Enviado a la página web de Redes Cristianas

ECOLOGÍARoma, 1 de septiembre de 2020
Contacto de prensa: Rebecca Elliott, reba@catholicclimatemovement.global
El Tiempo de la Creación une a los cristianos de todo el mundo
La celebración mundial insta a “estilos de vida radicalmente nuevos” para proteger nuestra casa común
Hoy comienza el Tiempo de la Creación, una celebración anual de oración y acción por el medio ambiente. Durante este evento anual, los católicos y todos los miembros de la familia cristiana mundial renuevan su relación con el Creador y con toda la creación a través de la celebración, la conversión y el compromiso.

El Papa Francisco ha emitido un mensaje, disponible aquí, para el primer día de este tiempo, la Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación. El mensaje papal enfatiza que:
“El Jubileo es también un tiempo de gracia para hacer memoria de la vocación original de la creación con vistas a ser y prosperar como comunidad de amor. Existimos sólo a través de las relaciones: con Dios creador, con los hermanos y hermanas como miembros de una familia común, y con todas las criaturas que habitan nuestra misma casa.”

“La pandemia actual nos ha llevado de alguna manera a redescubrir estilos de vida más sencillos y sostenibles. La crisis, en cierto sentido, nos ha brindado la oportunidad de desarrollar nuevas formas de vida. . . . La pandemia nos ha llevado a una encrucijada.”
“Es el momento de la justicia restaurativa. En este sentido, renuevo mi llamamiento para cancelar la deuda de los países más frágiles ante los graves impactos de la crisis sanitaria, social y económica que afrontan tras el Covid-19.”

“También es necesario asegurar que los incentivos para la recuperación, que se están desarrollando e implementando a nivel global, regional y nacional, sean realmente eficaces, con políticas, legislaciones e inversiones enfocadas al bien común y con la garantía de que se logren los objetivos sociales y ambientales globales.”

“Se debe hacer todo lo posible para limitar el crecimiento de la temperatura media global por debajo del umbral de 1,5 grados centígrados, tal como se ratificó en el Acuerdo de París sobre el Clima: ir más allá resultará catastrófico, especialmente para las comunidades más pobres del mundo. . . . En preparación para la importante Cumbre del Clima en Glasgow, Reino Unido (COP 26), insto a cada país a adoptar objetivos nacionales más ambiciosos para reducir las emisiones.”

“Es necesario apoyar el llamado de las Naciones Unidas para salvaguardar el 30% de la Tierra como hábitat protegido para 2030, a fin de frenar la alarmante tasa de pérdida de biodiversidad. Exhorto a la comunidad internacional a trabajar unida para asegurar que la Cumbre de Biodiversidad (COP 15) en Kunming, China, sea un punto de inflexión hacia el restablecimiento de la Tierra como una casa donde la vida sea abundante, de acuerdo con la voluntad del Creador.”

“En la tradición bíblica, el Jubileo representa un evento gozoso, inaugurado por un sonido de trompeta que resuena en toda la tierra. Sabemos que el grito de la Tierra y de los pobres se ha vuelto aún más fuerte en los últimos años. Al mismo tiempo, somos testigos de cómo el Espíritu Santo está inspirando a personas y comunidades de todo el mundo a unirse para reconstruir nuestra casa común y defender a los más vulnerables. Asistimos al surgimiento paulatino de una gran movilización de personas, que desde la base y desde las periferias están trabajando generosamente por la protección de la tierra y de los pobres. Da alegría ver a tantos jóvenes y comunidades, especialmente indígenas, a la vanguardia de la respuesta a la crisis ecológica. Piden un Jubileo de la Tierra y un nuevo comienzo, conscientes de que «las cosas pueden cambiar» (LS, 13).”

Además, el Santo Padre ha publicado su intención de oración para el mes en un video disponible aquí. La intención de oración del Papa es que “los bienes del planeta no sean saqueados, sino que se compartan de manera justa y respetuosa”. En el video que acompaña a esta oración, el Papa Francisco menciona que estamos exprimiendo los bienes del planeta “como si fuera una naranja,” y nos dice “no al saqueo, sí al compartir”.

