VII ENCUENTRO DE REDES CRISTIANAS
23 y 24 de octubre de 2021

nov 032021
 

 

Día 1 de noviembre, festividad de «Todos los Santos». Asisto a misa en un templo parroquial. El celebrante, en su homilía, muy en la línea de la festividad que se celebra, predica que todos estamos llamados a alcanzar la santidad. Entre las razones que expone, suelta una frase que me deja perplejo, tremendamente confuso: No se debe trabajar para mejorar y transformar el mundo, sino intentar transformarse y mejorarse a uno mismo para llegar a ser santo. Pienso si no habré oído bien lo que dijo, pero no me pareció oportuno interrumpir la predicación para aclarar la duda; los asistentes al culto podrían interpretarlo como un acto de hostilidad, llevan más de 17 siglos guardando silencio durante las predicaciones religiosas, pero tomo la resolución de preguntarle al sacerdote, tras la terminación de la misa, si dijo lo que yo creo haber oído.

Si dijo lo que yo creo haber oído, resulta que yo estuve perdiendo toda una vida intentando transformar el mundo para mejorarlo en vez de intentar mejorarme a mí mismo para ser santo. Puesto que vi que había mucha injusticia y desigualdad en el mundo, entre las personas y entre los pueblos, en vez de intentar mejorarme a mí mismo me apliqué a intentar ponerle fin a esa situación de explotación del hombre por el hombre militando en un partido de izquierda y teniendo una actividad sindical en el centro fabril donde trabajaba. Como ví que el problema lingüístico era un factor de división e incomprensión entre los pueblos, me impliqué como activista en el movimiento esperantista para promover un idioma común, neutral y de fácil aprendizaje, en vez de dedicarme a mi perfeccionamiento personal. Como vi que en nuestro país había una dictadura fascista que no respetaba los derechos políticos de los ciudadanos, desatendí mi santificación personal y me manifesté contra esa situación política postulando un sistema democrático y en esas lides recibí alguna paliza de la policía franquista. Como vi que había gente con muchas necesidades en el mundo me hice donante de sangre y de órganos y socio de varias ONG y asociaciones asistenciales, es decir, perdí mi tiempo salvando y mejorando vidas humanas en vez de aplicarme a perfeccionarme a mí mismo para alcanzar la santidad que receta nuestra Iglesia. Pero me pregunto: ¿ qué tipo de santidad es esa que para alcanzarla hay que abandonar todos esos objetivos de mejorar la vida humana y social?

Para aclarar esa duda, me dirigí, terminada la misa, al sacerdote que había impartido esa enseñanza desconcertante. Su respuesta me dejó aún más perplejo; a modo de aclaración dijo que no se trataba de sustituir el trabajo de mejorar el mundo por el del perfeccionamiento personal sino que éste debe preceder a aquel. Insistió mucho en este punto y repitió varias veces la palabra antes. Según él, debe ser antes el perfeccionamiento y santificación personal que el ocuparse de mejorar al mundo. Me parece que es el argumento perfecto para aplazar sine die el ocuparse de los problemas del prójimo y de la sociedad. Yo no soy santo y jamás llegaré a serlo; si tengo que esperar a serlo para poder hacer algo por los demás, para mejorar el mundo, nunca podré llegar a ocuparme de la problemática social y mundial. Con esa exigencia de mejorar personalmente antes de ocuparse del mundo, nunca podrá llegar a haber voluntarios de la Cruz Roja, ni de Cáritas, ni donantes de sangre, asociaciones asistenciales, misioneros, sindicalistas, benefactores de todo tipo… Pero resulta que los problemas del mundo no pueden esperar a que las personas que pueden hacer algo por resolverlos deban antes hacerse santos. El problema del cambio climático, el de la violencia y la desigualdad de género, el de la explotación de las clases oprimidas, el de los inmigrantes que debieron escapar de condiciones inhumanas, el de la escasez de vivienda y el trabajo en precario, el del deterioro de los servicios sociales por los recortes en la sanidad y la enseñanza… todos esos problemas y otros están ahí esperando una solución urgente aunque quienes pueden hacer algo para resolverlos sean imperfectos y pecadores como yo.

Más grave aún fue que añadió que lo que se pretendía disuadir era el activismo revolucionario. O sea que se trataba de eso, de desmovilizar al personal. Me pregunto en cuantos templos se habrá impartido hoy esa doctrina destinada a proteger al sistema dominante de la acción de la fuerzas sociales que quieren hacer frente a la injusticia que reina en este sistema en el que la Iglesia (su jerarquía) se ha instalado tan confortablemente. Esta Iglesia se define como Santa; puede que lo sea según los criterios de santidad con los que mida y valore ese concepto: mucho templo, mucho lugar de culto y peregrinación, mucha misa, rezo del rosario, adoraciones eucarísticas y cosas por el estilo. Pero está traicionando el Espíritu de Jesús de Nazaret, que era un activista revolucionario y su misión era (es) cambiar el mundo para construir el Reino de Dios, y nos convoca a proseguir esa tarea: Como el Padre me envió, así os envío yo. Aplicarse a construir en el mundo ese Reino que Jesús tenía como objetivo es el verdadero objetivo de sus seguidores, no la persecución de una santidad que se mide como respeto y sometimiento a un sistema que la Iglesia no quiere cambiar.

Faustino Castaño, miembro de los grupos de Gijón que pertenecen a Redes Cristianas

Gijón, 2 de noviembre – 2021

oct 312021
 

HOY ES DOMINGO 31 DE OCTUBRE DE 2021-DIFUNTOS, NO. VIVOS PARA SIEMPRE

“Dios no es Dios de muertos, sino de vivos, porque para El todos están vivos”, del Evangelio de Lucas 20,38.

El peor daño que le podemos hacer a la imagen del Dios verdadero es creer que El ha establecido la condenación eterna y creado un horrible infierno para ella.

En estos días es lógico, natural e inevitable que recordemos a quienes nos precedieron en el paso de esta orilla de la vida a la otra orilla de la Vida, y más aun a aquellos por los que nos hemos sentido amados y queridos, o hemos amado y querido intensamente, porque con ellos parece que se nos iba algo de nosotros mismos. Pero la vida es solo una, no desaparece, tan solo cambia, porque la vida es para siempre.

Pero desde la infancia nos metieron miedo con morir en pecado, con el infierno, con el castigo de Dios, con la condenación eterna, con ir al infierno para siempre. Como dice Dante en la Divina Comedia, en la puerta del  Infierno hay un letrero que dice: “pierdan toda esperanza los que por aquí entran”. Aquel Dios que nos enseñaron nos iba a someter a un juicio implacable: un solo mal pensamiento, de un solo instante sobre el sexto mandamiento era ya suficiente para ir al infierno para siempre.

Se usó el miedo al infierno y al más allá como instrumento de dominio, de control, de sometimiento y manipulación del pueblo: una señora muy pobre que venía descalza del monte de recoger leña, con los pies sangrando, llegó apresurada a la iglesia a escuchar al predicador de turno de una misión popular, que estaba amenazando con el castigo eterno en el infierno. Al salir se encontró con un amigo que se llamaba Justo y le dijo: “¡Ay Justo, Justo, con las que hay que pasar en este mundo, y que todavía amenacen con el otro!”.

Es increíble que aun hoy, en torno a diferentes celebraciones sacramentales, y sobre todo las de difuntos, aun ande el dinero por el medio. Los mayores aun recordamos cuando había funerales de primera, segunda y tercera, cuantificados por el grado de “solemnidad” y finalmente en dinero.

Lo más grave de todo es que con el infierno y la condenación eterna, hemos transmitido al pueblo una imagen de Dios horrible. El peor daño que le podemos hacer a la imagen Dios verdadero es creer que El ha establecido la condenación eterna y creado un horrible infierno para ella.

San Lucas, el Evangelista que más insiste en la necesidad de luchar contra toda clase de males y sufrimientos en este mundo, para que no sea un infierno aquí y ahora para los seres humanos, dice clarísimamente: “Dios no es Dios de muertos, sino de vivos, porque para El todos están vivos”. El Dios que Jesús nos enseñó es el Dios Padre del hijo pródigo, que antes de que llegue lo avista de lejos, corre hacia él, lo abraza, lo besa y organiza para él una gran fiesta. Este es el Dios de verdad para todos los seres humanos. Es Dios Padre-Madre que movía continuamente a Jesús para curar a los enfermos, dar de comer a los hambrientos, acoger a los marginados y maltratados, a abrazar a los niños, consolar a los tristes, admirar la belleza de la naturaleza… Este es el Verdadero Dios que nos ha de mover a todos a luchar contra todos los infiernos de este mundo como lo hizo Jesús, infiernos que son muy duros para muchos millones de personas que son víctimas del hambre, de enfermedades curables, de guerras, de emigración forzosa, de deportaciones, de violencia, de malos tratos, de injusticias atroces, para morir víctimas de una muerte injusta y prematura. Si hiciéramos lo que Jesús hizo y viviéramos como El vivió, el mundo sería mucho más feliz. Apresurémonos a hacerlo realidad.

Sí, claro que va a haber plenitud definitiva de vida para todos los seres humanos y para toda la Creación, pues para eso Dios es Dios. ¿Cómo lo va a hacer? El sabrá, pues para eso es quien es. Nosotros luchemos por una vida digna para todos los seres humanos y para toda la creación aquí en este mundo como lo hizo Jesús, que “vino para que todos tengamos vida y vida en abundancia” (Evangelio de Juan 10,10).

El otro mundo, que no nos preocupe, pues está en las mejores manos, que son las de Dios, el Dios Padre de todos y de todo, que nos enseñó Jesús. El nos espera para abrazarnos, besarnos y llenarnos de vida para siempre. Saber eso, que nos llene de entusiasmo y de fuerza para luchar aquí y ahora por un mundo más feliz, pues el Dios-Padre Bueno ya nos quiere ver felices en este mundo. Luchemos para que no haya opresores ni oprimidos, para que ellos dejen de oprimir y estos de estar oprimidos, y estemos todos cada vez más liberados de toda clase de opresión, y así vivamos más liberados de los sufrimientos de este mundo, contagiando esta liberación a todos los demás seres de la creación, pues todas sus criaturas, y no solo nosotros, sino que también ellas viven con la esperanza de ser liberadas de la servidumbre de la corrupción para participar en la libertad de la gloria de los hijos de Dios (ver Carta a los Romanos 8,20-22).

NOTAS: Día 5 de noviembre Acto en memoria de Gaspar García Laviana, y presentación de la Asociación MEMORIA GASRAPAR GARCIA LAVIANA en la Casa Cultura de El Entrego, a las 7,30 de la tarde. El día 8 de noviembre el mismo acto y a la misma hora en  Café Macondo de Gijón. Os invitamos encarecidamente a participar en estos actos en recuerdo de gratitud y afecto a nuestro gran asturiano Gaspar.

