Programa 33 Congreso

LA TEOLOGÍA DE LA LIBERACIÓN, HOY

XXXIII CONGRESO DE TEOLOGÍA:

Fecha de celebración: del 5 al 8 de septiembre

Lugar: Salón de Actos de la Sede Regional de Comisiones Obreras de Madrid

 

Queridas amigas, queridos amigos, de nuevo con vosotras y vosotros para presentaros el XXXIII Congreso de Teología, que este año ofrece novedades.

“La Teología de la liberación, hoy”. Aun cuando todos los Congresos de Teología se han movido en el horizonte de esta corriente teológica y han seguido su metodología y orientación, nunca la habíamos abordado como tema específico y monográfico. Y ya era hora de tratarlo de manera monográfica, precisamente cuando se oyen voces de que la Teología de la Liberación no goza de buena salud, incluso que ha muerto, y otros informes médicos similares, la mayoría procedentes de adversarios que confunden su deseo mortífero con la realidad, que es muy otra.

Este 33 Congreso quiere ser una reflexión colectiva sobre la Teología de la Liberación desde los nuevos desafíos a los que deben responder el cristianismo y la teología en el nuevo escenario cultural, religioso, político y económico. Y lo haremos con la guía de cualificados especialistas y testigos de los diferentes continentes que ofrecerán sus análisis y experiencias en clave intercontinental, intercultural e interreligioso. Será, sin duda, el Congreso con mayor presencia y representación de las diferentes teologías de la liberación del mundo: América Latina, Asia, África y Europa.

Abrirá el Congreso Juan Torres, catedrático de Economía de la Universidad de Sevilla, y uno de los más prestigiosos economistas con propuestas alternativas al neoliberalismo, que tan catastróficas consecuencias está en los sectores más vulnerables de la sociedad. Hablará sobre La situación económica y política en el mundo: problemas y desafíos globales. Sí, Hay alternativas, como demuestra en su libro del mismo título escrito con Alberto Garzón y Vicens Navarro. La voz de Juan Torres merece ser escuchada.

A la conferencia seguirán comunicaciones de tres experiencias de lucha contra las políticas actuales de recortes. Luis Chamarro, representante de la Plataforma de Afectados por las Hipotecas, pionera en la oposición a los desahucios, expondrá las líneas fundamentales de actuación de dicha plataforma, las reivindicaciones que hacen y la filosofía que la guía. Diego Cañamero, dirigente del Sindicato Andaluz de Trabajadores, ejemplo de tenacidad en la defensa de los derechos de los trabajadores del Campo y, recientemente, de acciones solidarias con los que viven las situaciones más dramáticas de la crisis, expondrá la filosofía que guía dicho Sindicato. La JOC hará un análisis crítico de la reforma laboral, en la línea del documento que firmó con la HOAC y que fue vetado por el arzobispo de Madrid.

A continuación dedicaremos una Mesa a los relatos de personas que expondrán diferentes testimonios de liberación vividos en América Latina. Pepa Raba y José Mª Concepción contarán su Convivencia con Père Casaldáliga. Pedro Serrano y Fernando Bermúdez hablarán de sus experiencias liberadoras en Honduras y Guatemala, respectivamente. Monseñor Raúl Vera, obispo de Saltillo (México) describirá su compromiso con los migrantes en la frontera con los Estados Unidos.

Al análisis de la situación y a las experiencias alternativas seguirá una reflexión ética centrada en la solidaridad y la justicia como valores morales a fomentar, especialmente en tempos de crisis. Correrá a cargo de Adela Cortina, catedrática de Ética de la  Universidad de Valencia y una de las principales referentes de la filosofía moral en España. El sugerente título de su conferencia es  Otro Mundo es Necesario: Justicia y solidaridad.

No queremos que la reflexión sobre la Teología de la liberación se mueva en el terreno de la abstracción, la extraterritorialidad y la intemporalidad. Por eso daremos la palabra a especialistas y testigos de los diferentes continentes La Teología de la liberación en Europa será abordada desde el feminismo, los derechos sociales y los derechos sexuales y reproductivos. La teóloga Teresa Toldy, investigadora de la Universidad de Coimbra, y una de las mejores especialistas europeas en teología feminista hablará de La teología feminista en Europa. Frida Harth miembro del movimiento Católicas por el Derecho a Decidir, hablará de los derechos sexuales y reproductivos. Juan José Tamayo, secretario general de la Asociación de Teólogos y Teólogas Juan XXIII, hablará de Otra teología es posible desde Europa. Esteban Beltrán, director de Amnistía Internacional (sección española) centrará su reflexión en la amenaza de que están siendo hoy objeto los derechos sociales.

Asia estar muy presente en el Congreso a través de la participación de Juan Masiá, profesor de la Universidad de Sophia de Tokyo y uno de los más prestigiosos especialistas mundiales en bioética, quien hablará del sugerente tema Buda y Jesús, caminos de liberación en un esfuerzo de aproximación de las tradiciones cristiana y budista por vía liberadora a través de sus fundadores Buda y Jesús de Nazaret, subrayando sus afinidades.

Como viene siendo costumbre en nuestros Congresos, también estará presente la voz de la teología africana de la liberación, esta vez representada por el teólogo camerunés Cyprien Melibi, uno de los mejores especialistas en el pensamiento teológico y sociológico de Jean Marc Ela. Hablará de la Teología de la liberación en África

El recorrido por las teologías de la liberación de los diferentes continentes se completa con la conferencia de monseñor Raúl Vera, obispo de la diócesis mexicana de Saltillo, una de las voces proféticas más interpelantes, críticas del críticas del Primer Mundo y más escuchadas desde América Latina en el mundo.  Hablará de la La Iglesia de los pobres.

Enriqueceremos las experiencias, los análisis y las reflexiones con otros lenguajes, como el Cuentacuentos a cargo de Ana Castellano, el Recital poético-musical, animado por el cantautor Domingo Pérez, y el celebrativo-eucarístico que coordinarán las Comunidades de base de Nuevas Palomeras y Corinto.

Este es el ofrecimiento que os hacemos para compartir cuatro días, del 5 al 8 de septiembre, como punto de partida para comenzar el curso con nuevas ideas, propuestas y sugerencias que tendremos ocasión de profundizar y llevar a la práctica a lo largo de 2013-2014.

Creemos que merece la pena participar. Estáis todas y todos invitados. Corred la voz. Os esperamos.

 

 

Interesante alternativa vacacional en Pontevedra.                                          

 Austeridad, Fraternidad y ocio/vida voluntariamente compartidas, sus claves.

Por Luis Ángel Aguilar Montero*

Más de 80 creyentes, pertenecientes a la iglesia de base española hemos celebrado durante 10 días las tradicionales “Vacaciones comunitarias CCP” que desde hace mas de 30 años venimos desarrollando por toda la geografía española y que en esta ocasión hemos podido disfrutarlas en una residencia universitaria situada en el mismo centro de Pontevedra,

Como ya es habitual mujeres y hombres de las comunidades cristianas populares de todo el estado español, de cristianos por el socialismo, de Vanguardia Obrera, de parroquias abiertas o de la coordinadora de creentes galegos, hemos llegado desde Madrid, Valencia, Sevilla, Toledo, Talavera, Albacete, Valladolid, Jaén, Linares, Murcia, Málaga, Pamplona, A Coruña, … Y justo es confesar que hemos pasado unos maravillosos días en los que -como siempre se pretende- se han hecho realidad esos principios fundacionales de: vivir todos junt@s, de una manera austera, aunando el ocio y el descanso, el compartir la Fe y la experiencia comunitaria o los diversos compromisos temporales, y, además, “estando Jesús en medio”.

Vivir el final de las fiestas patronales de Pontevedra, pasear por sus calles, rodear su ría, o probar sus manjares, orar juntos un ratito cada mañana, viajar al norte y al sur de las rías baixas, celebrar veladas literarias y festivas, danzar, hacer yoga o compartir tertulias y mesas redondas la mar de diversas, han configurado el contenido de unos días de descanso, nada habituales en nuestra sociedad que, lejos de las sesudas jornadas de trabajo, encuentros o congresos de teología, dejan un muy buen sabor entre la gente de la muy viva iglesia de base española que asiste año tras año.

Especialmente en esta edición, son dignos de destacar 4 actos en los que nos hemos acercado a la realidad gallega que es la que nos acogía este año.

El primero, sobre la memoria histórica  al vivir el 77 aniversario de la muerte de un buen hombre, nacionalista, católico y republicano gallego, para más señas, que hizo por su tierra natal mucho más que esos infaustos líderes gallegos, tan injustamente enaltecidos y que deberían estar en los peores penales y cárceles del olvido. Se llamaba Alexandre Bóveda y hoy tendría, si viviera, 110 años; pero la intolerancia, el envilecimiento y la sinrazón segó a sus 33 –a golpe de cobarde fusil- una vida generosa que como decimos, hizo tanto por el nacionalismo gallego, su independencia y su honor. En el cementerio de Pontevedra y en el paraje de A Caeira en Poio pudimos estar con quienes allí le recordaron.

El segundo, sobre la realidad social (desahucios, 15-M, preferentes, …) nos vino de la mano del conocido activista gallego Nicanor Acosta “el manifestante que está en todas las causas” según la prensa gallega y que encantado de volver a ser acogido por una Iglesia que no excluye y acoge la diversidad y el compromiso, nos acompañó 4 días de permanente encuentro, compartiendo su apuestas de vivir la radicalidad evangélica desde las causas de los últimos de la sociedad.

El tercero, sobre la nueva realidad política de la unión de las izquierdas que tanta esperanza ha despertado en este pueblo tradicionalmente gobernado por la derecha más rancia de este país y que de la mano de Yolanda Diaz, viceportavoz de la Alternativa Galega de Esquerda (AGE), nos contagió esa utopía que es hoy la unión de tanta gente indignada. Por eso, ante la situación de emergencia nacional que está suponiendo el paro, los desahucios y el hambre, unidos a la cuasi generalizada corrupción política del stablishment neoliberal, aquí en Galicia ya logró unir inicialmente e in-extremis, a 4 grupos políticos, que seguramente llegarán a ser más, con el objetivo de parar este secuestro de la democracia al que nos tienen sometidos los mercados y a quienes, obedeciéndolos, son capaces de ayudar a la banca y empobrecer al pueblo.

Finalmente, la realidad teológica tuvo un magnífico momento con la presencia de Andrés Torres Queiruga, profesor de Teología y de Filosofía de la Religión en la Universidad de Santiago uno de los mas valiosos representantes de la teología contemporánea de este país quien en su día fuera tan injustamente censurado por la jerarquía española sin la mínima seriedad teológica exigible y sin el más mínimo rigor, como él mismo reconoció. En una magnifica tertulia con las comunidades cristianas respondió a las cuestiones de actualidad que se le plantearon, entre las que no faltaron las referentes al Papa Francisco de quien destacó que está haciendo lo que debe para el objetivo que se ha propuesto y que no es otro que “reformar la curia”. Acertadamente a su juicio, Francisco está dejando las cuestiones dogmáticas para los teólogos y las reivindicaciones para nosotros,  creyentes y comunidades. Según Queiruga, el Papa no puede hacer todo lo que quisiéramos o él mismo deseara, pero, si tiene que gobernar la Iglesia y proponer un verdadero aggiornamiento, tiene que medir los tiempos, como cualquier buen gobernante. El mismo, empezó una cierta revolución desde el principio, predicando con el ejemplo, y por el momento, no debe entrar en cuestiones dogmáticas por trasnochadas que sean, para no echarse a media iglesia en contra. “La actitud de Francisco es una auténtica revolución, un vendaval de Espíritu renovador y su misión es renovar el estilo de convivencia y de gobierno”. Queiruga nos trasmitió la percepción de que este Papa “se está dedicando a cambiar el clima, pero las aplicaciones concretas ya vendrán después”

Con el gozo del disfrute común de esta alternativa al consumo vacacional desmedido (cada vez menor por la injusta y mal gestionada crisis) y con el unánime agradecimiento a la comunidad que organizó este año el evento, quienes perfectamente aunaron trabajo desinteresado, acogida fraterna y talante de servicio, dejamos pública constancia para el conocimiento –y ojalá que también el seguimiento- de quienes todo esto pueda interesar.

