsable de tant de patiment, enfrontament i divisió. Tal com sosté el Concili Vaticà II (i contra el que fan el Nunci i també, contínuament, els monjos d’El Valle de los Caídos), no hi ha cap raó per immiscir-se en l’autonomia dels poders legislatiu i executiu d’un país.

Les declaracions del Nunci s’allunyen clarament de l’esperit evangèlic i del desig del papa Francesc de caminar envers una Església-hospital de campanya. Des de la perspectiva evangèlica que ens defineix urgim tota la ciutadania a contribuir a recuperar la memòria històrica sanant les ferides, a fomentar la reconciliació i a afavorir actituds i discursos que potencien la misericòrdia, la pau i el perdó.

 

València, juliol de 2019 Grup de Seglars i Rectors del Dissabte

 
imagen cogam

Este 6 de julio, a las 12hs, los creyentes diversxs y practicantes de espiritualidades diversas nos reunimos en una práctica común para celebrar nuestro DERECHO A CREER en el marco del MADO 2019.

Celebraremos las tradiciones budista, musulmana, cristiana , judía, etc. donde grupos de personas LGTBI desarrollan sus practicas espirituales.

Un encuentro de presencia y visibilidad.

La cita es en la FUNDACIÓN 26 DE DICIEMBRE (Calle Amparo 27. Madrid). ¡Te esperamos!

#OrgulloCreyenteLGBTI #CreyentesLGBTI #DiversidadReligiosa

Norberto G. Ciciaro

Sección Espiritualidad Cogam 

                                              

 
ccp

Nuestros amigos cristianos de Cádiz han denunciado al Obispo de su ciudad por los despidos del personal de la Curia, el desahucio de un matrimonio de 70 años, el cierre de un centro para atención a migrantes y otras actuaciones polémicas del Sr. Obispo de Cádiz, Monseñor Rafael Zornoza Boy y su ecónomo. Por nuestra parte, las Comunidades Cristianas Populares (CCP) de Sevilla y en referencia a las Cuentas de la Archidiócesis, presentadas por el Sr. Arzobispo de Sevilla, el pasado 21 de junio,  deseamos manifestar lo siguiente:
1º.- Celebramos, ante todo, esta cita anual del Sr. Arzobispo en pro de la transparencia económica de la Archidiócesis, aunque, sin duda, se obtendría un mayor reconocimiento si procediera de una auditoría pública. Por otra parte, en el balance consolidado de la Iglesia de Sevilla, que ascendió en 2018 a 51.700.553,79 euros, aparece la aportación del Cabildo catedralicio, cifrada en 14, 5 millones, el 14,1 % del presupuesto, procedente en su mayor parte de las entradas o visita cultural a la Catedral. En dicho Balancee, sin embargo, nada aparece del dinero ingresado por los emolumentos de las bodas celebradas en la Catedral de las personas ricas y famosas, como la de Pilar Rubio y Sergio Ramos, el pasado 15 de junio. El Balance refleja también la aportación de 7.267.846 € que percibe la Archidiócesis del Fondo Común Interdiocesano (el 14,06%), es decir del organismo que reparte la asignación tributaria del IRPF entre las diócesis españolas. Como parece dar a entender el Sr. Arzobispo, que la Archidiócesis de Sevilla casi se autofinancia con la aportación de los fieles, la aportación del Cabildo y otros ingresos, le honraría sobremanera renunciar a ese ingreso  procedente de los bolsillos de todos los españoles, sean creyentes, agnósticos o ateos, en virtud del apartado 5. de los Acuerdos sobre Asuntos Económicos, firmados el 3 de Enero de 1979, donde: “La Iglesia católica declara su propósito de lograr por sí misma los recursos suficientes para la atención de sus necesidades”. En definitiva, el Balance sería más transparente y más acorde con la “pobreza que se predica”, si se renunciase a las ventajas fiscales, como la exención del pago del IBI, etc., de que goza la institución eclesiástica, en base a los Acuerdos o Concordato, antes mencionado.
2º.- El Balance presupuestario incluye también la aportación de las Hermandades sevillanas al Fondo Común Diocesano, cifrada en la cantidad de 153.150 euros, 21.769 euros más que el año anterior. La Prensa local se ha hecho eco de las cantidades que cada Hermandad aporta, ocupando la Hermandad de la Macarena el primer puesto, con 22.000 €. Monseñor Asenjo tras felicitarse por el aumento de las donaciones de las Hermandades, se queja de que existiendo unas 600 Hermandades, sólo aporten 126 de ellas, la mayor parte de la capital. Y les recuerda que la aportación al Fondo Común Diocesado “es una obligación canónica”. Pero nos preguntamos ¿En qué se basa  el Sr. Arzobispo al  recordar a las Hermandades que la aportación a la Archidiócesis es un deber canónico? ¿Tienen realmente las Hermandades la obligación de financiar a la Archidiócesis sevillana?  El Sr. Arzobispo debe basarse, sin duda alguna, en los cánones 298-329 del Código de Derecho Canónico (CDC), que consideran a las Hermandades “asociaciones de fieles cristianos” sujetas a “la vigilancia de la autoridad eclesiástica” (c. 305,1).
3º.- Sin embargo, a nuestro juicio, dicha consideración de que los “fieles cristianos” están bajo la “autoridad eclesiástica” del obispo, párroco etc., se fundamenta en un concepto de Iglesia anterior al Concilio Vaticano II, que manifiesta un sentido de Iglesia como institución clerical y vertical, en la que la Iglesia católica se identifica con la jerarquía. Este sentido, sin embargo, cambió tras el Concilio Vaticano II y aunque la última redacción del CDC es del 1983, de los tiempos de Juan Pablo II, no todos sus cánones reflejan adecuadamente los cambios mentales operados tras el Vaticano II. No obstante, todas aquellas “asociaciones de fieles cristianos” que lo deseen pueden seguir bajo la autoridad eclesiástica” y aceptar su obligación canónica de financiar a la Archidiócesis sevillana. Pero, tras el Concilio Vaticano II, cabe dar otro sentido a dichas “asociaciones de fieles cristianos”.
4º.- Efectivamente, tras el Concilio Vaticano II, la Iglesia no se identifica con la jerarquía, sino que se considera como pueblo de Dios, según las Constitución Lumen Gentium o Luz de las Gentes (LG), (c.2), en la que todos somos “bautizados” e iguales., pudiéndose llamar también Iglesia laical (laico viene de “laos”= pueblo). La “constitución jerárquica de la Iglesia” (Lumen gentium c.3) no es algo aparte o separado, sino que está dentro de la Iglesia Pueblo de Dios, por ello la LG la trata en el c.3, como un ministerio diverso del de los laicos.  “Esta Iglesia de Cristo (continúa el Concilio) está verdaderamente presente en todas las legítimas reuniones locales de los fieles, que unidas a sus pastores, reciben también en el Nuevo Testamento el nombre de iglesias” (LG, n.26). Quiere esto decir que las asociaciones de fieles como las CCP, las Hermandades, Cofradías etc., al ser legítimas reuniones locales de fieles cristianos, son y hacen también Iglesia, como las Diócesis, las Parroquias etc. y son por ello autónomas, sin tener que depender de la jerarquía clerical, aunque sí dependerán de los dirigentes que ellos mismos elijan. Aquí es necesario subrayar, que “los pastores” a que se refiere el Concilio, la Asamblea de obispos de Medellín, celebrada en esa ciudad de Colombia en 1968, los llama “lideres o dirigentes” y que “pueden ser sacerdotes, diáconos, religiosos/as o seglares” (Pastoral de conjunto, n.11). Según este nuevo sentido de Iglesia, se pasa de considerar a la Iglesia católica y universal no como una estructura jerárquica y vertical, como se ha entendido ordinariamente, sino como una asociación de “las Iglesias locales y particulares”, unidas todas en la misma fe por medio de sus legítimos representantes o dirigentes. Basados pues en este sentido, las CCP, las Hermandades, Cofradías y demás asociaciones de fieles cristianos  “como legitimas reuniones locales de fieles” gozan de autonomía dentro de la Iglesia  universal y, por ello, no están obligadas a financiar a la institución eclesiástica, a nos ser que  legítimamente así lo decidan en Asamblea.
5º.- Finalmente, hoy está claro que las Hermandades y Cofradías, además de “asociaciones de fieles cristianos” pueden ser también “asociaciones culturales cristianas”, en las que el elemento cristiano está más disminuido o secularizado. Dicho sentido antropológico ha sido ampliamente documentado por el profesor Isidoro Moreno y otros autores, al afirmar que los motivos de pertenencia de las personas que se inscriben en las Hermandades y Cofradías,  no son tanto por su fe cristiana,  sino por el sentimiento de pertenecer a un grupo social, que se ha recibido por tradición familiar y donde se encuentran con otros familiares o amigos y en el que, todos juntos, celebran de forma pública y festiva la fiesta de la Primavera u otras fiestas patronales del pueblo o ciudad. Según ello, puede ocurrir que cualquier hombre o  mujer puede pertenecer hoy a estas Hermandades y Cofradías de su pueblo o ciudad, aunque no sean cristianos practicantes o incluso sean agnósticos o ateos en su fuero interno. Estas Hermandades se identificarían más como “asociaciones culturales cristianas” que “asociaciones de fieles cristianos” estrictas y, por tanto, gozarían naturalmente de una autonomía igual o mayor de la autoridad eclesiástica que las señaladas en el punto anterior. Dicha autonomía de las Hermandades, Cofradías se manifiesta hoy en ciertas prácticas, como el tener sus imágenes en lugares propios y fuera de las parroquias y no depender de un Párroco en su funcionamiento interno, el ordenar sus actos cultuales y caritativos sin dependencia de la institución jerárquica. Y esta autonomía podría dar lugar hoy a una acentuación del carácter secular del mismo Consejo General de Hermandades y Cofradías, que ordena el orden de actuación de las Hermandades por las calles de la ciudad, en dependencia más del Ayuntamiento que del Arzobispado, por ser a la autoridad civil a quien corresponde exclusivamente regular esta función.
En conclusión, creemos que el Sr. Arzobispo se ha quedado corto en su función  de transparencia en las cuentas del Arzobispado, que utiliza un concepto anacrónico de Iglesia para justificar su queja de que no todas las Hermandades de Sevilla contribuyen al Fondo Común diocesano y, sobre todo, no respeta la autonomía legitima de las “asociaciones de fieles cristianos”, en los sentidos anteriormente expuestos de Iglesias locales y “asociaciones culturales cristianas”.

