Rebelión

La determinación del programa del próximo Foro Social Mundial, a realizarse en enero de 2007 en Kenia, promete ser una tarea titánica dada la enorme cantidad de asuntos a tratar y las miles de organizaciones que se espera participen. Por eso los organizadores comenzaron a trabajar esta semana en estos lineamientos.
El programa tratará de integrar toda la información suministrada antes del 30 de agosto por las organizaciones participantes, respecto de sus objetivos y tareas.

Es la primera vez que una nación de África es sede única del Foro Social Mundial (FSM). Es que la anterior reunión de este tipo en este continente, realizada el año pasado en Bamako, formó parte del llamado foro policéntrico, que tuvo sus capítulos en semanas siguientes en Caracas y Karachi.

El FSM se originó con la convocatoria de varias organizaciones de la sociedad civil de Brasil en 2001 para reunir a sus pares de todas partes del mundo en Porto Alegre. Las dos ediciones siguientes y la montada en 2005 volvieron a esta meridional ciudad del país sudamericano.

En 2004, este encuentro se trasladó a la occidental ciudad costera india de Mumbai, pero la tendencia ahora es que se realice en distintos lugares del mundo cada año y que cada tanto vuelva a esa meridional ciudad brasileña.

Una rápida mirada a las propuestas enviadas muestra un despliegue de intereses y actividades. Desde la enviada por de Global Unification Africa, con sede en Adis-Abeba, sobre que la Unión Africana aporte soluciones reales a los problemas del continente, hasta la inclusión de los derechos humanos y ambientales en el sistema educativo de Sudáfrica, presentada por la Unidad de Educación Ambiental y Sustentabilidad de la Universidad de Rhodes.

Pero principalmente se conoce al FSM por su rechazo a la globalización en curso, que pone en riesgo a las personas y al ambiente.

La Carta de Principios del FSM señala que está abierto a “organizaciones y grupos de la sociedad civil que se opongan al neoliberalismo, al dominio del capital en el mundo y a cualquier forma de imperialismo”.

“El neoliberalismo se refiere a la filosofía política y económica que rechaza la intervención del Estado en la economía”, añade.

La consigna oficial del encuentro es “Otro mundo es posible”, en donde el capital global no ejerza su dominio.

De hecho el FSM se fundó en oposición al Foro Económico Mundial, un encuentro que se realiza desde hace tres décadas también a comienzos de año y que reúne en la ciudad turística suiza de Davos a empresarios y políticos, considerados conductores de la globalización.

El FSM sigue considerándose su contraparte a pesar de que en los últimos tiempos también participan en Davos representantes de la sociedad civil, académicos e importantes figuras del cine en el encuentro de Davos.

Los aspectos que probablemente serán tratados en el FSM de 2007 son la globalización y otros aspectos relacionados tales como las reglas injustas del comercio y la condonación de la deuda, pero algunas personas también esperan que no falte la discusión respecto del desempleo, especialmente entre los jóvenes.

“¡El desempleo juvenil es una bomba de tiempo!”, señaló Venant Williams, coordinador del Foro Social de Tanzania, que reagrupa a varias organizaciones de ese país de África oriental.

“Es necesario que el foro evalúe qué políticas existen para mejorar el empleo remunerado para los jóvenes”, dijo Williams a IPS en una entrevista por correo electrónico.

Estadísticas oficiales indican que más de tres millones de personas en Tanzania están actualmente desempleadas, la mayoría entre 18 y 34 años. La emigración del medio rural al urbano contribuye al aumento del desempleo en las ciudades, cuya consecuencia es el incremento de la delincuencia y otros problemas sociales.

En la vecina Kenia la situación apenas si es menos preocupante.

“Desde que terminé la universidad hace cinco años no consigo trabajo. ¿Qué estrategias a largo plazo pueden implementar nuestros gobiernos para dar trabajo a hombres y mujeres jóvenes? Las respuestas saldrán de este tipo de foros”, dijo a IPS Otieno Karisi.

Karisi espera escuchar consejos específicos de cómo los jóvenes pueden acceder más fácilmente a los préstamos de instituciones financieras pues las condiciones que imponen son inalcanzables. La falta de capital les impide montar sus propios negocios.

El año que viene, las repercusiones del FSM pueden llegar a superar su ámbito tradicional y así las preocupaciones de gente como Karisi llegarían a los dirigentes políticos, que es la que puede dar andamiento a las nuevas iniciativas contra el desempleo así como otros asuntos.

“Es necesario construir puentes para atraer gente que no forma parte del FSM y así debatir y mantenerla informarla de nuestras posturas”, señaló Oduor Ong’wen, integrante del comité organizador del FSM 2007.

Se espera que alrededor de 150.000 personas procedentes de todo el mundo participen del foro de Nairobi, del 20 al 25 de enero, que contará con el apoyo de las principales organizaciones humanitarias tales como Oxfam, Médicos sin Fronteras y ActionAid Internacional.

Dejando los problemas y los desafíos de lado, el FSM suele ser un encuentro donde se puede apreciar un caleidoscopio de culturas diferentes, imágenes y sonidos. El de Nairobi parece que seguirá esa tradición.

“África ha sido injustamente marginada. Lo único que mantuvimos es nuestra cultura y por eso van a participar muchos africanos, las diversas culturas serán una forma de expresión”, señaló

   
© 2012 Redes Cristianas Suffusion theme by Sayontan Sinha