Comunicado de Prensa. Equipo Comunicación Ayuno.
Hoy se cumplen catorce días del periodo de ayuno y oración.
LA CONFERENCIA EPISCOPAL DE ECUADOR MANTIENE SILENCIO SOBRE EL AYUNO DEL OBISPO DE SUCUMBÍOS.
Las comunidades cristianas de base no tienen que pedir permiso a nadie para vivir su fe. Monseñor López Marañón.
Me siento indignada pero impotente, Policarpa Pereira.

Quito, 6 de junio de 2011– Monseñor Gonzalo López Marañón, Obispo Emérito de la Provincia ecuatoriana de Sucumbíos, cumple CATORCE días de ayuno y oración por la reconciliación y la paz en Sucumbíos.

Catorce días, dos semanas, sin probar alimento. Esta es la drástica medida adoptada el pasado 24 de mayo por el Obispo Emérito de Sucumbíos, Monseñor Gonzalo López Marañón, de 77 años de edad. Con su ayuno y oración diarias, Monseñor quiere sanar heridas y reconciliar la provincia donde pasó 40 años de su vida y donde construyó, junto a la Orden de los Carmelitas Descalzos, la Iglesia de San Miguel de Sucumbíos.

Hoy lunes en la mañana y sin aviso previo, el Presidente de la República, Rafael Correa, llegó a la carpa que acoge al Obispo en el Parque La Alameda de Quito. Una visita privada para conversar sin cámaras. Es la segunda vez que el mandatario visita al religioso.

En la última semana se han solidarizado con Monseñor Gonzalo López Marañón, los obispos de Aguarico, Riobamba, Santo Domingo de los Sáchilas y el Obispo Emérito de Machala. Todos ellos han visitado el Campamento por la Reconciliación de Sucumbíos. También Obispos de Guatemala, México, Costa Rica y Panamá expresaron su apoyo al Obispo a través de una carta.
Por su parte, la Conferencia Episcopal de Ecuador mantiene un silencio sepulcral respecto a la acción que protagoniza uno de sus más antiguos servidores.

Tampoco desde la provincia amazónica llegan signos de reconciliación y diálogo. Durante el fin de semana, se repitieron las procesiones del Movimiento de Renovación Carismática en Nueva Loja para pedir el regreso de los Heraldos. Esta orden religiosa fue asignada para administrar el Vicariato Apostólico de Sucumbíos en octubre del año pasado. Su modelo de iglesia y las acciones abusivas que se produjeron bajo su administración provocaron su salida de la provincia seis meses después de su llegada.

Más de 20 personas figuran aún en una denuncia acusadas de ser terroristas organizados con el fin de causar lesiones. Denuncia interpuesta por miembros de los Heraldos el pasado mes de mayo, tras la toma de Radio Sucumbíos.

En este sentido, la señora Policarpa Pereira que conoce al Obispo desde 1972, expresó en la misa del domingo –que se celebra cada día en una de las carpas del campamento- que se siente indignada pero impotente.

Durante este fin de semana, numerosas personas han visitado el Campamento por la Reconciliación instalado al frente de la Iglesia del Belén. Entre ellas, hay grupos que representan a las organizaciones de mujeres de Sucumbíos; también han llegado grupos en representación de los indígenas quichuas y shuar, de jóvenes y de las Comunidades para la Iglesia y el Mundo.
Según el parte del médico y de la Cruz Roja, que llegan cada día a ver al Obispo, éste ha perdido por lo menos cuatro kilos desde que empezó el periodo de ayuno, pero se mantiene estable.
La gobernación de Sucumbíos comenzó esta semana una campaña de radio en favor de la reconciliación.

Con el lema “Para curar heridas y reconciliar Sucumbíos”, Monseñor López Marañón, de 77 años de edad, retirado del Obispado de la provincia amazónica desde el pasado mes de octubre, se instaló en una carpa en el parque capitalino La Alameda, frente a la Capilla del Belén. El ayuno se prolongará hasta que haya señales claras de reconciliación entre la población.

Más información y Contactos.
Coordinación de entrevistas y prensa:
Blanca Diego 087314235. Lourdes Vallejo, 098986210.
Correo: bladivi@gmail.com
Más información en www.isamis2010.blogspot.com

(Información recibida de la Red Mundial de Comunidades Eclesiales de Base)

   
© 2012 Redes Cristianas Suffusion theme by Sayontan Sinha