VII ENCUENTRO DE REDES CRISTIANAS
23 y 24 de octubre de 2021

 
CCP2

 

Ya sabemos que el capitalismo lleva en su ADN la desigualdad y la injusticia, porque se basa en acaparar riqueza (unas pocas personas) a costa del empobrecimiento de otras muchas. Los paraísos de los países ricos se han construido sobre los infiernos de los países pobres.

Pero el actual neoliberalismo globalizado, financiero y especulativo, ha llevado la desigualdad a extremos insoportables: el 1% más rico acapara el 99% de la riqueza mundial: oligopolios de las grandes corporaciones aumentan exponencialmente sus beneficios y dejan en la cuneta a millones de ser humanos condenados a una vida y una muerte inhumanas.

La crisis de la actual pandemia del COVID19 ha agravado aún más esa desigualdad: algunos millonarios se han hecho más ricos, y especialmente las grandes corporaciones farmacéuticas y los fondos de inversión que están detrás, se han beneficiado descaradamente con miles de millones… a costa de la salud de la población y con la complicidad de los países ricos (Europa y USA especialmente) con el tema de las vacunas, acaparando el 75% y sobre todo no permitiendo la liberación de las patentes que haría posible que las vacunas llegasen a todo el mundo.

Las Comunidades Cristianas Populares del Estado español (CCP)  denunciamos este sistema injusto que prioriza la economía sobre la vida y las personas. “Un sistema que mata” como dice el Papa Francisco. Un sistema incompatible con la VIDA (un “necro-poder”), incompatible también con el cuidado del Planeta como Casa Común., y con los Derechos Humanos de toda la humanidad, en primer lugar el derecho a la vida, pero también a la salud, la tierra, a migrar…

EXIGIMOS LA LIBERACIÓN DE LAS PATENTES de las vacunas del COVID19, para que puedan ser fabricadas a precio de costo y distribuidas gratuitamente a toda la población mundial. O toda la población está a salvo o nadie estaremos a salvo. No solo por egoísmo sino por solidaridad y humanidad.

No nos olvidamos de las otras pandemias que azotan el mundo. Especialmente el hambre y la vida infrahumana de millones de personas. La violencia, especialmente en las guerras y los 72 conflictos armados activos actualmente. La violencia contra las mujeres, las violaciones y feminicidios y la discriminación de género.

Ante tanta desigualdad e injusticia, clamamos por un mundo más justo, humano y solidario. El mensaje papal de HERMANDAD UNIVERSAL nos parece una exigencia ética más allá de connotaciones religiosas. Sólo soñando la utopía de otro mundo posible podemos transformar éste.

Y ya se están dando realidades pequeñas pero esperanzadoras de cuidado del Planeta, de cuidados de la Vida, de defensa de los Derechos Humanos… La igualdad se abre paso con el feminismo, con la solidaridad y el trabajo por un mundo más justo.

Coordinadora estatal de Comunidades Cristianas Populares.

12 Junio 2021.

 

Encuentro Noviolencia y Cristianismo

“Sigo creyendo que un día la humanidad se inclinará delante de Dios y triunfará sobre la guerra y el derramamiento de sangre, y que el buen redentor noviolento proclamará el gobierno de la tierra. Y el león y el cordero yacerán juntos, y cada uno se sentará debajo de su vid y de su higuera, y no habrá quien tenga miedo!” Martin Luther King

El “Grupo de Noviolencia y Cristianismo” (GNC) del Colectivo Noviolencia convoca un encuentro los días 26 y 27 de junio, con el objetivo de unir a personas que deseen profundizar en el modo de vivir noviolentamente su fe en Jesús de Nazaret, el noviolento por excelencia. Tras un año de trabajo, el GNC lanza esta iniciativa con la esperanza de promover un debate y, a la vez, impulsar experiencias de noviolencia en el marco de la Iglesia católica.

La realidad actual demanda respuestas comprometidas y creativas que se inspiren en la tradición noviolenta. La mansedumbre que proclaman las bienaventuranzas requiere concreciones que es necesario descubrir y poner en marcha, inspiradas en tres ejemplos que el mismo Jesús propuso (poner la otra mejilla, entregar el otro vestido y andar la otra milla).

Frente a la creciente división y polarización social, las injusticias que destruyen vidas humanas, y las múltiples situaciones de precariedad y abandono, la fe cristiana nos exige no mirar a otro lado. Es necesario apuntar a las causas, y desarrollar posibilidades de transformación, que se inspiren en la fértil historia de la noviolencia.

La finalidad de este Encuentro es analizar las relaciones entre el cristianismo y la noviolencia, profundizando en referencias históricas y proponiendo la apertura del Grupo para multiplicar experiencias. Todas las personas que, por razón de su fe, se sientan llamadas a explorar y recorrer este camino evangélico, están convocadas a participar y colaborar activamente en esta iniciativa.

 

Para facilitar la asistencia desde cualquier punto geográfico, se abren las inscripciones con las modalidades presencial y virtual. Puedes inscribirte desde este formulario.

Más información: nvycristianismo@gmail.com También puedes llamar al teléfono 656955824

I encuentro noviolencia y cristianismo – Colectivo Noviolencia

 
EXODO

Trans pandemia, ¿ qué hacer?

Número 157 de la revista Éxodo

Números Publicados – Éxodo (exodo.org)

 

may 232021
 

Evaristo Villar, cofundador de Redes Cristianas, escribe este artículo sobre el papel que la religión debería jugar en la vida pública.

 

Sanz Montes y la laicidad | Nortes | Centradas en la periferia

 

 

Las comunidades cristianas CEMI quieren sumarse a la gran cantidad de seres humanos y entidades que han aplaudido la acogida de inmigrantes en Ceuta; y, en particular, destacan el abrazo que una trabajadora de Cruz Roja, Luna Reyes, ha dado a un inmigrante senegalés. Se trata de una acción profundamente humanitaria, y por ello, cristiana, que dignifica al ser humano y nos honra a todos los que deseamos un mundo fraterno. También agradecemos de antemano a todos aquellos que practican la compasión y solidaridad con los demás, con independencia de su raza, ideología o condición, cuando se encuentran en situación de necesidad. Nos hace confiar en que otro mundo es posible y el Espíritu de Dios está presente en su evolución.

Madrid, 22 de mayo de 2021

Junta Directiva de CEMI

cemi@marianistas.org

www.comunidadescemi.es

 
CCP2

 

Las Comunidades Cristianas Populares de Andalucía, ante el permanente acoso que sufre el pueblo palestino, desde hace ya 73 años, con expropiación de sus tierras, masivos asesinatos que se han convertido en genocidio, derribo o desalojo de sus casas, control férreo de sus movimientos y de sus recursos como el agua y tierras de cultivos, encarcelamientos arbitrarios y mil barbaridades más, quieren manifestar ante la opinión pública su total solidaridad con el sufriente pueblo palestino, así como denunciar el cruel apartheid perpetrado por Israel

En 1948, no respetando Israel los acuerdos internacionales, surge la NAKBA (Catástrofe), que significa la expulsión de los palestinos de sus tierras por paramilitares sionistas con matanzas y terror. Implementándose el estado de Israel sobre las ruinas de 500 localidades palestinas cuyos habitantes fueron asesinados o expulsados.

En el año 1967, el potente ejército de Israel, en la llamada guerra de los seis días, se apodera ilícita, arbitraria y atropelladamente de Cisjordania, Jerusalén Este, Gaza, los Altos del Golán y el Sinaí egipcio. El profesor israelí de geografía política, en la universidad de Tel Aviv, joven soldado entonces, manifestaba: “Dos semanas después de la guerra de los seis días, me enviaron a los territorios ocupados. Allí empezaba a germinar todo un nuevo movimiento de la derecha israelí, creando una identidad judía nueva, centrada en la Biblia, en los mandamientos y en establecerse en la tierra”. La tierra prometida, claro.

Desde el comienzo de la limpieza étnica (NAKBA), esta continúa cada vez con mayor crueldad, donde se siguen produciendo los linchamientos, las quemas de casas, encarcelamientos arbitrarios  y barbaridades mil. Israel, ni siquiera respetó los acuerdos de 1968. En el año 2014, sólo en 20 días asesinaron a 2200 personas, 550 eran niños, decenas de miles sufrieron heridas. En el año 2017, los palestinos organizaron una marcha pacífica, llamada como Marcha del Retorno, que también fue masacrada por un sinfín de francotiradores israelíes apostados en la valla que cierra Gaza. Decenas de miles sufrieron heridas irreversibles, muchos jóvenes amputados de por vida, debido a las balas especiales que utilizan los soldados israelíes que pulverizan los huesos.

