Enviado a la página web de Redes Cristianas

A la atención de mis cinco “hijos”
Pablo Iglesias e Irene Montero, Pablo Echenique, Xavier Domenech y Alberto Garzón.
Reflexiones y apuntes de cuatro décadas
…………………
Enseña la vida que repartir la pobreza,
Si no es por cuestión de supervivencia,
Es tan solo crear más dependencia,
Es alimentar y acrecentar la miseria.

………………

Me decía mi madre, de niño;

Hijo, hay que trabajar la tierra

Que quien no siembra no recoge,

Y quien no trabaja no come.

Que sólo el mar, la sal y el aire,

Sólo el sol, la tierra y el agua,

Sólo el amor y la muerte,

Son de todos y son de nadie.

1991

HOY, es de vital urgencia la instauración de la solidaria renta básica por estrictas razones humanitarias y de justicia distributiva, que la salud y la comida es lo primero, y cuando hace falta, hay que repartir como buenos hermanos y mejores cristianos hasta el último pan y el botijo de agua. Como debe acudir a la llamada de la tierra todo receptor de la renta básica, que pueda, para hacer llegar a las mesas y bocas de los niños y mayores sus 5 frutas diarias. Lo necesario ante una emergencia nacional no puede institucionalizarse, si no es para las personas y familias sin defensa alguna y en estado de absoluta precariedad. Pues se reparte la riqueza, no la pobreza, y no se puede repartir lo que previamente no se ha producido y no se tiene, ningún país ni persona crece y prospera si no se estimula la virtud y la cultura del trabajo creativo y necesario. Todo vuelo alicorto lleva a incentivar el absentismo laboral y socializar y acrecentar la miseria. El Covid-19 y cuanto se nos viene encima obliga a coger el toro por los cuernos y tomar partido por la sociedad civil, el pueblo soberano, toda la buena gente sencilla, solidaria, humilde, laboriosa y decente y digna que está harta del pan de hoy y el hambre de mañana, y exige planes de largo alcance y soluciones integrales que no ven los políticos, narcisistas, cortoplacistas y auto complacientes, que utilizan los errores ajenos y el trauma de la muerte, para torpedear la labor del legítimo gobierno y hacer la peor política al negar y ocultar sus propios errores, no menores.

No hay salida ni futuro para la humanidad si no invertimos el chip iniciando el éxodo de las ciudades al campo, volviendo de nuevo al cálido y generoso seno de la Madre Tierra, para recuperar la salud, la voz y el canto del mirlo y la calandria, poniendo en producción las fincas yermas y abandonadas. Hay que huir de la contaminación acústica y gases nocivos, de los señuelos y pesadillas de la jungla del asfalto. La vida, es la cultura y dignidad del trabajo creativo y necesario, es dar de comer al hambriento, no vivir del cuento. Sabiendo que el techo y la cama, la sanidad y educación no admiten recortes ni afeites, no se tocan en ningún estado democrático y moderno. El espejismo del consumismo y el dinero plástico hace que se gaste lo que no se tiene, sin ver que el Estado debe atender lo que es básico, vital, que no es el Papa Noel. Y poco añadiré que no dijera en verso hace 30 años. Del Jefe de Estado y el Presidente de Gobierno abajo, toda la clase política, ha de dejarse de cuentos y fuegos de artificio, de jugar a ricos, y dar ejemplo de solidaria austeridad, de humanidad y humildad cristiana, recortando de entrada el presupuesto de la Casa Real en un 70%.

Reduzcan el Senado y denle contenido y cometido, supriman las obsoletas diputaciones, recorten sus salarios, los de sus asesores y altos cargos, presidentes y diputados autonómicos en un 50%. Que es un escándalo inmoral apretar el cinturón del pueblo cuando al rey de oros se le calcula una fortuna opaca en los paraísos fiscales de unos 2.000.000.000€ (MILLONES DE EUROS). Algo hiede, y no se pueda husmear, el artículo 56 de la Constitución dice “la persona del rey es inviolable y no está sujeta a responsabilidad”

La España solidaria saldrá de la crisis económica, de valores y modelo de civilización al vivir, ser y amar, crecer y cantar en paz y en libertad. Poniendo a trabajar de arriba abajo todo dios. Levanta la mirada, toma la palabra y defiende por igual: Madrid, Catalunya y Euskadi, Aragón y Galicia, Extremadura y Andalucia, Canarias, Castilla la Mancha y Castilla León, Murcia y Cantabria, Asturias, La Rioja y Navarra, Baleares y Valencia.