Durante el próximo mes de Noviembre iremos presentando por correo electrónico y en resumen por WhatsApp, los proyectos de cooperación para 2022. Este año son muchos más que en los años anteriores: con la pandemia, aun aumentó más la penuria de los más empobrecidos. Os pediremos vuestra colaboración y difusión a ver si somos capaces de financiarlos todos.

Feliz domingo a tod@s con un abrazo muy cordial.-Faustino Vilabrille (miembro de los grupos que pertenecen a Redes Cristianas en Gijón)

 

 

 

 
waci

Representantes de los distintos grupos de Somos Iglesia Internacional se han reunido en Roma para celebrar 25 años de trabajo conjunto en favor de la reforma de la Iglesia Católica según  la declaración de Roma de 1996 y el manifiesto proclamado el 12 de octubre de 1997, también en Roma:

 

La Declaración Romana (we-are-church.org)

Manifiesto IMWAC (we-are-church.org)

 

www.we-are.church.org

 

La Corriente Somos Iglesia participó en dichos encuentros y pertenece al Movimiento Internacional desde su fundación en 1996.

oct 242021
 
Imagen1

 ASSOCIACIO CRISTIANISME AL SEGLE XXI

Quina és avui la utopia de l’Evangeli.

De quin Déu parlem?

 

PROGRAMA

 

15 de gener  Formes de coneixement.

Ramon Maria Nogués

 

12 de febrer La figura del Jesús històric: Punts d’arribada.

Lluís Busquets

 

5 de març    Ponts entre les diferents formes de viure la fe.

Viqui Molins / Jaume Riera

 

2 d’abril      Anem al col·lapse? El futur incert de les institucions  eclesiàstiques.

Marta Lopez Ballalta / Pere Codina

 

7 de maig     Moral i ètica en la figura de Jesús.

L’escàndol de l’Evangeli.

Begoña Roman / Josep Cobo

 

28 de maig   Quina és la nostra praxi cristiana avui.

(Pendent de confirmació)

 
Redes Cristianas

 

Madrid 24 de octubre de 2021

 

Durante los días 23 y 24 de octubre hemos celebrado telemáticamente el VII Encuentro estatal de Redes Cristianas, en el que hemos reflexionado sobre nuestro compromiso social en esta situación de post-pandemia y también sobre la reforma de la iglesia.  En ambos casos, para contribuir a un cambio real que mejore la calidad de vida de las personas y colectivos más afectados por la crisis sanitaria y socioeconómica producida y sitúe a la comunidad de creyentes en el nivel más idóneo para implicarse en la transformación social y en la construcción de un nuevo modelo económico que respete la naturaleza y ponga la vida en el centro para corregir la deriva del sistema capitalista; un modelo que genera desigualdad y pobreza y que destruye el planeta, imponiendo un futuro inhumano y catastrófico.

 

En tal sentido, manifestamos:

 

Entendemos que el respeto a la naturaleza y el cuidado de la tierra son elementos básicos para afrontar, aunque sea con retraso, una nueva época, donde la lucha contra el cambio climático y a favor de la biodiversidad supongan un horizonte irrenunciable para construir una nueva realidad planetaria, que proteja a una humanidad frágil, como la que la pandemia nos ha mostrado en su más duro rostro.

 

Consideramos que los poderes públicos, pero también las demás instancias sociales, deben adquirir un compromiso firme de corregir los abusos del sistema económico capitalista dominante, que dañan el medio ambiente y explotan a las personas. Para ello, resulta fundamental que las mayorías sociales se empoderen y gocen de la capacidad suficiente para incidir en las políticas reales con su presión y su iniciativa ciudadana democrática, que sirva de contrapeso a los poderes fácticos, que rehúyen todo control público y popular.

 

Pensamos que la dolorosa experiencia de la pandemia, con una pérdida de vidas humanas descomunal, especialmente en colectivos más vulnerables como las personas mayores en residencias, nos indica con toda rotundidad que la existencia de una sanidad pública bien dotada y eficiente constituye una necesidad básica para garantizar una atención de calidad, humanizada y competente, para asumir un reto tan colosal como el de la Covid-19.

 

Creemos que, frente a la desigualdad y la pobreza existentes, incluso en nuestro primer mundo, es imprescindible un criterio de solidaridad radical que influya en las políticas y en las relaciones sociales y humanas, no con un concepto asistencial solamente, sino como impulso de propuestas materiales que transformen los proyectos sociales hasta promover un cambio de modelo basado en los derechos humanos y en la justicia social. En este tema, nos adherimos con todo entusiasmo al discurso social del Papa Francisco, que acaba de reclamar un salario universal para asegurar una vida digna a todas las poblaciones, extremo que conecta plenamente con nuestra opción por una Renta Básica Universal o, en su caso, cualquier instrumento efectivo que garantice el derecho a la subsistencia de todos los seres humanos, por encima de cualquier condición.

 

Apoyamos la transformación social hacia un nuevo sistema económico, pues ninguna medida paliativa será suficiente si no cambia la raíz del sistema, si bien no renunciamos a cambios paulatinos si hacen viables los objetivos sociales más anhelados como el acceso a un empleo digno, a una vivienda adecuada, a unos servicios públicos solventes, a una educación de calidad para toda la población, etc. Además, exigimos unas políticas migratorias inclusivas y de respeto a la dignidad humana, así como la acogida a asilados y refugiados en condiciones humanitarias apropiadas a su situación de carencia.

 

Percibimos el papel relevante de las mujeres en ese cambio social al que aspiramos. Su empoderamiento nos conduce a un cambio de paradigma esencial. Estamos seguros además que su creciente liderazgo contribuirá a otro estado de cosas, donde los cuidados se conviertan en la medida fundamental del quehacer colectivo, facilitando una valoración objetiva de su transcendencia social y económica. Solo desde la articulación de un sistema de cuidados potente, con su contingente de empleo y su dotación de medios, comportará un verdadero torpedo al neoliberalismo reinante, para que más pronto que tarde venzamos en común la lacra que también Francisco ha denunciado: “El neoliberalismo mata”.

 

Intuimos que también el movimiento de mujeres va a ser clave en la renovación profunda de la Iglesia, a pesar de que, en esta materia, la evolución de la institución está siendo inexplicablemente lenta y gravemente discriminatoria. Pero sin duda nuestras comunidades y grupos de cristianos y cristianas de base pueden dar un testimonio estratégico para explorar ese giro imprescindible para que la intercomunicación con la sociedad actual sea coherente y constructiva. No podemos comprender cómo la Iglesia va abriendo camino de esperanza en materias como el medio ambiente o la justicia social y, en cambio, cierra a las mujeres todas las puertas para la igualdad y para el respeto de sus derechos fundamentales.

 

Rechazamos con toda energía la trayectoria delictiva de tantos religiosos y sacerdotes incursos en delitos de pederastia. Somos conscientes de la enorme permisividad y encubrimiento que muchas autoridades eclesiásticas han practicado al respecto. Especialmente, afirmamos que la Iglesia católica española ha dado pruebas de una desidia intolerable en esta materia, que el Vaticano debe corregir de inmediato o que incluso la autoridad civil debe esclarecer con todas las consecuencias.

 

Estamos avergonzados como miembros de la Iglesia española del fenómeno de las inmatriculaciones eclesiásticas de bienes públicos. Estimamos que es un verdadero atraco a los bienes comunes y al mismo Estado y exigimos una urgente y eficaz intervención del Gobierno para defender y devolver al pueblo lo que es de toda la ciudadanía. Desde aquí, hacemos un llamado a la propia jerarquía católica española para que rectifique con prontitud y transparencia y devuelva al Estado los bienes histórico-culturales inmatriculados y subsane esta grave desviación jurídica y moral, contraria a toda ejemplaridad cristiana y ética. En todo caso, dada la gravedad de este asunto, nos proponemos convocar un Encuentro o Asamblea General durante el 2022 abierta a todos los movimientos, comunidades y grupos de base de la Iglesia de nuestro país, para abordar tanto el tema de las inmatriculaciones como otros de singular interés para empujar el cambio en las estructuras eclesiásticas (la autofinanciación, por ejemplo), hacia una comunidad de creyentes libre y comprometida con su pueblo.

 

10º Nos alegramos del proceso sinodal iniciado por Francisco en estos días y hemos decidido como Redes Cristianas hacer llegar a la Secretaría de Sínodo nuestra propuesta de “una Iglesia posible”, fraguada en más de medio siglo de experiencia.

 

 

 

 

 

Organiza: Comunidad Santo Tomás de Aquino (perteneciente a Cristianas y Cristianos de Base de Madrid)

 

12 de noviembre, viernes, a las 18 horas

 

La comunidad Santo Tomas de Aquino ha organizado una mesa redonda sobre este tema con la participación de personas con formación teológica preocupadas por la situación de la Iglesia y por las posibles acciones para actualizarla.

 

PARTICIPAN: José Arregi Olaizola, Ema Martínez Ocaña, Antonio González Fernández, África de la Cruz Tomé. MODERA: Evaristo Villar.

 

GUIÓN

 

  1. Presentación-Introducción por Evaristo Villar.

 

  1. IMAGEN Y RELEVANCIA ACTUAL de la iglesia en el mundo de hoy. Causas y propuestas de futuro.

 

  1. ORGANIZACIÓN de la iglesia que excluye a las mujeres y otras diversas tipologías del ser humano (ideológicas, políticas). Causas y propuestas. La sinodalidad.

 

  1. MACROECUMENISMO. El problema de la secularización. Desarrollo científico-técnico, economicismo y mística. Diálogo interreligioso e interconviccional. La propuesta de Francisco de Iglesia de puertas abiertas y “en salida”.

 

  1. ÚLTIMAS PALABRAS.- Perspectivas de futuro en tiempos de incertidumbre (cuestión de acentos): ¿qué resaltamos, qué enfocamos, por dónde caminar?

La mesa redonda se realizará por medio de Zoom. Para poder asistir se ruega solicitar la participación a la dirección consejo@comunidadsta.org no más tarde del 31 de octubre.

Un saludo,

El Consejo de Santo Tomás de Aquino

2021-10 Cartel MESA REDONDA[104797]

oct 182021
 

HOY ES DOMINGO 17 DE OCTUBRE DE 2021

¿Seguimos locos?

En un Comentario de hace algo más de un año nos preguntábamos si no estamos un poco locos porque con la presión tan gigantesca a la que estamos sometiendo al planeta con el cambio climático, ponemos en alto riesgo su futuro y sobre todo el de la humanidad.

Ahora nos preguntamos si no seguimos estando aun más locos. ¿Por qué?

