Buscad lo suficiente, buscad lo que basta. Y no queráis más. Lo que pasa de ahí, es agobio, no alivio; apesadumbra en vez de levantar. San AgustínMontevideo 14 de julio de 2011 –
Desde África, nos llega este relato y posicionamiento de los queridos luchadores de VIA – CAMPESINA, que núclea organizaciones campesinas de todo el globo, en momentos en que la enajenación sistémica, ha desatado una guerra de extinción del pequeño y mediano campesinado, y las formas ancestrales y sabias de vinculación con la Madre tierra y ataque simultáneamente a todos los ecosistemas, que fueron modelados en el ritmo de la Vida, en la acción del tiempo y los elementos y en la sabiduría del Espíritu Santo y incluyan al hombre en una relación de pertenecía a la comunidad de la creación….

y así crearon sabidurías y técnicas ancestrales del trabajo en comunión con la tierra y de vinculación con los alimentos…a través de milenios de evolución, la naturaleza, había creado un equilibrio, sano…entre los diversos ecosistemas que forman el monumental sintagma que es la creación…En donde todo es relacionado, la concepción paradigmática, fragmentaria y modernista que se opone a esta concepción holística del Universo, ha generado los paradigmas científicos del modernismos y también la practicas espirituales, sociales, económicas y políticas…que podríamos resumir, llamándola sistema imperante…

La creación es un todo relacionado y el fluir de las grandes líneas de la energía de la vida que permiten que todo exista, implican respecto, integración, vinculaciones de equilibrio. Esto se expresa en todo lo que acontece en el universo y en nuestro pequeñísimo planeta azul…la madre tierra, ella nos alimenta y la expresión de esta comunión, en agricultura es la agricultura orgánica- o agroecológica, esto permite el desarrollo integral de todo lo creado…así desde la vinculación con la tierra usando técnicas ancestrales que no incorporan químicos, respetando la biodiversidad que en la creación nos ha regalado, produciendo lo necesario para la subsistencia, la humanidad establece con la madre tierra una relación empática…que influyen en forma determinante en muchísimos aspectos como el clima, la salud de quienes nos alimentamos de sus frutos, el desencadenado de las propiedad de regeneración y curación de los ciclos de la creación…

Esta concepción que esta siendo atacada, con la intención de un verdadero ecosidio, el de la cultura campesina, esta siendo llevado a cabo por el gran capital y sus herramientas favoritas el sistema financiero internacional y las multinacionales…Con la política de la máxima rentabilización y el mínimo costo, esto se aplica desde la salud de los pueblos, hasta sus necesidades alimentarios y tiene incidencia directa en el clima que esta cambiando los funcionamientos sistémicos en todo el planeta y que rompe la armonía del sintagma de sintagmas que es la creación…

Acerquemonos al evento llevado adelante por organizaciones pertenecientes a Vía Campesina…para comprender a cabalidad lo que esta sucediendo… “Primer encuentro de Formadoresas en Agroecología en la Región 1 de África de la Vía Campesina 12-20 de Junio de 2011… Nos hemos estado reuniendo en el Centro de Capacitación para el Desarrollo Endógeno de Shashe en la Provincia de Masvingo, Zimbabue, para planificar como promover la agroecología en nuestra región (África Austral, Oriental y Central). Hemos tenido el privilegio de observar de primera mano la fructífera combinación de reforma agraria con agricultura ecológica y agroecología llevada a cabo por las familias campesinas locales.