CAMBIAR LAS CARTAS Y LAS REGLAS DEL JUEGO POLÍTICO

La clase política es la que es y no hay más cera que la que arde, por ello habrá que unir por la base en un proyecto común y de mínimos, a todos los justamente indignados que piden el derecho a tener un techo, una sanidad y enseñanza pública gratuita y de calidad, un trabajo y ocio enriquecedor, dignidad y ética profesional, con los valores más universales, la Tierra y el agua limpia, el amor y la vida, la solidaridad activa, la paz y la libertad. Esté proyecto vital defenderá la Tierra y sus hijos de la agresión sistémica de las altas finanzas y multinacionales, sin clichés, dogmatismos y sectarismos, con todos los ciudadanos que buscan ser personas, por encima de credos y tribus, partidos y banderas. Este proyecto socio-político se construye con el interés básico y general, la Democracia participativa y enterrando todas las dicotomías, empezando por izquierdas y derechas, que al margen de las filias y fobias de cada cual, y su historia personal, hay que pensar en cómo unir a los millones de ciudadanos diferentes y libres, frente a las decenas de miles de clones de los Señores de la Guerra y sus AMOS, las cien familias, que contaminan, secan los manantiales, saquean todos los recursos naturales y vitales, matan la inocencia y la esperanza, los sueños y el alma Madre de la Tierra.

Los dioses sin vasallos son nadie, nada. Los pueblos cultos y libres, se unen por encima de todos sus ismos y diferencias, para resistir, responder y vencer las embestidas de los orcos y eunucos del GRAN PODER. Ese que se asienta sobre el hambre global, los vientres hinchados de los niños subsaharianos, los cráneos rotos de los santos inocentes, ese que se sustenta en el poder de sus ejércitos y se acrecienta con la guerra sucia de los Gurús de las Altas Finanzas, que manipulan los mercados y destruyen la economía de los países más débiles dejando un mar de víctimas expoliadas y desahuciadas, excluidas socialmente. El Poder utiliza el fondo de reptiles y busca imponernos el silencio de sus corderos y la paz de sus cementerios mediante sus bombones de uranio y chocolate, sus peladillas químicas y biológicas, virales y nucleares.

DE LA CRISIS PODEMOS SALIR Y SALDREMOS

La actual concentración inmoral e inhumana del Poder económico en la cúspide de la Pirámide Global hace que el terrorismo económico, tecnológico-científico-militar del Gran Capital financiero, especulador e improductivo, ignore los pueblos, patrias y banderas, devoré Saturno a sus hijos (con la venia de los políticos) y contamine el aire, los venas y arterias de la madre Tierra, destruyendo las economías nacionales y cuanto ve y toca.

De la Crisis saldremos, y con mayor seguridad y celeridad, si el Estado asume su propia e intransferible responsabilidad, con una banca nacional que facilite a las empresas viables la liquidez y el crédito a largo plazo. Igualmente dicho banco debería quedarse con las hipotecas de los parados de medio y largo plazo que no pueden atender sus compromisos de pago dándoles un respiro y las máximas facilidades para salir adelante y hacer frente a su deuda, evitando la inhumana oleada de desahucios de las familias. Y el Estado atajará la miserable actitud de unos bancos y cajas rescatadas que pagan sumas millonarias a unos directivos incompetentes, sino algo peor, a los que procede embargar todos sus bienes y que respondan ante los tribunales ordinarios de justicia con todo patrimonio. En España, país de la picaresca, el despilfarro del Estado, la perversión estructural del sistema, la metástasis de la corrupción. Los poderes facticos nos timaron en la Transición por la correlación de fuerzas políticas, el aislamiento del PCE y el juego sucio de Isidoro en el PSOE, y se impidió a la muerte del dictador liberar las fuerzas sociales y productivas de Andalucía y Extremadura, en la España del cortijo del señorito, de los cotos de caza privados y los grandes latifundios del Marques de Soto Hermoso y la Duquesa de Alba.

Tema que sigue pendiente para potenciar todas las fuerzas productivas del agro español y adaptar la explotación de la tierra a las necesidades actuales del siglo XXI con la crisis global alimentaria y la necesidad de crear los medios de producción que podrían dar trabajo a todos los trabajadores del campo que desde el 1984 se acogen al PER (Plan de Empleo Rural), la asistencia social, para evitar el éxodo rural y el despoblamiento de Andalucía y Extremadura. Todo, menos tocar los sacrosantos intereses de los nobles y grandes de España. Y el PER dejará de ser una indigna limosna institucional, pan de hoy y hambre de mañana, cuando se libere toda la tierra cautiva y ociosa y cunda el ejemplo de los pequeños y medios empresarios agrícolas más audaces, innovadores y dinámicos, que actúan como empresas unifamiliares y sociedades agrarias de transformación (SAT) los menos, y unidos en cooperativas de primer y segundo grado, la gran mayoría, poniendo Extremadura y Andalucia -de Huelva a Almería- a la cabeza de la creación de riqueza y de empleo en España.

