VII ENCUENTRO DE REDES CRISTIANAS
23 y 24 de octubre de 2021

 

Afrol News

Egipto se encuentra atrapado en el centro de una controversia sobre el velo islámico, considerado cada vez con más intensidad como una forma de apoyo al movimiento islamista. La polémica fue desatada por el ministro egipcio de Cultura, Faruq Hosni, quien describió el velo como una tendencia “regresiva” en Egipto.

“Hubo una época en la que nuestras madres fueron a la Universidad y trabajaron sin el velo. Crecimos en ese espíritu. ¿Por qué esta regresión? Cada mujer con su bonito pelo como una flor, no debería esconderse de la vista de otros”, declaró el ministro Hosni al diario independiente ‘Al-Masri Al-Yom’.

El ministro egipcio se pregunta por qué la religión de hoy se centra demasiado en las apariencias, añadiendo que “el verdadero velo de la mujer es el velo interior, no el visible. La relación entre Dios y una persona no dependen de las decisiones del sastre de esta”.

El discurso de Hosni suscitó las críticas y la condena de los grupos radicales islámicos, especialmente del parcialmente prohibido grupo “Hermanos Musulmanes” que pide ahora que el parlamento le releve de sus funciones.

“Hemos presentado un llamamiento urgente al parlamento solicitando que el ministro de Cultura, Faruq Hosni, sea relevado de sus obligaciones después de unas declaraciones en las que decía que llevar el velo es regresivo”, declaró este fin de semana Hermanos Musulmanes a través de un comunicado emitido por su portavoz.

Hassan presentó su petición al parlamento ayer, pidiendo que el ministro de Cultura fuera reemplazado por una persona que respetara “nuestra constitución, nuestra Sharia [ley islámica] y nuestros valores”. Los parlamentarios egipcios tendrán que tramitar esta petición en los próximos días.

Por el momento, los Hermanos Musulmanes, previamente prohibidos, controlan una quinta parte del parlamento de Egipto. A través de las candidaturas independientes, el grupo consiguió situar a sus candidatos en el parlamento en las elecciones de 2005. Hasta que la radicalización islámica ganó impulso en el país, Egipto había sido considerado como un estado moderno en el Oriente Próximo.

El velo islámico está considerado como una obligación religiosa por parte de un creciente número de clérigos musulmanes y de muchos creyentes y ha causado en el pasado reciente muchas controversias en diferentes partes del mundo. Algunos países musulmanes, tales como Túnez, han llegado a prohibirlo.

Los opositores al velo sostienen que este ropaje no tiene nada que ver con el Sagrado Corán y las tradiciones locales, sino que se usa sólo como un símbolo para demostrar simpatía para con los grupos islámicos radicales.

Mientras tanto, y a pesar de ello, muchas jóvenes norteafricanas y de Oriente Próximo han empezado a usar el velo. Algunas defienden que se trata únicamente de la tendencia de la moda actual combinada con una pequeña rebelión juvenil contra los padres y un Occidente cada vez más agresivo.

   
© 2012 Redes Cristianas Suffusion theme by Sayontan Sinha