VII ENCUENTRO DE REDES CRISTIANAS
23 y 24 de octubre de 2021

 

Kofi AnnanEl Mundo.es

El grupo de alto nivel (GAN) de la Alianza de Civilizaciones ha presentado su informe final de conclusiones. El documento afirma que es la política y no la religión la que crea el foso que separa Occidente y el mundo musulmán. El secretario general de la ONU, Kofi Annan, al dar su aceptación al texto, abundó en la misma idea: “El problema no es el Corán, la Torah o la Biblia; el problema nunca es la fe, sino los creyentes, y cómo se comportan los unos con los otros”.

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, y el propio Kofi Annan, han recibido en Estambul el informe final de conclusiones del GAN para impulsar la Alianza de Civilizaciones.
Al recoger el informe del GAN, Annan dijo: “Tenemos que librarnos de los estereotipos, generalizaciones y prejuicios, y tener cuidado para que nuestra imagen de pueblos enteros, religiones enteras o continentes enteros no sean dictados por los crímenes cometidos por individuos o grupos minúsculos”.

Annan subrayó además que la idea de la Alianza llega en un momento muy oportuno: “En el siglo XXI, seguimos siendo rehenes de nuestros sentimientos de agravios y derechos. Nuestros discursos se han convertido en nuestra prisión, paralizando nuestro razonamiento y entorpeciendo el entendimiento”.

“Mucha gente en todo el mundo, y en particular los musulmanes, ven a Occidente como una amenaza a sus principios y valores, a sus intereses económicos y aspiraciones políticas. Las pruebas de lo contrario son sencillamente despreciadas o rechazadas como increíbles. Paralelamente, muchos occidentales descalifican el Islam como religión de fanatismo y violencia”, recordó Annan.

Kofi Annan recibió el informe y concluyó con estas palabras: “En el breve lapso que me queda como secretario general voy a buscar, en consultas con mi sucesor, la forma de establecer un mecanismo que dé seguimiento y aplicación a las recomendaciones de este informe”.

Ejemplos de convivencia

Por su parte, Zapatero subrayó en su discurso que “no podemos quedarnos de brazos cruzados ante la idea de que es inevitable el choque de civilizaciones”; contra esta idea “contamos con la ley internacional, la ONU, los derechos humanos y, por encima de todo, la igual dignidad de todos los hombres y mujeres y su capacidad única de diálogo para resolver los conflictos”.

Rodríguez Zapatero ha dicho hablar en nombre de un país cuyos ciudadanos han dado testimonio en muchas ocasiones de su voluntad de paz “y han demostrado que la paz es la mejor tierra, el mejor cimiento para la libertad y el progreso”.

Zapatero ha explicado que los españoles conquistaron pacíficamente sus libertades políticas “y eso las hizo más sólidas”. Subrayó que cuando los españoles sufrieron “el más duro golpe del terrorismo”, los atentados del 11-M, reaccionaron pacíficamente. “Ni un solo acto de xenofobia, y porque abominamos de la venganza, encontramos el consuelo de la justicia”.

Además, ha reconocido que hay quienes consideran a la Alianza de Civilizaciones como “un sueño ingenuo y bienintencionado”. “Como si sólo el pesimismo fuera el heraldo del realismo, como si sólo la desesperanza tuviese la sólida consistencia de las cosas, como si sólo las palabras amargas pudieran describir el mundo en el que vivimos”, comentó.

Sin embargo, recordó que no faltan los ejemplos de convivencia entre las personas de diferentes culturas y religiones, aunque sí falten las palabras que den cuenta de sus historias de convivencia y entendimiento.

Subrayó que tampoco faltan las amistades en las aulas entre niños y jóvenes de diferentes orígenes, ni ejemplos de colaboración entre universidades o empresas, ni convivencia entre trabajadores de diferentes países y religiones en los talleres de las fábricas, en las minas, en los barcos de pesca, en los campos, en las granjas o en los andamios de las obras.

“Esa es también la realidad de las civilizaciones; no es un sueño optimista e ingenuo, es la realidad de la convivencia y el entendimiento cotidianos, la palmaria realidad de cada día; y lo que faltan son instituciones y mecanismos que protejan y extiendan esa realidad pacífica y luminosa”, añadió.

Las recomendaciones del GAN

En líneas generales, el informe del GAN alienta la democratización de los países árabes e insta a erradicar estereotipos como “terrorismo islámico” y “cruzados”. Entre sus recomendaciones, dirigidas tanto a estados como a organizaciones internacionales y a la sociedad civil, Oriente Próximo ocupa un lugar preferente, con un llamamiento a un renovado esfuerzo por corregir los conflictos políticos más acuciantes.

En concreto incide en que el conflicto árabe-israelí en los territorios palestinos se ha convertido en el símbolo del creciente abismo; este conflicto, junto a lo que sucede en Irak y Afganistán contribuye a magnificar este sentimiento de desconfianza. Asimismo propone una “conferencia regional sobre Oriente Medio lo antes posible” al tiempo que declara su apoyo “a la expansión del pluralismo político en los países musulmanes”.
Además, recoge propuestas concretas en los ámbitos de la educación, los medios de comunicación, la juventud y la emigración, siempre con el fin de tender puentes y promover la cultura del respeto y la comprensión entre Occidente y el Islam.

Entre estas propuestas están la coproducción de películas y programas televisivos; el establecimiento de un “fondo de riesgo” para contrarrestar a las fuerzas que incitan al sensacionalismo y la representación estereotipada; y un “fondo global juvenil de solidaridad” para promover el entendimiento mutuo entre los estudiantes.

Igualmente, aboga por el refuerzo en la educación juvenil sobre los derechos humanos y los derechos interculturales, con objeto de asegurar que los estudiantes de todo el mundo avancen en la comprensión de las otras culturas y religiones; y el establecimiento de reglas sociales que apoyen la integración de las comunidades inmigrantes y el diálogo intercultural.

Finalmente, el GAN presenta una iniciativa amplia de empleo juvenil para llevar a cabo en los países donde el desempleo, la alineación y el extremismo son problemas graves.
La propuesta formal de una Alianza de Civilizaciones fue realizada por Zapatero ante la Asamblea General de la ONU en septiembre de 2004 y lanzada en julio del año siguiente. Desde entonces, más de 60 países de todo el mundo se han comprometido expresamente con sus objetivos.

   
© 2012 Redes Cristianas Suffusion theme by Sayontan Sinha