felgtb

COMUNICADO 24 DE JUNIO

Tal día como hoy, en 2013, el Consejo de Asuntos Exteriores de la UE adoptó dos líneas directrices: una, para la «promoción y protección de la libertad de religión y creencias» y otra para la «promoción y protección del disfrute de todos los derechos humanos por las personas lesbianas, gais, bisexuales, trans e intersex (LGTBI)>>. Este año nos complace presentar nuestra primera campaña con motivo del 24 de junio, que desde FELGTB hemos designado como el “día de la Diversidad Religiosa y Espiritual” de nuestro colectivo.

En este día las personas creyentes y espirituales LGTBI queremos mostrarnos orgullosas de nuestra doble realidad como miembros del colectivo LGTBI y como personas que viven una realidad espiritual, sea a través de una religión o no. Y nos sentimos parte de la riqueza y la diversidad que aportan los colores de cada una de nuestras letras.

Creemos que la dimensión espiritual es un ámbito del ser humano que lo define y lo guía en su manera de entender la vida y de vivir su propia existencia. Esta dimensión puede tomar la forma religiosa pero también de creencias laicas que se unen a propósitos éticos.

Esta forma de sentir y pensar, junto con comportamientos y acciones, consolida y llevan adelante la unidad esencial del individuo.

Somos conscientes de los mensajes LGTBIfóbicos que emiten muchas instituciones religiosas y, en concreto, en nuestro país, parte de la jerarquía de la Iglesia Católica. Este tipo de declaraciones dañan y fomentan la discriminación, el odio y la violencia hacia las personas LGTBI, lo cual contradice totalmente el mensaje de Amor que promulgan las religiones y las diversas espiritualidades.

Dentro del cristianismo el mensaje de Jesús jamás fue condenatorio. De hecho, nunca habló de sexualidad ni de discriminación, como tampoco nunca habló de institución religiosa sino de Iglesia, (que significa Comunidad de hermanas/os/es), ni nunca hizo referencia a un modelo de familia “natural”. Hemos sido testigos hace poco de nuevas declaraciones transfóbicas realizadas por parte de la jerarquía de la Iglesia Católica que se producen, como viene siendo desgraciadamente habitual, por un desconocimiento de la realidad y de falta de dialogo con el colectivo LGTBI+ por parte del Vaticano. Esto nos duele y nos entristece y ofrece la imagen de un Dios justiciero y que odia, una figura que no se presenta en el Dios mostrado por Jesús y que es el que vivimos la mayoría de las personas creyentes LGTBI. Muchas/es/os de nuestras/es/os hermanas/es/os viven en un profundo dolor puesto que estos mensajes les provocan que se rechacen a sí mismas/es/os y no se vivan en el espejo del Amor Misericordioso, base primordial del mensaje de Jesús de Nazaret.

Rechazamos de pleno tales declaraciones y hacemos nuestras las reivindicaciones del colectivo LGTBI.

Entendemos también que se mire con extrañeza que las personas creyentes LGTBI permanezcamos en las instituciones religiosas a pesar de la LGTBIfobia enraizada en ellas. También vivimos con dolor el sufrimiento infligido a muchas/es/os compañeras/es/os activistas por parte de las/los representantes de dichas instituciones. Si queremos un cambio dentro de las mismas tenemos que visibilizarnos en ellas y hacernos presentes para poder luchar contra el estigma que puede suponer ser LGTBI dentro de muchos espacios religiosos y espirituales. Y, con ello, normalizar el desarrollo de la necesidad espiritual, no solo como pertenecientes al colectivo LGTBI, sino como personas en igualdad. Todo ello a través de nuestra participación testimonial y activa.

Se han hecho avances que por desgracia apenas tienen repercusión en medios de comunicación y por lo tanto no alcanzan la notoriedad y la difusión que nos gustaría, aun dentro del propio colectivo LGTBI+.

Por suerte, en España existen Iglesias de otras confesiones que son plenamente inclusivas y que cuentan con pastores que nos acompañan. También dentro de determinadas comunidades católicas encontramos la acogida y el espacio para trabajar por nuestra plena inclusión y advertir de los mensajes LGTBIfóbicos contrarios al Evangelio, así como también agrupaciones inclusivas de otras religiones y espiritualidades que desarrollan sus prácticas espirituales en un clima de inclusión donde las personas LGTBI+ encuentran un espacio de crecimiento.

La base de las religiones y de las diversas espiritualidades es el AMOR con mayúsculas, y dentro del amor no cabe ni el rechazo, ni la violencia ni el odio. Por lo tanto, no se pueden enarbolar banderas que inciten a la discriminación ni al ataque hacia nuestros derechos de vivir una espiritualidad plena donde nuestra orientación sexual e identidad de género estén integradas, sino izar las que muestran nuestros colores y nuestra diversidad.

En este día de la “Diversidad Religiosa y Espiritual” de nuestro colectivo manifestamos nuestro Orgullo Creyente invitando a las personas de nuestro colectivo miembros de una religión o espiritualidad que no permitan que los vientos y las mareas de los tiempos que corren impidan el desarrollo de sus fes y prácticas espirituales con la certeza de que es el propio AMOR el que nos ilumina a través de ellas.

FELGTB1FELGTB2FELGTB3FELGTB4

   
© 2012 Redes Cristianas Suffusion theme by Sayontan Sinha