Estas últimas y recientes protestas, por parte del pueblo palestino, se origina cuando, una vez más, en el barrio de Sheikh Karrah de Jerusalén Este, intentan desalojar a 8 familias palestinas, compuestas por 87 personas, entre ellas 24 niños, para entregar esas tierras a colonos judíos, que es lo que hacen habitualmente. Operación que se ejecuta en plena celebración anual de la NAKBA, por parte del pueblo palestino, en recuerdo de la expulsión de sus tierras. Maniobra muy bien calculada, para que ese detonante sirviera como caldo de cultivo al asimétrico enfrentamiento que se está produciendo actualmente. En el momento de redactar estas líneas; 10 fallecidos (dos niños) por parte de Israel y superan los 200 fallecidos (58 niños), miles de heridos y decenas de edificios derruidos en Gaza. Cohetes caseros contra una potente fuerza armamentística mundial.

La autodenominada “Comunidad Internacional” (liderada por EE.UU y sólo compuesta por el 25% de países del mundo) con su impunidad y silencios es quien ha creado este monstruo llamado Israel, permitiendo que infrinja todas las leyes internacionales y cometa este cruel genocidio contra el pueblo palestino. Esta tragedia de aniquilación, ocupación de tierras y apartheid consentido por la “Comunidad Internacional”, también la convierte en culpable.

Los medios de comunicación hegemónicos, en manos de los poderes económicos y financieros de la “Comunidad Internacional” también la hacen culpable de esta barbarie, con sus tendenciosas versiones de los hechos y con sus manifiestas ocultaciones. No es un conflicto es un salvaje colonialismo, son verdugos contra víctimas. Ocultan la evidente desproporcionalidad entre un país poderoso armamentísticamente contra un pueblo que ni siquiera dispone de ejército. Un país que expropia las tierras y otro que se resiste. Un país que controla a otro por vía terrestre, aérea y marítima. Un país que llena sus cárceles de personas sospechosa y ejerce un severo control personal con un pueblo colonizado y en vías de exterminio. Unos medios que nunca hablan de los más de seis millones de palestinos que viven refugiados en otros países.

Muchas son las instituciones o asociaciones sociales y de defensa de los Derechos Humanos, que vienen denunciando tan inhumana situación, pero la “Comunidad Internacional, irresponsablemente, cierra los ojos y hace oídos sordos ante tan justo clamor mundial. La Comisión de crímenes de Lesa Humanidad, exige una respuesta que ponga fin a la brutal represión contra los palestinos. Human Rights Watch, señala los graves abusos cometidos contra los palestinos que viven en el territorio ocupado, incluido e Jerusalén Oriental, indicando que las prácticas abusivas de Israel constituyen crímenes de apartheid y persecución.

Estamos asistiendo a una grotesca paradoja, donde el cruel fascismo nazi, que cruzó la línea roja de la humanidad, hace ahora cerca de 80 años, le ofrece la mano al poder sionista actual. Pero la hipócrita “Comunidad Internacional”, continuará festejando cada año la “victoria” sobre el fascismo-nazi, ante el protagonismo victimario de las actuales autoridades israelíes, con la presencia de unos Medios de Comunicación que sabrán “escenificar”, ante la opinión mundial, tan esperpéntica teatralización.

Luego, cuando haya desaparecido el pueblo palestino, repetirán como en aquella ocasión: “¿Cómo el mundo pudo haber consentido esta barbarie?”. Y se quedaran tan panchos. Los que si tenemos conciencia fundamentada en  la Fraternidad, la Libertad y la Igualdad entre todas las personas, sí que estamos denunciando, en estos momentos, la inhumanidad CONSENTIDA que se está produciendo contra el pueblo de Palestina.

Pedro Castilla Madriñán en nombre de Comunidades Cristianas Populares de Andalucía

 
moceop2

 

Colombia:

 

En primer lugar, MOCEOP quiere denunciar la violenta represión que el gobierno de Colombia está cometiendo contra la población civil, que se viene manifestando por sus legítimos derechos, reprimidos por la oligarquía y el gobierno colombiano desde hace décadas. Nos escandalizan las imágenes que nos llegan de la represión de las manifestaciones por parte de la policía, el ejército y grupos paramilitares, con el uso de munición real contra los manifestantes. Esto ha provocado ya más de 60 muertos, más de 300 desaparecidos y más de 1000 heridos, muchos muy graves. Y suma y sigue…

 

Denunciamos la escasa información en los medios de este largo conflicto que ha provocado protestas masivas de la población en las calles y una durísima represión, mientras abundan los programas informativos en todos los medios para criticar al régimen de Nicolás Maduro en Venezuela. Hay que exigir objetividad en los medios a la hora de informar y criticar.

 

 

Palestina:

 

En el momento que redactamos este Comunicado (15/5/2021) Israel está atacando sin piedad las posiciones de los palestinos  en Gaza afectando directamente a la población civil: 129 muertos, 33 de ellos niños, 21 mujeres y 1050 heridos y amenaza con una invasión terrestre.  Se destruyen torres de viviendas con los continuos bombardeos y también escuelas, hospitales e instalaciones civiles. En Cisjordania también han fallecido 9 palestinos y ha habido más de 600 heridos. La tensión se extiende a otros países árabes como Líbano y Jordania. El mismo presidente Biden ha tenido que decirle a Israel que evite que haya  víctimas civiles. No está exenta de culpa  Hamas que ha lanzado centenares  de misiles contra Israel provocando la muerte de 8 israelíes y decenas de heridos. La diferencia de medios entre unos y otros es abismal.

 

Este conflicto reciente viene de lejos, pero se ha recrudecido por los desahucios de las fuerzas israelíes en Jerusalén a familias palestinas por la fuerza, con el fin de seguir anexionándose territorios, como vienen haciendo desde hace años. Los agentes israelíes ocuparon la mezquita y Hamás dio un ultimatum a Israel para que la abandonaran . Al no hacerlo, lanzaron misiles contra territorio israelí. Israel  ha lanzado una ofensiva sin precedentes por tierra y aire. Se puede entender mejor el conflicto leyendo este artículo publicado en el diario.es:

 

https://www.eldiario.es/internacional/claves-entender-aumento-ahora-tension-disturbios-jerusalen_1_7919336.html

 

 

Aquí no vale la equidistancia. Israel dispone de un arsenal militar de los más poderosos del Mundo, incluída la bomba atómica, que sin embargo no se le permite tener a los países árabes.

Es un conflicto que viene de lejos. Israel viene incumpliendo sistemáticamente todas las resoluciones de ONU, que hablan de la necesidad de establecer  dos estados, con la  prohibición expresa de que Israel se anexione territorios palestinos como viene haciendo hace tiempo, pretendiendo hacer desaparecer físicamente a Palestina del mapa. El argumento de los israelíes no es válido cuando dicen que ellos lo que hacen es defenderse. Una cosa es el derecho a la legítima defensa y otra cosa es oprimir y exterminar a un pueblo, como vienen haciendo, con la pretensión de hacerlo desaparecer. Amnistía Internacional ha pedido que se termine con la brutal represión contra la población palestina.

 

Apoyamos al Papa Francisco que pide la resolución pacífica del conflicto y el restablecimiento de la legalidad internacional cumpliendo las resoluciones de la ONU.

 

Denunciamos el latrocinio, el confinamiento y la masacre que Israel está cometiendo contra el pueblo palestino desde hace muchos años y exigimos el fin de los bombardeos sustituyéndolos por negociaciones entre las partes para llegar a un acuerdo justo y duradero que evite tantas muertes, sufrimiento y destrucción.

 

 

India:

 

Nos duele intensamente el sufrimiento que está padeciendo la población india por la pandemia de la Covid 19, que está provocando más de 4000 muertos diarios, con imágenes dantescas de incineración de cadáveres y de cadáveres flotando en los ríos, por estar desbordado el sistema sanitario en los hospitales llenos, sin camas, sin oxígeno y sin una población vacunada, a pesar de tener el sistema de laboratorios más importante del Mundo en su territorio, pero, que, debido al embargo de las patentes por EEUU, no le permite la producción masiva de vacunas.

 

Con el Papa Francisco exigimos vacunas para  toda la población mundial, no sólo para aquellos países que las pueden pagar. Es necesaria la liberación de las patentes y facilitar la distribución de vacunas para que puedan llegar a todos los países del Mundo con carácter urgente.

 

También  podríamos hablar de la actual situación en diversos países de África, como Congo, Sudan del Sur, Sáhara, Etiopia-Tigray…

 

Nuestras condolencias  a todos los familiares víctimas de estas situaciones de dolor y sufrimiento.

 

Somos cristianos y defendemos los valores del Evangelio. Por eso aspiramos a un Mundo fraterno y solidario, tal como está en el proyecto de Jesús de Nazaret y que el Papa Francisco nos recuerda en la encíclica Fratelli tutti. Nos duele el dolor de lo que ocurre en cualquier parte del Planeta porque somos ciudadanos del Mundo. Desde aquí nuestro apoyo a los pueblos de Palestina, Colombia e India.