Fíjense en estos datos:

El importe del  PREMIO NOBEL es de 980.000  Euros

Estas son las ganancias de los 7 futbolistas más pagados del mundo en la temporada 2020-2021, en EUROS AL DIA (Fuente Forbes)

Messi     365.000 € al día: en 2,7 días Premio Nobel
Ronaldo     282.192 € al día: en 3,5 días Premio Nobel 
Neymar     224.658 € al día: en 4,4 días Premio Nobel
Mbappé     109.589 € al día  
Salah       87.671 € al día 
Pogba       84.932 € al día 
Iniesta       79.452 € al día
DATOS:
-Salario medio de un Investigador en Italia: 32.930 € al año

-Salario medio de un investigador en España: 22.198 € al año

-Salario medio de un investigador el R. Unido: 33.837 € al año

-Salario Medio de un investigador en Suecia: 35.808 € al año

-Salario medio de un investigador en Austria: 39.531 € al año

Los científicos e investigadores aportan grandes beneficios

a la humanidad, pero ¿qué aporta un futbolista?

Gracias a los investigadores y científicos hemos hecho frente el coronavirus en muy poco tiempo. Esos señores, ¿aportaron algo?

-Casi la mitad del continente africano, unos 620 millones de personas, carecen de electricidad.

-En África subsahariana 300 millones de personas no tienen acceso a agua potable.

-En Tanzania 30 millones de personas no disponen ni de 1,6 euros al día.

-¿Cómo es posible que Europa vea paralizadas industrias muy importantes por no tener ni una fábrica de CHIPS  de última generación? Y luego hay tanto dinero por dar patadas y cabezazos a un balón.

Los culpables de ganar esas millonadas inútiles, no son solo ellos; lo son todos los que pagan por ver futbol. Lamentablemente hay más ejemplos de otros deportes y otras actividades inútiles e incluso perjudiciales… Deporte sí, popular, pero sin dinero…

Miles de cooperantes  se ven totalmente impotentes para hacer frente al hambre y enfermedades de muchos millones de personas. Y este año, a consecuencia del coronavirus, nos llegan muchas más peticiones de ayuda que otros años, que casi las triplican.

China  hace público que dispone de un misil cinco veces más veloz que el sonido y capaz de llevar carga nuclear. En esa misma horrorosa carrera están también EE. UU. y Rusia-India, y pronto se les sumarán más países.

Ante ese panorama tan irracional, no nos queda más remedio que seguir pensando, si no estamos aún más locos.

¡Cuánto falta todavía por hacer en este mundo para que sea un poco más humano, fraternal y solidario con toda la Humanidad y toda la Creación, en coherencia con el mensaje liberador de Jesús de Nazaret, que no quería que sus apóstoles ejerciesen el poder como los políticos de este mundo (Evangelio de Mateo 20,26), que “tiranizan sobre sus súbditos e imperan sobre ellos”! Este texto no se cita ni una sola vez en los principales documentos del Magisterio de la Iglesia, porque la Iglesia Oficial también…Por eso Francisco convoca un Sínodo Universal (que significa caminar juntos), para renovar la Iglesia desde sus raíces, en coherencia directa con el Evangelio y el Mensaje de Jesús, para que lejos de servirse del pueblo y vivir a su costa, esté totalmente al servicio del mismo, especialmente de los oprimidos y maltratados de este mundo, como lo enseñó y practicó el mismo Jesús. Veremos si los Obispos…, pues hay bastantes, y también en España, bien contrarios al Papa Francisco.  (Volveremos sobre este tema).

Feliz domingo a tod@s.-Faustino

Faustino Vilabrille es miembro del Foro Gaspar García Laviana y de las Comunidades Cristianas de Base de Gijón

 

 

 
Foro Gaspar García Laviana

Tomamos de Religión Digital  comunicado de hace unos años  pero que sigue teniendo vigencia, del Foro Gaspar García Laviana , que pertenece a Redes Cristianas:

Foro Gaspar García Laviana, a monseñor Sanz: “Actúa más como político conservador que como obispo de todos los asturianos” (religiondigital.org)

https://forogasparglaviana.es/DOC_NUESTROS/CARTA ABIERTA AL ARZOBISPO MARTIRES DE NEMBRA.htm

 
logo en-re

Cómo colaborar con las iniciativas del Consejo de Europa para mejorar el bienestar social (en-re.eu)

 
ccp

En este enlace se puede leer el comunicado de la Coordinadora Estatal de CCP

CCP-Granada: Las CCP, como el Papa Francisco, también piden perdón.

 

 

Lema: MUÉVETE CONTRA LA PANDEMIA DE LA POBREZA.

 

Miércoles 13 de Octubre:

11.30h. Patio del Ayuntamiento.

RUEDA DE PRENSA. Y EXPOSICIÓN FOTOGRÁFICA PERSONAS SIN HOGAR. ¿ME VES?. Estará abierta los días 13, 14, 15 y 17 de 10h a 13.30h

RECOGIDA DE ADHESIONES del Parlamento europeo contra los CORTES DE LUZ. 13, 14 y 15 de 11.00h a 13.00h. En la Plaza del Carmen.

 

Jueves 14 de Octubre,

18.30h. Universidad Euroárabe (S. Jerónimo):

Conferencia: GEOPOLÍTICA DE LA POBREZA. A cargo de Federico Velázquez de Castro. Coordinador de la mesa por el Clima en Granada y especialista en Ciencias ambientales.

 

Domingo 17 de Octubre:

12.00H Plaza del Carmen:

CONCENTRACIÓN. En el día internacional por la erradicación de la pobreza.

Exposición ¿Me ves?. Performance y lectura de Comunicado

 

Convoca: Plataforma Campaña Pobreza Cero Granada.

Colaboran: Universidad Euroárabe, Congra, Granada Social y Star Idea.

IMG-20211004-WA0003[102791]

Pobreza0-FolletoMesaAdhsiones-StartIdeav2[102792]

 

Estimados amigos

Adjuntamos información e invitación para participar en las próximas Conversaciones organizadas para el próximo día 21 de octubre de 2021 en Madrid.
Inscripción para participar presencialmente a través de: secretaria.pastoral@upsa.es  o 911710132
Inscripción para participar de modo streaming pincha:  Inscripciones Conversaciones PPC | PPC Editorial (ppc-editorial.com)
Agradecemos su difusión.

Tema: ¡Soñar juntos!, “Fratelli Tutti” y los escenarios poscovid.

Horario: de 9 a 19 horas

Lugar: Colegio Mayor Berrospe (Av. de la Moncloa, 9, 28003, Madrid)

Ponentes: Leticia Gutiérrez, Pepe Laguna y Juan Pablo García Maestro.

banner_ISP_1702x1080_OCT_21[102838]

 

 

 
Foro Gaspar García Laviana

 

Hemos leído juntos en el Foro Gaspar García Laviana el Mensaje del 40º Congreso de Teología organizado por la Asociación Juan XXIII y queremos manifestar nuestra postura ante los temas tan importantes y de tanta actualidad que han abordado, haciendo especial atención a algunos.

Coincidimos en señalar al neoliberalismo como causa radical de la mayor parte de los males sociales que nos afectan y queremos destacar especialmente uno de ellos: el desastre ecológico en el que ya nos vemos envueltos, a cuya dramática deriva es urgente poner remedio. Este problema probablemente afectará a la mayoría de los seres, cuya vida, fruto de esfuerzos de miles de millones de años, peligra. Nuestra responsabilidad es enorme.

Por otra parte, actualmente se escuchan insistentemente voces de protesta por algunas nuevas leyes que se pretenden hacer para subsanar problemas como los que están afectando al derecho a una vivienda digna para todos los ciudadanos y otras para protegernos de la escalada tan brutal de los precios de la energía eléctrica. El rechazo se hace acusando de intervencionismo estatal a esta acción legislativa. Nosotros queremos decir que estamos de acuerdo y apoyamos cualquier intervención del Estado que tenga por fin proteger a los ciudadanos que lo necesiten de la rapacidad insaciable de algunos que, apoyados en la ideología liberal, reclaman libertad de producción y mercado para poder explotar al máximo tanto a las personas como a la misma naturaleza.

Estamos convencidos de que no solo no se puede servir al mismo tiempo a Dios y al dinero, sino que cuando el fin principal, y a veces único, de la actividad económica es el beneficio empresarial, históricamente los hechos hacen ver claramente que es imprescindible la intervención del Estado para protegernos. Las voces de quienes se oponen a que el Estado ampare a los más débiles están favoreciendo los intereses de los más ricos y poderosos. La necesidad de que el Estado ha de intervenir en ocasiones lo hemos visto con ocasión, por ejemplo, de la pandemia del COVID-19 y con ocasión de desastres naturales, como está sucediendo con el volcán en La Palma. Comprender esto es muy importante para detectar a qué políticos hemos de apoyar y votar. Sus posiciones ante situaciones concretas los diferencian muy bien. No todos son iguales.

Apoyamos todas las peticiones que se han hecho desde este 40º Congreso de Teología y en esa misma perspectiva de liberación, solidaridad y praxis igualitaria donde nos sitúa Jesús de Nazaret, queremos resaltar lo importante que sería que la vacunación del COVID-19, al igual que todos los recursos sanitarios, estuvieran al alcance de todos nuestros hermanos en cualquier país del mundo. Pedimos con todas nuestras fuerzas que los dirigentes políticos mundiales, en especial los nuestros de la Unión Europea, hagan todo lo posible para que así sea.