En lo que en su momento fueron grandes ranchos de ganado propiedad de tres grandes terratenientes que poseían 800 cabezas de ganado y no producían ni grano ni ninguna otra producción adicional, ahora hay más de 365 familias campesinas con más de 3400 cabezas de ganado, que producen además un promedio anual de entre 1 y 2 toneladas de granos por familia además de hortalizas y otros productos, en muchos casos usando métodos agroecológicos y semillas campesinas locales. Esta experiencia refuerza nuestro compromiso y nuestra creencia en la agroecología y en la reforma agraria como pilares fundamentales para la construcción de la Soberanía Alimentaria. *

Hemos hablado muchas veces de esta realidad, pero queremos destacar que ámbitos como estos, son los que permiten sin lugar a dudas, que los campesinos, hagan sus propios diagnósticos, intercambien sabiduría adquirida al pie del surco, trasmitan a la humanidad la necesidad de conservar estas sabidurías sobre la creación y sus equilibrios esenciales, no sean rotos, por una concepción fragmentaria de la realidad.-… La agroecológica, o la agricultura orgánica, no es un nuevo invento es el fluir de sabidurías antiguas que evolucionan hacia la integración equilibrada de todos los elementos, esta forma de vinculación con la tierra, desata sus fuerzas curativas y renueva sus ciclos, permitiendo la sostenibilidad de la vida misma…

Estos lugares en donde los campesinos se unen…y comparten, diagnostican y se defienden de un ataque tan artero y devastador como el que sistema les inflinge…se están volviendo verdaderos santuarios…escuchemos algunas de sus conclusiones “Esto incluye las manifestaciones locales y regionales de la crisis global de precios alimentarios y la crisis climática que han sido provocadas por el avance de las políticas neoliberales y por la avaricia y la extracción de beneficios de las Corporaciones Transnacionales (CTNs). Alimentos subvencionados baratos importados por las CTNs, posibilitados por los desencaminados tratados de libre comercio, rebajan los precios que recibimos por nuestros productos agrícolas, obligando a las familias a abandonar el campo y a migrar a las ciudades, mientras se socava la producción alimentaria local y nacional. Los inversionistas extranjeros, invitadas por algunos de nuestros gobiernos, acaparan las mejores tierras de labranza, desplazando a l@s agricultor@s locales, productor@s de alimentos, y reorientando las tierras hacia la minería medioambientalmente devastadora, a las plantaciones de agrocombustibles que alimentan a los automóviles en vez de a las personas, y a otras plantaciones exportadoras que no contribuyen en nada a construir la Soberanía Alimentaria para nuestros pueblos, y solo enriquecen a unos pocos.

Al mismo tiempo, las emisiones descontroladas de gases de efecto invernadero y la contaminación del aire proveniente de los Países Desarrollados y el sistema alimentario global de las corporaciones — basado en el transporte a largas distancias y en la agricultura industrial, están cambiando el clima en varios modos que afectan directamente a l@s agricultor@s. Nuestras tierras se vuelven más áridas, con cada vez mayor escasez de agua, afrontamos incrementos de las temperaturas, y condiciones progresivamente más extremas tales como fuertes tormentas, inundaciones y sequías. Las fechas de las épocas lluviosas se han vuelto completamente impredecibles, de manera que ya nadie sabe más cuando sembrar. El clima cambiante también está implicado en las epidemias de enfermedades comunicables tanto de los humanos, como de las cosechas y los animales. Todo esto daña a las familias campesinas y afecta a la producción alimentaria.”

Aunada frente a este ataque sistémico contra el campesinado, la agricultura orgánica y de cercanía, los representantes de 22 organizaciones de 18 países, se reunieron y emitieron las siguientes posiciones, que representan a VIA CAMPESINA y que tenemos la convicción que representa al campesinado mundial…

“Posiciones de Vía Campesina en la Región África 1

Creemos que…

· La agricultura agroecológica practicada por las familias campesinas, y las políticas de Soberanía Alimentaria, ofrecen la única solución razonable y factible a los múltiples retos que a los que nuestra región se enfrenta.