 

MOCEOP

(Movimiento por el Celibato Opcional)

 

15 de Mayo de 2021

 

 

 

may 152021
 

Con motivo de la celebración del Día Internacional de la Lucha contra la LGTBfobia hemos querido dar a conocer, y saber más, de la realidad de los LGTB+ creyentes y espirituales y la lgtbfobia vivida por sus creencias y orientación sexual/identidad de genero tanto fuera del colectivo LGTB+ como dentro del mismo. 

Súmate el domingo, y comparte con nosotros, este evento donde tenemos testimonios y vivencias de todas las letras de nuestro colectivo.

Estreno este domingo 16/05 a las 20hs en este enlace

https://www.youtube.com/watch?v=HCb3SSC0_DQ

 

COGAM 16 de mayo

 
Exodo 157

 

Participan en este tema: Evaristo Villar, Marisa Rodríguez Palop, Leonardo Boff, Enrique Dussel, Benjamín Forcano, Felipe Gómez, Sheny Vasques, Pablo d’Ors, Abilio Peña, Armando Márquez, Faustino Vilabrille, José Miguel Amiune, Adolfo Rodríguez, Rafael Ruiz.

El montañero lleva ya una larga caminata. La fatiga se le va pegando a las rodillas como la nieve a las botas. Economizando energías, camina como un autómata, confiando a la seguridad del sendero el éxtasis final… Pero, de golpe, desaparece el sendero al borde del precipicio.

El avezado senderista se detiene entonces, y, sin perder la calma, seca con el antebrazo el sudor del rostro, bebe de la cantimplora un buen trago de agua y… vuelto de espaldas al precipicio, echa una mirada circular sobre el perfil blanco de la montaña buscando otra ruta más certera que lo suba hasta la cumbre. No, el senderista sabe perfectamente que no es el sendero equivocado lo que a él le importa de verdad; todo su interés está enfocado en alcanzar la cima de la montaña…

… Todas las aportaciones que presentamos a continuación reproducen, a su modo, una experiencia similar a la del montañero: la fatiga de una ruta que, al final, resulta equivocada; la experiencia de límite y finitud del sendero, la búsqueda de algo alternativo. Descubre en su conciencia que algo se va derritiendo como la nieve ante la llegada del sol y el despunte humilde de lo inédito, innominado, que va ocupando ese vacío.

Como el final del camino al montañero, la pandemia nos ha mostrado brutalmente el final de un sueño. El desarrollismo indefinido, fruto del último capitalismo desbocado, nos ha llevado hasta el borde del camino: ni el planeta Tierra, sometido por la globalización de tecnología científica a una explotación voraz e incontrolada, ni la sociedad mundial, bajo leyes inexorables del beneficio, acumulación y consumo sin límites, pueden seguir aguantando ya este ritmo trepidante. Confiando nuestra suerte a este tipo de desarrollismo, de forma consciente o autómata, hemos llegado al final. El paso siguiente, como ha venido a mostrarnos la Covid 19, puede precipitarnos en el abismo.

Nota para los seguidores habituales de Éxodo. En nuestra filosofía siempre hemos mantenido la convicción de que ninguna situación humana, por cerrada que se presente, puede ser insuperable. El espíritu inquieto y desbordante del ser humano siempre ha encontrado atajos para superar todo límite, aunque Prometeo cometiera una grave torpeza en el primer intento. Mantenemos, a pesar de todo, la memoria de los indoblegables esclavos de Egipto, burlando la férrea vigilancia del Faraón camino de la libertad, y nos asomamos, con la misma curiosidad, a los ojos clarividentes de Juan Bautista que, en la cerrada noche de los siglos, llega a descubrir “al que es más fuerte”, abriendo nuevos caminos hasta en el desierto.

La generación del confinamiento está ya sufriendo en propia carne la desconexión que hemos hecho de la vida: desconectada de nuestra propia casa, el planeta Tierra, separada socialmente, como mónadas, de los/as demás. Es mayormente la generación más joven, que está atravesando una gran incertidumbre, la que no encuentra espacio en esta incipiente era, entre lo nuevo que nace y lo antiguo que se resiste a desaparecer.  El reto, tras de esta pandemia, deberá ser la protección de la vida en toda su biodiversidad, la recreación de los cuidados esenciales que la protegen y mantienen, el buen vivir de la especie humana, la necesaria y solidaria espiritualidad.

¿Qué hacer tras la pandemia? Las aportaciones de este número ni son ni pretenden ser un protocolo alternativo a la ruta que, hasta ahora, estamos siguiendo. Son solo eso, unas aportaciones modestas que, quizás, puedan ayudarnos a descubrir un nuevo sendero. No podemos seguir caminando hacia la normalidad “anormal” que hasta ahora hemos traído. La nueva era nos invita y urge a abrir otra ruta para seguir caminando hasta la cima.

 

abr 302021
 

 

Fue publicado en los medios informativos ayer 29 de abril, bajo el título: Un obispo alerta de que “el marxismo, la lucha de clases y el odio” llevan a la “violencia”. El núcleo de la enseñanza que intenta transmitir ese “pastor” de la Iglesia se expresa en las siguientes frases:

 

Si este mundo es azuzado por el marxismo, la lucha de clases y el odio, el trabajo se convierte en una plataforma de lucha e incluso de violencia; “marxismo, la lucha de clases y el odio” conducen a la “violencia”, por lo que “es urgente que en este mundo del trabajo entre de lleno el amor cristiano”.

 

Leyendo este tipo de doctrina, por lo demás bastante asumida por el autodenominado “Magisterio de la Iglesia”, se comprende por qué Jesús de Nazaret llamaba a ese tipo de gente en su tiempo “ciegos que guían a otros ciegos(Mateo, 15:14). Este obispo confunde la enfermedad con sus síntomas y con el dianóstico de la misma. La enfermedad es la existencia de clases sociales antagónicas, con explotación de los débiles por parte de los fuertes. La lucha de clases y el odio que genera son síntomas de esa enfermedad; existen porque existe la enfermedad, y el Marxismo es el diagnóstico de esa enfermedad y una propuesta de remedio.

El Marxismo no inventó la enfermedad (la sociedad clasista) ni sus síntomas (la lucha de clases y el odio). El Marxismo no  aparece hasta la segunda mitad del siglo XIX, y para entonces la humanidad ya llevaba muchos siglos, milenios… con lucha de clases, guerras, odio entre los humanos… El Marxismo no inventó todo eso, lo descubrió, lo interpretó y se apresta a darle solución. En esa tarea el Marxismo está en la línea de todos los esfuerzos anteriores que se hicieron en el mismo sentido. Cito a continuación uno de esos intentos, que seguro conoce bien el Sr. Obispo:

 

El que escucha mis palabras y no las practica puede compararse a un hombre insensato, que edificó su casa sobre arena. Cayeron las lluvias, se precipitaron los torrentes, soplaron los vientos y sacudieron la casa: ésta se derrumbó, y su ruina fue grande”. (Mateo, 7:26-27).

 

La sociedad clasista del Imperio Romano, en cuyo contexto se impartió esa enseñanza de Jesús de Nazaret, estaba edificada sobre arena: se había desarrollado a base de guerras de conquista, explotación de pueblos sometidos, esclavismo, elitismo de las clases altas… estaba destinada a derrumbarse y se hundió según había pronosticado el Maestro de Nazaret. Y lo mismo ocurrió con otras sociedades clasistas que vinieron a continuación. El feudalismo que se basaba en la supremacía de la clase terrateniente y su explotación de los siervos de la gleba tuvo también su ruina, cuyo hito más notable fue la Revolución Francesa. Era, ella también, una casa edificada sobre arena.

Y ahora tenemos la sociedad burguesa, capitalista. ¿Tiene ésta un fundamento mejor? Veamos: está basada en el poder del dinero y el privilegio de sus poseedores frente a quien no tiene más recurso que su trabajo. La desigualdad social en este sistema produce desequilibrios que generan grandes convulsiones sociales: países en bancarota, imperialismo en zonas subdesarrolladas del planeta que generan emigraciones masivas que son rechazadas con criterios racistas en el mundo desarrollado que se beneficia de la rapiña imperialista. Todo esto se produce con un telón de fondo de desigualdad de género que somete a la mitad femenina de la población a la supremacía masculina.

Y no faltan integrismos religiosos que enmascaran los problemas sociales con fanatismos que no tienen otra finalidad que apartar a las masas populares de la lucha por su liberación. La Iglesia a la que pertenece el obispo cuyo artículo comentamos nos impone una jerarquía compuesta de personas como él, que no fueron elegidas por las comunidades que pretenden dirigir. Una jerarquía que, además, no fue instituida por Jesús de Nazaret y que bendijo las pasadas sociedades clasistas, la esclavista del Imperio Romano, la feudal, y ahora la burguesa capitalista. La doctrina que imparte el obispo de Córdoba pretendiendo condenar el Marxismo y la Lucha de Clases, en realidad, forma parte de la lucha de clases, es algo que se hace a favor de las clases dominantes y el mantenimiento de esta sociedad edificada sobre arena.