Pontevedra, 25 de agosto de 2013

(*) Luis Ángel Aguilar Montero es miembro de las CCP y de la coordinadora de RRCC.

 

¡No queremos una reforma de la curia a puerta cerrada!

Publicado el miércoles 14 de agosto de 2013

Comunicado del movimiento Somos Iglesia

12 de agosto de 2013

 

El papa Francisco comenzará la reforma de la curia con la primera reunión de los ocho cardenales en los primeros días de octubre de 2013. Es algo de la mayor importancia para el futuro de la Iglesia Católica Romana y no debe ocurrir a puerta cerrada sino de manera transparente y en diálogo abierto con las Iglesias locales.

El 14 de abril de 2013 el papa Francisco anunció que se iba a reformar la curia. Constituyó una comisión formada por ocho cardenales de todo el mundo. El papa espera que las primeras sugerencias de esta comisión le sean entregadas en mano a principios de octubre. Hasta el momento no se le ha asignado ninguna tarea  pontificia a esta comisión, tampoco ha habido comentarios de ninguno de los ocho cardenales.  Pero la reforma de la curia como primer paso de una reforma estructural de toda la Iglesia Católica Romana es tan importante que lo esencial debe ser discutido en público.

Ésta es la razón por la que el MOVIMIENTO INTERNACIONAL SOMOS IGLESIA plantea las preguntas siguientes ahora, antes de que tenga lugar la primera reunión a primeros de octubre de 2013:

  1. ¿Cuáles son los objetivos de la reforma que se va      a hacer, qué planteamientos hay detrás de ella y cuáles son las propuestas      concretas de los cardenales?
  2. ¿Han consultado con tiempo suficiente  los cardenales a las conferencias      episcopales y  a las organizaciones      laicales de sus países y continentes?
  3. ¿Qué actuaciones va a haber para hacer frente a      los escándalos habidos a nivel mundial sobre abusos y encubrimientos?

Nombrar un comité asesor internacional es un paso importante para que la Iglesia tenga un liderazgo más cooperativo y participativo, dadas las muchas y serias crisis (Vatileaks, Banca vaticana, Sociedad de San Pío X, falta de cooperación etc.)  y las decisiones equivocadas de los líderes de la Iglesia. Pero deben darse más pasos. La curia romana ha ido consolidando un poder absoluto ¡en los últimos siglos!

 

Es importante que la reforma (muy necesaria) no solo aumente la eficacia de la curia sino que potencie el espíritu de transparencia, de manera que la pluralidad colegiada y las estructuras democráticas en la Iglesia institucional tengan la posibilidad de desarrollarse (es decir, “separación de poderes”: independencia de lo legislativo, lo ejecutivo y lo judicial). Las mujeres, que representan más de la mitad de los católicos, apenas están representadas o participan en la toma de decisiones. Nuevas estructuras de comunicación y liderazgo tienen que desarrollarse.  Estas nuevas estructuras deberían corresponder a las demandas del Evangelio y a los requerimientos de una red mundial de comunidades de católicos con realidades culturales diversas. Hay que preguntarse cómo un lobby de homosexuales puede haberse establecido en el Vaticano, como ha dicho el papa Francisco, y qué medidas se van a tomar para evitar en el futuro esas acciones de lobbys. La pregunta por qué existen el en Vaticano esos u otros grupos de presión debe tener respuesta.

 

El mismo papa Francisco se ha referido al “vino nuevo en odres viejos” y a la tradición de la Iglesia que permite la renovación de la teología y de la estructura por medio del diálogo con personas de distintas culturas (véase la homilía del papa del 6 de julio de 2013). Ésta es la razón por la cual se espera que tome decisiones fundamentales durante su pontificado. Ellas llevarían al abandono de principios y doctrinas obsoletas para garantizar el bienestar futuro de la Iglesia Católica. Una comisión de expertos en historia de la iglesia, en teología sistemática  y exégesis debe ser convocada cuanto antes para ocuparse de cuestiones dogmáticas.

 

Con el debido respeto a la tradición y a la continuidad, una cultura y estructura fundamentalmente nuevas deben desarrollarse, y el proceso tendría que caracterizarse por el diálogo, la comunión, la reforma y la apertura- según el Concilio Vaticano II (1962-65), que aún proporciona líneas de actuación válidas y  apreciadas. Para el Vaticano esto significa más comunicación en lugar de control, más espiritualidad y apertura de mente en lugar de sanciones.

 

El Movimiento Somos Iglesia cree que las decisiones clave deben ser sobre:

  1. Descentralización de la toma de decisiones en la      Iglesia y que se concedan más derechos y responsabilidades a las iglesias      locales.
  2. Representación en Roma de todas las Iglesias del      mundo.
  3. Emancipación de las mujeres a todos los niveles.
  4. Responsabilidad colegiada y el abandono de      estructuras absolutistas y monárquicas.
  5. La implementación de los derechos humanos en la      Iglesia.
  6. Un código de conducta que incluya la      responsabilidad  de los líderes de      la Iglesia ante el Pueblo de Dios.

 

 

Varios grupos afines a Redes Cristianas en Estados Unidos han iniciado recientemente una campaña de recogida de firmas para apoyar una carta al papa Francisco. En ella se le insta a que pida a las iglesias locales que elijan a sus propios obispos. La versión en castellano de la página web que han creado es:

 

www.IglesiaCatolicaReforma.com

y en ella se puede firmar además de que se puede encontrar una serie de textos que fundamentan y explican la campaña. Todo ello en la línea de que cada vez sea más realidad una Iglesia participativa y democrática.

 

COMUNIDADES CRISTIANAS POPULARES DE ANDALUCÍA

CARTA ABIERTA AL PAPA FRANCISCO

          Querido y admirado hermano Francisco:

Hemos leído con mucho interés la entrevista que tuvo Vd. con los periodistas en el avión a la vuelta de su viaje a Brasil. Hemos comprobado con alegría, una vez más, su sencillez, su cercanía, su sinceridad, su sentido del humor y, por qué no decirlo, su bondad. Esta hermosa experiencia nos anima de nuevo a seguir buscando en nuestras  vidas la fidelidad al evangelio de Jesús, tema del que Vd. habla con tanta frecuencia.

En esa entrevista utiliza Vd. una expresión que ha dado pie a esta carta abierta. Dice Vd.: “A mí me gusta cuando una persona me dice: ‘Yo no estoy de acuerdo’”. Pues bien, con todo respeto y confianza le manifestamos nuestro desacuerdo en el tema del sacerdocio de la mujer. No aspiramos a que la mujer sea “más importante que los obispos y los curas en la Iglesia”, como Vd. afirma. No. Reivindicamos sencillamente la igualdad efectiva de todos los miembros de la Iglesia a la hora de asumir servicios y responsabilidades eclesiales.

Nos sentimos avergonzados de que las religiones monoteístas mantengan todavía su carácter tan marcadamente patriarcal y que sigan practicando una resistencia tan tozuda a la efectiva igualdad de derechos entre varones y mujeres dentro de su propia organización. Pensamos que las religiones pueden y deben dar un paso de gigante en esta materia, como aportación valiosa para un cambio de estructuras en toda la comunidad humana. Así han tenido la valentía de iniciarlo algunas confesiones cristianas.

En esta línea, no podemos ni imaginar que una hipotética práctica de Jesús de Nazaret pueda esgrimirse como excusa o justificante contra el derecho humano a la igualdad entre todas las personas.

Finalmente, seguimos soñando y esperando en que este paso sea el comienzo de otros profundos cambios estructurales que necesita urgentemente nuestra Iglesia.

Con todo respeto y cariño

COMUNIDADES CRISTIANAS POPULARES DE ANDALUCÍA – ESPAÑA

 Andalucía, 5 de agosto de 2013

 

 
catolicas por el derecho a decidirJornada Mundial de la Juventud – CARTA AL PAPA FRANCISCO
Posted: 23 Jul 2013 01:34 PM PDT
23 de julio de 2013
Jornada Mundial de la Juventud
Carta al Papa Francisco
¡La juventud católica de Latinoamérica le habla!
Papa Francisco, saludamos su venida a nuestra América Latina en el marco de la Jornada Mundial de la Juventud; sin lugar a dudas desde su llegada al Papado, se han dado importantes reformas, cambios y renuncias que vislumbran transformaciones al interior del Vaticano. Como Jóvenes de la Red Latinoamericana de Católicas por el Derecho a Decidir aprovechamos esta oportunidad para expresarle algunas preocupaciones, propuestas de cambio y renuncias que consideramos necesarias para la construcción de una Iglesia verdaderamente incluyente, respetuosa y garante de la justicia social, el amor y el evangelio de Jesús.
Lo recibe una región que sufre la vulneración sistemática a los derechos humanos, expresada a través de las desigualdades, pobreza, desempleo, violencia, trata de mujeres, migración, discriminación, narcotráfico, inseguridad, entre otras problemáticas. Pese a la grave situación, América Latina vive tiempos de cambios, que son el resultado de las luchas de diversos movimientos que buscan las condiciones para garantizar una vida digna.
Vemos su presencia en esta región como una oportunidad de mirar hacia la juventud y realmente esperamos que nuestras exigencias y necesidades sean escuchadas, ya que no queremos seguir sintiendo lejana y ausente a la jerarquía católica, por el contrario, queremos que nos acompañe, nos guie, nos apoye, respete nuestras decisiones y sea cercana a nuestras realidades y contextos.
Las juventudes católicas queremos una Iglesia que:
·      Renuncie a mantener sus posturas condenatorias respecto a la sexualidad sin fines reproductivos, ya que éstas no están acordes a nuestras realidades, vulneran, niegan, cercenan y nos arrojan a un abismo de incertidumbres, silencios, preguntas sin respuestas, enfermedades e infinidad de riesgos.
·      Defienda la primacía de la conciencia y que reconozca nuestra capacidad y autonomía para tomar decisiones morales, plenas y seguras sobre nuestros cuerpos, nuestra sexualidad y nuestra reproducción.
·      Cambie su radical postura respecto al uso del condón, ya que nos genera daños irreparables, nos coloca en situaciones de vulnerabilidad a infecciones de transmisión sexual, incluyendo el VIH/sida, nos quita la posibilidad de seguir construyendo nuestro plan de vida y nos expone a embarazos no deseados que resultan muchas veces en abortos clandestinos e inseguros.
·      Respete a los y las jóvenes que deciden utilizar métodos anticonceptivos, como símbolo de una sexualidad segura y protegida.
·      Respete a las mujeres y los hombres jóvenes que han optado por vivir su sexualidad o por decidir interrumpir un embarazo.
·      Respete la autonomía y soberanía de los Estados a la hora de legislar y tomar decisiones que se vean derivadas en toda la ciudadanía.
·      No interfiera en las conferencias y espacios en los que se debaten los derechos de la población mundial.
·      Recupere la propuesta ética del cristianismo católico que tiene como principio la no-discriminación de todo ser humano, ya que las mujeres y los hombres somos iguales en esta comunidad.[i]
·      Retome las raíces cristianas, le apueste a la justicia social, al diálogo, a la dignidad humana, a la solidaridad y al respeto por la diversidad.
Papa Francisco, hoy le habla una juventud católica que es y se reconoce diversa, plural, multicultural, que ama a la Iglesia católica, pero que inconforme con muchas de las posturas de su jerarquía, se niega a seguir invisibilizada, negada y silenciada.
Queremos que la jerarquía católica nos incluya, nos escuche y nos permita seguir construyendo nuestra Iglesia. Y finalmente, lo invitamos a “pasar a la historia” por ser un Papa reflexivo, solidario, comprometido, cercano a las realidades de las y los jóvenes, incluyente y respetuoso de las diferencias, la diversidad y las libertades de todas y todos.
Jóvenes de la Red Latinoamericana de Católicas por el Derecho a Decidir
Argentina – Bolivia – Brasil – Chile – Colombia – El Salvador – México – Nicaragua – Paraguay – Perú – Ecuador – España
 

Varios grupos afines a Redes Cristianas en Estados Unidos han iniciado recientemente una campaña de recogida de firmas para apoyar una carta al papa Francisco. En ella se le insta a que pida a las iglesias locales que elijan a sus propios obispos. La versión en castellano de la página web que han creado es:

 

www.IglesiaCatolicaReforma.com

y en ella se puede firmar además de que se puede encontrar una serie de textos que fundamentan y explican la campaña. Todo ello en la línea de que cada vez sea más realidad una Iglesia participativa y democrática.

