abr 252017
 

Enviado a la página web de Redes Cristianas

Papa Francisco3El Profeta del Siglo XXI
Es el Papa Francisco
El que no calla
Acerca del mal en nuestros días
Del poder y del dinero
Del egoísmo y el odio
Hacia los pobres y desvalidos.

Continue reading »

 

Enviado a la página web de Redes Cristianas

Castillo2Fuente: Teología sin censura
El relato de la incredulidad del apóstol Tomás, que se recuerda a los cristianos en el segundo domingo de Pascua (Jn 20, 19-31), nos viene a decir que la fe entra por los sentidos. Mucho antes que el IV evangelio, el apóstol Pablo había dicho que “la fe entra por el oído” (por lo que se escucha, “akoê”: Rom 10, 17). Pero el Evangelio añade que, no sólo por lo que se escucha, sino también por lo que se ve y se palpa. Que es lo que le pasó a Tomás. Cuando los otros apóstoles le dijeron que habían “visto al Señor” (Jn 20, 25), Tomás respondió lo que dice tanta gente: “Si no lo veo y lo toco, no lo creo”. Hasta que, a los ocho días, Jesús resucitado se plantó delante de Tomás y le dijo: “ven acá, mira, toca, palpa… y no seas incrédulo” (Jn 20, 27). Y Tomás no tuvo más remedio que decirle a Jesús: “¡Señor mío y Dios mío!” (Jn 20, 28).

Continue reading »

 

Enviado a la página web de Redes Cristianas

Cura casado2Sexta conveniencia (supuesta) entre sacerdocio ministerial y celibato:
6. “Se hacen más aptos para recibir más ampliamente la paternidad en Cristo” (PO 16).
Metáfora cultural muy extendida
En toda cultura existe la comparación entre el padre-madre biológicos y padre-madre cultural, mental, educador y maestro. Unos engendran y dan a luz la persona física, los otros la personalidad espiritual. Ya Sócrates interpretaba su labor educativa como el oficio de su madre, partera. Maestro, dice, es quien ayuda a dar a luz lo que el alumno tiene dentro de su alma. Se ha aplicado incluso a dirigentes sociales. Baste recordar a San Bernardo de Claraval (1090-1153), que en su época instaba a políticos y obispos: “Aprended a ser madres de los súbditos, no jefes; a hacer amar más que temer” (In Cant. 23,2).

Continue reading »

abr 222017
 

Koinonía

Bases bíblicas veterotestamentarias de la celebración
El titulo del presente artículo puede resultar a simple vista extraño al lector. Hay una serie de interrogantes que afloran a la superficie espontáneamente:
¿Tienen algo que aportar las fiestas del Antiguo Testamento a nuestras celebraciones litúrgicas?
¿No ha cambiado fundamentalmente el concepto de celebración del Antiguo al Nuevo Testamento?
¿No están superadas ya todas las fiestas del Antiguo Testamento desde una óptica cristiana?… ··· Ver noticia ···

 

Koinonía

2 de PascuaAAdalberto, mártir (997), Jorge, mártir (303)
Si la resurrección de Jesús no tuviera efecto alguno en la vida del discípulo, es decir, si la Resurrección no tuviera como sentido final la re-creación del ser humano y por tanto la re-creación de un nuevo orden, entonces eso de la Resurrección de Jesús no habría pasado de ser un asunto particular entre el Padre y su Hijo. Pero, como la resurrección de Jesús es la base y fundamento de una comunidad y el horizonte hacia el cual tiende toda la creación, por eso, tanto el evangelio de hoy como la primera lectura de Hechos, tratan de iluminarnos sobre cuál es ese horizonte y cuáles, por tanto, son los efectos inmediatos, reales y concretos de la Resurrección. ··· Ver noticia ···

 

Grupos de Jesús

2 de PascuaAAterrados por la ejecución de Jesús, los discípulos se refugian en una casa conocida. De nuevo están reunidos, pero ya no está con ellos Jesús. En la comunidad hay un vacío que nadie puede llenar. Les falta Jesús. ¿A quién seguirán ahora? ¿Qué podrán hacer sin él? «Está anocheciendo» en Jerusalén y también en el corazón de los discípulos. ··· Ver noticia ···

