Enviado a la página web de Redes Cristianas

Dos palabras se han repetido en los titulares de los medios de comunicación y en las agendas políticas este verano: “crisis migratoria”. En un polémico tweet, el nuevo presidente del Partido Popular, Pablo Casado decía que “no es sostenible un Estado de bienestar que pueda absorber a los millones africanos que quieren venir a Europa”. Por otra parte, el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, también aseguraba que “los flujos migratorios son el principal problema de España este verano”. Pero lo más doloroso, es que gente de a pie estén haciendo suyo este discurso de mentiras, a través de los whatSapp, haciendo suyo el relato de los que están al servicio de los bancos y grandes empresas.

Afirma Pablo Casado: “No es posible que España pueda absorber millones de africanos que quieren venir a Europa buscando un futuro mejor” y “un millón de inmigrantes esperan en las costas de Libias para viajar a Europa”.

Sin embargo, las cifras registradas en los últimos años desmienten que los países de la Unión Europea, entre ellos España, estén atravesando una “crisis migratoria”. Según datos del Ministerio de Interior, desde el año 2016, han llegado a través de todo el mediterráneo 597.772 personas.

Otra fuente sobre Migraciones del Instituto Nacional de Estadística, estima que en los últimos diez años han llegado a España alrededor de 500.000 personas de nacionalidad africana. Se trata de las personas extranjeras registradas en el padrón municipal entre 2008 y 2017, entre las que se encuentran vecinas y vecinos con papeles y sin papeles. Esto supone medio millón de los 1.216 millones de población de toda África.

Unos vienen, pero otros se han marchado. Desde el año 2009, cuando estalló la crisis/estafa económica, casi un millón de personas de otras nacionalidades se han ido de España. Si en el año 2009 el porcentaje de población no española se situaba en el 11,7%, este año no llega al 10%, según el Instituto Nacional de Estadística.

Pero estos discursos alarmantes contra la inmigración, ignoran que la Comisión Europea o el Fondo Monetario Internacional han pedido a España que duplique o incluso triplique la población de personas de otros países para suplir la caída de la natalidad durante la crisis/estafa.

El discurso antiinmigración del Partido Popular está centrado en un origen específico, África, para la que dice “no hay papeles para todos”. Los datos del Instituto Nacional de Estadística demuestran que la población migrante africana en España supone tan sólo un 12% del total de inmigrantes en el país entre 2008 y 2017, ambos años incluidos.

¿Nunca se ha preguntado los partidos y la ciudadanía antiinmigración porqué vienen inmigrantes africanos? Viene huyendo de las guerras que le organizamos occidente y de la pobreza, cuando África es el continente más rico en materias primas, pero 38 de sus países se encuentran entre los 50 menos desarrollados del mundo. ¿A dónde van estas riquezas? Durante los años 80, casi toda África privatizó sus minas por orden del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, además, con los minerales se financian los conflictos que provoca occidente entre las etnias, para robarles sus recursos, entre otros, el petróleo, carbón, gas natural, oro, diamantes, cobre, coltan, platino, cobalto…

El Informe de “La evolución del racismo, la xenofobia y otras formas de intolerancia, elaborado por el Ministerio de Empleo en el año 2015, recogía que al inicio de la crisis, en el año 2007, el 58,7% de la población española tenía una visión en general positiva de la inmigración. En el período del 2009 al 2012, en el peor momento de la crisis, los porcentajes de personas encuestadas con valoración positiva y negativa se acercaron bastante, y, a partir del año 2014, el porcentaje de personas encuestadas con valoración positiva de la inmigración aumentó llegando a un 46% de las personas encuestadas en el año 2015.

Para terminar, reseñar los vaivenes del Gobierno socialista en la política migratoria: de anfitrión del Aquarius a las devoluciones exprés en 60 días. A medida que las críticas de la oposición, PP y Ciudadano, aumentaban, la entrada a Ceuta de 602 personas a través de un salto a la alambrada, el Ejecutivo de Sánchez pasa de abanderar una nueva política migratoria en Europa a las expulsiones en 24 horas en solo dos meses, pese a su compromiso electoral de acabar con las devoluciones en caliente, “las condiciones de violencia hacia nuestros cuerpos de seguridad son inaceptables”, para justificar la expulsión de 116 personas. Pero que haya muertos en junio y julio ahogadas 721 personas en el mediterráneo, ¿es aceptable?
————-
En Pocas Palabras
DESMONTANDO MENTIRAS Nº 30

15-M SERRANÍA DE RONDA Septiembre 2018

   
© 2012 Redes Cristianas Suffusion theme by Sayontan Sinha