VII ENCUENTRO DE REDES CRISTIANAS
23 y 24 de octubre de 2021

 

Clarín

Los ortodoxos rusos, los coptos egipcios y los protestantes alemanes e italianos reaccionaron ayer con grandes críticas y rechazos a un documento de la Congregación de la Doctrina de la Fe vaticana, según el cual Cristo constituyó en la Tierra “una sola Iglesia” que se identifica solamente en la Iglesia Católica y no en las demás comunidades cristianas.

“La Iglesia Católica sigue firme en sus posiciones del undécimo siglo”, que no ayudan al diálogo ecuménico, dijo Igor Visyanov, secretario del dicasterio del Patriarcado de Moscú para la relaciones con el extranjero, aludiendo al Cisma de Oriente, que tuvo lugar en el año 1054. “Desde entonces sostiene las mismas tesis, con las que la Iglesia Ortodoxa no está de acuerdo”, agregó.

Los coptos egipcios comenzaron a protestar dos días atrás, cuando el diario independiente Al Masri al Yom anticipó las afirmaciones contenidas en el documento difundido ayer por la Santa Sede. “El Vaticano ofende regularmente a millones de personas en el mundo, invito al papa Benedicto XVI a despertar del coma”, dijo al diario el obispo copto Abdel Massih Bassit.

El documento fue firmado por el prefecto de la Congregación de la Doctrina de la Fe, el estadounidense William Levada, y aprobado por el papa Benedicto XVI el 29 de junio.

Este no ha sido el único episodio donde el pontífice recibe duras críticas por sus posturas, consideradas muy conservadoras al gusto de muchos. En setiembre pasado, una ola de repudios surgió desde el mundo musulmán cuando Benedicto XVI, en un discurso en la Universidad de Ratisbona, asoció a Mahoma y sus enseñanzas con la violencia. Hace un mes, cuando viajaba para una gira en América latina, debió retractarse de sus dichos en los que prometía la excomunión para legisladores mexicanos que habían votado una ley abortista. También mereció reparos su disposición para que la misa sea dada en latín, bajo una liturgia que había sido dejada de lado tras el impulso modernizador del Concilio Vaticano II.

Ayer, el presidente de la Federación de Iglesias Evangélicas (protestantes) en Italia, el pastor Domenico Masselli, estimó que el escrito es “un vistoso paso atrás en las relaciones ecuménicas” y que “una frase en especial sorprende al lector ecuménico: aquella en que se dice que la Iglesia Católica es aquella en que concretamente se encuentra la Iglesia de Cristo en la Tierra”.

“Parece evidente -siguió el pastor- que el único modo de buscar la unidad sería entrar en la Iglesia Católica Romana”.

Según el documento vaticano “Respuestas a preguntas sobre algunos aspectos de la doctrina de la Iglesia”, de 15 páginas, las comunidades nacionales de la Iglesia Ortodoxa son “carentes” por no aceptar la “primacía de Pedro”, o sea, del Papa de Roma. Las comunidades protestantes, surgidas con la Reforma de Martín Lutero en el siglo XVI, no pueden ser consideradas “iglesias en sentido propio” porque no prevén el sacerdocio y no conservan el sacramento de la Eucaristía de modo sustancial.

El pastor Setri Nyomi, secretario general de la Alianza reformada mundial, escribió al cardenal Walter Kasper, presidente del Pontificio consejo para la unidad de los cristianos, que estaba desconcertado “por la presentación de ese documento en este momento histórico para la iglesia cristiana”. Ayer, el movimiento de católicos reformistras alemanes “Somos Iglesia” sostuvo que estos documentos son una prueba de que Benedicto XVI está cada vez más bajo la influencia de corrientes conservadoras como el Opus Dei.

   
© 2012 Redes Cristianas Suffusion theme by Sayontan Sinha