 

Koinonía

Castillo2Es un hecho que la resurrección de Jesús constituye el acontecimiento central de nuestra fe cristiana. Pero es un hecho también que ese acontecimiento central de la fe cristiana no parece estar en el centro de la vida de los creyentes. Por lo menos, a primera vista, no se tiene la impresión de que los cristianos lo entiendan y lo vivan así. Hay otras cosas que interesan más al común de los mortales bautizados. Y conste que me refiero a cosas estrictamente religiosas: la pasión del Señor, la devoción a la Virgen y a los santos, determinadas prácticas religiosas, etc.
Sin embargo, a mí me parece que no deberíamos precipitarnos a la hora de dar un juicio sobre esta cuestión. Porque, sin duda alguna, se trata de un asunto más complicado de lo que parece en un primer momento. Por eso, valdrá la pena analizar, ante todo, de qué maneras el Resucitado debe estar presente en la vida y el comportamiento de los creyentes, según el Nuevo Testamento, para poder, desde ahí, sacar luego las consecuencias. ··· Ver noticia ···

 

Koinonía

QueirugaEste texto es el epílogo del libro de Andrés TORRES QUEIRUGA, «Repensar la resurrección» (Trotta, Madrid 2003), que trata de hacer un resumen del propio libro. No hemos corregido las huellas de este su carácter de epílogo ni sus referencias a páginas anteriores del libro. Agradecemos al autor y a la editorial su gentileza, y recomendamos a los lectores su lectura completa
Llegados al final de un largo y sinuoso recorrido, no sobra intentar poner en claro su resultado fundamental. Un resultado que, como el enunciado del título trata de indicar, presenta un carácter claramente dialéctico. Por un lado, la reflexión ha procurado moverse siempre dentro de aquella precomprensión común de la que, de un modo u otro, parten todos los que se ocupan de la resurrección (por eso dan por supuesto que tratan del mismo asunto). Por otro, ha sido en todo momento consciente de que lo en apariencia “común” está ya siempre —y por fuerza— traducido conforme a los patrones de las interpretaciones concretas. La presentada en este libro es una de ellas. Por eso se ha esforzado en todo momento por moverse dentro de la fe común y al mismo tiempo no ha ocultado nunca su libertad para elaborar su peculiar propuesta dentro de la diferencia teológica. ··· Ver noticia ···

abr 212017
 

elcatalejodelpepe

La liturgia para celebrar la resurrección de Cristo se ha vuelto una celebración en la que casi no se nota la alegría por este acontecimiento que se acepta por la fe y se acompaña de luces, pregón pascual, toque de campanillas…y huevos de chocolate. Y, en realidad, poca alegría. Todo demasiado formal.
No se ve la explosión colosal del gozo al comprobar que la muerte no tiene la última palabra. ··· Ver noticia ···

 

Reflexión y Liberación

Nuestro mundo es cada vez más un mundo de excluidos al lado de un mundo de satisfechos. Los dos mundos se alejan cada vez más y se ignoran. Por otra parte, el mundo de los excluidos, a pesar de ser mayoritario, queda escondido. En un mundo que se dice mundo de la comunicación, los excluidos están fuera de la comunicación. No navegan por internet.
La vida en el mundo de los excluidos es una lucha de cada día por la sobrevivencia: un mundo de privaciones, violencias, robos, asesinatos. Niñas maltratadas expulsadas del hogar, que viven en la calle, condenadas a practicar el sexo o a vender drogas para sobrevivir. Mujeres violentadas por hombres drogados, jóvenes sin trabajo, sin estudio, sin horizontes y sin futuro, vagando por las calles sin saber qué hacer. Luchas por la dignidad, siempre recomenzadas y siempre frustradas. En fin, aquella realidad que conocemos todos los días. ··· Ver noticia ···

abr 202017
 

Cristianismo y Justicia

Hay enfermedades incurables producidas por heridas fieras. Hay heridas que no cierran nunca y que se reabren al mínimo roce. Siempre doliendo carne adentro, como un aguijón anclado en lo más profundo, doliendo de un modo que sólo quien lo padece lo sabe.
“Hay golpes en la vida, tan fuertes… ¡Yo no sé! Golpes como del odio de Dios…”, decía César Vallejo, un hombre malherido también.
Siempre sangrando esas viejas heridas, y muchas veces salpicando a otros. Otros que no entienden, otros que se alejan… Y otros que intuyen, acompañan, aman incondicionalmente, y también sufren, pero están allí fielmente, misteriosamente, diciendo cada día “presente”. ··· Ver noticia ···