El Secretariado de las  Comunidades Cristianas Populares de Sevilla

Sevilla 29 de junio 2019

Para correspondencia

Antonio Moreno de la Fuente            Tel.: 655.987.435

Las cuentas de Monseñor Asejo y la exigencia a las Hermandades[37312]

jun 302019
 
ccp

Ya vamos por el XX Encuentro. Será el fin de semana 22-23-24 de noviembre próximo; tarde del viernes  a mañana del Domingo. Se recomienda, como siempre, que nos comuniquéis cuanto antes vuestra asistencia. En todo caso vamos a ser más estrictos en cuanto al plazo de los pagos, pues los hoteles nos reservarán las habitaciones que les comuniquemos a más tardar el 8 de noviembre (aunque, naturalmente mucho antes ya deberemos tener idea de la asistencia).  Y esas son las estancias que tendremos que pagar aunque no las ocupemos. En general, sólo consideraremos  como inscritos a los que hayan abonado lo que les corresponda. Por el Programa podréis apreciar lo interesante de los temas sobre los que vamos a reflexionar, dentro siempre de un ambiente de encuentro, también festivo”, de personas  que hemos venido Caminado –y, ¿avanzando?: eso creemos- tantos años ya juntos. Abrazos

Hoja de inscripción XX Enc CCP Andalucía[37096]

Programa XX Encuentro CCP Andalucía[37095]

INSCRIPCIÓN XX ENCUENTRO DE CCP ANDALUCÍA[37097]

 
Moceop

 

Moceop (Movimiento por el celibato opcional)

 

El Papa Francisco ha convocado el Sínodo para la Amazonía. en el que se va a abordar un

tema muy importante: escuchar la tierra y cuidar de ella y todos los componentes que la

integramos, distintos e interdependientes.

 

Dentro de ese cuidado se proponen, entre otros medios, la posibilidad de ordenar a hombres

casados, respetados y aceptados por sus comunidades, y conceder algún tipo de ministerio a

las mujeres que están desempeñando un papel central en la iglesia amazónica.

 

Hay que recordar que Pedro, primer papa estaba casado y que varios papas

hasta el siglo IX y XII también lo estuvieron. Los sacerdotes casados existieron

prácticamente hasta el Concilio de Trento, en el siglo XVI, donde ya se impuso el

celibato obligatorio para todos los sacerdotes.

 

Pero como todos reconocen, la obligatoriedad del celibato,   no es ningún dogma de

fe, sino una norma de la Iglesia – en palabras del papa Francisco – que

puede ser cambiada en cualquier momento.

 

Esta noticia ha suscitado muchos comentarios y motivado muchas preguntas, que nos han

llegado a Moceop, pidiéndonos aclaraciones y pronunciamientos. Varias compañeras y compañeros del movimiento han expresado sus opiniones a través de los

medios de comunicación y las redes sociales. Dejamos aquí algunos de estos comentarios:

 

-Nos parece mejor  que las comunidades elijan y designen a las

personas idóneas para los distintos ministerios que precisen y que luego la

autoridad eclesiástica (obispos, ) los habilite para dicha misión. La

ordenación, tal como se hace, lleva  un añadido de casta y poder que

no hace falta en la comunidad de iguales. Refuerza el clericalismo, que el mismo

Francisco denuncia.

 

-Va a recuperar la importancia de la comunidad, nacida y comprometida decididamente con su hábitat y su entorno. Augura una nueva forma de ministros en la Iglesia, organizados como

servidores de la comunidad por su modo de ser y de servir; que se ganan

la vida con su trabajo, con familia y hogar propios .

 

-Ministros que surgen de las propias comunidades, corresponsables  y

con capacidad de decisión en equipo.

 

Aquí, ahora, queremos expresar nuestra valoración como movimiento, aprovechando sus declaraciones, que coinciden con la perspectiva grupal.

 

Valoramos como positivo que se plantee institucionalmente la posibilidad de ordenar a

personas casadas, con familia, surgidas de las mismas comunidades y la de conceder algún

ministerio a las mujeres.  Sin embargo el documento  no se atreve a hablar claramente de la ordenación, también de mujeres, en estas mismas comunidades.

 

La noticia nos alegra y nos da esperanza, porque supone que algo se mueve en la pétrea maquinaria vaticana, que avanza muy lentamente hacia los cambios necesarios para este siglo XXI. Queremos ver que la sensibilidad jerárquica se ha despertado ante las necesidades concretas de cristianos y comunidades y se relativiza, de algún modo, un algo de la ley disciplinar y la tradición. Incluso, puede suponer un inicio de volver a “recuperar aspectos de la iglesia primitiva cuando respondía a sus necesidades creando los ministerios oportunos”, como dice la Instrucción.

 

O lo que es lo mismo: recuperar la importancia de la comunidad, nacida y comprometida decididamente con su hábitat y su entorno, acostumbrada a decidir en grupo y junto a líderes naturales. Y hasta siendo muy optimistas, queremos ver que es una oportunidad para atisbar nuevas formas de ministerios.

 

Pero también debemos decir que, aunque positiva, esta iniciativa nos parece insuficiente y

corta, pues, en principio, parece una medida excepcional, de emergencia, y no aplicable a la

Iglesia universal y de forma habitual.

 

Además esta solución de urgencia no rompe la barrera generada en torno al cura, como un ser

aparte y un estatus superior de agente de pastoral impuesto, dando lugar a un clericalismo, que el mismo Francisco ha denunciado con fuerza.

 

Tememos que se pueda abrir en las comunidades una doble categoría de presbíteros: los de

siempre, célibes, impuestos, preparados, frente a los elegidos para situaciones excepcionales.

Y mientras tanto, en este encontrar soluciones sin tocar la ley general disciplinar (sacerdotes

célibes y varones), las mujeres, una vez más, seguirán relegadas a servicios ministeriales no

ordenados, de tercera o cuarta categoría.

 

Se ignora toda la experiencia creyente acumulada por los movimientos de curas

casados existentes por todo el mundo. Ni se nos ha consultado, ni se ha tomado en

cuenta nuestra aportación, que va mucho más al fondo cuestionando todo un estilo

de vida y de ministerio, más centrado en la vida que en el culto

 

En Moceop siempre hemos considerado el celibato como un don de Dios, cuando es libremente

aceptado, no impuesto por ley, y que su opcionalidad nos parece una práctica válida y

evangélica para toda la Iglesia. Así mismo creemos que las comunidades son las que deben

elegir y designar a las personas idóneas para sus distintos ministerios que precisen y luego los

hermanos mayores (obispos) las acepten y ratifiquen en la misión, con ordenación o sin

ella, ya que la ordenación tal cual se concede en la actualidad lleva en sí un añadido de casta y

poder que dificulta la relación en una comunidad de iguales.

 

Hay que tener en cuenta que el 70% de las personas de la región de la

Amazonía no tiene posibilidad de participar en la misa dominical.

 

El cardenal brasileño Claudio Hummes, afirmó que “la ausencia de la eucaristía -que se

consagra en la misa- en las comunidades amazónicas es un gran límite porque para

la Iglesia es fundamental y necesaria para desarrollar una comunidad fiel a

Jesucristo”.

 

Por tanto, y como conclusión, decir que nos parece un iniciativa positiva en principio, pero que llega tarde; que puede abrir otras posibilidades, pero que deben llegar más al fondo evangélico sin miedos ni líneas rojas y con mayor participación de todos los miembros del pueblo de Dios

 

27 de Junio de 2019

 

 

 

 

 
37 Congreso Teología

 

            Del 6 al 8 de septiembre tenemos una cita inaplazable, que queremos anotéis en vuestra agenda: el Congreso de Teología, que venimos celebrando desde 1981 ininterrumpidamente con una numerosa participación, que en algunas ediciones ha llegado a superar las mil personas. ¡Este año celebramos el 39 Congreso!, que tendrá lugar en la sede de Comisiones Obreras de Madrid Región bajo el título Justicia y Compasión en un mundo desigual.

