VII ENCUENTRO DE REDES CRISTIANAS
23 y 24 de octubre de 2021

 

Reuters

El Vaticano dijo el martes que el matrimonio entre homosexuales, el aborto, las lesbianas que desean tener hijos y una cantidad de otras prácticas que son consideradas como amenazas a la familia tradicional, eran signos del “eclipse de Dios.”

Un documento de 60 páginas, llamado “Procreación Familiar y Humana,” fue publicado unos días después de que el presidente de Estados Unidos, George W. Bush, instó al Senado a aprobar una prohibición constitucional de los matrimonios entre personas del mismo sexo.

El escrito repitió fuertemente muchas de las posiciones de la Iglesia Católica romana sobre la sexualidad, el matrimonio y la vida, pero fue más lejos diciendo que la familia actualmente estaba en una situación de más peligro que en otros tiempos de la historia de la humanidad.

“Las causas son diversas pero el ‘eclipse’ de Dios, creador del hombre, está en el origen de la profunda crisis actual en relación al hombre, la procreación humana y a la familia,” señaló el documento preparado por el Consejo Pontificio para la Familia del Vaticano.

Además indicó que la familia estaba bajo ataque en todo el mundo, incluso en las culturas tradicionalmente cristianas, por lo que llamó “corrientes radicales” que proponen nuevos modelos de familia.

El documento numeró una serie de amenazas al modelo familiar como los matrimonios homosexuales, las lesbiana que demandan el derecho de engendrar bebes a través de la inseminación artificial y los gays que desean adoptan niños.

Bush, en su discurso radial del pasado fin de semana, pidió una enmienda constitucional para obstaculizar a los a jueces “activistas” que quieren cambiar las intenciones de algunas legislaturas de prohibir el matrimonio homosexual.

El enlace entre personas del mismo sexo ha sido un asunto que dividió crecientemente a Estados Unidos desde que un tribunal de Massachusetts dictaminó en el 2003 que la legislatura estatal no podía prohibirlos, allanando el camino al año siguiente para los primeros matrimonios homosexuales en el país.

Las cuestiones de los matrimonios gays y el reconocimiento de las parejas de hecho heterosexuales son también asuntos que el nuevo gobierno de la centroizquierda italiano tendrá probablemente que confrontar.

Las coalición del primer ministro Romano Prodi promete alguna forma de reconocimiento a las parejas que no están casadas, pero hasta el momento se ha abstenido de apoyar abiertamente los matrimonios homosexuales como parte de su programa social.

Sin embargo, algunos partidos de la coalición respaldan mayores derechos para los homosexuales, incluyendo el matrimonio, y se espera que el tema salga a la superficie tarde o temprano.

Algunos políticos en la centroizquierda apoyan un reconocimiento legal similar al implementado en Francia, que en 1999 garantizó a todas las parejas la posibilidad de formar uniones civiles y de unirse a la seguridad social, derechos limitados a las herencias y otros beneficios.

La poderosa Iglesia Católica de Italia se opone a esas iniciativas.

   
© 2012 Redes Cristianas Suffusion theme by Sayontan Sinha