Esta intención se basa en una declaración que el Santo Padre hizo como parte de su serie de catequesis relacionadas con la COVID-19, en las cuales conecta el sufrimiento y la injusticia de esta crisis con nuestras crisis morales más profundas. Como parte de ese ciclo, el Papa Francisco esbozó cuatro criterios que los gobiernos deben considerar al entregar los paquetes de ayuda a la industria. Es decir, si las industrias se dedican a “la inclusión de los excluidos, a la promoción de los últimos, al bien común o al cuidado de la creación”.

El Tiempo de la Creación cuenta con amplio respaldo de la jerarquía católica. Mons. Duffé, Secretario del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral del Vaticano, publicó una carta invitando a todos los católicos, y a los obispos en particular, a participar en el Tiempo de la Creación como parte del Año Especial de Aniversario de la Laudato Si’. Diez conferencias episcopales, entre ellas las de África, Asia, Europa, Irlanda, Italia, y Filipinas, han apoyado ahora la temporada, y se esperan más pronunciamientos.

Aunque las comunidades cristianas han incorporado este evento en sus calendarios durante años, la celebración de este año tiene una resonancia particular. En el marco de las crisis sanitarias, económicas y ambientales que han sacudido nuestro mundo, este tiempo pide a los cristianos que entren en un “jubileo por nuestra Tierra”, que es el tema sugerido para este año, y que encuentren “estilos de vida radicalmente nuevos”.

El Tiempo de la Creación comienza con un servicio de oración dirigido por jóvenes. Con su postura profética a favor de formas de vida radicalmente nuevas, los jóvenes instan a los adultos a actuar ahora. Sin embargo, la decisión de hacerlo sigue estando en nuestras manos.

A lo largo de este tiempo, miles de compromisos digitales y cientos de eventos locales mantienen el ritmo. Los eventos locales tendrán lugar en lugares tan diversos como Nanyuki (Kenia), donde se plantarán árboles frutales y de sombra para proteger un sitio ecológicamente sensible; Río de Janeiro (Brasil), donde un grupo plantará árboles en conmemoración del Amazonas; y Wellington (Nueva Zelanda), donde un grupo ecuménico llevará a cabo una caminata de reflexión sobre la historia de la creación del Génesis.

Además de los eventos locales presenciales, los eventos en línea ayudarán a los católicos a reflexionar sobre los temas centrales de esta celebración y cómo se relacionan con las crisis de hoy en día. Estos eventos en línea incluyen un día de oración, una exploración de la transición energética en África y una respuesta justa a la crisis del coronavirus en Asia-Pacífico, América Latina y Europa. Más información disponible aquí.

En declaraciones de Stephen Kiboi, desde Nanyuki, uno de los organizadores de la iniciativa de plantar árboles frutales y de sombra, dijo: “El caos climático y la destrucción del medio ambiente amenazan la vida y el bienestar de millones de personas. Aquí en Kenia, los impactos en los pequeños agricultores son cada día más notables. Como dirigentes locales, sabemos que las soluciones comunitarias desempeñan un papel importante. Como cristianos, tenemos claro que sólo una acción fuerte, unida y llena del Espíritu nos llevará a casa”.

Desde Roma, Tomás Insua, Director Ejecutivo del Movimiento Católico Mundial por el Clima, dijo: “Las comunidades se están tambaleando por los múltiples impactos del coronavirus, las tormentas e incendios cada vez más fuertes y el colapso económico. El clamor conjunto de la tierra y de los pobres nos recuerda que nuestra forma de vida no está funcionando. Todos estamos llamados urgentemente a descubrir formas radicalmente nuevas de cuidar de la creación y de los demás durante el Tiempo de la Creación”.

El Tiempo de la Creación se extiende hasta el 4 de octubre, fiesta de San Francisco. El Patriarca Ecuménico Dimitrios I proclamó el 1 de septiembre como día de oración por la creación para los ortodoxos en 1989. El Consejo Mundial de Iglesias fue fundamental para hacer de este un tiempo especial, extendiendo la celebración del 1 de septiembre al 4 de octubre. El Papa Francisco oficializó la cálida bienvenida de la Iglesia Católica Romana a este tiempo en 2019.

Una guía de celebración ecuménica, disponible aquí, sugiere ideas para eventos locales y ofrece recursos prácticos para tomar medidas. Un comité directivo ecuménico cada año propone recursos para este período. Más información disponible en TiempoDeLaCreacion.org

# # #

   
© 2012 Redes Cristianas Suffusion theme by Sayontan Sinha