Es un tema de especial relevancia y de no menor urgencia, a la vista del avance de la desigualdad en el mundo y de manera especial en España, que es el segundo país de la Unión Europea con mayor nivel de desigualdad. Recientemente se ha encargado de recordárnoslo el octavo Informe sobre Exclusión Social y Pobreza de la Fundación FOESSA, vinculada a Caritas, que habla del 8,8% de la población en exclusión social severa, es decir, más de cuatro millones de personas en España. Una exclusión que se ceba en las personas jóvenes y las familias con niños y niñas. Este es, sin duda, el principal desafío que tiene delante el cristianismo.

Comenzaremos con un análisis de la realidad a cargo de Yayo Herrero, antropóloga y portavoz del Foro de Transiciones que en su conferencia inaugural “Los monstruos del desamor: desigualdades y expulsiones” analizará las diferentes brechas que refuerzan las desigualdades: la económico-social entre ricos y pobres; la patriarcal entre hombres y mujeres; la colonial entre las superpotencias y la pervivencia del colonialismo; la ecológica, provocada por el modelo de desarrollo científico-técnico depredador de la naturaleza; la racista entre nativos y extranjeros; la afectivo-sexual entre heterosexualidad y LGTBIQ, etc.

Continuaremos con la respuesta ético-política que ofrecen los movimientos sociales, que se mueven en el horizonte de la lucha por la justicia y la compasión.  Desarrollará el tema Esteban Velázquez, presidente del Centro Persona y Justicia de Granada y  comprometido con el mundo de los colectivos inmigrantes, refugiados y desplazados. Se enriquecerá con tres experiencias concretas que intentan responder al mundo desigual: “La inclusión social, reto para la igualdad”, a cargo de Ricardo Gallol, presidente de la asociación PUEDO de la ONCE, “El movimiento ‘Viernes por el futuro’. Jóvenes europeos contra el cambio climático”, que expondrá Teresa Gutiérrez, presidenta de la JEC de Madrid, y “Un mundo desigual, una comunidad solidaria”, que desarrollará Javier Baeza, cura de San Carlos Borromeo.

El Congreso de Teología no puede ser ajeno a situaciones dramáticas y escandalosas de injusticia, exclusión y agresiones contra la dignidad de las personas más vulnerables de la sociedad. Por eso abordaremos el fenómeno de la pederastia en la iglesia católica, con la intervención de Juan Cuatrecasas, presidente de la Asociación Infancias robadas,  y la situación de marginación del LGTBI, que intenta reconciliar fe, orientación e identidad de género, que expondrá Oscar Escolano, de Fe y Espiritualidad de FELGTB.

Posteriormente daremos paso a una reflexión teológico-bíblica sobre la justicia y la compasión y su aplicación a la situación de desigualdad de nuestro mundo desde una lectura feminista, a cargo de la teóloga afrodescendiente latinoamericana Maricel López, especialista en estudios bíblicos y profesora de la Universidad de Santo Tomás de Bogotá. Abrirá nuevos horizontes sobre el tema la teóloga Mariola López, profesora de la Facultad de Teología de Granada, que hablará sobre “Ternura y justicia. Aprendiendo de mujeres compasivas” y ejemplificará las actitudes de justicia, ternura y compasión en algunas mujeres significativas del siglo XX por su ejemplaridad.

El análisis social, el juicio ético y la reflexión teológico-bíblica se completarán con la propuesta de “Un cristianismo liberador” en el horizonte de las teologías de la liberación, considerado un acontecimiento de relevancia histórica mundial y un hecho muy relevante: el nacimiento de una nueva fraternidad entre revolucionarios cristianos y revolucionarios ateos o agnósticos. Dictará la conferencia Michael Löwy, investigador emérito del Centro Nacional de Investigación Científica de París y uno de los más prestigiosos intelectuales mundiales del marxismo actual e impulsor del ecosocialismo anticapitalista.

El tema del congreso, el desarrollo del mismo  y las personas que intervendrán en las conferencias, comunicaciones y mesa redonda constituyen el mejor aval de su importancia y la mejora garantía para invitaros a participación. Os esperamos. En el programa encontraréis las diferentes formas de inscripción, que ya está abierta.

 

Juan José Tamayo

Secretario general de la Asociación de Teólogas y Teólogos Juan XXIII

El programa y más detalles pueden verse en:

congresodeteologia.info/

 

 

 

 
felgtb

COMUNICADO 24 DE JUNIO

Tal día como hoy, en 2013, el Consejo de Asuntos Exteriores de la UE adoptó dos líneas directrices: una, para la «promoción y protección de la libertad de religión y creencias» y otra para la «promoción y protección del disfrute de todos los derechos humanos por las personas lesbianas, gais, bisexuales, trans e intersex (LGTBI)>>. Este año nos complace presentar nuestra primera campaña con motivo del 24 de junio, que desde FELGTB hemos designado como el “día de la Diversidad Religiosa y Espiritual” de nuestro colectivo.

En este día las personas creyentes y espirituales LGTBI queremos mostrarnos orgullosas de nuestra doble realidad como miembros del colectivo LGTBI y como personas que viven una realidad espiritual, sea a través de una religión o no. Y nos sentimos parte de la riqueza y la diversidad que aportan los colores de cada una de nuestras letras.

Creemos que la dimensión espiritual es un ámbito del ser humano que lo define y lo guía en su manera de entender la vida y de vivir su propia existencia. Esta dimensión puede tomar la forma religiosa pero también de creencias laicas que se unen a propósitos éticos.

Esta forma de sentir y pensar, junto con comportamientos y acciones, consolida y llevan adelante la unidad esencial del individuo.

Somos conscientes de los mensajes LGTBIfóbicos que emiten muchas instituciones religiosas y, en concreto, en nuestro país, parte de la jerarquía de la Iglesia Católica. Este tipo de declaraciones dañan y fomentan la discriminación, el odio y la violencia hacia las personas LGTBI, lo cual contradice totalmente el mensaje de Amor que promulgan las religiones y las diversas espiritualidades.

Dentro del cristianismo el mensaje de Jesús jamás fue condenatorio. De hecho, nunca habló de sexualidad ni de discriminación, como tampoco nunca habló de institución religiosa sino de Iglesia, (que significa Comunidad de hermanas/os/es), ni nunca hizo referencia a un modelo de familia “natural”. Hemos sido testigos hace poco de nuevas declaraciones transfóbicas realizadas por parte de la jerarquía de la Iglesia Católica que se producen, como viene siendo desgraciadamente habitual, por un desconocimiento de la realidad y de falta de dialogo con el colectivo LGTBI+ por parte del Vaticano. Esto nos duele y nos entristece y ofrece la imagen de un Dios justiciero y que odia, una figura que no se presenta en el Dios mostrado por Jesús y que es el que vivimos la mayoría de las personas creyentes LGTBI. Muchas/es/os de nuestras/es/os hermanas/es/os viven en un profundo dolor puesto que estos mensajes les provocan que se rechacen a sí mismas/es/os y no se vivan en el espejo del Amor Misericordioso, base primordial del mensaje de Jesús de Nazaret.

Rechazamos de pleno tales declaraciones y hacemos nuestras las reivindicaciones del colectivo LGTBI.

Entendemos también que se mire con extrañeza que las personas creyentes LGTBI permanezcamos en las instituciones religiosas a pesar de la LGTBIfobia enraizada en ellas. También vivimos con dolor el sufrimiento infligido a muchas/es/os compañeras/es/os activistas por parte de las/los representantes de dichas instituciones. Si queremos un cambio dentro de las mismas tenemos que visibilizarnos en ellas y hacernos presentes para poder luchar contra el estigma que puede suponer ser LGTBI dentro de muchos espacios religiosos y espirituales. Y, con ello, normalizar el desarrollo de la necesidad espiritual, no solo como pertenecientes al colectivo LGTBI, sino como personas en igualdad. Todo ello a través de nuestra participación testimonial y activa.

Se han hecho avances que por desgracia apenas tienen repercusión en medios de comunicación y por lo tanto no alcanzan la notoriedad y la difusión que nos gustaría, aun dentro del propio colectivo LGTBI+.

Por suerte, en España existen Iglesias de otras confesiones que son plenamente inclusivas y que cuentan con pastores que nos acompañan. También dentro de determinadas comunidades católicas encontramos la acogida y el espacio para trabajar por nuestra plena inclusión y advertir de los mensajes LGTBIfóbicos contrarios al Evangelio, así como también agrupaciones inclusivas de otras religiones y espiritualidades que desarrollan sus prácticas espirituales en un clima de inclusión donde las personas LGTBI+ encuentran un espacio de crecimiento.

La base de las religiones y de las diversas espiritualidades es el AMOR con mayúsculas, y dentro del amor no cabe ni el rechazo, ni la violencia ni el odio. Por lo tanto, no se pueden enarbolar banderas que inciten a la discriminación ni al ataque hacia nuestros derechos de vivir una espiritualidad plena donde nuestra orientación sexual e identidad de género estén integradas, sino izar las que muestran nuestros colores y nuestra diversidad.

