Enviado a la página web de Redes Cristianas

Latinoamérica ha visto como la Iglesia Católica se ha replegado de los pobres vecindarios a las lujosas mansiones de las minorías económicas. De la Iglesia de Oscar Romero, Camilo Torres y Raúl Silva Henríquez hemos pasado a la Iglesia que fomentó el derrocamiento de Jacobo Arbenz en Guatemala o la indiferente casta eclesiástica que poco o nada hacía por el pueblo del Salvador acribillado por la dictadura -antes de la llegada de Oscar Romero ya mencionado-. Se ha abandonado esa Opción Preferencial por los Pobres y se han vuelto a la comodidad del privilegio, poco queda de los curas obreros y la Teología de la Liberación se encuentra llena de polvo y telarañas.

El divorcio del mundo popular y la Iglesia Católica no solo es una traición los principios Universales y Apostólicos de la Iglesia fundada por Cristo, sino que también ha sido la llave para que se abran las puertas al odio y a la intolerancia de una versión del cristianismo que da arcadas al Jesús Obrero y Campesino: Un Cristianismo Reaccionario. Desde la Iglesia que prefiere condenar la sexualidad y a la mujer solo por ser mujer, al peligro de los Evangelistas de Derechas. Ya muchas críticas he escrito sobre esa Iglesia que no vive la misión ni es la comunidad que significa su nombre, ahora me centrare en lo último, en el peligro de los Evangelistas de Derechas.

En una Sociedad del Rendimiento, donde ya no se trabaja para vivir sino se vive para trabajar, con enormes estándares y un vicioso individualismo, el opio del pueblo ha sido la droga y el consumismo, en la población es más fácil escaparse de la violencia y la pobreza consumiendo drogas o tratando de imitar una forma de vida burguesa –que a largo plazo aumenta el vacío interior como las deudas de las y los trabajadores- que luchar por una Sociedad distinta –ese sueño parece haber sido enterrado incluso por la izquierda política-. Ante este panorama nefasto que hace dudar a cualquiera de la Humanidad, es que ha surgido una fuerza que toma el Chovinismo y la Intolerancia que inculcan los Aparatos Ideológicos de Estado; medios de comunicación, familias, colegios, etc. Para arraigarse sociológicamente en los ambientes más pobres y populares, y sacar tanto a la izquierda como a la Iglesia obrera. Esa mala hierba que echa raíces en las poblaciones y guetos de Latinoamérica son los Evangelistas de Derecha.

Estos Evangelistas, que poco o nada viven del Evangelio, ofrecen un escape, ofrecen una familia y forma de vida comunitaria, pero en vez de imponer la Revolución dan la Reacción, como el fascismo raptaba a los proletarios del socialismo, hoy los Evangelistas raptan a las y los trabajadores para darles una vida comunitaria libre del opio que envenena al pueblo en la Sociedad Neoliberal en que vivimos, pero no para hacerles libres. Los sacan de la droga y la violencia, para llevarlos al conservadurismo y a la intolerancia. Los Evangelistas de Derecha promulgan el odio a; los no creyentes (sean ateos o posean otras convicciones religiosas), a los homosexuales (hijos de Dios e iguales a los heterosexuales a sus ojos), a la izquierda, a los diferentes y extraños para una sociedad que recién está saliendo del baúl del Feudalismo con las heridas de la Guerra Fría.

Cada vez que en Chile estos van en el transporte público y hablan del Apocalipsis, la segunda venida de Cristo y el Juicio Final, hablan del castigo que recibirá la sodomía y el libertinaje. En los medios populares y masivos hablan contra el aborto, los anticonceptivos y la vida laboral de la mujer. Imparten clases para superar la homosexualidad y enseñan celibato, promulgan la sexualidad como un pecado, una vergüenza, algo que debamos sentir asco. Como el Cáncer crecen como un tumor que envenena la Sociedad.
Leen el evangelio una y otra vez, tomando la parte menos divina y más influenciada por la Sociedad y época en que fue escrita, el Viejo Testamento, mientras del Nuevo Testamento se olvidan, deberían recordar cuando: Jesús condeno el femicidio y la persecución de las trabajadoras sexuales; cuando el hijo de Dios hecho a los Mercaderes del Templo; cuando Jesús dijo que solo existe un mandamiento a los Fariseos, Amar al Prójimo. La habilidad de los Evangélicos de sacar del vicio y el opio al pueblo se queda ahí, pues es incapaz de llevarlos a algo más grande que eso, es incapaz de construir el Reino de Dios en la Tierra. Cuando prefieren negar en Chile el justo Derecho a una Ley de Identidad de Género o al Matrimonio Igualitario antes de construir comunidad y fomentar la organización de la Sociedad Civil y la superación de las contradicciones sociales, es cuando sabemos que los Evangélicos de Derecha son un germen que amenaza la palabra de Cristo y al pueblo.

Es responsabilidad de los seguidores del Jesucristo Obrero y Campesino, hermano nuestro por el Don de la Carne, seguirlo y amarlo. Lo que nos llevara inevitablemente al enfrentamiento del Amor y el Odio, derrotemos con las armas de la Paz, la Tolerancia y la Inclusión al lobo vestido de Oveja que representan los Evangélicos de Derechas.

   
© 2012 Redes Cristianas Suffusion theme by Sayontan Sinha