Enviado a la página web de Redes Cristianas

Hace unos pocos años, cuando estuvimos en Guatemala por cuarta vez, fuimos a solidarizarnos con
los habitantes de las Comunidades próximas al río Cahabón, en Alta Verapaz, porque estaban
temiendo lo peor: que las cuatro grandes presas hidroeléctricas que se estaban construyendo por una empresa española les iban a dejar sin tierra, sin agua, sin pescado, sin sus casas, sin su iglesia y su cementerio. La empresa constructora es ACS, cuyo propietario es Florentino Pérez, presidente del Real Madrid.

Al intentar acercarnos, nos encontramos con la prohibición de la empresa de seguir acercándonos a
las obras, aunque aun estábamos lejos. Solo pudimos compartir con la gente la angustia que les
embargaba a todos. En el 5º viaje, precisamente para un proyecto de agua, vimos como los grandes
cables de evacuación de la energía de las centrales pasaban por encima de las Comunidades, pero no
les suministraban electricidad, pues iba dirigida a los grandes núcleos urbanos.
Unos días más tarde nos acercamos al basurero de la Capital para visitar algunas familias en
compañía de una Misionera de Vida y Paz; y estando allí, llegaron unas 200 familias, procedentes,
según nos decían, precisamente de aquella región que ya habían quedado sin nada y venían a
“refugiarse” al basurero. Allí nos encontramos con adultos y niños en la más absoluta desprotección.

Solo alguna ONG se acercaba a traerles algo: era un panorama desolador: el humo de la basura, el
olor pestilente, el calor, gente enferma, la carencia de todo, la tristeza profunda en todos los rostros,la llegada de la noche con tan solo un trazo de plástico para cobijarse, ausencia total de luz, de agua…

Estas fotografías fueron tomadas ese mismo día a la entrada y al lado del basurero.
Las Comunidades indígenas, movilizadas por sus líderes, se enfrentaron a esta enajenación de sus
bienes, pero fueron perseguidos, incriminados injustamente, atemorizados. A uno de ellos, Bernardo
Caal, pertenece la siguiente carta, que acabamos de recibir:
Carta de Bernardo Caal, líder indígena q’eqchi’ (Guatemala) encarcelado “El líder indígena q’eqchi’ Bernardo Caal Xol ha sido encarcelado en Cobán, Guatemala, tras haber denunciado, públicamente, las ilegalidades en el otorgamiento de licencias ambientales y concesiones para la construcción de megaproyectos hidroeléctricos sobre el río Cahabón, en el departamento de Alta
Verapaz.

El mayor de ellos es RENACE, una obra que construye el grupo Cobra (la empresa de Florentino Pérez Grupo ACS) para una compañía del país y que ha colapsado el cauce del Cahabón en casi 30 kilómetros, afectando a 29.000 indígenas q’eqchi’.
Caal fue arrestado en la sede judicial de la localidad de Cobán cuando iba a responder por una acusación previa en la que se trató de imputarle en el marco de un conflicto laboral. Allí mismo, mientras acudía a demostrar su inocencia, le notificaron otros delitos (robo, instigación a delinquir, amenazas y detenciones ilegales) con los que claramente se busca criminalizarle.

Estas obras se realizaron sin los preceptivos trámites legales que exige la legislación de Guatemala, relativos al consentimiento de las Comunidades y a la protección del Medio Ambiente.
Los indígenas de Guatemala, nombre que significa “Tierra de Bosques” son muy sensibles al cuidado de la Naturaleza, que para ellos es como una manifestación de lo divino, igual que para los antiguos etruscos.

No saben mucho de Ecología, pero saben mucho de practicar la Ecología: cuando les propusimos
instalar cocinas mejoradas, lo que más los animó fue que con ellas, al gastar menos leña, deforestaban menos el bosque.
Caal Xol lo tiene claro: “soy un preso político que se encuentra en esta situación por denunciar el secuestro de los ríos, por declarar que los están matando, por dar a conocer lo que el saqueo del territorio del pueblo Q’eqchi’. El Ministerio Público no pudo demostrar las acusaciones anteriores y ahora sale con otras. El objetivo es callar e intimidar a la gente, manifestó Caal Xol momentos antes de ser encarcelado.

Ya hace unos meses, el líder indígena declaraba que “temía acabar como Berta Cáceres”, en alusión a la líder hondureña asesinada en 2016 por oponerse a proyectos hidroeléctricos en su país. De hecho, el pasado año, Bernardo Caal tuvo que permanecer escondido varios meses, después de que se dictara una orden de captura contra él y tras sufrir numerosas amenazas personales.
Alianza por la Solidaridad, junto con Greenpace España, lanza esta campaña de recogida de firmas dirigidas a la Embajada de Guatemala en España para que su Estado promueva la libertad del líder indígena y adopte medidas urgentes que protejan a los defensores de los derechos humanos frente a los ataques y amenazas a los que se enfrentan por defender la tierra, el agua y el medio ambiente.
He aquí una de sus manifestaciones:
¡PORQUE DEFENDER DERECHOS NO ES UN DELITO! Si quieres añadir tu firma a estapetición, pincha aquí
https://www.alianzaporlasolidaridad.org/noticias/pidele-al-estado-de-guatemala-que-deje-en-libertad-inmediata-bernardo-caal
(Para más información ver: Justicia y Paz, Información semanal del 28 de mayo al 1 de junio; ALIANZA POR LA SOLIDARIDAD, EL PAIS (Planeta Futuro), BBC).

   
© 2012 Redes Cristianas Suffusion theme by Sayontan Sinha