todoporhacer

Los bolcheviques se concibieron a sí mismos como una vanguardia omnisciente que debía guiar a masas ignorantes y que, de resultas, era portadora de una sabiduría que otorgaba certezas. “Nosotros, el partido bolchevique, hemos convencido a Rusia. La hemos arrancado a los ricos para dársela a los pobres. Ahora debemos administrar Rusia”, aseveró Lenin. En la esencia de esa vanguardia se hallaba el hecho de que nunca se equivocaba, toda vez que parecía disfrutar de una verdad revelada e incuestionable. La consecuencia principal, obvia, no era otra que el derecho a decidir por los demás. ··· Ver noticia ···

   
© 2012 Redes Cristianas Suffusion theme by Sayontan Sinha