 

FORO GASPAR GARCÍA LAVIANA. OCTUBRE DE 2021

 

 

 

LAS RAICES DEL MAL QUE PADECEMOS

 

Recientemente está teniendo lugar una extraordinaria difusión y atención mediática el escándalo de los llamados “Papeles de Pandora”. Se trata de una continuación o segunda parte del proceso similar que tuvo lugar en 2016 y fue conocido como “Papeles de Panamá”. En ambos casos se trata de fraude fiscal, operaciones para evadir impuestos. Los implicados son empresas y personalidades de diversos tipos que rehúsan contribuir en los países donde obtienen sus ganancias. En el procedimiento para que las operaciones resulten opacas intervienen bufetes de abogados generalmente con apoyo bancario. Hace el asunto más grave el hecho de que estén implicadas también personas que por su función política deberían ser garantes y defensores de la legalidad: ministros, jefes de Estado…

No vamos a entrar en los detalles técnicos de las operaciones irregulares; sobre ese asunto se está informando exhaustivamente en la prensa estos días. Desde las Comunidades de Cristianos de Base de Gijón queremos abordar el asunto desde sus aspectos morales. Esa corrupción y la que en nuestro país se conoció a través de los “Papeles de Bárcena” y otros trabajos de investigación periodística nos presenta una situación generalizada y continuada de injusticia sistémica. La prensa lo presenta como algo que huele mal en el sistema dominante, pero la realidad es que esas lacras expresan la verdadera naturaleza de tal sistema. Es un sistema clasista: por su propia naturaleza es injusto y abusivo; privilegia a unas clases sociales en perjuicio de otras a las que oprime y explota. A estas alturas ya nadie puede ignorar que la historia humana es la lucha de clases entre opresores y oprimidos, ricos y pobres, explotadores y explotados, poseedores y desposeídos…

La base de ese sistema clasista, una de las raíces del mal que agobia a la humanidad es la propiedad privada. Los beneficiarios del sistema dicen que la propiedad privada es un derecho humano, pero la mayor parte de la humanidad no posee nada. No es un derecho sino un privilegio pues sólo lo disfruta una minoría y de manera muy desigual; los derechos son universales e igualitarios, pero el capitalismo construyó un mundo con grandes diferencias y exclusiones. La pervivencia de tan nefasto sistema se basa además en la ignorancia de los oprimidos y desposeídos. Decía un antiguo proverbio hindú: si dos reinos están en guerra y uno de ellos no lo sabe, el otro lleva todas las de ganar. Pues bien, otra raíz del mal que padecemos es la ignorancia de las víctimas del sistema. La masa de los desposeídos no sabe o no quiere saber lo que es la lucha de clases. No sabe o no quiere saber la fuerza formidable que posee, y les da apoyo electoral, poder político, a sus enemigos de clase, a los políticos lacayos de la clase dominante, que defienden los intereses de los explotadores. El poder del mundo pertenece a los gigantes de las finanzas, de la banca, del capital… son los mercaderes, el único personal al que Jesús expulsó del Templo, a los que acusó de haberlo convertido en una cueva de ladrones. Hoy la cueva de ladrones abarca todo el planeta, pues a los pueblos les falta la decisión y lucidez para desembarazarse de tan indigno personal.

Desde las Comunidades de Cristianos de Base de Gijón llamamos la atención pública de nuestro país sobre el hecho de que la corrupción que denuncian los famosos Papeles de Pandora sólo es posible cuando el pueblo, o una parte importante de él, se deja seducir por políticos que protegen la propiedad de los explotadores, que hacen recortes en la sanidad y la enseñanza, que privatizan la propiedad y las empresas públicas, que siempre consideran inoportuno cualquier aumento de los salarios, que venden a fondos buitre las viviendas sociales municipales, que se les llena la boca de hablar sobre la unidad de España pero su proyecto es privatizarla y apropiársela, que se oponen a la renovación del poder judicial para proteger a sus corruptos… El pueblo que no sabe defender sus derechos se convierte en el arquitecto de su propia desgracia.

 

COMUNIDADES DE CRISTIANOS DE BASE DE GIJON-ASTURIAS: Octubre de 2021

 

 
waci

COMUNICADO DE SOMOS IGLESIA INTERNACIONAL

El Sínodo sobre la Sinodalidad debe incluir los votos de todo el Pueblo de Dios

9 de octubre de 2021:

Acogemos con satisfacción la apertura del proceso sinodal mundial hoy en Roma. Hay que felicitar al Papa Francisco por promover el diálogo en lugar de silenciarlo.

Pero el proceso sinodal tal como está configurado sólo abre una pequeña ventana en la primera fase para que el Pueblo de Dios deje que sus voces sean escuchadas. Las fases posteriores están todas en manos de nuestros obispos no elegidos. Durante demasiado tiempo, el Pueblo de Dios ha sido excluido de la toma de decisiones en nuestra iglesia. Es importante que los que votan en los sínodos representen en su mayor parte al Pueblo de Dios y especialmente a las mujeres.

Lo que afecta a todos debe ser decidido por todos.

 

We Are Church International (WAC) fundada en Roma en 1996, es una coalición global de grupos nacionales de reforma de la iglesia. Está comprometida con la renovación de la Iglesia Católica Romana basada en el Concilio Vaticano II (1962-1965) y el espíritu teológico desarrollado a partir de él.

(Traducción hecha con DeepL)

 

Synod on Synodality must include votes for all the People of God

 

9 October 2021  We welcome the opening of the worldwide Synodal process today in Rome. Pope Francis is to be congratulated for promoting dialogue rather than silencing.

 

But the Synodal process as it is set up only gives a small window in the first phase for the people of God  to let their voices be heard. The subsequent phases are all in the hands of our unelected bishops. For too long the people of God have been excluded from decision making in our church. It is important that those voting at synods should for the largest part represent the people of God and especially women.

 

What affects all must be decided by all.

 

 

Colm Holmes

Chair, We Are Church International

colmholmes2020@gmail.com

M  +353 86 606 3636

www.we-are-church.org

 

 

We Are Church International (WAC) founded in Rome in 1996, is a global coalition of national church reform groups. It is committed to the renewal of the Roman Catholic Church based on the Second Vatican Council (1962-1965) and the theological spirit developed from it.

oct 062021
 

 

Cada cultura y sistema social genera en el colectivo que la constituye una resistencia a su evolución, un rechazo instintivo e inconsciente a cambios sustanciales. El sistema socioeconómico dominante se beneficia de esa inercia humana a conservar las tradiciones recibidas. Por eso las revoluciones no abundan en la historia humana; se producen sólo cuando se produce una crisis social que no tiene otra salida. Fuera de esos casos especiales es muy estable la escala de valores en la que se basa toda sociedad. Por eso la esclavitud y el patriarcado tuvieron una larga duración, el feudalismo duró más de un milenio, y el actual sistema burgués capitalista, aunque muy dinámico por su progreso técnico y científico, es muy estable e inmovilista en lo que se refiere a la base económica sobre la que se asienta.

 

Los valores esenciales sobre los que se basa este sistema en el que nacimos y nos educamos son la propiedad privada y sus instrumentos: el dinero, el mercado… y el clasismo que todo eso produce. Incluso a personas conscientes de los dramas y tragedias que genera la desigualdad que ese sistema establece entre los humanos, nos resulta inconcebible una forma de sociedad que funcione sin esos elementos. Pero para evitar la injusticia no es solución suficiente poner límites al imperio del mercado. El mercado y su instrumento el dinero, someten el corazón humano si se intenta convivir con ellos, como lo demuestra el curso de la historia humana hasta la actual situación infernal del mundo.

 

El asunto comenzó de una manera bastante inocente: los humanos que, con la aparición de la agricultura, se apropiaron de manera privada de partes del territorio, el único medio de producción entonces existente, necesitaron hacer intercambio de las diferentes cosas que producían, y esto requirió fijar un valor a los productos intercambiables. Desde ese punto sólo fue necesario un pequeño paso para concebir una medida abstracta del valor de los diversos productos y servicios: ¡acababa de nacer el dinero! Desde entonces ese ente satánico se hizo el tiránico dominador de toda actividad y relación humana. Por medio de ese dinero se puede comprar todo, incluso seres humanos (esclavitud), seguridad (mercenarios, guardaespaldas), trabajo humano (asalariados), rango, conciencias humanas (corrupción). El dinero interfiere también en las relaciones familiares (dotes, separación de bienes de los esposos, testamentos, herencias…) e incluso en las relaciones sexuales (prostitución), y otras muchas cosas: sanidad, ocio, incluso servicios religiosos. El hecho de que fracasaron todos los intentos que se hicieron hasta ahora para limitar el poder del mercado muestra su carácter incontrolable. A la aparición del dinero siguieron otros pasos para que fueran apareciendo las sociedades por acciones, la bolsa de valores,  los holdings, el blanqueo de capitales, la evasión de impuestos, los paraísos fiscales, las tarjetas black, las sociedades offshore, los fondos buitre… y la globalización.  Actualmente, cuando la humanidad sigue dividida en países, naciones, religiones, sistemas políticos, lenguas… el mercado funciona fluidamente saltándose todas esas barreras.

 

El único poder que puede hacer frente al dinero y al mercado por él generado es el de la autoridad, el Estado, un poder estatal con consciencia y voluntad de cumplir su rol, que es el de la organización y realización de las tareas que son necesarias pero que las personas no pueden realizar personal y privadamente (justicia, defensa, obras públicas…). En las recientes crisis de la pandemia y del volcán de La Palma se puso de manifiesto lo necesaria que es la acción estatal para hacer frente a problemas que las personas no podemos resolver aisladamente. Incluso los beneficiarios del sistema del mercado requieren y postulan la acción del Estado cuando peligra el desarrollo de la actividad productiva que es la base de todo sistema. Así pues, la clase dominante que se beneficia del mercado respeta y utiliza al Estado pero controlándolo y limitándolo para que la gestión de los asuntos públicos y comunes no perjudique sus intereses mercantiles. Pero resulta que el común interés de la humanidad es precisamente la anulación del mercado que la divide en clases antagónicas para sustituirlo por un sistema de producción y distribución igualitario. Y precisamente esa tarea de supresión del mercado es algo que los humanos no podemos realizar de forma privada, por tanto el Estado debe asumir su realización.

 

Y aquí vienen las dificultades para la realización de ese proceso imprescindible: estamos tan acostumbrados a este sistema que se basa en la propiedad privada, con la desigualdades y clasismo que genera, que somos incapaces de concebir su sustitución por una gestión pública, estatal, que organice la producción y la distribución de los medios de vida necesarios para toda la humanidad de manera igualitaria. En todo caso, la autoridad estatal, pública, que tiene que asumir el control de proceso transformativo, a menudo está gestionada por individuos que no son verdaderos hombres de Estado sino mercenarios de la política, lacayos al servicio de los poderes que dominan en el mundo, como los que aparecen en los  Papeles de Bárcena, de Panamá, de Pandora… Pero en el caso de que algún gobernante tenga la osadía de desafiar a esos poderes, vienen los embargos económicos como los que sufren los regímenes de Cuba, Venezuela… y el que hizo fracasar el proyecto reformista de Grecia hace varios años.

 

Y cuando no basta con eso, la clase dominante, a la que le conviene que el sistema perdure tal como es, utiliza todos sus recursos para impedir cualquier cambio que la perjudique. Le interesa que las clases dominadas no tengan consciencia de su condición e ignoren incluso que se encuentran en una lucha de clases en la que se decide la esencia misma de la sociedad. Fomenta la ignorancia de las clases explotadas y en caso de necesidad sabe movilizar en su favor a los miembros menos instruidos de esas clases, como ocurre con los movimientos fascistas. E incluso sin llegar a tanto, dispone de los medios de formación e información que controla para modelar el pensamiento de las masas populares y apartarlas de objetivos de liberación. En realidad también la información, las películas, todo lo publicable, aún cuando no se refieran a asuntos políticos, portan un mesaje subliminal, imperceptible, que contribuye a mantener en la mente del público una aceptación tácita, inconsciente, del sistema y sus valores. Todo ese conglomerado de elementos formativos es lo que se suele llamar “el aparato ideológico del sistema”.

