Las condenas más firmes contra las medidas hostiles de Washington procedieron del Nuevo Mundo. Cuba fue la primera nación que criticó el decreto presidencial el mismo día de su divulgación. La Habana usó un lenguaje diplomático fuerte y reafirmó su “su incondicional apoyo […] al Gobierno legítimo del presidente Nicolás Maduro”, mostrando así que el acercamiento con Estados Unidos no interfería de ningún modo en su política exterior. La declaración, hecha el 9 de marzo de 2015, es edificante

   
© 2012 Redes Cristianas Suffusion theme by Sayontan Sinha