Enviado a la página web de Redes Cristianas

Benjamín Forcano1Esta entrevista está programada a la espera de su transmisión por televisión española en ANTENA 3.
El equipo, a través de la periodista María Bernal, me hizo la invitación. Sabedores en cierta medida de mi manera de pensar, preferí no obstante aportar mi respuesta a sus preguntas concretas, llegando a amigable acuerdo.
Me sorprendió gratamente que la entrevista buscaran realizarla en la parroquia de “San Carlos Borromeo”, conocida por su comprometida trayectoria cristiana.
Circunstancias, no extrañas a este oficio, han alterado plazos y fechas y queda sin precisar todavía su día de emisión.
Va, pues, por delante.

1-¿Qué opina de la imagen de la Iglesia que Pedro Almodóvar refleja en sus películas?
• No tengo una respuesta propia sobre tal imagen en las películas de Almodóvar.
Pero, no creo equivocarme si afirmo que es la de una Iglesia tradicional, denominada jerárquica. Esta Iglesia está formada por dos clases: clérigos y laicos. Los clérigos, clase superior, arriba, en posesión del poder (del poder de enseñar, de santificar y de gobernar); y los laicos, clase inferior, abajo, destinados a callar, aprender y obedecer. Con el agravante de que esa Iglesia sería de derecho divino, sin que nadie pudiera cambiarla.

– Si tal imagen es la que inspira a Almoóvar , la valoración que hace de ella es con toda seguridad muy crítica y negativa. En su vida y en el contorno sociocultural del momento, la Iglesia seguía siendo en buena parte oscurantista y represora . Lo ha sido de un modo especial en el campo de la sexualidad y, aún más , de las formas sexuales que no fueran netamente hetorosexuales.

– La Iglesia no es la jerarquía, es el laicado, pueblo de Dios. Tampoco es un poder, es un servicio .
¿Esa nueva forma de Iglesia , que fue impulsada por excelentes científicos y teólogos no le habría permitido a Almodóvar otro tratamiento? Creo que es ahí, donde muchos nos consideraríamos interlocutores válidos con Almodóvar, pues nos tocó experimentar la durísima reacción de la Iglesia jerárquica en lo que afecta al cambio y reinterpretación sobre todo de la sexualidad.

• 2- Usted ha sido también una persona crítica con las instituciones de la Iglesia. ¿La Iglesia de hoy está lejos de ser la Iglesia de todos?

He sido crítico y lo mostré cuando me tocó afrontar la enseñanza de la Teología Moral , incluida la sempiternamente condenada moral sexual, en Roma precisamente, donde me estrené como profesor.

La Iglesia de hoy, presidida por el Papa Francisco con sus ocho años al frente, sí es de todos. No hay más que analizar el rumbo que le ha impreso.
Pero, la Iglesia dirigida por los Papas Juan Pablo II y Benedicto XVI, no. Con ellos vino el cierre, la paralización de la renovación del Vaticano II , el abandono de muchos y la vuelta de la mayoría a caminar como antes. Fueron 35 años de invierno eclesial y de recrudecida involución.

• 3. Juan Pablo II llegó a prohibir un libro suyo: “Nueva Etica Sexual”. ¿Por qué? ¿Lo expulsó de la Iglesia por ese motivo?

Expulsarme de la Iglesia, no; de la Congregación claretiana, sí.
Ahora, juzguen. Vds. del significado de esa intromisión que, por simple decreto, le quitan a uno su vocación. ¿Quién les confiere ese poder?
Yo soy hijo del concilio Vaticano II , viví allí los tres años de su duración.
Y, a la vuelta de unos años, publiqué el libro: Nueva Etica Sexual, con varias ediciones, pero que fue sometido a un proceso extraordinario y prohibido por la Sagrada Congregación de la Doctrina de la Fe.

Un proceso que duró 10 años y que acabó con la expulsión, mía y de cinco compañeros más, de la Congregación claretiana.
Y fue entonces que, sin dejar de ser sacerdotes, teníamos que buscar un obispo benévolo que nos acogiera. Ese obispo fue Pedro Casaldáliga, claretiano como nosotros, obispo en el Mato Grosso de Brasil. Al visitarlo para exponerle el conflicto y nuestro deseo, dijo: “Mira, Benjamín, por el amor que os tengo, contad conmigo hasta la muerte, soy vuestro obispo”. Y ahí, hemos seguido hasta el presente.

• 4- Almodóvar habla en su película “La mala educación” del acoso sexual, él mismo estuvo en un colegio religioso y asegura haber sufrido. ¿Cree que desde la Iglesia no se ha condenado con suficiente firmeza este delito?

