Omar Lugo (EFE) – El Mundo.es

Los problemas de salud de los países pobres se agravan a pesar de la retórica oficial y ni siquiera los elementales Objetivos de Desarrollo del Milenio podrán ser alcanzadas, según los expertos que asisten al Octavo Congreso Mundial de Salud Pública, en Rio de Janeiro.

En América Latina y otros países en desarrollo se vive “una transición epidemiológica” con enfermedades cuya incidencia comienza a disminuir mientras empiezan a emerger otras, ha afirmado el mexicano Cuauhtémoc Ruiz Matus, presidente de la Federación Mundial de Asociaciones de Salud Pública.

La conferencia bianual de esta entidad tiene lugar hasta este viernes en Río de Janeiro con la asistencia de unos 10.000 especialistas.

Ruiz afirma que que, mientras arrecian enfermedades crónicas como la diabetes, el cáncer y la hipertensión, aparecen nuevos retos como la pandemia de influenza, y el Síndrome Respiratorio Agudo.

Al mismo tiempo, enfermedades antiguas relacionadas con la pobreza, como la diarrea, tuberculosis y paludismo, permanecen cada vez más vivas.

“Los retos son mixtos, porque lo mismo están surgiendo nuevas enfermedades por el envejecimiento de la población como persisten los problemas de la pobreza”, además los cambios ambientales influyen en la aparición de nuevos gérmenes hasta ahora desconocidos, ha destacado Ruiz.

El brasileño Paulo Marcchiori Buss, presidente de la Fundación Oswaldo Cruz, ha sido contundente: “El factor económico es uno de los principales problemas que pesa sobre la salud pública en el mundo. Mientras no tengamos una solidaridad sin limosnas vamos a continuar con una situación muy parecida”.

Solidaridad sin limosnas

En su opinión, Estados Unidos, Inglaterra, Australia, Japón, Suiza y Suecia, han puesto a la Organización Mundial de la Salud esté de rodillas ante la Organización Mundial de Comercio y la Organización de Propiedad Intelectual.

Marcchiori ha destacado que los sistemas de salud de los países pobres están sometidos a la fuerte presión del comercio internacional, que encarece medicamentos, reactivos para diagnósticos y equipos “a causa de un sistema de protección de patentes que enfoca apenas los intereses de las grandes empresas privadas”.

En los últimos años, instituciones internacionales y conferencias de la ONU han generado informes, acuerdos y recomendaciones. Pero, según Marcchiori Buss, “el gran problema es que ellas expresan intereses políticos contradictorios y han quedado en el papel”.

Entre estos acuerdos están Objetivos de Desarrollo del Milenio, cuya meta de reducir la mortalidad de los menores de cinco años a la mitad en 2015 no será alcanzada, según la propia OMS. Lo paradójico, para el presidente de la Fundación Oswaldo Cruz, es que “para alcanzar plenamente dichos objetivos sería necesario gastar menos de lo que el mundo gasta en armas en apenas un año”.

Sin embargo, a pesar del aumento de la riqueza, cerca de 1.200 millones de personas viven en “extrema pobreza” con menos de un dólar por día y el 50% de la población mundial sólo dispone de dos dólares diarios.

La diferencia de la expectativa de vida al nacer es de 28 años entre los países más ricos y los más pobres. En los primeros, de cada mil niños nacidos mueren seis y en los segundos, 159.

   
© 2012 Redes Cristianas Suffusion theme by Sayontan Sinha