 

Escrito de Comunidad STA

FOTOS

DENUNCIA Pública

El grupo que en nuestra comunidad gestiona el apoyo a  miembros de comunidades campesinas desplazadas por la violencia  en Colombia, ha recibido la noticia de la desaparición, desde el  pasado 6 de junio, de los padres de una compañera colombiana, refugiada política en España.
Desde nuestra comunidad (que forma parte de la Comisión Ética de la Verdad de Colombia) se he enviado la carta que os adjuntamos a diversas organizaciones y autoridades venezolanas, pidiendo que se investiguen dichas desapariciones.
Os rogamos que desde Cristianos y Cristianas de Base de  Madrid, enviéis, si os parece oportuno, un escrito similar. Y,  si también os parece oportuno, pidáis a los miembros de la organización que envíen escritos a título particular. Muchas gracias.
Un abrazo,
PS: Os adjuntamos también el escrito de denuncia pública y las  fotos de los desaparecidos.
      Comunidad Sto. Tomás de Aquino www.comunidadsta.org

Los archivos que se mencionan aparecen al principio de este texto

 

Manuela Rute es una vecina transexual de Íllora (Granada), respetada por sus vecinos después de años de adaptación y muy creyente. Manuela siempre ha ayudado activamente en el grupo parroquial de su municipio, y su mayor ilusión durante los últimos meses era dar un paso más en su fe recibiendo la Confirmación. Pero a causa de su condición sexual la Iglesia se niega a concederle este sacramento.

 

Ahora Manuela está muy dolida: ha pasado de vivir su fe con alegría y de sentirse integrada en su comunidad a ser rechazada por ser quien es.

 

El Sr. arzobispo de Granada y el párroco de Íllora no tienen potestad para prohibir que a una fiel cristiana como Manuela se le administre el sacramento de la Confirmación por el hecho de ser transexual. Según el canon 843 del vigente Código de Derecho Canónico, “Los ministros sagrados no pueden negar los sacramentos a quienes los piden de modo oportuno, están bien dispuestos y no les está prohibido por el derecho recibirlos”.

 

En los Evangelios Jesús aparece continuamente ofreciendo amor incondicional, respeto y acogida a todas las personas, y especialmente a los más débiles, pobres y necesitados de cariño y comprensión. Hoy, la autoridad eclesiástica hace todo lo contrario de lo que haría Jesús: condena y margina a una mujer que se ha ganado el respeto y la comprensión de sí misma y de la sociedad.

 

Desde nuestra fidelidad al Evangelio nos sentimos obligados a denunciar situaciones como esta que atentan despiadadamente contra los Derechos Humanos, contra la Caridad Cristiana y contra el mismo Evangelio. Por eso te pedimos que firmes esta petición, y nos ayudes a conseguir que el Arzobispo de Granada conceda el sacramento de la confirmación a Manuela.

Para:
Javier Martínez Fernández, Arzobispo de Granada
Que Manuela Rute tenga derecho a recibir la CONFIRMACIÓN,

Atentamente,
[Tu nombre]

 

 

Será el lunes 8 de julio a las 19:30 en el centro pastoral San Carlos Borromeo, c/ Peironcely, 2, Madrid

 

Los detalles pueden verse en

http://www.felgtb.org/temas/asuntos-religiosos/noticias/i/3495/341/teresa-forcades-ofrecera-en-madrid-una-charla-dirigida-al-colectivo-lgtb

 

UTOPÍA Nº 86. Junio 2013

Sí que hay otras alternativas: Desde la ética

Editorial. Frente a las políticas de austeridad que se están imponiendo desde la “buena dirección” y las justificaciones en que se apoyan, Utopía sigue apostando por “otras salidas  alternativas” menos traumáticas y  más estimulantes. En esta ocasión lo hacemos “desde la ética” y, más en concreto, desde esa confianza existencial, consecuencia de la verdad básica que necesita  cualquier proyecto humano colectivo para existir.

Ya no vale aquello de que “una mentira repetida acaba convirtiéndose en verdad”. No se puede pedir peras al olmo: un aeropuerto sin aviones, una estación del AVE en campo abierto, la especulación del suelo o la corrupción empresarial y política seguirán siendo verdaderas mentiras, aunque demagógicamente se las quiera vender como de utilidad pública. Nos gustaría contar con la fina ironía de Voltaire en Cándido para denunciar este engaño ante las víctimas de nuestro tiempo. Porque tampoco hoy es verdad, como cínicamente pretende demostrar el Dr. Pangloss ante el protagonista de la novela,  que lo que se ha hecho o se está  haciendo es lo mejor que podría hacerse para bien de la comunidad general, por más que “todo se hace para bien en el mejor de los mundos”. Estamos convencidos de que hay otros modos más éticos de hacer las cosas: sin trampa, nepotismo ni soborno, contando con la complicidad, confianza y la participación ciudadana. Esta forma de proceder contribuye más directamente y mejor al bienestar común.

Tampoco nos conmueve ya el supuesto heroísmo oculto de aquellos salvadores de la patria que “no hacen lo que prometen, porque hacen lo que tienen que hacer”. Y lo que tienen que hacer lo saben solo ellos y quienes, como la inefable Troika, les marcan el camino a seguir. Nos indigna este tipo de “confesiones” que pretende ocultar el fracaso propio cargando las consecuencias sobre la sufrida espalda de la ciudadanía.

La verdad siempre resultará una flor frágil ante el poderoso azote de ese vendaval que no tiene escrúpulos en acudir al engaño para afirmar su poder. Engaño cuya perversión alcanza su cenit cuando  llega a consagrar la mentira como principio de acción política, de la propaganda comercial o del medio de comunicación de masas.  Todo obedece,  como en el apologismo político del Dr. Pangloss,  al mismo propósito: a justificar y encubrir los verdaderos e insaciables intereses de los señores que dominan los poderes fácticos.

Hoy como ayer sigue siendo de rabiosa  actualidad la Fabula de la Colmena del médico holandés Bernard Mandeville (s. XVIII). Por más mistificaciones que se quieran hacer, los zánganos de entonces como los de ahora siguen siendo vividores y parásitos en la colmena humana. Pues está suficientemente probado que sus vicios privados no causan bienestar en lo social y público,  sino dolor y tortura en la comunidad humana, principalmente en su sección más excluida y desprotegida.

Frente al determinismo panglossiano, conformista, falto de ética y  mentiroso que, desde la política oficial, está encubriendo el individualismo y la corrupción, la frivolidad y el consumismo, Utopía apuesta por el arraigo en otros valores alternativos que,  como la confianza existencial humana, surgen desde la verdad de una vida justa, solidaria y responsable.

 

 

La Red de Intelectuales y Artistas en Defensa de la Humanidad manifiesta  su  indignación ante el atentado criminal perpetrado en la tarde de este martes 3  de julio contra el Presidente boliviano Evo Morales Ayma, de parte del gobierno  de los Estados Unidos y con la clara complicidad de varios  estados europeos.

La negación de pasar por espacio aéreo o de hacer uso del  derecho de un  repostaje técnico del avión FAB-001 del Presidente del Estado  Plurinacional de  Bolivia por algunos países europeos, no solo es una ofensa  contra el primer  presidente indígena de América Latina, sino contra el proceso de         integración y  construcción de la Patria Grande que está recuperando su  soberanía y dejando  atrás su condición de “patio trasero” de los Estados Unidos.

Bolivia, en la figura de Evo Morales, un campesino cocalero que  enfrentó a la DEA en su etapa como sindicalista, y que expulsó al embajador de  Estados Unidos  y a USAID en su condición de Presidente, es el claro ejemplo de cómo se pueden  construir procesos de cambio en favor de las mayorías populares desde  posiciones claramente anticoloniales y antiimperialistas.

La cobarde y criminal agresión contra Evo Morales es una señal  de amenaza de lo  dispuesto que está el imperialismo para acabar con los  presidentes y pueblos  dignos de América Latina, para destruir la dignidad y soberanía  recuperadas y  para volverse a apropiar de nuestros recursos naturales.

Llamamos a los pueblos y gobiernos de América Latina, pero  también a los  pueblos de Europa que sufren la embestida de sus elites  políticas y económicas,  a denunciar y condenar esta actitud neocolonial de España, Francia, Portugal e  Italia, colonias de una potencia decadente.

Ya no es tiempo de imperios ni colonias, es tiempo de pueblos y dignidad!
COMITÉ OSCAR ROMERO DE MADRID
 

Rueda de Prensa

REFLEXIONES Y TOMA DE POSTURA EN TORNO AL VATICANO II

CUANDO SE CUMPLEN CINCUENTA AÑOS DE SU INAUGURACIÓN

 

Medio siglo después del comienzo del Concilio Vaticano II, transcurridos más de tres meses desde que la diócesis de Roma tiene un nuevo obispo y en vísperas del nombramiento en nuestra diócesis del sucesor de don Antonio María Rouco, los miembros del Foro “Curas de Madrid” hemos elaborado un importante documento a cuya presentación te invitamos.

Defendemos abiertamente que el espíritu de aggiornamento impulsado por el “papa bueno”c Juan XXIII,  presente en gran parte de los documentos conciliares y frenado por Juan Pablo II y Benedicto XVI, debe ser urgentemente retomado por la Iglesia de hoy, al menos en los tres escenarios que  señalamos a continuación.

1. En primer lugar en el relativo al mensaje que la Iglesia anuncia y al modo cómo lo hace. Creemos que ha de hacerlo con mayor humildad intelectual, despojándolo de aquello que lo aleja de lo que fue el espíritu cristiano al comienzo de la historia de la Iglesia y de lo que no puede ser sostenido como cierto y conveniente a la luz del saber que las diferentes ciencias han acumulado en los últimos siglos. Como fruto de este proceso, debería ser mucho más breve, articulado en torno a la fe en Jesús y a la fe de Jesús, y orientado a conseguir que las personas caminen por la vida con serena esperanza, con alegría y libertad moral, uniendo a esto el respeto a la dignidad de todas las personas y la ayuda a las más desfavorecidas, luchando para que desaparezcan o se aminoren las causas que les hacen sufrir.

2. En segundo lugar en el que tiene que ver con la propia organización y funcionamiento de la Iglesia. Pensamos que el abandono masivo de las nuevas generaciones y la pérdida de relevancia social de la Iglesia de hoy no se explica solo desde fuera como efectos de la secularización y la presencia de un laicismo agresivo o el relativismo moral consecuente. Como ya reconoció en su día  el Vaticano II,  existen poderosas  causas internas que, con la inesperada llegada del papa Francisco, es urgente abordar como:

–          El abandono del patriarcalismo que causa una grave división en el cuerpo social de la Iglesia (entre hombres y mujeres, clérigos y laicos) y que está  condicionando y vetando muchas de sus funciones en razón del sexo, la opción por el celibato o el matrimonio y la proclamación pública de la homosexualidad.

