VII ENCUENTRO DE REDES CRISTIANAS
23 y 24 de octubre de 2021

 

Reconciliar Pascua y Carnaval
Comparto con nuestros lectores nuestro programa de catequesis con el fin sumarme a un intecambio con otros catequistas y en la ezperanza que solo creciendo en comunión se pueda hablar de Dios de un modo que inspire a todos los interesados a hacer experiencias cumbres (zazen budismo Tabor cristianismo)

Privilegiamos a niños, adolescentes y adultos con alta sensibilidad espiritual.

Preparamos para la Primera Comunión y Confirmación, en armonía con la búsqueda de la liberación de nuestros pueblos , procurando la comunión con nuestro cuerpo cultural (con mitos y tradiciones populares), con nuestro cuerpo físico (enseñando a vivir sanamente), con el cuerpo espiritual (cuidando especialmente los vínculos con nuestros ancestros y con nuestros prójimos), y con la naturaleza (enseñando a niños y padres a ser cocreadores y cuidadores de nuestra casa). Todo lo anterior viviendo la comunión eclesial desde la capilla, compartiendo y circulando los bienes espirituales y materiales, desde los countries de la zona sur hasta los asentamientos de inmigrantes bolivianos.

Explicamos la historia de la salvación desde el trabajo corporal, desde el movimiento, el canto, la danza y percusión, interiorizando el ritmo y melodías musicales tanto para atacar como para defendernos intentando reconciliar la plenitud del espíritu (pentecostés) con la plenitud del disfrute de los sentidos (carnaval).

Educamos en el valor de los sentidos y desde aquellos lugares donde se hace posible la plenitud de la alegría Experiencia de Jesus en medio). Buscando no hacemos esclavos del placer ni del dolor.

Intentamos prevenir adicciones, desarrollando hábitos de cuidado de nuestro cuerpo, del universo como casa y de nuestro templo como santuario natural, al que asistimos también cuando es posible con nuestras mascotas.

Trabajamos desde nuestra reserva del ECAS la comunión con los animales de la zona. Desde el Museo de La Plata proponemos la observación y análisis de la creación del mundo y sus primeros habitantes y de esta manera ver cómo se articula el discurso de la fe, la ciencia y las culturas mal llamadas paganas.

Jerarquizamos en nuestra catequesis personas no creyentes, de otras religiones o de otras iglesias como así también y particularmente, los chicos y adultos con alguna dolencia crónica, con discapacidad y/o apremio económico. Procuramos estar atentos en descubrir en cada chico su espíritu “cristal” o “índigo”.

Educamos desde el eneagrama, desde el eneatipo de cada niño y sus padres, con la idea de limpiar el defecto dominante y trabajar la virtud esencial que cada uno posee y la buena convivencia familiar, sabiendo que somos distintos para ser como Dios familia y disfrutarnos como regalo.
Buscamos cambiar la imagen que tenemos del Dios de la cultura mecanicista y consumista.
De un Dios de afuera, a un Dios de adentro; de un Dios con nosotros del Antiguo Testamento, al Dios “en nosotros” amigo compañero de viaje del Nuevo.

También buscamos cambiar la imagen que tenemos de Jesús y de la Iglesia cuando han estado distorsionadas : Algunas comunidades cristianas se han focalizado en defender la divinidad de Jesús. No la negamos, pero nos interesa ante todo su estilo de humanidad ya que cuando sólo se enfatiza el carácter divino de un fundador ( llámese Jesús o Buda) absolutamente superior y distinto a los demás fundadores, y como único salvador de la humanidad, no siempre se hace facil el diálogo entre las religiones.

El Dios que aprendemos de Jesús y manisfestamos en nuestra catequesis, es un Dios para niños “cristales”, sin alardes de Dios, oculto, como lo estuvo en Jesús y también lo está, de alguna manera misteriosa en nosotros, vibrante en las fiestas populares, apasionado en nuestras historias de amor, cariñoso con ancianos y niños, sustento amoroso y fundamento de nuestro ser y de todo el universo.

Queremos llegar a la divinidad como llegaron los apóstoles, y los místicos, desde lo oculto de los establos (Navidad), desde nuestro compromiso con los excluidos, desde abajo, como Jesús.
Nuestra catequesis pone el énfasis más que creer en Jesús, en creer como Jesús creía, más que llenar de oraciones recetadas para niños, vivir a Dios en el amor recíproco, la compasión y el servicio.

La Iglesia dejaría, de ser vista como una presunta sociedad perfecta, piramidal y jerárquica, “fuera de la cual no hay salvación”, y se haría más creíble y confiable como una comunidad en la que cristianos y no cristianos, podríamos sentirnos acogidos y en familia, y ello nos ayudaría a aprender a vivir en comunidad, en democracia, en justicia sabiendo que todos podemos aprender de todos usando como herramienta el diálogo fraterno.

Transformarnos en una iglesia orgánica, un espacio donde por el amor recíproco usted sea quien es y pueda tranquilamente “sacarse los zapatos”,sin que existan superiores y por lo tanto sin inferiores; un lugar donde el que sabe más, será el que sirva más y no al revés y todos podamos ser constructores de la única familia humana. En el fondo buscamos que su casa sea nuestra capilla y la capilla su casa.

Director: Padre Dr. Leonardo Belderrain

Codirectora: Dra. Silvia Mansilla (pediatra)

Responsable de talleres artísticos: Dr. Fernando Riveros

Responsable de la formación de los catequistas Y del cuidado de los cuidadores: Carlos Moreno (trabajador social).

Capilla Santa Elena-
Parque Pereyra Iraola
Tel. 0221 473 1674
leonardobelderrain@gmail.com
—————————-
“Cuando el amor se presentó, tal vez segundos antes del big bang, o tal vez después, quedó en el univaerso de la conjetura, una realidad pura:
el sonido como proceso de comunicación. Tan es así que fue absolutamente indispensable pensar en como hacer para llegar lejos con el sonido, y tal vez ahí tuvo sentido lo ancestral, un corazón que fuerte latió siempre como un mensaje de esperanza y de creación.

Combinación universal de fluidos dieron origen a corazones que comenzaron a sentir y a latir, formando comunidades del espíritu, recrreando una magia inagotable

“Bate el parche y la barriada se estremece
la ilusión y todo el brillo volverá,
bailando en las veredas otra vez
el viento trae los parches de un nuevo Carnaval

y se van , se van estos murgueros estirando el parche hasta hacerlo un corazón , para que nadie te diga nada si se te va la mano . y sumando siempre sumando

Fernando Riveros fragmento de una canción de una murga platense

   
© 2012 Redes Cristianas Suffusion theme by Sayontan Sinha