El Marxismo, y la Teología de la Liberación que asume sus enseñanzas, aportan el mensaje de que la liberación de los oprimidos sólo puede ser obra de ellos mismos. Les enseña quién y cómo los explotan. Su lucha desatará la represión de los dominadores: …os perseguirán como me persiguieron a mi. (Juan, 15:20). Pero la finalidad ha de ser conseguir esa sociedad sin clases, sin explotación del hombre por el hombre, donde reine la justicia y la igualdad entre los seres humanos, el Comunismo…, una sociedad edificada sobre roca.

 

El que escucha mis palabras y las pone en práctica puede compararse a un hombre sensato que edificó su casa sobre roca. Cayeron las lluvias, se precipitaron los torrentes, soplaron los vientos y sacudieron la casa; pero ésta no se derrumbó, porque estaba construida sobre roca. (Mateo, 7:24-25)

 

Cuando se llegue a esa meta, eso no será la culminación de la historia humana, será el fin de la prehistoria y el comienzo de la verdadera historia humana, como señalaron Karl Marx y Friedrich Engels, los iniciadores del Marxismo.

Faustino Castaño, miembro del Foro Gaspar García Laviana y de las comunidades cristianas de base de Gijón

30 de abril – 2021

 
redes-cristianas

   Son muchas las cuestiones relativas al sacerdocio y a la relación de éste con la Iglesia en su conjunto que necesitan de manera urgente reflexión, discernimiento y toma de decisiones. La existencia de dos estamentos diferenciados, uno de ellos vetado a las mujeres y a los laicos casados y que ostenta los principales puestos de responsabilidad en la Iglesia es algo que se ha mantenido, a pesar de la apertura iniciada en el Concilio Vaticano II, hasta nuestros días. Si a ello añadimos la fuerte crisis de vocaciones sacerdotales desde hace ya bastantes años, vemos cómo se ha ido llegando a situaciones nada deseables y esperpénticas en muchos casos: grupos de católicos que no pueden celebrar la Eucaristía en mucho tiempo, algunas mujeres al cargo de una parroquia como administradoras y autorizadas para animar celebraciones de la palabra pero que necesitan que un sacerdote administre los sacramentos de tarde en tarde aunque esté escasamente vinculado a la comunidad parroquial, sacerdotes de edad avanzada al cargo de muchos pueblos y comunidades…

El sacedocio compartido de todos los bautizados no acaba de avanzar  y consolidarse por más que se hable de la corresponsabilidad de los laicos y de los pasos que se han ido dando, hay que reconocerlo, en los distintos ámbitos eclesiales, pero que siguen siendo insuficientes.

Todo ello puede llevar a una primera impresión positiva del anuncio del Seminario “Por una teología fundamental del sacerdocio” presentado el pasado 12 de abril en el Vaticano y previsto para febrero de 2022.

Sin embargo, al leer el contenido de la nota de prensa tenemos que manifestar nuestra preocupación por los aspectos siguientes.

 

  • La intervención del Cardenal Ouellet, prefecto de la Congregación para los Obispos, en dicha rueda de prensa pone de manifiesto la importancia del carácter sinodal en la Iglesia y hace referencia a los tres Sínodos que se han celebrado en los últimos años pero no encontramos en la nota de prensa anuncio alguno de proceso de preparación del seminario que se anuncia extendido a todo el Pueblo de Dios, como sí ocurrió en los otros casos. En un tema tan esencial se nos dice que no se abordarán cuestiones pastorales sino teológicas que fundamenten lo pastoral, que sería una consecuencia. Nos parece crucial que se consulte a los fieles (“sensus fidei”) bautizados y que las aportaciones teológicas que se vayan a presentar reflejen la pluralidad existente entre los expertos sobre lo que debe ser el sacerdocio ministerial en relación con su papel en la Iglesia Pueblo de Dios.

 

  • En el programa, ya establecido, sin contar, aparentemente, con ese proceso de consulta, los títulos de las ponencias no invitan a pensar que realmente se van a abordar las cuestiones que, a nuestro juicio, permitirían avanzar hacia una iglesia de iguales, con participación activa de todos sus miembros en las comunidades y en todos los ámbitos eclesiales. Más bien se puede pensar que se va a reflexionar sobre cómo fundamentar las raíces del sacerdocio, cómo debe mejorar la preparación en los seminarios y cómo puede conseguirse que haya más vocaciones, si bien, se habla en la nota de prensa de todo tipo de vocaciones de los bautizados y de articular mejor la relación de los sacerdotes con los laicos y comunidades religiosas. Es importante señalar que en la nota de prensa, hay párrafos que parecen indicar que se mantiene el carácter místico  de la vocación sacerdotal, lo que la diferencia del sacerdocio común de todos los bautizados. Sin embargo, el sacerdocio común de todos los bautizados es esencial y primario, pertenece a la esencia misma de la koinonía o comunidad; el ministerial es subordinado, pertenece a la diakonía, como todos los demás ministerios que están “al servicio” de la comunidad.

 

 

  • La cuestión del celibato será tratada pero no será lo fundamental. Nos cuesta trabajo entender este posicionamiento. Por muchas razones, pensamos que el celibato debe ser una opción personal y no un condicionante para ser sacerdote. ¿Puede entenderse en el contexto del siglo XXI que el seminario anunciado termine sin abrir la puerta al celibato opcional, a la ordenación de las mujeres en igualdad con los hombres, o que mantenga la  discriminación por la orientación sexual?.

 

  • Evidentemente no sabemos qué ocurrirá en febrero de 2022 pero con este comunicado queremos pedir al Vaticano y en especial al Papa Francisco que se atrevan, sin miedo, a abordar temas que llevan siendo urgentes desde hace demasiado tiempo. La desconexión entre la jerarquía y amplios sectores eclesiales es cada vez mayor y la Iglesia necesita cambios en profundidad para ser creíble en su apuesta por el Evangelio de Jesús. El contexto histórico actual es esencial en el planteamiento de la Iglesia como comunidad y de los ministerios como servicio si se quiere que, como se pretende en la nota de prensa, “  marque una etapa en la búsqueda de la Iglesia y estimule nuevas iniciativas y publicaciones”.

 

  • Las conclusiones de los Sínodos anteriores, en especial el Amazónico, los procesos sinodales que se están celebrando actualmente en países como Alemania o Australia, y se están preparando en otros, o las iniciativas que se están tomando en América Latina tras el Sínodo de la Amazonía, son signos de esperanza para la Iglesia. Nos preguntamos qué reflejo van a tener todos ellos en el seminario teológico que se está preparando.

Redes Cristianas, abril de 2021.

www.redescristianas.net

 

 

Referencias:

 

Conferencia de presentación del Simposio Teológico Internacional “Por una teología fundamental del sacerdocio”, organizado por la Congregación para los Obispos (Roma, 17-19 de febrero de 2022) (vatican.va)

 

Accueil – Symposium Sacerdoce (communio-vocation.com)

 

La destra curiale organizza un grande meeting per il febbraio 2022 per parlare del sacerdozio. Si capisce che si vuole ben separareil ministero ordinato da quello universale dei fedeli. Si vuole tornare a prima del Concilio? Leggi il testo di Noi Siamo Chiesa e poi la sua traduzione in inglese e in portoghese.. | Noi Siamo Chiesa (NSC)

 

 

 

 

 

 

El texto puede leerse en el enlace

https://forocuma.blogspot.com/

o en el archivo

Reflexiones Permanente Foro_Elecciones Autonomicas

 

 
iglesiadebasedemadrid

 

Comunicado firmado por Redes Cristianas entre otros colectivos

 

FRENTE A LA EXCLUSIÓN SOCIAL Y LA POBREZA, POLÍTICAS DE INTEGRACIÓN – Cristianas y Cristianos de Base de Madrid (iglesiadebasedemadrid.org)

abr 222021
 
Foro Gaspar García Laviana

 

En esta ocasión, el punto de partida de nuestra reflexión, Foro Gaspar García Laviana, fue el hecho que observamos de los cristianos “practicantes” que van abandonando sus “prácticas religiosas rituales” para ir engrosando el número de indiferentes, agnósticos o ateos.

Puestos a ver cuáles son las posibles causas de ello, se detectan muchas. Una es el gran cambio cultural de la modernidad que ha hecho que las personas hayan cambiado mucho en el modo de ser, de pensar y de comportarse. Lo vemos en nosotros mismos. La Iglesia católica no sabe estar a la altura del momento.