–          El nuevo estatuto del papado que, sobre su actual función jurídica y política, llegue a recuperar su dimensión simbólica de unión en la Iglesia. Entre otras cosas, esta recuperación  conlleva la renuncia a la jefatura del Estado Vaticano y la supresión de las 175 nunciaturas o embajadas que lo asimilan a los más poderosos Jefes de Estado en el mundo.

–          Necesita la iglesia volver al espíritu del Evangelio en el ejercicio de la autoridad: contando con la sinodalidad de las iglesias locales y la corresponsabilidad de los obispos, elegidos directamente por las comunidades. Y es urgente la renovación radical de la Curia romana desde el IOR y el estamento cardenalicio hasta la Congregación para la Doctrina de la Fe.

3. En tercer lugar en el relativo al modo de actuar la Iglesia en la sociedad. Pensamos que hoy no puede seguir practicando hacia fuera de sí misma esos silencios políticamente calculados ni manteniendo su complicidad con un sistema y unas políticas  que desertizan la tierra y condenan a la muerte prematura a la mayoría de sus habitantes. En este sentido apostamos

–          Por una economía al servicio de las personas: El papa Francisco habla del “fetichismo despiadado del dinero, de la dictadura de una economía sin objetivos humanos… ¡El dinero debe servir y no gobernar!”. La Iglesia no puede reducirse a una labor asistencial; ha de luchar por unas estructuras económicas en que todos los ciudadanos puedan vivir con dignidad.

–          Por una democracia real: que se concretará en derechos políticos, sociales y económicos para todos. El gobierno de los ciudadanos frente a la dictadura de las entidades financieras. Los derechos humanos son la forma como Dios quiere que se realicen sus derechos divinos.

–          Por una sociedad intercultural: Con nuestros hermanas y hermanos inmigrantes, con y sin papeles, de todas las culturas y religiones, queremos construir esta sociedad e Iglesia del siglo XXI en condiciones de igualdad.

–          Por una sociedad laica: Creemos llegado el momento de una separación efectiva entre la Iglesia y el Estado, renunciando a las plataformas del poder político o económico para evangelizar.

 Miércoles 3 de julio, 11 de la mañana.

Centro Evangelio y Liberación

C/ Fernández de los Ríos, 2, 6º

Madrid

Teléfono de contacto (Evaristo Villar): 696325315

 

Programa 33 Congreso

33 CONGRESO DE TEOLOGÍA

 

LA TEOLOGÍA DE LA LIBERACIÓN, HOY

 

Queridas amigas, queridos amigos, de nuevo con vosotros para presentaros el 33 Congreso de Teología, que este año ofrece novedades.

Aun cuando todos los Congresos de Teología se han movido en el horizonte de la Teología de la Liberación y han seguido su metodología y orientación, nunca la habíamos abordado como tema específico y monográfico. Respondiendo a numerosos participantes en el Congreso anterior, hemos programado este en torno a

La Teología de la Liberación, hoy, que quiere ser una reflexión colectiva sobre dicha corriente teológica, desde los nuevos desafíos a los que debe responder la teología en el nuevo escenario cultural, religioso, político y económico. Y lo haremos con la guía de cualificados especialistas y testigos de los diferentes continentes que ofrecerán sus análisis y experiencias en clave intercontinental, intercultural e interreligioso. Será, sin duda, el Congreso con mayor presencia y representación de las diferentes teologías de la liberación del mundo: América Latina, Asia, África y Europa.

Abrirá el Congreso Juan Torres, catedrático de Economía de la Universidad de Sevilla, y uno de los más prestigiosos economistas, con propuestas alternativas al neoliberalismo, que tan catastróficas consecuencias está causando en los sectores más vulnerables de la sociedad. Hablará sobre

La situación económica y política en el mundo: problemas y desafíos globales. Es una voz que merece ser escuchada. A la conferencia seguirán comunicaciones de tres experiencias de lucha contra las políticas actuales de recortes. Luis Chamarro, representante de la Plataforma de Afectados por las Hipotecas, pioneros en la oposición a los desahucios, expondrá las líneas fundamentales de actuación de dicha plataforma. Diego Cañamero, dirigente del Sindicato Andaluz de Trabajadores, ejemplo de tenacidad en la defensa de los derechos de los trabajadores del campo y, recientemente, de acciones solidarias con los que viven las situaciones más dramáticas de la crisis, expondrá la filosofía que guía dicho sindicato. María Pérez, de la JOC, hará un análisis crítico de la reforma laboral, en la línea del documento que firmó con la HOAC y que fue vetado por el arzobispo de Madrid.

Dedicaremos una Mesa a diferentes testimonios de liberación vividos en América Latina. Pepa Raba y José Mª Concepción contarán su

Convivencia con Père Casaldáliga. Pedro Serrano y Fernando Bermúdez hablarán de sus experiencias liberadoras en Honduras y Guatemala, respectivamente. Monseñor Raúl Vera, obispo de Saltillo (México) describirá su compromiso con los migrantes en la frontera con los Estados Unidos.

Al análisis de la situación y a las experiencias alternativas seguirá una reflexión ética centrada en la solidaridad y la justicia como valores morales a fomentar, especialmente en tiempos de crisis. Estará a cargo de Adela Cortina, catedrática de Ética de la Universidad de Valencia y una de las principales referentes de la filosofía moral en España. El sugerente título de su conferencia es

 

Otro mundo es necesario: justicia y solidaridad.

 

 
Teresa Forcades,  médica, teóloga y monja benedictina, ha aceptado nuestra invitación para un acto dedicado a público principalmente LGTB (heteros bienvenidas y bienvenidos).
“Orientación Sexual, Identidad de Género e Imagen de Dios”.
Cuándo: Próximo 8 de julio – 19:30 
Dónde: San Carlos Borromeo – Parroquia de Entrevías, C/ Peironcely, 2 (28053 MADRID).
Entrada gratuita hasta completar aforo.
Se recogerá un donativo voluntario para la congregación de Teresa Forcades y para el Centro Pastoral San Carlos Borromeo.
Gracias por seguirnos. Esperamos puedas asistir a este acto.
 

DOCUMENTO FINAL DE CURSO.

REFLEXIÓN ANTE EL 50 ANIVERSARIO

DEL CONCILIO VATICANO II

 

 

 

El deseo de una Iglesia distinta vivía en el corazón de muchos, ya entonces, en entorno a los años 60. El Espíritu cultivaba anheladas esperanzas de renovación. La convocatoria del Concilio Vaticano II supuso una eclosión de optimismo: al fin se iniciarían las tan necesarias reformas. Una vez terminada la magna asamblea, los nuevos textos conciliares, aunque a veces ambiguos o contradictorios, nos dieron pie a pensar en un renacimiento  de la Iglesia.

 

Efectivamente, hubo un tiempo de ilusión. Con la celebración del Concilio Vaticano II, creíamos que nuestras esperanzas iban a hacerse realidad, que era posible otra Iglesia, progresivamente desclericalizada, donde los laicos asumieran en igualdad con el clero su papel protagonista dentro de ella, donde las mujeres, cuya presencia en las comunidades superaba con creces a la de los hombres, iban a ser respetadas como tales y valoradas sin ningún tipo de prejuicio, dándoles la posibilidad de ir integrándose en los distintos organismos eclesiásticos de decisión, de reflexión teológica, de pastoral, igual que en los diversos ministerios de la Iglesia. Creíamos posible una nueva concepción de la sexualidad, un celibato opcional, separaciones matrimoniales abiertas a un nuevo matrimonio, y algunos, en este caso menos, un sacerdocio ministerial para un determinado tiempo, que podía ser renovado, sacerdotes escogidos por el pueblo, que podían ser hombres o mujeres, casados(as) o solteros(as). Creíamos en una renovación litúrgica que nos llevaría a celebraciones sencillas, desapareciendo de ellas todo boato, abiertas a una creatividad responsable, sin el corsé de las férreas rúbricas. Creíamos que llegaríamos a una valoración positiva de todas las religiones como distintos caminos de manifestación de un Dios único. Creíamos que con el Concilio llegaría, aquí en nuestro país, la desaparición de la mentalidad y comportamientos del nacional-catolicismo, que parecía era también la máxima aspiración de algunas jerarquías católicas en otras partes del mundo, lo que llevó a muchos obispos a apoyar, directa o indirectamente, las dictaduras que había en sus países, tal como sucedió en algunos lugares de Latinoamérica. Creíamos que, ya por fin y de verdad, en la Iglesia todos seríamos iguales, que desaparecería el carrerismo eclesiástico y todas las dignidades, títulos y cualesquiera otra “condecoración”. Pero ya entrados los años 80 éramos conscientes de que la Iglesia-institución iniciaba una marcha hacia atrás, nuestras esperanzas se iban truncando y nuestro optimismo se esfumaba poco a poco con el paso del tiempo.

 

En los primeros momentos posconciliares empezábamos a constatar cambios importantes: veíamos un nuevo  estilo de gobierno en las jerarquías católicas, parecía que iba a ser posible una participación en la “gestión” de la Iglesia en todos los niveles: parroquial, diocesano, nacional y mundial. Creíamos posible iniciar el camino de una auténtica “democratización” intraeclesial. Lo hicimos algunos en nuestras parroquias a través de los Consejos Parroquiales, cuya realidad superaba la nomenclatura dada, al darles carácter decisorio real. Creíamos que se iniciaba una verdadera renovación cuando nos convocaron para elegir a nuestros arciprestes y vicarios territoriales, que luego nombraba el obispo. Se crearon también organismos diocesanos de participación en la gestión económica, pastoral… Pero cuando se les quiso dar una entidad jurídica, -ya el tiempo iba pasando y surgían otros vientos-, se vio el valor que desde las últimas instancias se les concedía a todos estos organismos de gestión: serían “meramente consultivos”. La última palabra, la decisión, quedaba en manos del párroco, del obispo o del Papa. Y  cuando apareció el nuevo Código de Derecho Canónico, éste consagró el existente monarquismo absolutista clerical.

 

Muchos pensábamos que las Conferencias Episcopales y los Sínodos de Obispos asumirían las necesarias funciones para que pudiese ir desapareciendo el poder concentrado en los distintos Dicasterios del Vaticano. Pero sucedió más bien lo contrario. Los Sínodos serían meramente consultivos y siempre bajo la tutela del Vaticano. Las Conferencias Episcopales nacionales quedaron prácticamente en nada. La colegialidad, tan defendida en el Concilio, no se le daba contenido alguno. Pero, al contrario, aumentaron en importancia los organismos romanos, que, actuando en nombre del Papa, “monarca” absoluto,  eran los que gestionaban el poder legislativo, ejecutivo y judicial en la Iglesia.

 

En aquellos años, cuando algunos comenzábamos a andar, tanteando, con incertidumbre, todavía con algo de miedo, por el camino de la libertad, superando aquellos parámetros, a veces totalmente irracionales, de los “pecados mortales”, o de lo que era lícito o válido; cuando muchos comenzábamos a ser capaces de romper el corsé del ritualismo sacramental para hacer liturgias más vivas y cercanas al pueblo…; cuando muchos quisieron ser de verdad clero “secular”, prescindiendo de las ropas talares, incorporándose a trabajos civiles…, -proceso en el que tomaron parte también algunos religiosos y religiosas que salieron de sus conventos para trabajar “en el mundo”-,  nos parecía que estábamos comenzando nuevos tiempos de luz evangélica en la Iglesia. El brillo de aquella luz se fue apagando poco a poco, quizás más que nada por falta de oxígeno bajo la cúpula romana al irse cerrando las puertas y ventanas que se habían abierto con el Concilio. Quizás por eso aquel fuego no se propagó o quedó ahogado.