 

Koinonía

Jon Sobrino31. Una pregunta chocante, pero necesaria
Que Jesús de Nazaret anuncia el reino de Dios como buena noticia a los pobres y que él mismo, su muerte y resurrección sobre todo, es presentado como eu-aggelion, es evidente en el Nuevo Testamento. A pesar de ello hemos formulado conscientemente el título de este artículo en forma chocante para que la respuesta a tan decisiva pregunta no sea rutinaria, como en nuestra opinión suele ocurrir con frecuencia.
Y es que, por decirlo desde el principio, no es lo mismo aceptar que Jesús es Dios y hombre, Señor y mesías -y nada digamos de quienes se entusiasmaban al pensarlo como rey del mundo a quien deben consagrase las naciones- que aceptar algo tan sencillo como que Jesús es “una buena persona”, es alguien que “cae bien”, que “da gusto conocerlo”. No es lo mismo adorar, rezar, obedecer a Cristo y rendirle culto -y nada digamos de organizar cruzadas para seguir su santa voluntad- que sentir gozo en el Dios que se ha manifestado en él. Pues bien, esto es precisamente a lo que estas breves líneas quisieran ayudar ··· Ver noticia ···

abr 172017
 

Enviado a la página web de Redes Cristianas

José Arregui1Amiga, amigo, hoy es Pascua, que significa paso. Celebramos que todo pasa pero nada se pierde, que todo se mueve y se renueva como la luna y la primavera, que ninguna muerte es definitiva y ninguna vida está condenada, que la bondad y la vida triunfan a pesar, mejor, a través de todos los daños y muertes. Mira el laurel en flor. Escucha el canto del zorzal. Siente el pulso de los pueblos pobres.
Jesús de Nazaret es para los cristianos la imagen por excelencia de la pascua universal, porque pasó la vida haciendo el bien. Y por ello fue condenado por el Sanedrín judío y crucificado por el poder romano, pero por eso mismo confesamos que resucitó: por la vida buena y eterna que vivió. La fe en la resurrección de Jesús no proclama que sucedieran milagros sobrenaturales, tumba vacía y apariciones físicas, sino que la vida de Jesús, su rebeldía pacífica, su fe en el futuro, su bondad feliz no quedaron sepultadas bajo una losa fría. Y que todo paso hacia el bien, por pequeño que sea y no exento de equívocos, también es pascua de la vida, como la de Jesús.

Continue reading »

 

Religión Digital

Cristo Campesino 1“Jesús murió como un fracasado”
“Anunció un mundo nuevo, sin ambiciones, sin discriminaciones, sin violencia”
Porque sólo el que reconoce al crucificado en los crucificados de hoy experimentará la gloria de la Vida eterna
Estamos asistiendo estos días a los desfiles procesionales conmemorando la pasión y muerte de Jesús. Es una explosión religiosa y artística. Bellas imágenes, tronos adornados de flores, tambores, música… ··· Ver noticia ···

 

Religión Digital

Resurrección3Papa Francisco6“¡El Señor está vivo, y queriendo resucitar en tantos rostros que han sepultado la esperanza!”
Francisco reivindica el papel de las mujeres, “capaces de no evadirse, capaces de aguantar”
En la oscuridad de la noche, una luz se abre paso. Es Jesús, que vive, que ha resucitado. La fe cristiana cobra todo su sentido en esta noche, en que se pasa de la aparente derrota a la victoria definitiva, de la muerte a la vida, de la cruz al sepulcro vacío. Y los cristianos tienen la obligación de anunciarlo. “Si no somos capaces, entonces no somos cristianos”, clamó Francisco durante la Vigilia Pascual. ··· Ver noticia ···

 