Entre los cambios que se dan, algunos son extremadamente importantes: un grupo de gente se ha despojado de la consideración cuasi mágica que tenía a la autoridad de la Iglesia y ha decidido dar prioridad a lo que le dice su razón para enfocar el sentido de su vida, para entender lo que es el ser humano y su deber ser. Así pues, vemos que, en la nueva etapa cultural en la que estamos, la gente ha decidido, reafirmando su libertad, dar prioridad a lo que le dice la razón, al margen de lo que pueda oír a la Iglesia (al Papa, a los obispos y a los curas, que a veces asustan con las “tonterías” que alguno de ellos dice).

Teniendo en cuenta la diversidad de interpretación de la persona de Jesús de Nazaret y de su mensaje, lo que siempre existió desde el principio del cristianismo, hoy también hemos de ver normal que entre los seguidores de Jesús haya distintos modos de interpretarle y de ser cristiano, distintas maneras de ser “religioso”, de vivir la relación con “Dios”, al que igualmente hoy también nosotros, condicionados por nuestra mentalidad moderna, lo entendemos de muy diferente manera a como veníamos haciendo, envuelto en conceptos filosóficos premodernos, muchos de ellos incompatibles con los avances científicos.

Creemos que para que la Iglesia fuese más atrayente debieran hacerse en ella muchos cambios, entre los más importantes señalamos estos:

  • Democratizarse”. El ser jerárquico de la Iglesia, que haya en ella un “poder sagrado”, que conlleva una autoridad absoluta, que no admite crítica, ni diálogo…, ello hoy es inasumible por quien tiene una mentalidad moderna, que es lo normal en la juventud y en otros muchos que entraron en la modernidad, que son hijos de su tiempo.
  • Desclericalizarse: el clero debe prepararse más adecuadamente para el mundo de hoy, deben vivir como la gente de hoy (de un trabajo civil, con parecidos problemas a los de la gente de hoy, en plano de igualdad dentro de la comunidad cristiana…).
  • Centrar el mensaje en los contenidos evangélicos, que sea nuestra principal preocupación llevar a la práctica la vida propuesta por Jesús en ellos. El camino de Jesús, el del evangelio, en cierto sentido, “ideológicamente”, es más sencillo, pues en él no aparecen aún los “dogmas de la Iglesia”. Todavía no han entrado las “liturgias imperiales”, ni la “autoridad sagrada” conferida por Dios a los jefes para obligarnos a la obediencia ciega.
  • El evangelio nos invita de muchas maneras concretas a “amarnos los unos a los otros” y a anunciarlo principalmente con la vida. Por eso, este camino es más exigente, más comprometido, pues nos sitúa en una vivencia religiosa que no es intimista, ni ritual, sino altruista y práctica, obligándonos a abrirnos a los demás, lo que hará que nos encontremos con muchos que necesitan nuestra ayuda, nuestra solidaridad. En nuestra vida, respondiendo a la llamada de los demás, estará nuestro testimonio. Con ella estaremos proclamando y ofreciendo de modo sencillo el mensaje cristiano.

Foro Gaspar García Laviana, FORO GASPAR GARCÍA LAVIANA (forogasparglaviana.es)

19 de abril de 2021.

 

Queridas amigas y amigos del Foro Gogoa, el próximo martes 20 de Abril, a las 19:30, tendremos la siguiente conferencia de este curso, Espiritualidad y religión en el siglo XXI“, que impartirá, MARÍA TOSCANO, filósofa.

Debido a la situación derivada del COVID19 que estamos atravesando, la conferencia se celebrará online y podrá ser seguida en directo mediante el canal YouTube del Foro Gogoa. https://youtu.be/CWP6siUA_SA

 

Gogoa Foroko lagun maiteak, datorren asteartean, apirilaren 20ean, 19:30ean, ikasturte honetako hurrengo hitzaldia izango dugu. Gaia ” Espiritualtasuna eta erlijioa XXI. mendean ” izango da eta María Toscano, filosofoa emango du.

COVID19ren ondoriozko egoera dela-eta, Hitzaldia online egingo da eta zuzenean jarraitu ahal izango da Gogoa Foroko YouTube kanala https://youtu.be/CWP6siUA_SA

Foro Gogoa

María Toscano Ficha[90818]

 
waci

Press Release

Hans Küng was the Prophet the Vatican feared the most

 

9 April 2021  We Are Church International mourns the death of the great prophet Hans Küng who clearly set out the reforms necessary to bring the Catholic Church back to Christ.

 

On the occasion of the 25th anniversary of We Are Church in autumn 2020, Hans Küng wrote to us:

 

“From the beginning, I have supported We Are Church in every respect. In its demands it has the message of Jesus Christ behind it and at the same time it corresponds to the requirements of today’s democratic and pluralistic society. In the time of the two Restoration Popes Wojtyla and Ratzinger, there was little hope that your concerns would be heard in the hierarchy. With Pope Francis, however, a turning point seems to have occurred that makes it easier for some of your  demands to be met. In the wintry Church, We Are Church has kept the embers smouldering under the ashes. May the fire of reform now finally take hold of the whole Church and also the Vatican. So continue, dear friends: courage, creativity and perseverance!”

 

 

Colm Holmes

Chair, We Are Church International

colmholmes2020@gmail.com

M  +353 86 606 3636

www.we-are-church.org

 

 

We Are Church International (WAC) founded in Rome in 1996, is a global coalition of national church reform groups. It is committed to the renewal of the Roman Catholic Church based on the Second Vatican Council (1962-1965) and the theological spirit developed from it.

 
hans-kung

 

Envueltos en la barahúnda política de estos días y bajo la amenaza de una cuarta ola de la pandemia, recibimos con pena —y a la vez con la satisfacción que nos proporciona una vida coherente y ejemplar— la muerte de Hans Küng.

Para el mundo en general y para el cristianismo crítico, mayormente de base, Hans Küng no ha sido una persona indiferente. Ha sido un referente incontestable en estas últimas décadas. Probablemente se escribirán, a partir de ahora, sesudos artículos y libros destacando su enorme producción teológica para el mejor conocimiento del misterio cristiano y la constitución de una Iglesia de iguales, su contribución esencial al planteamiento de una ética mundial y el gran papel que él otorga a las religiones en el establecimiento de la paz entre los pueblos. Todo será poco para destacar el ingente trabajo intelectual llevado a cabo por Hans Küng en favor de una mayor humanización de la humanidad y del crecimiento de la espiritualidad en la historia.

Desde el punto de vista de unos cristianos y cristianas de base como nosotros, comprometidos con la historia y con el seguimiento de Jesús en la misma, queremos destacar, en primer lugar, el enorme apoyo que han supuesto para nuestra formación espiritual algunos libros suyos que han hecho época después del Vaticano II y la Teología de liberación, como “Ser cristiano”, “¿Existe Dios?”, “La Iglesia”, “Ética Mundial”, “Una muerte Feliz”, etc. Y, en segundo lugar, nos han ayudado a abrir los ojos las grandes preguntas que Hans Küng se ha venido haciendo en su vida y las grandes claves de su búsqueda que siguen siendo para nosotros y nosotras un acicate. Preguntas sobre el final y destino de la vida, sobre la presencia y el papel de la religión como instancia de sentido y camino de paz en el mundo, sobre la gran responsabilidad de la Iglesia cristiana, como conjunto o ecúmene, en el mantenimiento o fiabilidad (infalibilidad) del mensaje que transmite y el papel ejemplar de la misma institución eclesial llamada a ofrecer a sí misma y al mundo un paradigma de democracia en este mundo de Dios.

No quisiéramos cerrar esta nota sin agradecer a Hans Kang su vida ejemplar como ciudadano creyente, su lucidez y honestidad intelectual, su fe/confianza en el sentido de la realidad, de la vida. El rechazo equivocado por una Roma obcecada y poco misericorde lo ha convertido en una de las personas más católicas (en sentido universal) y más influyentes en la espiritualidad de las últimas décadas.

Queremos despedirnos de Hans con la confianza que él mismo nos ha ofrecido durante su vida y concretamente en la respuesta que dio a la periodista Anne Will que— a propósito de su libro Una muerte feliz—, le preguntaba en el canal ARD de la televisión alemana: “¿por qué desea terminar con su vida, si percibiera indicios de una demencia incipiente?… Porque no soy, dice, de los que piensan que la vida terrenal lo es todo… No creo que vaya a morir en una nada…sino que voy a morir en una última realidad… y que desde allí encontraré una nueva vida. Esta es mi convicción por la fe”.

¡Que tu convicción se haya cumplido con creces, hermano Hans!

 

Paseando una tarde por el pueblo, el niño me preguntaba:

-Qué es la iglesia?

Pues mira, niño, la iglesia…

-¿Y quién hizo la Iglesia?

-Pues mira, niño, la iglesia…

-Y de quién es la Iglesia…

Y no tuve más remedio que ignorar al notario.

(En memoria del poeta Manuel Fernández Sanz)

 

Tema: Charla-coloquio sobre Inmatriculaciones
Hora: 6 abr. 2021 06:45 p. m.

