Umoya

Con cerca de 800.000 muertes cada año, la mayoría de las cuales de niños, en el África Subsahariana, los primeros resultados de la fase 3 de las pruebas con la vacuna RTS, S/AS01 contra la malaria han traído la esperanza de proteger a los niños y madres embarazadas, que son los más vulnerables a la enfermedad, si los resultados publicados se acercan a la realidad.

Durante la última década, la escalada de las intervenciones para el control de la malaria ha dado como resultado una considerable reducción de la mortalidad asociada con la malaria en algunas partes de África, sin embargo, la malaria continúa suponiendo una grave amenaza para la salud pública.

La vacuna RTS’S ha mostrado protección consistente contra el Plasmodium falciparum, en niños y bebes en la fase dos de las pruebas. Además esta vacuna tiene un nivel de efectos secundarios aceptable y fue inmunogénica en niños de 6 semanas o mayores. También puede administrarse de forma segura con otras vacunas infantiles y proporciona protección contra la malaria severa.

Las pruebas que se han llevado a cabo en 11 lugares en siete países del África subsahariana han mostrado que tres dosis de RTS’S reduce el riesgo de los niños que sufren malaria clínica y malaria grave, en un 56 % y un 47 % respectivamente.

Los análisis han recogido datos de los primeros 600 niños de entre 5 y 17 meses, durante un periodo de 12 meses tras la vacuna.

Los resultados además muestran que los análisis de episodios de malaria grave indican que hay un 35 % de eficacia en el seguimiento de un periodo que oscila entre los 0 y los 12 meses.

El multimillonario Bill Gates, que ayudó con la financiación de la investigación, lo ha calificado de “gran hito histórico” y ha dicho que la vacuna podría estar lista para 2015, si los demás estudios tienen también resultados positivos.

El director ejecutivo de la farmacéutica Glaxo Smith Kline, Andrew Witty, explica por qué el fabricante de medicamentos ha dedicado tiempo a investigar la vacuna contra la malaria para los niños de África, y por qué él cree que su compañía tiene alma.

Para estimular la respuesta inmune al parásito de la malaria, la vacuna combina la proteína de superficie que ayuda al parásito a invadir las células del hígado, con la proteína encontrada en la vacuna de la hepatitis B.

Todavía no está claro cuánto costará la vacuna. Glaxo asegura que planea venderla con un beneficio del 5 % sobre el coste de su fabricación, y que invertirá los beneficios en investigación y desarrollo sobre malaria y otras enfermedades olvidadas. Los ejecutivos de Glaxo han declarado que pronto comenzarán las discusiones con grupos de donantes globales, sobre el potencial pago de la vacuna.

En Malaui, en total han entrado en el estudio 1982 niños, 804 de entre 5 y 7 meses y otros 826 de entre 6 y 12 semanas.

Chancy Namadzunda, AfricaNews reporter in Lilongwe, Malawi

(Africa News, 20-10-11)
Copyright Funsur

   
© 2012 Redes Cristianas Suffusion theme by Sayontan Sinha