No se lo condenó a tiempo y con la firmeza que requería. En la Curia sabían muy bien que estos acosos y abusos existían, dentro de ella y en otras muchas partes de la iglesia.
Se sabían las andanzas superlicenciosas del fundador de los Legionarios de Cristo, que logró ganarse astutamente el favor y aplauso de Juan Pablo II, teniéndole engañado, creo yo.
Pero el prestigio de la Iglesia exigía que no transcendiera a la opinión pública nada de esto y se impuso el más absoluto silencio, que cómplicemente llevaron a cabo altos cargos de la Jerarquía.

Ha habido que esperar hasta el Papa Francisco, quien con medidas enérgicas declaró sobre este punto “tolerancia cero” y que su enjuiciamiento pasara a la autoridad y legislación civil.
Desde entonces, van apareciendo datos y más datos sobre esta lacra muy extendida y que ha hecho perder crédito a la Iglesia. Y se ha vuelto a cuestionar la obligatoriedad del celibato sacerdotal.

• 5- ¿Cuál debe ser la postura de la Iglesia respecto a la homosexualidad?

Depende de qué Iglesia hablemos. La postura de la Iglesia, anterior al Vaticano II, fue de claro rechazo y condenación. La de hoy, fiel al Vaticano II, es abierta a una nueva valoración, según ha cundido ya en la misma sociedad. Aunque no faltan quienes aún están en contra de la homosexualidad.
Hoy, todo el mundo debiera saber que la homosexualidad en la Iglesia fue durante siglos, del VI al XIII, equiparada con la heterosexualidad, de modo que existía para el casamiento de los homosexuales una liturgia con ritos y oraciones propias presidida por un sacerdote.
Es a partir del siglo XIII que se comienza a revestirla de inmoralidad y pecado, calificándola como el pecado más grave, tan grave que resultaba nefandum, es decir, innombrable, inmencionable.

A partir de mediados de siglo XX, la cosa cambia y los estudios científicos declaran que la homosexualidad no es ninguna desviación o perversión.
Y el Consejo de Europa manda a los Gobiernos eliminar toda discriminación en razón de la tendencia sexual.
Orientación aprobada por el Gobierno español en el 2005 y que muchos teólogos y moralistas de la Iglesia sosteníamos demostrando infundados cuantos argumentos bíblicos-teológicos se aducían contra ella.

• 6–Vd. Ha sido un revolucionario en la enseñanza, empezó a enseñar en el espíritu del concilio Vaticano II , renovación y rejuvenecer a la Iglesia. ¿Le ha traído muchos problemas?

He sido revolucionario , porque lo fue el concilio Vaticano II. Problemas me los trajo a mí y a decenas de teólogos que intentaban enseñar siguiendo las pautas del concilio. Fueron más de 150 los teólogos represaliados, entre ellos, no pocos que habían sido peritos y artífices del mismo concilio.
A mi, me alcanzó la censura cuando publiqué mi libro Nueva Etica Sexual. Me valió un proceso extraordinario como he dicho.

Ahora, el hecho de estar incardinados a la Prelatura del obispo Pedro Casaldáliga, nos protegió mucho y nos sirvió para poder seguir enseñando , publicando , dando conferencias y organizando Congresos y otros actos, sin que valieran trabas ni censura. Y puedo atestiguar que los seguidores del concilio, pese a la severa involución de la Curia, eran miles y miles.
Problemas , claro, que me los trajo: como, por ejemplo, que la mayoría de las editoriales católicas no me publicaran nada, llegando incluso a tener que quemar un libro mío, ya impreso con varios millares, por el tema concreto de la homosexualidad.
O que desde la Conferencia Episcopal se alertara a todos los obispos contra mi libro Nueva Etica Sexual.

• 7. El obispo Pedro Casaldáliga, recientemente fallecido, fue su modelo de Iglesia: “ No se puede ser libre, ni revolucionario ni profeta, sin ser pobre”, era su filosofía. ¿No puede entenderse una Iglesia desde la riqueza?

• No, desde la Iglesia de Jesús. Porque la riqueza en sí , en abstracto, no existe. Existen personas, grupos, naciones que poseen la riqueza y otras que carecen de ella. Pero esto no es fortuito, sino causal. El rico lo es porque roba, sustrae y se apropia de bienes que pertenecen a los pobres.No habría empobrecidos, si no hubiera mpobrecedores.