Sólo los métodos agroecológicos (también llamados agricultura sostenible, agricultura orgánica, agricultura ecológica, etc.) pueden restaurar los suelos y los ecosistemas que han sido degradados por la agricultura industrial. Ni siquiera los productos químicos pueden funcionar tras una degradación grave, pero la agroecología puede restaurar la materia orgánica del suelo y su fertilidad, además fortalece los procesos funcionales del agroecosistema como el reciclaje de nutrientes, la biología del suelo, el control natural de plagas, etc. Hemos visto como los sistemas campesinos agroecológicos tienen una productividad total mucho por unidad de área mayor que los monocultivos industriales, con pocos o ningún insumo comprado, reduciendo la dependencia e incrementando la autonomía y el bienestar de las familias rurales mientras producen alimentos abundantes y saludables para nuestra gente. La investigación global de Vía Campesina demuestra que la agricultura campesina sostenible puede alimentar al mundo, basándose en el conocimiento endógeno y en la agroecología.

· El sistema alimentario global genera en la actualidad entre el 44 y el 57% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero, casi todas las cuales podrían ser eliminadas mediante la transformación del sistema alimentario basada en los principios de la agroecología, la reforma agraria y la Soberanía Alimentaria. La agricultura campesina sostenible enfría el planeta, y es nuestra mejor solución contra el cambio climático.

Para adaptarnos al cambio climático necesitamos la mayor resiliencia de los sistemas agroecológicos diversificados (y la conservación y recolección del agua, manejo de cuencas, sistemas agroforestales, abonos verdes, etc.) y la diversidad genética de las semillas campesinas locales y los sistemas de semillas campesinas. Exigimos a nuestros gobiernos que retiren el apoyo a las corporaciones de semillas industriales con sus semillas estandarizadas y a menudo modificadas genéticamente, y que a cambio apoyen los sistemas campesinos de semillas basados en la recuperación, la protección, multiplicación, almacenaje, multiplicación e intercambio de semillas a nivel local.

Nuestros sistemas nacionales de educación e investigación están gravemente sesgados hacia las prácticas agrícolas más industriales, las mismas que están matando a nuestro planeta y contribuyendo al fracaso de l@s african@s en alimentarnos a nosotr@s mism@s. Exigimos la reorientación de la investigación hacia métodos orientados a la agricultura campesina y a la agroecología, y la transformación de los currículos en los niveles escolares primario y secundario, y en la educación superior, para centrarlos en la agroecología.

Hacemos un llamamiento para acabar con la liberalización del comercio y para renovar la protección de los mercados domésticos de manera que l@s agricultor@s african@s podamos recibir precios justos que nos permitan levantar las producciones y alimentar a nuestros pueblos.

Hacemos un llamamiento a nuestros gobiernos a crear programas integrales de apoyo a la agricultura agroecológica realizada por familias campesinas y a reconstruir la Soberanía Alimentaria, incluyendo la reforma agraria genuina y la defensa de las tierras campesinas contra el acaparamiento de tierras, la reorientación de la adquisición pública de alimentaros por agencias gubernamentales desde el agronegocio hacia la compra de alimentos ecológicos con precios justos a pequeñ@s agricultor@s para el suministro de escuelas, hospitales, cafeterías institucionales, etc., como medio para apoyar a l@s agricultor@s y para proveer de alimentos saludables a l@s niñ@s, a l@s enferm@s y a l@s emplead@s gubernamentales, y programas de créditos a la producción para la agricultura campesina agroecológica en lugar de subsidios vinculados a los fertilizantes y plaguicidas químicos.

En la COP-16 en Cancún, México, los gobiernos del mundo (excepto Bolivia) acordaron realizar negocios con las CTNs que trafican con falsas soluciones al cambio climático como los agrocombustibles, los transgénicos, los mercados del carbono, REDD+, etc., en lugar de acordar el revertir seria- y efectivamente el calentamiento climático mediante reducciones reales de emisiones por los Países Desarrollados y la transformación de nuestros sistemas globales de alimentación, energía y transporte. Exigimos que nuestros gobiernos se comporten más responsablemente en la COP-17 en Durban, Sudáfrica, rechazando la firma de acuerdos impuestos por el Norte y por las CTNs, y apoyando en vez de ello los Principios de Cochabamba sobre el Clima y los Derechos de la Madre Tierra.”*

