VII ENCUENTRO DE REDES CRISTIANAS
23 y 24 de octubre de 2021

 

Adital

Estos servicios brindan muchísimos beneficios directos e indirectos al hombre. En el mar los organismos son fuente de alimento pero además nos ofrecen otras ventajas tales como reciclar materia orgánica, canalizar la energía desde los productores primarios, los vegetales marinos, hasta los organismos carnívoros. Por ello se hace necesario conservar las especies existentes que cumplen una función insustituible en el ecosistema, que depende a su vez de una estructura y nivel de organización que es necesario preservar.

Hay dos elementos generales que están descritos en la literatura científica que afectan la estructura y organización de los organismos en la naturaleza. En primer lugar los elementos que permiten el crecimiento vegetal y que por lo tanto abastecen de energía a toda la trama trófica asociada. Por el contrario, existen efectos que producen los organismos carnívoros en el sitial más alto de la cadena trófica donde, por el consumo de los niveles tróficos inferiores, ellos modifican las abundancias de las especies.

Un ejemplo clásico de esto último, es lo que se ha descrito para la región de Alaska para las orcas, donde por la disminución de su alimento como consecuencia de la sobrepesca, éstas han migrado a zonas costeras consumiendo nutrias lo que ha generado un incremento masivo de erizos, ello, a su vez, conlleva a ambientes sin la presencia de algas marinas transformándolo en un desierto marino. En consecuencia, la intervención del hombre disminuyendo la abundancia de peces por sobrepesca genera no sólo una reducción del recurso que interesa al hombre, sino colateralmente muchos otros efectos indirectos que generan un medioambiente diferente, incapaz ahora de entregar los servicios que en su condición inalterada podía dar al hombre.

Por otra parte, el hombre, basado en el concepto erróneo de que el mar tiene una capacidad casi infinita de dilución, está introduciendo al medio una cantidad considerable de nutrientes, principalmente a través de la fertilización para la acuicultura, la producción ganadera, la deforestación y la pérdida de la capacidad de retención de nutrientes por los suelos, la introducción de residuos industriales y urbanos a los ambientes costeros y finalmente las prácticas modernas de acuicultura en el mar. Estos vertidos están produciendo que en casi todas las regiones costeras del mundo exista un superávit de nutrientes, produciendo un aumento del crecimiento vegetal y generando efectos directos e indirectos en la abundancia de herbívoros y carnívoros. En otras palabras el enriquecimiento de las zonas costeras está produciendo múltiples efectos con consecuencias sobre los servicios que los ecosistemas costeros le entregan al hombre.

En consecuencia podemos indicar que el hombre está en la actualidad causando efectos en la base y en lo alto de la trama trófica. Para poder generar formas de manejo adecuadas y racionales es necesario distinguir la importancia relativa de los efectos ambientales a nivel basal y en el nivel superior del proceso. Este año un trabajo publicado en la revista Science indicó que parece que al menos en sistemas costeros, los efectos de los depredadores consumiendo son más relevantes que los efectos producidos desde la base de la trama trófica.

Lamentablemente en Chile, a pesar que tenemos un excelente reconocimiento internacional del trabajo científico en el ámbito de la ecología marina, tenemos aun un largo camino por recorrer para evaluar efectos como los descritos y claramente no podremos tomar buenas resoluciones técnicas si carecemos de información técnicamente validada. Nuestros sistemas costeros están siendo intensamente usados y en muchas regiones del país la economía depende de que dispongamos de información adecuada. Es una necesidad de país determinar lo que estamos realizando cuando colocamos emisarios submarinos, cuando ampliamos las zonas utilizadas para prácticas de acuicultura y cuando utilizamos prácticas de pesca poco sustentable (pesca de arrastre) o no nos preocupamos cuanta pesca de descarte no estamos aprovechando adecuadamente. Nuestra capacidad productiva futura depende que Chile invierta correctamente en como debemos hacer las cosas bien hoy día para que podamos cosechar en el futuro.

* Oceana.
* Protegiendo los Oceanos del Mundo

   
© 2012 Redes Cristianas Suffusion theme by Sayontan Sinha