La II Conferencia Contra el Hambre en Madrid ha confirmado que un movimiento ciudadano con capacidad de organización y de movilización puede llegar realmente muy lejos. Es lo que ha conseguido el Pacto Contra el Hambre, que abrió camino hace varios meses a la jornada que celebramos hoy.

 Firmado por todas las fuerzas políticas, menos el PP, este movimiento ciudadano, apoyado por el Ayuntamiento de Madrid y de otras ciudades de la Comunidad, ha defendido la puesta en acción de políticas públicas contra el hambre.

   El anteproyecto de Iniciativa Legislativa Municipal (ILM) que hoy se ha traído a este foro defiende que todos los poderes públicos, en sus distintos niveles, están obligados a facilitar el derecho a la alimentación, el derecho a estar libre de hambre, el derecho a la supervivencia. El derecho de todas las personas a una alimentación suficiente y apropiada

   La iniciativa deberá ser aprobada en primer término por el Ayuntamiento de Madrid, después por la Federación de Municipios y se espera que al comienzo de otoño pueda ser debatida en el Parlamento de la Comunidad de Madrid. Esta ILM puede actuar como efecto multiplicador en otras autonomías. Pero hoy aquí se ha hablado de “nuestra hambre”, como bien ha dicho uno de los participantes. Del hambre en la Comunidad de Madrid.

   Muchos datos avalan la necesidad que esta ILM sea debatida y aprobada los antes posible. El número de trabajadores con ingresos salariales, en cómputo anual, por debajo de 378 euros/mes, se sitúa en 427.000.

   Tomando como referencia el umbral de la pobreza severa del conjunto de España, el 6,3% de los hogares  de la Comunidad están en esa situación, lo que afecta a algo más de 400.000 personas.

   La cuarta parte de las pensiones (muchos pensionistas pasan hambre) se sitúa por debajo de la Pensión Mínima de Jubilación fijada por el Gobierno, y el 10% (129.000) cobra menos de la mitad de la Pensión Mínima; es decir, menos de 351 euros/mes. El indicador AROPE de riesgo de pobreza o exclusión social en 2015 sitúa a Madrid en el 20,5%, y afecta a 1,3 millones de habitantes.     

        En consecuencia, la ILM se enmarca en el ámbito de competencias de las Comunidades Autónomas. En concreto, el Estatuto de Autonomía de Madrid reconoce la potestad legislativa exclusiva para regular medidas de promoción y ayuda a la población que se encuentra en situación especial de protección, entre la que se encuentra, desde luego, aquella que no tiene acceso a una alimentación adecuada por encontrarse en una especial situación de empobrecimiento.

    El anteproyecto de ILM contra el hambre en Madrid incluye una disposición adicional transitoria que propone la creación de una Comisión, en el marco de la Asamblea,  que estudie las modificaciones presupuestarias necesarias para la redistribución de la financiación entre los distintos municipios de la Comunidad.

    La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha respondido hoy aquí con un rotundo sí a la presentación de esta ILM contra el hambre. También ha resaltado la necesidad de que, en general, los resultados de las políticas públicas se evalúen muy a fondo. Precisamente, dentro del mencionado anteproyecto se propone la creación de un Observatorio para evaluar los  resultados de la aplicación, cuando se ponga en marcha, de la ILM contra el hambre en Madrid.

 

Resumen presentado por Margarita Sáenz-Diez Trías, periodista y analista política.

   
© 2012 Redes Cristianas Suffusion theme by Sayontan Sinha