 

Ahora nos interesa prestar atención a otro elemento influyente del aparato ideológico del sistema: la religión, la iglesias en nuestro ámbito europeo, y concretamente la Católica en el caso concreto de España. Quien se interese por la historia podrá comprobar que esta Iglesia apoyó siempre a la clase dominante de turno, primero a la aristocracia feudal, de la que formaba parte la propia jerarquía eclesial, y actualmente a la burguesía capitalista. El precio de tal apoyo fueron beneficios y privilegios para esa jerarquía. La última tanda de beneficios fueron, y aún son, las inmatriculaciones de inmuebles públicos. El servicio que presta la Iglesia al sistema dominante es impartir a la membresía eclesial una formación espiritual que no cuestione al sistema. La clase dominante y su instrumento de dominio, el mercado, no tienen nada que temer de esos “pastores” que conducen al “rebaño” por sendas que no conducen a la liberación del pueblo oprimido. Los epíscopos que eligió Rouco Varela, en su etapa de vicepapa en España, a imagen y semejanza de él mismo, son un puntal que con los otros mencionados contribuye al mantenimiento de este tinglado inhumano que generó tanta desigualdad y tanta injusticia en el mundo.

 

Lo que nos tenemos que preguntar, quienes nos consideramos seguidores de Jesús de Nazaret, es si esa acción pastoral de la Iglesia, que le tiene como referente, responde a las enseñanzas del Maestro. Pues ocurre que Jesús sí se posicionó claramente en la cuestión del Estado y el mercado. En relación al mercado, es significativo que el único personal al que Jesús expulsó del Templo fueron precisamente los mercaderes. En realidad, no fue las personas de los mercaderes, lo que Jesús expulsaba, sino su instrumento, el dinero. En el Reino que él quería instaurar la relación entre las personas no habría de ser mercantil sino de otra naturaleza en la entraban componentes como el amor, la comprensión, el perdón, la sencillez, la compasión el servicio desinteresado al prójimo…

 

Sin embargo vemos que aún actualmente el dinero y el mercantilismo que comporta siguen en el templo y en la sociedad, y con intención de quedarse. Se dio el caso de predicadores que estando sermoneando sobre el “Magnificat”, que es el canto que el evangelista Lucas pone en labios de la madre de Jesús, dan por terminado su discurso antes de llegar al párrafo que dice: Él (se refiere a Dios) hizo proezas con su brazo: dispersó a los soberbios de corazón, derribó del trono a los poderosos y enalteció a los humildes, a los hambrientos los colmó de bienes y a los ricos los despidió vacíos. (Lucas 1:51-53). Ese párrafo es políticamente incorrecto para esa gente, inoportuno para exponerlo a un público burgués o aburguesado. Además de tener la impertinencia de referirse a la lucha de clases, mostrando la contradicción entre los intereses de los poderosos, los ricos, por una parte, y los humildes, los hambrientos, por otra, el Altísimo tiene la desfachatez de tomar partido a favor de los pobres. ¡Intolerable para los dominadores del sistema y sus lacayos religiosos! Pero hay más. Jesús mismo constató, después de ver la reacción del joven rico que no se sentía dispuesto a trabajar por el Reino de Dios, que la riqueza, el dinero, era una dificultad para acometer esa tarea: ¡Cuán difícilmente entrarán en el Reino de Dios los que tienen riquezas! (Marcos 10:23). Más rotundo fue su aserto de que: No podéis servir a Dios y al dinero. (Mateo 6:24).

 

Y ahora veamos la posición de Jesús en relación al poder político. Él no rechazó la función de la autoridad, lo que ahora llamamos el Estado, pero expresó su criterio acerca de cómo se debía realizar esa función. A la pregunta de Pilatos de si era rey, respondió: Tú lo dices, soy rey, para esto he nacido y para esto he venido al mundo…  Mi reino no es de este mundo… (Juan 18:36-37). Marcaba la diferencia entre los reinos de este mundo, hoy diríamos el sistema dominante, y el Reino que él deseaba implantar. Pilatos representaba a un poder imperialista y esclavista que no tenía como objetivo el servicio a la humanidad sino el beneficio de unos pocos a costa de sojuzgar a la mayoría de la población. En cambio el programa del Reino que Jesús traía son la Bienaventuranzas, es decir, dar prioridad a los que sufren, a los que aman la paz, a los pobres, a los limpios de corazón, a los que tienen hambre y sed de justicia… Ese Reino no es de este mundo, pero el objetivo es implantarlo en este mundo.

 

Y él no rechazaba ejercer la función política con ese objetivo, como lo muestra su lamento sobre Jerusalén: ¡Jerusalén, Jerusalén, que matas a los profetas y apedreas a los que son enviados a ti! ¡Cuántas veces quise juntar a tus hijos, como junta la gallina a sus polluelos debajo de sus alas, y no quisiste! (Mateo 23:37). Ese lamento tiene lugar unos días despés de su entrada triunfal en Jerusalén y antes de su arresto. Usaba el símbolo de la gallina que protege a sus polluelos, y el del pastor que cuida del rabaño, que para la cultura de su tiempo significaba el cuidado y atención que el gobernante debe dedicar a sus súbditos. Y aunque él sabía que su proyecto chocaba con ideología dominante y que corría el riesgo de ser perseguido como los profetas que fueron antes de él, asumió el rol que le asignaba la multitud que lo saludó a su entrada en Jerusalén con el título mesiánico de “Hijo de David”. Y como Mesías, es decir, Rey, entró en el Templo y actuó con autoridad expulsando los símbolos del mercado. Este acto tenía una enorme importancia como lo demuestra el hecho de que lo narran los cuatro evangelistas, cosa que no ocurre con otros hechos de Jesús. En esas narraciones se especifica que desparramó el dinero y volcó las mesas de los cambistas, y comparó sus lugares de reunión con “cueva de ladrones”.

 

La población de Jerusalén, que vivía del templo y del comercio que generaba la enorme peregrinación que recibía sin cesar, no podía aceptar un mesías que contemplaba una devoción no ligada a ese lugar de culto y rechazaba lo relacionado con la compra-venta. Al igual que a los judíos de entonces, también a las generaciones cristianas que existieron hasta hoy les resultó y les resulta inasumible un mundo sin compra-venta, sin comercio, sin mercado. Para que exista compra-venta debe existir la propiedad privada, pues lo que se compra y vende son productos que cambian de mano, es decir de propietario. Ese mercadeo es lo que acaba generando, a través de los pasos que antes vimos, la enorme desigualdad e injusticia que impera en el mundo. Es posible otro mundo en que que no funcione ese engendro de Satán. Se evitan las nefastas consecuencias del mercado con una forma de satisfacción de las necesidad humanas basada en un proceso de producción-distribución, tareas que pueden ser gestionadas perfectamente por el Estado, un Estado que no estaría al servicio de las clases dominantes sino de la igualdad entre los humanos. Si ese ideal no se realizó aún es porque las masas populares, que no conocen el poder que tienen, se lo asigna a políticos que son servidores del sistema, de los reinos de este mundo. Cada vez que en unas elecciones se vota mayoritariamente a fuerzas políticas que tienen como vocación la conservación del sistema tal como es, se está haciendo una elección tan desgraciada como la que hizo la población de Jerusalén que prefirió a Barrabás antes que a Jesús. En esa ocasión preferir Barrabás representaba aceptar lo conocido, lo de siempre: el Templo, el mercado, el Sanedrín como clase dirigente, Roma como imperio dominante… los reinos de este mundo, el sistema. Jesús representaba una revolución que nadie se atrevía y aún hoy nadie se atreve a emprender.

 

Concluyendo, podemos decir que si el mundo del mercado es irrecuperable para el Reino de Dios, - No podéis servir a Dios y al dinero- el de la autoridad, el Estado, el poder político, o como se le quiera llamar, puede ser un buen instrumento de servicio a la humanidad si se libra de su dependencia de las clases dominantes y cumple su función primordial de organizar la vida en común y suplir las insuficiencias de la acción privada. Librarse de la influencia cultural de lo establecido, de las tradiciones que se oponen a esa realización, puede responder a lo que Jesús, cuando hablaba con Nicodemo, decía: De cierto, de cierto te digo que a menos que uno nazca de nuevo no puede ver el Reino de Dios.

Faustino Castaño, miembro del Foro Gaspar García Laviana y de las Comunidades de Base de Gijón.

Gijón, 6 de octubre – 2021

 

 

En este enlace se puede acceder a la revista en formato digital.

Home – Éxodo (exodo.org)

CUBIERTA-EXODO-158

 

JORNADA DE DENUNCIA DEL INCUMPLIMIENTO DEL GOBIERNO PARA RECUPERAR LOS BIENES INMATRICULADOS DE LA IGLESIA CATÓLICA. MIÉRCOLES 6 DE OCTUBRE DE 2021 EN MADRID:

 

12H CONCENTRACIÓN ANTE EL CONGRESO

18H ACTO EN LA SEDE DE CC.OO, CALLE LOPE DE VEGA, segunda planta, SALA 13 ROSAS.

CONVOCA LA PLATAFORMA RECUPERANDO DE LA QUE FORMA PARTE REDES CRISTIANAS.

 

 

.Cartel de la jornada[102329]

 

HOY  ES DOMINGO 26 DE SEPTIEMBRE DE 2021

 

En 2016, el 55% de la población mundial, más de la mitad, unos 4000 millones de personas, aun no se beneficiaba de ninguna forma de protección social.

Según información del Banco Mundial la pobreza extrema se había reducido de forma más o menos sostenida desde 1990 hasta 2015, aunque aun había 750 millones de personas que solo disponían de 1,5 euros al día, y 228 millones más que no llegaban a 2,8 euros diarios,  y además  3300 millones, casi la mitad de la población mundial, que no llegaban a 4,8 euros por día. Pero a partir de esta fecha la pobreza volvió a aumentar, de manera que en 2020 el BM ya informa que a causa del Covid-19 y sobre todo del cambio climático, los empobrecidos del mundo habían aumentado en 115 millones de personas, y en 2021 ese aumento será de unos 150 millones. En consecuencia el número de personas en extrema pobreza en el mundo ya supera los 815 millones de personas.

Como contraste nunca ha habido tantos milmillonarios en el mundo, y su riqueza ha alcanzado el nivel más alto de la historia, precisamente a partir de la difusión de la pandemia, mientras que los pobres se han empobrecido aun más. Muchos gobiernos han fomentado esta desigualdad al conceder enormes beneficios fiscales a grandes empresas    y a los más ricos del mundo. Mientras que los pobres son ilegales en todo el mundo, los ricos son legales en todo el planeta.

