VII ENCUENTRO DE REDES CRISTIANAS
23 y 24 de octubre de 2021

 

Enviado a la página web de Redes Cristianas

«Ni la Iglesia ni la izquierda creían posible ser sacerdote y republicano»
Un grupo de historiadores rescata la memoria de diez curas fieles a la bandera tricolor.
¿Hubo sacerdotes republicanos? Y si los hubo, ¿cuál fue su drama? ¿Cómo compatibilizaron esas dos opciones que en otro país y en otro momento podrían convivir sin problemas pero que en la España de 1936 se revelaban peligrosamente antagónicas? Un grupo de historiadores ha intentado responder a esas preguntas en Otra Iglesia. Clero disidente durante la II República y la guerra civil (Ediciones Trea), volumen que aborda un tema casi inédito hasta la fecha y que recupera la memoria de un colectivo doblemente olvidado.

«El drama de los curas republicanos de los años treinta fue que ni la Iglesia ni los propios republicanos creían compatible ser sacerdote y republicano… se encontraron entre dos mundos que se consideraban incompatibles —explica a este periódico una de las autoras, María Luisa Tezanos—. Todos tenían en común el deseo de transformar la sociedad española, de modernizarla y hacerla más justa. Y también la interiorización de la democracia como un valor positivo y netamente cristiano. Sin embargo, dentro del colectivo se podrían establecer dos grandes grupos: los provenientes del campo del sindicalismo católico, que eran la mayoría, para los que la erradicación de las injusticias sociales era la cuestión prioritaria; y los integrados en el mundo universitario, como el leonés Tomás Gómez Piñán, que tenían una escasa sensibilidad ante la problemática social y ponían el acento en la modernización del país y su acercamiento a Europa. Los primeros tendieron a identificarse con planteamientos políticos más izquierdistas y cercanos al socialismo, y los segundos, con opciones políticas más conservadoras».

En cuanto a su número, Tezanos argumenta que, por lo que se va conociendo de este colectivo, «se trataría de un sector minoritario, pero mucho menos de lo que hasta ahora se pensaba». Los recientes estudios sobre la represión realizados a nivel local «están sacando a la luz nombres de sacerdotes represaliados que hasta el momento desconocíamos. Seguramente no todos eran republicanos, pero una parte de ellos sí. Y aquí mismo, en León, hay al menos dos sacerdotes que merecen ser investigados y que pensamos incluir en nuestro próximo libro: Bernardo Blanco Gaztambide y Teodoro Santos Vicente, ambos asesinados».

Coordinada por el catedrático emérito de la Universidad de Alcalá Feliciano Montero y por los historiadores Antonio César Moreno y Marisa Tezanos, en esta obra que acaba de ver la luz pública también han participado el teólogo Luis Carlos Gutiérrez, la profesora de la Universidad de Málaga Encarnación Barranquero, el profesor de la Universidad de Vigo José Ramón Rodríguez Lago y los historiadores Miguel Ángel Dionisio, Luisa Marco y Enrique Orsi. En cuanto a su posible presentación en estas tierras, el equipo se muestra muy partidario de ello por su vinculación leonesa a través de Gómez Piñán y otras personalidades. «Nosotros estaríamos encantados —responde Tezanos—. La Fundación Sierra Pampley o sus jornadas de estudio Archivando: la valoración documental, que se celebrarán el próximo mes de noviembre, nos parecen el marco ideal para hacerlo. Pero estamos abiertos a aceptar cualquier otra propuesta».

Luis López-Dóriga (1885-1962): del catolicismo social al republicanismo de izquierdas
Jerónimo García Gallego (1893-1961): canónigo, diputado y propagandista
Tomás Gómez Piñán (1896-1957): un sacerdote en la Comisión Jurídica Asesora
Juan García Morales (1883-1946): anticlericalismo y denuncia social
Matías Usero Torrente (1875-1936): de la misión católica a la misión teosófica
Leocadio Lobo (1887-1949): “Un gran corazón sin freno”
Joan Vilar i Costa (1889-1969): catalanista y republicano
Cándido Nogueras (1899-1976): el cura miliciano
Francisco González Fernández (1897-1938): de cura a maestro
Régulo Martínez Sánchez (1895-1986): un luchador por la justicia evangélica

   
© 2012 Redes Cristianas Suffusion theme by Sayontan Sinha