• Y esta es la razón por la que la riqueza es para Jesús de Nazaret perversa y maldita, porque se convierte en medio de creación y explotación del pobre. La riqueza no se da sin que a la otra parte haya pobreza, marginación, hambre, enfermedad, analfabetismo, atraso, guerras, sufrimientos, muerte.

• Quienes hacen de la riqueza el centro de su vida, son idólatras, no ateos en el sentido de negar la existencia de Dios. No. Hay ateos que están dispuestos a dar la vida por la justicia y liberación de sus hermanos.

• Para los idólatras, Dios no existe, hacen de la riqueza un dios que les consiente maltratar, destruir y matar. Los idólatras no disputan su categoría a Dios, rinden culto al dios dinero y es contra ellos que se alza la voz del Nazareno: “No podéis servir a Dios y el dinero”.

• Adorar al Dios de la vida, de la igualdad, de la justicia, de la libertad, del amor y de la paz, de la razón y del derecho, y adorar al dios dinero, símbolo de la injusticia, de la dominación, de la opresión, del sufrimiento y de la muerte, es incompatibles.

• Entrar ahora a desarrollar este punto en el obispo Pedro Casaldáliga es apasionante, pero sería interminable. Quiero, no obstante, recalcar tres aspectos.

• 1º) Donde Pedro Casaldáliga expresa esta su postura es en el día de su Consagración episcopal. Bellamente confiesa:

• TU MITRA, será un sombrero de paja sertanejo, el solo y la luna; la lluvia y el sereno; el pisar de los pobres con quien caminas y el pìsar glorioso de Cristo, el Señor.

TU BACULO, será la verdad del Evangelio y la confianza de tu pueblo en ti.

TU ANILLO será la fidelidad a la Nueva Alianza del Dios Liberador y la fidelidad al pueblo de esta tierra.

No tendrás otro ESCUDO que la fuerza de la esperanza y la libertad de los hijos de Dios.

No usarás otros GUANTES que el servicio del Amor

Este su programa despertó airadas reacciones cuando publicó su primer Documento: “Una iglesia del Amazonas en conflicto con el latifundio y la marginación social”.
Terratenientes, políticos, militares y hasta el mismo Nuncio le pidieron que no lo publicase. Le intimidaron cercando la Prelatura, registraron su casa acusándole de dar refugio a la guerrilla y urdieron ante el Gobierno su expulsión del Brasil. En tres ocasiones estuvo a punto de serlo, pero el Papa Pablo VI salió en su defensa: “Tocar a Pedro es tocar al Papa”. Y se evitó.

2º) Pedro sabía que su Informe reflejaba lo que pasaba en toda Latinoamérica, en el Tercer Mundo y su denuncia se hizo universal: “Hoy el capitalismo neoliberal, sin contrincantes, determina la exclusión de la inmensa mayoría y el privilegio de una minoría insensible. El Banco Mundial, el FMI y el GATT rigen omnipotentemente los procesos económicos y exigen que los Estados les presten cuentas. ¿Y, a quién prestan cuentas el FMI, el Banco Mundial y el GATT?“.
“La blasfemia de nuestros días, la herejía suprema, que acaba siendo siempre idolatría, es la macroidolatría del mercado total. Y es, puede ser, la omisión de la Iglesia, la insensibilidad de las religiones, frente a la macroinjusticia institucionalizada hoy en el neoliberalismo”.

Convéncete, me decía Casáldaliga en una entrevista: “Sólo en la medida  en que el Primer Mundo deje de ser Primer Mundo podrá ayudar al Tercer Mundo. Para mí, esto es dogma de fe. Si el Primer Mundo no se suicida como Primer Mundo, no puede existir “humanamente” el Tercer Mundo. Mientras haya un Primer Mundo habrá privilegio, exclusión, dominación, lujo y marginación. Si vosotros en el Primer Mundo no resolvéis ser un mundo humano, nosotros no podremos serlo. Porque hay un solo mundo. La liberación supone la conciencia y la posesión de la propia identidad”.

La denuncia de Pedro ponía al descubierto la adversidad con que la política estadounidense se había pronunciado en contra de la teología de la liberación, punta de lanza de esta Iglesia liberadora: “Si la Iglesia latinoamericana – avisó Rockefeller- cumple los acuerdos de Medellín, inspirados en el Vaticano II, los intereses de Estado s Estados Unidos están en peligro en América Latina”.
Y siendo presidente Reagan, se publicó el Documento de Santa Fe, que dice: “La política exterior de Estados Unidos debe comenzar a enfrentar (y no simplemente a reaccionar con posterioridad) la Teología de la Liberación tal como es utilizada en América Latina por el clero de la Teología de la Liberación”.