En este día de la “Diversidad Religiosa y Espiritual” de nuestro colectivo manifestamos nuestro Orgullo Creyente invitando a las personas de nuestro colectivo miembros de una religión o espiritualidad que no permitan que los vientos y las mareas de los tiempos que corren impidan el desarrollo de sus fes y prácticas espirituales con la certeza de que es el propio AMOR el que nos ilumina a través de ellas.

FELGTB1FELGTB2FELGTB3FELGTB4

 
Foro Gaspar García Laviana

Se adjuntan tres archivos con la presentación del acto de fin de curso del Foro Gaspar García Laviana, un resumen de la ponencia de Juan José Tamayo y una reflexión sobre la Iglesia.

 

Presentación

Reflexiones ante nuestra iglesia de hoy

TIENE SALVACIÓN LA IGLESIA (1)

https://forogasparglaviana.es/

 

Iglesia Popular Vasca. Una alternativa eclesial en Euskal Herria*

Por @luigiaguilar** https://twitter.com/luigiaguilar

Con gusto comento la aparición de esta alternativa eclesial de las Comunidades Cristianas Populares en Euskal Herria, que como mi propia comunidad hermana celebramos el año pasado los 40 años de existencia. En ella se recoge la experiencia de tres colectivos cristianos que desde entonces y en el País Vasco, viven su fe de una manera comunitaria, fraterna, igualitaria, inculturada, liberadora, y popular que parte de la tesis de que no sólo  la Iglesia Vasca ha vivido una crisis de modelo e identidad e incluso de fe, sino que la misma sociedad vasca “no es ya globalmente religiosa”.

  1. EL AUTOR. De mi amigo, compañero de coordinadora europea de CCB y hermano Félix Placer Ugarte (Bilbao, 1937), no voy a decir mucho, pues además de ser bien conocido, sus biografías públicas ya cuentan mínimamente su vida https://www.txalaparta.eus/es/libreria/autores/felix-placer-ugarte y sus libros publicados https://dialnet.unirioja.es/servlet/autor?codigo=940497

Sí añadir que él hace este trabajo “en el ocaso de una vida” que, como él mismo dice, ha tratado de dedicar al servicio de una Iglesia que compartiera gozos y esperanzas, tristezas y angustias con quienes vivimos, dentro de un amplia pluralidad, en Euskal Herria y en otros pueblos de la tierra. Una Iglesia en la que confiesa que “he creído y sigo creyendo y a la que intento seguir siendo fiel con estos colectivos a los que pertenezco”.

  1. LA EDITORA. De “Herria 2000 Eliza” decir que es más que una revista, con otros 40 años de larga, difícil y apasionante andadura (1978-2018) en su labor y compromiso por una Iglesia popular Vasca, que desde su nacimiento “se concibió y diseñó en un clima y horizonte de utopía por la liberación popular en todas sus dimensiones, donde la fe cristiana se viviera como un germen liberador de toda opresión y la Iglesia vasca, comprometida y solidaria, fuera pueblo de Dios en Euskal Herria”
  • LOS PROTAGONISTAS. El texto recoge, por una parte, el fiel relato y memoria de la experiencia vivida por ese movimiento cristiano de base que son las Comunidades Cristianas Populares (CCP) del País Vasco que ha reunido y mantenido ese deseo de tantas mujeres y hombres creyentes que querían vivir su fe comunitaria y solidaria desde los últimos, pero desde su propio pueblo.

Pero por otra parte, también recoge este texto lo que ha sido la Iglesia popular en Euskadi como alternativa eclesial desde, la Coordinadora de Sacerdotes de Euskal Herria, y desde ésa importante revista ya mencionada que fue todo un movimiento llamado Herria 2000 Eliza.  En definitiva tres grupos de iglesia que nacieron siguiendo las líneas del concilio Vaticano II y dentro del contexto conflictivo de los años de la transición política.

Y finalmente también recoge una docena de testimonios verdaderamente proféticos de personas que hablan de su vida y compromiso, como nuestros hermanos y amigos Goio Ubierna, Carmen Mediavilla o Agustín Gil o nuestro admirado Jexuxmari Zalakain.

  1. EL CONTENIDO. El libro habla en sus 4 capítulos de una Iglesia desde y con su pueblo (1º), que camina hacia una renovación interna de la Iglesia, como alternativa eclesial (2º), de una Iglesia que escucha y responde a los signos de los tiempos de su pueblo (3º) y de una teología popular vasca (4º). A destacar el rigor teológico, fundamentando el citado modelo alternativo de ser Iglesia (no Iglesia paralela), en las orientaciones del Concilio Vaticano II y en los signos de los tiempos.
  2. LOS INTERROGANTES. Aunque no voy a desvelar mucho más de la obra, sí quiero destacar las preguntas que el propio Félix Placer nos deja para la reflexión en la conclusión del libro:

¿Es una semilla de esperanza que continúa viva y puede ser germen de nuevos frutos después de la siembra de sus cuatro décadas de constancia creyente? ¿Qué pueden aportar hoy en medio de la crisis cristiana y religiosa actual ante tantas incertidumbres, dudas, desconciertos?  ¿Va a prevalecer la ofensiva de una derecha eclesiástica que intenta hacer desaparecer todo germen de Iglesia popular o euskal Eliza?  ¿Qué significado pueden tener hoy, en una sociedad vasca laica y secularizada, las líneas y modelo de Iglesia que estos grupos han propugnado, desarrollado y vivido?” y, finalmente en el Epílogo, ¿Para qué la Iglesia vasca hoy? ¿Y en el futuro?”

  1. LA ESPERANZA. Ojalá y como reza el Hitzaurrea, este libro pueda ser el abono de una semilla que continúe germinando y ofreciendo frutos de justicia y de paz, de libertad y solidaridad, de utopía; que mantenga, a pesar de la actual involución, el aliento de una Iglesia Euskaldun, fiel y servidora a su pueblo; que motive para seguir colaborando en la plena realización de Euskal Herria, en la construcción de un mundo en la justicia donde se realicen las causas liberadoras y los valores más profundos y humanos por los que han luchado y continúan trabajando con esperanza desde su “Ama Lur” (Tierra madre)

En fin, que hay que conseguir este libro (hasta en PDF nos lo podemos bajar) y leerlo. Seguro que a nadie nos dejará indiferentes.

portada extendida-azkena[34608]

(*) Félix Placer Ugarte / Ed. Herria 2000 Eliza / 248 páginas/ Bilbao 2019

(**) Luis Ángel Aguilar Montero es miembro de la coordinadora Estatal de las Comunidades Cristianas Populares y autor de LA TERCA UTOPÍA https://luisangelaguilar.blogspot.com/

 
Foro Gaspar García Laviana

(En memoria de Alfredo Cueto, José Manuel Bárcena, José María Díaz Bardales y José Luis Martínez)
CONFERENCIA
 ¿ TIENE SALVACIÓN LA IGLESIA ESPAÑOLA?

JUAN JOSÉ TAMAYO Doctor en Teología, Filosofía y Ciencias Sociales
A continuación tendremos una CELEBRACIÓN EUCARÍSTICA
Salón de actos de PROYECTO HOMBRE Avda. Juan Carlos I, nº 40   Natahoyo – GIJÓN Autobús, líneas 1 y 4
Sábado, 22 de junio de 2019 a las 17:00 h.

En el curso que termina, nuestro Foro de Cristianos GASPAR GARCÍA LAVIANA recordó especialmente al cura guerrillero asturiano en el 40 aniversario de su muerte. Publicamos un libro en el que se muestra cómo se ve desde nuestra región su vida y su trayectoria. En el marco de esa conmemoración, nuestro Foro G.G.L. organizó en Gijón el VI Encuentro de REDES CRISTIANAS, en el que se estudiaron los diversos aspectos de la actual problemática de la sociedad y de la Iglesia. Precisamente sobre la situación de la Iglesia en nuestro país versa la conferencia que anunciamos y a la que se os invita. En la valoración que hacemos del asunto, lo primero que queremos hacer es dar las gracias a la Iglesia, santa y pecadora al mismo tiempo, porque a través de ella hemos conocido a Jesús de Nazaret y el mensaje cristiano. Nosotros, hijos de esa Iglesia en la que vivimos, conocemos sus virtudes y sus defectos, de los que somos responsables junto con todos sus miembros. La publicación del Macrobarómetro del CIS de marzo de 2019 ha hecho que refresquemos algunos datos sobre el sentimiento religioso en España. Parece que la religión pierde influencia, pues se desploman los ritos y hay menos que se declaran creyentes. Es verdad que lo más importante del cristianismo no es la “religión”, las estructuras ideológicas o formales (los dogmas, el culto, la jerarquía…). Lo más importante es el vivir cristiano, la fidelidad a Jesús, la coherencia con los valores del Evangelio. De esto no habla el barómetro del CIS.  Nos sentimos obligados a estar atentos a la vida de la Iglesia. Sus problemas y logros nos conciernen. La verdad es que estamos preocupados, pues creemos que tanto Jesús de Nazaret como su mensaje pueden ser una importante fuerza para ir haciendo un mundo cada vez mejor. Nos gustaría que nuestra Iglesia fuese lo suficientemente ilusionante para que nadie la abandone y tan atractiva que provoque cada día nuevas adhesiones al movimiento cristiano. Hemos querido reflexionar sobre la actual situación de nuestra Iglesia y compartir con todos vosotros las ideas que nos fueron saliendo. Todos estamos llamados a participar en esta reflexión, y nuestro Foro de Cristianos GASPAR GARCÍA LAVIANA nació con la vocación de ser un marco para esa tarea. Las personas concienciadas sobre esta problemática estamos llamadas a ser protagonistas del cambio necesario. Que nuestro acto sea de utilidad en ese proceso.

acto-2019

https://forogasparglaviana.es/

 
logo crismhom

Una vez más en CRISMHOM tenemos que sobresaltarnos y lamentarnos por un documento del Vaticano. Acaba de ser publicado por la Congregación para la Educación Católica y lleva el título: “Varón y mujer los creó” Para una vía de diálogo sobre la cuestión del gender en la educación.

