VII ENCUENTRO DE REDES CRISTIANAS
23 y 24 de octubre de 2021

 

Moceop

Derechos Humanos.jpgEl Tribunal Constitucional ha respaldado el despido de una profesora de Religión porque se había separado de su anterior pareja y por estar viviendo una nueva relación con otro hombre.
Las razones de fondo : los Acuerdos Iglesia-Estado de 1.979 que parecen estar por encima de toda norma : los Derechos Humanos y el Estatuto de los Trabajadores entre otros.
El Tribunal entiende que dichos Acuerdos no van contra la Constitución. Pero que eso no supone dar una libertad absoluta a las confesiones religiosas para el nombramiento de los profesores sin que “estén sujetas al control de los jueces” y además deben seguir los principios de “igualdad, méritos, capacidad y publicidad”.

Por tanto, los profesores de las diferentes religiones, aunque sean nombrados por las confesiones, deben disfrutar de los “derechos fundamentales y legales” reconocidos en el ordenamiento jurídico.

Parece por tanto, que existe un conflicto no resuelto en el caso de la profesora canaria despedida por ser separada y tener una nueva relación afectiva.

Recordamos que son muchísimos los casos similares a éste que, por diferentes motivos inconstitucionales han sido despedidos, como es el de muchos compañeros nuestros, sacerdotes, que han sido expulsados de sus puestos de trabajo de profesores de Religión por los obispos, por el simple hecho de haber contraído matrimonio. Sus recursos siguen abiertos en diferentes tribunales .

Son hechos atentatorios contra los Derechos Humanos y el Estatuto de los Trabajadores ( por el que se rigen los profesores) que no puede justificar ningún Acuerdo entre el Vaticano y el Estado Español. En España vivimos en un sistema Democrático moderno y es inadmisible que hechos como estos sucedan.

Por eso creemos que los actuales Acuerdos del 79 deben ser revocados lo antes posible.

Como creyentes pensamos que la Iglesia no debiera tener Concordatos que son más propios entre Estados. La Iglesia no debiera ser un Estado,
(el Estado Vaticano), porque debiera ser la Comunidad de los seguidores de Jesús de Nazareth.

Pero si esto no fuera posible, que al menos se revoquen los actuales Acuerdos del 79 y se redacten otros nuevos que se adapten a los nuevos tiempos y al cumplimiento de los Derechos Humanos. Ningún Acuerdo debe saltarse por alto estos Derechos Humanos.

También pensamos que en un Estado laico como el nuestro, debiera ser muy distinto el enfoque de las clases de Religión en contenidos y en el sistema de acceso del profesorado de modo que responda más a unas enseñanzas sobre la Historia de las Religiones que deberían de impartir profesores preparados en igualdad de condiciones que los demás y sin el control actual de los obispos sobre su nombramiento.

La Iglesia debe renunciar a querer “adoctrinar” en los centros educativos y hacerlo con sus propios medios, especialmente en las parroquias y otros lugares de culto.

La Iglesia debería también ser la primera en estar interesada en ello porque no se puede pretender en el siglo XXI mantener status propios de épocas predemocráticas para querer mantener unos privilegios que aparecen ante la opinión pública como claramente desfasados y caducos.

Ciertamente que las sentencias deben ser acatadas aunque no se esté de acuerdo con ellas. Pero hechos como éste nos hace plantearnos algunos interrogantes .

Dicen los obispos que los profesores de Religión no deben sólo enseñar la teoría, sino ser buenos cristianos en su vida práctica.

¿Cómo se mide eso? ¿Sólo deja de ser buen cristiano quien vive una nueva relación afectiva después de separarse de su anterior pareja?

¿ Los 17.000 profesores de Religión de todo el país, están viviendo los valores cristianos de lucha por la justicia , la solidaridad y la entrega a los demás?

¿Cómo se mide si todos los sacerdotes, religiosos , religiosas y obispos son buenos cristianos en su vida práctica?

Parece difícil medir eso como para andar expulsando a unos y otros.

Recordemos la actitud de Jesús ante aquella mujer acusada como pecadora pública. Se limitó a decir a los acusadores:”El que esté sin pecado que tire la primera piedra”

Menos expulsión , más justicia , más comprensión y más perdón.

Cádiz, 25 de Febrero de 2.007

EQUIPO DE PRENSA DE MOCEOP

Andrés Muñoz.- Madrid
Teresa Cortés.-Madrid
Juan Cejudo.- Cádiz
Ramón Alario.–Guadalajara

   
© 2012 Redes Cristianas Suffusion theme by Sayontan Sinha