Enviado a la página web de Redes Cristianas

«EL PRESUPUESTO ES UN DOCUMENTO MORAL»
Mons. Frank Dewane critica que Trump aumente el gasto en defensa mientras recorta el de asistencia social
Mons. Frank Dewane, obispo de de Venice (Florida) y Presidente del Comité de Justicia y Desarrollo Humano de la Conferencia de los Obispos Católicos de EE.UU, ha mostrado su preocupación por los recortes sociales en el proyecto de presupuestos de Trump.
25/05/17 2:26 PM
(USCCB/InfoCatólica) El presidente Trump ha propuesto la aprobación de un presupuesto que inmplicaría un fuerte aumento en el gasto militar y de combate contra la inmigración así como severos cortes en gran parte del resto de las actividades del gobierno, incluyendo la eliminación de docenas de programas federales de larga duración que ayudan a los pobres y más vulnerables.

Los recortes podrían representar la mayor franja de reducciones en los programas federales desde el final de la Segunda Guerra Mundial. Mons. Frank Dewane, obispo de de Venice (Florida) y Presidente del Comité de Justicia y Desarrollo Humano de la Conferencia de los Obispos Católicos de EE UU. ha enfatizado los imperativos morales involucrados en tales decisiones y ha expresa su preocupación por su impacto en los sectores más empobrecidos de la población:

¿Por qué la Iglesia Católica considera el presupuesto un documento moral?
El presupuesto es un documento moral porque destaca las prioridades de gastos colectivos de nuestra nación, que afectan el bien de la gente real. Estas decisiones ayudan a determinar la forma en que todos, en particular los más vulnerables, estaremos en la sociedad. Como cristianos, recordamos además las palabras de Cristo que dijo, “todo lo que hicisteis por uno de los más pequeños de estos, me lo hicisteis a mí” (Mateo 25). Las decisiones presupuestarias deben guiarse por los criterios morales que garantizan la protección de la vida y la dignidad humanas, deben otorgar una importancia central a “los más pequeños” y promover el bienestar de los trabajadores y las familias que luchan por vivir dignamente. No podemos equilibrar el presupuesto con los pobres. La medida moral del presupuesto federal es cómo promueve el bien común de todos, especialmente de los más vulnerables.

Cuáles son algunas de sus preocupaciones con el presupuesto propuesto?
Los profundos aumentos en el gasto en defensa y en el cumplimiento de la ley de inmigración, junto con severas reducciones en el gasto «no defensivo» para los pobres, son profundamente preocupantes. Tales reducciones tendrán un impacto en los más necesitados en cada estado. Programas cruciales, como el Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria (SNAP, por sus siglas en inglés), que provee asistencia nutricional crítica a la gente que pasa hambre, y el programa de Subsidio de Desarrollo Comunitario (CDBG), que combate la pobreza, podrían sufrir recortes profundos e incluso ser eliminados. Cuando el gasto en defensa, que ya supera el de las ocho naciones siguientes, está recibiendo un gran aumento de fondos, es difícil conciliar tal medida con los importantes recortes que se están haciendo en servicios cruciales como salud, nutrición, seguridad del ingreso y anti- Pobreza.

¿Cómo afecta el presupuesto federal a la Iglesia Católica en América?
La comunidad católica defiende a los no nacidos y a los indocumentados, alimenta a los hambrientos, acoge a los sin techo, educa a los jóvenes y cuida a los enfermos tanto en el país como en el extranjero. Ayudamos a las madres a enfrentarse a situaciones difíciles del embarazo, a las familias pobres que se esfuerzan por superar la pobreza aplastante, a los refugiados que huyen del conflicto ya la persecución ya las comunidades devastadas por guerras, desastres naturales y hambrunas. En gran parte de este trabajo, los católicos son socios del gobierno. Los recursos combinados permiten que nuestra nación alcance más y ayude más. Las consecuencias humanas de las elecciones presupuestarias son claras para nosotros como pastores, y es importante que se oiga nuestra voz cuando los recortes de financiación propuestos afectan a aquellos cuyas voces con demasiada frecuencia faltan en estos debates. Por lo tanto, los Obispos Católicos de Estados Unidos están dispuestos a trabajar con los líderes de ambos partidos hacia un presupuesto federal que no sólo reduzca el déficti en el futuro, sino que también proteja a los pobres y vulnerables mientras promueve la paz y el bien común de la sociedad civil.

   
© 2012 Redes Cristianas Suffusion theme by Sayontan Sinha