 

También creíamos que se iniciaría una nueva presentación de los contenidos de la fe católica, teniendo en  cuenta los avances de las ciencias humanas y bíblicas, que obligaban a revisar creencias que se consideraron verdades inalterables: el modo de entender al Dios Creador, el origen de la materia, de la vida y del hombre, el pecado original… Era imprescindible armonizar el contenido esencial del mensaje cristiano con la razón moderna. Creíamos que se iniciaría una des-ideologización de la “doctrina cristiana”, para purificarla de todas las adherencias filosóficas antiguas, de los ropajes ideológicos de los que se fue revistiendo al paso del tiempo, y llegar así al conocimiento del cristianismo más originario para presentarlo de modo sencillo y comprensible al mundo de hoy. La aparición del Catecismo de la Iglesia Católica (1992-1997) nos hizo ver nuestra ingenuidad al respecto. Sus contenidos bien poco se distinguían, tanto en la forma como en el fondo, de lo que se enseñaba en la Iglesia en los años anteriores al Concilio.

 

Por otra parte, dado el contexto democrático de las sociedades occidentales y los nuevos aires conciliares, creíamos que se cambiaría el modo de concebir la autoridad en la Iglesia. ¿Se puede entender que absolutamente todo dependa en nuestra Iglesia de una sola persona? ¿Se puede entender el modo de elegir al Papa, a los obispos y a los párrocos? Hay que arbitrar alguna manera para dar una amplia participación en su elección a aquellos que van a recibir el servicio de esos ministerios. Igual que el teocentrismo filosófico-teológico ha quedado anticuado, así también la concepción teocrática de la autoridad.

 

Según transcurría el pontificado de Juan Pablo II, iban poco a poco desapareciendo todas  las esperanzas renovadoras. Las poderosas fuerzas conservadoras de la Iglesia fueron ocupando casi todos los organismos eclesiásticos: Dicasterios, nunciaturas, sedes diocesanas, presidencias de las Conferencias Episcopales… El equilibrio, mal conseguido como se vio luego, en los textos del concilio quedó roto en la práctica al paso del tiempo. Poco a poco se fueron poniendo en marcha desde Roma unas directrices que, con la ayuda de la mayoría de los obispos, nos condujeron a la situación actual de control no sólo de los comportamientos sino también de las ideas, condicionando la libertad de pensamiento, de investigación…, hasta el punto de que aquellos que en sus estudios analizan, insinúan o proponen nuevas ideas distintas del exigido pensamiento único católico, son separados irremediablemente de sus cátedras, si son enseñantes; o les niegan sus editoriales, si pretenden escribir un libro o publicar una revista; o sus edificios, si alguien quieren impartir en ellos una conferencia… Se condena, se rechaza o se arrincona la teología de la liberación, cuyo fruto innegable fue el compromiso ejemplar al que condujo a muchos cristianos (laicos, religiosos, curas), que se empeñaron en conseguir un mundo mejor, a veces a costa de su propia vida. Habíamos entrado en el invierno eclesial, según palabras de K. Rahner en 1983.

 

Nosotros, cristianos que queremos mantener viva nuestra fe en Jesucristo, que para nosotros es la verdadera luz en el camino de la vida y el pan que la alimenta, siendo como es la Iglesia y tal como estamos actualmente ¿qué podemos hacer? ¿Podrían ser estos hoy parte de nuestros objetivos principales?

 

Democratizar” las instituciones eclesiales de base: parroquia, movimientos cristianos…, dando participación de decisión y de gestión a todos. Tratar de influir para conseguir esto mismo en los demás niveles de la Iglesia. Debemos ser conscientes de la importante fuerza del clero que está en la base, del papel de “líder” que le otorgan las comunidades cristianas.

 

Tomar posturas de libertad, al estilo de los hijos de Dios, practicando, si fuere necesario, una “desobediencia debida”, como de hecho ya hicieron muchos sacerdotes y laicos, liberándose de las innumerables leyes que regulan tan minuciosamente las conciencias y los comportamientos, siguiendo así el ejemplo de Jesucristo respecto a las autoridades y leyes del judaísmo, y como hicieron después los apóstoles, respondiendo a las autoridades, que pretendían impedirles anunciar el evangelio, que tenían que obedecer antes a Dios que a ellos.

 

Podemos también seguir creando pequeñas comunidades cristianas donde juntos podamos, con la luz de la Palabra de Dios, descubrir cada día a Jesús de Nazaret y su mensaje, que es el mejor incentivo para el seguimiento del Señor y mantener el compromiso cristiano, celebrando sacramentalmente a Jesucristo con una liturgia participativa y creativa, sin que ello suponga una ruptura con la Iglesia-Institución, de quien hemos recibido la semilla de nuestra vida espiritual y donde también vive el Espíritu que nos enriquece a todos. Ella ha de ser igualmente campo de nuestro compromiso en el quehacer de un mundo mejor.

 

También será uno de nuestros primeros objetivos el mantener una constante crítica constructiva, que siempre tenga como base un cordial respeto a las personas. Es la función profética que ha de asumir todo cristiano, obligado a denunciar siempre todo aquello que contradice lo que Jesús fue y dijo, tanto fuera como dentro de nuestra Iglesia. En primer lugar hemos de salir siempre en defensa de los más débiles, aquellos donde más anida el sufrimiento humano. En lo que se refiere a nuestra Iglesia: hoy cada vez son más, entre ellos algunos obispos, los que están pidiendo la desaparición del Estado Vaticano con todo su entramado de poder eclesiástico, las pomposas liturgias pontificales, los títulos y honores, etc., lo que está a todas luces en contradicción con Jesucristo y su evangelio. También nosotros compartimos este deseo.

 

Y sobre todo es fundamental la unión entre todos los que buscan una Iglesia distinta, más jesuánica. Necesitamos organizaciones y líderes, dispuestos a romper moldes, que aglutinen a las personas que quieran el cambio, necesitamos referencias que nos ayuden a converger, a encontrarnos, a promover acciones comunes. Es necesario comenzar uniéndonos en asociaciones, en pequeñas comunidades cristianas, en foros, etc., y luego alcanzar nuevos niveles de integración. Para ello disponemos hoy de unos potentes y rápidos medios de comunicación que hemos de utilizar para unirnos y juntos poder hacer más fuerza para ir consiguiendo los objetivos que nos marquemos. Es necesario ir integrándonos a través de las redes virtuales, que nos facilitan enormemente estar siempre en comunicación.  Ya hay quienes están  en este camino. Es posible que REDES CRISTIANAS aquí en España sea una buena plataforma de integración plural, así como la RED EUROPEA IGLESIA POR LA LIBERTAD. Y todos juntos unidos en una RED UNIVERSAL.

 

El compromiso cristiano del que ya hemos hablado habrá de estar matizado por una opción preferencial a favor de los marginados, los empobrecidos, los excluidos por la razón que sea: sexo, religión, raza, riqueza…

 

Muchos no creemos que sea cuestión de concentrar todos nuestros esfuerzos en pedir un nuevo concilio, ni de hacer nosotros una gran asamblea alternativa. Podemos sumarnos a esas iniciativas, si se llevan a cabo como plataformas de renovación eclesial. Pero es más importante estar en “Asamblea Permanente”, reflexionando y llevando a la práctica, según cada grupo o cada uno vayamos progresivamente viendo qué es lo que debemos hacer o decir.

 

Por otra parte, hay quien piensa que el Concilio Vaticano II ya no puede ser referencia para los cristianos de hoy. La circunstancias son totalmente distintas a las que había hace 50 años. Los interrogantes que se hacen los hombres y las mujeres de hoy son diferentes y las respuestas que hay que dar son otras. A nuestro nuevo mundo,  parte de él “virtual”, no podemos hablarle en el mismo lenguaje del último concilio.

 

Ya finalmente, decir que muchos pensamos que nuestras preocupaciones más importantes quizás no debieran estar, aunque sí también en alguna medida, tan dentro del ámbito eclesial. Los problemas más graves hoy son otros y a ellos habría que dedicar una atención preferente. Problemas que tenemos muy cerca de nosotros: como la exclusión de los inmigrantes de la seguridad social, el altísimo número de parados, muchos de ellos sin ayuda, la mucha gente que hay con salarios mínimos o pensiones insuficientes, los desahucios… Y otros aún más graves que están allende nuestras fronteras: la gente que muere por carecer de lo fundamental para la subsistencia o de los medios más elementales de sanidad, las muchas guerras que aún hay, y otras violencias que también producen muertes sin parar, la explotación y opresión que hay en todo el mundo, tanto infantil como de adultos, sin olvidar la explotación irracional de la Madre Tierra… etc. De la manera que sea, con más o menos dedicación, todos estamos obligados a la cooperación nacional o internacional, a través de los cauces que estén a nuestro alcance. La Iglesia no puede ser nuestra única preocupación, ni siquiera ha de ser la principal.

 

Bien es verdad que la Iglesia católica supone un enorme potencial, tanto espiritual como material, y es muy distinto que se emplee de un modo u otro. Por eso, uno ve que es muy razonable que sea motivo de nuestra atención con el fin de que tantos medios y tanta energía humana se utilice  en el quehacer de un mundo mejor, que es el modo de hacer que progrese el Reinado de Dios. Es importante que la Iglesia sea en el mundo una gran fuerza humanizadora dentro de los parámetros de los derechos humanos fundamentales reconocidos por las Naciones Unidas.

 

En buena medida nuestras vidas son deudoras del pasado concilio, aunque hayamos tenido que vivirla en contradicción con los nuevos aires que cerraron puertas y ventanas en la Iglesia. Gracias al concilio, y a los que siguieron la dirección por él marcada, se recupera la Palabra de Dios para el pueblo y empezamos a hacer atención a los signos de los tiempos, lo que nos obliga a una continua puesta al día. Gracias a él algunos hemos podido alcanzar un cierto grado de libertad  que impidió nuestra asfixia espiritual: sobre todo moral e intelectual. Gracias al concilio, y a todos cuantos mantuvieron y desarrollaron las nuevas ideas que en él nacieron, hemos podido llegar a comprender que lo verdaderamente importante para un cristiano es el seguimiento de “Jesucristo”, tal como originariamente fue presentado, limpio de adherencias ideológicas y sin contaminaciones socio-políticas. Gracias al concilio hemos podido comprender que tan importante como creer es vivir de acuerdo con la fe a la que nos adherimos, y gracias a él hemos sabido también que creer es comprometerse.

 

No queremos terminar estas reflexiones sin citar el esperanzador acontecimiento eclesial del Papa Francisco.

 

 

FORO DE CRISTIANOS “GASPAR GARCÍA LAVIANA”.

GIJÓN, 11 de junio de 2013.

 

LAS COMUNIDADES CRISTIANAS POPULARES DE LA PROVINCIA DE CÁDIZ  NOS PRONUNCIAMOS CONTRA LA LOMCE DEL MINISTRO WERT Y LA ENSEÑANZA DE LA RELIGIÓN EN LOS CENTROS PÚBLICOS Y CONCERTADOS.


Estamos en contra de esa ley por los siguientes motivos:


 1.- Nos parece una vuelta atrás hacia los tiempos del franquismo porque la obligatoriedad de la asignatura de religión pretende el adoctrinamiento catequético y no, como debería ser, la enseñanza del hecho religioso  en sus diversas manifestaciones como un elemento más de la cultura del hombre a través de la historia. La asignatura de religión debe quedar al margen del curriculum para promediar la nota.
También rechazamos que la enseñanza de la religión sea con fondos públicos al 100% y que los profesores sean nombrados por los obispos. La religión debe impartirse en el ámbito de los ambientes familiares, parroquiales o comunitarios.


 2.- Apostamos claramente por una escuela pública, gratuita, laica, respetuosa con todas las creencias e increencias, igualitaria, democrática y participativa. Por eso no entendemos que la ley permita una separación de unidades escolares diferenciadas en razón de sexo.


 3. Creemos que los actuales Acuerdos de corte preconstitucional entre Iglesia y Estado deben ser derogados y basarse en el marco de la no confesionalidad del estado y de laicidad de la sociedad española.