Resurrección3El Blog de Juan Cejudo
Decir en primer lugar a mis lectores que no son creyentes que, aunque ellos no lo compartan ni lo entiendan, confío en que sepan respetar lo que otros pensamos. Yo también respeto al máximo su no creencia.
La fiesta de la Resurrección de Jesús tiene un relieve especial en la liturgia de la Iglesia este día.
De noche se bendice el fuego y el cirio pascual y se enciende. La luz tiene un especial significado este día. Una luz que vence a la oscuridad y atraviesa la penumbra. “Vosotros sois la luz del Mundo”, que diría Jesús. ··· Ver noticia ···

 

Enviado a la página web de Redes Cristianas

Tamayo3En fechas tan señaladas para las iglesias cristianas como las de “Semana Santa” y coincidiendo con el Quinto Centenario de la Reforma Protestante me viene a la memoria la expresión “teología de la cruz” que el joven teólogo Martin Lutero utilizó en 1518 durante la disputa de Heidelberg. Lo hizo en polémica con la “teología de la gloria” del cristianismo eclesiástico medieval, representada en la figura triunfante del Pantocrator de las iglesia románicas. Llevaba razón. La cruz de Cristo, como Jürgen Moltmann ha demostrado en su libro El Dios crucificado, constituye la base y la crítica de toda teología cristiana. Lástima que pronto la teología de la cruz se tornara conformista con el orden burgués y que, apoyándose en ella, Lutero justificase la violencia de los príncipes contra la Guerra de los Campesinos y el asesinato de la figura más representativa del ala izquierda del protestantismo naciente, Thomas Müntzer, a quien Ernst Bloch llama “teólogo de la revolución” (Thomas Müntzer, teólogo de la revolución, traducción de Jorge Deiker Robles, Ciencia Nueva, Madrid, 1968)1.

Continue reading »

 

Enviado a la página web de Redes Cristianas

Benjamín Forcano1En la convivencia humana, trátese del campo o actividad que se quiera, necesitamos de una autoridad que gestione y asegure
un buen funcionamiento de unos con otros. Para ello, tenemos que contar con aclarar el significado de dos términos elementales: el valor de las personas y la misión de la autoridad en una comunidad de personas.
El sentido de la autoridad
En general, la autoridad se la entiende como instancia que se sitúa con un poder superior, indiscutible, en el grupo o campo en que actúa. Una autoridad que, religiosamente hablando, llevaría incluso el aval de la instancia divina , lo que le proporcionaría un peso y legitimidad intocable.

Continue reading »

 

Cristianismo y Justicia

Después de curar al paralítico de la piscina de las ovejas, el Evangelio de san Juan recoge la intrigante afirmación de Jesús cuando las autoridades protestan porque trabaja en día festivo. Ahora, al considerar los sucesos pascuales, palpamos una concreción absoluta del aprendizaje de Jesús.
La respuesta de Jesús a la demanda de Felipe refuerza el interés por la contemplación de los hechos pascuales. Felipe quiere que en aquel momento solemne Jesús le muestre al Padre, pero el segundo le responde: «El que me ha visto a mi, ha visto al Padre […]. ¿No crees que yo estoy en el Padre y que el Padre está en mí? (Jn 14, 9-10). ··· Ver noticia ···

abr 152017
 

Koinonía

Bases bíblicas veterotestamentarias de la celebración
El titulo del presente artículo puede resultar a simple vista extraño al lector. Hay una serie de interrogantes que afloran a la superficie espontáneamente:
¿Tienen algo que aportar las fiestas del Antiguo Testamento a nuestras celebraciones litúrgicas?
¿No ha cambiado fundamentalmente el concepto de celebración del Antiguo al Nuevo Testamento?
¿No están superadas ya todas las fiestas del Antiguo Testamento desde una óptica cristiana?…
Sin embargo, hay un dato incontestable: fiestas como la Pascua o Pentecostés y otras son la terminal indudable de un dinamismo que, nacido con frecuencia en culturas no bíblicas, pasa a formar parte del talante festivo del pueblo de Dios antes o al llegar a la Tierra Prometida, llegando a su plenitud en Jesús y la comunidad cristiana primitiva. Estas fiestas están tan enraizadas en el Antiguo Testamento que, sin éste como clave hermenéutica y punto de partida, resulta imposible descifrar su profundo significado liberador. ··· Ver noticia ···