La hostilidad contra la Teología de la Liberación se hizo irreversible después que el mismo cardenal Ratzinger, Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la fe, expresara  ver en ella “Un error sobre un núcleo de verdad”, elaborada por teólogos que “han hecho  propia la opción  fundamental marxista” y que “se ha dejado sugestionar por el punto de vista inmanentista, meramente terrenal, de los programas de liberación secularizados”.

Esta fue la réplica que, entre otros muchos, le dió el obispo Pedro Casaldáliga:
“Siempre lo hemos dicho, la Teología de la Liberación es teología y es de liberación no porque optó por Marx sino por el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, por su Reino y sus pobres. Nuestro Dios quiere la liberación de toda esclavitud. La situación de los 2/3  de la humanidad es contraria a la voluntad de Dios y la Teología de la Liberación asume el compromiso de transformar esa situación. Sólo a los enemigos del pueblo irrita la Teología de la Liberación. Y por eso la han calumniado y la han  perseguido”.

3º) Pedro Casaldáliga , decidió después de pensarlo bien, no hacer la visita ad limina, que los obispos deben hacer cada cinco años al Papa. Explicó por qué no la hacía , se le mando un Delegado que lo examinase y le impusiera cumplir con esta obligación. Pedro accedió, pero tardaron luego casi dos años, en recibirlo y entonces haciendo uso de su corresponsabilidad episcopal, pudo encontrarse con el Papa Juan Pablo II, a quien le entregó una carta y en la que aludía a este punto: “En lo que se refiere al campo social concretamente, no podemos decir con mucha verdad que ya hemos hecho la opción por los Pobres. En primer lugar, porque no compartimos en nuestras vidas y en nuestras instituciones la pobreza real que ellos experimentan. Y, en segundo lugar, porque no actuamos, frente a la “riqueza de la iniquidad”, con aquella libertad y firmeza adoptadas por el Señor.

La opción por los pobres, que no excluirá nunca a los ricos – ya que la salvación es ofrecida a todos y a todos se debe el ministerio de la Iglesia – sí excluye el modo de vida de los ricos “insulto a la miseria de los pobres”, y su sistema de acumulación y privilegio , que necesariamente expolia y margina a la inmensa mayoría de la familia humana, a pueblos y continentes enteros”.

8.-¿Podrá algún día la Iglesia estar al servicio de la comunidad sinceramente?
La Iglesia jerarquista y clerical, no. Afortunadamente, ese modelo de Iglesia ha sido cuestionado y cambiado en buena parte. La Iglesia tiene jerarquía, dirigentes, pero no es jerárquica. Y, en este sentido, está cumpliendo como servicio.

Pero, en su mayoría, proviene de una formación preconciliar, no propicia a la igualdad, a la escucha, al diálogo ni a la participación de la comunidad, en especial de las mujeres y hace difícil sino imposible la elección de dirigentes que sean elegidos por el pueblo y para el pueblo.
La Iglesia no puede ser servidora de todos, porque no acaba de ser comunidad de iguales, que eligen a quienes deben representarla, promoverla y coordinarla para ser auténticos seguidores de Jesús

BENJAMÍN FORCANO
-Sacerdote Claretiano
-Teólogo. Ordenado sacerdote en 1962.
-Director de la revista”Misión Abierta”durante trece años.
-Pertenece a la actual directiva de la revista”Éxodo”.
-Dirige la editorial Nueva Utopía .
-Miembro confundador de la Asociación de Teólogos y Teólogas Juan XXIII.
– Licenciado en teología por la Universidad de Santo Tomás de Aquino (Roma) y especializado en Teología Moral por la Academia Alfonsiana de Roma.
– Ha ejercido su enseñanza en diversos centros de Roma, Madrid, Salamanca, Bogotá, La Habana, etc.

– Entre sus obras cabe destacar:
* Amor y natalidad en conflicto.
* El sueño de los pobres
* Nueva ética sexual.
* Otra perspectiva más tuya.
* El aborto.
* El Evangelio como horizonte, 3 vols.
* Democracias, Neoliberalismo, Evangelio.
* ¿Por qué el terrorismo?
* Una moral liberadora,
* Con la libertad del evangelio.
* Yo creo en la resurrección.
* Pedro Casaldáliga: Poeta, místico y profeta.
* Ser cristiano hoy

   
© 2012 Redes Cristianas Suffusion theme by Sayontan Sinha