Unirse a la reunión Zoom
https://us02web.zoom.us/j/85301472747?pwd=UVpwUUpvWnlaMFVmVWgybC9FSm5EZz09

 

ID de reunión: 853 0147 2747
Código de acceso: 331332

 

Charla Inmatriculaciones

 
Redes Cristianas

 

Respecto a los hechos producidos ante las oficinas del arzobispado de Madrid el pasado 22 de marzo, en los que un grupo de 15 mujeres, pertenecientes a Apostasía Feminista Colectiva, se dirigían a presentar su declaración de apostasía, en base a las normas legales correspondientes, se vieron sorprendidas por la presencia de la Policía Nacional, que las esperaba ex profeso, procediendo irregularmente a su identificación, por lo que algunas de ellas expresaron su protesta. Tras lo cual, se les ha abierto expediente sancionador, que con toda probabilidad acabará en una multa cuantiosa a varias integrantes del grupo. Redes Cristianas expresa la más enérgica condena, en base a las siguientes consideraciones:

 

1º. Resulta de todo punto lamentable y denunciable que el ejercicio de un derecho, derivado de la libertad de conciencia, se vea coartado por una intervención policial injustificable, que se pueda saldar además con sanciones económicas a las interesadas.

2º. La Delegación del Gobierno en Madrid infringe en este caso la propia Constitución Española, sea por propia iniciativa o por petición de la jerarquía diocesana, lo que aún sería más anómalo. Pero, en todo caso, interviene de forma persecutoria contra este grupo de mujeres, que no han quebrantado ninguna norma. Y aún pretende hacer uso de su facultad sancionadora para culminar esta actuación antidemocrática.

3º. Exigimos al Arzobispado de Madrid en primer lugar, que aclare si ha sido la diócesis quien reclamó la intervención policial, pidiendo en tal caso públicamente perdón a las personas afectadas y, en segundo lugar, que exprese a la Delegación del Gobierno de Madrid su oposición a que se sancione a las mujeres expedientadas, por constituir un acto de persecución impropia, que la Iglesia no puede compartir.

4º.La Delegación del Gobierno en Madrid debe entender que nuestro país es un Estado aconfesional donde hay que respetar una cultura laica, dentro de la democracia vigente, y que ello impide actuaciones como ésta, contraria a los derechos humanos y muestra unos tintes autoritarios, deseables para la ultra derecha, pero indefendibles desde los usos políticos de un gobierno progresista, que es el que nombra a su titular. Por tanto, debe rectificar de inmediato esa postura y, en su caso, depurar las responsabilidades pertinentes, a fin de subsanar un incidente tan deplorable.

5º. Redes Cristianas se une a todos los colectivos sociales que han mostrado su solidaridad con el grupo de mujeres implicadas, y como parte que es de la propia Iglesia, muestra su total desacuerdo con actitudes como las producidas, ya sea por la autoridad eclesiástica, ya sea por la autoridad civil, para que la convivencia democrática sea un hecho positivo y toda la ciudadanía vivamos un disfrute sano de nuestras libertades sin la interferencia de poderes fácticos que las coarten.

 

Redes Cristianas

mar 292021
 
CCP2

 

LUIS PERNÍA. En nombre de las Comunidades Cristianas Populares de Andalucía.

Cuando el mundo aún sigue estremecido por la irrupción de Covid-19 y su incidencia en las desigualdades socia­ les, el pasado domingo, 21 de marzo, Día de la Eliminación de la Discriminación Racial, volvía a recordarnos la igualdad de trato, eliminando la discriminación racial para el logro de una sociedad diversa, plural y cohesionada. Un recordatorio urgente y necesario. Y es que el pasado 31 de diciembre de 2020 la Asamblea General de Naciones Unidas aprobaba, con el apoyo de 124 estados, una resolución de medidas concretas para la eliminación de la discriminación racial, del racismo, la xenofobia y las formas conexas de intolerancia. La decepción fue que los países occidentales, entre ellos España, se abstuvieron en esta resolución que busca intensificar los esfuerzos de lucha contra el racismo.

Llovía sobre mojado. En 2019 España también se abstenía en otra Resolución contra la glorificación del nazismo y otras formas políticas que contribuyen a exacerbar las formas contemporáneas de racismo, que finalmente se aprobó el 16 de diciembre de 2020. Ambas abstenciones manifiestan una falta de voluntad política para abordar el racismo, un fenómeno arraigado en nuestro país, aunque preguntar en nuestros círculos de amigos y familia si somos racistas, se percibe como extraño u ofensivo. Sin embargo, con frecuencia, escuchamos comentarios como «nos quitan el trabajo», «reciben más ayudas que nosotros», «solo vienen por las pagas del Estado», «Si tanto te gustan, mételos en tu casa», que dejan al descubierto la persistencia de pre juicios, estereotipos y actitudes excluyentes.

Un breve recorrido histórico al racismo nos lleva desde los oscuros tiempos del pasado esclavista, donde fuimos de los últimos estados en la abolición, a finales del siglo XIX, a los numerosos desencuentros racistas violentos entre payos y gitanos, y a los hechos más recientes contra personas migrantes. Algunos hitos han sido: el asesinato de Lucrecia Pérez en Aravaca (1992); los incidentes de El Ejido, el episodio violento colectivo racista más significativo de nuestro país (2000); y el incendio de los almacenes chinos de Elche; (2004). Al no existir vías legales para emigrar a Europa, hay que considerar también como racismo las 2.170 víctimas, que según fuentes de Caminando Fronteras, han perecido en 2020 en las cuatro rutas que tienen a España como destino (la canaria, la-del Estrecho, la de Alborán y la de Argelia).

 

Discriminación étnico-racial es todo trato diferenciado, excluyente o restrictivo basado en el origen étnico-cultural (hábitos, costumbres, indumentaria, símbolos, formas de vida, idioma y creencias de un grupo social determinado) y en las características físicas (como el color de piel, facciones, estatura, color de cabello, etc.) que tenga como objetivo anular o menoscabar el reconocimiento, goce o ejercicio de los derechos y libertades fundamentales de las personas en la esfera política, económica, social y cultural.

Experimentamos un auge de la xenofobia al calor de discursos de partidos populistas que agitan los fantasmas y miedos de la inseguridad y el paro, igual que sucede en otros estados europeos. Al mismo tiempo, cada vez son más las voces que denuncian el racismo sufrido en España: el actor Marius Makon, que ha trabajado en varias series, y al que cuando intentaba pedir un desayuno en un bar una señora le dijo que «no quería ver a un negro detrás». Acto seguido le propinó un botellazo advirtiéndole «soy blanca, te puedo matar y no pasa nada»; o la activista Desirée Bela-Lobedde ante la inquina por su documental ' Soy negra en España' o la concejala Fátima Taleb, escupida en la cara por pertenecer a la minoría musulmana de Badalona; o el futbolista Iñaki Williams por los insultos en el campo de fútbol, o la reciente ganadora del Premio Nadal de novela, Najat El Hachmi.

Ya no podemos seguir ocultándolo. Los datos visibilizan esta realidad invisible. Los informes anuales de Interior sobre la evolución de los delitos de odio en España ponen de manifiesto el incremento de las denuncias por discriminación racial. Los delitos e incidentes de odio aumentaron un 6,8 % en 2019 con respecto al año anterior, y los motivados por racismo y xenofobia fueron los que más incrementaron, un 20,9%, respecto a año 2018.

Por otro lado, los avances en el ámbito normativo por eliminar el racismo y la xenofobia han sido muy pobres. A nivel estatal, la Estrategia Integral contra el racismo y otras formas conexas de intolerancia, aprobada en 2011, ha quedado anticuada y es preciso adecuarla al contexto actual. Las políticas migratorias en el ámbito de las comunidades autónomas o entidades locales están prácticamente ausentes. Por ello, España está siendo apremiada para desarrollar un marco normativo en forma de una ley integral contra el racismo y la xenofobia.

Será, pues, fundamental un diálogo con la sociedad civil, aprendiendo de otros países que han sufrido graves estallidos sociales por motivos racistas. En definitiva, es momento de actuar contra el racismo a través de políticas y acciones valientes, que permitan construir una sociedad diversa, plural y cohesionada en la que la igualdad de trato y oportunidades sean reales, recordando a Nelson Mandela «Nadie nace odiando a otra persona por el color de su piel, o su origen, o su religión».

 

LUIS PERNÍA, en nombre de las Comunidades Cristianas Populares de Andalucía.