Todos sabemos que lo suyo, es dar la caña de pescar a quién la necesita. Y sobre el tema del paro, salvando todas las distancias y diferencias estructurales, cuanto es válido para el sur es válido para los cuatro puntos cardinales de España. Que el problema no es Extremadura ni Andalucia, diga lo que diga, Duran i Lleida, el problema es la falta de un sólido y amplio tejido industrial, es la falta de una política nacional de investigación y desarrollo, es el latifundismo ocioso e improductivo y el minifundismo inviable, es la falta de una decidida y lúcida política de apoyo al desarrollo de una agricultura moderna y sostenible. El Estado, sindicatos de trabajadores del campo y organizaciones de empresarios agrícolas han de abordar seria y serenamente, la precaria seguridad del trabajo y el tema insoslayable de la productividad laboral e idoneidad y viabilidad de todo proyecto empresarial.

Luego hay que elaborar con carácter de urgencia un censo nacional – pueblo por pueblo- de las casas deshabitadas y las tierras abandonadas o yermas, no explotadas racionalmente, para, previó el informe de las utilidades y mediante el concurso del estado, ceder su uso y disfrute por 20/30/50 años, a quienes las quieran trabajar, por un precio módico, incluso por 1 euro simbólico, si la finca tiene gravámenes, mismo hipotecas, cuyo pago lo asumiría el arrendatario a cambio de su libre explotación. Ello reactivaría la producción y la vida rural, crearía trabajo y riqueza nacional, descongestionaría las horrendas, impersonales e insanas colmenas humanas de las ciudades dormitorio, para poder reencontrarse los niños y mayores, toda la familia, en la era de las placas solares y las comunicaciones inalámbricas, con el impagable gozo de respirar los pulmones aire puro, oler la fragancia del romero y la lavanda, y vivir en la paz y armonía de los espacios abiertos, oyendo el canto de los pájaros y comiendo sano, una vida en plena armonía con la tierra. Tendrían la preferencia todos los parados de media y larga duración, que no rehusarían la oferta, salvo tener razones objetivas de mucho peso para hacerlo o perderían la prestación del paro. Los actuales y legítimos dueños de las fincas, durante ese periodo dejarían de pagar los impuestos y todos los gravámenes, sin perder sus derechos y títulos de propiedad. Finalizado el plazo del arrendamiento el dueño volvería a disponer de ella libremente y como mejor le pudiera convenir, durante un año, para venderla, y si no, sería el estado el que seguiría actuando para hacerla producir. Cuestión insoslayable son los grandes latifundios yermos y extensos cotos de caza, que el estado debería de estudiar, uno por uno, ver cuál fue el origen de su propiedad, sus actuales y posibles utilidades, y que hace hoy con ellos, lo suyo es expropiarlos y ceder su explotación a agrupaciones campesinos sin tierra, de agricultores y/o a empresas que eleven su producción y rendimiento de forma sostenible, dando siempre prioridad al interés social e económico de los trabajadores del campo y el pueblo soberano.

Si lo dicho suena a herejía a los puros sindicalistas y marxistas de manual, que piensen en el análisis concreto de la situación concreta, el tiempo y el espacio, el mundo que les tocó vivir a nuestros mayores, y vivimos nosotros, las transformaciones económicas y sociales, las nuevas correlaciones de fuerzas productivas y democráticas, las nuevas alianzas para defender la salud de la TIERRA, y la VIDA, de sus hijos de la codicia y demencia autodestructiva de la Cúspide de la Pirámide Global, El Club de Bilderberg, los Mercados Financieros y la OTAN.

No comulgo con ninguna rueda de molino, vuelo libre sin voto hipotecado o cautivo, por ello, nadie me impedirá decir que no vamos a ninguna parte si nos obstinamos en los viejos clichés y discursos periclitados. Debemos superar los viejos símbolos y el lenguaje manido de las dicotomías, blancos y negros, cristianos y musulmanes, empresarios y obreros, derechas e izquierdas, para poder SER, ser personas y salir de las catacumbas, lo cierto y absoluto de ayer, hoy, es falso y obsoleto. Y si lo que digo no encaja, no pasa nada, que tengo derecho a estar equivocado y a que se me conteste con argumentos, no con los anatemas de los ortodoxos, por ello me haré eco de mi maestro y diré ¡A la calle! que ya es hora/ de pasearnos a cuerpo / y mostrar que, pues vivimos, anunciamos algo nuevo / No reniego de mi origen/ pero digo que seremos/ mucho más que lo sabido, los factores de un comienzo…