4.- También rechazamos esta ley porque ha sido aprobada con la oposición de todos los grupos políticos y de la comunidad educativa en su conjunto, como lo demuestran las movilizaciones masivas que se han producido en toda España.

5.- Como creyentes no entendemos cómo nuestros obispos intentan evangelizar a los alumnos apoyándose en las estructuras del poder político y educativo de las instituciones, en vez de hacerlo con sus propios medios, desde el testimonio, la pobreza evangélica y la sencillez de medios. Jesús envió a sus discípulos a evangelizar y les dijo que no llevaran ni dinero, ni alforjas ni dos capas. Tan solo apoyados en la fuerza de la palabra y su testimonio de vida.
  
6.- Pedimos una ley de educación que sea consensuada con todas las fuerzas políticas y la comunidad educativa de modo estable para un largo período de tiempo. No se puede estar cambiando de ley de educación cada vez que un partido entre en el gobierno como está sucediendo últimamente. Por eso nos unimos a todos aquellos que estos días están expresando su rechazo en las numerosas movilizaciones que protagonizan la marea verde formada por alumnos, profesores y padres.


COMUNIDADES CRISTIANAS POPULARES DE LA PROVINCIA DE CÁDIZ


12 de Junio De 2.013

 

 

 

 

 

LAS COMUNIDADES CRISTIANAS POPULARES DE GRANADA Y ANDALUCÍA SE SOLIDARIZAN CON MANUELA RUTE.

Los miembros de las  Comunidades Cristianas Populares de Granada y Andalucía, como seguidores y seguidoras de Jesús de Nazaret, que pasó su vida sin excluir a nadie y  acogiendo a todos y todas, mostramos nuestra solidaridad y respeto a Manuela Rute, vecina de Íllora en Granada.

 

La autoridad eclesiástica de nuestra Diócesis le niega el derecho a pertenecer plenamente a su Comunidad Cristiana Parroquial y en concreto a recibir el sacramento de la confirmación porque considera su condición de transexual como una aberración. El Sr. arzobispo de Granada y el párroco de Íllora no tienen potestad para prohibir que a una fiel cristiana se le administre el sacramento de la confirmación por el hecho de ser transexual. Según el canon 843 del vigente Código de Derecho Canónico, “Los ministros sagrados no pueden negar los sacramentos a quienes los piden de modo oportuno, están bien dispuestos y no les está prohibido por el derecho recibirlos”.

 

Creemos que en los Evangelios Jesús aparece continuamente ofreciendo amor incondicional, respeto y acogida a todas las personas, y especialmente a los más débiles, pobres y necesitados de cariño y comprensión.

 

En el Evangelio que se leerá este domingo en las parroquias, Jesús ofrece su apoyo a una mujer a la que todos marginan. La autoridad eclesiástica hoy hace todo lo contrario de lo que haría Jesús: condena y margina a una mujer que se ha ganado el respeto y la comprensión de sí misma y de la sociedad.

 

Desde nuestra fidelidad al Evangelio nos sentimos obligados a denunciar situaciones como estas que atentan despiadadamente contra los Derechos Humanos, contra la Caridad Cristiana y contra el mismo Evangelio.

 

Revindicamos una iglesia que en vez de excluir y condenar, invite y acoja a la mesa común desde los valores de Jesús, independientemente de la condición social, cultural, étnica, sexual, religiosa de las personas.

 

Invitamos a los cristianos y cristianas a disentir y propiciar un movimiento de personas indignadas con esta iglesia Jerárquica y despótica poseedora de “su verdad absoluta”, fundamentalista, que no nos representa, que no son signo de actitudes evangélicas, que habla de pobreza sin despojarse de sus vestiduras, sin contemplar la dignidad, los rostros concretos y nombres concretos de las personas, y especialmente las empobrecidas y excluídas de nuestra sociedad.

 

Comunidades Cristianas Populares de Granada y Andalucía.

 

En Granada 14 de Junio de 2013.

 

 

LAS COMUNIDADES CRISTIANAS POPULARES DE LA PROVINCIA DE CÁDIZ  APOYAN AL DEFENSOR DEL PUEBLO ANDALUZ JOSÉ CHAMIZO.

Las Comunidades Cristianas Populares de la Provincia de Cádiz hemos celebrado nuestro encuentro de final de curso y al término del mismo hemos decidido expresar públicamente nuestro rechazo al cese del defensor del Pueblo andaluz José Chamizo, aprobado por extraña unanimidad por las tres fuerzas políticas: PP, PSOE e I.U.

No compartimos ni el fondo ni las formas de este cese.

Chamizo ha ejercido su cargo con independencia de las diferentes fuerzas políticas y con sentido de responsabilidad, ya que siempre ha estado defendiendo los derechos de los sectores populares con mayores problemas:  paro, vivienda, exclusión social, cárceles, drogadicción etc…

Creemos que lo han destituido esas fuerzas políticas por las críticas que él mismo les ha hecho al decirles que los ciudadanos estaban cansados de sus “peleítas políticas” y que estaban de ellos “hasta el gorro”. Cosa que es verdad, porque les ha dicho lo que pensamos una gran mayoría de ciudadanos. Ahí están las encuestas donde los ciudadanos reconocen que los políticos son uno de los principales problemas que más les preocupan.

No nos parece que por esta gran sinceridad que ha tenido al transmitirles lo que pensamos los ciudadanos, hayan decidido cesarlo sin atender a los colectivos, muy numerosos, que le apoyan por su independencia y compromiso con los colectivos más necesitados.

Es por ello que nosotros pedimos se revoque la orden de cese y se reponga de nuevo a Chamizo como defensor del Pueblo andaluz.

Es fundamental que el Defensor del Pueblo andaluz sea una persona independiente de los partidos políticos que le nombran y que trabaje codo a codo con aquellos colectivos más comprometidos con los enormes problemas sociales y de exclusión social que tiene nuestra comunidad autónoma.

Cádiz, 10 de  Junio de 2013

COMUNIDADES CRISTIANAS POPULARES DE LA PROVINCIA DE CÁDIZ

 

¡Ven a la fiesta del 30º Aniversario de alandar!

 

ANTE LA LEY WERT Y LA ASIGNATURA DE RELIGIÓN EN LOS CENTROS PÚBLICOS Y CONCERTADOS

Breve reflexión y Propuestas alternativas

Con ocasión del diálogo social provocado por la futura Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) y siendo antiguo y persistente el conflicto ante la impartición  obligatoria de la asignatura de la religión en los centros educativos a través de las distintas leyes orgánicas de educación, aunque con diversos matices y reglamentaciones, el colectivo Convocatoria de Iguales, integrado en Redes Cristianas, presentamos ante la administración educativa y comunidad escolar las siguientes reflexiones operativas:

-Partimos del presupuesto teórico y práctico de que no es lo mismo religiones, religiosidades y espiritualidades. Es necesario distinguir y centrar el estado de la cuestión religiosa para clarificar de qué estamos hablando. Porque en las diversas posiciones ante la asignatura de religión, podríamos hacer tabla rasa con todos los valores desviando el tiro.

-La institución eclesiástica, cuando negocia y habla de religión en las escuelas, a juzgar por los diseños curriculares que presenta, está refiriéndose a un conjunto de dogmas y mandatos morales que forman el acervo de la fe católica. Es un concepto restrictivo de religión con su correlato de iglesia jerárquica y magisterio, con el correspondiente afán pastoral. Este diseño es el derivado de la misión que la iglesia viene entendiendo cuando escucha “id y enseñad a todas las gentes, bautizando…..”.

-Un estado laico no se siente aludido ni puede sentirse señalado por esta misión o envío. Una asignatura de religión con semejante predicamento sólo es incumbencia de la iglesia católica y del resto de las iglesias, en su caso. La catequesis y enseñanza de esta religión en sentido estricto y confesional, como queda dicho más arriba, ha de ser objeto de la pastoral y llevarse a cabo con celo mediante los recursos materiales y humanos de la respectiva iglesia.

-Por otra parte, es tesis admitida por la autoridad administrativa y por toda la comunidad escolar que la enseñanza en nuestros centros escolares, tanto públicos como privados, ha de ser integral de las personas. Este concepto es ya lugar común y de mayorías y se traduce en conjunto axiológico de valores, que intentan educar en un sentido completo. De ahí el abanico y tronco de asignaturas.

-La dimensión espiritual y el hecho religioso ocupan el lugar más universal de la humanidad.  Las espiritualidades y religiosidades  cultivan algo tan sólidamente humano como es el espacio categorial de lo más profundo,  más allá de la superficialidad y momentáneo discurrir de los seres humanos. Este enfoque abrirá a nuestro alumnado a culturas y religiosidades más allá de lo localista y occidental, enriqueciéndolo también con  habilidades interiorizadas. Porque necesitamos una nueva sociedad con base antropológica más sensible a la solidaridad y libertad.

-Es un triste y discriminatorio panorama que el novedoso fenómeno masivo de peculiar búsqueda de espiritualidades  y trascendencia surja hoy sólo entre la clase acomodada culturalmente con la misma naturalidad y abundancia con que brota la primavera. Es el retrato del hartazgo  y abandono de las religiones y el reencuentro con una natural forma de profundización humana, como gusanillo espontáneo y porque donde se cierra una puerta “se abre una ventana”. Sin embargo, la clase social menos acomodada puede entenderse por qué no alcanza  a sumarse a este renacimiento cultural y  espiritual, que discurre por privilegiados recovecos, y se quedó descolgada porque, en su etapa juvenil, no se le facilitaron vivencias de este talante sino  sólo verdades de fe. Y especialmente los varones, por razones a explicar, perdieron este tren.

-Las iglesias  han de trasladar ya a este profesorado, hoy de religión y  muy preparado,  a sus espacios para su enseñanza religiosa y las catequesis. Son los propios recursos de las comunidades confesionales, complementados con la libre concurrencia a convocatorias públicas (es un estado laico, no es anticonfesional), como otras entidades ciudadanas, quienes han de costear estas tareas. Y, mientras que el gobierno esté provisionalmente ligado al concordato, es en estas coordenadas de espacio y recursos económicos donde han de centrar ya los acuerdos sabia y diplomáticamente.

-Además, la administración ha de abrir las clases escolares de la nueva asignatura alternativa de espiritualidades y religiosidades a ese profesorado, junto a otros profesionales idóneos, advertidos de un nuevo diseño curricular. En todo caso, cualquier criterio en la elección de este profesorado  ha de pasar por el consejo escolar.

-Concluyendo nuestro breve análisis y orientaciones, este colectivo Convocatoria de Iguales propone: impartir una asignatura con parecida denominación a “ La espiritualidad Humana en los Hechos Religiosos”. Su nivel de impartición: al menos, obligatoria al centro y optativa para alumnado y padres. Validez de calificación: como las artísticas y tecnológicas. Ha de extenderse desde infantil a bachillerato con adecuaciones.

En Sevilla a 31 de mayo de 2013

  colectivo Convocatoria de Iguales, en Andalucía e integrado en Redes Cristianas

 

 

 

Logo del MOCEOPDías antes del encuentro MOCEOP en Las Lagunas de Ruidera, al enterarte de que me había decidido asistir este año,  me pediste, Juan,  que te hiciera llegar una especie de “crónica de urgencia” sobre el mismo.

Lo hago con gusto, a sabiendas de que otros asistentes disponen de plumas mejor dotadas que la mía para estos menesteres . Sabes también que nuestra revista TIEMPO DE HABLAR dará cumplida información de todo lo vivido en ese inolvidable fin de semana .Así que a ella me remito desde ya.