 
CCP2

 

 

Ocurrió en el vuelo de regreso de Río de Janeiro a Roma. Después de la Jornada Mundial de la Juventud celebrada en Copacabana en julio de 2013, el papa Francisco se dirigió a los periodistas del avión y les preguntó: “¿Quién soy yo para juzgar a los homosexuales?”. Jesús de Nazaret nunca condenó la homosexualidad, fue Pablo de Tarso el que señalaría, desde su educación y formación farisaica, a los adúlteros, afeminados, homosexuales, ladrones, borrachos, como excluidos  del  Reino de Dios (Cor 6, 10). Incluso cuando se habla de sodomitas en el AT, según algunos hermeneutas, el pecado de Sodoma fue la falta de hospitalidad con los mensajeros de Dios. No siendo un pecado sexual, sino social. La homosexualidad no es un pecado contra natura, la propia naturaleza tiene mil pruebas de ello; para el evangelio los pecados contra natura son las guerras, el hambre, la falta de un techo digno, la ausencia de vacunas y medicamentos para las enfermedades, el abandono de niños y ancianos, la vejación de las mujeres. El Dios padre-madre es un Dios inclusivo, abraza a todos sus hij@s, es el papaíto o la mamaíta como diría Jesús de Nazaret, que no distingue por etnias, orientación sexual, género o creencias. El programa de Jesús es la Bienaventuranzas y la evaluación de ellas la encontramos en el juicio de las naciones de Mt 25, 31-46: “tuve hambre y me disteis de comer, tuve sed y me disteis de beber, fui forastero y me hospedasteis, estuve desnudo y me vestisteis, enfermo y me visitasteis, en la cárcel y vinisteis a verme”. ¿Desde qué supuestos evangélicos se basa la doctrina de la Iglesia para prohibir el matrimonio homosexual?

 

Veinte siglos después, en 1948, tuvo lugar la Declaración Universal de los Derechos Humanos, en cuyo primer artículo se afirma que “todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos”. Completado  con el artículo segundo al referirse a que no debe existir distinción alguna de “raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole”. Es más, el artículo doce señala al que ose entremeterse en la “vida privada, su familia, su domicilio o su correspondencia, ni de ataques a su honra o a su reputación”. El artículo16: 1 proclama que  “los hombres y las mujeres, a partir de la edad núbil, tienen derecho, sin restricción alguna por motivos de raza, nacionalidad o religión, a casarse y fundar una familia (no indica que tenga que ser exclusivamente heterosexual el matrimonio). ¿Cómo puede negar la Iglesia este derecho humano? Como plantea el teólogo José María Castillo, el Estado Vaticano “pone de manifiesto la contradicción en que vive una institución religiosa que, por boca de su autoridad suprema, exhorta a los demás al cumplimiento de los derechos humanos, al tiempo que en esa misma institución, tales derechos no se ponen en práctica (…) Los súbditos del Estado Vaticano carecen de derechos debidamente garantizados, es evidente que dentro de ese Estado no resulta posible reconocer y poner en práctica los derechos humanos”. Además la iglesia vive una gran esquizofrenia en su propio seno como describe el escritor Frédéric Martel en el libro, Sodoma, poder y escándalo en el Vaticano, que arroja luz sobre uno de los mayores secretos de nuestra época: “el Vaticano (según el autor) es una organización con predomino gay”. El papa Francisco, que llegó a leer el libro, manifestó que era “correcto”.  Solo una cosa es segura: la relación de la Iglesia Católica con la homosexualidad está marcada por contradicciones y doble moral.

Cada vez son más países los que aprueban el matrimonio entre personas del mismo sexo, ¿hasta cuándo la Iglesia católica estará al margen de las constituciones de los estado democráticos? ¿Hasta cuándo la iglesia dejará de causar tanto sufrimiento y dolor entre los creyentes homosexuales? Incluso jerarcas católicos alzan su voz en contra de la postura oficial de la iglesia como el presidente de la Conferencia Episcopal alemana, Georg Bätzing, que dijo no sentirse “feliz” por la toma de postura de Roma en este momento. Y es que la teología romana parece haber retrocedido de nuevo a los tiempos previos al Concilio Vaticano II: La Edad Media.

 

Por Miguel Santiago. En nombre de las Comunidades Cristianas Populares de Andalucía.

21 de Marzo de 2021.

“Podrán cortar todas las flores pero no podrán detener la Primavera”. (Pablo Neruda)

 

 

 

Comunicado de Católicas por el Derecho a Decidir, que puede leerse en este archivo:

 

COMUNICADO CDD_LA IGLESIA DE JESÚS DEBE SER INCLUSIVA_[89948]

 
Foro Gaspar García Laviana

 

Llevamos ya mucho tiempo viviendo en pena diaria, debido al sufrimiento de tanta gente que enferma o muere a causa de la COVID-19. Son muchas las familias que sufrieron el desgarro de no poder estar cerca de ellos durante su enfermedad ni a la hora de morir. Hay que añadir otras penas menores, como no poder tener, como de costumbre, las relaciones familiares y de amistad que caldean nuestro espíritu y estimulan nuestros sentimientos. Hemos tomado conciencia de nuestra fragilidad, tanto individual como colectiva.

Vivimos profundamente preocupados. La pandemia nos ha convertido a todos en víctimas y verdugos: cada persona con la que nos encontramos puede ser nuestra víctima si la contagiamos o nuestro verdugo si nos contagia, y además sin saberlo.

Vivimos airados, recriminando a cuantos a nuestro juicio son responsables de la situación. Culpamos a nuestros políticos, por no haber sabido valorar este problema, ni haber acertado en las soluciones; por no haber tratado bien, tanto antes como durante la pandemia, ni a la sanidad ni a los sanitarios, por no haber invertido más en ciencia, por haber dejado que desapareciesen importantes empresas relacionadas con los insumos sanitarios. Los culpamos de no habernos dado directrices claras y contundentes, sospechamos que por miedo a sufrir castigo electoral o pérdida de las ayudas que reciben de los empresarios que los apoyan.

Culpamos a los negacionistas de la pandemia, debido a lo absurdo de sus afirmaciones y al desconcierto que pueden producir. Culpamos a los irresponsables que no ponen mascarilla o no guardan la distancia debida. Hemos visto imágenes ciertamente escandalosas.

Culpamos al sistema educativo que no ha sabido enseñarnos a ser ciudadanos responsables. Creemos que no ha sido bien educado quien piensa que su “yo” está por encima de todo y de todos, quien cree que el objetivo fundamental de su vida es el disfrute sin más límites que los que él se imponga. Muchos desconocen el valor que tiene lo que llamamos “el bien común” y lo que nos aporta la sociedad.

También culpamos a los dirigentes políticos de la UE y de la OMS pues nos parece que no han sabido estar a la altura del problema pandémico. Hay que decirles que no ha sido correcto haber asumido el criterio de “sálvese quien pueda”, siguiendo el sistema egoísta e insolidario en el que se basa nuestra civilización. Una situación como esta no se puede solucionar de forma aislada, sino con cooperación mundial, solidaridad y equidad. Estamos inmersos en un problema humanitario.

Quizás estemos equivocados en algunos de nuestros juicios, pero ello podría ser consecuencia de la falta de transparencia habida en la información sobre la situación y las decisiones que se tomaron. Hay quien piensa, con razón, que es lamentable que no dispongamos de cifras fiables actualizadas de todos los fallecidos y en especial que no podamos saber los sanitarios que murieron por atender a los enfermos.

Hay responsabilidades inmediatas, pero hay otras que vienen de atrás. Los recortes económicos que sufrió la sanidad pública y la privatización de parte de sus servicios son importantes causas de su deterioro. Tampoco fueron bien tratados nuestros científicos. Hemos tomado conciencia de la importancia de lo público y pedimos que este sector tenga siempre una atención prioritaria. No haber cuidado la Naturaleza también puede tener mucho que ver con el origen de muchas enfermedades infecciosas y con su transmisión.

Creemos que hay responsabilidades institucionales, pero también individuales. Determinadas reuniones, encuentros, fiestas, etc. han sido especialmente escandalosas. También hubo encuentros familiares innecesarios, se vio a mucha gente en terrazas de los bares sin la correspondiente mascarilla. No podemos entender eso de salvar el Verano, luego la Navidad, la Semana Santa y de nuevo el Verano. Lo que había que haber salvado es la vida de los que murieron.

Nos unimos a quienes dicen que es falso el dilema entre salud y economía. Si no logramos un determinado nivel de salud, no se podrá reactivar la economía.

Somos incapaces de comprender algunas decisiones políticas que van en contra del sentir mayoritario de los mismos políticos y de la mayoría de los epidemiólogos. Lo que resulta evidente es la desorientación que nos producen a los ciudadanos.

Las residencias de ancianos deben ser objeto de una atención especial. Todas deben ser protegidas y controladas con nuevas leyes, pero sobre todo las privadas, que nunca pueden ser utilizadas como si fueran un negocio más, cuyo objetivo fundamental sea la obtención del máximo beneficio a costa de lo que fuere.

Hemos de fijarnos de manera especial en aquellos sobre los que más duramente recaen las consecuencias de los estragos sociales que está causando la COVID-19. La crisis económica ha conducido a que aumentase el número de los empobrecidos, sin embargo, los muy ricos han recuperado ya las pérdidas ocasionadas por la pandemia. Hay que reconocer que los ERTE han salvado a cientos de miles de personas de la pobreza y la desesperación.