Ya desde el mismo título, la apelación al Primer Libro del Génesis para fundamentar la antropología cristiana en pleno siglo XXI, nos traen a la memoria algunos tristes episodios de nuestras iglesias, como el rechazo a la Teoría de la Evolución o el recurso a la célebre “costilla de Adán”.

También en el mismo título se introduce la palabra diálogo, pero luego el diálogo no aparece por ninguna parte.

No aparece el diálogo con la ciencia y buena prueba de ello es que en el documento no hay ni una sola cita que no sea del propio magisterio de la Iglesia en un ejercicio preocupante de solipsismo intelectual. La visión sobre la sexualidad humana del documento es monolítica e infundada y desconoce las contribuciones de la ciencia sobre el sexo genital, el sexo genético, la acción hormonal y la bioquímica cerebral en lo referente a las distintas orientaciones sexuales e identidades de género.

No hay tampoco diálogo con la psicología, ni escucha de la experiencia de las personas LGTBI y se sigue diciendo una y otra vez y se repite como un mantra que las diversas orientaciones sexuales e identidades de género se eligen, como si fueran fruto de la frivolidad y del capricho. Es grave que la Iglesia Católica no haya sabido escuchar en todos estos años las experiencias de sufrimiento, marginación, invisibilidad y vergüenza de las personas LGTBI, ni tampoco sus historias de dignidad y liberación y siga despreciando su testimonio a la hora de hablar de algo que les concierne de forma tan profunda.

Tampoco se escucha el grito cada vez más fuerte de las personas y comunidades LGTBI católicas que piden insistentemente que se les reconozca su estatuto de hijos e hijas de Dios, queridos por el Padre tales y como son, porque él los creó así, ni su dignidad de bautizados y miembros del Pueblo de Dios.

En resumen, un triste documento, inmovilista, desinformado, autorreferencial e inane que va a ahondar todavía más la brecha entre la Iglesia y la sociedad, que puede contribuir al rechazo y la violencia contra las personas LGTBI, que quiere inducir a la invisibilidad y el desconocimiento de la realidad LGTBI en el ámbito educativo y puede aumentar el sufrimiento de las personas LGTBI católicas y sus familias.

En CRISMHOM pedimos a Dios insistentemente que abra los corazones y las mentes de nuestros pastores, para que puedan acoger los dones que las personas LGTBI cristianas traen a nuestras iglesias.

 

www.crismhom.com/

 

 

jun 032019
 

 

(José María Álvarez Pipo. Mayo de 2019). Todos conocemos bien los relatos pascuales del Testamento cristiano, cuya síntesis queda recogida en esta proclamación: ¡Cristo ha resucitado!  En ella se nos quiere transmitir la experiencia pascual que los discípulos más allegados a Jesús tuvieron de su muerte. ¿Qué han querido decir?

Si uno va al diccionario de la Real Academia Española, lee que resucitar significa “devolver la vida a un muerto” o “volver a la vida”. Es lo que pensamos todos. Pero por otra parte hoy nos dicen que es imposible que eso pueda suceder. Nadie que haya muerto de verdad puede volver a la vida que tenía antes de morir. Después de un cierto corto tiempo comienza en el muerto un proceso físico-químico irreversible sujeto a las leyes que rigen nuestro mundo. Es lo que le sucedió a nuestro Nazareno, igual que a todos los que han muerto, salvo que se empleen técnicas de conservación artificial de cierta parte de la materia corporal.

Ahora bien, los evangelios nos hablan de un Jesús que ha vuelto a la vida de antes con una presencia real física. Apoyan  esta noticia en el sepulcro vacío y en todas las apariciones de las que nos hablan. Hasta dicen que Jesús come pescado con ellos. Especialmente vibrante y realista es también la escena del encuentro de Jesús y Tomás, el incrédulo.

Ello hace que el Catecismo de la Iglesia católica diga que “ante estos testimonios es imposible interpretar la resurrección de Cristo fuera del orden físico, y no reconocerlo como un hecho histórico”. (CCE 643). Dos calificativos estos que no se pueden mezclar así uniéndolos sin más. Una cosa es que la ‘resurrección’ haya sido un hecho histórico místico y otra que se pueda hablar de un suceso físico, que parece hay que entender como que el cuerpo de Jesús muerto en cruz y sepultado ha vuelto a la vida física y química. ¿Ha comido realmente Jesús resucitado el pescado que le suministran sus amigos, le habrá llegado al estómago, lo habrá digerido, etc.? Eso no es posible.

Por otra parte, una cosa es lo que le ha sucedido a Jesús física e históricamente después de muerto y otra las vivencias, también históricas, que pudo haber provocado la muerte de Jesús en sus discípulos, cómo la vieron ellos y la repercusión que tuvo en su vida, todo vivido en ellos de modo real, físico, histórico… Para hacer este análisis no podemos inmiscuir en el hecho a poderes extraños, aunque les llamemos ‘Dios’, que puedan alterar las leyes de la naturaleza.  Nuestro mundo es autónomo, regido exclusivamente por sus propias leyes. En él no caben intervenciones mágicas que las puedan alterar. El poder de Dios no puede intervenir para que no suceda lo que tiene que ocurrir. Esto no es perder la fe, sino no creer en la magia de nuestro dios, igual que no creemos en la magia de ningún otro dios de otras creencias, ni de cualquier persona que se nos presente como tal.

Por eso hay que decir que el Nazareno, una vez muerto en la cruz, inicia un proceso de descomposición corporal, física, histórica, irreversible. Esté donde esté el cuerpo de Jesús, le sucedió necesariamente lo mismo que a todos los cuerpos vivos que no han sido tratados para realizar algún tipo de conservación. Estará integrado, de la manera que sea, en el cosmos. Nada se crea y nada se destruye. Tan imposible es revertir el proceso de la muerte humana como separar el agua caliente de un vaso mezclada con el agua fría de otro vaso para volver a la situación anterior. Hoy no hay nada ni nadie que pueda devolvernos a la infancia. Lo mismo hay que decir de una resurrección física de Jesús.

Por otra parte, hay que decir que no se puede recurrir a florituras lingüísticas, a términos que en sí mismo son contradictorios hablando de un cuerpo físico “glorificado” de Jesús no sujeto a las leyes de la física.

Este análisis hay que aplicarlo también para hablar de la ascensión de Jesús al cielo y de la asunción de María. No existe ningún “cielo” donde puedan estar sus cuerpos físicos. Están en Dios, metidos en su ser, existiendo con la misma existencia de Dios, que es a la que quizás algunos llaman “Cielo”.

Volvamos ahora a las narraciones pascuales de los evangelios, que son, según dicen los estudiosos del tema, unas composiciones anónimas surgidas entre los años 65-90 y que fueron reunidas en una colección a principios del siglo II. Lo que tenemos que hacer es situarnos correctamente ante estos textos y tratar de descubrir lo que nos quieren decir en ellos que, en resumidas cuentas, tratan de describirnos las vivencias que los discípulos más allegados de Jesús tuvieron en relación a la muerte del Maestro.

Tenemos que partir de la certeza de que no son narraciones hechas por ellos para dar testimonio de que Jesús no había muerto en la cruz y que seguía físicamente viviendo a su lado, como lo había hecho antes de ser puesto en ella. Si lo fuera habría que deducir que estarían mintiendo.

La historia del sepulcro vacío y de las diversas apariciones de Jesús que nos lo describen con una vida biológica física, al igual que su ascensión a los cielos no ha sido creada por ellos, que debieron de vivir los acontecimientos de un modo normal y hablarían de su experiencia pascual de manera más directa y llana, como nosotros podemos describir nuestra propia experiencia pascual dando testimonio de que el Nazareno vive aún hoy.

Lo que tenemos en los evangelios es la descripción hecha por “terceras” personas (o cuartas o sextas…) para contar un mensaje claro que se venía diciendo desde la muerte del Nazareno: que Jesús sigue vivo entre ellos, continuando la obra que él comenzó de anunciar e iniciar el “Reinado de Dios”, tal como se recoge en los evangelios. Y sí, efectivamente, esta realidad viviente de Jesús a través de la vida de sus seguidores es un hecho histórico del que podemos cada uno dar testimonio de él. Cristo, en este sentido, no ha resucitado, está resucitando siempre. Lo resucitamos todos siendo como él ha sido. Esta fe es activa, incluye una responsabilidad, nos compromete y por ello es una fe atractiva, ilusionante.