Poner fin a la pobreza para 2030 figura en el número 1 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, pero la pandemia y más aun el cambio climático lo están  haciendo imposible, pero no solo eso, porque gastamos millonadas en otras cosas que no son ni necesarias, ni urgentes, y aun peor, muy negativas como los caprichosos viajes de turismo espacial de Bezos; el comercio de armas; los desfiles militares; las exhibiciones aéreas de las fuerzas armadas; los coches, trenes o aviones de lujo, las millonarias desigualdades económicas, y mil etcéteras, como los gatos eclesiásticos directos o promovidos por la iglesia oficial en la restauración y conservación de monumentos que no solo no tienen nada que ver con el Evangelio sino que incluso son evidentemente contrarios a él. ¿Por qué?

Porque, mientras más de 800 millones de personas pasan hambre extrema, nacen con hambre, viven con hambre y mueren de hambre, recientemente hemos gastado 6,2 millones de euros en restaurar el pórtico de la gloria, 800.000 euros en restaurar la torre de la catedral de Toledo y ahora se van a gastar más de 980.000 en restaurar la cubierta de la misma. Esto, son solo unos ejemplos. Admiramos los monumentos, pero como gloria nuestra, no de Dios, pues la mayor gloria de Dios es que el ser humano viva dignamente, en expresión de san Ireneo.

La pregunta es evidente: ¿Dónde está Jesucristo? ¿En las piedras o en  las personas? Al final, por quién nos va a preguntar Jesucristo?

La iglesia oficial no solo no ha leído con coherencia el Evangelio, sino que lo ha olvidado y marginado abiertamente. Veamos:

Un día, al salir del templo de Jerusalén, le dijeron los discípulos a Jesús: “Maestro, mira qué piedras y qué construcciones”. Jesús contestó: “¿Veis estas grandes construcciones? No quedará aquí piedra sobre piedra que no sea destruida”. Ver Marcos 13,1-2; Lucas 21,5-7; Mateo 24,1-3. Lo dicen los tres Evangelistas, señal explícita de autenticidad. San Pablo en la carta primera a los Corintios les dice literalmente: “¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios habita en vosotros?. Si alguno profana el templo de Dios, Dios le destruirá. Porque el templo de Dios es santo, y ese templo sois vosotros”. Nada que añadir.

Pero el texto Evangélico más contundente es el que recoge Mateo en 25,31-46, donde entre otras cosas, Jesús dice literalmente: “Venid benditos de mi Padre, tomad posesión del reino preparado para vosotros… porque tuve hambre y me disteis de comer, tuve sed y me disteis de beber, fui forastero y me acogisteis, estaba desnudo y me vestisteis, enfermo y me visitasteis, preso y vinisteis a verme”.

Este mensaje debería practicarlo y enseñarlo toda la Iglesia, y dedicarse de lleno a todos los empobrecidos, maltratados y oprimidos del mundo como hambrientos, sedientos, desnudos, enfermos, emigrantes, encarcelados, marginados, despreciados, esclavizados, tanto mujeres como hombres, tanto adultos como niños, tanto jóvenes como ancianos. Al final Jesucristo no nos va a preguntar por otra cosa más que por esto. Mientras haya un solo ser humano en el mundo que necesite atención, eso tiene que ser lo primero. Por tanto esos enormes gastos en piedras y construcciones, mientras tantos millones de personas mueren de toda clase de males evitables, son una infinita blasfemia contra Dios perpetrada en los oprimidos de la tierra, y más de quienes nos decimos discípulos y seguidores de Jesucristo, y más aun de quienes constituyen la estructura de la iglesia oficial.

Este mensaje debería ser el programa mundial de la humanidad, de toda clase de gobiernos e instituciones; el programa mundial de todo ser humano, de creyentes, agnósticos, ateos…

Necesitamos una conversión muy profunda y radical hasta que todo ser humano y todo ser vivo puedan vivir una vida digna y abundante.

Faustino Vilabrille, perteneciente de las Comunidades de Base de Gijón y al Foro Gaspar García Laviana

 

Para mujeres y hombres que quieren pensar en común desde una perspectiva de género.

Miércoles de 19:00 a 20:30

Formato presencial y online, calle Rafael Calvo, 12, Madrid, 28010 (metro Iglesia)

Inscripción 25 euros, VI Seminario “Mujeres en diálogo” Entradas, Mié, 13 oct. 2021 a las 19:00 | Eventbrite

Convocan: Asociación de Teólogas españolas, Revuelta de Mujeres en la Iglesia, Red Miriam de Espiritualidad Ignaciana y

Centro Universitario Cardenal Cisneros.

Red Miriam. Espiritualidad Ignaciana Femenina

Mujer en dialogo 2021-22 I

 

APORTES DE LAS CEBs A LA ASAMBLEA ECLESIAL LATINOAMERICANA

 

Desde el final del Encuentro Continental de las CEBs en Guayaquil en marzo del año pasado, los asesores nacionales de las CEBs (Comunidades Eclesiales de Base) hemos seguido reuniéndonos por zoom unas 2 veces cada mes. En estos últimos tiempos hemos buscado reunir desde las CEBs aportes para la Asamblea Eclesial de América Latina y El Caribe. He aquí un resumen de la realidad eclesial latinoamericana, sus retos y lo que están aportando las CEBs, en particular en la sinodalidad -tema de la Asamblea- desde sus 60 años de vida

 

  1. INQUIETUDES Y PREOCUPACIONES POR NUESTRA IGLESIA CATÓLICA
  2. La deserción que se vive en la Iglesia Católica.

Desde varios decenios la deserción de los católicos no ha dejado de aumentar. Por una parte, se dejan conquistar por las Iglesias evangélicos y por otra, caen en la indiferencia religiosa. La gran mayoría de los católicos lo son sólo de nombre porque no participan de la vida eclesial ni viven un compromiso por el Reino inaugurado por Jesús.

Es muy llamativo el comentario de un pastor evangélico: “Entre los que fueron bautizados como evangélicos, el 90% van a seguir participando; los católicos, apenas el 10%. Normalmente, el 100% de los evangélicos saben por qué lo son; entre los católicos, cuando mucho, el 2%. El 90% de los evangélicos son misioneros; los católicos misioneros, excluyendo los religiosos/as, cuando mucho, el 2%.”

  1. Un pronunciado clericalismo patriarcal

Es generalizado el acentuado clericalismo de los sacerdotes, sacerdotes y religiosas y se manifiesta por un autoritarismo absoluto, a pesar de las orientaciones del papa Francisco en la materia. Esto impide la participación de los seglares que desean ser miembro con plenos derechos, adulto, participativo, porque han descubierto que su bautismo les hace herederos de la misión del discipulado. Jesús nos confía a todos y todas la tarea evangelizadora, sin que tengamos necesariamente que depender del clero.

  1. El crecimiento de los fundamentalismos religiosos

En todos los países se nota un marcado incremento de organizaciones religiosas de corte fundamentalista tanto en las Iglesias católicas y evangélicas como en los nuevos movimientos religiosos en los sectores populares como la buscada de poder político y económico en las instancias nacionales.

  1. La pérdida de credibilidad de la Iglesia católica

Principalmente, el clericalismo, la pederastia y la marginación de las mujeres en la Iglesia Católica han mermado la credibilidad, la influencia y diversos tipos de presencia de la Iglesia católica. Esta tiene serias dificultades para ser fermento en la masa. Respalda movimientos que congregan, en eventos y liturgias, a miles de personas, pero que pasan sin crear comunidad ni compromiso social y mucho menos impulso misionero y seguimiento de Jesús.

  1. La vitalidad de las CEBs en todo el continente

La realización en Guayaquil el año pasado del XI Encuentro Continental de CEBs, con la presencia de CEBs juveniles de 13 países, manifestó su vitalidad, su testimonio vivo y martirial, su capacidad de renovación eclesial y transformación social. Las CEBs son conscientes de su identidad como Iglesia completa en igualdad de las parroquias, siendo el “primer y fundamental núcleo eclesial” en los sectores populares de la ciudad, el campo y el mundo indígena. Están animadas por una espiritualidad liberadora que se nutre de la meditación de la Palabra de Dios, la acción contemplativa, la opción por los pobres y las orientaciones del magisterio latinoamericano y papal. Sufren de la falta de reconocimiento y valoración de sus pastores tanto parroquiales como diocesanos.

 

PROPUESTAS FRENTE A ESTOS DESAFÍOS

  1. Reafirmar la eclesialidad y el valor de las Comunidades Eclesiales de Base para la Iglesia y la vida de nuestros pueblos, especialmente, para quienes viven en las periferias urbanas y zonas rurales.

A pesar de las dificultades impuestas por la actual situación política, económica, social, sanitaria, ambiental y eclesial de América Latina y del Caribe, la experiencia de más de cinco décadas de existencia confirma su definición por la Conferencia de Medellín como “célula inicial de estructuración eclesial y foco de evangelización” (Medellín 15,10). Muestra que las CEBs desempeñan fielmente su misión evangelizadora. Medellín señaló, además, que “ellas son un factor primordial de promoción humana y desarrollo”. El avance del fundamentalismo en América Latina exige de una propuesta eclesial que vuelva a Jesús desde la base, y en eso trabajan incesantemente las CEBs.

  1. Las CEBs son Iglesia en salida, desde los descartados.

Ellas apuntan a un camino privilegiado de la renovación misionera y sinodal que el papa Francisco solicita a toda la Iglesia. “Las comunidades eclesiales de base son expresión del amor preferencial de la Iglesia por el pueblo sencillo” (Puebla 643), funcionan como lugar de oración, vida fraterna y compromiso con los pobres y marginados, ellas son expresión privilegiada de “una Iglesia pobre para los pobres” (EG 198). En cuanto comunidades de “discípulos y discípulas misioneros y misioneras” (EG 119), “sujetos activos de la evangelización” (EG 120), son “fuentes y semilla de variados servicios y ministerios que promueven la vida en la sociedad y en la Iglesia” (Aparecida 179); de especial relevancia es hoy el cuidado de la casa común como un ministerio permanente.

  1. Las CEBs promueven nuevos ministerios eclesiales

Hace falta un reconocimiento del ministerio de animación comunitaria que realizan laicos y laicas que concilian sus responsabilidades bautismales, familiares, y laborales con talante profético. Urge la participación de los seglares en las instancias de decisión para reorganizar la vida de la Iglesia desde la base. Las CEBs, en comunión con sus pastores, necesitan de autonomía para extenderse por los más amplios espacios del compromiso cristiano.  Las CEBs preparan gentes, muchos de ellos jóvenes, para un verdadero compromiso misionero que abre grietas en la indiferencia religiosa, la falta de compromiso social y la inmovilidad de la institución eclesial.