Escribo para entregar mi palabra a la lluvia y el viento, las ondas y las olas del mar bravío, y que sea la luz del relámpago que despierta las almas dormidas y arma a las despiertas, sea el trueno en tiempos de silencio. Me encantaría que se hiciesen eco de mis palabras y dieran su más autorizada opinión mis cinco “hijos” Pablo Iglesias, Irene Montero, Pablo Echenique, Xavier Domenech y Alberto Garzón. Y también, los hijos de mis buenos hermanos del PSOE, si por ventura, mis palabras llegan a sus manos, son leídas y tomadas en cuenta, por ellos. Pero mi verso ya no es mío, ni de nadie, que hoy, vuela libre en la RED, y es de quien lo asume y lo respeta, la hace suyo y lo difunde, sin manipularlo ni desvirtuarlo ni negar ni ocultar la identidad y nombre de este poeta de la tierra. Nunca busque volver al pasado ni ser el eco de las voces huecas del amo, los guardianes celosos de las ortodoxias inmutables a la evolución de los tiempos y de las torres de marfil dorado sin horizonte ni futuro. No escribo para ningún partido ni busco adeptos, tan sólo quiero poder decir lo que pienso, mirarme al espejo, y dar testimonio de mí mismo en internet por las sendas y caminos inexplorados. Toda verdad absoluta es mentira, y debemos abrir puertas y ventanas al campo, y a la imaginación. Mayo del 68 sigue vivo y presente, Prohibido prohibir y La imaginación al PODER ¿Por algo será? que mis poemas más estudiados en Francia y el área francófona son Andalucía y Julio Verne.

LA VIDA ENSEÑA Y ENSEÑA

Enseña la vida que repartir la pobreza,

Si no es por cuestión de supervivencia,

Es tan solo crear más dependencia,

Es alimentar y acrecentar la miseria.

Enseña la vida, que los dogmas,

Solo caben en las mentes

De los pobres dementes.

Y lo primero es la salud y la vida.

Enseña la vida que por encima

De los sexos, las razas y los credos,

De la plata, del oro y el oro negro,

Están y estarán el Amor y los Versos.

Enseña la vida que nadie tiene,

Que morir de sed y de hambre,

“Dad de comer al hambriento”

“Dad de beber al sediento”

Y tendrás que ganar el pan

Con el sudor de tu frente

El mana no cae del cielo,

Y no existe mejor política

Para recuperar la dignidad,

La voz y el canto de libertad

Que dar a todos los parados,

Las herramientas y el trabajo.

El estado está para poder apoyar

El trabajo y riesgo del empresario.

El afán de superación individual,

Y el salario decente del asalariado.

Que si no halla trabajo, lo tendrá

Siempre, limpiando y repoblando

Los montes quemados; de robles,

De encinas y pinos mediterráneos.

Enseña la vida a respetar a quienes

Generan su capital creando trabajo.

Y merecen más apoyo que quienes

Cambian de piel, de voto y de color.

Diciendo a mí Plin, que chupo

Del pirulín, duermo en Pikolín,

Y mi voto yo daré a quien me dé

Del bote, para el café y el J.B.

Siempre he pensado que la clase

Más parasitaria e indeseable,

No es la de las panteras y leones,

Es la que vive de la caza ajena.

Siempre he pensado que la clase

Más indigna, es la clase política,

Que no tiene ética, ni vergüenza,

Y vende hasta su madre por el oro.

De las comisiones y los dividendos,

De proteger los salones y palacios

Donde luce y campa su esplendor

La profesión más vieja del mundo.

Y qué más le da Colzas y Matesas,

Filesas, sean de derecha o izquierda

Si para el tío Vicente son los mismos

Hijos de hiena con diferentes collares.

La guerra y la peste, el cólera y cáncer

Del siglo XX, fue el fascismo y nacismo

La negación de la Libertad y el Amor,

Del hombre y de su espíritu creador.

Fueron Stalin, Beira y los comunistas

Dogmáticos que trataron y aun tratan

A todos los empresarios, de ladrones,

De viles sanguijuelas y casi criminales.

Y son los profesionales del hago poco

Toco mucho, que llenan sus bolsillos,

Las arcas y los arcones de sus Partidos

Al morder sin pudor ni control alguno.

Los políticos listos y nulos, estafadores

Con un único objetivo político y social,

El cocer habas y engordar sus cuentas

A manos llenas, espuertas y carretadas.

Alcossebre 1991

   
© 2012 Redes Cristianas Suffusion theme by Sayontan Sinha