Aunque no participé en el encuentro anterior, lejos anda de mi cabeza aquello de que “nunca segundas partes fueron buenas”. Es más, puedo decir de entrada que el de este año ha sido excelente en todos los órdenes: lagunas y naturaleza a tope primaveral, estructuración de los contenidos acorde en todo momento con el lema del encuentro “Conéctate al futuro”, imaginación y creatividad ya probadas y la experiencia compartida en la oración y celebración eucarística.

Y es que, como señaló Tere en su intervención de bienvenida, “el  ánimo, las ganas de luchar, la apertura, estar siempre dispuestos a hacer un esfuerzo más, a descubrir nuevas rutas” siguen presidiendo los ánimos de muchos moceoperos-as.

El aperitivo “ideológico” en la noche del viernes nos lo proporcionó José Luis Alfaro con la proyección del corto “Los hijos de los pastores”, parábola realista sobre la dura existencia de unos pastores manchegos, cuyo futuro queda confinado a las majadas y  altozanos en los que anda pastando su rebaño de cabras,  con el trasfondo de las gigantescas aspas de modernos aerogeneradores, que bien poco parecen incidir en el incierto porvenir de estas personas.

Iniciamos el día central con la oración preparada y dirigida por Deme: lecturas, salmos, y cantos acompasados de  sencillos – no tanto para algunos – ritmos y danzas.

Después del desayuno vino el “plato fuerte” del día: la ponencia de Pepe Laguna, “Un mundo nuevo: conéctate al futuro”. Pepe, magistral como siempre, con las ideas muy claras y la capacidad de expresarlas, de manera que todos pudimos entenderle.

Bajo el índice de la mano de Colón fue dándonos rápidas pinceladas sobre la realidad ambivalente del futuro que ya ha comenzado  y que aguarda a los que vendrán detrás de nosotros. La “cacharrería” tecnológica no solo pone a nuestra disposición montañas de información inmediata sino que nos lleva a plantearnos nuevas preguntas en nuestra existencia y a buscar también nuevas respuestas con independencia de quienes tradicionalmente y desde posiciones de poder se han creído en posesión de las verdades y con derecho a imponerlas a los demás. No existe una única y excluyente manera de realizar nuestra obligada travesía marina hacia el futuro . Y Pepe planteó entonces el superpetrolero como metáfora del mundo actual: con su rumbo y destino prediseñados en los ordenadores de los “jefes”, su tripulación se limita sin demasiados agobios a obedecer las indicaciones de monitores y radares. Pero ¿ qué es de los náufragos y de las pequeñas embarcaciones que iniciaron también su periplo por los mares? El superpetrolero ya no dispone de los antiguos vigías y esos pequeños puntos de su entorno inmediato pasan inadvertidos a los radares. Su mundo es el del progreso, sinónimo de consumo y por eso el único objetivo es hacer la travesía de la manera más cómoda y segura, arribando únicamente a los puertos donde asegura más consumo, aunque tal vez no tanto progreso.

Finalmente apuntó Pepe algunas pistas de actuación para encarar debidamente el futuro y que me limito a esquematizar por no alargar estas líneas:

– Cuestionamiento del discurso sobre el necesario crecimiento con alternativas como la de la filosofía del decrecimiento

– Cuestionamiento del discurso del contrato frente al discurso de la alianza

– Pluralidad frente al pensamiento único : frente a la travesía en el petrolero programado puede pensarse en otro modo de travesía con miras diferentes, tal vez en embarcaciones más sencillas, desde las que sea menos difícil cambiar el rumbo del viaje cuando sea preciso. Lo imprescindible es establecer redes de comunicación entre esas embarcaciones, sumando siempre nuevas ideas y aportaciones para la adecuada navegación.

– En nuestra sociedad, ni siquiera en la occidental, ya no sirven los “grandes relatos” _ derecha/izquierda – sino los que hacen referencia a  las pequeñas alternativas al sistema, las alternativas prácticas, útiles y significativas para la gente; aquellas que vienen inspiradas y diseñadas por la ética de la compasión con el débil.

Como estaba prometido, nos dimos un tiempo para despejar nuestras mentes y disfrutar del maravilloso espectáculo ofrecido por  Las Lagunas y su entorno.

A la comida y al descanso, siguió la sorpresa denominada en el programa “Motivación para el trabajo de grupos” ¿ Cómo resumiros en pocas palabras la magnífica representación de la visita a la corte de Isabel la Católica realizada por Cristóbal Colón, rodeado de indios portadores de todo tipo de presentes y noticias provenientes del mundo recientemente descubierto? ¿ Os figuráis a la reina degustando las patatas o el chocolate, – a lo que no hizo asco alguno –  o pidiendo a su confesor que ahuyentara a base de asperjazos de agua bendita la aparición de los sucesivos artefactos diabólicos como el tren, el coche, los barcos a motor o el avión, el teléfono y los ordenadores, el IPad y  Iphone 5 , las tablets y demás “cacharrería” electrónica? La risa constante y el prolongado aplauso pusieron fin a la magnífica actuación de Tere, Andrés, los José Luis y el grupo de niños, que nos hicieron pasar tan buen rato.

El trabajo de grupos estuvo también configurado en el ambiente de ruta marina hacia el futuro: 1º: “Mariner@s ¡ a toda vela!; 2º: vigí@s,¡tierra a la vista!; 3º: explorador@s, no conquistador@s; 4º remer@s, ¡indígenas con alma!; 5º: grumet@s. Quemar barcos; 6º: bucaner@s. “El huevo de Colón”, 7º: Lector@s de las cartas marinas. Imposible traer a colación las variadas y ricas reflexiones de cada uno de ellos; y, una vez más, habré de remitirme a la información más detallada que nos aportará sin duda el próximo número de  TIEMPO DE HABLAR.

Divertida e ingeniosa estuvo también la fiesta con la que culminaron las actividades del sábado y, por qué no decirlo, regada con vinos y licores de la marca “tiempo de hablar”.

La prevista eucaristía del domingo se desarrolló bajo el símil del viaje de Colón, haciendo seis escalas en diferentes partes del planeta, en la idea de interiorizar la realidad del mundo. Cada escala presentó sus ofrendas más significativas y una lectura bíblica, mirada amorosa y cuestionante de Dios sobre esas distintas situaciones La sencillez de la celebración fue pareja con el ambiente de comunión, convencidos como estábamos todos de la misteriosa presencia del Señor, prometida a quienes nos reuníamos en su nombre y celebrábamos su presencia con el pan y el vino compartidos.

Y como siempre, la última parte se dedicó a la información.

Andrés Muñoz nos recordó el “ser” del MOCEOP  y comunicó la presencia del movimiento en la asamblea de septiembre de Madrid. Por su parte, José Luis recordó que TIEMPO DE HABLAR es de todos e invitó una vez más a no reprimirse en el envío de ideas y aportaciones.

El repaso de situaciones difíciles por las que están pasando personas ligadas al MOCEOP tuvo como conclusión la iniciativa de crear un” fondo de solidaridad-moceop” , coordinado también por José Luis y en el que estamos todos invitados a participar. De dicho fondo se extraería también la aportación necesaria para la participación en la actividad de la Confederación y en el trabajo que se está preparando de cara al 50º aniversario del Vaticano II.

Por último, Andrés habló de la idea de elaborar un folleto con el material de celebraciones-moceop, pues es algo demandado frecuentemente por grupos y comunidades.

Terminada la comida, fuimos abandonando poco a poco y no sin cierta nostalgia el  pequeño paraíso manchego, pero con el ánimo de seguir oteando el futuro que nos permita configurar el mundo nuevo que está a la vista.

 

 

 

 

                     

       Cristianas y Cristianos de Base de Madrid (CCBM)

          San Bernardo 12, 2º Izda (28015 Madrid)

coordinadora@iglesiadebasedemadrid.org

 

http://www.iglesiadebasedemadrid.org/

 

 

MÁS INJERENCIAS DEL SR. ROUCO EN LA LEGISLACIÓN CIVIL

Cristianas y cristianos de base de Madrid

Junio de 2013

1.- Un hecho llamativo: la intervención del Sr. Rouco.

 

Hace unas semanas cuando el Sr. Rajoy volvió de Roma de entrevistarse con el Papa, el Cardenal de Madrid le llamó la atención al Presidente del Gobierno para instarle a que cumpliera una parte de su programa electoral, como era la reforma de la ley del aborto y la supresión de los matrimonios entre homosexuales.

Más recientemente, con motivo de la aprobación por parte del gobierno del proyecto de Ley de Educación,la LOMCE,  ha insistido en su presión al Gobierno, declarando que la religión católica debe ser una asignatura obligatoria y evaluable ya que sin ella no se pueden entender ni nuestra cultura ni nuestra historia.

Todo ello constituye una constante injerencia, difícilmente justificable en un Estado aconfesional.

 

2.- Significado de este hecho

 

No debería inmiscuirse el Sr. Rouco, presidente de la Conferencia Episcopal española,  diciéndole al presidente del ejecutivo lo que debe legislar para toda la ciudadanía. Hoy por hoy,la Jerarquía católica (esa institución religiosa) no se resigna a mantenerse en el ámbito que le corresponde, el ámbito de las creencias religiosas. Y se empeña en intervenir, es decir, en introducirse en los ámbitos de lo político, lo jurídico y lo económico, tratando de imponer a todos los principios morales derivados de su fe católica y defendiendo sus propios intereses como institución en la medida en que le conviene para la defensa de sus intereses, mucho más allá del ámbito propio de las creencias. Subyace aquí un intento de restituir el viejo sistema de cristiandad de siglos anteriores.

 

Conviene recordar, al respecto que el orden religioso no es superior al orden civil, y que ambos deben respetarse sin traspasar sus propias fronteras, sabiendo que el orden civil afecta a toda la ciudadanía, mientras que el orden religioso solo incumbe a los ciudadanos que tienen creencias religiosas. Hay una clara distinción entre el ciudadano y el creyente, entrela Iglesia y el Estado.La  Conferencia episcopal podrá orientar a sus fieles según una determinada moral, pero nunca imponer normas para toda la ciudadanía.

 

Ya en el siglo V d.c. el papa Gelasio I (494-496) formulaba, basándose en las leyes romanas, la separación de poderes entre la esfera temporal y espiritual. Esta fue la primera vez que se  planteaba esta cuestión, que definiría una gran parte de la cultura occidental. Así se estableció la distinción entre el poder de la Iglesia, auctoritas, y el del emperador, potestas. En el derecho romano la primera era superior a la segunda.

 

Hoy, el régimen autoritario, que se vivió en los cuarenta años dela España franquista, late en ese nacional-catolicismo que todavía pervive en nuestra sociedad.La Jerarquíadela Iglesia Católicasigue en el intento, siempre renovado, de marcar las pautas de lo que estima como lo moralmente bueno para el conjunto de la ciudadanía, a pesar de ser un objetivo incompatible con un sistema democrático. Muy preocupada por su moral sexual, por lo que se refiere a la reforma de la ley del aborto y de los matrimonios entre homosexuales, sigue sin denunciar las injusticias de todo orden que el actual sistema económico y político comete contra la mayoría de la población, y ni siquiera tiene el gesto de desprenderse de algunas de su enormes riquezas para remediar, en algo, estos sufrimientos. Podría por ejemplo, mostrarse más generosa con sus aportaciones a Caritas (sólo el 5% de su presupuesto proviene dela Iglesia Cat.) para que ésta organización pueda dar de comer a más gente. Así, no es de extrañar que su credibilidad esté bajo mínimos.

 

 

3.- Nuestra postura de CCBM: plena laicidad

 

Como Cristianos y Cristianas de Base de Madrid denunciamos con firmeza,  con toda la fuerza de que somos capaces, tanta hipocresía y exigimos a la Conferencia Episcopal que predique con el ejemplo y deje de intentar ser, por encima de todo, la inspiradora de las políticas del Gobierno y la vigilante de la “moral y buenas costumbres” de la ciudadanía. El tiempo de la alianza entre el Trono y el Altar ha pasado ya. Ahora la ciudadanía es adulta y no va a consentir que nadie le diga lo que tiene que hacer.