  1. Las CEBs saldan la deuda histórica de la Iglesia con las mujeres.

En la Exhortación Apostólica Querida Amazonia, el papa Francisco llama la atención sobre “la fuerza y el don de las mujeres” en las comunidades. Reconoce la necesidad de que ellas “tuvieran una incidencia real y efectiva en la organización, en las decisiones más importantes y en la guía de las comunidades, pero, sin dejar de actuar en el estilo propio de su perfil femenino” (QA 103). Esta perspectiva está presente en la vida ordinaria de nuestras CEBs y en el rol de ´animadoras de comunidad’ que ya practican ministerialmente muchas de nuestras hermanas.

  1. La nube de mártires latinoamericanos abre camino a la Iglesia de mañana

Hay que agradecer el testimonio de entrega total al ofrendar la propia vida, por parte de un sinnúmero de miembros y acompañantes de las CEBs. Como atestigua innumerables mártires del Pueblo de Dios, podemos mencionar algunos: delegados de la palabra, catequistas, religiosas, presbíteros, teólogos, biblistas, misioneros y misioneras, y obispos. Ninguna otra expresión eclesial cuenta con tantos mártires como las Comunidades de Base en América Latina. Este hecho nos da la certeza de que están en el camino señalado por Jesús a sus discípulos.

 

  1. UNOS 5 ASPECTOS A INCORPORAR EN LA AGENDA DE LA ASAMBLEA ECLESIAL DE MÉXICO

Teniendo en cuenta el camino recorrido, sus logros y dificultades, es hora de reafirmar el apoyo y la opción pastoral por las CEBs y su articulación en las diócesis, en los diferentes países y en el Continente, tal como han sido confirmados en los grandes documentos episcopales latinoamericanos (Medellín, 1968; Puebla, 1979; Santo Domingo, 1992 y Aparecida, 2007).

  1. Revalorizar y recrear, de acuerdo a los signos de los tiempos, las comunidades eclesiales, pequeñas y desarrolladas en la base como “célula inicial de estructuración eclesial y foco de evangelización” porque “la comunidad cristiana de base es el primero y fundamental núcleo eclesial” (Med.10 Apa.193). Sería desconocer la acción del Espíritu en nuestras Iglesias latinoamericanas no asumir lo vivido en los últimos 60 años por las CEBs de América Latina y el Caribe como un modelo aún vigente y posible, aunque no necesariamente único.
  2. Protagonizar el desarrollo y funcionamiento de las Comunidades Eclesiales y estimulando su surgimiento, creadas y animadas por laicas y laicos, en los diferentes lugares donde viven o se encuentran las personas, quizás se podrá generar el impulso misionero, militante y amplio que permita frenar la embestida conservadora y alienante de los grupos neopentecostales. Las pequeñas comunidades generadas en la base podrían ser la respuesta más adecuada que podríamos dar, pero que no estamos utilizando.
  3. Fomentar Comunidades Eclesiales cercanas, alternativas a la masificación, la individuación y el anonimato de las ciudades, insertas en la vida de los pueblos y comprometidas en sus movimientos y organizaciones sociales. Son indispensables para hacer realidad la opción por los pobres, la participación en la lucha por la vida digna y la justicia y el servicio a los empobrecidos, a los sectores vulnerables, marginados y excluidos. Es imprescindible reformular la organización eclesial desde abajo, en base al desarrollo de comunidades en torno a la Palabra de Dios y de la vida de la gente: Comunidades de pobres y comprometidas con la vida del pueblo pobre, pequeñas, a escala humana donde el conocimiento y la fraternidad sean posibles, insertas en la base del pueblo y con una forma circular y horizontal de funcionamiento. La historia de las CEBs muestra que de esta manera se vive, sostiene y desarrolla una verdadera forma de ser Iglesia sinodal.
  4. Superar la división y oposición clero-laicos para ir hacia una autocomprensión de las comunidades eclesiales desde el binomio comunidad-ministerios, para hacer posible la conversión sinodal, superar el clericalismo y poner el anuncio de la fraternidad y la amistad social como ejes estructurantes de la misión de la Iglesia.
  5. Reconocer y asumir los diversos ministerios, de mujeres y hombres, nuevos y antiguos, ordenados y no ordenados, suscitados por el Espíritu Santo en las comunidades locales como signos e instrumentos de vitalidad, compromiso y corresponsabilidad en la vida y misión de la Iglesia.

 

Hacemos votos para que la Asamblea Eclesial a realizar en México a final de noviembre próximo sea un nuevo impulso a nuestra Iglesia católica en su impulso misionera de ser testiga del Reino de Dios en una nueva organización interna y un mayor compromiso con los pobres.

Que las CEBs sean reconocidas como el motor privilegiado de estas transformaciones y novedades.

Pedro Pierre, Guayaquil, septiembre de 2021.

 

 

Queridos amigos y amigas colaboradores y cooperantes en la lucha por un mundo mejor para todos los Seres Humanos y la Madre Tierra.

EN EL ARCHIVO ADJUNTO ENVIAMOS EL BOLETIN Nº 10 DE LA COMUNIDAD DE CRISTIANOS DE BASE DE GIJON CON TEMAS DE INFORMACION Y REFLEXION MUY INTERESANTES, AUNCIANDO AL MISMO TIEMPO LA TAN ESPERADA NOCIA DE PODER REUNIRNOS PRESENCIALMENTE, CON EUCARISTIA FINAL INCLUIDA.

TAMBIEN SE INCLUYE INFORMACION DETALLADA DEL VII ENCUENTRO DE REDES CRISTIANAS QUE TENDRA LUGAR EL 23 y 24 de octubre de 2021. EN EL BOLETIN PODEMOS VER LOS TEMAS Y TALLERES A DESARROLLAR, QUE VA A SER  POR VIA TELEMATICA. LA PARTICIPACION ES GRATUITA Y SE ADJUNTA EL ENLACE PARA INCRIBIRSE. OS ANIMAMOS ENCARECIDAMENTE A PARTICIPAR.

MUCHAS GRACIAS POR VUESTRA GENEROSIDAD PARA LEER Y DIFUNDIR ESTA INFORMACION.

COMO SERES HUMANOS Y MAS COMO CREYENTES EN JESUS DE NAZARET NO PODEMOS IGNORAR LO QUE ESTA PASANDO EN EL MUNDO Y LUCHAR POR MEJORAR LA CONDICION DE LA HUMANIDAD OPRIMIDA Y DEL PLANETA EN QUE VIVIMOS.

PODEIS VER TAMBIEN ESTOS ESCRITOS EN MI BLOG DE RELIGION DIGITAL, EN REDES CRISTIANAS Y EN LA PAGINA WEB DEL FORO DE CRISTIANOS GASPAR GARCIA LAVIANA.

Un cordial abrazo a tod@s.-

Faustino Vilabrille, miembro de la COMUNIDAD DE CRISTIANOS DE BASE DE GIJON, y del FORO DE CRISTIANOS GASPAR GARCIA LAVIANA de Asturias.

faustino.vilabrille@gmail.com

faustino@faustinvilabrille.es

BOLETIN NUMERO 10 DE LA COMUNIDAD DE CRISTIANOS DE BASE DE GIJON-ASTURIAS[101931]

 

POR UN CRISTIANISMO POSTEÍSTA

Muchas personas cristianas se encuentran hoy incómodas con los contenidos de su fe. Es la humanidad en general la que se encuentra en similar situación respecto a sus convicciones, a las puertas de una revolución tecno-científica de enormes repercusiones, en una cultura postsecular y posreligiosa, en el denominador común del posteísmo y el cerco de la indiferencia.

 

 

Un término, posteísmo, que crea gran inquietud en nuestro ámbito cristiano, pues Dios es la clave que sustenta su sistema de creencias, el llamado “Misterio de la Salvación” hasta ahora considerado literalmente verdadero por ser revelación del mismo Dios. Al decir Dios, nos referimos aquí al Ente Supremo, creador externo al mundo que todo lo ve y lo domina, una imagen -que técnicamente llamaríamos “THEOS”– que se moldeó en la edad de los metales y suscitó un desgarro en la visión unitaria de la realidad, dando lugar a una visión dualista: materia frente a espíritu, un enaltecido mundo superior frente a un denigrado mundo inferior.

 

 

Hoy tenemos otra visión de la realidad, no dualista, evolutiva, interrelacionada, relativa y pluralista, que cuestiona la existencia de la verdad absoluta y admite múltiples lenguajes y perspectivas; que se aleja del dogmatismo y de la subjetividad derivados de las revelaciones religiosas. Este nuevo modelo de razón cognitiva sitúa a la religión en la necesidad de revisar sus supuestos epistemológicos y sus figuras simbólicas, de adentrarse en una interpretación de la realidad como un todo complejo, unitario de materia, energía, vida y conciencia. Una nueva ontología, basada en una visión no dualista, holística donde la “materia dinámica” autoconfiguradora es fuente de sucesivas «emergencias» cualitativas, matriz generadora de todo lo existente.

 

 

El “Misterio de la salvación”, tan interiorizado como verdad del mundo, nos parece más bien una gran metáfora, y la “Historia Sagrada” un relato particular en colisión con la cosmovisión científica común. La Revelación como verdad primera y superior difícilmente se sostiene. Un Dios anterior al mundo, previo y separado de él, ha dejado de ser plausible, al igual que un Hijo de Dios que ha venido a redimirnos de la muerte, del mal y de un pecado hereditario. La Biblia y otros libros sagrados y escritos magisteriales ya no son el principio y fundamento de la historia ni de la comprensión del mundo, ni las únicas propuestas de realización, aunque conserven su valor inspirador.

 

Y así nos encontramos perplejos en el seno de una humanidad desconcertada, en tránsito hacia una lenta superación de los dogmatismos, los desencuentros y los particularismos religiosos y de toda índole. En búsqueda de nuevas esperanzas y relatos que muevan a una práctica conjunta de liberación. Deseamos unirnos al relato universal diverso y provisorio que, partiendo de los modelos científicos más plausibles, incorpora la inspiración y el ánimo de las metáforas religiosas. Desde nuestra tradición cristiana nos hallamos en un tránsito similar al que tuvo lugar en la era axial o al que llevó a cabo el mismo Jesús desde su tradición judía teísta.

 

El posteísmo puede ser hoy un espacio común para todos los movimientos y proyectos por otro mundo posible. Por eso os invitamos en esta amplia consulta a reflexionar sobre este modelo posteísta y una nueva esperanza transreligiosa, post-secular y planetaria. Otro cristianismo es posible y necesario. La humanidad y el planeta gimen con dolores de parto aspirando a la justicia universal, el bienestar y la felicidad de todos empezando por los más vulnerables y de todos los seres vivos de este planeta. Es un sentir universal y la dinámica que creemos también propia de la sabiduría de Jesús de Nazaret.

