Enviado a la página web de Redes Cristianas

Fuente: Ojos para la paz
El viceministro de Exteriores sirio, Faisal Mekdad, ha señalado que “Aquel que se vende a un precio bajo será eliminado de la Historia. Nosotros ya advertimos en varias ocasiones (a los kurdos sirios) de los complots tramados contra la patria y el sistema sirio. Hemos dijo ya que aquel que se refugia en brazos del enemigo será más tarde o temprano traicionado por este. Esto es justo lo que ha pasado entre las FDS y los estadounidenses”.

Aún citando a Mekdad, el periódico panárabe Rai al Youm señala: “El que había apoyado un desmembramiento de Siria debe regresar al redil de la patria. Es la patria que recibe a todos sus hijos con los brazos abiertos. Queremos resolver los problemas, de una manera positiva y no violenta, preservando todo el territorio. El gobierno sirio no tolerará perder 185.000 kilómetros cuadrados del país.”

De hecho, si EEUU decide retirarse del noreste de Siria, esto es solo una señal de su fracaso: “EEUU ha fracasado en todo el mundo. Sus planes, ya sea para el Golfo Pérsico, África, Asia o contra Rusia y China, han fracasado. El racismo que desafía las reglas internacionales o la Carta de la ONU no tiene futuro. Además, aconsejamos a Turquía que no confíe en los estadounidenses y especialmente que no se arriesgue a quedar sumergida en una ciénaga en el norte de Siria.

Turquía quiere “eliminar a los kurdos y crear una zona de seguridad de 30 km de largo y 500 km de ancho en el norte de Siria para asentar a los 3,5 millones de sirios desplazados que están en su territorio, pero ¿esta apuesta es realizable?”, se pregunta el periódico, quien asegura que todo sugiere que Erdogan ha sido engañado una vez más. Sin embargo, la “retirada repentina” de los estadounidenses del norte de Siria, donde dejan docenas de bases y campamentos, es un regalo envenenado para el presidente turco por cuatro razones:

“En primer lugar, las fuerzas militares turcas se enfrentarán tarde o temprano a los kurdos, que han sido entrenados y armados hasta los dientes por los estadounidenses desde hace años. Un último convoy militar estadounidense a Hasaka incluyó unos 300 vehículos y armas antitanque, antiaéreas y más. Sin embargo, sabemos que los combatientes kurdos tienen experiencia, llevan la guerra en la sangre y son conscientes de los puntos débiles del ejército turco por haber estado en contacto con él en Al Bab o Raqqa”.

En segundo lugar, esta operación militar costará demasiado. Sus costos pesarán mucho sobre los hombros de una Turquía que está experimentando una grave crisis económica. También está la cuestión de la administración de las regiones que Turquía pretende ocupar, así como los servicios que debería proporcionar a miles, si no millones, de habitantes. Cabe señalar que, de hecho, las autoridades turcas aceptaron la colaboración de los estadounidenses en la creación de la “zona de seguridad” para compartir los costos con EEUU, pero los estadounidenses acaban de hacer que esta ilusión se desvanezca.

En tercer lugar, no hace falta decir que el Ejército sirio no se quedará de brazos cruzados viendo a Turquía apoderarse de zonas enteras de territorio sirio y se enfrentará a las fuerzas agresoras. Pero esta acción militar contra Turquía podría tomar formas que Ankara no espera.

En cuarto lugar, incluso si se cumple la suposición menos probable de que la operación del Ejército turco tenga éxito y que Turquía eventualmente domine el área, hay otra bomba de tiempo: la presencia de miles de miembros del Daesh, de todas las nacionalidades combinadas, en las cárceles kurdas. ¿Qué se va a hacer con ellos? ¿Serán juzgados y encarcelados para siempre a expensas del gobierno turco? ¿Y dónde se llevarán a cabo los juicios, en Siria o Turquía? Francia ha pagado millones de dólares de su bolsillo para que Iraq deje de enviar terroristas franceses a Francia. ¿Qué hará Erdogan?”.

   
© 2012 Redes Cristianas Suffusion theme by Sayontan Sinha