Enviado a la página web de Redes Cristianas

Cardenal MullerLos cinco cardenales -Gerhard Muller, prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe; Walter Brandmuller, presidente emérito del Pontificio Comité de Ciencias históricas; el norteamericano Raymond Leo Burke, prefecto de la Signatura Apostólica; Carlo Caffarra, arzobispo de Bolonia; y Velasio De Paolis, presidente emérito de la Prefectura de Asuntos Económicos- , ya en 2014 se posicionaron abiertamente contra el Papa Francisco por su apertura a un nuevo sentido de misión y compromiso de la Iglesia, y especialmente por la actitud de Francisco abogando por la posibilidad de que los divorciados que han contraído un nuevo matrimonio puedan comulgar después de recorrer un camino de penitencia. Pero ahora dos de ellos, ultraconservadores, Burke y Brandmuller, vuelven a la carga por el mismo motivo, y además acusan a Francisco de manipular a los obispos.

El norteamericano Burke en una reunión en Roma, afirmó:
“Como demuestra la historia, es posible que un pontífice romano, haciendo uso de su poder total, pueda caer en la herejía”, como si Francisco estuviera ya cayendo en herejía.

Estos cardenales que están al frente de sectores eclesiásticos ultraconservadores siguen luchando en contra del Papa Francisco como lo expresaron en una reunión celebrada el pasado fin de semana en Roma, un encuentro que congregó a cardenales, obispos y responsables eclesiásticos de la ultraderecha eclesial, obsesionados con la posibilidad de que los divorciados vueltos a casar puedan comulgar, abierta por Bergoglio hace ahora dos años. La principal conclusión ha sido la de calificarle de “hereje” y animar a la desobediencia. Burke defendió en su discurso la legitimidad de levantarse contra un Papa que cometa “herejías”, como si Francisco fuera ya un hereje. Pero junto a ellos también estuvieron presentes otros cardenales, como el chino Joseph Zen –quien hace pocas fechas acusó al Papa de “vender” a los católicos chinos por negociar con Pekín un acuerdo– o el obispo Athanasius Schneider, famoso por obligar a los católicos de Kazajistán a comulgar de rodillas y directamente en la boca.

Señor Burke, vuélvase usted a Wisconsin, su tierra natal, y dedíquese a convertir a Donald Trump, en vez de apoyarlo, para deje de hacer muros para
quitar a los pobres de entrar en EE.UU., o de armarse mucho más para la guerra que para la paz. Señor Zen, tiene bastante con atender a los millones de chinos de su país, a pedirles que no vayan a Ruanda a arrasar las casas de los pobres con sus bulldozer, ni a quitarles la poca tierra que tienen, dejándolos en la pura miseria. Señor Schneider, ¿por qué no se dedica usted a cultivar los áridos desiertos de su amplio país y elevar el pobre nivel de vida de sus habitantes, cuya RPC está solo en 6.785€, o a difundir con vigor el mensaje liberador de Jesús de Nazaret, pues tan solo el 2,4% son católicos?

Señor Brandmuller, a su avanzada edad, por qué no deja en paz a un Papa, que recogió una iglesia en ruinas en muchos y muy doloroso aspectos y la quiere limpiar, renovar y actualizar para que sea más y mejor luz para resolver los graves problemas del mundo actual? Dedíquese usted tranquilamente a la historia, que es su especialidad, y déjese de revolver en el presente, puesto que estos tiempos ya no son los suyos. Francisco necesita un apoyo incondicional y absoluto en su intento de devolver a la Iglesia a ser coherente con el mensaje del Evangelio, pues solo así será una Iglesia fiel a su misión para ser camino, verdad y vida para la humanidad. Fuentes de esta información: eldiario.es, Vida Nueva, el Mundo, El País, Internet. Un cordial abrazo a tod@s.-Faustino. fausino.vilabrille@gmail.com Estos comentarios pueden leerse también en Religión Digital, en Reflexión y Liberación y la página Web del Foro de Cristianos Gaspar García Laviana

   
© 2012 Redes Cristianas Suffusion theme by Sayontan Sinha