VII ENCUENTRO DE REDES CRISTIANAS
23 y 24 de octubre de 2021

 

Religion Digital

Benedicto XVI ha exigido al fundador del grupo cristiano ultraconservador Legionarios de Cristo, el mexicano Marcial Maciel, investigado por abusos sexuales a seminaristas, que renuncie “a todo ministerio público” de su actividad sacerdotal y lleve “una vida discreta de oración y penitencia”.

Según el comunicado emitido por el Vaticano, la Congregación para la Doctrina de la Fe ha renunciado a someterlo a un proceso canónico por “tener en cuenta la edad avanzada del padre Maciel” (86 años) y “su frágil salud”. Por ello, “invita al padre a una vida discreta de oración y penitencia, renunciando a todo ministerio público”.

El texto precisa que “el Santo Padre ha aprobado esta decisión”, para que no queden dudas de quien ha tomado la última medida.

La decisión implica que el sacerdote no podrá dar misas ni conferencias ni entrevistas.

Investigado por el Vaticano
El comunicado señala que a partir de 1998, la Congregación para la Doctrina de la Fe, que entonces presidía el cardenal Joseph Ratzinger, el actual Papa, “recibió acusaciones, ya en parte hechas públicas, contra el reverendo Marcial Maciel Degollado, fundador de la Congregación de los Legionarios de Cristo, por delitos reservados a la exclusiva competencia de ese dicasterio”.

Para más detalles, según la revista ‘National Catholic Reporter’, nueve ex miembros de los Legionarios denunciaron que habían sufrido abusos sexuales de Maciel cuando eran seminaristas o sacerdotes jóvenes.

A partir de 2002, prosigue el comunicado oficial, Maciel negó públicamente las acusaciones “y expresó su tristeza por las ofensas recibidas por parte de algunos ex Legionarios de Cristo”.

El Vaticano precisa que “todos esos elementos fueron objeto de un maduro examen por parte de la Congregación para la Doctrina de la Fe” y que acogiéndose a la normativa emanada por Juan Pablo II en un decreto del 30 de abril de 2001, el cardenal Ratzinger “autorizó una investigación de las acusaciones”.

La ‘National Catholic Reporter’ también cuenta que Maciel fue denunciado por un excesivo control de los seminaristas, robo y consumo de drogas en 1956, cuando fue enviado a Madrid.

En enero de 2005, Marcial Maciel cesó como Superior General de la organización, ahora dirigida por el también mexicano padre Álvaro Corcuera.

Pese a la investigación, los Legionarios de Cristo dicen en su página web que las denuncias de abuso sexual vertidas contra Maciel son “distorsiones”.

Los Legionarios de Cristo son un grupo católico ultraconservador fundado en México en 1941, cuyos estatutos fueron aprobados por el Vaticano en 1983. El caso tiene especial trascendencia ya que los Legionarios de Cristo contaron con el favor del Vaticano durante el papado de Juan Pablo II.

Está establecido en 20 países, cuenta con 500 sacerdotes, 2.500 seminaristas y 65.000 miembros en todo el mundo. Además, administra 12 universidades.

   
© 2012 Redes Cristianas Suffusion theme by Sayontan Sinha