Enviado a la página web de Redes Cristianas

“Con la muerte tiene el Dasein frente a sí su poder más propio. En esta posibilidad le va al Dasein su ser-en-el-Mundo absolutamente……En cuanto poder ser, el Dasein no puede rebasar la posibilidad de la muerte”. El Ser y el Tiempo. Martin Heidegger. Citado por Wolfram Eilenberger en “Tiempo de Magos”. Taurus.Entiende Eilenberger, clarividente y preciso, elegante y lúcido, que esa presencia de posibilidad del hecho personal de la muerte de cada individuo lo que permite es vivir a cada uno su vida estrujando todas sus posibilidades. Y dice que muy pocas personas logran integrar su prevista y segura muerte como una posibilidad de desarrollo libre de sus cualidades más preciadas.

La cercana constitución de los ayuntamientos y diputaciones, la elección de los gobiernos de comunidades, y la investidura, o no, del presidente del gobierno, candidato ya encargado por el rey, tras cumplir los ritos constitucionales precisos, son ocasión para enfrentarnos como personas libres con decisiones políticas individuales limitadas y urgidas por la seguridad de la propia muerte, recordada por Heidegger como lugar de nuestro desarrollo en el tiempo y mientras llega.

Porque ya va siendo hora de que enfrentemos a los congéneres que optan por asumir responsabilidades públicas y a quienes en la democracia representativa decidimos con nuestro voto a quién y en qué y para qué designamos de entre ellos a esa necesaria actitud pública de veracidad, compromiso, consecuencia entre programas y llevanza a cabo de los mismos. Para que, en caso de engaño, de banalidad de su conducta, de corruptelas o corrupciones nos exijamos a nosotros mismos a prescindir de ellos, a expulsar de la vida política a cuantos viven a costa nuestra o pretenden que nuestra incapacidad para vivir en libertad, jugándonos el tipo, desde la seguridad que prevista muerte puede proporcionar de libertad y dirección de nuestra propia vida.

Hay que dejar la hipócrita y estúpida conducta de periodistas, comunicadores, analistas políticos, profesores parlantes a todas horas y de nosotros mismos como electores de echar la culpa a los electos y a los gobernantes de nuestros males, mientras los votamos una y otra vez, toleramos que sigan al frente de partidos y agrupaciones de electores, sin mandarlos, sin más historias, a su casa. La denuncia de sus errores, o trapalladas, la retirada de confianza y del voto, la exigencia de responsabilidades ante los jueces y tribunales en tanto fuere preciso.

Ser libre y tomar las riendas cuanto antes en esta vida con límite de caducidad tiene connotaciones políticas.

Levate.

   
© 2012 Redes Cristianas Suffusion theme by Sayontan Sinha