Jesús de Nazaret vive en “Dios”, en el Cielo, si así queremos llamarlo, en el Dios que lo llena todo, donde vivía ya antes de nacer aquí en este mundo. Como todos los seres humanos, que vivimos ya desde hace miles de millones de años. Parecido origen, parecida historia, parecido destino tendremos todos. Son intuiciones místicas a las que han llegado algunos cristianos desde la fe y el amor.

Situados en esta dimensión, también desde ella podemos hablar de la muerte de Cristo, para comprender la Pascua en su totalidad. Cada vez se les oye más decir a algunos cristianos que Cristo sigue cada día sufriendo y muriendo crucificado, de manera especial en cuantos sufren y mueren injustamente.

No hace mucho en el Via Crucis de Roma al que asistía el papa Francisco, se hablaba de “los nuevos crucificados de hoy: las personas sin hogar, los jóvenes sin esperanza, sin trabajo y sin perspectivas, los inmigrantes obligados a vivir en las barracas en los márgenes de nuestra sociedad, después de haber padecido sufrimientos inauditos… Además, ¡cuántos niños son discriminados a causa de su origen, del color de su piel o de su clase social!, ¡cuántas madres sufren la humillación de ver a sus hijos ridiculizados y excluidos de las mismas oportunidades que tienen sus coetáneos y compañeros de escuela!”…, “niños de diversas partes del mundo que no pueden ir a la escuela y que, en cambio, son explotados en las minas, en los campos, en la pesca; vendidos y comprados por traficantes de carne humana, para trasplantes de órganos; abusados y explotados en nuestras calles por muchos, incluidos los cristianos”…

Jesucristo sigue muriendo y a este Cristo tenemos que bajarle de la cruz y darle la posibilidad de una vida digna, alegre y feliz. Si lo hacemos, estamos también resucitando a Cristo. La liberación del Cristo que vive sufriendo y muriendo de tantas maneras en cada momento de la historia es una exigencia pascual para todos los cristianos. Esta resurrección mística de Cristo es física e histórica en las personas que dejan de sufrir o de morir, que resucitan a una nueva vida.

José María Álvarez es miembro del Foro Gaspar García Laviana, https://forogasparglaviana.es/

 

 

La Coordinadora de Barrios de Madrid nos pide que demos difusión a este escrito:

Queridos amigos y amigas.

Con motivo de la deducción de testimonio por posible delito de torturas contra la policía del CIE de Aluche (Auto del Juzgado de Instrucción núm 19 de Madrid, de 27 de mayo de 2019), hemos presentado escrito dirigido al Ministro del Interior, pidiendo el fulminante cese del director del CIE.  Se presentó ayer con el fin de subirnos al carro mediático de la información aparecida en distintos medios de comunicación. Es por esto que algunas entidades, el nombre, no aparece en este primer escrito.

Os agradecemos difusión tanto del Auto como del escrito de solicitud de cese.

Os comunicaremos futuras actuaciones para insistir en el cese y para pedir una investigación rigurosa,  por si os apetece participar. Y quizás, las entidades que no aparezcáis en esta primera petición, se nos ocurre, que pueda tener más presión solicitarlo directamente, desde cada entidad, al ministro de Interior, de tal manera que le lleguen muchas peticiones.

Se adjunta escrito y auto.

Abrazos fuertes

Javier Baeza

solicitud CESE director CIE al Ministro Interior-1_Censurado

 
logo laicismo.org

Fecha : 5 de junio de 2019 de 18:00 a 20:00

Centro: Centro Cultural La Nau, Valencia

Salas: Paraninfo

Organiza: Unitat d’Igualtat

Colabora: Centre Cultural La Nau

Debate. Unitat d’Igualtat. Centre Cultural La Nau

¿Es compatible el feminismo y las religiones?
Ciclo de debates “La Nau de la Igualtat”

Intervienen:
Montserrat Escribano-Cárcel, profesora del departamento de Filosofía del Derecho, Moral y Política. Universitat de València
Mimunt Hamido. Coordinadora de la Iniciativa “NoNosTaparán”
Mariam Barouni. Trabajadora social. Portavoz del Centro Cultural Islámico de Valencia
Raquel Ortíz, coordinadora de Valencia Laica.

Entrada gratuita, aforo limitado

 

Los miembros del Grup de Seglars i Rectors del Dissabte expresamos nuestro punto de vista sobre las elecciones del último 28 de abril poniendo la mirada en el evangelio de Jesús y en los sectores de la población que sufren las consecuencias del sistema económico neoliberal. Los resultados de las elecciones ofrecen motivos de esperanza, si el futuro gobierno da respuesta a los retos que nos depara la realidad. A nuestro parecer son los siguientes:

Las dinámicas de este sistema están creando unas desigualdades sociales y una concentración de la riqueza cada vez más acentuadas, profundas y rápidas. Las consecuencias son evidentes: desempleo de la juventud, precariedad del mercado laboral y empobrecimiento de grandes sectores de la población.
El futuro gobierno ha de priorizar políticas activas de fomento del empleo y en favor de la igualdad, y también medidas fiscales justas para redistribuir en apoyo a las personas que se encuentran en peores condiciones y oportunidades.

El fenómeno de las migraciones masivas es otra consecuencia directa de este sistema productivo (cuyo objetivo es obtener el máximo beneficio económico en el menor tiempo) y de la agresión al medio ambiente.
El reto que tienen la sociedad occidental y sus gobiernos es el de cooperar con los países emisores de migración y no explotarlos, para que ésta no sea una necesidad desesperada para vivir. Mientras tanto es necesario que el discurso público sobre inmigración y personas refugiadas sea positivo y humanitario. Las que inmigran enriquecen a las sociedades acogedoras con sus valores y trabajos.

Vivimos en una sociedad compleja y trabada por el inmenso poder de las multinacionales. Necesitamos dignificar la política, ponerla al servicio de la ciudadanía y evitar la manipulación producida por la demagogia de los poderes fácticos y de la “ley del más fuerte”.
El gobierno responderá a estas peticiones si se libera de la corrupción y de las mentiras.

La riqueza de una sociedad estriba en los bienes públicos que la conforman: educación, sanidad, vivienda y servicios sociales.
Es un reto del nuevo gobierno conservarlos, mejorarlos y evitar su mercantilización.

Nuestra sociedad es plural en cultura, lenguas, orientaciones sexuales y opciones vitales y de creencia. Lejos de dificultar la convivencia, esta pluralidad la enriquece y le aporta nuevos valores y horizontes.
Es responsabilidad del gobierno construir y difundir una sociedad inclusiva y promover una ética en consonancia con los derechos humanos.

La configuración del Estado español está compuesta, de hecho, por diversas naciones, cuya existencia es anterior al Estado moderno actual. La Transición del ’78, dificultada por muchas presiones, no pudo resolver las demandas nacionales. No queremos ser gente cautiva de las fatalidades históricas y de la ley de la fuerza.
El gobierno tiene el reto ineludible de facilitar el derecho democrático a la autodeterminación mediante el diálogo y la negociación política.

En la sociedad actual están resurgiendo posturas fundamentalistas que instrumentalizan y manipulan a las confesiones religiosas para poder consolidar ideologías conservadoras y excluyentes.
Dada la reivindicación social de un estado aconfesional y laico, los gobiernos tienen que fomentar una cultura que potencie la igualdad y la autonomía de la sociedad civil y la independencia institucional, liberando la política pública de actos o manifestaciones confesionales.

El estilo de vida occidental, compulsivo en el consumismo y derrochador de los recursos energéticos, nos aboca a la destrucción del medio físico que sustenta la vida, en algunos casos de manera irreparable. A partir de ahora, en la agenda internacional se ha de tener en cuenta a los seres humanos refugiados a causa del cambio climático.
Es, pues, urgente que las clases políticas dirigentes fomenten la conciencia y los comportamientos ecológicos y sostenibles, y propugnen un estilo de vida solidario con la naturaleza, los pueblos empobrecidos y las futuras generaciones.

La ley de la fuerza nos embrutece, nos deprava y condiciona la percepción de las demás personas como enemigas. La humanidad dará un cambio cualitativo que mejorará sustancialmente la vida y la conciencia humana cuando aprenda y practique el diálogo y la no-violencia en la resolución de los conflictos.
Es fundamental que los gobiernos trabajen para reducir el cuantioso presupuesto militar, fomentar la cultura de la paz y promover políticas sociales.

Vivimos en un mundo interconectado como nunca, de manera que lo que pasa allá tiene repercusiones acá. Somos una familia y nos afecta positiva o negativamente cualquier acontecimiento de cualquier rincón del mundo. No podemos acercarnos a la ansiada paz mundial sin una justicia global y una redistribución de la riqueza.
Es un imperativo ético para los gobiernos estatales y europeos promover una regulación de los movimientos del capital, fijar una tasa a las grandes transacciones financieras, suprimir los paraísos fiscales y proyectar una política fiscal mundial que frene la concentración de capital y poder.