El Estado está obligado a atender especialmente a los más débiles, pero todos debemos ser solidarios en estos momentos abriendo bien nuestros ojos y nuestro corazón para detectar las necesidades de quienes nos rodean y colaborar cuanto nos sea posible con las instituciones que los ayudan.

Merecen una crítica severa quienes se han vacunado sin corresponderles. Es escandaloso que entre ellos haya líderes políticos y religiosos. También hay que mostrar nuestro rechazo a quienes con actitud servil han colaborado a que fuera posible este comportamiento tan inhumano. Hay que exigir también que lleguen lo antes posible las vacunas a los países más pobres. Consideramos aberrante que en las ofertas turísticas más exclusivas vaya incluida la vacunación contra el coronavirus.

Es de esperar que los recursos que lleguen de la UE sean bien administrados tanto a nivel estatal como autonómico. Les exigimos también a los políticos diálogo y colaboración leal entre ellos. Estamos ante una situación grave de emergencia nunca vista por nosotros. Todos debemos implicarnos en lograr una pronta solución. No hacerlo sería imperdonable.

 

16 de marzo 2021

FORO GASPAR GARCÍA LAVIANA

 
moceop2

 

La jerarquía de la Iglesia ha vuelto estos días a condenar por enésima vez las relaciones homosexuales. La Congregación para la Doctrina de la Fe respondió negativamente, de forma oficial en la web vaticana, a la pregunta de si la Iglesia puede dar su bendición a las parejas homosexuales: “No es lícito impartir una bendición a relaciones, o a parejas incluso estables, que implican una praxis sexual fuera del matrimonio (es decir, fuera de la unión indisoluble de un hombre y una mujer abierta, por sí misma, a la transmisión de la vida), como es el caso de las uniones entre personas del mismo sexo”.

Aparte de pervertir el sentido evangélico de la bendición: desear la bendición de Dios a los amigos o las buenas personas que la piden –como sigue siendo una bonita práctica sobre todo en los pueblos de América Latina- e incluso a los enemigos (Lc 6,28), esta declaración eclesiástica nos trae de nuevo la postura de la jerarquía eclesiástica frente a las personas y el colectivo LGTBI, que vuelve a ser negativa; aunque unas palabras del papa Francisco hace tiempo parecían presagiar un cambio de actitud. ¿Aprobaría él este comunicado o estará prisionero de los sectores más conservadores y tradicionalistas de la Iglesia para impedir las necesarias transformaciones en ésta?

Nuestra jerarquía sigue empeñada en su tradición doctrinal, sin entender que las relaciones homosexuales pueden ser de amor y, por lo tanto, buenas y muy queridas por Dios. Sigue empecinada en un dogmatismo rayano en fundamentalismo, creyéndose la única intérprete autorizada del “designio de Dios sobre el matrimonio y la familia”, confundiendo lo que Dios quiere con su propia doctrina y prejuicios, y diciendo que si una pareja de gays o lesbianas dice que están verdaderamente enamorados y se aman generosa y limpiamente, se equivocan: es una ilusión, un engaño.

Otra vez la jerarquía de nuestra Iglesia, anclada en prejuicios irracionales, sigue sin tener en cuenta a gran parte del pueblo de Dios, para quien no es aceptable el rechazo de la homosexualidad. Una postura que es, además, muy cínica por parte de muchos de nuestros jerarcas represores, como ha quedado de manifiesto. Manifiesta estar fuera de la evolución histórica y social, fuera de su tiempo, fuera de los avances en los derechos humanos como el que supone amar con respeto y generosidad a quien y como uno quiera. Manifiesta estar fuera del conocimiento de la persona humana que nos fueron dando las ciencias humanas y la experiencia de que hay un espectro muy variado y legítimo de orientaciones sexuales humanas. Manifiesta, en fin, estar fuera de la realidad en el sentido de que las relaciones de amor no están necesaria ni exclusivamente centradas en la procreación, como afirma la nueva moral cristiana que estudiamos hace ya cuarenta años y reconoce para el matrimonio el mismo Derecho Canónico.

Pensamos que lo más grave es que esto sigue haciendo sufrir a muchos cristianos y cristianas, y está contra la misericordia y el amor de Jesús de Nazaret a los excluidos. Lo veíamos estos días en una dolorida y anónima “Carta abierta de un joven gay a Dios con motivo de la última declaración de la Santa Sede sobre la bendición de parejas homosexuales”, aparecida en Religión Digital y de la que recordamos aquí sus palabras, porque las suyas son más importantes que las nuestras:

“Señor, hoy soy solo uno más de tus hijos, que puede ser tu hija, también, y a quien llamas con nombre propio, con plena dignidad… No es nuevo que nos llamen personas con ‘tendencias objetivamente desordenadas’ y que nos pongan el sello del pecado. No es nuevo, pero siempre que se reafirma es doloroso, muerde el alma como el mal espíritu al corazón de tus santos… Recuerdo mi miedo, Señor, miedo que mata la esperanza, que mata la vida…  Señor, veo la iglesia delante de mí cerrada… Y luego pienso, ¿esta es la Iglesia que tú querías? ¿Ésta de puertas cerradas, con olor a polilla, de columnas de piedra, de retablos de oro? ¿Ésta de cardenales que acusan, de poderosos que presionan, que le matan el vuelo a la libertad, a la novedad y al encuentro?…  Te hablo desde mi fragilidad, Señor, desde mi dolor, desde mi soledad… Te hablo desde mis días de… dolor de consciencia desesperada, de sueños rotos, de necesidad de amor, cariño, libertad, paz…  Señor, que repitamos ‘bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque serán saciados’…y que amemos mucho, en nuestros trabajos, en nuestras familias, en nuestras camas, en todas partes, a quien sea y como sea, pero siempre amando”.

Desgraciadamente, la esperanza de que el papa Francisco –tan acertado en otras cosas- iba a liberar el estancamiento de la doctrina tradicional a este respecto, de que iba a hacer avanzar la reflexión e incluso corregirla, se esfumó de nuevo justamente en los ocho años de su pontificado, y sigue en la línea de sus predecesores.

Pero importantes sectores de la Iglesia europea, inmediatamente después de hacerse pública esta declaración, manifestaron que seguirán bendiciendo las uniones homosexuales exigiendo la modernización de la Iglesia, porque –dice un grupo de curas austríacos– “la realidad nos ha demostrado que las parejas homosexuales pueden celebrar el amor de Dios en la Iglesia igual que el resto”.

Como hermanos y hermanas del MOCEOP nos unimos a esta actitud de rebeldía de nuestros colegas ante una norma de la jerarquía que consideramos injusta y que no corresponde con la misericordia de Dios con todos sus hijos e hijas; como ellos, seguiremos con nuestra disidencia práctica y no rechazaremos a ninguna pareja de cualquier condición que se ame y busque de nuestra parte la bendición de Dios.

 
waci

Press Release

So sad that Pope Francis backs the latest Vatican Statement declaring ‘God does not bless LGBTQ Couples’

 

19 March 2021  We Are Church International decries the latest Vatican statement declaring, “the Church does not have, and cannot have, the power to give the blessing to unions of persons of the same sex.”

 

We have been heartened by our Pope’s statements about the importance of love, of families, of reaching out to those at the periphery  and are surprised and deeply discouraged to learn that Pope Francis has endorsed this rigid, unpastoral and totally un-Christian statement written by Cardinal Luis Ladaria at the Congregation for the Doctrine of the Faith.

 

Blessings of LGBTQ couples have been taking place for decades. This Vatican statement will boost and not diminish these blessings. In 29 countries same sex marriage is legal. This is a testament to the rising understanding of people around the world, including Roman Catholics, about the validity and the gift of same sex marriage in our societies.  As Francis DeBernardo of New Ways Ministry says “the toothpaste is out of the tube and it can’t be put back inside.”

 

The statement is not only heartless but shows a complete lack of responsibility. Seventy-one countries still criminalise homosexual activity. Tragically, these countries will take encouragement from this un-Christian statement. The statement endorsed by Pope Francis will lead to renewed attacks on LGBTQ people. Lives will be lost and suicides will increase.

 

God loves LGBTQ couples and families. God will continue to bless LGBTQ couples and families, even if some churchmen in the Vatican think otherwise.

 

Colm Holmes

Chair, We Are Church International

colmholmes2020@gmail.com

M  +353 86 606 3636

www.we-are-church.org

 

We Are Church International (WAC) founded in Rome in 1996, is a global coalition of national church reform groups. It is committed to the renewal of the Roman Catholic Church based on the Second Vatican Council (1962-1965) and the theological spirit developed from it.

© 2012 Redes Cristianas Suffusion theme by Sayontan Sinha