 

En memoria de Roger Lenaers: José ARREGI (País Vasco-España), Tony BRUN (EEUU), Gerardo GONZÁLEZ (Chile), José María VIGIL (Panamá), Santiago VILLAMAYOR (España)

Cartel y extracto para «Consults Amplia»[101457]

Para enviar aportaciones hasta el 17 de septiembre: 5posteismo@gmail.com

 

POR UN CRISTIANISMO POSTEÍSTA

sep 092021
 

 

El sueño de la Razón produce monstruos. En la historia de nuestro país conocemos casos elocuentes de esa realidad. Cuando una intervención militar extranjera puso fin a un regimen constitucional para restaurar la monarquía absolutista (1823), los sectores más reaccionarios e ignorantes de la población española salieron del armario gritando: “¡Vivan las cadenas!”, y “Viva nuestro dueño!”; se referían a Fernando VII, el más indigno de los monarcas españoles. En general, y no sólo en España, cuando se trata de promover políticas conservadoras, de defensa del injusto sistema dominante, se moviliza a la parte más irracional de la población. Los fascismos no son otra cosa.

 

Y, ¿qué está pasando ahora en nuestro país? Una vez más se trata de favorecer a los dominadores del sistema, cuyo dominio está cuestionado. Es insostenible, desde el pensamiento racional, que una industria como la eléctrica, que se basa en embalses y otras instalaciones que se construyeron con intervención estatal, con recursos económicos aportados por toda la población española, está sirviendo para el enriquecimiento de sectores privados del capitalismo que controlan el mercado eléctrico y fijan los precios que le convienen.

 

Este es sólo un ejemplo. Se podrían poner muchos más que nos enseñan que el capitalismo es un azote de la humanidad. Su finalidad, y su concreción, es que una parte limitada de la población disfrute y se aproveche del trabajo y de la precariedad del resto de la humanidad. Sólo la ignorancia, el sueño de la Razón, puede garantizar que tal sistema dure ya más de dos siglos, y que el sistema feudal que le precedió, durara más de un milenio. Concretando, la ignorancia de los oprimidos y explotados es un factor imprescindible para la pervivencia de tales sistemas de explotación. Es decir, cuando esos sistemas peligran es preciso movilizar en su socorro a los irracionales, a los individuos con alma de esclavos, que besan la bota que les oprime y que se puede contar con ellos para defender a sus “dueños”.

 

Pues bien, precisamente eso es lo que está ocurriendo ahora en la sociedad española. ¿Qué estamos viendo últimamente? Se producen agresiones, incluso mortales en algún caso, contra homosexuales, y también se ataca de diversas maneras al colectivo inmigrante. Es evidente también la agresividad contra el movimiento feminista y sus reivindicaciones, y en general contra todo tipo de acción progresista, como el apoyo a los regímenes de Cuba, Venezuela, las reivindicaciones laborales… ¿Qué tipo de personal protagoniza las agresiones y ataques contra la Razón en marcha? Como de costumbre, la parte peor formada e informada de la población: los monstruos que produce el sueño de la Razón. Este personal es la carne de cañón de las batallas que da el sistema dominante para seguir perpetuándose. Y para la movilización de tal personal es necesario crear las condiciones adecuadas. Parece claro que organizaciones políticas como VOX cumplen esa función. La propaganda política de tales organizaciones tienen la finalidad de legitimar la irracionalidad, posibilitar que se atrevan a salir del armario los descerebrados impulsados por instintos impresentables como el rechazo a los diferentes, a la igualdad de género…

 

En el marco de esa estrategia de legitimización de lo irracional se fomenta y se intenta prestigiar la asunción y defensa de todo tipo de actitudes irreflexivas e injustificables. Lo de la teoría de la “Tierra plana” puede entrar dentro de lo anecdótico y risible, pero quizá no se recuerde que esa teoría, así como la de la Agartha y la Tierra hueca hicieron furor durante el Tercer Reich en Alemania. En el fondo se trata de que cada vez más gente se atreva a asumir públicamente posturas que desafíen la Razón, como el negacionismo del peligro de las epidemias, el fanatismo de los fundamentalismos religiosos, o patrióticos o de otro tipo, los nacionalismos exaltados…

 

Parece que la finalidad inicial del fomento de ese tipo de actitudes es la de dotar de un elemento identitario al colectivo que las asume. La dotación de sentido identitario generacional o de otro tipo parece presidir la aparición, ¿espontánea?, de modas que caracterizan a tal o cual colectivo. Recuérdese los “melenudos” de la década de los 60, y la posterior moda de las “cabezas rapadas”. ¿Qué pensar de las abundantes pintadas de muros con iniciales que no parecen tener más sentido que el demostrar a sus autores su propia existencia? ¿o la creciente abundancia que últimamente se observa de tatuajes corporales y “piercings”? El impulso que lleva a las personas ese tipo de actitudes puede ser inexplicable, inconsciente, para las propias personas que las asumen, pero en el fondo puede tratarse de un afán identitario, alguna manera de definirse a sí mismas aunque no sepan acerca de qué.

 

Esas actitudes pueden no ser irracionales, sino sólo arracionales, y no tener más explicación lógica que la de dar identidad de colectivo al conjunto de las personas que las asumen. Pero irracionales o arracionales, lo que está claro es que la Razón duerme, y de ese sueño no puede salir nada bueno. Más peligrosa es la moda, también creciente, de resistirse, incluso violentamente, a disolver “botellones” en los que no se respetan las medidas de protección contra la pandemia del COVID. También ese parece ser un elemento identificativo del colectivo juvenil que protagoniza esos actos. Tal resistencia le da forma concreta a un negacionismo de la pandemia, que fue un factor que favoreció la victoria electoral de la derecha parafascista en las últimas elecciones autonómicas en Madrid, en las que, una vez más, la masa ignorante salió en defensa de sus “dueños”.

 

De la joven generación que está siendo manipulada en ese sentido se dice que es la primera de la historia que sabe que va a vivir peor que sus padres. Es decir, tienen motivos más que suficientes para la protesta y el descontento, pero su problemática no se remedia con frecuentes botellones o insensateces como el “puenting” y el “balconing” para olvidar su triste perspectiva de un Futuro sin futuro. Se trata de  fugas hacia adelante, deseos subconscientes de ignorar una realidad que no se sabe afrontar, instalarse en una forma de vida en la que la Razón ni está ni se la espera. La alternativa sería utilizar la mente, el don más valioso con el que Dios dotó al ser humano, para estudiar la realidad del mundo en que les toca vivir y buscar soluciones para mejorarlo, soluciones cuya meta no debe ser la de vivir mejor que otros sino la de construir un sistema igualitario para toda la familia humana.

 

En principio, esos grupos con identidades artificiales y sin finalidad aparente son sólo la cántera de la que se puede extraer a los más irracionales. Las mencionadas organizaciones políticas de la derecha fascista y parafascista vienen a ser un banderín de enganche para todo tipo de gente de escasas luces. El proceso de puesta de ese colectivo al servicio de las clases dominantes pasa por su organización, aunque sea provisional, en bandas juveniles o de hinchas de un equipo deportivo que se enfrentan violentamente a otras bandas e hinchas de otros equipos, y la culminación de esa estrategia es que los irracionales organizados por sus “dueños” sean capaces de conquistar la calle como lo hicieron los movimientos fascistas del siglo pasado con denominaciones como SA, SS o cualquier otra identificación, pero siempre con el objetivo de la conservación del sistema de dominación establecido.

 

¿Cómo afrontar esa realidad? Primero reconociéndola, estudiándola. Estas líneas son sólo una primera constatación de que el problema existe. Es tarea de los sociólogos estudiar este problema más a fondo. No sé si existen tales estudios; yo no los conozco. En todo caso, al sistema organizador y beneficiario de ese proceso no le interesa que se le “psicoanalice”. El sólo hecho de querer afrontar este problema ya es por sí mismo antisistema, revolucionario. La prensa y demás instrumentos del aparato ideológico del sistema capitalista dominante no se van a poner a favorecer el estudio y comprensión de una situación que se diseñó para beneficio del propio sistema. Dedicarán más páginas a informar sobre los eventos deportivos. El futbol y otros deportes cumplen, en el esquema formativo de ese sistema, la función de apartar la atención de las masas populares de los asuntos que le verdaderamente les conciernen. Se trata de otro artilugio para adormecer la Razón.

Faustino Castaño, miembro del Foro Gaspar García Laviana y de las Comunidades de Base de Gijón

Gijón, 9 de septiembre – 2021

 

 

 
Redes Cristianas

 

La amplia repercusión que está teniendo en los medios de comunicación la renuncia del obispo de Solsona está llevando a que se mezclen varios temas: la renuncia en sí y la forma en que se ha procedido por un lado y la trayectoria de Xavier Novell en los años en los que ha sido obispo.

En Redes Cristianas defendemos que el celibato sacerdotal sea opcional, por ello constatamos de nuevo en este caso y  en todos los demás, que un sacerdote tiene que elegir entre seguir con su sacerdocio o comenzar una vida de pareja. Sería conveniente, a nuestro juicio, valorando también lo que para nosotros significa una iglesia sinodal y de iguales, que el ya obispo emérito, explique con claridad  y naturalidad a los católicos de Solsona, a los cuales ha servido como pastor en los últimos años,  las razones de su renuncia.

Por otra parte, nos mostramos absolutamente contrarios al apoyo que, según las informaciones que están apareciendo estos días, daba Xabier Novell a los grupos que ofrecen terapias a las personas homosexuales para “curar su orientación sexual”, es algo prohibido por el Vaticano y que sin embargo sigue ocurriendo en varias diócesis españolas. Ojalá que lo que ha aparecido publicado estos días sirva para terminar con el apoyo de ciertos sectores de la Iglesia a esas prácticas discriminatorias, carentes de respaldo científico y que tantas secuelas dejan.

Tampoco podemos identificarnos con la ideología de Novell, tan conservadora y poco ilustrada, ni con su estilo muy personalista y poco participativo de animar la diócesis de Solsona.

Consideramos finalmente que es lamentable que todos los medios se vuelquen en la crítica a este obispo por haberse enamorado y no en otros que tanto daño vienen haciendo en sus diócesis desde hace muchos años con despidos de trabajadores, posturas dictatoriales sin escuchar a los sacerdotes y laicos, con bienes acumulados que no ceden a las personas necesitadas y con un estilo de vida muy poco evangélico.

© 2012 Redes Cristianas Suffusion theme by Sayontan Sinha