El día 11 de febrero un grupo de personas pertenecientes o relacionadas con el Campamento Dignidad de Extremadura entraron, pacíficamente, en las instalaciones de la Televisión Regional con la intención de leer un Manifiesto para dar a conocer la situación de extrema pobreza de muchos ciudadanos de nuestra región: no tienen alimentos que comer (mas que los que facilitan intermitentemente algunas ONG), familias que envían a sus hijos a la escuela sin desayunar y los acuestan sin cenar; familias a las que se les ha cortado el agua, la luz y el gas; otras han sido desahuciadas por no poder pagar el alquiler, la hipoteca; familias enteras que no reciben ningún tipo de ingresos, etc.
Además de publicar esta dramática situación de tantos miles de ciudadanos y ciudadanas extremeñas, querían dar a conocer que el Gobierno extremeño está incumpliendo el compromiso del pago de la Renta Básica, aprobada hace 8 meses, y que, aunque rácana e insuficiente, ayudaría a paliar tanta necesidad.
La respuesta del Gobierno  ha sido  “detenerlos, encerrarlos durante 24 horas y penalizarlos” como si de delincuentes se tratara.
Nos preguntamos: ¿A quién habría que  penalizar, al gobierno y políticos que abandonan y arrojan a la extrema pobreza a tantas familias (de adultos y niños) o a los que exigen que se respeten sus  derechos básicos como la alimentación, la vivienda digna con luz, agua..?


¿A quién habría que denunciar: al gobierno y políticos que sí pueden usar los medios de comunicación públicos para callar esta dura realidad, mentir y manipular datos, cifras que afectan a los que sufren la pobreza o a los que quisieran usar esos medios públicos para dar a conocer su propia y durísima realidad? ¿Podemos seguir permitiendo tan grave injusticia? ¿Vamos a quedarnos callados y quietos ante la amenaza de penas, multas a esas personas realmente inocentes? ¿Cómo calificar a esta sociedad si lo permite?
¿No os parece que la ciudadanía ha de rebelarse ante tanta injusticia? ¿No habrá jueces y políticos que eviten tan enorme disparate en esta y otras ocasiones?¿No es hora todavía de gritar “¡Basta ya de injusticia! y de incumplimientos de promesas políticas, que luego se quedan en la papelera…
¿Cómo van a penalizar con cárcel o sanciones económicas a los únicos que se atreven a defender los derechos humanos y  la justicia para los más débiles?
¡Cómo van a pedir perdón por hacerse presente en un “un Informativo” en el que solo querían, pacíficamente, comunicar  a la población esta injusticia¡ ¿qué tendrían que hacer entonces los que han incumplido las promesas de cuidar a sus ciudadanos y llevan meses y años  retrasando la llegada de la urgente, y claramente insuficiente, renta básica  ya aprobada en el parlamento?
Invitamos a todos los ciudadanos y ciudadanas de buena voluntad  a reflexionar e interrogarnos sobre qué acciones y compromisos hemos de impulsar, individual y colectivamente, para ayudar a salir de la pobreza a tantas familias.
































   
© 2012 Redes Cristianas Suffusion theme by Sayontan Sinha