abr 152017
 

Enviado a la página web de Redes Cristianas

Hermanos:
Este cirio encendido y replicado en vuestras velas representa a Cristo resucitado.
Ha surgido de las tinieblas del mundo y del templo.
El Espíritu de Dios, desde siempre, puso a rodar la materia llena de energía:
evolucionando bajo su amor surgió la vida, la inteligencia, la libertad, la conciencia.
El ser humano no siempre encontró caminos de vida para todos:
se vio tentado a acaparar, a guardar para sí y para los suyos;
los más débiles, en inteligencia o en fuerza, fueron marginados;
la guerra por tener y ser más estuvo pronto servida.

Continue reading »

 

El Blog de Juan Cejudo

CrucifijoLa muerte de Jesús estaba anunciada. Desde que salió por los pueblos de Palestina anunciando el Reino de Dios pronto empezó a ser una persona peligrosa para el sistema religioso y político de su tiempo.
Él era un ser libre y anunciaba la libertad para todos. Un Reino donde existiera la paz, la fraternidad, la justicia, la libertad. Jesús hacía muchas cosas que las personas religiosas de su tiempo, sobre todo los sumos sacerdotes y los maestros de la Ley no les podían perdonar. ··· Ver noticia ···

 

Koinonía

Viernes santoAparición original: «Misión Abierta» (marzo 1977)17-26
El intento de poner en relación a Jesús con la historia y, consiguientemente, a la Iglesia con la historia, es esencial para la comprensión y realización del cristianismo, así como para la realización y la comprensión de la historia. Si no se llega a tener clara esta «relación», se cae en posturas religiosistas o en posturas secularistas, con menoscabo de lo que es realmente la salvación histórica.
La encarnación histórica de Jesús, como paradigma de lo que ha de ser una historización de la salvación, puede presentarse desde diversos aspectos de su vida. Uno de ellos, especialmente privilegiado, es el de su pasión y su muerte. En efecto, éstas representan el núcleo original de los relatos evangélicos, permiten una mayor verificación histórica, representan la culminación de su vida mortal y, desde otro punto de vista, son elemento de divergencia entre quienes se atienen a que Jesús murió por nuestros pecados y quienes piensan que se le mató en razón de su lucha por el hombre y en virtud de motivos políticos. ··· Ver noticia ···

abr 142017
 

Koinonía

Viernes santoLectura de la resurrección de Jesús desde los crucificados del mundo
Este número monográfico está dedicado a la resurrección de Jesús como acontecimiento y verdad fundamental para la fe cristiana. Queremos en este breve artículo recordar otra verdad no menos fundamental para la fe: que el resucitado no es otro que Jesús de Nazaret crucificado. No nos mueve a ello ningún a priori dolorista, como si no pudiera haber en la fe un momento de gozo y esperanza, ni tampoco ningún a priori dialéctico que fuese necesario conceptualmente para la reflexión teológica. Nos mueve más bien una doble honradez, con los relatos del Nuevo Testamento por una parte y con la realidad de millones de hombres y mujeres por otra.
Con lo primero queremos decir que es preciso recordar que el resucitado es el crucificado, por la sencilla razón de que es verdad y de que así -y no de otra manera- se presenta la resurrección de Jesús en el NT. Esta verdad no es además sólo una verdad fáctica de la cual hubiera que tener noticia, como un dato más del misterio pascual, sino una verdad fundamental, en el sentido de que fundamenta la realidad de la resurrección y, de ahí, cualquier interpretación teológica de ella. ··· Ver noticia ···

 

El Blog de Juan Cejudo

Jueves Santo2Jueves Santo. Celebramos este día el día del amor fraterno. Jesús vive toda su vida en esta actitud de servicio a los demás, especialmente a los más desfavorecidos: pobres, prostitutas, enfermos de todo tipo: tullidos, moribundos, endemoniados, paralíticos, leprosos…Sus gestos y su mensaje son liberadores. Jesús no quiere el sufrimiento de nadie. ··· Ver noticia ···

© 2012 Redes Cristianas Suffusion theme by Sayontan Sinha