Somos muchos los ciudadanos y las ciudadanas que queremos y estamos dispuestos a colaborar en la construcción de una sociedad solidaria y libre, justa y pacífica, igualitaria y de hermandad universal. Es preciso que el gobierno y la clase política impulsen la nueva sociedad y no decepcionen las expectativas generadas, para que la espera se convierta en esperanza.

Mayo de 2019

Grup de Seglars i Rectors del Dissabte

TEMPS D’ESPERA I D’ESPERANÇA

Els membres del Grup de Seglars i Rectors del Dissabte vam expressar el nostre punt de vista al voltant de les eleccions del darrer 28 d’abril, posant la mirada en l’evangeli de Jesús i en els sectors de la població que sofreixen les conseqüències del sistema econòmic neoliberal. Els resultats de les eleccions ofereixen motius d’esperança, si el futur govern dóna resposta als reptes que ens depara la realitat. Per a nosaltres són els següents:

Les dinàmiques d’aquest sistema estan creant unes desigualtats socials i una concentració de la riquesa com més va més accentuades, profundes i ràpides. Les conseqüències són evidents: desocupació del jovent, precarietat del mercat del treball i depauperació de grans sectors de la població.
El futur govern ha de prioritzar polítiques actives de foment de l’ocupació i a favor de la igualtat, i també mesures fiscals justes per tal de redistribuir en suport de les persones que es troben en pitjors condicions i oportunitats.

El fenomen de les massives migracions és una altra conseqüència directa d’aquest sistema productiu (l’objectiu del qual és obtenir el màxim benefici econòmic en el menor temps) i de l’agressió al medi ambient.
El repte que tenen la societat occidental i els seus governs és el de cooperar amb els països emissors de migració i no explotar-los, per tal que aquesta no siga una necessitat desesperada per a viure. Mentrestant cal que el discurs públic sobre immigració i persones refugiades siga positiu i humanitari. Les qui immigren enriqueixen les societats acollidores amb els seus valors i treballs.

Vivim en una societat complexa i travada per l’immens poder de les multinacionals. Ens cal dignificar la política, posar-la al servei de la ciutadania i evitar la manipulació produïda per la demagògia dels poders fàctics i de la “llei del més fort”.
El govern respondrà a aquestes demandes si s’allibera de la corrupció i de les mentides.

La riquesa d’una societat rau en els béns públics que la conformen: educació, sanitat, habitatge i serveis socials.
És un repte del nou govern conservar-los, millorar-los i evitar llur mercantilització.

La nostra societat és plural en cultura, llengües, orientacions sexuals i opcions vitals i de creença. Lluny de dificultar la convivència, aquesta pluralitat l’enriqueix i hi aporta nous valors i horitzons.
És responsabilitat del govern construir i difondre una societat inclusiva i promoure una ètica en consonància amb els drets humans.

La configuració de l’Estat espanyol està composta, de fet, per diverses nacions, l’existència de les quals és anterior a l’Estat modern actual. La Transició del 78, entrebancada per moltes pressions, no va poder resoldre les demandes nacionals. No volem ser gent captiva de les fatalitats històriques i de la llei de la força.
El govern té el repte ineludible de facilitar el dret democràtic a l’autodeterminació mitjançant el diàleg i la negociació política.

En la societat actual estan ressorgint postures fonamentalistes que instrumentalitzen i manipulen les confessions religioses per tal de consolidar ideologies conservadores i excloents.
Atesa la reivindicació social d’un estat aconfessional i laic, els governs han de fomentar una cultura que potencie la igualtat i l’autonomia de la societat civil i la independència institucional, tot alliberant la política pública d’actes o manifestacions confessionals.

L’estil de vida occidental, compulsiu en el consumisme i balafiador dels recursos energètics, ens aboca a la destrucció del medi físic que sustenta la vida, en alguns casos de forma irreparable. A partir d’ara, en l’agenda internacional s’ha de tenir en compte els éssers humans refugiats a causa del canvi climàtic.
És urgent, doncs, que les classes polítiques dirigents fomenten la consciència i els comportaments ecològics i sostenibles, i propugnen un estil de vida solidari amb la natura, els pobles empobrits i les futures generacions.

La llei de la força ens embruteix, ens deprava i condiciona la percepció de les altres persones com a enemigues. La humanitat donarà un canvi qualitatiu que millorarà substancialment la vida i la consciència humana quan aprenga i practique el diàleg i la noviolència en la resolució dels conflictes.
És fonamental que els governs treballen per reduir el quantiós pressupost militar, fomentar la cultura de la pau i promoure polítiques socials.

Mai com ara vivim en un món interconnectat, de tal forma que el que passa enllà, té repercussions ençà. Som una única família i ens afecta positivament o negativa qualsevol esdeveniment arreu del món. No podem apropar-nos a l’ansiada pau mundial sense una justícia global i una redistribució de la riquesa.
És un imperatiu ètic per als governs estatals i europeus promoure una regulació dels moviments de capital, fixar una taxa a les grans transaccions financeres, suprimir els paradisos fiscals i projectar una política fiscal mundial que frene la concentració de capital i poder.

Som molts els ciutadans i les ciutadanes que volem i estem disposats a col·laborar en la construcció d’una societat solidària i lliure, justa i pacífica, igualitària i de germanor universal. Cal que el govern i la classe política impulsen la nova societat i no deceben les expectatives generades, per tal que l’espera esdevinga esperança.

Maig de 2019

Grup de Seglars i Rectors del Dissabte

 

 
logo en-re

La construcción continuada de una Unión Europea que beneficie a toda la ciudadanía es el fin de las negociaciones por parte de los Estados miembros para dar prioridad a los objetivos comunes y rechazar las políticas fundamentalistas.
Las Instituciones Europeas han tenido una actuación meritoria desde su fundación,  pero ahora se hallan en serias dificultades para seguir con su labor.
La crisis económica ha generado miedo e inseguridad lo que conduce, por un lado, a protestas de poca entidad, y, por el otro, a corrientes de simpatías hacia soluciones nacionalistas que son contrarias a las políticas de interés común dentro de la Unión Europea.
Se incrementan el desempleo y las desigualdades, se reduce el bienestar debido a una tributación insuficiente de los patrimonios y de las grandes compañías, cae la tasa de natalidad y los sueldos bajos, mientras que algunos Estados miembros rechazan a las personas migrantes que serían beneficiosas para contribuir a la economía porque les ven como la causa de nuestros problemas.
La ausencia de una política común en asuntos extranjeros por parte de la Unión Europea provoca una creciente pérdida de influencia en el escenario internacional mientras se vuelve a una especie de “Guerra Fría”, al aceptar el fuerte desplazamiento de la OTAN hacia las fronteras de Rusia.  Por otra parte, se rechaza la firma del Tratado de la ONU sobre el desarme nuclear, y, en consecuencia, hay una pérdida de confianza en el multilateralismo.
Debemos contribuir a paralizar este deterioro. La EN-RE, creado hace treinta años en la búsqueda de una Europa nueva, da su opinión y declara su voluntad de contribuir a un futuro mejor. La EN-RE espera que la Iglesia Católica se oponga a toda clase de nacionalismos y fundamentalismos, continúe su relación con las otras denominaciones cristianas y aumente el diálogo con las demás religiones y las personas portadoras de otras convicciones éticas.
La EN-RE está comprometida con:
una mayor cohesión social basada en políticas democráticas que contrastan con el excesivo poder de la economía de mercado y la hegemonía de las finanzas internacionales; 

la mejora del bienestar, la justicia social y el empleo, y la reducción de las desigualdades;

las políticas destinadas a integrar a los migrantes que incluyen el rescate en el mar, generalizando una “ruta humanitaria” con la aceptación de estos objetivos por parte de todos los Estados miembros de la Unión Europea y el primer compromiso del Parlamento Europeo elegido deberá ser la cancelación del Proceso de Dublín;
una aplicación rigurosa de los compromisos aceptados en el COP21 de Paris sobre el cambio climático. La  EN-RE participa en el sentimiento común de los católicos de base de que “otra Europa es posible”.  Las elecciones de mayo al Parlamento Europeo suponen un reto importante para una sociedad más justa en la Unión Europea