No sólo hay un diagnostico, existe un juzgar esta realidad que se les presenta y existen una serie de propuestas que se vuelven muchas de ellas imprescindibles, si queremos superar la crisis alimentaria, obviamente en todas ellas subyace la necesidad de volver a la agricultura de subsistencia orgánica y de cercanía…a saber:1) “…la agroecología puede restaurar la materia orgánica del suelo y su fertilidad, además fortalece los procesos funcionales del agroecosistema como el reciclaje de nutrientes, la biología del suelo, el control natural de plagas, etc.”

2) “La agricultura campesina sostenible enfría el planeta, y es nuestra mejor solución contra el cambio climático.”

3) “Para adaptarnos al cambio climático necesitamos la mayor resiliencia de los sistemas agroecológicos diversificados (y la conservación y recolección del agua, manejo de cuencas, sistemas agroforestales, abonos verdes, etc.) y la diversidad genética de las semillas campesinas locales y los sistemas de semillas campesinas. Exigimos a nuestros gobiernos que retiren el apoyo a las corporaciones de semillas industriales con sus semillas estandarizadas y a menudo modificadas genéticamente, y que a cambio apoyen los sistemas campesinos de semillas basados en la recuperación, la protección, multiplicación, almacenaje, multiplicación e intercambio de semillas a nivel local.”

4) “Nuestros sistemas nacionales de educación e investigación están gravemente sesgados hacia las prácticas agrícolas más industriales, las mismas que están matando a nuestro planeta y contribuyendo al fracaso de l@s african@s en alimentarnos a nosotr@s mism@s. Exigimos la reorientación de la investigación hacia métodos orientados a la agricultura campesina y a la agroecología, y la transformación de los currículos en los niveles escolares primario y secundario, y en la educación superior, para centrarlos en la agroecología.”*

5) “En la COP-16 en Cancún, México, los gobiernos del mundo (excepto Bolivia) acordaron realizar negocios con las CTNs que trafican con falsas soluciones al cambio climático como los agrocombustibles, los transgénicos, los mercados del carbono, REDD+, etc., en lugar de acordar el revertir seria- y efectivamente el calentamiento climático mediante reducciones reales de emisiones por los Países Desarrollados y la transformación de nuestros sistemas globales de alimentación, energía y transporte. Exigimos que nuestros gobiernos se comporten más responsablemente en la COP-17 en Durban, Sudáfrica, rechazando la firma de acuerdos impuestos por el Norte y por las CTNs, y apoyando en vez de ello los Principios de Cochabamba sobre el Clima y los Derechos de la Madre Tierra.” *

Estos son sólo algunos fragmentos de un extenso desarrollo que incluye los compromiso de Vía Campesina, nunca esta demás decir, que si queremos, desarrollar una agricultura que supere la crisis alimentaria se debe eliminar la mercantilización y el lucro excesivo de las multinacionales y sus practicas monopólicas, que están matando la posibilidad de desarrollar una agricultura sana, con una alimentación saludable y con un control de daños importantes en lo climático y esta lucha no es sólo de los campesinos es de toda la humanidad…

La otra afirmación que hacemos es que este camino necesita un proceso que nos lleve a un cambio sistémico y que en la necesidad de alcanzar estos objetivos, esta la viabilidad de la existencia de toda la especie humana, pero no únicamente…diríamos que lo que este en juego es la vida tal cuál la conocemos…Por esto la lucha de las naciones ancestrales y los campesinos de todo el planeta por proponer la necesaria reforma agraria global, que distribuya las tierras fértiles entre el campesinado y las naciones primordiales capaces de desarrollar en todo el planeta una agroecológica, es una lucha por la existencia…

* http://www.viacampesina.org/sp/

(Información recibida de la Red Mundial de Comunidades Eclesailes de Base)

   
© 2012 Redes Cristianas Suffusion theme by Sayontan Sinha