 

Denunciamos ese intento de revivir, aunque sea de forma edulcorada, el antiguo régimen de cristiandad y exigimos la denuncia de los Acuerdos firmados entre la Santa Sede y el Estado español de 1979, como ya hace unos meses le planteamos por escrito al Sr Rajoy, remitiéndole copia de dicha carta al Sr. Nuncio y al mismo Presidente de la Conferencia episcopal, Sr Rouco Varela. No hemos recibido contestación alguna por parte de ninguno de los tres.

 

Hoy día se siguen planteando estos problemas porque la jerarquía eclesiástica no ha admitido todavía que en la sociedad española y en nuestro Estado rige el principio de laicidad, de separación real y efectiva dela Iglesia y el Estado, como puede leerse en el art. 16.3 de nuestra Constitución. Esto obliga a tener una mayor sensibilidad por el derecho a la libertad de conciencia y al pluralismo ideológico y moral de una sociedad como la nuestra, que ya no se sustenta en las añoranzas de ese antiguo régimen de cristiandad. Y mientras no se admita y fomente ese principio de laicidad, es decir, de estricta separación de poderes políticos y religiosos, a la hora de regular la vida pública en una sociedad plural, las interferencias y el conflicto de intereses seguirán dividiendo a los ciudadanos y crecerá el despego, cuando no el rechazo, ala Iglesia Católica.

 

Resulta obvio constatar quela Jerarquía eclesiástica todavía no ha encontrado su sitio en esta Democracia. Claro que esa posición doctrinal no es exclusiva de Mons. Rouco. La mejor expresión de este problema, en términos modernos, tal como hoy lo ve y lo defiendela Iglesia, fue bien formulada en su día por el papa Benedicto XVI, pocos días después de ser elegido Sumo Pontífice, cuando visitó en el palacio del Quirinal al presidente dela República Italiana.El papa fue muy claro y definió perfectamente la posición dela Iglesia así:

 

Es legítima una sana laicidad del Estado en virtud de la cual las realidades temporales se rigen según las normas que les son propias, pero sin excluir aquellas referencias éticas que encuentran su último fundamento en la religión. La autonomía de la esfera temporal no excluye una íntima armonía con las exigencias superiores y complejas derivadas de una visión integral del hombre y de su eterno destino”.

 

Una visión teñida de fundamentalismo ideológico, según la cual, incluso en pleno siglo XXI, se sigue defendiendo que (en definitiva, esa es la posición de Benedicto XVI) que el poder civil ha de supeditarse a la esfera superior del poder religioso. Algo absolutamente inaceptable para un  Estado democrático.

 

Ante este tipo de injerencias, resulta urgente seguir insistiendo en la denuncia de los Acuerdos entrela Santa Sedey el Estado español de 1979, por lo que tienen de privilegio para una confesión religiosa y de no respeto a la libertad de conciencia en una sociedad plural que aspira a ser democrática y, por tanto laica.

 

Madrid, 1 de Junio de 2013

 

 

 

 

 

                     

        

 

 

 

 

 

 

 

 

Servicio Internacional Cristiano de Solidaridad Con los pueblos de América Latina

 

“Oscar Arnulfo Romero”

 

– Colonia Jardines de Guadalupe, Avenida Río Amazonas Nº 4,

Antiguo Cuscatlán, La Libertad. El Salvador, Centroamérica;

Apartado Postal, A-118 Antiguo Cuscatlán

Teléfonos: San Salvador (503) 2243-2126 / (503) 2243-5013 Correo Electrónico:

 

secretaria@sicsal.net

Página Web: www.sicsal.net

 

ANTE EL JUICIO AL GENERAL RETIRADO EFRAIN RIOS MONTT y LA SITUACION EN GUATEMALA
El Servicio Internacional Cristiano de Solidaridad con los Pueblos de América Latina – SICSAL, surgió con el propósito de acompañar solidariamente a los pueblos centroamericanos; desde entonces (algunas semanas después del asesinato de Mons. Oscar Romero, hace 33 años), de diversas maneras, con y desde estos pueblos, hemos sufrido con ellos los años de horror de la década de los ochenta, hemos vivido la alegría de los Acuerdos de Paz, hemos caminado esperanzados la construcción de la democracia y estamos luchando por alcanzar el desarrollo sostenible. De allí que, en estos momentos especiales que vive Guatemala queremos manifestar:

1. Nuestra solidaridad con el pueblo guatemalteco, en especial con la etnia Ixil que, por muchos años, ha emprendido la lucha por la justicia; por eso, en el contexto del B’aktún Maya, vemos como un fruto del resurgimiento de los pueblos indígenas, la sentencia emitida, el pasado 10 de mayo, condenando a 80 años de cárcel al general retirado Efraín Ríos Montt por delitos de genocidio y lesa humanidad, autor intelectual del asesinato de 1,771 personas ixiles

 

(http://www.ajrguatemala.org/content/audio-de-la-sentencia-condenatoria-en-el-juicio-por-genocidio).

2. Felicitamos al Centro para la Acción Legal en DD.HH. y la Asociación para la Justicia y la Reconciliación, organizaciones querellantes, por el trabajo jurídico realizado, que ofrece sin dudas, “una oportunidad para recuperar la verdad negada a nuestras familias y a la sociedad guatemalteca en general. Una oportunidad para enfrentar el pasado y para abordar las causas más profundas de la discriminación que sufrimos los pueblos indígenas en la Guatemala de hoy”

 

(Declaración de la AJR presentada ante el Foro Permanente de las Naciones Unidas sobre Asuntos Indígenas en su 12º periodo de sesiones.

http://ajrguatemala.org/content/declaraciones-ajr-foro-permanente-de-las-naciones-unidas ). 

Hermanas y hermanos, Ustedes han impulsado una victoria histórica contra la impunidad, no sólo en Guatemala, sino en Centroamérica y el resto de América Latina.

3. Por lo mismo, expresamos, nuestra indignación y rechazo al fallo de la Corte de Constitucionalidad que retrae el proceso y anula la sentencia de genocidio contra el ex dictador Efraín Ríos Montt

 

(http://www.cc.gob.gt/index.php?option=com_content&view=article&id=925&Itemid=130).

Creemos que esta lamentable resolución es consecuencia de la presión de grupos de gran poder económico y militar ligados a quienes ejecutaron el exterminio en la década de los años ochenta.

4. “Aún así, la causa no está cerrada. Hoy, más que nunca, urge continuar demandando justicia y hacer frente al pasado, para que nunca más tengan lugar conductas genocidas en Guatemala y para que el Estado guatemalteco respete, proteja y promueva los derechos de los Pueblos Indígenas. En tanto esto no ocurra, el Estado continuará negando nuestros derechos y facilitando el despojo de tierras y recursos naturales fundamentales para la vida material y espiritual de nuestros pueblos”

 

(Declaración de la AJR arriba mencionada).

5. Por eso, desde SICSAL, estamos con Ustedes y les animamos a continuar esta lucha por la dignificación de las víctimas, el respeto a los Derechos Humanos de los pueblos indígenas y la recuperación de la memoria histórica, para que ¡GUATEMALA, NUNCA MAS!

6. Así, en el marco del 15º aniversario del martirio de Mons. Juan Gerardi, que acabamos de conmemorar, reconocemos, junto a la Conferencia Episcopal que, “el mensaje de Mons. Gerardi sigue siendo actual: Conocer la verdad para sanar las heridas del pasado y poner las bases para el perdón y la reconciliación”

 

(“La paz esté con Ustedes”;

 

http://www.iglesiacatolica.org.gt/20130426.pdf)

 

.

 

SICSAL, lunes 27 de mayo de 2013

 

Mons. Raúl Vera López – México Armando Márquez Ochoa

 

Rvda. Emilie Smith – Canadá San Salvador

 

Presidencia Secretaría

 

Consejo Directivo:

 

Scott Wright (Estados Unidos y Canadá), Maricarmen Montes (México), Conrado Sanjur (Centroamérica),

 

Gabriel Coderch (Caribe), Abilio Peña (Región Bolivariana), Luis Javier Angulo (Cono Sur),

 

Ana Uroz (Estado Español), Alberto Vitali (Europa), Sean Cleary (Asia-Oceanía)

 

¡¡¡SÍ HUBO GENOCIDIO, NUESTRO CORAZON ES IXIL!!!

 

FOTO: http://cpr-urbana.blogspot.com/2013/05/miles-caminan-en-rechazo-al-fallo-de-la.html

 

 

Logo del MOCEOPNo estamos de acuerdo con el proyecto de ley del ministro Wert, que tanto han aplaudido los obispos, porque nos parece una vuelta a los tiempos del franquismo.                           

Se trata de querer evaluar la asignatura de religión, como si fuera una asignatura más que puede ser valorada con  aprobados o suspensos.             

Como muy bien ha dicho el teólogo José Mª Castillo, Jesús no examinó a nadie de religión. A nadie aprobó o suspendió. Él envió a sus discípulos a pregonar la Buena Nueva del Evangelio, invitándolos a salir a todos los pueblos, sólo con el testimonio de sus palabras y su ejemplo y sin dinero, ni alforjas, “ligeros de equipaje”.

Esta ley, que parece haber sido previamente pactada entre el gobierno y los obispos, pretende apoyarse en las estructuras de la enseñanza pública para evangelizar y transmitir la fe. Porque lo han dejado muy claro: “no se tratará sólo de un compendio de religión , sino que será un vehículo para la transmisión de la fe”. Algo que nos parece antievangélico. Parece que los obispos  han renunciado a utilizar sus propios medios para anunciar el evangelio. Quizá porque saben del rechazo que provocan en la mayoría de la sociedad por su falta de credibilidad y coherencia evangélica. Jesús no se apoyó en el poder, ni en el prestigio ni en el dinero para anunciar la buena nueva del Evangelio.

Además, esta enseñanza religiosa va a ser financiada al 100% con fondos públicos. Ni siquiera se han ofrecido los obispos a pagar a sus profesores de religión; más , cuando saben que a la Iglesia Católica no se le ha recortado ni un solo euro de los presupuestos del Estado, a pesar de que ha habido recortes en todos los ministerios.

Denunciamos esta connivencia entre el poder político y la Conferencia Episcopal, muy preocupada en mantener un Concordato de corte preconstitucional, que le reporta importantes privilegios,  más que en vivir de acuerdo con los valores que Jesús nos transmitió. Por eso, pedimos una vez más la derogación de los acuerdos Iglesia- Estado, fundamento de unas relaciones que debieran estar basadas en los principios de la no confesionalidad del estado, como pregona nuestra constitución.

Asimismo consideramos deplorables las declaraciones de los obispos andaluces que critican los recortes en la educación concertada

en Andalucía y la eliminación de unidades donde se discrimina por motivos de sexo aún recibiendo subvenciones públicas, mientras estos mismos obispos y sus compañeros en la Conferencia episcopal, callan  ante los brutales recortes del Gobierno Central en materia educativa y en otras partidas sociales.  Recortes que repercuten de modo muy directo en los que tienen que acometer las comunidades autónomas. Lo mismo está ocurriendo con otras partidas: sanidad, ley de dependencia etc…

Las religiones- también la católica- deben utilizar sus propios medios para la transmisión de la fe.

Es por eso que nos unimos a todos aquellos que, de modo multitudinario, estos días han expresado su rechazo a  este proyecto de ley: las mareas verdes formadas por profesores, padres y alumnos en toda España y todos los grupos políticos, menos el del partido en el gobierno.

Nosotros, como cristianos,  pedimos que la religión no se dé en los centros públicos,

al menos, no en horario escolar ni financiado con el impuesto de todos los españoles.

 

Un vuelta a los valores de Jesús, nos parece fundamental.

 

MOCEOP

 

© 2012 Redes Cristianas Suffusion theme by Sayontan Sinha