Mayo 2019
Red Europea Iglesia por la Libertad EN-RE

 
logo en-re

Hay un sentimiento general de crisis sobre la idea de Europa y de la Unión Europea.  El tercer milenio ya comenzó en una pendiente descendente que no muestra ninguna señal de parar. El poder abrumador de la economía, las finanzas y las élites sociales y políticas continúa y se incrementa.    El desorden en el escenario geopolítico contempla,  por un lado, “la guerra mundial en trozos”, y, por otro, un órden basado mayormente en la arbitrariedad y la violencia hacia los pueblos. Sin duda, hay mucho que corregir y mejorar en Europa pero no deberíamos olvidar lo que se ha conseguido.  Todo el largo período de paz en la mayoría de los países europeos ha inducido el crecimiento económico y el intercambio cultural.  Nuestra red de organizaciones desde muchas regiones de Europa – fundada hace más de veinticinco años – es un ejemplo.
Europa en dificultades
Nos enfrentamos ahora a estas importantes elecciones al Parlamento de la Unión Europea.  La democracia europea, participativa y responsable, afronta situaciones difíciles: las pautas para los votantes parecen estar relacionadas, en casi todos los lugares, a temas de la política doméstica. El papel de la UE en sus mecanismos de trabajo es poco conocido. Unos lemas simplistas dominan las realidades complejas y no se entiende la unidad en la diversidad. La crisis económica, surgida hace diez años, genera el miedo y la inseguridad y conduce, por un lado, a una protesta áspera y simplista, y por otro, a una ola de simpatías para las soluciones populistas nacionalistas. Parece que siempre hay que culpar a otros por nuestros problemas.  Primero: Europa y el Euro, y luego los inmigrantes que se toman como chivos expiatorios para implementar políticas que no son únicamente cínicas e inmorales (la prohibición del  rescate en el mar, el cierre de los centros de acogida, la construcción de muros) sino también dañinas para nuestro desarrollo económico y social. La Unión Europea, después de un largo período de políticas abiertas y una cierta consolidación de sus iniciativas se enfrenta ahora a un retroceso, del cual el Brexit y las acciones de los países del Este Europeo que cuestionan los principios democráticos, son factores determinantes.
Algunos aspectos de la crisis
El final de la crisis está tardando demasiado. La globalización, con el poder abrumador de las multinacionales y el sector financiero, pesa fuertemente sobre los sectores más débiles, incrementando la desigualdad, estabilizando el desempleo que afecta principalmente a los jóvenes, mientras que el bienestar aceptable, conseguido previamente, ahora no dispone de los fondos necesarios para su correcto funcionamiento. Se agravan otros problemas, como la tasa descendente de nacimientos y la falta de protección medioambiental, mientras que la corrupción sigue aumentando.  En algunos países, la ilegalidad está generalizada.  La digitalización es un nuevo problema por la dificultad de su regulación.  La familia pierde su naturaleza cohesiva y las autoridades públicas en muchos países la desatiende.  Los derechos humanos están insuficientemente protegidos.  Muchos problemas son la consecuencia de factores culturales, morales y sociales, pero definitivamente el papel de las instituciones públicas es de gran importancia.
Europa y el mundo
Europa, que alardeaba de haber eliminado la guerra dentro de su territorio, tuvo que reconocer su error, cuando intervino en la antigua Yugoeslavia y más tarde en Oriente Medio, incluso fuera del marco de la ONU. En el escenario geoestratégico global, la Unión Europea podría jugar un papel extraordinario en la mediación y la responsabilidad, frente a la polarización de muchas situaciones actuales, contribuyendo al fortalecimiento de la ONU y alentando el multilateralismo para una nueva relación Norte-Sur, lo que eliminaría la explotación sistémica en África y otros lugares, de los recursos naturales con la consiguiente destrucción medioambiental. Para ello debería interponerse entre las guerras existentes.  Esta ausencia de la Unión Europea viene determinada por las diferentes políticas extranjeras de sus Estados miembros  que casi siempre impiden una línea común, mientras que la mayoría de los Estados se adhieren a la lógica de la OTAN que es siempre una prolongación de la política de EEUU.
Como resultado, no puede firmarse el Tratado de la ONU sobre el desarme nuclear, se ha aceptado la línea de un desplazamiento oriental fuerte de la frontera armada de la OTAN, creando las condiciones para una nueva Guerra Fría y aumenta la participación en un rearme nuclear.  Tampoco existe una posición neutral en la situación en Ucrania.  Es imposible paralizar la exportación de las armas empleadas en Yemen por Arabia Saudí.. Cinco Estados de la UE almacenan armas nucleares de EEUU en su territorio (y dos Estados tienen sus propias armas nucleares). Después de la caída del Muro de Berlín, el sueño de un nuevo tiempo basado en la paz y la justicia no ha tenido a  la UE como protagonista.  La historia juzgará.
Nuestra Iglesia
Nuestra Iglesia siempre se ha declarado a favor de la cooperación en la unidad de los países europeos. Eso es bastante inherente en la función y visión universalista de una Iglesia que, por definición, se considera universal (el significado de “católico”) y que, en su línea general, debería contrarrestar cualquier tipo de nacionalismo.  Pero esta posición puede contradecirse y, de hecho, así ha sido por parte de las Iglesias y sus conferencias episcopales que han pedido a sus creyentes rezar a Dios por sus soldados frente a los soldados del “enemigo”, incluso cuando éstos eran también católicos. Dicho esto, hay una nueva situación en Europa, con un fundamentalismo que hace un llamamiento para apoyar políticas que desmienten a los evangelios en su discurso sobre “un Estado cristiano”, “valores cristianos”, o “raíces cristianos” etc.  Los exponentes de esta orientación apelan, con arrogancia, a la base católica, a sus inquietudes y tradiciones.  Las instituciones católicas tienen una tarea que se hace ahora más desafiante para contrarrestar estos planteamientos. Hay obispos y párrocos que quizás comparten esta visión y prefieren no criticarla porque ven en ella una tradición religiosa de la cual ellos forman parte.
Nosotros nos aliamos con aquellos que no toleran esta “prudencia” y sabemos que el Papa Francisco está de acuerdo con nosotros.  La Iglesia tiene una magna tarea en este tiempo de grandes problemas europeas. Es preciso proponer una historia europea común que la juventud pueda aprender.  Debemos intensificar nuestras relaciones con las otras denominaciones cristianas (pensemos en los países donde la mayoría de los cristianos son Ortodoxos). Tenemos el deber de oponernos enérgicamente a las formas renacientes del antisemitismo y seguir en el diálogo interreligioso e incluso en la interconvicción. La relación entre los creyentes y los portadores de otras convicciones ha sido el objetivo de investigación y propuesta en nuestro circuito de creyentes básicos. El grupo  G3i enriquece el contenido de la laicidad (sin adjetivos) que intentamos proponer a nuestras instituciones y a nuestra vida comunitaria.
Nuestras expectativas, nuestro compromiso
En esta situación, nuestras expectativas están enraizadas en los evangelios.  Queremos mirar hacia adelante. Debemos ser pacientes pero no podemos ser pasivos porque debemos participar en los hechos de la historia, máxime con ocasión de las inminentes elecciones europeas.  Como en el pasado, pensamos y proponemos para el renacimiento de la idea de Europa y de la Unión Europea, los siguientes objetivos:
–  una mayor cohesión social basada en políticas democráticas y una economía para los seres humanos y no para las finanzas en contraste con el poder excesivo de la economía de mercado y la hegemonía de las finanzas internacionales;
–  la mejora del bienestar, la justicia social y el empleo con una reducción de las desigualdades;
–  la resistencia al fundamentalismo, nacionalismo y populismo;
– políticas internacionales europeas, independientes de los Estados Unidos, para defender la paz y las intervenciones humanitarias en el mundo, especialmente en Oriente Medio, en el marco de las acciones de la ONU;
–  un compromiso directo, no solo al desarme nuclear, sino especialmente para la firma del Tratado de la ONU sobre la prohibición generalizada de las armas nucleares, el apoyo para las iniciativas de paz basadas en las acciones no violentas;  nos preocupan las nuevas inversiones en el sector militar porque las intervenciones militares, en la mayoría de los casos, no son una solución;
–  políticas para acoger e integrar a los migrantes, reactivando las políticas para el rescate en el mar, generalizando, así, una “ruta humanitaria” y la corresponsabilidad para estos objetivos por parte de todos los países de la Unión;
–  la supresión del ‘Proceso de Dublín’ para fortalecer la solidaridad entre todos los países;
–  en contraste con el neocolonialismo en África y en otros lugares, el apoyo para el desarrollo económico del Tercer Mundo, lo que reducirá la necesidad de la emigración de sus habitantes;
–  una aplicación rigurosa de los compromisos hechos en el COP21 en Paris sobre el clima;
Finalmente, la Red Europea Iglesia por la Libertad EN-RE se compromete e invita a las Iglesias
–  a una convivencia que respete la libertad de pensamiento, conciencia y religión, incluyendo la libertad de tener o no tener una religión o de cambiar de religión;
– a igualar los derechos y la no discriminación entre todas las personas, cualquiera que sea su grupo étnico u orientación sexual;
–  a la mutua independencia entre las instituciones públicas y religiosas y la neutralidad del Estado hacia las religiones y otras corrientes de pensamiento;
–  a una relación con la Unión Europea y el Consejo de Europa basada en la riqueza de su propia solidaridad y sensibilidad universalista, lejos de las intervenciones que no respetan la naturaleza secular de estas instituciones.
La Red Europea Iglesia por la Libertad participa en el sentimiento común de los católicos de base para otra Europa posible, como los buenos deseos del Manifiesto de  Pax Christi  Internacional  “La Europa que Queremos”.  La votación del 26 de mayo es un cumplimiento debido y  ha de ser una parte del compromiso general y permanente de cada cristiano para una Iglesia más basada en el Evangelio y para una sociedad más justa.
Mayo 19,  2019                          Red Europea Iglesia por la Libertad EN-RE

Las_esperanzas_y_propuestas_de_EN-RE[28319]

© 2012 Redes Cristianas Suffusion theme by Sayontan Sinha